TODOS LOS QUE ENCARCELARON A OTROS, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; TALES CARCELEROS SE VAN ALEJANDO DEL REINO DEL PADRE, A MEDIDA QUE TRANSCURREN LOS SEGUNDOS DE ENCARCELAMIENTO; SÓLO CESA EL ALEJAMIENTO, CUANDO LOS REOS SON PUESTOS EN LIBERTAD.-

Sí hijito; todos los que contribuyeron al encarcelamiento de todo reo, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque nadie pidió al Padre, encarcelar a nadie; porque al salir vosotros del lugar en donde fuísteis creados, nó conocías el sistema de vida que salido del oro; no imaginábais la violación a la ley del Padre, en el lejano mundo al cual iríais; he aquí una verdad que estremecerá a los más grandes del sistema de vida de este mundo; los grandes son los que ocuparon los puestos altos; de verdad os digo, que ningún grande de este mundo, a entrado ni entrará al Reino de los Cielos; a nadie se le mandó engrandecerse más que otro; los hombres debieron haber creado un sistema de vida, en que esto no debió haber ocurrido; pues todos prometieron cumplir lo de Dios, por sobre todas las cosas imaginadas; y dentro de todas las cosas imaginadas, están los sistemas de vida; las formas de gobierno; si se os enseñó que vuestro Dios está en todas partes y que todo lo vé, está también en todas las mentes; que planea todo lo humano; de verdad os digo; que vuestro Dios todo lo vé y no se deja ver; porque así lo pedísteis vosotros, al pedir la prueba de la vida; vuestro Creador se hace invisible por respeto a lo que vosotros mismos pedísteis; esta forma de pedido es común en el universo; nó tiene límites; porque nada en el Padre lo tiene; los hijos en virtud del libre albedrío viviente, piden su propia forma de vida; porque nada es imposible para el Padre; los hijos piden y el Padre aconseja; porque los hijos no ven el futuro como lo vé el Padre; el Padre vé sus futuros triunfos y sus futuras caídas; no sólo de una exsistencia; sino que de todas; porque el Padre es infinito; vé lo que aún no se materializa; y habiéndose materializado, vuelve a ver lo que vendrá; he aquí una de las infinitas cualidades del Padre; y su obra es el universo; un universo que siempre se expande más y más; de verdad os digo, que de todos vosotros sale una microscópica parte del universo; que se vuelve gradualmente colosal; es por ello que fué escrito: Cada uno se hace su propio cielo; porque de las ideas generadas por cada uno en la vida, nacen futuros planetas; todo planeta nace siendo una invisible idea; es por eso que fué escrito: Hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; hay que ser microscópico como una idea, para llegar a ser un colosal planeta; porque nada es imposible en el Padre; de lo sencillo y simple, saca lo colosal; lo infinito; de verdad os digo, que todo el que encarceló a otro, habrá creado en sus ideas, futuros mundos de prisión; estos mundos empiezan a nacer desde lo invisible a visible; se inician desde microscópicas dimensiones, que el ojo humano jamás verá; esta ley de creación expansiva, no cesa jamás; y es para todas las ideas; para todas las intenciones que fueron ideas; de verdad os digo, que de vosotros mismos sale la forma del futuro cuerpo carnal que tendréis en la próxima exsistencia; porque todo espíritu vuelve a nacer de nuevo; y no cesará jamás de hacerlo; porque salió de un Padre que no tiene límites de nada imaginado.-



Sí hijito; todo dibujo celestial salido del Padre, tiene infinita explicación; porque lo del Padre nó tiene fin; en ninguna forma imaginada; este dibujo celeste representa la caída de todas las cárceles del mundo; y representa el llorar y crujir de dientes de los que crearon las cárceles; nadie pidió al Padre encarcelar a nadie; porque nadie vió cárceles en el Reino de los Cielos; ni nadie vió nada semejante a vuestro sistema de vida; porque nadie vió egoístas ni explotadores en el Reino del Padre; de verdad os digo, que ningún reo quedará en las cárceles de este mundo; porque toda prueba espíritual tiene un fín; tiene un término; los carceleros de este mundo, se llenarán de miedo y espanto cuando llegue a sus manos, la Revelación del Padre; escenas desgarradoras verá este mundo; de verdad os digo, que el Hijo Primogénito ya está en la Tierra; muchos le han visto y han conversado con Él; más, no le han creído; sólo le creerán cuando demuestre poder en la naturaleza; más, ninguno que no le creyó, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque todos de este mundo, pidieron al Padre reconocerle aún sin la presencia de prodigios; escrito fué: Por el fruto se conoce el árbol; los incrédulos primeros vieron el fruto de los Rollos del Cordero, y nó creyeron; cayeron ante lo que ellos mismos pidieron en el Reino de los Cielos; la razón de ello radica en que estaban influenciados por una extraña moral; salida de un extraño sistema de vida; estaban ilusionados en un efímero mundo material; consideraron la palabra del Padre, como el resto de las otras; fueron sorprendidos; como es sorprendido un ladrón de noche; una sorpresa con llorar y crujir de dientes; porque por esta sorpresa, ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; he aquí a los primeros en la más grande Revelación dada a este mundo; la revelación del juicio final, es revelación intelectual que se extenderá por sobre la Tierra; porque la Tierra toda salió de un sólo Creador; cuando el Padre determina enviar una doctrina a cualquier mundo, ninguna ley de esos mundos, puede oponerse; porque toda la naturaleza del respectivo mundo, reconoce al Enviado del Padre; materia y espíritu le reconocen; porque ambas pidieron en el Reino del Padre, reconocerle; ambas tienen los mismos derechos ante el Padre, en sus respectivas leyes; es por ello que fué escrito: Todos son iguales en derechos delante de Dios; el término todos es para la materia y el espíritu; para las infinitas moléculas y las infinitas individualidades; porque delante del Padre, materia y espíritu son una mima cosa; lo que para vosotros os parece imposible, para vuestro Creador nó lo es; porque vosotros pensáis sólo de una manera con variaciones; y el Padre piensa en grado infinito; porque habiéndolo creado todo, está instantáneamente en todos; y todo lo que el Padre expresa, es profético; porque lo hace viendo las escenas y hechos del futuro; porque Él creó todo futuro; he aquí que cada letra y cada parábola de sus escrituras son proféticas; de verdad os digo, que ellas contenían los premios al mundo; más, el mundo nó le tomó en cuenta por sobre todas las cosas; porque el mundo se dejó ilusionar por un sistema de vida, inmoral y escandaloso; si le hubiese tomado en cuenta, ello jamás habría ocurrido; y nó tendríais que enfrentar un divino juicio; si hay juicio es porque se violó una ley; la ley de la cual salieron todas las demás; y de la cual salió el universo; de verdad os digo, que el juicio mayor recae en los que fueron mayores en la violación; y el juicio menor en los que fueron menores en la violación; porque cada uno recibirá según sus obras; siendo los sufridos, los mayores premiados; porque todo sufrido más se acercó al divino mandato: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; la más mínima causa de esfuerzo que podáis concebir, es premiada en el Reino del Padre; he aquí una ley que hará llorar a los cómodos del mundo; a los que pidieron tenerlo todo, menos el mérito de habérselo ganado con el sudor de frente; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos aquéllos que lograron la prosperidad por el dinero; los traficantes de dinero y nó del trabajo; porque todos aquéllos que lograron suntuosidad en la vida, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque con su habilidad para hacer producir al dinero, se alejaron del mérito espiritual; desvirtuaron lo del Padre; y todo el que desvirtuó lo que era del Padre, nó entra al Reino de los Cielos; he aquí el fruto de la ilusión de la vida, que os dió el dinero; la comodidad lograda sin mérito, nó es del Padre; vuestra comodidad ricos del mundo, es desconocida en el Reino de los Cielos; porque vuestra filosofía lo es; en verdad os digo, que tenéis el mismo destino de los llamados religiosos; porque ninguna religión se conoce en el Reino de los Cielos; fueron creaciones humanas, que no interpretaron las escrituras del Padre; fué sólo un comercio de algo que nunca estuvo en las escrituras del Padre; ni lo estará; la palabra religión nó figura en ninguna escritura del Padre; por lo tanto este mundo fué engañado; en verdad os digo, que ningún engañador del mundo, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, un ignorante que nó engañó, a que entre un ilustrado que engañó; de verdad os digo, que tal engaño tiene atrasado a este mundo en veinte siglos; en su plano moral y espiritual; nunca la confusión de creencias, ha hecho progresar a los mundos; porque hay sólo un Dios; de verdad os digo, que los religiosos dividieron a este mundo, tal como satanás dividió a los ángeles del Reino; escrito fué para los que presumieron saber la verdad: Sólo satanás divide y se divide así mismo; toda división perpetúa la injusticia y nunca unifica a los mundos; tal como le sucedió a la Tierra; de verdad os digo, que más les valdría a los engañadores, haber renunciado a tiempo que seguir engañando al mundo; porque ninguno que perteneció al mundo cristiano, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no fué cristiano, a uno que lo fué; hay muchas clases de cristianismo; al cristianismo que comerció con la fé y la sinceridad de un mundo, es inmoral delante del Padre; porque nadie prometió al Padre, ni engañar ni comerciar con sus semejantes; he aquí la cualidad y la calidad de lo que fué vuestro cristianismo; una extraña creencia que se dividió así misma; porque ningún espíritu que conoció religión alguna, entrará al Reino de los Cielos; porque se dividieron al ser influenciados por un engaño; por una extraña moral; de verdad os digo, que todas vuestras 318 virtudes de vuestro espíritu, os acusarán delante del Padre, de haberlas influenciado con una extraña forma de adorar al Padre; forma de adoración y de comercio; forma extraña en imágenes y templos; porque todos sabían antes de salir del Reino de los Cielos, que el Padre nó necesitaba de templos; porque en todas partes está; por lo tanto el templo está en sí mismo; en la conciencia misma; de verdad os digo, que hasta las microscópicas moléculas conque fueron construídos los templos de este mundo, acusarán en el Reino del Padre, a los constructores de tan extraños templos; las moléculas como las virtudes, tienen los mismos derechos a que tiene vuestro espíritu; porque nadie es menos delante del Padre; ni la materia ni el espíritu; en el universo viviente del Padre Jehova, su divina justicia es perfecta; porque todos sin excepción alguna, se vuelven vida en su presencia; al volverse vida, todos se quejan al Padre y todos le alaban; he aquí por qué este mundo llorará en presencia del Hijo Primogénito; porque toda virtud contenida en todo espíritu, le reconocerá; la naturaleza misma hará igual; he aquí una ley propia de un Primogénito Solar; porque nuevos divinos términos trae al mundo, la Revelación; tal como los trajeron las otras doctrinas; porque así como progresaron los hombres, así también progresa lo que es del Padre; y cuando los mundos conocen los progresos dados por el Padre; los mundos, cambian en sus costumbres; más, en vosotros, este cambio se inicia con un juicio final; con un llorar y crujir de dientes; porque fuísteis engañados por lo que os dieron un extraño sistema de vida; y una extraña forma de creencia en el Padre; de verdad os digo, que ni capitalismo ni religión alguna, se conocen en el Reino de los Cielos; porque éste mundo nó cumplió con lo que le prometió al Padre, por sobre todas las cosas; le prometísteis tomarlo en cuenta hasta en lo más mínimo, que vuestra mente pueda imaginar; más, lo olvidásteis; porque conocísteis la división del espíritu; de verdad os digo, que por causa de los que os engañaron, ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujir de dientes universal; he aquí la obra de satanás; porque sólo satanás divide y termina dividiéndose así mismo; porque los mismos que os dividieron, serán ahora divididos; con la vara con que midieron a otros, así serán ellos también medidos; todo lo que hicieron a otros, se les hará a ellos; ellos crearon a los pobres porque quisieron tener más; ahora a ellos les toca ser pobres; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que este mundo se estremecerá ante la presencia de un padre solar; que maravillará a este mundo, con su sabiduría solar; tal como se os venía avisando por siglos y siglos; escrito fué: Y vendrá al mundo, como un sol de sabiduría; porque viréis resplandecer su rostro; el divino fuego del divino Padre Jehova; está en Él; tal como lo estuvo cuando pidió nacer como Moisés; porque todo espíritu nace de nuevo; y al nacer, nuevas formas físicas pide al Padre; de verdad os digo, que quienes nó creyeron en su retorno, espantados quedarán; porque ningún incrédulo quedará en este mundo; y que los que pidieron ser los primeros en reconocerle y nó creyeron, desearán nó estar en este mundo; desearán nó haber nacido; envidiarán a los muertos; de verdad os digo, que siempre la Trinidad solar, se presenta a los mundos, en la forma más humilde; siempre ha sido así; todas las trinidades del universo, complacen al Padre por sobre todas las cosas; porque saben que los humildes son los primeros en su divina presencia; las trinidades siempre sorprenden a los mundos; porque materia y espíritu son probados por el pedido celestial; de verdad os digo, que la aparición del Hijo Primogénito de este mundo, sorprendió al mundo; porque los encontró a todos ilusionados y viviendo una extraña moral; de verdad os digo, que todo llorar y crujir de dientes, se deberá a que conocísteis un extraño é inmoral sistema de vida; porque los hombres de este mundo, nó hicieron las cosas según las escrituras; las hicieron según el dinero; las hicieron según los hombres y sus intereses; he aquí la causa de todo llorar y crujir de dientes; el sentimentalismo se apoderará de este mundo; porque todas las virtudes del espíritu son sentimentales; la Revelación viene al mundo por que el mundo la pidió; todo lo imaginado se pide en el Reino de los Cielos; vosotros la pedísteis en la misma forma física de lo que sóis; y al pedirla, prometísteis al Padre, nó dejaros sorprender en medio del olvido del pasado; más, ocurrió lo contrario; los que pidieron ser los primeros en recibir los Rollos del Cordero, nó le dieron la importancia debida; así también a ellos, nadie les dará importancia fuera de este mundo.-

ALFA Y OMEGA