TODOS LOS QUE ENGAÑARON HABLANDO COMO FUNCIONARIOS DE GOBIERNO, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; NINGÚN FUNCIONARIO DE GOBIERNO DE ESTE MUNDO, A ENTRADO AL REINO DE LOS CIELOS; NI NINGUNO ENTRARÁ; ES MAS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO, UNO QUE NÓ PERTENECIÓ A GOBIERNO ALGUNO, A UNO QUE PERTENECIÓ.-

Sí hijito; todo funcionario de gobierno, nó entrará al Reino de los Cielos; porque serán acusados delante del Padre, de complicidad en un sistema de vida, que nó está en sus escrituras; ellos sabían que había un divino mandato; sabían de la exsistencia de los Mandamientos; más fueron ciegos; se dejaron ilusionar sin profundizar los propios acontecimientos de sus vidas; para estos espíritus, era más importante llegar a ser un buen funcionario terrenal, que un buén hijo del Eterno; de verdad os digo, que pedísteis nacer para servir al Padre por sobre todas las cosas; más, ni las escrituras aprendísteis; sóis hijos del sacrificio según el mundo; y no según el Padre; de verdad os digo, que si bién tenéis ganado puntaje mundano por servir a los demás en necesidades mundanas, nó entráis al Reino de los Cielos; porque lo que hicísteis, nó fué hecho en nombre del Padre; si lo hecho en vuestras vidas, hubiese sido hecho en nombre del Padre, el Padre os recibiría en el reino; de verdad os digo, que todo funcionario de gobierno, que ganó sueldo mayor que los que ganaban los humildes, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque fué mandado que todo humilde es primero delante del Padre; la humildad es la pobreza misma; que salió de un sistema en que vosotros fuísteis cómplices; pues contribuísteis a su reinado; ninguno de vosotros renunció ante tanta hipocrecía e inmoralidad; si uno de vosotros lo hubiese hecho, os aseguro que tal hijo, entraría al Reino de los Cielos; de nada os sirvió el haber servido a los seguidores del oro; de verdad os digo, que todo servicio hecho a los demás con interés, no recibe paga en el reino; y todo servicio prestado por vosotros a los demás, tiene un descuento de dos tercios del total de puntaje ganado; es así que si un hijo ganó un trillón de puntitos por servir a los demás, el sólo hecho de hacerlo por paga, le reduce el trillón de puntitos, a un tercio; porque no se puede servir a dos señores; nó se puede servir a dos filosofías; no podíais servir al interés, y al mismo tiempo a Dios; porque el espíritu se divide; y ningún espíritu dividido, entra al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; de verdad os digo, que todo puntaje que sirve a dos señores, también se divide; y más os alejáis del Reino de los Cielos; a cada instante que transcurre, más alejados estáis; porque la justicia del Padre, transcurre segundo por segundo en toda vida; y aún en menos del segundo; el alejamiento de instante por instante del Reino de los Cielos, sólo se detiene cuando la criatura deja de servir a dos señores; cuando deja de servir a un señor inmoral por otro más moral; he aquí vuestra caída funcionarios de gobiernos de un extraño sistema de vida; vosotros prometísteis al Padre, servir sin interés; hicísteis lo opuesto a vuestra promesa; de vosotros salió el llorar y crujir de dientes; fuísteis eficientes en lo material y desgraciados en lo espíritual por servir a dos señores.



Sí hijito; este dibujo celeste enseña el alejamiento del Reino de los Cielos; los platillos voladores son ángeles de luz que controlan el universo; los pequeños círculos de colores, son las ideas humanas que viajan al cosmos; toda idea que a viajado desde el principio del mundo, a sido recogida por estas naves celestes; igual divino trabajo tienen con los espíritus humanos y de todas las especies de la naturaleza; de verdad os digo, que nadie a entrado al Reino de los Cielos, porque nó se formó un gobierno universal, basado en las escrituras del Padre; la humanidad terrestre así lo prometió al Padre, por sobre todas las cosas; por mucha perfección que haya logrado este mundo, nó entrará al Reino de los Cielos; porque por sobre toda perfección, está la obediencia al Padre; quien nó considera al Padre, nó se considera la gloria para sí mismo; de verdad os digo, que todo Padre y madre al nó preferir al Padre por sobre todas las cosas, dejaron también fuera del Reino de los Cielos, a sus hijos; porque toda carne es hereditaria del conocimiento de sus creadores; toda molécula de carne es influenciada por el espíritu; toda carne es heredera del mismo desarrollo que le dieron los padres; por mucho que se perfeccione los hijos, está siempre sobre ellos, la influencia de sus padres; al pedir todos los espíritus humanos un libre albedrío en este planeta Tierra; pidieron al Padre, tratar de crear el comunismo en sus enseñanzas; esas enseñanzas son las escrituras del Padre Jehova; escrituras y Mandamientos; nadie pidió dividirse ni mucho menos olvidar la promesa común al Padre; he aquí el mundo dividido en uso de su libre albedrío; he aquí la obra de los demonios del libertinaje; porque toda libertad creada de un sistema de vida, que nó tomó en cuenta al Padre, es libertinaje de las criaturas; que habiendo tenido un divino mandato, nó lo cumplieron; de verdad os digo, que ninguno de vuestros paladines que os hablaron de libertad, han entrado al Reino de los Cielos; ni ninguno de sus seguidores; porque la libertad que pregonaron, es libertad con extraña moral; salida de conceptos que violaron la ley del Padre; ninguna libertad se gana, si en nombre de ella, se pisotea los mandatos del Padre; de verdad os digo, que toda guerra y toda matanza que tuvo y tiene este mundo, se paga ojo por ojo, diente por diente, célula por célula, molécula por molécula, cabello por cabello; primero está lo de Dios por sobre todas las cosas; he aquí la caída de los que os hablaron de libertad; la libertad de vuestros antepasados, averguenza al Padre; porque este mundo se dió libertad, sin que sus humildes sean los primeros; de verdad os digo, que todos los que formaron gobiernos conquistada la libertad, ninguno dió primicia al más humilde de los humildes; sabiendo esos ilustrados, que todo humilde es primero, en los divinos mandatos; he aquí un llorar y crujir de dientes; he aquí se cae un vendaje de ceguera; he aquí lo que era verdad y no lo era; he aquí la caída de unos demonios, que pidieron probar sus filosofías de libertad, en un mundo de la luz; he aquí la falsa historia de la Tierra; he aquí que habéis venerado a los anticristos; a los que mataron y se valieron del nombre del Padre; de verdad os digo, que basta violar una microscópica parte de los mandatos del Padre, y se es un anticristo en el grado que corresponde; he aquí a los demonios de la fuerza; de una violación a la ley del Padre, sacan una causa; causa de muerte en la eternidad; porque el que mata a espada, muere a espada; el que emplea la fuerza, cae por la fuerza; en las futuras exsistencias cuando el espíritu pide pagar las muertes que causó a otros en exsistencias pasadas; cuando pide hacerlo ojo por ojo y diente por diente; de verdad os digo, que por cada víctima, se pagan en trillones de exsistencias fuera del Reino de los Cielos; porque una criatura tiene trillones de células; y ninguna de ellas, es menos delante del Padre; a todas escucha el Padre; porque a todas las creó; ¿nó se os enseñó que todo lo creó Dios? de verdad os digo, que siendo las células microscópicas, ellas son grandes en el Reino de los Cielos; adquieren tamaños colosales; tan inmensos, que sí las viérais, os llenaríais de pavor; y célula por célula, se quejan al Padre cuando han sido asesinadas antes de cumplir su tiempo en la vida; porque todo cuanto exsiste, pidió su tiempo para cumplir sus propias leyes; de verdad os digo, que hasta el tiempo robado a las células, se queja delante del Padre; he aquí el universo viviente del Padre Jehova; he aquí la futura filosofía del universo en este mundo; he aquí un universo que siempre a exsistido; he aquí el fín de vuestro olvido con respecto del lugar, de donde venís; he aquí soy la luz del conocimiento; partiendo desde el punto en que fuísteis creados; porque nó hay conocimiento completo, si no se sabe de donde se salió; he aquí el Alfa y la Omega; el principio y el fín; principio y fín de una forma de vida, que pidió olvido de su lugar de orígen; he aquí el fin del mundo de la prueba; he aquí el llorar y crujir de dientes, de un mundo que siendo probado porque lo pidió, cayó en la prueba elegida; he aquí la tragedia de un mundo que violó la ley; he aquí la sorpresa pedida en el Reino de los Cielos; como la sorpresa que causa un ladrón de noche; he aquí el fín del materialismo explotador; he aquí la caída de satanás; porque nadie querrá trabajarle a los creadores de la explotación; porque más y más, sus seguidores se alejan del Reino de los Cielos; instante por instante; he aquí la más grande revolución de este mundo; tan grande será, que cambiará al mundo; nace nuevo mundo; de verdad os digo, que quien fué del mundo, nó entrará al nuevo mundo; ningún mundano entra; de verdad os digo, que ningún conocimiento del materialismo explotador quedará; es más fácil que quede un ignorante del mundo que se vá, a que quede uno que aprendió conocimiento violando la ley del Padre; de verdad os digo, que veréis la resurrección de toda carne; más, para ganar el supremo premio, no hubo que haber violado la ley del Creador; de verdad os digo, que ningún engañador de este mundo, será resucitado en carne; cumplirán con la ley de la muerte; sólo los humildes de corazón son premiados; he aquí otro llorar y crujir de dientes; todo el que nó creyó en la resurrección de su propio cuerpo físico, nó será resucitado; porque sencillamente nó creyó; de verdad os digo, que basta nó creer, y nó se recibe; el que cree recibe; he aquí la fé del Reino de los Cielos, se os mandó cultivar la fé; cuando el Hijo Primogénito os dijo: la fé mueve montañas; quiso deciros: la fé todo lo puede; si los hombres de genio, no tuviesen fé en sus inventos, nó habrían inventos; lo de arriba es igual a lo de abajo; quien niega abajo, nada espere arriba; y la resurrección de la carne, os es enviada desde arriba; y siempre a estado abajo; porque estaré entre vosotros, hasta la consumación de los siglos; he aquí la ley del nacer de nuevo; ó ley de reencarnación; porque mi Hijo Primogénito nace y muere nace y vuelve a morir; tal como lo hacéis vosotros; y nó por eso deja de ser eterno; lo habéis tenido siempre en el mundo y nunca se a manifestado; porque todo tiempo pedido en la vida, debe cumplirse; y la Trinidad Hijo, cumple el que le fué divinamente dado; y se manifiesta cuando lo ordena el divino Padre por telepatía viviente; tal como fué en el pasado; cuando encarnó en Moisés y Cristo; he aquí a la Trinidad en misión divina; y como os fué enseñado: por el fruto se conoce al árbol; sólo la Trinidad dá la luz de lo que nunca se supo; lo que ya sabéis, no es necesario repetirlo; más, lo que hicísteis en la vida, es juzjado; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; pedísteis Juicio Final y olvido de como sería el Juicio; porque pedísteis ser probados en todo lo que sóis; y fuísteis probados y ahora sóis juzjados; he aquí el fín del Alfa; y el fín del principio; la primera etapa de vida de este mundo; un período primitivo; porque lo que está por venir, es la verdadera ciencia; sin menospreciar la ciencia vuestra; sólo que nó tomó en cuenta al Padre en sus investigaciones; se anuló; porque sin el Padre, nadie se eterniza; es más fácil que logre la eternidad en este mundo, uno que fué humilde y despreciado; a que la logren todos los científicos y sabios que a tenido este mundo; de verdad os digo, que los juicios finales del Padre, cuando se hacen presente en los mundos, hace caer todo orgullo y toda tiniebla que reinó en el tiempo pedido; de verdad os digo, que sólo el Padre y sus doctrinas vivientes, transforman los mundos; tal como ocurrió en el pasado; he aquí la Revelación que pedísteis; pedísteis los Rollos del Cordero de Dios; más, a los primeros que les fué dado verlos, los negaron; así como negaron una revelación que se presentó al mundo, en el nombre del Padre, así también serán ellos negados; de verdad os digo, que por causa de éstos incrédulos, más alejados estáis del Reino de los Cielos; porque vuestro arrepentimiento debió haber ocurrido hace ya varios años; son trillones de segundos, que corresponden a trillones de exsistencias, que debéis cumplir fuera del Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que pidieron ser ellos los primeros, en recibir la revelación; más les valdría, nó haber pedido ser los primeros; de verdad os digo, que el mundo los maldecirá; los culpará por el atraso en dar las nuevas del Padre; el más doloroso de los atrasos acaecido en este mundo; de verdad os digo, que todos sin excepción alguna, prometió al Padre, que todo lo que se relacionara con él, sería lo primero en el mundo; ¿fué lo primero? ciertamente que nó; si el Padre hubiese sido el primero en este mundo, ciertamente que otra sería la historia de este mundo; si vuestro Padre hubiese sido el primero, este mundo nó habría conocido la explotación, en ninguna forma imaginada; no se conocería la inmoralidad ni escándalo alguno; ciertamente que por vuestras obras, se conoce que el Padre nó fué primero en este mundo; pues ninguna obra humana, alcanza a entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que sólo naciendo de nuevo, podríais entrar al Reino de los Cielos; pidiendo nueva exsistencia hay nueva oportunidad; es por eso que fué escrito: el que nó naciere de nuevo, nó vé el reino de Dios; porque sólo en estado de inocencia, se entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que vuestros creadores que os dieron el sistema de vida capitalista, tendrán que responder del atropello de la inocencia de millones de hijos; porque al conocer el dinero, conocieron los vicios; si nó hubiesen conocido el dinero, nó habrían conocido los vicios; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que ni escuchó hablar de capitalismo, a uno que escuchó; porque los oídos se quejan de haber escuchado una violación viviente, que nó prometieron escuchar en el Reino de los Cielos; el mundo que os tocó vivir, será estremecido hasta las últimas fibras; porque lo más recóndito del espíritu, será juzjado; porque estando Dios en todas partes, está en lo más recóndito que la mente pueda imaginar; de verdad os digo, que hasta la nada que imaginó la mente, es juzjada en el Reino de los Cielos; porque la nada tiene los mismos derechos que la materialidad en sus leyes; nadie es menos en derechos, delante del Padre; la igualdad está en todos en sus respectivas leyes; de verdad os digo, que al nacer de nuevo, cada uno de vosotros, cambia de conocimiento; porque una exsistencia nueva, trae consigo conocimientos nuevos; más, en cada exsistencia y en cada mundo, hay Sagradas Escrituras que deben cumplirse; nó todas son iguales; porque de todo hay en la viña del Padre; las escrituras del Padre, son dadas a los mundos, según su evolución; toda escritura marcha paralela al entendimiento de las criaturas del mundo; ó de los mundos; es así que la actual Revelación, no serviría para otra época del mundo; porque los conceptos del espíritu, están en otras dimensiones; en otra cualidad y calidad; de verdad os digo, que toda escritura del Padre fué un divino acuerdo entre el Creador y sus criaturas; fué un acuerdo común en que cada individualidad la interpretaría a su manera tratando de imitar el comunismo celestial que vió en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo lo que se imite del Reino de los Cielos, en los lejanos planetas, aún en lo más microscópico, es puntaje ganado; porque es un grado de fé de suprema cualidad y calidad; nadie pidió al Padre, hacer lo opuesto que vió en el Reino de los Cielos; todo lo que se vé en el reino, maravilla a todo espíritu; y saben los espíritus del universo, que la más microscópica imitación, les reporta puntaje celestial de luz; he aquí el porqué todos prometieron cumplir lo de Dios, por sobre todas las cosas; porque todo lo exsistente termina ante el Padre; porque si todo lo creó el Padre, también creó los infinitos puntos de partida que todas las mentes pueden imaginar en sus cualidades y calidades.-

ALFA Y OMEGA