TODOS LOS LLAMADOS GOBERNANTES DEL MUNDO, TENDRÁN QUE EXPLICAR AL PADRE JEHOVA, Y AL MUNDO MISMO, EL PORQUÉ GOBERNARON DIVIDIENDO; ESCRITO ESTÁ QUE SÓLO SATANÁS DIVIDE PARA LUCHAR CONTRA LA IGUALDAD ENSEÑADA POR EL PADRE; MÁS LES VALDRÍA A LOS LLAMADOS GOBERNANTES, HABER RENUNCIADO A TIEMPO A TAN INMORALES É ILEGALES PUESTOS; LA DIVINA JUSTICIA DEL PADRE JEHOVÁ, PRINCIPIA POR LOS QUE TUVIERON LOS MÁS ALTOS PUESTOS, EN EL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA, BASADO EN EL ORO; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, AQUÉLLOS QUE NÓ OCUPARON ALTOS PUESTOS; A QUE ENTREN LOS QUE SE ENGRANDECIERON EN UN EXTRAÑO É INMORAL SISTEMA DE VIDA, DESCONOCIDO EN EL REINO DE LOS CELOS.-

Sí hijito; así es; tal como lo sabías desde niño; ningún llamado gobernante del extraño sistema de vida, basado en el oro, entrará al Reino de los Cielos; porque nadie de este mundo, pidió al Padre, gobernar explotando; porque todos sabían que había que imitar, lo que los ojos vieron en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ningún ojo vió explotación ni engaño; he aquí la caída de los más grandes ciegos, de las leyes del Padre; he aquí a los más atrasados del mundo; porque son los que más alejados están del Reino de los Cielos; quién se engrandeció más, en un extraño é inmoral sistema de vida, más condenado está; más le valdría ser humilde en tan extraño sistema de vida; de verdad os digo, gobernantes del mundo, que todo bién que hicísteis en la vida, lo anulásteis; porque nó se puede servir a dos señores; nó se puede servir a un inmoral sistema de vida, y decir que se está sirviendo a Dios; más os valdría el haber renunciado a tales puestos; porque seréis acusados de complicidad con el demonio de la explotación, ante el Padre Jehova; caísteis en la prueba de la vida; nunca debísteis haber encabezado, un sistema de vida vergonzoso; un extraño sistema de vida en que mis humildes tuvieron lo peor; de verdad os digo, ciegos del mundo, que así como hicísteis sufrir a generaciones enteras, así tambien sufriréis vosotros; en otras exsistencias, en otros mundos; de verdad os digo, que todo sufrimiento humano, lo pagaréis vosotros; porque nó tomásteis en serio, las escrituras del Padre; os ilusionásteis en el oro; de verdad os digo, que todos vosotros, tendréis vuestro llorar y crujir de dientes; la humanidad sufrió por vuestras culpas; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un obrero al que le quitásteis el derecho a la igualdad, enseñada por el Padre, a que entréis vosotros; cada segundo de sufrimiento y de injusticia, que sufrió cada poro de carne humana, lo pagaréis vosotros; he aquí la caída de los que legalizaron a satanás en este mundo; he aquí la caída de los que legalizaron a ricos y pobres; he aquí la caída de las cabezas de la gran bestia; he aquí la caída del yugo de este extraño mundo; he aquí la caída del dolor humano; porque si vosotros, gobernantes del mundo, nó hubiéseis venido al mundo, este mundo nó habría sido dividido; satanás, nó se habría extendido en forma de sistema de vida; así como la serpiente engañó a Adán y Eva, así vosotros gobernantes ciegos, engañásteis al mundo; porque vuestra herencia moral, es tragedia para todo el mundo; porque ninguno que vivió en vuestro extraño sistema de vida capitalista, verá la gloria del Padre; porque a todos dividísteis entre el bién y el mal; porque vuestra extraña moral, conque hicísteis las leyes, nó tomó en cuenta para nada, la moral del Padre; manifestadas en las escrituras del Padre; de verdad os digo, que por vuestra ignorancia en las escrituras del Padre, cada acto, cada idea mental que generaron los seres, que os siguieron en vuestras leyes, conoció la división; la idea mental generada, nó fué completa en la leyes de la luz; cada pensar humano, fué influenciado por el extraño poder del oro; de verdad os digo, que ninguna idea generada, pidió al Padre, ser influenciada por ley alguna de las tinieblas; porque tal influencia, divide todo mérito espíritual; deberéis compartir vuestro puntaje de luz ganado, con la extraña influencia de las tinieblas; lo que os aleja aún más del Reino de los Cielos; mientras más puntaje de luz tiene un espíritu, más se acerca a su lugar de orígen; más se acerca a su cielo en que fué creado; he aquí que el tiempo en que se deseó tener oro, se juzja segundo por segundo; cada segundo vivido en este extraño deseo, se paga con una exsistencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; es así que ninguno que pasó por este mundo, y sintió tal influencia, a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que vuelva a entrar al reino de donde salió, uno que habiendo vuelto de un lejano planeta, nó trajo con él, ninguna extraña y desconocida influencia; el Reino de los Cielos, cuida de sí mismo; ninguna forma de tiniebla, a podido entrar; ni jamás entrará; he aquí que todo el que hizo el más microscópico mal, en su respectivo mundo, es de por sí una tiniebla viviente; es un demonio en el grado correspondiente; nó se puede ser de la luz, si se es un demonio; porque nó se puede ser de dos señores; porque el espíritu cae en la hipocrecía; he aquí la cualidad sobresaliente del llamado mundo cristiano; un extraño mundo que sirvió a muchos extraños señores; un extraño mundo salido de las extrañas y desconocidas religiones; extraña forma humana, de interpretar las escrituras del Padre; extraña forma de interpretar su divino evangelio; he aquí que todo mundo extraño, de raíz es arrancado de la evolución humana; he aquí la caída de los llamados religiosos; que dividieron al mundo, en muchas creencias, habiendo un sólo Dios nomás; como toda obra salida del libre albedrío humano, es juzjada por el Padre, lo que hicieron los llamados religiosos, deben también rendir cuenta de ello; las leyes del Padre, son todas iguales para todos; de verdad os digo, que ningún religioso ni religiosa, entrará al Reino de los Cielos; hasta nó haber pagado, hasta el último segundo del tiempo, en que confundieron y dividieron a todo un mundo; por ellos fué escrito: sólo satanás divide y se divide así mismo; he aquí a los ciegos de la fé; fueron ciegos, porque en sus propios frutos, estaba la extraña fé; en sus frutos estaba su propia caída; porque nada extraño a las Escrituras y Mandamientos del Padre, queda en este mundo; así como en el pasado, fueron cayendo imperios, reinos, dinastías y los más variados poderes, así también caerá en esta generación, la gran ramera que se vendió al mejor postor; que se inclinó ante las naciones ricas; sin importarle las futuras consecuencias ni el que dirán sabiendo la ramera que ningún llamado rico, entraría al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que si la llamada iglesia católica nó hubiese reconocido al extraño sistema de vida, basado en el oro, el mundo nó lo habría conocido; y esta humanidad, entraría al Reino de los Cielos; más, escrito estaba, que este mundo nó entraría al reino del Padre, por culpa de unos pocos ciegos, de la verdadera espíritualidad en las leyes del Padre.-



Sí hijito; así es; tal como lo sabías desde niño; este extraño sistema de vida salido del oro, desde su principio, escribió su propia caída; el llamado capitalismo, es la suprema violación, a los mandatos del Padre; este demonio que tomó la forma de inmoral sistema de vida, condenó a todos los que han pasado por este mundo; la maldita acción de satanás, nó terminó en el paraíso terrenal; allí comenzó; he aquí una revelación que explica los sucesos de lo invisible que repercuten en lo visible; lo que sucedió en otras dimensiones, como la dimensión del pasado, explica lo sucedido en todos los presentes; la maldad como la verdad, cumplen leyes expansivas; la causa viviente de un instante, se vuelve realidad en otro; la maldad humana surge del mismo mundo en que ya hubo espíritus malos; materia y espíritus son probados por el Padre, en sus respectivas leyes; toda prueba para que se lleve a cabo, necesita tener una forma de vida; necesita ser causa viviente; así como los que estáis en la Tierra, sentís ciertas sensaciones que os son propias, así tambien otras causas vivientes nacidas en otras moradas planetarias, sienten lo que vosotros nó sentís; toda vida se crea en los lejanos soles; esto corresponde a vuestro orígen; porque siendo infinito el Padre, su infinita creación, nó está circunscrita solamente a los soles; ello representa una de las infinitas formas de crear; porque nada tiene límites en el Padre; explicar vuestro orígen solar, es provocar en este mundo, la más grande revolución en la causa humana; tan inmensa es esta revolución, que nada de lo salido del hombre, queda; porque la nueva revolución, girará en quitar y conceder vida; en resucitar lo muerto y lo vivo ya agotado; esta revolución espantará a los que se tomaron el libertinaje de crear un extraño sistema de vida, que desconoció los divinos derechos del Padre; esta violación planetaria que para vosotros representa muchos siglos, no es nada más que un instante para el tiempo divino, en que vive el Padre; vuestro tiempo fué creado, para que vosotros fuérais probados en vuestras determinaciones; y sin que veáis al Padre en vuestro propio tiempo, el Padre está en el tiempo; está en la parte invisible de todo tiempo; de verdad os digo, que otras criaturas ven al Padre en la dimensión invisible; porque el Padre se deja ver; y dejándose ver, ello nó representa su única forma; porque nada tiene límites en el Padre; la vida humana pidió conocer el presente que vive, sin ver al Padre; y el Padre os concedió; porque todo lo que se vive y se siente, se pide en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo espíritu humano, pidió la intuición viviente en el Padre; y es por que todos sienten una forma de espíritualidad; aunque muchos nó crean en un Dios; entre el creer y nó creer, está el olvido del pasado; también pedido por todos los espíritus humanos; porque ninguno de vosotros, conocía tal pasado; nó teníais ni la menor idea en que consistía esto; las experiencias se viven, porque se pide vida en ellas; todo lo imaginable es viviente; porque todo lo imaginable, materia y espíritu, tienen iguales derechos a aspirar a conocer vida; quien niege la vida a otro, sea al espíritu ó sea a la materia, niega la exsistencia de la igualdad enseñada por el Padre; y quien así pensó, así también pensarán de él, en otras exsistencias en otros mundos; porque todo lo microscópico que poseyó en sí mismo, en materia y espíritu, posee mayor sabiduría que lo que sabe en su propio espíritu; es por esta causa que fué escrito: todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; la Revelación del Cordero de Dios, complementa: todo humilde, microscópico ó chiquitito, es grande en el Reino de los Cielos; ¿qué más humilde y más microscópico que vuestras propias ideas físicas? a ellas no las véis; más, ninguno niega de su exsistencia; de tales ideas, depende vuestro destino espíritual; porque al pedir vosotros, conocer la vida humana, lo hicísteis prometiendo al Padre, generar por medio de vuestra mente, las más puras y sanas ideas; más, el inmoral y extraño sistema de vida que os dieron los llamados capitalistas, os perdieron; porque toda idea por vosotros generada, conoció lo que jamás debió haber conocido; conoció la influencia demoníaca del oro; conoció la sensación de la ambición; y basta que una inocencia viviente, conozca una sensación desconocida de la moral del Padre; y tal criatura nó vuelve a entrar al Reino de los Cielos; ningún espíritu dividido en su inocencia, volverá a ver su lugar de orígen; jamás nadie a vuelto.-

ALFA Y OMEGA