TODOS LOS GOBIERNOS QUE APLICARON IMPUESTOS A LOS EXPLOTADOS, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; NADIE PIDIÓ AL PADRE, COBRAR A NADIE; PORQUE EL DINERO NADIE LO CONOCÍA.-

Sí hijito; ningún miembro de gobierno capitalista que aplicó impuestos a los explotados, entrará al Reino de los Cielos; todo sistema de gobierno que no fué capitalista, que luchó y aún lucha contra la herencia de inmoralidades dejada por la bestia capitalista, está más cerca del mandato del Padre; ningún sistema de gobierno es perfecto; y mucho menos la bestia capitalista; el comunismo es del Reino de los Cielos; y el capitalismo no lo es; ni lo será jamás; he aquí la infinita diferencia; el primero está llamado a gobernar en este mundo, hasta la consumación de los siglos; el segundo es juzjado porque pidió ser probado; es por eso que es inestable; de verdad os digo, que habiendo un juicio final anunciado para vosotros, desde muchos siglos atrás, jamás debieron los capitalistas haber creído que sólo ellos son los mejores; al contrario; son los peores; son la tragedia de este mundo; porque ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos, por culpa del capitalismo; ni ninguna de todas las generaciones pasadas a entrado; porque el capitalismo no tomó en cuenta las escrituras del Padre; y al no tomarlas en cuenta, desheredó a todos sus seguidores; su enseñanza moral fué la inmoralidad legalizada; dividió al mundo en ricos y pobres; y nó pudo conservar intacta la inocencia de las criaturas del Padre; toda inocencia dividida entre el bién y el mal, nó entra al Reino de los Cielos; el llamado capitalismo hizo lo que satanás hizo en el Reino de los Cielos; dividió para que ninguna criatura humana, entrara al Reino de los Cielos; y también satanás dividió a los ángeles del Padre; así como los ángeles divididos por satanás, fueron echados del Reino, así también los hombres que conocieron la división del capitalismo, nó entran al Reino de los Cielos; lo de arriba es igual a lo de abajo; en el Reino de los Cielos, es desconocido el dinero; porque no exsiste el mal en ninguna forma concebible; de verdad os digo, que el dinero es producto de una debilidad espíritual; los más imperfectos de este mundo, crearon el dinero; y siendo imperfectos, arrastraron con ellos a la humanidad; no supieron controlar sus impulsos ambiciosos; y los transmitieron de Padre a hijo; de generación en generación; y en esta transmisión de filosofía débil, los sorprendió la Revelación del Padre; esta sorpresa fué anunciada con muchos siglos de anticipación: Y llegará la verdad por sorpresa; como la sorpresa que causa un ladrón de noche; porque la reacción psicológica de los capitalistas, será como la reacción que sufre un ladrón que a sido sorprendido en un robo.-



Sí hijito; el dibujo celeste enseña que las fibras mentales nacieron libres; es decir no estuvieron sujetas a ninguna influencia de posesión; el cobrar impuestos es tiniebla; porque la acción acompaña a la mente fuera de la Tierra; esta influencia de tiniebla, hace alejar al espíritu del Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo espíritu que conoció el interés en cualquier forma, vaga errante en el cosmos; la influencia de lo aprendido en el lejano planeta, lo rechaza cuando se acerca al magnetismo de la luz; la mala acción hace de rechazo; infinitos espíritus de incontables planetas tierras, se ven obligados a mirar el Reino de los Cielos, desde lejos; los que nada ven son los más pecadores; la influencia magnética del mal, es más intensa en su cualidad y calidad; de verdad os digo, que los que cobraron el impuesto en los mundos, son de esta categoría; tales espíritus tienen que vagar en las tinieblas, hasta que ninguna criatura del lejano mundo en el que estuvo, haya dejado de pagar un falso impuesto; falso porque la ley que creó el Padre, no incluye ninguna forma de explotación; es así que a medida que se suceden las generaciones, estos espíritus esperan; he aquí el castigo para los seguidores para la bestia; estos espíritus, de los cuales quedan los últimos en este mundo, olvidaron que el Mandamiento del Padre dice nó robarás en ninguna forma imaginada; he aquí los demonios de la explotación; perpetuaron por siglos, el dolor de la injusticia en los demás; si prometieron al Padre, cumplir lo del Padre por sobre todas las cosas, ¿por qué no renunciaron a tan inmoral trabajo? más les valdría no haber pedido nacer de nuevo en este mundo; he aquí que cayeron en la prueba de la vida; olvidaron las escrituras del Padre y se condenaron; estos espíritus cobradores de impuestos, son espíritus mundanos; tales como lo son los creadores del sistema de explotación llamado capitalismo; así como ellos cobraron impuestos a sus hermanos de vida, sin importarles las escrituras del Padre, así les impondrán a ellos, engaños en sus futuras reencarnaciones; lo que hicieron de mal en una exsistencia, lo pagan en las otras; de verdad os digo, que todo legislador que creó leyes de impuestos y los que los cobraron, acusados son delante del Padre, de imponer sufrimientos a otras criaturas; porque nadie pidió al Padre, subyugar a nadie; y todos a los que impusísteis trabas llamadas impuestos, os esperan junto al Padre, para haceros las acusaciones; hasta el último centavo por impuesto, se paga; el más microscópico centavo se queja al Padre; ¿no se os enseñó que todo el universo del Padre es viviente? aunque en los mundos hayan pasado la prueba de lo inerte y lo abstracto y lo concreto; como nada es imposible para el Creador del universo, él junta a la materia y al espíritu en vida celestial; lo que a vosotros os parece imposible, para el Padre no lo es; y de lo imposible para vosotros, el Creador saca la más perfecta justicia, que vuestra mente pueda imaginar; en mi divino Reino se juntan lo invisible que captó vuestra mente aunque no lo comprendísteis en la Tierra; todas vuestras sensaciones desconocidas; y toda experiencia que os tocó pensar; y que la ciencia terrestre jamás pudo explicar; he aquí el todo sobre el todo; materia y espíritu se hacen uno sólo; el comunismo de la unificación entre molécula y virtud es viviente y preexsistente a todo; de verdad os digo, que todo el que repudió el comunismo, repudió sus futuras unificaciones entre materia y espíritu; materia y espíritu poseen libre albedrío; independientes el uno del otro; y en virtud de sus libres albedríos, ellos repudian a los que repudiaron en los lejanos planetas; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que el comunismo lo constituye el universo mismo; lo colosal y lo microscópico; lo invisible y lo visible; la molécula y la virtud; porque sin ley común no exsistiría el equilibrio universal; no se conocería el desarrollo de ninguna clase de vida; porque la herencia universal del desequilibrio es la tiniebla; vosotros pedísteis en vuestra filosofía planetaria, conocer el bién y el mal; nó todo del bién y el mal exsiste en el universo; sino, una microscópica parte de ellos; porque nada en el Padre tiene límites; más, por microscópicos que sean el bíen y el mal, reciben siempre su justo premio ó castigo; de verdad os digo, que uno de los males de este mundo, es perseguir los ideales, cuando no se comprenden; llegando al extremo de pisotear incluso los Mandamientos del Padre; se mata, se miente, se calumnia, se falsea la verdad; he aquí lo que hicieron los que por poca evolución, nunca comprendieron el divino significado del comunismo; de verdad os digo, que sin proponérselo el capitalismo engrandeció al comunismo; porque por su misma acción todo el que tuvo privilegios en este mundo, será despreciado; y el que nada tuvo será engrandecido; y todos tuvieron igual libre albedrío al venir a este mundo; muchos se han preguntado en este mundo, ¿de dónde salió el mal? de verdad os digo, que el mal es herencia de las sucesivas reencarnaciones; es decir estáis saliendo de las tinieblas; vuestro libre albedrío os llevó en el pasado, a conocer otras vidas; porque todo espíritu nace de nuevo; el pedir vidas que no se conocen, es nacer de nuevo; y las leyes conque se crean las vidas de cada espíritu, son comunes entre ellas y comunes a todos; el que persiguió cualquier forma de comunismo, no entrará al Reino de los Cielos; porque el comunismo celestial que reina allí, lo hace un extraño; de verdad os digo, que todo el que persiguió a otro por ideales, nó entrará al Reino de los Cielos; porque nadie se persigue en el Reino; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que no persiguieron a nadie; a que puedan entrar, los que tomaron partido persiguiendo a otros; de verdad os digo, que la tragedia de este mundo de no poder entrar al Reino de los Cielos, empezó desde el primer instante, en que la mente humana concibió el dinero; ninguno que conoció dinero, a entrado al Reino de los Cielos; porque siguieron una forma de vida, que es inmoral ante los mandatos del Padre; sus creadores no consultaron al Creador de lo que hay más allá de la vida humana; de verdad os digo, que si lo hubiesen hecho, todos vosotros entraríais al Reino de los Cielos; porque nó habrían errado el camino; siempre ocurre igual en incontables mundos del universo; cuando los que se abogan en ser los primeros en gobernar un mundo, infinitas veces olvidan que tienen un Creador; infinitos mundos han caído en la tragedia de nó entrar al Reino de los Cielos; le llegó la hora a vuestro mundo; ¡¡por un grupo de ambiciosos, se condenó un mundo!! se dirá en todos los confines del universo; un mundo que sabiendo de las escrituras del Padre, se dejó llevar por un olvido, que prometió vencer en el Reino de los Cielos; he aquí la suprema prueba del espíritu humano; prueba de la individualidad humana; porque sólo lo salido de dentro es juzgado afuera; la responsabilidad mental, se crea en el interior del espíritu; porque lo de afuera el exterior, es falseado constantemente por el sistema de vida humano; el principio de la vida en que estáis, se hizo de adentro hacia afuera; de lo invisible hacia lo visible; de las tinieblas hacia la luz; lo exterior que es lo material, es relativo y transformable; el interior es lo eterno; he aquí que cada individuo según sus creencias, retorna a su pasado; salió un instante a la luz; ese instante es la vida humana; y retorna a sus propio interior; al transformar sus moléculas de carne en polvo; el espíritu es un fuego que separado del cuerpo de carne, penetra dimensiones que escapa al ojo humano; el espíritu no se vé con los ojos de la carne, porque la visión no alcanza a verlo; el yo viviente vuelve a ser lo que fué antes de ser humano; y al volver viene impregnado de un magnetismo llamado conocimiento humano; una experiencia planetaria; una sal de vida; de verdad os digo, que para el espíritu, el recuerdo de la Tierra, lo hace meditar según su evolución; si el espíritu fué en la Tierra un respetuoso de las leyes del Padre, encontrará respeto a su retorno; si no lo fué, nadie lo respetará; porque según la creencia que se tuvo en la prueba de la vida, es el Reino a que se llega; los que fueron religiosos nó llegan donde el Padre; porque nó interpretaron las escrituras del Padre; dividieron al mundo de la fé; con una extraña moral llamada religión; la religión es desconocida en el Reino de los Cielos; como son desconocidas todas las filosofías que dividen el conocimiento; los espíritus religiosos son acusados en el Reino de los Cielos, de dividir al mundo en muchas creencias; habiendo un sólo Dios nomás; sólo satanás divide y se divide así mismo; he aquí el llorar y crujir de dientes de la roca del mundo; nunca quisieron entender que sólo era una la verdad; que un Padre se expresa sólo de una manera; y nó de varias; porque eso confundiría al entendimiento de los hijos; nunca cultivaron la verdadera humildad; porque si la hubiesen cultivado, habrían renunciado a seguir dividiendo y confundiendo al mundo; habrían renunciado a hacer el papel de satanás; ellos inventaron las religiones; en las escrituras del Padre nó están; fueron libertinos en creerse que sólo ellos representaban lo del Padre en la Tierra; de verdad os digo, que nada de ellos quedará en este mundo; porque lo que no está dentro de las escrituras del Padre, nó es árbol plantado por Él; nó es del mundo ideado por el Padre; el mundo ideado por los hombres no quedará; el materialismo explotador está por caer; he aquí la caída del mundo del interés; del mundo hipócrita; del mundo que todo lo medía por el patrón oro; el mundo de los escándalos; el mundo de los vicios; el mundo nó conocido en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que la caída es este mundo exterior, representa el nacimiento de otro; de las mismas tinieblas, el Padre saca la luz nueva; del mundo Alfa ó materialista, nace el Mundo Omega; un mundo en que reinará la inocencia de los niños; porque de todas las filosofías que el mundo se dió para gobernarse, ninguna de ellas queda; fueron probadas por el Padre Jehova; y toda prueba tiene su fín; lo más puro que vá quedando en este mundo, es la inocencia de los niños; y es más fácil que entre un niño al Reino de los Cielos, que no probó filosofía, a que entre un adulto que sí la probó sin engrandecer al Padre por sobre todas las cosas; y dentro de todas las filosofías que conoció y vivió este mundo, el Padre Jehova deja la más despreciada, la más perseguida, la más calumniada, la que más sangre a costado; la que más lágrimas a derramado; deja el comunismo terrenal; de verdad os digo, que todo capitalista arrepentido, se volverá comunista; porque siempre la humildad doblega a la soberbia; así ocurre en todos los mundos; es por eso que fué escrito: La humildad es la primera en el Reino de los Cielos; todo humilde de corazón entra al Reino de los Cielos; los que cobraron impuestos en la Tierra, nó fueron humildes; fueron indiferentes ante los explotados; esta verdad adquiere contornos de tragedia inmensa en el juicio delante del Padre; porque toda forma de capitalismo, es una forma de esclavitud; ¿no tenéis a las llamadas fuerzas armadas? sin ellas nada sóis; y sin exsistir ellas, tampoco seríais nada; porque ningún interesado entrará al Reino de los Cielos; aunque lo haya sido de pensamiento; de verdad os digo, que al vivir vosotros un sistema de vida basado en la práctica de la fuerza, os alejáis más y más y a cada instante del Reino de los Cielos; porque los instantes son vivientes; se quejan al Padre, de la presencia de la intimidación; porque las armas causan recelo; miedo temor; y de verdad os digo, que toda virtud que os acompañó a la vida, también se quejarán al Padre; todo cuanto sóis se queja; hasta los excrementos piden justicia; grandes son los hijos revolucionarios que lucharon y aún luchan, contra toda forma de fuerza destructora; hubo uno en este mundo llamado Adolfo Hitler que quiso hacer su destino, nó tomando en cuenta las escrituras del Padre; de liberador se convirtió en asesino; más le valdría a este demonio, nó haberse valido de la fuerza, para combatir a la fuerza; porque el que mata a espada, muere a espada; el que emplea la fuerza, cae por la fuerza; si no es en esta vida, lo es en otra; porque muchas deudas espírituales, se pagan en otras exsistencias; porque todo espíritu nace de nuevo; de verdad os digo, que toda fuerza impuesta sobre el libre albedrío de mis criaturas, se paga; todo el que vivió intimidado por la fuerza, debe sumarse 3 puntitos de luz por cada segundo vivido bajo intimidación; los que pertenecieron a las llamadas fuerzas armadas, nó tienen ganada esta gracia del Padre; al contrario; deben sumar en su contra 3 puntitos de tinieblas por segundo; en el tiempo que sirvieron al demonio de la fuerza; cada segundo ó cada puntito, equivale a vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; he aquí como las criaturas se alejan del Reino de los Cielos; lo hacen por sus malas obras; partiendo por la misma ingratitud que han tenido, con respecto a las escrituras del Padre; una ingratitud que se transmite de padre a hijo; de generación en generación; de verdad os digo, que por esta ingratitud, ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; aunque haya sido la mejor criatura del mundo; más, muy cerca queda del Reino del Padre; de verdad os digo, que todo recaudador de impuestos, deberá sumarse en contra tres puntitos celestiales por segundo; en el tiempo en que fueron recaudadores; desde el primer instante hasta el último; y los que sufrieron esta bajeza de la ley de la explotación, deberán sumarse a favor, tres puntitos por cada segundo transcurrido; desde el mismo instante en que empezaron a trabajar; la infancia hasta los doce años, nó está en el juicio final; porque nó lo necesita; vive la criatura en esta época, el magnetismo ilusorio celestial; fluídos que aún influyen en sus actos; vive como quien dice como un pajarito; mira la responsabilidad mental, como irresponsabilidad natural; de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que hizo sufrir a una inocente ó inocente, juzjados serán en juicio público; así también a ellos se les medirá, con la misma vara conque ellos midieron; así se abusará de ellos en otras exsistencias; de verdad os digo, que por cada mal acto hecho en la vida, el espíritu pide pagarlo en otra exsistencia; he aquí una de las causas el porqué se nace; criaturas que piden que a ellos les suceda, lo mismo que ellos hicieron suceder a otros; es lo que se llama en el Reino de los Cielos, ojo por ojo, diente por diente; porque el espíritu desea pagar el daño hecho, con las mismas características y detalles, que causó en otros; he aquí una ley universal propia de la imperfección; he aquí del porqué muchos nó son felices como el resto; muchos perecen físicamente; otros enloquecen; otros se pierden; otros se enferman; etc, etc.; de verdad os digo, que todo destino sin excepción alguna, está relacionado con su pasado espíritual; las exsistencias preparan para lo que a de venir; esta característica es común en vuestra clase de vida; una vida de pruebas con olvido del pasado; de verdad os digo, que se pide nacer de nuevo, por infinitas causas; porque nada más fácil para el Padre, que dar cualquier clase de vida, que toda mente pueda imaginar; cada microscópico acto comprendido ó nó comprendido, se vuelve vida para su propio perfeccionamiento; todos piden perfeccionarse en el Reino de los Cielos; ese todo es infinito; quienes son todos, sólo lo sabe el Padre; porque El lo a creado todo; de verdad os digo, que hasta las tinieblas de las que nada sabéis, piden al Padre conocer los mundos de la luz; la historia galáctica constituye el Alfa y la Omega, de la eternidad misma; cada microbio viviente, está llamado a ser una historia viviente en el Reino de los Cielos; porque nadie es desheredado; la herencia del Padre, dá derecho a todo; porque nada es imposible en el Padre; de verdad os digo, que olvidando el propio pasado, se gana el más elevado puntaje celestial; porque la incertidumbre es mayor; y nó sabiendo el futuro igual; mayor es la ganancia en los actos hechos en la vida; hay infinitos mundos, en que sus criaturas saben su pasado galáctico; lo ven en imágenes mentales; sí hijito; así es; tal como lo ves tú; como una interminable película en colores; así es divino Padre Jehova, por tu gracia divina; y estas criaturas, ven también su futuro; más, el puntaje ganado por ellos, es infinitamente menor que el de vosotros; he aquí las infinitas cualidades y calidades, de los sistemas de vida; más nada tienen límites en el universo; de un mundo se pasa a otro por siempre jamás; el nacer de nuevo no cesa nunca; las oportunidades de enmendarse son tan infinitas, como el universo mismo; de verdad os digo, que la credulidad también es viviente; y es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que creyó a uno que no creyó; la nó creencia pide al Padre, que no deje entrar al espíritu que no creyó que él lo podía todo; la creencia es la misma fé con identidad, cualidad y calidad; de verdad os digo que la entrada de todo espíritu al Reino del Padre, depende de lo más microscópico que tuvo el espíritu; depende de sus 318 virtudes, de sus moléculas y de todas las ideas que su mente generó en la vida.-

ALFA Y OMEGA