TODOS LOS QUE PROCLAMARON QUE EL DESTINO DE UNA NACIÓN DEPENDÍA DE LA SUERTE, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; LA LLAMADA SUERTE, ES DESCONOCIDA EN EL REINO DEL PADRE; EN EL REINO SE CONOCEN LEYES QUE PARA ESTE MUNDO, LES FUERON DADAS POR ESCRITURAS.-

Sí hijito; la llamada suerte, es la gran desconocida en el Reino de los Cielos; la suerte no tiene destino ilustrado; es pariente del azar; es irresponsable; todos aquéllos que la pronunciaron en la vida, no entrarán al Reino de los Cielos; nadie pidió al Padre, hacer las cosas de la vida, al azar; nadie pidió la llamada suerte; porque nadie la conoció en el Reino de los Cielos; la suerte siendo desconocida en el Reino, pertenece a las tinieblas; toda idea que salió de algún espíritu que pronunció la palabra suerte, vaga a la suerte ó al azar en los espacios infinitos; el pensamiento influye en las ideas en forma magnética; según como se pensó en la vida, es el destino de las ideas generadas por la mente; el total de ideas que se generó en la vida, se denomina la sal de la vida; porque las ideas contienen la semilla galáctica de futuros mundos; las ideas son expansivas y geométricas; tal como lo es el universo expansivo pensante del Padre Jehova; de verdad os digo, que los que crearon la suerte de pensamiento, siguen el mismo destino fuera de la Tierra; por causa de ellos, las ideas influenciadas por el término suerte, gimen en las tinieblas; no encuentran su propio destino; de verdad os digo, que pecáis por ignorancia voluntaria; porque la mayoría de vosotros, fué mundano en la vida; os dejásteis influenciar por la ilusión creada por los seguidores del oro; os entretuvísteis en lo efímero; y no buscásteis lo eterno; si hubiéseis buscado lo eterno, ninguna boca pronunciaría la palabra suerte; suerte es sinónimo de duda en la misma fé; la suerte a nadie a favorecido jamás; porque constituye una forma de duda en la prueba de la vida; la suerte no tiene responsabilidad espíritual ni moral; es por ello que la suerte nó se conoce en el Reino de los Cielos; toda forma de duda se desconoce; de verdad os digo, que todo espíritu que condenó ideas a la suerte, ante el Padre tendrá que rendir cuenta; he aquí a los seres de extraña moral; he aquí a los ignorantes del mundo; he aquí a los que llorarán por no haberse ilustrado en las escrituras del Padre; a los abandonados mentales; a los que jamás imaginaron que tenían que rendir cuenta algún día, de todos sus actos; he aquí a un mundo sorprendido; tan sorprendido, como la sorpresa que causa un ladrón de noche; un mundo que fué sorprendido en los mismos actos mentales que pidió en el Reino de los Cielos; un mundo que no se esforzó en sus propias pruebas; un mundo que se dejó llevar por la influencia de un extraño sistema de vida; un mundo hecho de ilusión inmoral; un mundo que se apartó de los Mandamientos del Padre; un mundo que volverá a la realidad en medio de un llorar y crujir de dientes; un mundo que será llamado en el futuro, el mundo de la verguenza; el mundo que se dejó corromper por el oro; un mundo que hizo lo opuesto a lo prometido en el Reino del Padre; un mundo que se engrandeció en sus leyes efímeras; un mundo que pidió escrituras para hacer de ellas, su sistema de vida; más, no lo cumplió; un mundo que pidió en su lugar de orígen, agradar al Padre por sobre todas las cosas; un mundo que se desvirtuó a los ojos del Padre; un mundo que conocerá el fuego depurador de un Padre solar; un mundo que pidió ser juzjado en gloria y majestad; un mundo que verá prodigios en la naturaleza viviente; un mundo que será juzjado en medio de llorar y maravillas; un mundo que por voluntad propia, olvidó a otro mundo; al mundo de la eternidad; al universo viviente de donde se sale; y a donde se retorna; un mundo que maldecirá a sus propios padres y sistema de vida; porque por causa de ellos, esta generación no entrará al Reino de los Cielos; un mundo que con lágrimas en los ojos, verá al viviente brillante como un sol, mostrándole con hechos físicos y prodigiosos, la exsistencia del universo de la eternidad; un mundo que enloquecerá provocando la caída del llamado capitalismo; un sistema de vida desconocido en las enseñanzas celestiales del Reino de los Cielos; un mundo cuyas madres que estando preñadas, maldecirán el fruto de sus vientres; porque por culpa de sus ignorancias espírituales, esos frutos no entrarán al Reino de los Cielos; porque fueron influenciados por la herencia carnal, en estado de inmoralidad hacia el Padre; he aquí el futuro cuadro que es producto de vuestra propia obra; he aquí que nó sabíais a quien defendíais en la vida; los demonios del oro, os hablaron de patriotismo, de ciudadanía, de nacionalidad, de tradiciones, de libertad, etc. etc.; ¿y del Padre? ciertamente que ningún concepto enseñado queda en un mundo que pasó por alto lo del Padre; porque sin el Padre nadie exsistiría; negar al Padre, es anularse así mismo; porque en cualquier punto del universo, el hijo ingrato será negado; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que el juicio esperado por todas las generaciones de este mundo, se inicia con la aparición ante el mundo, de los Rollos del Cordero de Dios; profecía divina que todos vosotros pedísteis en el Reino de los Cielos; y toda profecía cualquiera que ella sea, se pide en el Reino del Padre; todo lo imaginado se pide ante el Padre Jehova; vosotros pedísteis la divina Revelación empezando por la forma más humilde que pueda imaginarse; porque sabíais que la humildad es la primera de las virtudes vivientes en el Reino de los Cielos; más, al presentarse la Revelación en este mundo en forma humilde, no la reconocísteis; porque este mundo por culpa de los seguidores del oro, se formó una falsa imagen de la humildad; forma desconocida en el Reino de los Cielos; la inocencia de este mundo fué mancillada por la tentación hacia el oro; es por ello que esta humanidad, no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un mundo que no fué regido por los ambiciosos; a uno que sí lo fué; la tentación debió ser abolida por las leyes humanas; más, los que crearon las leyes humanas, son los espíritus menos evolucionados que han pasado por este planeta.-



Sí hijito; la ley de la justicia nace de sí mismo; de la cualidad y calidad de las ideas pensadas; la individualidad de cada espíritu, moldea su propia justicia; toda justicia se geometriza y se tricepta en tres universos vivientes; el bién, el mal y el libre albedrío; el mal y el bién son productos del libre albedrío en camino a su propio perfeccionamiento; el mal nació de la rebeldía celestial; ocurrida en tiempos que jamás podrán ser calculados; el mal posee infinitas causas dentro de la violación misma; los espíritus piden conocer lo que no conocen; el libre albedrío viviente pide eternamente conocer; porque jamás cesa el conocimiento; al pedir los espíritus nacer de nuevo en infinitos planetas, lo hacen corriendo riesgos; el riesgo cualesquiera que sea, es tan viviente como el espíritu mismo; la responsabilidad del mal, nace exclusivamente del libre albedrío del espíritu; más, los que causan el mal a otros, son doblemente castigados; porque mucho mal nace por imitación; si castigado es un pecador, más castigado aún, lo es aquél ó aquéllos, que por sus culpas hubo pecador; el mal debe ser conocido como experiencia en la evolución del espíritu; si un espíritu se perfecciona eternamente, ignorando eternamente el mal, perpetúa eternamente la ignorancia en una experiencia llamada mal; conocería el mal sólo de nombre; el mal es algo inevitable cuando la criatura se aleja de las leyes de Dios; el mal espera tal oportunidad; está al acecho; el libre albedrío pedido por las criaturas humanas, incluía el resistir el acecho del mal; aquí se trata de pedidos de pruebas dentro de cada individualidad; porque todo mal imaginario era desconocido para todo espíritu; el mal no es el mismo en los mundos del universo; porque la cualidad y la calidad es infinita; lo salido de las enseñanzas del Padre, no tiene límites; explicar el mal, no lo tiene; el mal es expansivo como lo es el bién; toda herencia se multiplica por siempre jamás; el mal se vuelve bién y el bién se vuelve mal; porque todo libre albedrío es probado entre el bién y el mal; toca al espíritu rechazar al mal; porque su mérito sale de sí mismo; el mal constituye poder mientras domina; porque todo mal también es probado como es probado todo espíritu; la prueba del mal, constituye otra causa dentro de la causa universal; explicar el infinito del Padre, es remontarse a causas que no tienen punto de partida; las causas poseen una historia planetaria; porque el universo viviente salido del Padre, salió de su palabra viviente; que no cesa ni cesará de multiplicarse en universos materiales; la causa del Padre crea otras leyes simultáneamente; porque la diversidad infinita está en la causa del Padre; de verdad os digo, que el no comprender la causa del Padre, en vuestra vida humana, fué pedido por vosotros mismos; porque pedísteis ser probados, partiendo por la divina causa del Creador mismo; he aquí la máxima expresión en su cualidad y calidad, del olvido del pasado espíritual; siendo el Padre Jehova la luz eterna, todos tenéis una luz en vuestro orígen; el olvido pedido por vosotros es momentáneo; como momentánea es una prueba; la vida humana no es la única que exsiste; jamás a sido la única; porque lo del Padre nó tiene ni principio ni fín; pedir una forma de vida, es tratar de comprender uno de los infinitos principios del Padre; en cada mundo del universo, hay un principio del Padre; conocer al Padre, abarca toda la eternidad; porque lo del Padre nó tiene límite alguno; mientras exsistan mundos y criaturas, exsistirá búsqueda del Padre; lograr un perfeccionamiento en cualquier forma de vida, es lograr comprender una de las infinitas facetas del Padre; al Padre, no se le termina nunca de aprender; vosotros criaturas humanas, aprendísteis de la vida, según vuestros deseos; pedir vida al Padre, es pedir y desear conocer lo que no se conoce; de verdad os digo, que nadie resiste la tentación, de volver a nacer de nuevo; quien no naciere de nuevo, no conoce vida nueva; no conoce una divina faceta más del Padre; el destino inevitable de toda criatura pensante, es conocer formas de vida, por siempre jamás; he aquí una divina verdad, que hará llorar a millones y millones de criaturas; que con sus creencias faltas de fé rebajaron el poder infinito del Padre; ninguno que creyó que fuera de la vida humana, nada había, ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; nadie pidió al Padre, rebajarle en poder; aún, habiendo pedido olvido momentáneo del pasado; he aquí un llorar y crujir de dientes; de un mundo que cultivó extraña fé; un mundo ilusionado en las leyes de la posesión efímera; un mundo creado por un extraño sistema de vida; un mundo que se engañó en las leyes del oro; un mundo salido de la debilidad espíritual llamada ambición; un mundo que no engrandeció al Padre por sobre todas la cosas; un mundo desconocido en el Reino de los Cielos; toda inmoralidad es desconocida en el Reino; y nó exsiste mayor inmoralidad, que la de no cumplir con los divinos mandatos del Padre; nunca este mundo debió haberse dividido en nada; toda división es contraria a la igualdad enseñada por el Padre; de verdad os digo, que toda división es viviente delante del Padre; más, la intención es tomada en cuenta en la justicia del Padre; sólo la división provocada y que defendía las leyes del Padre, es premiada en el Reino de los Cielos; porque tal división defendía la igualdad enseñada por el Padre; quien defendió la igualdad del Padre, defendió el comunismo celestial; la única filosofía que reina en las moradas del Padre; igualdad y comunismo son una misma cosa; de verdad os digo, que todos los que persiguieron a otros, no entrarán al Reino de los Cielos; y los que persiguieron a los revolucionarios, al Padre persiguieron; porque todo perseguidor tenía conocimiento del sistema de vida de explotación reinante en el mundo; de verdad os digo, que muchos perseguidores serán maldecidos por el Hijo Primogénito; los tales pidieron tal justicia; he aquí otro llorar y crujir de dientes; individuos y naciones que persiguieron a los profetas enviados por el Padre; porque todo revolucionario que luchó contra un sistema de vida, desconocido en el Reino de los Cielos, es profeta salido del Reino; de verdad os digo, que muchos de ellos, serán resucitados de entre los muertos; y acusarán delante del mundo, a sus perseguidores y asesinos; todo aquél que sea maldecido por la Revelación, vivirá aislado el resto de sus días; la gente y sus familiares, huirán del maldito, como se huye de la peste; nadie les hablará; porque por la misma voz, se transmite la maldición; estando el Padre en todo lo imaginado, está también en las invisibles ondas sonoras; ellas se quejan a su Creador; la materia se vuelve vida delante del Padre; todo el universo es viviente dentro de sus respectivas leyes; nadie es menos delante del Padre; materia y espíritu fueron creadas por Él; Él las comprende mejor; porque de Él salieron; nadie es menos delante del Padre; ni la materia ni el espíritu; porque todo está saturado de su igualdad; el que dirija la palabra a un maldecido, recae en él mismo la ley; las invisibles ondas sonoras y las ideas, le acusarán en el Reino de los Cielos; he aquí una ley, que hará que todo demonio huya de la presencia del Hijo Primogénito; he aquí el castigo para todo violador de la ley del Padre en este mundo; de verdad os digo, que el Hijo Primogénito encabezará el comunismo terrenal en el nuevo mundo; porque su reinado será en igualdad para todos; de verdad os digo, que siempre el hijo complace al Padre; porque el Padre está en el hijo; y estando en el hijo, hacen una sola persona; conservando sus libres albedríos, y manifestándose uno solo; he aquí el divino comunismo de Trinidad Padre en Trinidad hijo; lo que es del Padre, es también del hijo; y lo que es del hijo, es también del Padre; he aquí el comunismo celestial hecho carne; he aquí a la primera filosofía viviente, saliendo de la carne; he aquí la nueva doctrina del nuevo mundo; tal como sucedió en el pasado; la Trinidad Padre, se hizo Trinidad hijo; y creó para el mundo, la Ley Mosáica y la Doctrina Cristiana; ahora crea la tercera doctrina; la Doctrina del Cordero de Dios; llamada también en las escrituras, como la doctrina del gran Consolador; el mundo le llamará también la Ciencia Celeste; ó Escritura Telepática; he aquí la Revelación prometida al mundo; la forma y la característica de una nueva revelación, la escoge el Padre Jehova; porque libre albedrío tiene el Padre; tal como la tienen los hijos en los planetas del universo; lo de arriba es igual a lo de abajo; he aquí que este mundo entrará a una época, que jamás se vió antes; el divino Padre Jehova se comunica con el mundo terrenal; he aquí el principio de un nuevo mundo; he aquí que yo hago las cosas nuevas; fué escrito; he aquí que lo nuevo empieza con juicio intelectual en cada mente humana; la Revelación del Padre, comienza por el intelecto; el juicio comienza por sí mismo; es interior; de verdad os digo, que cuando el Padre Jehova, decide expandir una doctrina por el mundo, nó exsiste fuerza alguna que pueda impedirlo; porque todas las leyes del universo, fueron creadas por un mismo y único Dios; y sólo a Él obedecen; la Doctrina del Cordero de Dios; aplastará toda doctrina que intente oponérsele; hasta en el mismo juicio final, son probadas vuestras intenciones; el mundo en que estáis, se revolucionará, como jamás se revolucionó; porque lo de Dios es universal; el mundo de la espíritualidad triunfará sobre el materialismo; porque todo espíritu fué probado momentáneamente en su eternidad; un instante de transformación llamado vida humana; de verdad os digo, que este instante llegó a su fín; porque toda prueba tiene su fín; la Revelación que es la continuación de las Sagradas Escrituras, hará surgir un nuevo mundo; un mundo que hará desaparecer a las naciones; y desaparecerá toda división imaginable; nada de ellos salió del Padre; salió de los hombres; he aquí que toda tiniebla es de causa humana; el llamado capitalismo con toda su secuela de injusticias, es obra de hombres; no es obra de la divinidad; y siendo obra de hombres, es que os fué anunciado un juicio final; el juicio final os fué anunciado antes de que este mundo cometiera sus errores; porque el Padre Jehova es el Creador de todo futuro; Él vé los hechos, antes que estos se materialicen en los mundos del universo; de verdad os digo, que el juicio final llegó a este mundo; más, el mundo con su extraña fé, no le creyó; estos incrédulos hicieron que esta humanidad se alejara más del Reino de los Cielos; porque los segundos siguen sumándose, en un destino que es toda una violación planetaria delante del Padre.-

ALFA Y OMEGA