TODOS LOS QUE GENERARON IDEAS Y NÓ SE ACORDARON DEL PADRE AL PENSAR, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TODA IDEA SIN EXCEPCIÓN ALGUNA, PIDIÓ SER GENERADA EN NOMBRE DEL PADRE; BASTA DEJAR UNA IDEA SIN ESTA HERENCIA-PEDIDO, Y NO SE ENTRA AL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; sé que ves las ideas en los seres de la naturaleza; es un brote que estaba en tí desde pequeño; todo madura en la creación; y todo se manifiesta en el instante en que debe manifestarse; así es divino Padre Jehova; por tu divina gracia, veo como las ideas de los seres, viajan al espacio; veo infinitos platillos voladores que recogen las ideas; veo que las ideas tienen los mismos colores de la naturaleza; y poseen vida propia; veo que salen del cordón solar, en forma lineal y a medida que se alejan de la Tierra, se vuelven circular; así es hijito; es el alfa y la omega hecha ideas vivientes; las ideas físicas son la semilla galáctica que recogen las naves plateadas; conocida en el Reino de los Cielos y en las escrituras del Padre, como la sal de la vida; pues de toda idea microscópica, nacen vidas y planetas futuros; las ideas físicas representan en grado microscópico, la herencia del Padre; herencia que nó cesará jamás de expandirse; porque lo del Padre nó tiene límites en nada imaginado; las ideas son para vosotros, los cuerpos físicos más microscópicos que podáis imaginar; nadie niega jamás sus ideas; ni la idea niega al que la generó; idea y criatura forman el magnetismo viviente para crear futuros mundos vivientes; toda idea que generó vuestra mente pidió en el Reino de los Cielos, que al crearse en la Tierra como idea, el espíritu lo hiciera pensando en el Padre por sobre todas las cosas; lo que significa pensar en el pensar de los pensares; porque del divino pensar del Padre, han salido todos los pensares; todo pensar contiene ideas; y cada idea es un pedido hecho en el Padre; todo acto hecho en la vida por cada uno de vosotros, es simplificado en la justicia del Padre, a su mínima expresión; a simple idea; el Juicio Final es juicio intelectual a lo que hicísteis en la vida; desde el mismo instante en que empezásteis a pensar con conocimiento de causa entre el bién y el mal; a partir de los doce años de edad; de verdad os digo, que con el Juicio Final, se acabarán en este mundo, los llamados estados de derechos; forma humana de hacer justicia, fuera de las escrituras del Padre; porque la justicia de este mundo, legalizó a ricos y pobres, nó los abolió; en el Reino de los Cielos, no se conocen ni ricos ni pobres; sólo se conoce la igualdad; esta extraña justicia de vuestro mundo, llega a su fín; porque todo espíritu es probado por un instante por el Padre; ese instante para el Padre, representan para vosotros, los siglos transcurridos; en que vuestro libre albedrío pidió ser probado; pidió ser probado idea por idea; letra por letra; pensamiento por pensamiento; expresión por expresión; frase por frase; y toda palabra hablada; porque también hay quienes nó hablaron; más, el pensamiento tuvo la misma intención; de verdad os digo, que por una simple pausa dicha ó pensada con mala intención, es suficiente para nó entrar al Reino de los Cielos; porque hasta la más microscópica pausa, acusa en el Reino de los Cielos; cuando nó se mencionó al Padre por sobre todas las cosas; quien desvirtuó a las virtudes del propio pensar, nó es bienvenido al reino del Padre.-



Sí hijito; el dibujo celeste enseña que las ideas generadas por la mente, pasan en su viaje cósmico, por infinitas dimensiones; las ideas viajan en libre albedrío; se separan en distancias infinitas, unas de otras; siempre unidas por su cordón solar; tal como están unidos los que forman familias carnales en la Tierra; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que todo parentesco en la carne, es inseparable en la eternidad; aunque sólo sirva en forma momentánea en la Tierra; toda relación sexual dá lugar a una herencia galáctica que nó tendrá fín; el parentesco es viviente con libre albedrío propio; si el parentesco se queja ante el Padre, es porque se violó la ley del Padre; en toda queja del parentesco viviente, participa el todo sobre el todo de la criatura; participa carne y espíritu; porque sóis ambas cosas; participan en la justicia virtudes y moléculas; participan trillones y trillones de inteligencias que moraban en vosotros; esta revelación os fué enseñada en las escrituras del Padre, como el Arca de las Alianzas; que es el comunismo en la individualidad; compuesta por carne y espíritu; compuesta por todo lo que sóis; de verdad os digo, que la más microscópica violación mental ó física, repercute en el todo; porque materia y espíritu son solidarios por pedido y mandato celestial; esta unión en cada uno de vosotros, posee su cualidad y calidad; la diversidad infinita de ser como se es; y todos en este mundo, pidieron al Padre respetarse los unos para con los otros; para lo cual pedísteis la luz de los Mandamientos; quien nó los respetó, nó entrará al Reino de los Cielos; porque los Mandamientos son tan vivientes, como lo es vuestro espíritu; los divinos Mandamientos esperan el retorno de todos; porque con todos hicieron divinas alianzas; porque nadie es desheredado; de verdad os digo, que es tan inmenso el número de inteligencias de vuestro espíritu y carne, que el derecho a la importancia se anula; nadie es más importante, sino el Padre; que creó el derecho de la importancia, a ser probada en este mundo; de verdad os digo, que todo juicio en el Padre, nada deja al azar; porque todo pidió constituírse en ley viviente; lo que vosotros llamáis la suerte, es un pensar que nó tiene ley; porque nada sabéis de lo que habláis; la suerte es filosofía a la ventura; sin destino dentro de la ley; porque se os mandó cultivar la fé; ciertamente que la suerte es de dudosa fé; porque es producto de una psicología, salida de un extraño sistema de vida, basado en el oro; de verdad os digo, que ninguno de los que confiaron en la llamada suerte, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que jamás pronunció la palabra suerte; a uno que la pronunció; porque la psicología extraña se quejará al Padre, del porqué nadie la conoce en el Reino de los Cielos; y basta esta queja para que el espíritu, causante de todo, quede fuera del Reino de los Cielos; este ejemplo demuestra que toda psicología influenciada por lo material, se vuelve moralidad viviente en su retorno a los lejanos soles; tal como se puede ver en el dibujo celeste; el más microscópico acto realizado en la vida, se vuelve moralidad viviente delante del Padre; de verdad os digo, que esta moralidad es la misma inocencia conque salísteis del Reino de los Cielos; y con igual inocencia debéis retornar; vuestra prueba suprema en la vida, era la de conservar la inocencia; a pesar del extraño sistema de vida llamado capitalismo; de verdad os digo, que este sistema de vida cuyo Dios fué el oro, deberá pagar por todas las inocencias que fueron corrompidas; por todos los que nó entrarán al Reino de los Cielos; porque nó hay otro culpable mayor, que los inmorales del oro; he aquí al demonio de este mundo; he aquí, a los que por siglos, nó tomaron en cuenta las escrituras del Padre; hasta el último instante de los siglos de esta indiferencia, se paga; si el Padre castiga a todo pecador, mil veces más, castiga al sistema de vida en que se desenvolvió el pecador; porque nó se le enseñó la igualdad, enseñada por el Padre; de verdad os digo, que está más cerca del Reino de los Cielos, un pecador que tuvo que soportar un sistema de vida injusto, a uno que fué el artífice de tal sistema de vida; de verdad os digo, que el llamado capitalismo caerá en medio del llorar y crujir de dientes; su trágico fín, tiene por causa, el haber causado otros trágicos fines en muchas criaturas, a través de los siglos; todo se paga en la vida; nada queda al azar en la justicia del Padre; ni un segundo; ni un instante; ni una idea oculta; más aún; todo lo que ni vosotros entendísteis en la vida, es juzjado; de verdad os digo, que todo el conocimiento humano, es juzjado; porque de ideas humanas salió; he aquí una revelación, que espantará a los que siempre creyeron saberlo todo; el mismo conocimiento que creásteis, es tan viviente como lo es vuestro espíritu; con libre albedrío propio; y todo conocimiento acusa a sus creadores, cuando éstos no consideraron al Padre; igual ley se cumple en todo arte, ciencia, literatura, filosofía, historias; y la acusación es idea por idea; instante por instante; hecho por hecho; de verdad os digo, que nuevo saber viene al mundo; porque nace nuevo mundo; un mundo que los ilusionados, nunca imaginaron; porque nunca investigaron lo del Padre; nunca buscaron; ninguno que nó buscó en su vida, entrará al Reino de los Cielos; porque faltaron a la propia promesa hecha al Padre; de verdad os digo, que todo lo prometísteis; todo lo que vuestra mente pueda imaginar; es por ello que vuestro Creador puso en sus escrituras: adorarás a tu Dios y Señor por sobre todas las cosas; he aquí una profecía de un futuro modo de expresarse de su Creador; porque el término Dios y Señor, de vosotros salió; una forma de expresión de vuestra evolución; de muchas maneras llamáis al mismo Dios; de verdad os digo, que tal desacuerdo en llamarlo, es falta de amor en una búsqueda común; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, una humanidad que buscó un sólo nombre para el Creador de todas las cosas; a una humanidad que nó se preocupó de hacerlo; ciertamente que la soberbia de las llamadas religiones, es la que creó confusión de nombres; de verdad os digo, que ningún religioso entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que sembró confusión; de verdad os digo, que la extraña forma religiosa, es desconocida en el Reino de los Cielos; y toda forma de violación es desconocida; el reino del Padre es reino de un sólo Dios nomás; de un sólo término; ese divino término es Padre Jehova; porque nó se puede servir a muchos señores; de verdad os digo, que quien sirvió a muchos señores, nó entrará al Reino de los Cielos; porque la creencia es viviente; y acusa al espíritu que le confundió con muchos dioses; en este mundo sólo quedará un sólo Dios nomás; porque siempre ha habido un sólo Dios; la verdad es una; ningún mundo que ha hecho de una verdad, varias, entra al Reino de los Cielos; he aquí la tragedia de los que creyeron en religiones; porque fueron divididos en sus creencias; sólo satanás divide y se divide así mismo; ningún espíritu dividido entrará al Reino de los Cielos; ninguno que creyó en las llamadas religiones, a logrado entrar al reino; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que nó oyó hablar de religiones, a uno que oyó; porque el oído es viviente delante del Padre; y acusa al espíritu que le dejó oir, una creencia que nó es del Reino de los Cielos; he aquí un llorar y crujir de dientes, de los que concurrieron a templos religiosos; de verdad os digo, que el único templo material es el mismo hogar; ¿nó se os enseñó que vuestro Dios, está en todas partes? y si está en todas partes, ¿para qué los lujosos templos? de verdad os digo, que los templos nunca han sido del agrado del Padre Jehova; y mucho menos los templos que son producto de la explotación de la fé; el comercio de la creencia de otros; he aquí a la roca; la llamada iglesia; creada para interpretar las escrituras del Padre; una falsa y errónea interpretación del evangelio del Padre; la llamada iglesia de este mundo, se alió con los seguidores del oro; nó los combatió; porque al demonio hay que combatirlo; esta extraña iglesia dice servir a un sólo Dios nomás; en circunstancias que sirve a varios y ninguno de los que sirve, le abrirán las puertas del reino; porque desvirtuaron el evangelio del Padre; más les valdría a los espíritus religiosos, nó haber pedido al Padre, la prueba de enseñar su divina palabra, dividiendo las mentes en muchas creencias; porque serán acusados en el reino del Padre, de haber confundido a millones de mentes; de verdad os digo, que el llamado mundo cristiano los despreciará; porque causaron la más grande tragedia, en el destino de todo espíritu humano; nó exsiste tragedia mayor, que la de saber que nó se entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que la revelación del Padre Jehova, se impondrá en este mundo; tal como se impusieron las del pasado; ninguna ley humana podrá impedirlo; porque el Padre está en todas; ¿nó se os enseñó que Dios está en todas partes? está también en vuestras leyes; de verdad os digo que llegó el fin de vuestras pruebas; porque toda prueba de vida, tiene su término; sabréis cosas y leyes del reino, como jamás nunca se supieron en este mundo; sabréis que es lo que ocurrió en el punto del universo, de donde salísteis; sabréis vuestro pasado; porque todo espíritu nace de nuevo en incontables mundos; y al nacer de nuevo, vá dejando atrás, un pasado vivido; muchos presentes habéis tenido; y los tendréis por toda eternidad; muchos juicios planetarios habéis vivido; porque nadie es único en su experiencia; el mundo en que estáis, presenciará la gloria de un Hijo Solar; que llegó al mundo brillante como un sol de sabiduría; contemplaréis, lo que el pueblo hebreo contempló en el pasado; como igualmente contempló el pueblo romano; y veréis avergonzados, que el poder de la humildad nó tiene igual; que las glorias de la Tierra, nada son; temblarán las naciones; porque les llegó el fín como tales; pues quedará un sólo rebaño; de verdad os digo, que la pluralidad de naciones, nunca fué agradable al Padre Jehova; porque el reinar divididos, es propio de satanás; las naciones en sí mismas, no es un árbol que plantó el divino Padre; porque hicisteis las cosas, según el oro y nó según las escrituras; quien siguió al oro, se queda con la muerte; quien se guió por las enseñanzas del Padre, vuelve a ser niño; es resucitado en carne nueva, el año 2001; he aquí la divina justicia que vosotros mismos pedísteis en el Reino de los Cielos; justicia que penetra en todo lo que hicísteis en la vida; en lo más recóndito y microscópico de vuestra mente; penetra en toda idea que vosotros mismos generásteis y que jamás las vísteis.-

ALFA Y OMEGA