TODOS LOS QUE CULTIVARON LA FÉ RELIGIOSA, EN LA PRUEBA DE LA VIDA, DEBEN SUMAR TODOS LOS SEGUNDOS DE TAL CREENCIA; Y DEBEN DIVIDIR SU PREMIO, POR EL NÚMERO TOTAL, DE RELIGIONES, QUE CREÓ EL LIBRE ALBEDRÍO HUMANO; ESCRITO FUÉ: SÓLO SATANÁS DIVIDE Y SE DIVIDE ASÍ MISMO; UNA COSA ES LA DIVINA PSICOLOGÍA DEL DIVINO EVANGELIO DEL PADRE JEHOVA; Y OTRA COSA ES LA EXTRAÑA PSICOLOGÍA, SALIDA DE LAS EXTRAÑAS RELIGIONES; ESTA EXTRAÑA FORMA DE FÉ, SURGIDA DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA DEL ORO, DIVIDIÓ EL CONCEPTO UNIVERSAL, DE UN SÓLO DIOS NOMÁS; LAS LLAMADAS RELIGIONES, NO ESTÁN ESCRITAS EN EL DIVINO EVANGELIO DEL PADRE JEHOVA; LA HERENCIA RELIGIOSA, CAUSA LA MAYOR TRAGEDIA ESPÍRITUAL, EN LOS QUE LA CULTIVARON; PORQUE NINGÚN ESPÍRITU PENSANTE PIDIÓ AL PADRE, DIVIDIRSE ASÍ MISMO; PORQUE NINGUNO QUE SE DIVIDIÓ ASÍ MISMO, NINGUNO ENTRARÁ AL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; así es; cuando mi divino Hijo Primogénito Solar Cristo dijo: Sobre esta roca construiré mi iglesia, lo dijo pensando en la divina psicología del evangelio del Padre Jehova; no pensó en división mental alguna; porque el divino evangelio del Padre, enseña la igualdad en todas las formas imaginables; porque siendo el Padre infinito, sus divinos términos invaden también lo infinito; de verdad os digo, que la suprema prueba del libre albedrío humano, fué y es, el no haberse dividido en una extraña confusión, frente a un sólo y mismo evangelio; si satanás divide, lo mental humano, jamás debió haber imitado a satanás; ni en lo más microscópico; la interpretación del divino evangelio del Padre Jehova, debió de haber sido una sóla, dentro de cada individualidad humana; muchos dirán que nadie piensa igual a otro; es muy cierto; más, la experiencia del no dividirse, salió de cada uno de vosotros; porque todo lo imaginable se pidió al Padre; vosotros desconocíais, la sensación de no dividirse; pedísteis al Padre, conocer en vosotros mismos, un libre albedrío, cuya cualidad y calidad, era el no entenderse mutuamente; y compartir en diferentes sensaciones mentales, las mismas experiencias, de la prueba de la vida; y toda experiencia posee a la vez, su propio reino o macrocosmo; todo cuanto genera la mente pensante, todo se vuelve universo; nada perece; todo lo imaginado en la prueba de la vida, todo se vuelve cosmos ó sal de vida; hasta vuestro gusto de paladar, se vuelve galaxia; el sello divino del Padre, es el infinito mismo; los que dividieron y los que se dejaron dividir, crearon futuros reinos, en que perpetuaron la división; he aquí un drama que comienza en este mundo, con el llorar y crujír de dientes; reconocer en un instante dado, la propia herencia dividida y perdida en el infinito, constituye la mayor tragedia, en la eternidad del espíritu; la sal de la vida, salida de toda mente, en forma de idea, habla en presencia del divino Padre Jehova; y acusa al espíritu que le dió por herencia, la división viviente; la herencia trata de sacarse de sí misma, la tragedia de no poder entrar al Reino de los Cielos; he aquí el drama espíritual de los que se dejaron influenciar, por la extraña fé religiosa; todas las ideas que estas criaturas generaron en la prueba de la vida, están divididas; porque las ideas en sus libres albedríos, son solidarias las unas para con las otras; el pensar en lo del Padre, constituye para ellas, el supremo mandato; y si el espíritu pensó en psicología religiosa, a todas sus ideas influyó con la división; los espíritus de este mundo, debieron de haber pensado en una sola psicología del divino evangelio del Padre; si así hubiese sido, ninguna idea viviente, habría conocido la división; ninguna idea mental humana, acusaría a ningún espíritu; porque todas ellas entrarían al Reino de los Cielos; he aquí que vuestros acusadores, forman legiones ó ejércitos; calculad el número de ideas que generásteis en la prueba de la vida, a partir de los doce años de edad, y tendréis una idea, del número de vuestros acusadores; porque escrito está, que el juicio divino del Padre Jehova, incluye todo lo imaginado por las criaturas; incluye todas las cosas; lo invisible y lo visible; lo que se vé; y lo que no se vé; lo espíritual y lo físico lo que se siente y no se vé; lo que se vé y no se sabe su orígen; el todo sobre el todo es juzjado por el divino juicio intelectual; cuyo complemento es el juicio físico; que será llamado también, el juicio del fuego; he aquí el fruto del llamado mundo cristiano; mundo de la hipocrecía; mundo de la extraña moral; mundo nó escrito en el Reino de los Cielos; porque nadie pidió al Padre, ser hipócrita en la prueba de la vida; nadie pidió al Padre servir a muchos señores; nadie pidió dividirse; nadie pidió imitar a satanás, que en el Macrocosmos llamado Reino de los Cielos, le había dividido los ángeles al Padre; el llamado mundo cristiano, se dividió en su propia fé; adoró a santos, profetas, ánimas, imágenes, amuletos, estampas, medallas; y se adoraron así mismos, con las extrañas e inmorales modas; llegando al extremo de esta inmoralidad, de confundir los sexos; ¡¡pobres de aquéllos, que siendo de un sexo, vistieron modas del otro sexo!! más les valdría no haber pedido la prueba de la vida; porque estarían dentro del Reino de los Cielos; toda inmoralidad y toda extraña inclinación, que estuvo en pugna, con la divina moral de los divinos Mandamientos, constituye un señor; un extraño señor, que tomó posesión en un tiempo microscópico, de una sensación llamada espíritu; la divina parábola que dice: No se puede servir a dos señores, se refiere a todas las malas inclinaciones; he aquí que los extraños señores, los creó el extraño y desconocido sistema de vida, salido del oro; el llamado mundo cristiano, se dejó influenciar por la extraña moral, surgida de este extraño sistema de vida; los únicos que no se dejaron influenciar, por lo que no fué escrito en el Reino, fueron los revolucionarios que dieron la vida, luchando contra el extraño sistema de vida, salido de la extraña posesión al oro; de verdad os digo, que todo revolucionario, es profeta en el Reino de los Cielos; todo espíritu en virtud de su libre albedrío, pide las propias características de sus pedidos al Padre; es así que hay profetas bíblicos y profetas no bíblicos; de todo hay en la viña del Señor; todo profeta, sea cual sean las características de sus pedidos, es un revolucionario; en todo instante, el extraño é inmoral sistema de vida, surgido de la posesión del oro, necesitó de espíritus revolucionarios; el primer Revolucionario de este mundo, fué el Hijo Primogénito; porque su divina jerarquía es solar; es infinitamente más elevada, que la humana; siempre en la eternidad, lo divino a encabezado toda Revolución, en los lejanos planetas; porque el Dios viviente, en todas partes está; las revoluciones cuando llevan un sello de justicia, grandes son en el Reino de los Cielos; en este mundo, toda revolución se justifica en el Reino del Padre; más, las que se justifican primero, son aquéllas producidas por los explotados; porque causa tienen ante el Padre; porque nadie pidió al Padre, ser explotado en la prueba de la vida; los que teniendo abundancia en la prueba de la vida, e hicieron revoluciones, nó entrarán al Reino de los Cielos; sólo los que lucharon por los humildes y los explotados, entran al Reino; es una inmoralidad ante el Padre, que habiendo tenido más de lo que tuvieron los otros, se haya luchado por poseer más aún; los que así obraron en la prueba de la vida, perpetuaron el dolor y la injusticia, en los que poco ó nada poseían; de verdad os digo, que esta ceguera se paga en este juicio, hasta la última molécula; los que tuvieron más de lo que fué mandado, quedarán en la más grande pobreza; y los que poco ó nada tuvieron, serán hartados; porque de verdad os digo, que nadie pidió al Eterno, el poseer más que otro, en la prueba de la vida; esta extraña tendencia a poseerlo todo, no es árbol plantado por el divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado, en el pensar de las nuevas generaciones; vosotros hijos del mundo Alfa, pensáis de una manera extraña; los que vienen después de vosotros, nó pensarán como vosotros; porque no tendrán la extraña y desconocida influencia que se posesionó de vosotros; vosotros fuísteis producto hecho costumbre, de un extraño sistema de vida; las criaturas del mundo Omega, no conocerán la extraña influencia, de poseer más que otro; no tendrán en sí mismos, tan extraño complejo; un complejo que nadie pidió en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ningún acomplejado de la prueba de la vida, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que jamás escuchó la palabra riqueza; a que pueda entrar uno que escuchó, tan extraña palabra; porque ni la palabra riqueza, fué pedida por esta humanidad; he aquí el fín trágico del más extraño de los extraños sistemas de vida; generaciones enteras desde el principio del mundo, pululan fuera del Reino de los Cielos, porque vivieron en sí mismos, una extraña influencia, no escrita en sus pedidos de vida; y hasta la última criatura de esta generación, que conoció tan extraña forma de vivir, quedará fuera del Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujír de dientes del divino juicio final; lo que debió de haber sido, choca con lo que no debió haber sido en la prueba de la vida humana; lo que debió haber sido no fué; y lo que no debió haber sido, fué; la causa primera de la caída de este mundo, en su prueba de vida, es el no haber considerado las divinas escrituras del Padre Jehova, al crear el libre albedrío humano, una forma de vida; ¿no sabía este mundo, que lo de Dios estaba por sobre todas las cosas imaginables? el término: Por sobre todas las cosas, significa por sobre toda iniciativa, de toda forma de vida; he aquí el más grande de los olvidos, de esta humanidad; el olvido tragedia; porque este olvido cuesta la no entrada al Reino de los Cielos; he aquí que ningún llamado cristiano, verá la gloria del Padre; los culpables son las llamadas religiones y el extraño sistema de vida, salido de las leyes del oro; los culpables son los que hablaron de legalidad en este mundo; porque defendieron una extraña legalidad, no escrita en el Reino de los Cielos; porque el propio sistema de vida, tampoco está escrito; los que más ensalzaron el extraño sistema de vida salido del oro, son mayormente culpables de los sufrimientos de este mundo; son los mayores ciegos del intelecto humano; porque fueron los más alejados del divino evangelio del Padre Jehova; la extraña ilusión se posesionó de ellos al grado de renegar de lo espíritual en los demás; se convirtieron en bestias; la gran bestia es el grupo de ambiciosos, surgidos del extraño sistema de vida llamado capitalismo; de estos demonios, será el llorar y crujír de dientes; porque quedarán en la más grande pobreza; con la misma vara conque midieron a otros, serán ellos medidos; esta ley de justicia, ellos mismos la pidieron en el Reino de los Cielos; porque todo lo imaginable se pide al Padre; incluyendo todas las formas de juicio; y los llamados religiosos, salidos de una extraña forma de interpretar el divino evangelio del Padre, también serán divididos; porque dividieron al mundo de la fé, en muchas creencias; habiendo un sólo Dios nomás; he aquí a los mayores culpables del llorar y crujír de dientes, que se cierne sobre este mundo; un extraño mundo que jamás debió haber exsistido; un mundo que se tomó el libertinaje de no cumplir lo de Dios, por sobre todas las cosas; un extraño mundo que tiene sus horas contadas; un extraño mundo que no alcanza a llegar al año 2000; porque el juicio final lo sorprende; como sorprende un ladrón de noche; de verdad os digo, que la llamada iglesia de este mundo, de raíz será arrancada; porque no es árbol plantado por el Padre Jehova; la caída de esta extraña forma de fé, traerá al mundo una espíritualidad más limpia; pues no descansará en la extraña adoración material; la adoración que menos agrada al Padre Jehova; porque con tan extraña adoración, las criaturas en vez de avanzar, retroceden en su propia evolución; de verdad os digo, que hasta el último instante de retroceso en la evolución de mis criaturas, se paga en este juicio; de verdad os digo, hijos de la roca religiosa, que por culpa de vosotros, este mundo tiene un atraso de veinte siglos; en su plano moral y espíritual; infinitos genios del progreso planetario, no han querido nacer de nuevo en este mundo; porque saben que vosotros, sóis los primeros que violásteis las divinas escrituras del Padre Jehova; ellos no vienen a este mundo de pruebas, porque libre albedrío tienen; y no quieren correr el riesgo espíritual, de ser acusados de cómplices en la violación de lo del Padre; estos genios ven el futuro de muchos planetas y el de sí mismos; porque de todo hay en el rebaño del Padre; estos genios vendrán en el mundo Omega; y todos estarán subordinados al Hijo Primogénito; de verdad os digo, hijos de la roca, que todos vosotros fuísteis probados por un instante; y volvísteis a caer en lo que ya habíais caído; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? ¿qué vuelve a pedir nuevas formas de vida? vosotros religiosos del mundo, sóis los mismos fariseos del pasado; vosotros, en otras exsistencias, en otros mundos, hicísteis, lo que habéis hecho en la Tierra; dividísteis y confundísteis otras humanidades; dejásteis planetas invadidos de extraños templos materiales; infinitas generaciones de otros mundos, están por vuestra culpa, fuera del Reino de los Cielos; a la que se sumará la actual generación de este mundo; he aquí el término roca; roca significa egoísmo mental de la criatura; y vosotros religiosos del mundo, sóis los más grandes egoístas del género humano; a muchos asesinásteis en vuestro tenebroso reinado; de verdad os digo, que todo el que fué asesinado por vosotros, serán los primeros en ser resucitados, de entre los muertos; y los asesinos también serán levantados del polvo; os espera roca religiosa, un divino juicio público; tal como son los juicios en el Reino de los Cielos; lo de arriba, se hace realidad abajo; seréis perseguidos por los mismos que dividísteis; el mundo huirá de vosotros, como se huye de la peste; el juicio final es universal; y sóis juzjados no como religiosos; porque tal extraño término, nó está escrito en el Reino de los Cielos; nadie os conoce en el Reino; seréis juzjados como criaturas del universo; vuestro extraño celo de vuestra extraña fé, os hizo olvidar que el juicio final, comienza por vosotros; porque de vosotros salió la primera piedra; fuísteis vosotros los que se atrevieron a hablar primero de los divinos Mandatos del Creador; la primera causa es el Padre; he aquí que se acerca vuestro llorar y crujír de dientes; el mundo al que dividísteis, contemplará vuestra caída; una caída que estaba escrita en el evangelio del Padre Jehova; de verdad os digo, hijos de la roca, que el divino amor y la divina sencillez, expresadas en las escrituras del Padre, nó necesitaban de trono de oro ni de extraños templos con imágenes; nada material era necesario; porque todo lo vuestro, vuelve al polvo; vosotros hijos de la dureza mental, acostumbrásteis al mundo, a adorar las extrañas imágenes; y tenéis que pagar sobre vosotros mismos, tan extraña práctica; nadie pidió al Padre, adorar imágenes; porque todos sabían que Dios-Padre está en todas partes; todo lo extraño salido de vosotros, recae en vosotros; porque sóis juzjados como es juzjado el resto del mundo; de verdad os digo, que os engrandecísteis en el error; cultivásteis la división y luego tratáis de unificaros; tratáis de perfeccionar el error; es aquí en donde os sorprende el juicio universal; siempre creísteis haber hecho lo correcto; ¡¡ciegos guías de ciegos!! vuestra ceguera nunca supo distinguir a la verdadera humildad; porque en vosotros, egoístas de la fé, jamás hubo humildad; lo que hubo en vosotros, fué una extraña constancia, en mantener una extraña fé materialista; nunca tuvísteis la razón en la prueba de la vida; porque empezásteis con el error; fuísteis influenciados por la extraña psicología, surgida del extraño sistema de vida del oro; os hicísteis cómplices de la injusticia, que este extraño sistema de vida, trajo consigo al mundo; aprobásteis las injusticias de este extraño sistema de vida; porque no os convertísteis en los más grandes revolucionarios del mundo; porque de verdad os digo, que los revolucionarios son profetas, y son del Reino de los Cielos; y vosotros no lo sóis; he aquí la diferencia conque os medirá el mundo; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que lucharon en la prueba de la vida, contra un extraño sistema de vida, nó escrito en el Reino del Padre; a que puedan entrar, los que entraron en alianza con el extraño sistema de vida; ningún llamado religioso entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado jamás; he aquí vuestra herencia; todos los que la heredaron, tendrán llorar y crujír de dientes; porque ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que de vosotros sale la más grande tragedia que este mundo haya conocido; el mundo Omega del futuro, os estudiará a vosotros, como quien estudia a seres primitivos; vuestro recuerdo será para el nuevo mundo, sinónimo de perdición; porque lo vuestro no conduce al Reino de los Cielos; lo vuestro divide, confunde y pierde a los espíritus en el cosmos infinito; todas las generaciones que tuvieron la desgracia de imitaros, pululan y vagan en el espacio, sin poder entrar al Reino de los Cielos; lo mismo le sucederá a esta generación; la última generación de la prueba de la vida; porque toda prueba de cualquier dimensión imaginable, tiene su desarrollo, tiempo, espacio y fín-límite; de verdad os digo, que de la prueba de la vida, vosotros religiosos del mundo, sóis lo último en moral; fuísteis los que más vivísteis en tinieblas; porque por culpa de vosotros, todo un mundo no entra al Reino de los Cielos; en vosotros egoístas de la fé, está el mayor pecado de esta humanidad; el extraño libertinaje, conque interpretásteis mi divino evangelio, dividió al mundo; no fuísteis modelos en moralidad delante del Padre y del mundo; fuísteis como el mundo; caísteis en la ilusión interesada del mundo; fuísteis influenciados por el oro del mundo; hicísteis un extraño poder de la acumulación de oro; fuísteis comerciantes de la fé; fuísteis la ramera de las escrituras del Padre; entrásteis en alianza, con las extrañas naciones, salidas de la división del mundo; ¿no sabíais que toda división sale de satanás? ciertamente que lo sabíais; y sabiéndolo, nada hicísteis; de verdad os digo, que más os valdría, el haber renunciado el seguir siendo religioso; porque nada tendrían contra vosotros, el Padre Jehova; pero caísteis en vuestras pruebas de vidas; fuísteis ciegos guías de ciegos; porque dividísteis al mundo de la fé; imitásteis a satanás; que en el Reino de los Cielos, se tomó como vosotros, el libertinaje de dividir a los ángeles del Padre; satanás dividió arriba, y vosotros roca egoísta, dividísteis abajo; dividísteis en la vida humana; de verdad os digo, que ni satanás ni sus imitadores, vuelven a entrar al Reino de los Cielos; he aquí vuestro llorar y crujír de dientes; he aquí vuestra tragedia; los que más se engrandecieron, en el extraño sistema de vida surgido del oro, mayormente sentirán sobre ellos el juicio del Padre; mayor será el llorar y crujír de dientes; he aquí el por qué las escrituras del Padre, mandaban ser humildes, por sobre todas las cosas, en la prueba de la vida; vosotros religiosos del mundo, no pudísteis haber dado al mundo, la verdadera humildad; porque os dejásteis ilusionar, por la extraña adoración material; vuestra predica no era muy limpia; había interés en vuestros corazones; cuando se sirve a dos ó más señores, es imposible enseñar la verdadera moral de un señor; porque vuestra honradez está dividida; y vuestra mente genera ideas divididas; vuestro egoísmo intelectual y material fué tan inmenso, que vuestro Creador os lo profetizó, llamándolos roca; y el mundo que se inicia, os llamará rocas del egoísmo humano; porque hasta el último instante de vuestras pruebas, negásteis la Revelación; la misma Revelación que vosotros mismos, pedísteis en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, egoístas de vuestras propias creencias, que todos vosotros seréis avergonzados, ridiculizados y perseguidos; en medio del llorar y crujír de dientes del mundo; un llorar que vosotros mismos lo causásteis con vuestro egoísmo y dureza de corazón; de verdad os digo, que nunca tratásteis de comprender el verdadero evangelio del Padre Jehova; no quisísteis imponer en el mundo, la divina igualdad enseñada por el Padre; no imitásteis lo escrito en su divino evangelio; creásteis una extraña fé con extraños ritos; ni el Padre ni el hijo ni la Madre Solar Omega, han participado en vuestras extrañas prácticas; prácticas que venís repitiendo por siglos y siglos; de verdad os digo que tales extrañas prácticas salidas de una extraña fé, no se conoce en el Reino de los Cielos; lo que se conoce en el Reino, es la más pura psicología del divino evangelio del Padre Jehova; porque en el Reino de los Cielos, nadie conoce el interés; y vosotros os dejásteis influenciar por él; para hacerse llamar representante de Dios en algún planeta, hay que ser lo más puro que vuestra mente pueda imaginar; y vosotros egoístas de las creencias, ¿qué pureza tenéis para que os hicieras llamar, representantes del Padre ó del hijo en la Tierra? usurpadores del derecho de los humildes; porque un humilde, que jamás recurrió a vuestros extraños ritos, sí que entra al Reino de los Cielos; vosotros nó entráis; ni ninguno de vosotros, a entrado; hipócritas; sóis los falsos profetas de mi divino evangelio; porque os atribuísteis algo que nunca os correspondió; el Padre Jehova, permitió vuestro extraño reinado, porque pedísteis ser probados en la vida humana; y toda prueba debe cumplirse hasta lo último; y hasta el último instante, de vuestras pruebas espírituales, fuísteis rocas; fuísteis duros para con mi enviado; lo desprecíasteis porque no vísteis en él, mayores señales; caísteis porque no comprendísteis, que uno semejante a vosotros, traía las nuevas del Padre; os dejásteis sorprender; ahora vuestra indiferencia, se vuelve llorar y crujír de dientes; porque veréis señales, que os llenarán de pavor; ¡¡ciegos del mundo!! nunca entendísteis que todo poder salido del Padre, brota desde lo microscópico a lo mayor; nace humilde y vá desarrollándose con el correr del tiempo; tal como principia una planta en la naturaleza; cuando es semilla, nadie la vé; cuando brota, llama la atención; y cuando crece mostrando toda su belleza, atrae las miradas de todos; ¡¡ciegos é hipócritas!! con lágrimas en vuestros ojos, sabréis a quien despreciásteis; la divina parábola que dice: Y vendrá la verdad, por sorpresa, como la sorpresa que causa un ladrón de noche; era una divina profecía, de vuestra extraña indiferencia, hacia el enviado del Padre; estábais tan ilusionados por lo mundano, que no os tomásteis el trabajo de buscar y de investigar, los Rollos del Cordero de Dios; muchos de vosotros, escuchó al hijo del Padre, deciros que la Escritura Telepática, no tenía fín; lo que sale del Padre, no conoce límites; y aún escuchándolo, fuísteis rocas; ¡¡pobres de vuestros espíritus, rocas del mundo!! de vosotros será el gemir y las lágrimas de sangre; es vuestro fruto de vuestro desprecio; con vuestra extraña acción, quedásteis sin Dios; las tinieblas son vuestro dios; he aquí que nadie os defenderá, en el llorar y crujír de dientes; porque nadie querrá ser cómplice de satanás; cuando el mundo vé a un condenado, el mundo abandona al condenado; es lo que os sucederá a vosotros, rocas del egoísmo humano; maldeciréis vuestras extrañas sotanas; porque sotana significa satanás, en lejanas galaxias; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que todos los que negaron y ocultaron las nuevas del Padre al mundo, todos serán conocidos en todo el mundo; en todos los idiomas de la Tierra, se mencionará sus nombres; y el mundo los maldecirá; porque atrasaron el arrepentimiento del mundo; el mundo debió de haber conocido la exsistencia de los Rollos del Cordero de Dios, muchos años atrás; por culpa de estos egoístas, la humanidad está más infinitamente alejada del Reino de los Cielos; porque este extraño silencio de egoísmo, encierra infinitos segundos de tiempo, dentro de los años; cada segundo que transcurre en la prueba de la vida, equivale a vivir una nueva exsistencia que según la cualidad y la calidad del segundo de vida que se vivió, esta nueva exsistencia puede ser en el Reino ó fuera del Reino; esta divina ley se llama comunidad espíritual del Reino de los Cielos; esto significa, que basta que la Revelación sea anunciada a una sóla criatura, de un determinado mundo; y ésta se encarga de avisarles al resto de las criaturas del planeta; esto fué violado por los que vieron primero los Rollos del Cordero de Dios; ellos no pidieron al Padre, ser indiferentes para con la Revelación; y como esta indiferencia nó esta escrita en el Reino de los Cielos, se le llama extraña indiferencia; todo lo que no esta escrito, es extraño al Reino; entre lo extraño, están las llamadas religiones; una extraña y desconocida forma de fé; extraña porque dividió a todo un mundo, en el concepto universal de un sólo Dios nomás; de verdad os digo, que ninguna psicología planetaria, que divide a las criaturas del Padre, se conoce en el Reino de los Cielos; he aquí que ninguna llamada religión de este mundo, ninguna es del Reino de los Cielos; lo del Reino a nadie divide; porque sólo satanás divide y termina dividiéndose así mismo; tal como seréis divididos vosotros, religiosos del mundo; al caer vosotros en vuestro extraño reinado, el mundo verá la luz de la verdadera espíritualidad; de la que no necesita extraños ritos, propios de la era faraónica; de la que no necesita atropellar el libre albedrío, haciendo confesar lo intimo a los demás; una espíritualidad que no necesita de la extraña adoración material; una espíritualidad de la que vosotros, rocas egoístas, estáis lejos de imaginar; porque vosotros religiosos del mundo, sóis los más atrasados del género humano; nunca jamás profundizásteis las leyes de la verdadera espíritualidad; ciertamente que lo vuestro, no fué el divino evangelio del Padre; los que cultivaron el verdadero evangelio del Padre, fueron aquéllos que lo buscaron por su propia cuenta; é hicieron una sola imágen con sus propias individualidades; de ellos es la divina herencia celestial; de ellos es el nuevo mundo; porque ellos no se dividieron ni dividieron a otros; vosotros; rocas mentales, os dividísteis así mismos y dividísteis a los que os siguieron; he aquí la infinita diferencia entre el verdadero humilde, y de los que explotaron una extraña forma de fé; el divino Padre premia la sinceridad de sus hijos; hay muchas clases de sinceridad; la sinceridad religiosa, es la más inmoral que exsiste; todos huirán de ella; porque divide y pierde a todo espíritu; el que buscó al Padre en silencio y le estudió en sus horas libres, cultivó una sinceridad que conmueve al Padre; y son de su divina preferencia; de verdad os digo, que todos los que más se engrandecieron, en el extraño sistema de vida salido de las extrañas leyes del oro, son los últimos en la divina preferencia del Padre; nadie debió haberse engrandecido, en un extraño sistema de vida, que de antemano y con muchos siglos de anticipación, le fué anunciado un divino juicio final; los únicos que salieron ganando, fueron los sufridos, los explotados y los postergados.-



ALFA Y OMEGA