TODOS LOS QUE NÓ PROFUNDIZARON CAUSAS QUE ELLOS PROPAGARON, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; AYUDARON AL DEMONIO EN SU REINADO DE INCERTIDUMBRE Y CONFUSIÓN MENTAL; LOS LLAMDOS LOCUTORES DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA DEL ORO, ESTÁN CONDENADOS; DEBERÁN PAGAR LETRA POR LETRA DE TODA FALSEDAD HABLADA.-

Sí hijito, el Padre Jehova está en lo más profundo de todas las causas; la psicología humana, creó dentro de sí misma, el engaño con un momentáneo olvido del pasado verdadero; el pasado fué todo Amor y luz; ese pasado lo vió todo espíritu en su lugar de orígen; del lugar de donde se salió, nó se conocía el engaño ni la mentira; el mundo que creó el libre albedrío humano, produjo tales plagas; la extraña psicología humana, defendió la posesión por obligación; porque el extraño sistema de vida basado en el oro, le fué impuesto por la fuerza; ¿nó tenían las llamadas fuerzas armadas? que nada sabían del dolor y las luchas de los demás; porque estos demonios fueron influenciados por el dios de la fuerza; cuya filosofía es imponer y atropellar; revistiéndose de una hipócrita moral; nó puede haber moral, cuando hay atropello; la única y verdadera moral, sale de los que respetan la divina moral del Padre; es la única Moral que queda en este mundo; moral del principio y del fín; ninguna extraña moral queda; porque lo extraño nó es superior al divino mandato; lo extraño es producto de los errores de los espíritus en prueba de vida planetaria; de verdad os digo, que todo espíritu que generó ideas extrañas, debe hacerse cargo de la eternidad, de lo extraño; porque cada uno responde de sus propias obras; cada uno pidió la responsabilidad viviente; pedir vida, es responder por ella; porque el Creador de todas las cosas, creó también la responsabilidad; y vosotros que fuísteis creados por el mismo Creador, heredásteis la responsabilidad; cada causa, pausa, idea, instante mental, pide saber quien lo creó; pide saber cual fué la morada en que fué creada; hay moradas microscópicas y macroscópicas; moradas pequeñas y moradas grandes; el cuerpo humano es morada microscópica; el planeta en donde habita, es morada gigantesca; escrito fué: Muchas moradas tiene mi Padre; moradas arriba y moradas abajo; porque ni arriba ni abajo, exsiste límite en la Creación del Padre; toda causa por microscópica que sea, constituye una microscópica galaxia; que en todo instante vá en aumento; toda causa pensante, es expansiva, como el universo mismo; jamás nada se detiene, cuando se le genera como una invisible idea; así es el universo viviente del Padre Jehova; lo más microscópico nó cesará jamás de expandirse; porque su orígen de causa, es eterna; he aquí una divina ley, que provocará llorar y crujir de dientes, en todos los que generaron pecados; porque ellos extendieron sus propias tinieblas; y tendrán que ser ellos mismos, los que transformen sus tinieblas en luz; ellos tendrán que ir más adelante, en la eternidad, a nacer como redentores de sus propias creaciones; a rescatar mundos, que de ellos mismos salieron; deben ir a transformar sus propios cielos; porque cada uno se hace su propia herencia galáctica; cada uno se hace su propia eternidad viviente; del mismo conocimiento sale; es la sal de la vida; toda criatura cualquiera que sea su forma física, posee su sal de vida; porque todos son iguales en derechos delante de Dios; nadie es menos en la creación del Padre; todos los seres del universo, tienen el derecho a multiplicarse según sus libres albedríos; quien nó creyó en su sal de vida, se anuló; porque se limitó así mismo; ningún elemento del universo, querrá aliarse para acompañarle a conocer nuevas formas de vida; porque todos los elementos del universo son vivientes; tienen libre albedrío; y toman determinaciones; es así que pasan eternidades sin fín, en que ningún espíritu incrédulo vé oportunidad alguna de conocer alguna forma de vida; porque todos le rehuyen; nadie perdona fuera de la Tierra, que se ofenda al Padre; todos le alaban en sus respectivas leyes; la duda, la incrédulidad, la poca y extraña fe, son consideradas ofensas al Padre; he aquí una divina del universo; en que todo lo que hicísteis y pensásteis en la vida, se sabe en el universo; porque nada es oculto en el Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujir de dientes de todos aquellos que hicieron leyes y cosas, a espaldas de los pueblos; porque ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; ningún pensamiento egoísta, es admitido en el Reino del Padre; he aquí que todo egoísta llorará y hasta maldecirá, el haber conocido la extraña moral humana; extraña porque salió de un extraño sistema de vida; desconocido en el Reino de los Cielos; todo sistema de vida explotador, nó se conoce en el Reino; allí nadie se explota; porque todo es común; de verdad os digo, que todo egoísta, está hecho a imagen y semejanza, del sistema que lo produjo; por culpa de los que crearon un sistema de vida egoísta, ningún egoísta entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado desde el principio del mundo; el egoísmo adquiere infinitas formas; visible é invisible; más, no quedará egoísmo que no sea juzjado; lo interior egoísta, será proclamado en el exterior; porque todo espíritu, pidió ser juzjado en público; sin ocultamiento; pidió su juicio, tal como se ventilan los juicios en el Reino de los Cielos; es por ello, que la Revelación será traducida a todos los idiomas de la Tierra; todo se sabrá; hasta lo más recóndito de lo que debe saberse; he aquí a la honradez, en toda su potencia; porque los honrados del mundo llorarán; ante la verdadera honradez; la honradez que nó fué influenciada por el oro; exsisten muchas clases de honradez; la honradez mundana ó planetaria; y la honradez espíritual; sólo la honradez que nó conoció el extraño sistema de vida basado en el oro, entra al Reino de los Cielos; y todo el que profundizó causas extrañas, que nó ensalzaron al Padre, nó entran al Reino del Padre; de verdad os digo, que si un locutor tuvo tan sólo una letra o pausa falsa en la verdad, tal locutor nó entra al Reino de los Cielos.-



Sí hijito; el dibujo celeste es eso; lo mismo que pensásteis desde niño; las más microscópicas escenas de la Tierra, se ven en otros mundos; habiendo mundos por todas partes del infinito, es que se dice que lo de arriba es igual a lo de abajo; los fluídos magnéticos de los platillos voladores, tuvieron un mismo punto de partida, que la que tuvieron todos los espíritus de la Tierra; la parte de abajo del dibujo celeste, equivale al Arca de las Alianzas; y representa las microscópicas venas del cuerpo humano y de todos los seres de la naturaleza terrenal; el Universo Expansivo del Padre Jehova, nó se corta en ningún instante; todo cuanto exsiste está unido por cordones solares; desde los gigantescos soles, hasta los invisibles microbios; porque nadie es desheredado; la herencia de los derechos en igualdad, lo son y lo fueron en todo pasado, presente y futuro; quien negó en la vida el más microscópico grado de perfección, se le quitará en el futuro lo que negó; porque todo lo imaginable exsiste en el Padre; he aquí el llorar y crujir de dientes de todos los que pusieron en duda el Poder del Padre; la prueba de la vida fué así; nadie pidió al Padre, rebajarle en poder; la creación de vosotros, nó es la única ni la primera; sólo el Padre es único y el Primero; esta divina ley de eternidad, es para toda mente del universo; porque toda mente la creó el Padre; de verdad os digo, que toda mente es viviente delante del Padre; tal como lo es el espíritu, y la más microscópica molécula de carne que se tuvo en alianza infinita en la vida; mente y espíritu son diferentes en su filosofía viviente; libre albedrío tiene la mente y libre albredrío tiene el espíritu; como libre albedrío tiene cada una de las moléculas de carne del cuerpo físico; he aquí que ninguna filosofía de concepción humana, a podido explicar el orígen de la vida; porque nó fueron humildes en la ciencia; menospreciaron lo microscópico; no tomaron en cuenta las leyes de lo invisible; las leyes de lo espíritual; porque la vida nó es sólo materia; la vida es lo que la mente quiso que fuera; porque toda vida fué pedida por el libre albedrío del espíritu; al pedir vida, se pide la forma y composición de la vida; se pide geometría viviente; de verdad os digo, que toda vida está enlazada al universo mismo; toda vida está unida al universo, por invisibles cordones solares; cuyo número, nó lo puede contar ni el mismo interesado; los cordones nacen de cada poro de carne; de cada fibra; de cada molécula; de cada célula; y se expanden hacia el infinito; todas llegan hasta los soles alfa y omega; soles Padres de la Tierra; y los soles son a la vez hijos mayores del Padre Jehova; porque todo fué creado por un sólo Dios nomás; he aquí la sublime Revelación para la Tierra; este mundo entra a la era fascinante de los mundos que se identifican; mundos que estando aislados de otros, han cumplido una prueba planetaria; la prueba de la vida, pedida por la materia y el espíritu; el divino término: Reino de los Cielos, es el Nuevo Mundo que surge del extraño mundo que nació de las leyes del oro; Reino es un Nuevo estado de cosas; un Mundo que ningún materialista imaginó; la ciencia de la Tierra que pasa, es primitiva si se le compara con la ciencia del Nuevo Mundo; la ciencia que viene, incluye la resurrección de toda carne; eternizará a los seres; la nueva Ciencia vencerá a la muerte; lo que la ciencia materialista jamás logrará; porque su jerarquía viviente es microscópica; nó conciben otra ciencia los pocos evolucionados; estuvieron destinados a vivir en un sólo presente; si los llamados materialistas nó creyeron en la Ciencia del Padre, nada recibirán de ella; nó serán resucitados en carne; ellos mismos lo quisieron así; nadie los obligó a no creer; perdieron su oportunidad de ser eternos en la misma Tierra; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que se creyeron únicos en el saber; porque todo orgulloso al polvo volverá; su fruto es la mortalidad; el fruto de todo humilde es la inmortalidad; es el premio prometido, que salió de sí mismo; porque cada cual probó en la vida, lo que pidió probar en el Reino de los Cielos; la forma en que lo hizo, constituye lo que se ganó; de verdad os digo, que llegó el supremo instante, de saber vuestro destino; quien es quien; quien tuvo la razón; el oro ó la espíritualidad; el materialismo ó el que buscó más allá del materialismo; quien era el ciego; los que pensaron en un sólo presente, ó los que pensaron en muchos presentes; los que pensaron en forma efímera y limitada, es lo que tendrán como premio; los que pensaron en eternidad y en infinito, es lo que recibirán; basta pensar y se recibe; el que nada pensó, nada recibe; se perpetúa su posición, mientras lo quiera; la más microscópica sensibilidad, recibe lo que debe recibir; el que pensó en perseguir a otro, será perseguido; el que amó a otro, será amado; el que engañó a otro, será engañado; el que hizo la felicidad de otro, encontrará felicidad; el que ocultó a otro, le será ocultado; el que salvó a otro, será salvado; el que perdió a otro, él será el perdido; el que alimentó a otro, será alimentado; el que violó a otro, será violado; el que protegió a otro, será protegido; el que persiguió a otro, será perseguido; el que vistió a otro, será vestido; el que robó a otro, será robado; el que aconsejó a otro, será aconsejado; el que asesinó a otro, será asesinado; el que dió de comer a otro, será hartado; el que explotó a otro, será explotado; sí hijito; todo cuanto se pensó y se hizo en la vida, dá su fruto; cada uno debió de perpetúar el buen fruto; el mal fruto sólo trae tragedia; sólo se cosecha llorar y crujir de dientes; es lo que le ocurrirá a este extraño mundo, que adoró al dios oro; he aquí que al ser todos probados por el Padre, nadie queda fuera de los acontecimientos que vienen al mundo; porque en Juicios Finales planetarios, hasta el microbio es juzjado; nadie es desheredado; porque todo cuanto exsiste tiene leyes iguales, dentro de sus leyes; lo desigual tiene equivalencia en el Padre, por toda eternidad.-

ALFA Y OMEGA