TODOS LOS QUE PARTICIPARON EN HECHOS DE SANGRE Y DESTRUCCIÓN, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TODOS PROMETIERON NO MATAR.-

Sí hijito; todo destructor que nunca quizo reconocer al Padre, no entrará al Reino de los Cielos; en tu rebaño Chile los llamados ricos trataron de hundir a mis humildes; estos demonios que sólo sirven al oro, nada saben de filosofías; todas las filosofías fueron pedidas por todos los espíritus y ser probadas en la vida; el mismo capitalismo pidió ser probado; más, esta filosofía no era ni es del agrado del Padre Jehova; de verdad os digo, que el capitalismo es la prueba de millones de espíritus, que pidieron vencer la influencia demoníaca a tener más que otro; el capitalismo llegó al extremo de relegar lo del Padre a un segundo plano; pues no tomó en cuenta sus escrituras; si le hubiese tomado en cuenta, el mundo en que estáis, sería un paraíso; sería para vosotros, desconocida la explotación; no habrían ni ricos ni pobres; sé hijito que estás pensando en los que asesinaron al guía de tu rebaño; así es divino Padre Jehova, por tu divina gracia; ¿por qué lo hicieron divino Padre Jehova? lo hicieron porque fueron tentados con la riqueza; de verdad te digo hijito, que el que pretende defender los derechos de los demás, no mata; no debe violar la ley del Padre; porque no entra al Reino de los Cielos; a los tales, más les valdría nó defender a nadie; sé hijito que estos demonios todo lo falsearon; más, todo se sabrá; desde el mismo instante en que el hermano Salvador se recibió de presidente, según está escrito en el Reino de los Cielos, los demonios que nada les importó la justicia en los demás, empezaron a conspirar para hacerle caer; sé hijito que tú lo sabías; porque lees las mentes de los demás; satanás se refugió en la fuerza; es el fín de una dinastía llamada militarismo; azote de la humanidad; filosofía demoníaca; porque ninguno que fué militar en este mundo, entrará al Reino de los Cielos; nadie pidió en el Reino, intimidar a otro; he aquí la caída del demonio de la fuerza; he aquí la caída de uno de los árboles, que no plantó el divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado de la evolución humana; los demonios con uniforme de tu rebaño, marcan el fín de su propio reinado; he aquí la caída de una extraña moral; que no fué pedida en el Reino de los Cielos; he aquí la caída de los que prometieron al Padre, no dejarse influenciar por ningún grado de fuerza; he aquí sus pruebas en la vida; porque todo espíritu es probado en todas sus determinaciones; de verdad os digo, que la palabra viviente del Padre, espantará a todo demonio que hizo de la fuerza, su propia filosofía; tal como se espantaron en el pasado, las fuerzas faraónicas; he aquí una Revelación que se volverá a repetir; de verdad os digo, que los espíritus que han vestido uniformes que representan la fuerza, son los mismos del pasado faraónico; porque todo espíritu nace de nuevo; vuelve a pedir al Padre, nuevas exsistencias; quien no naciere de nuevo, no se perfecciona en grado infinito; porque el conocimiento que el Creador ofrece a sus hijos, no se reduce a una sóla exsistencia; lo del Padre no tiene límite; basta pedirle y El otorga; ¿no se os enseñó que el Padre es infinito? infinito significa que todo lo puede; el que duda de que tuvo otras exsistencias, está dudando del poder de su propio Creador; que dá a sus criaturas, tantas oportunidades como ellas pidan; el que negó sus exsistencias, estas le negarán en el Reino de los Cielos; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; los hechos ocurridos en el planeta, se reviven arriba; porque el Padre todo lo puede; es así que toda intriga como la sucedida en tu nación, se vuelve a vivir arriba; la vida es creada por el Padre, cuantas veces sea necesario; de verdad os digo, que a todo culpable le será leída la mente; he aquí la causa del llorar y crujir de dientes; porque ya nada quedará oculto; porque todo ocultismo, no es del Padre; y de raíz será arrancado en este mundo; de verdad os digo, que los asesinatos ocultos, serán proclamados por los mismos asesinos; y todo robo por sus mismos ladrones; de verdad os digo, que lo que sucedió en Chile, hace que el divino Padre Jehova, inicie la justicia ya escrita muchos siglos atrás; esta nación era la elegida por el Padre; más, la filosofía de mis humildes fué aplastada con sangre inocente; fué asesinado un inocente que prometió dar justicia a los humildes por sobre todas las cosas; su debilidad fué haber confiado en el demonio; respetó hasta el último instante, sus leyes; olvidó este inocente que no se puede servir a dos señores; no se puede servir al pueblo y al mismo tiempo a los privilegiados de siempre; todo privilegiado no tiene pueblo; es desheredado; el concepto pueblo en el Reino de los Cielos, es justicia; sólo el pueblo que tomó en cuenta las escrituras del Padre, entrará el Reino de los Cielos; toda nación que conoció congreso del capitalismo, no entrará al Reino de los Cielos; porque a toda generación le fué avisada: Que es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico al Reino de los Cielos; los ricos los crea el capitalismo; esta bestia causante de la pobreza, sabiendo que ninguno de ellos entraría al Reino de los Cielos, arrastró con ella, al resto de la humanidad; es por eso que fué escrito: Que se cuide la izquierda, de lo que hace la derecha; porque el oro de la derecha, corrompe; el llamado capitalismo, no está en las escrituras del Padre; y lo que no está con el Padre, perece; tal como perecerán todos los que vivieron sólo por el oro; he aquí la tragedia de este mundo, por seguir a los creadores de un sistema de vida, opuesto a los mandatos del Padre; el asesinato ocurrido en Chile, es una demostración de hasta donde puede llegar el demonio del privilegio; de los trabajadores de esta nación y del mundo, nada tiene el Padre Jehova; los que conspiraron y los que les siguieron, malditos son; porque sobre ellos cae sangre inocente; de verdad os digo, que ningún conspirador entrará al Reino de los Cielos; en el Reino no se conocen los conspiradores; ¡¡pobres de aquéllos que dirijan la palabra, a todo maldito!! por la misma voz, les cae también a ellos la maldición; así es el universo expansivo pensante del Padre Jehova; todo es viviente; todo repercute en el todo; porque materia y espíritu participan de los juicios planetarios del Padre; ¿no se os enseñó que Dios está en todas partes? el término: Todas partes significa lo que conocéis y lo que no conocéis; lo visible y lo invisible; por lo tanto en todas partes, brota su divina justicia; vosotros no podéis estar en todas partes; el Padre sí que lo puede; vosotros estáis sólo en un sólo presente; el Padre está en infinitos presentes; de verdad os digo, que el que no se esforzó por comprender el infinito del Padre, nada espere fuera de la Tierra; siendo el universo viviente, el universo reclama cuando se le a negado; toda palabra, toda acción, todo gesto, toda intención, toda idea, se vuelve a repetir fuera de la vida humana; es por eso que se os enseñó: Lo de arriba es igual a lo de abajo; después de la transformación que llamáis muerte, se sigue viviendo; y todo lo que hicísteis en la vida, conversa con vosotros mismos; materia y espíritu conversan; porque ambas tienen iguales derechos a hacerlo; todos son iguales delante de Dios; materia y espíritu en sus respectivas leyes; esta igualdad se llama en el Reino de los Cielos, el divino comunismo celestial; y su filosofía es la alegría de un niño; he aquí una Revelación, que hará estremecer y espantar a todo rico privilegiado de este mundo; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fué comunista en la Tierra, a uno que no lo fué; uno que por lo menos trató de imitar aunque en forma imperfecta, a uno que nó imitó a lo del Cielo, en nada; he aquí por qué satanás siempre a perseguido toda forma de comunidad; la división a sido su reinado; sólo satanás se divide así mismo; el privilegiado se vuelve egoísta con lo que posee; y nó titubea en dividir a otros, con tal de no perder sus privilegios; más aún; es capaz de llegar al crimen, la falsedad y la calumnia; tal como sucedió en Chile y muchos otros rebaños; el privilegiado es creación del capitalismo; la facilidad y la comodidad excesiva, lo tientan; todo rico es un tentado; los tentadores del mundo; de todas las filosofías que los hombres se han dado en la vida para gobernarse, queda en este mundo, la que fué más perseguida; la más despreciada; la más calumniada; la que más persecución y sangre a costado; la que más se acerca al mandato del Padre; ¡¡queda el comunismo terrenal!! se cumple la ley de todos los mundos: Lo de arriba es igual a lo de abajo; arriba, comunismo celestial; abajo, comunismo planetario; de verdad os digo, que es más fácil que entren al Reino de los Cielos, aquéllos mundos; que imitaron aunque sea en forma microscópica, lo del cielo; a aquéllos que no imitaron; el Padre premia lo más microscópico; como igualmente lo colosal; cuando se hace el bién; y castiga también lo más microscópico y colosal, cuando se hace el mal; porque estando Dios en todos partes, está también en lo microscópico y en lo colosal; lo que sucedió en tu rebaño, a sucedido en muchos otros; los demonios de la ambición, están en todas las naciones; se les acabó el tiempo que pidieron; todo tiempo en este mundo, pidió su tiempo; el llamado capitalismo llega a su fín; su reinado fué de división y de fuerza; sólo satanás hecho sistema de vida, divide; y termina dividiéndose así mismo; el capitalismo cayó en su filosofía; porque nunca debió haber servido a dos señores; sirvió al oro y sirvió al Padre; sólo los que sirvieron incondicionalmente al Padre, entrarán al Reino de los Cielos; por culpa de los creadores del capitalismo, ninguna criatura humana a entrado al Reino de los Cielos; porque todas las generaciones fueron influenciadas por la ambición; sus espíritus fueron divididos; y ningún espíritu dividido entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que fué comunista, a uno que fué capitalista; el primero buscó la igualdad; el segundo perpetuó la desigualdad; el primero se acercó aunque en forma imperfecta, a la igualdad reinante en el Reino de los Cielos; el capitalista se alejó del Reino de los Cielos; a pesar que fué advertido por siglos, en las escrituras del Padre; de verdad os digo, que todos los capitalistas del mundo, deberán sumar todos los segundos transcurridos en sus exsistencias; cada segundo vivido en capitalismo, corresponde a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; mientras más se fué en la vida un capitalista, más alejado del Reino de los Cielos, se encuentra el espíritu; por no haber sido sincero según las escrituras; por servir en su libre albedrío, a dos señores; de verdad os digo, que cada vicio constituye un señor; un ente viviente en el macrocosmo; el capitalismo sirvió a muchos señores; porque fué y es filosofía de viciosos; siendo el primero de sus vicios, la ingratitud hacia los Mandamientos del Creador; por lo tanto la moral de un capitalista, no es moral de las escrituras del Padre; y se constituye en extraña moral; he aquí la caída del capitalismo en este mundo; cae ante el Padre y ante los hombres, por inmoral; he aquí en lo que termina, lo que por siglos se llamó satanás; el no guiarse por los Mandamientos del Padre, constituye el reino de satanás; un reino de ilusión; porque ninguno que vivió ó conoció al capitalismo, entrará al Reino de los cielos; la felicidad eterna sale de los mismos mandatos del Padre; no sale de ninguna concepción humana; el llamado capitalismo es de concepción humana; no es árbol plantado por el Padre; y de raíz será arrancado de la evolución humana; ciertamente que el fín del sistema de cosas, salidas de hombres, a llegado; ¿qué pasará divino Padre Jehova, en mi rebaño? te lo diré hijito; porque has nacido para revelar las cosas primeras; las leyes universales; en tu país, los que asesinaron y aislaron al pueblo, llorarán; porque estos demonios sedientos de poder, así lo pidieron en el Reino de los Cielos; poquísimo les durará el reinado que usurparon empleando la traición; te diré hijito, que estos falsos patriotas, nada son sin armas; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que fueron traicionados, a que entren los traidores; en tu rebaño hijito, se formará la unidad universal; porque lo del Padre es universal; he aquí que el Padre Jehova, de en medio de sus enemigos, hace nacer el principio del nuevo mundo; el mundo Omega; esta gloria estaba destinado para el Pueblo de Israel; el hijo mayor; la nación más antigua de esta morada; más, le ha sido quitada, por dar inmoral ejemplo a las naciones nuevas; a las menores; Israel sigue empleando la fuerza y el comercio; lo que no es agradable al Padre Jehova; he aquí una Revelación que estremecerá al mundo; porque Israel desaparecerá como nación; de verdad os digo, que el Padre dá y quita; en lo espíritual y lo material; de tu rebaño Chile, nacerá el comunismo universal; cuyo símbolo será el Cordero de Dios; he aquí el espanto y el llorar y crujir de dientes, de los que persiguieron las ideas sin profundizarlas; cuando los demonios llegan hasta el asesinato y la traición, por matar las ideas, ciertamente que ellos se convierten en los más peligrosos; porque el que mata a espada, muere a espada; el que emplea la fuerza, cae por la fuerza; los hechos que se aproximan, así lo demostrarán; sé hijito, que estos falsos profetas nada saben, de los futuros acontecimientos; y si los supieran, no creerían; tanto peor para ellos; más doloroso les será el llorar y crujir de dientes; la Revelación será llamada la Doctrina del Cordero de Dios; ó Ciencia Celeste; será traducida a todos los idiomas de la Tierra; porque todos pidieron conocer su juicio final; sé hijito que muchos dudaron; los tales olvidaron que sólo el Padre elige a sus misioneros; y siempre escoge a los humildes; porque los humildes son los primeros; he aquí el error basado en la más grande ignorancia, de los que pidieron en el Reino de los Cielos, ser los primeros en conocer los Rollos del Cordero de Dios; te juzjaron hijito, sin conocimiento de causa; y cayeron ante sus pruebas; quien niega al enviado del Padre, niega al que le envió; niega al Padre; y quien niega al Padre, niega su propia entrada al Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que viendo, no creyeron; he aquí la influencia que en ellos cayó, al conocer el capitalismo como sistema de vida; la extraña moral, los hizo dudar de un humilde; no buscaron la verdad; enseñando mis escrituras, que: El que busca encuentra; el que investiga, halla; el que no busca, ¿cuando encontrará? es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que buscaron la verdad; a que entren, los que nunca buscaron; el más mínimo esfuerzo hecho en la vida, es premiado por el Padre; de verdad os digo, chilenos é hijos del mundo, que todas las naciones subdesarrolladas, formarán una sóla potencia; la potencia más grande que se haya conocido; y se conocerá en este planeta; porque escrito está, que todos los humildes y despreciados, son los primeros ante Dios; el término terrestre: Sub-desarrollado, es una inmoralidad ante la divina igualdad del Padre; el capitalismo ambicioso y explotador, creó el flagelo llamado sub-desarrollo; en el Reino de los Cielos, no se conoce el sub-desarrollo; porque allí exsiste la igualdad; la misma enseñada por el Padre; quien nó vivió la igualdad en los lejanos planetas, no entra al Reino de los Cielos; he aquí la Revelación salida del Reino; porque la Revelación sale del mismo lugar en donde fuísteis creados; quien nunca se hizo la imaginación, de que en algún lugar del universo fué creado, nunca llegará a su lugar de orígen; porque todos prometísteis en el olvido del pasado que pedísteis, hacer el esfuerzo de imaginarlo; la más microscópica imaginación, es premiada en el Reino de los Cielos; he aquí el porqué fué escrito: La fé mueve montañas; exsisten montañas arriba y abajo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; quien no cree en la exsistencia de otras moradas planetarias, nunca las verá; porque con su incredulidad y falta de fé, las aleja; de verdad os digo, que el que negó, se negó así mismo, las maravillas que exsisten fuera de la Tierra; la fé es viviente como lo es vuestro espíritu; todos prometísteis al Padre, cultivar la fé; en todas vuestras pruebas de la vida; sin fé en el Reino, nadie entra al Reino; porque para creer en un Creador, necesitáis la fé; la fé constituye una de las 318 virtudes de vuestro pensar; de verdad os digo, que sin la fé, no estaríais en la vida humana; ni ningún proyecto llevaríais a cabo, sin el concurso de la fé; hay infinitas clases de fé; la fé suprema es la fé en el Padre; porque de El han salido todas las fé de todas las imaginaciones; toda fé viviente reconoce al Padre; negar la fé es pedir que se le niegue en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todos los que adoraron imágenes, amuletos, y toda forma de creencia material, no entrarán al Reino de los Cielos; porque su fé la dividieron al creer en otros señores; escrito fué: No adorarás imágenes ni templos ni semejanza alguna; he aquí la preferencia espíritual; quien dejó de preferir al Padre aunque haya sido un suspiro, no entrará al Reino de los Cielos; porque prometísteis adorarle por sobre todas las cosas; por sobre todo lo microscópico que vuestra mente pueda imaginar; vosotros mismos así lo pedísteis; de verdad os digo, que pedísteis algo difícil de cumplir en esta vida; y siendo difícil, se os otorgó igual; difícil a vuestras capacidades; y más difícil aún de cumplirlo, en la extraña moral que os tocó vivir; la extraña moral que os dió el sistema de vida del capitalismo, hizo imposible que conservárais la inocencia; porque la psicología que os enseñaron, era psicología hipócrita, falsa, interesada, y violadora de la ley del Padre; de verdad os digo, que si no hubiéseis conocido al capitalismo, todos entraríais al Reino de los Cielos; porque nada tendría contra vosotros el Padre Jehova; vuestro sistema de vida no se inspiró en las escrituras; no cumplísteis la promesa que todos hicísteis en el Reino de los Cielos; de que todo cuanto haríais, sería primero lo del Padre; por sobre todas las cosas; por sobre todas vuestras tendencias; de verdad os digo, que toda promesa no cumplida, es suficiente para nó entrar al Reino de los Cielos; he aquí a vuestro demonio; no exsiste otro; porque del demonio mayor capitalista, han salido todos los demás demonios menores; todas las violaciones é inmoralidades, que os a tocado presenciar y vivir; de verdad os digo, que siempre triunfa el Padre, sobre cualquier forma de demonio; vuestro sistema de vida basado en el oro, no conduce al Reino del Padre; porque no lo consideró; ningún congreso del mundo, lo estudia por sobre todas las cosas; por sobre todas las leyes humanas; he aquí la caída de este mundo; un mundo creado en sistema de vida, según los hombres; y nó según las leyes del Padre; el sistema de vida que os dieron los adoradores del oro, os provocará el llorar y crujir de dientes; quedásteis desheredados a entrar al Reino de los Cielos; he aquí vuestra tragedia; tenéis que empezar de nuevo; pediréis nuevas oportunidades de probar nuevas vidas; tal como a ocurrido infinitas veces; porque todo espíritu nace de nuevo; pide nuevas formas de vida; pide reencarnar de nuevo; porque lo que el Padre puede ofrecer a sus hijos, nó se limita a una sola exsistencia; porque lo del Padre nó tiene límite alguno; los que sólo creyeron en una sóla exsistencia, limitaron a su propio Creador; no tendrán más exsistencias; los que creyeron en ellas, las tendrán por siempre jamás; así como pensásteis, recibiréis; que para todos el Padre tiene una añadidura; he aquí que maldeciréis la adoración material salida de hombres interesados; la llamada iglesia católica fué probada como son probados todos los espíritus; de verdad os digo, que en las escrituras del Padre, no figuran las llamadas religiones; porque el Padre no divide ni en lo más microscópico a sus hijos; quien lo hace es el demonio; sólo satanás divide y se divide así mismo; de verdad os digo, que las religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; como son desconocidas, todas las filosofías de todos los mundos que han dividido a sus criaturas; he aquí la causa de juicio para la roca de este mundo; al decir vuestro Padre Jehova por intermedio de su Hijo solar Cristo: Sobre esta roca construiré mi iglesia, quise deciros: Sobre esta roca de egoístas construiré mi iglesia; los probaré sabiendo que me fallarán; porque dividirán la fé del mundo en muchas creencias; habiendo un sólo Dios nomás; he aquí la intención que tuvo el Padre Jehova al pronunciar tal divina parábola; roca no simboliza la eternidad de la iglesia; como muchos creen; porque no hay roca que no se vuelva polvo; roca significa en el Reino de los Cielos, egoísmo espíritual; dureza intelectual; egoísmo para comprender a otros; con esa roca chocó mi enviado; porque ninguno de los que pidieron ser los primeros, le creyó, he aquí la sorpresa escrita por muchos siglos: Y llegará la verdad, con sorpresa; como la sorpresa que causa un ladrón de noche; he aquí los primeros en ser los últimos; los últimos en poder entrar al Reino de los Cielos; porque negando al propio enviado por el Padre, se negaron ellos mismos; porque ninguno que negó, entrará al Reino de los Cielos; la roca también negó; y al negar, arrastró con ella al llamado mundo cristiano; por causa de las religiones, ningún cristiano entrará al Reino de los Cielos; porque fueron influenciados por una extraña moral; he aquí el fín de la roca y sus seguidores; las llamadas religiones pasarán al polvo del olvido; porque todo árbol que no plantó el Padre, de raíz es arrancado; toda psicología es probada por el Padre; porque todo lo salido de la mente, pidió ser probado; las religiones, fueron una de las formas que se dieron los hombres, para interpretar las escrituras del Padre; y en esa forma que se dieron, cayeron; porque no fueron honrados ni sinceros por sobre todas las cosas; no cumplieron rigurosamente el contenido de las escrituras; las amoldaron según sus intereses; de verdad os digo, que ningún interesado de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; mis escrituras fueron desvirtuadas; puesto que fueron comerciadas; se explotó la fé de millones de hijos; se inmoralizó la moral del Padre; el comercio de la fé, no se conoce en el Reino de los Cielos; ni ninguna clase de comercio; sólo exsiste la igualdad absoluta; la iglesia que engañó al mundo, toca su fín; porque toda prueba tiene su fín; la roca del egoísmo humano, caerá como caerá el mundo materialista; un mundo que ilusionó a los espíritus; al grado de nó dejarlos entrar al Reino de los Cielos; he aquí la obra de la ciencia del bién; la ciencia de la comodidad; la ciencia de lo fácil; que se desvirtúa ante el mandato del Padre; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que se ganó la vida con sudor, a uno que se la ganó sin sudor de frente; mientras más dificultades tuvo una vida, mayor es su gloria en el Reino de los Cielos; la ciencia del bién, aleja a las criaturas del propio mérito espíritual; y las aleja y las ilusiona, al grado de olvidar lo del Padre; un rico olvida las escrituras; no puede servir a dos señores a la vez; no exsiste mayor ilusionado, que un rico; pues ninguno entrará al Reino de los Cielos; ni espíritu más atrasado; el infinito lo reducen a un efímero presente; he aquí la filosofía-tragedia; porque los pobres se alabarán, de no haber sido ricos; ante la igualdad universal del Padre, primero está el necesitado; el último es el que lo tuvo todo; porque a nadie se mandó tener más que otro; se os enseñó que todos son iguales ante Dios; iguales en derechos; iguales en toda participación; de verdad os digo, que todo el que tuvo más que otro, no entrará al Reino de los Cielos; porque no hizo caso a la escritura del Padre; el que esta humanidad no entre al Reino de los Cielos, se debe a los escandalosos é inmorales que os dieron el sistema de vida; porque no exsiste mayor escándalo é inmoralidad, que no cumplir lo que se prometió al Padre; el Padre a nadie obliga; es la criatura la que con su violación a la ley, hace que caiga sobre ella, la justicia del Padre; nadie fué creado malo; las alianzas que se forman en el Reino de los Cielos, dan a todos el libre albedrío; he aquí el porqué habiendo violado vosotros la ley del Padre, conserváis el libre albedrío; de verdad os digo, que si en vuestro mundo, el libre albedrío es inseparable de vuestros actos, llegado vuestro espíritu al lugar en donde fué creado, el libre albedrío se separa del espíritu; porque hay diferencias en ambas creaciones; el libre albedrío acusa al espíritu, cuando éste a violado la ley, que debió haber cumplido en el lejano planeta; todo retorno al lugar de orígen, dá lugar a una justicia; porque a los planetas, se van a cumplir mandatos vivientes; todo el universo retorna a su lugar de orígen; porque nadie es desheredado; todos tienen un lugar de nacimiento; materia y espíritu; conocidos y desconocidos; de verdad os digo, que llegado vosotros al lugar de orígen, os encontráis con todas las ideas que creásteis en la exsistencia terrenal; ellas han llegado primero que vosotros, al lugar de orígen; porque todo chiquitito y microscópico, es primero en el Reino de los Cielos; lo más microscópico que tenéis, son vuestras ideas; son tan invisibles, que sólo las sentís y nó las véis; toda idea que generó vuestra mente, es una criatura como vosotros; de verdad os digo, que toda idea mala como la de matar para gobernar, es una semilla de un futuro mundo-infierno; porque toda idea mala se vuelve tinieblas; las tinieblas forman como la luz, universos, galáxias y todo sistema galáctico; la maldad es tan expansiva como la luz; de las invisibles ideas, nacen los colosales planetas; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; la idea generada contiene la filosofía que pensarán las futuras criaturas del futuro planeta; he aquí la causa de la divina parábola: Del barro los hizo; porque no hay materia que no haya sido idea; he aquí una causa que no cesará jamás de ser causa; porque de la causa por la que exsiste, aquélla nó tiene ni principio ni fín; las ideas generan en todos los instantes, nuevas causas; en todo instante conocido y desconocido, se están creando microscópicos planetas; que llevan en sí mismo, la fuerza expansiva de su propio libre albedrío; la inocencia en busca de su geometría; si vosotros criaturas humanas, nunca habéis visto y mucho menos habéis conversado con vuestras ideas, se debe a que vosotros mismos así lo pedísteis; ¿no se os enseñó que todo espíritu es probado en la vida? vuestra vida con todas sus características, vosotros mismos la pedísteis; porque todo se pide en el Reino de los Cielos; todo pedido ante el Padre, se vuelve vida; es por eso que se dice que el Padre es la vida; cualquier clase de vida, que mente pueda imaginar; nada es imposible para el Creador del universo; el olvido de vuestro pasado constituye la suprema prueba en vuestra eternidad; vuestra vida es una de las infinitas que hay en el universo; porque la creación del Padre, nó tiene ni principio ni fín; el olvido lo pedísteis para ganar en filosofía y entendimiento hacia el Padre; cada individualidad constituye una promesa viviente; cuyas leyes y alianzas, están escritas en los Libros Solares de la vida eterna; cada uno pidió al Padre, entenderlo en la prueba de la vida, según la dificultad y lo opuesto en su propia manera de ser; y mientras mayor fué la dificultad por vosotros pedida, mayor es el premio en el Reino de los Cielos; en vuestros pedidos de vida, no pedísteis tener más que otro; porque eso constituye injusticia delante del Padre; se os enseñó en el Reino y en la Tierra, que todos son iguales en derechos ante Dios; ¿qué hicísteis para complacer al Padre, por sobre todas las cosas? de verdad os digo, que tal pregunta os estremecerá; porque habéis vivido, nó la igualdad; sino, la desigualdad; y en esta desigualdad, mis humildes han tenido la peor parte; para ellos habéis tenido dolor y hambre; ¡¡sabiendo que todo humilde y despreciado, es primero en el Reino de los Cielos!! con conocimiento de causa, los desprecíasteis; quien desprecia una preferencia salida del Padre, al Padre desprecia; de todos los que pidieron la prueba de la vida, los cómodos y ricos, son los que están más alejados del Reino de los Cielos; porque son los que más violaron la ley de la igualdad del Padre; ningún rico es conocido en el Reino de los Cielos; porque allí el poseer más que otro, constituye soberbia; desarmonía; tiniebla; he aquí que todo llamado rico, será despreciado; porque por causa de ello, millones de hijos, no entrarán al Reino de los Cielos; porque ninguno que los imitó en las riquezas, entrará al Reino; es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos; la máxima expresión de la violación de la ley del Padre en este mundo, lo constituye la riqueza; como meta suprema del espíritu; porque los ricos son los más grandes ilusionadores; tal filosofía es la más mundana; puesto que sólo sirven mientras se está en los planetas y jamás entran al Reino de los Cielos; nunca los ricos mientras lo sean, verán la gloria del Padre; he aquí la filosofía de la ilusión; estáis en el mundo de la ilusión; una ilusión interesada; porque hay muchas clases de ilusión; y la más triste es aquélla que sirve a dos señores; no se puede servir a dos señores; porque el espíritu se divide en su intención; y ningún espíritu dividido entra al Reino de los Cielos; es por eso que os fué enseñado: Sólo satanás divide y se divide así mismo; porque llegado el espíritu delante del Padre, se encontrará con ideas opuestas al mandato salidas de El mismo; ideas que no siendo de la luz, acusarán al espíritu de haberlas creado; porque todo hijo reclama un padre; vosotros al generar ideas, os convertís en padre de vuestras propias creaciones; tal como lo es el Padre de vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; tenéis la herencia del Padre; el universo es una sucesión Infinita de padres; subordinados todos a uno sólo; esta verdad divina fué mal interpretada por ciertas jerarquías vivientes; crearon el término dioses; imitadores al único Dios viviente; todo imitador se averguenza delante del Padre; porque el Padre no tiene igual; todos los que hablaron de dioses, ninguno a entrado al Reino de los Cielos; porque se os enseñó que sólo exsiste un sólo Dios nomás; la palabra dioses que fué hablada en un instante dado en la Tierra, pone en aprietos al espíritu, cuando éste se encuentra delante de su Creador; escenas conmovedoras y dramáticas se ven en tal supremo instante; estar delante del Padre Jehova, es estar delante del lugar de donde se salió; y estando en el lugar en donde fué creado, todo espíritu estalla en llanto; lo que se vive y se vé allí, es infinitamente opuesto a todo lo enseñado en la Tierra; porque lo sucedido en la Tierra, se apartó de las escrituras y mandatos del Padre; en ese instante, el espíritu comprende espantado, que no puede entrar al Reino de los Cielos; y maldice a los ilusionadores del lejano planeta Tierra; maldice las extrañas costumbres que le fueron impuestas; maldice sus hábitos y sus propias costumbres; maldice a sus padres, que nunca investigaron las escrituras, por sobre todas las cosas; vé allí la falsa historia de la Tierra; una historia que no fué honrada y sincera consigo misma; una historia hecha a las conveniencias de los mayores ilusionadores; verdaderos demonios del interés material; de verdad os digo, que ninguno que escribió falsa historia a entrado al Reino de los Cielos; ni ninguno que enseñó la falsa historia; todo lo hecho por los hombres en este mundo, todo es falso; y como todo fué falso, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, un mundo que no pidió las escrituras del Padre, a un mundo que las pidió y nó cumplió; he aquí el destino a que os condujeron los espíritus materialistas; los que sirvieron a dos señores; sirvieron al oro y decían servir a la vez al Dios viviente; de verdad os digo, que juzjados en público serán; porque los juicios finales del Padre, son públicos universales; nada es oculto en el Padre; sólo la justicia terrenal, hace cosas ocultas; más, ningún magistrado de esta extraña justicia, entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que con ellos representaron tal justicia; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no fué juez, a uno que lo fué; de verdad os digo, que la justicia oculta tiene sus días contados; la justicia que se aproxima, es la justicia a la justicia; es el juicio final; es el principio del lloro y crujir de dientes; porque a eso fuísteis conducidos por unos ambiciosos; que se creyeron únicos en sus cálculos al oro; el término único, es cuando se deja de lado, las escrituras del Padre; cuando esto sucede, es inevitable el juicio final; siempre sucede igual; mundos han habido, hay y habrán que violen la ley; de verdad os digo, que en los juicios finales a los mundos, se comienza por los más poderosos; por los más mundanos; por los más ciegos; por los que se hicieron notar, en lanzar su primera piedra; por los que, se hicieron públicos, sin preguntarse para sí mismos, si ser demasiado notorio en el mundo, era moral ó inmoral; porque de verdad os digo, que es más fácil que entren al Reino de los Cielos, a los que el mundo nunca conoció; a que entren los que fueron famosos y conocidos; la verdadera humildad, no necesita para nada a la fama; muy al contrario; le es un obstáculo para entrar al Reino de los Cielos; ningún famoso salido de este mundo y de otros, han podido entrar al Reino de los Cielos; porque la fama no fué por causa de alabanza al Padre; fué por ilusión pasajera; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que admirásteis en la vida; sólo lástima sentiréis por ellos; y por todos los que mirásteis en menos, sentiréis envidia; porque en un sistema de vida, que es sinónimo de violación a la ley del Padre, los más despreciados, son los primeros en ver su gloria; mientras más se endiosó ó se engrandeció una criatura en una vida que era prueba, más alejada está del Reino de los Cielos; hay violación por evolución y violación a los mandatos del Padre; violación por evolución, es cuando siendo más intelectual, comete errores que podrían cometerlos, los menos evolucionados; he aquí una ley de otras exsistencias, porque en otra exsistencias, se prometió hacer mucho mejor, lo que fué hecho incorrecto; porque todo espíritu nace de nuevo; todo se empieza pequeño; porque hay que ser chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; el poco evolucionado es el más chiquitito; más, como de todo hay en el rebaño del Padre, sucede que el más ignorante, es por su pasado galáctico, el más grande sabio del planeta; todo su conocimiento, quedó en un olvido momentáneo; mientras probaba una vida llamada humana; que representa sólo un instante en la antiguidad y eternidad del espíritu; la antiguidad es la experiencia en los hechos vividos en otras exsistencias; y la eternidad, es el conjunto de tales exsistencias; y constituye la jerarquía celestial; el número de jerarquías es infinito; jamás las criaturas pensantes, podrán contarlas; sólo el Padre lo sabe; como sabe el nombre de todo sol y de todo planeta; de los que exsistieron, exsiste y exsistirán; como igualmente se sabe la historia y el número de cada granito de arena, de todos los desiertos de todos los mundos; de los que han habido, hay y habrán; porque lo del Padre, no tiene ni principio ni fín; trátese de su obra ó de su divino conocimiento; de verdad os digo, que nueva ciencia llega al mundo; la Ciencia Omega; la Ciencia salida del espíritu, de un Hijo solar; al que veréis brillante como un sol; un rostro inolvidable; el rostro brilloso de un sol Primogénito; la presencia de la nueva ciencia en este mundo, será el espanto de los que todo lo comercian; de los demonios de este mundo; y será la maravilla viviente de los humildes de corazón; he aquí como temblarán los que se mofaban; he aquí el llorar y crujir de dientes del mundo de la ilusión; he aquí la divina presencia de lo que nunca creyeron; he aquí a satanás al descubierto; he aquí la sorpresa de un mundo que sólo creyó en el poder del oro; he aquí la caída del capitalismo; he aquí la caída de la legión de satanás en este mundo; he aquí la muerte de la gran bestia; he aquí, el demonio estaba en vosotros mismos; he aquí la caída de la gran ramera; la caída de todas las religiones comerciales; las que se vendían al más poderoso; sin importarle quien fuera; he aquí la caída del mundo alfa ó materialista; la caída de un mundo que fué producto de cálculos egoístas; un mundo salido de la explotación y la miseria de muchos; un mundo producto de muchos anti-Cristos; pues hicieron las leyes, sin tomar en cuenta las escrituras del Padre; un mundo desconocido en el Reino de los Cielos; porque nadie se explota ni se engaña en el Reino; he aquí la felicidad de los hijos del trabajo; pues es la única filosofía que queda en este mundo; nunca jamás debieron haber exsistido otras; nunca debió este mundo, haberse dividido; porque nunca hicieron de las escrituras del Padre, la meta suprema de sus exsistencias; todos prometísteis servir a un sólo señor; a las escrituras del Dios viviente; más, caísteis ante los ilusionadores de satanás; de verdad os digo, que ninguno que vivió ó imitó doctrinas extrañas a las escrituras del Padre, entrará al Reino de los Cielos; toda promesa hecha al Padre, es juzjada en el Reino de los Cielos; ni la más microscópica violación a las promesas hechas al Padre, queda sin su divina justicia; sólo el arrepentimiento hace conmover a las virtudes del Reino de los Cielos; de verdad os digo, que en todo llorar y crujir de dientes, nace el arrepentimiento; y la doctrina viviente del Padre, hace de Consolador para millones y millones de criaturas; el mundo en que estáis llega a su fín; porque todo tiempo terrenal pidió el fín de los tiempos; se inicia nuevo tiempo en mundo nuevo; el juicio final es la transformación de un mundo inmoral, por uno moral; es la caída de un mundo y sus costumbres corrompidas; por otro que siempre debió haber exsistido; he aquí el fín del principio; porque vuestro mundo materialista, no es más que una microscópica parte del tiempo, que aún le queda a la Tierra; de verdad os digo, que nadie os conoce en el Reino de los Cielos; sólo al Padre, la Madre solar Omega y ciertos padres solares, que fueron apóstoles ó profetas en la Tierra; este desconocimiento de vosotros en el Reino, fué escrito en otros divinos términos: Del polvo eres al polvo volverás; quiere decir: De lo microscópico eres y a lo microscópico vuelves; se nace y se vuelve a nacer, en mundos del microcosmo; el universo del Padre Jehova es tan inmenso, que nó todos los mundos en su desarrollo, alcanzan a conocerse; hubo mundos y los hay, que nadie los conocerá fuera de sus criaturas; hay otros que se conocen entre ellos; y no por ello, dejan de ser los grandes desconocidos del espacio; sólo el Padre es el gran conocido; y quien desconoce al Padre, también se le desconoce fuera del mundo en que vivió; la justicia del Padre, está en cualquier lugar del universo imaginado; es instantánea é infinita; acorta la distancia entre lo de arriba y lo de abajo; de verdad os digo, que todas las injusticias creadas por este extraño mundo, serán juzjadas; todo mundo se vuelve extraño, cuando no cumplió la ley que prometió cumplir; sólo los mundos que cumplen la ley de Dios, son llamados mundos de Dios; lo opuesto es mundo de tinieblas; y vuestro mundo habiendo recibido la visita de la Trinidad, continúa siendo mundo de tinieblas; porque no llegáis aún al sistema de vida de la igualdad; aún sostenéis la lucha contra los ambiciosos; tal como ocurría miles de años atrás; ciertamente que todo demonio que por sus ambiciones, atrasa el desarrollo de un mundo, las paga en cualquier instante; es lo que está por suceder en vuestro mundo; la sorpresa más grande se cierne sobre todo ciego, a las escrituras del Padre; la sorpresa que produce un ladrón de noche; de verdad os digo, que con la llegada al mundo, de los Rollos del Cordero de Dios, se inicia en este mundo, la más grande revolución del espíritu humano; todas las demás desaparecen ante tanta grandeza; porque todos sin excepción, tenéis un espíritu; y nadie puede dejar de sentirlo; nadie puede alardear de ser imparcial; porque ningún imparcial de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; hubo en este mundo, muchos que se hicieron llamar imparciales; más, ante la tentación y las ansias de poder, dejaron de ser imparciales; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que luchó contra el poder explotador, a uno que fué indiferente haciéndose llamar imparcial; la imparcialidad perfecta nó es de este mundo; porque estáis en un mundo de luchas; todos vosotros prometísteis al Padre, luchar contra el demonio por sobre todas las cosas; es demoníaco todo aquéllo que no considera al Padre, por sobre todas las cosas; toda actitud individual y colectiva; sé hijito que piensas en lo sucedido en tu rebaño Chile; todos los que conspiraron, malditos son; porque han quitado a mis humildes, lo que ya habían conquistado; si tan sólo uno de los conspiradores fuera pobre y humilde, este estaría a salvo de la maldición; más, ninguno es pobre y mucho menos humilde; y si todos sóis ricos y cómodos, ¿por quién entonces tenéis vuestras manos manchadas con sangre? ¿si no defendéis lo que es del Padre? de verdad os digo, demonios de la falsedad y de la servidumbre extranjera, que tendréis que responder ante el pueblo, de todos vuestros crímenes; matanzas silenciosas y vuestra traición, a un pueblo que tuvo fé en sí mismo; más, vosotros demonios de la fuerza, aplastásteis violando la ley de Dios; si sóis malditos delante del Padre, ¿qué moral podréis enseñar al pueblo? de verdad os digo traidores de vuestras propias leyes, que el pueblo que subyugásteis apuñalándole por la espalda, os juzjará; así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; todo demonio termina en tragedia, cuando a los mundos llega la Revelación del Padre; de verdad os digo, que maldeciréis haber conocido la inmoralidad llamada militarismo; he aquí el futuro de los que les espera, a los que probaron la filosofía de la fuerza; escrito fué: El que mata a espada, muere a espada; el que usa la fuerza en vez de la razón, es muerto; porque envidiaréis a todo muerto; de verdad os digo, que todo llamado militar fué un perpetuador de la desconfianza en este mundo; nadie pidió al Padre, vestir uniformes que representaban lo opuesto a las enseñanzas de sus escrituras; ó se está con el Padre, ó se está con el demonio; no se puede servir a dos señores; porque uno de ellos es falso; quien sirvió a dos señores en la vida, es un falso profeta del Dios viviente; y son acusados en el Reino de los Cielos, de hipócritas; he aquí el comienzo del llorar y crujir de dientes, de los que sirvieron al demonio de la fuerza; he aquí la caída de uno de los árboles que nó plantó el Padre Jehova; de raíz serán arrancadas las llamadas fuerzas armadas de la evolución humana; todos estos espíritus fueron probados en su misma debilidad; prometieron al Padre, no dejarse influenciar por lindos uniformes; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que vistieron con sencillez, a los que vistieron con ostentación; y es más fácil que entren al Reino del Padre, los que nunca obtuvieron condecoración ó medalla alguna; a los que las obtuvieron; porque tales recompensas fueron logradas en un extraño sistema de vida; de verdad os digo, que todo lo que hicísteis creyendo que era mérito, deja de serlo, desde el mismo instante en que empezáis a disfrutar de un escandaloso sistema de vida; los demonios del oro os desvirtuaron; porque el verdadero mérito no se pesa en oro; se calcula por puntaje celestial; ningún rico entra al Reino de los Cielos; ni ningún mérito que llevaba la intención de enriquecerse; he aquí la caída del mundo de la hipocrecía; ningún hipócrita entrará al Reino de los Cielos; el mundo capitalista es el creador de toda hipocrecía; desde el mismo instante en que se abogó en ser sistema de vida; sabiendo que unos tenían más y otros menos; más les valdría a los capitalistas, no haber nacido en este mundo; porque avergonzados serán; nunca debieron haber hecho cosas ocultas; porque nada quedará oculto; el juicio para estos subyugadores de mundos, será público; nunca jamás debió ocultarse el uno para con el otro; porque los tales son acusados en el Reino de los Cielos, de egoísmo intelectual; he aquí el llorar y crujir de dientes de los que implantaron sistema de vida, sin considerar las escrituras del Padre; he aquí a los desheredados; pues ningún capitalista heredará nada de este mundo; porque toda herencia pertenece a todos; la herencia es universal; los que defendieron a los que enseñaron el interés al oro, no entrarán al Reino de los Cielos; porque a satanás defendieron; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que defendieron a los necesitados, a que entren los que defendieron a los que más tenían; todos prometísteis al Padre, perfeccionar la justicia; dando preferencia al desvalido y al humilde; sólo los revolucionarios han cumplido con el Padre; porque vencieron a la comodidad; una comodidad que jamás debió tener nadie; porque el disfrute de ella, no es igual para todos; la comodidad de este mundo, se transformará en llorar y crujir de dientes; porque ningún cómodo será premiado; los cómodos al violar la ley de la Igualdad para con los demás, adelantaron sus recompensas; más, tales recompensas no son la eternidad de la carne; son recompensas efímeras; de verdad os digo, que las recompensas de estos espíritus mundanos, no tienen comparación con las recompensas celestiales; lo terrenal dura sólo un instante; una vida humana; lo celestial no perece; he aquí el infinito de diferencia entre lo terrenal y lo Celestial; la resurrección de la carne, será para todo humilde y todo despreciado; porque escrito fué que todo humilde es primero en todo lo imaginado; equivale a decir: Primero delante del Padre; son por lo tanto primeros en la eternidad física; volverán a ser niños; porque nada es imposible para el Creador de vuestras vidas; los que no creyeron que podrían ser resucitados en carne nueva, no lo serán; el no creer es suficiente para que así sea; el que creyó, con su fé se lo ganó; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo incrédulo; de todo espíritu atrasado; porque no exsiste espíritu más atrasado, que aquéllos que niegan el poder, al mismo Padre que los creó; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que nunca dudaron del poder infinito de su Creador; a que entren los que dudaron; de verdad os digo, que toda duda es juzjada en el Reino del Padre; todos os que dudásteis en esta vida, prometísteis al Padre no volver hacerlo; porque en otras exsistencias caísteis en lo mismo; renegásteis de vuestro Creador; es por eso que por muchas eternidades, no habéis entrado al Reino de los Cielos; una vez más, os ocurrirá lo mismo; tal como todo el que fué militar; volvieron a caer en ley de fuerza; opuesta a la ley del Amor del Reino de los Cielos.-



ALFA Y OMEGA