TODOS AQUÉLLOS QUE SE UNIERON EN MATRIMONIOS FASTUOSOS, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; ES UNA VERGUENZA Y UNA INMORALIDAD, QUE MIENTRAS OTROS SE MUEREN DE HAMBRE, LOS INMORALES DERROCHAN; TODO ESCANDALOSO DE CEREMONIAS FASTUOSAS, DEBERÁ SUMAR TODOS LOS SEGUNDOS TRANSCURRIDOS, EN EL TIEMPO DE TALES CEREMONIAS; POR CADA SEGUNDO, DEBEN CUMPLIR UNA EXISTENCIA, FUERA DEL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; así es; nunca al Padre Jehova le han agradado los escándalos, en ningún planeta de su creación; en tu mundo los llamados ricos, alardean con el poder del oro; alardean con una abundancia que nunca les perteneció; porque enseñado fué que todos son iguales en derechos delante del Padre; de verdad os digo, que hasta la última molécula de escandaloso alarde, se paga; a nadie se le mandó tener más que otro; porque el Mandamiento del Padre dice: No robarás; hay muchas clases de robo; el vivir en una abundancia que escandaliza al Padre, es uno de ellos; los ambiciosos de este mundo, legalizaron el llamado capitalismo; perpetuaron por generaciones la violación al Mandamiento del Padre; el mundo del sacrificio, la lucha y la paga, se fué acostumbrando a esta violación viviente; el que unos tuvieran más que otros, es causa de la astucia humana; la astucia es maldita; porque de la astucia se valió satanás para perder al género humano; el llamado capitalismo está basado en la astucia; la abundancia terrenal para unos pocos, no está justificada delante del Padre; porque su divina ley de la igualdad es universal; lo es para todos los mundos; y todo mundo que viole la igualdad enseñada por el Padre, es mundo sometido a juicio; de verdad os digo, que es por culpa de los que tuvieron más en este mundo, que este mundo sufrirá el Juicio Final; la causa no es otra; siempre en la eternidad, los ambiciosos han dado que hacer al Padre; es la gran plaga que azota a muchos mundos; son los enemigos número uno de la felicidad viviente; el Padre Jehova no niega la abundancia, porque es un derecho; lo que niega y castiga es el abuso; la astucia de algunos espíritus, al proponer sistemas de vida; de verdad os digo, que el mundo presenciará el llorar y crujir de dientes, de los que alardearon de una abundancia, que es una verguenza y una inmoralidad delante del Padre; todo alardeador deberá sumar todos los segundos en que hizo derroches; a nadie se le mandó escandalizar en ningún grado imaginable; el escándalo de haber tenido más de lo que tuvo otro, salió de los hombres; no salió del Padre; y el Padre Jehova sentencia a todo el que tuvo más, de lo que fué mandado, a quedar en la más grande miseria; conoceréis la pobreza que hicísteis conocer a otros; con la vara que medísteis seréis medidos; la vara son los Mandamientos de la vida; la moral conque medísteis a otros.-



Sí hijito; el dibujo celeste enseña que la justicia del Padre Jehova, es proporcional a la falta cometida; las ideas buenas llegan en su viaje por el espacio, hasta el mismo Reino de los Cielos; idea buena es aquélla que conserva la inocencia; la misma inocencia conque se inició en los lejanos soles; cuya responsabilidad la tiene el espíritu; el espíritu al pedir alianza con un cuerpo de carne, se constituye en criatura; y siendo criatura, su mente genera ideas; cuya influencia será mitad carne y mitad espíritu; el equilibrio de la idea, está en lo inverso de las tendencias que tuvo el pensar de toda criatura; la idea se equilibra en el espacio según la cualidad y la calidad de las tendencias que tuvo la mente que la generó; equilibrio es en la idea física, la fuerza conque avanza hacia los infinitos soles; esto es ir a ocupar el punto de orígen, de lo que será más tarde, un colosal planeta; los planetas de todo el universo, tuvieron primero el recorrido de una idea física; de verdad os digo, que por haber sido idea vuestro planeta, es que ninguna mente a podido calcular la edad de la Tierra; la edad de todo mundo es inseparable de su principio de exsistencia; ninguna criatura humana pidió saber en su conocimiento, el pasado de la Tierra; porque todos pidieron una prueba de vida con olvido de orígen; más, pidieron la conjetura y las suposiciones de tal ó cual problema; explicar el orígen de un planeta, es explicar el orígen y destino de las ideas físicas; porque de las microscópicas ideas, nacen los planetas; nada es imposible para el Creador del universo; de lo imposible que es para otras criaturas, sacó todo lo que exsiste; por lo tanto nadie se extrañe que de vuestras propias ideas, saque futuros planetas; es por ello que fué escrito: A cada uno según sus obras; y toda obra mental está compuesta por ideas; de verdad os digo, que hasta las letras conque expresásteis las frases, son juzjadas delante del Padre; todo lo que sóis en vuestra imaginación, todo adquiere vida delante del Padre; todo se expresa delante de Él; hasta la expresión es viviente; he aquí que la vida humana no era como lo supusieron todos; este error de concepto, es debido al olvido mismo que pidió cada uno, con respecto al orígen; probados fuísteis en todo concepto imaginado; todo lo que imaginásteis en la vida, fué probado por el Padre; porque se os avisó en las escrituras, que todo espíritu es probado en la vida; en todo lo que imaginásteis ó pensásteis, sale un puntaje celestial; de todas vuestras ideas que generásteis en la vida, queda una añadidura, que es la divina determinación del Padre; según la cualidad y la calidad de vuestro puntaje logrado en la vida, así es vuestra añadidura en cualidad y calidad; según la cualidad y la calidad, es que unos están más cerca ó más lejos del Reino de los Cielos; nó entrando ninguno de vosotros, al Reino de los Cielos, por culpa del sistema de vida, que os dieron; y por culpa de las llamadas religiones, es que cada uno ocupa un lugar fuera del Reino de los Cielos; de verdad os digo, que si vuestro sistema de vida, nó hubiese avergonzado a las inocencias de todos, todos entraríais al Reino de los Cielos; al quedar vosotros fuera del Reino, quedáis a la espera de ser llamados; lo que implica volver a nacer de nuevo, en algún lejano planeta; multitudes esperan fuera del Reino de los Cielos; criaturas venidas de incontables planetas; todos tienen historias vivientes que contar; y todas tienen por causa, violaciones hechas a la ley del Padre; escenas inauditas se ven fuera del Reino de los Cielos; allí se encuentran evoluciones que jamás se habían visto; multitudes sin fín; su número es como los granos de arena, que contienen los desiertos; he aquí el lugar a donde llegaréis; y estando en el lugar, maldeciréis el haber conocido al capitalismo y a las religiones; tal actitud surge en todos, al ver desde lejos, las maravillas del Reino de los Cielos; la desesperación más grande surge en las criaturas, el saber que estando el Reino a la vista, no podrán tener la dicha incomparable de ver a su propio Creador; he aquí las muchas determinaciones en los espíritus; he aquí de los muchos que juran vengarse en otras exsistencias, de lo que les hicieron en determinado mundo; he aquí una de las causas de las persecuciones y odios, en los planetas; el mal nace de las multitudes, que esperan fuera del Reino de los Cielos; dentro del Reino el mal es desconocido; fuera del Reino, están los que luchan por entrar al Reino; esta lucha no es lo que dura una exsistencia; es una lucha que abarca exsistencias, que ni el interesado es capaz de contar; porque en todo instante celestial, los espíritus que están fuera del Reino de los Cielos, piden volver a nacer de nuevo en determinado planeta; piden volver a reencarnar una vez más; he aquí la eternidad del espíritu; que nació para perfeccionarse eternamente; la sal de la vida es el conocimiento y la conservación de la inocencia; esta sal nó la supieron comprender en la Tierra; porque no se vivió un sistema de vida, basado en las escrituras del Padre; se vivió un sistema de vida extraño, cuyo dios fué el oro; en la Tierra se creó un comercio que descartó al Padre; se hicieron leyes, nó para engrandecer su ley; sino para engrandecer a los espíritus ambiciosos y egoístas; se creó un sistema de vida, opuesto a la moral de los Mandamientos del Padre; esta soberbia le cuesta a este mundo, su entrada al Reino de los Cielos; esta tragedia planetaria a ocurrido, ocurre y ocurrirá; porque nó sóis el único mundo habitado; lo del Padre no tiene fín en nada imaginado; de verdad os digo, que esta generación cierra un tiempo de vida, pedido en el Reino de los Cielos; la cualidad y la calidad de este tiempo, es la prueba de la vida en cada individualidad; porque seréis juzjados según vuestros actos mentales; y nó según las creencias impuestas; lo del hombre nó es lo de Dios; porque el hombre no le tomó en cuenta al crear sistema de vida; si le hubiese tomado en cuenta, la cualidad y la calidad del juicio final sería otro; ni tendríais juicio; porque nada tendría contra vosotros el Padre; según se portan los mundos, así es el juicio que reciben del Padre; nó es que el Padre sea severo; son los hijos que lo obligan a ser severo; porque el Padre vé las consecuencias a futuro infinito; lo que los hijos no pueden; las ideas serán vuestro juicio; lo más microscópico que poséis; las ideas que nadie tomó en cuenta como juicio final; he aquí el Alfa y la Omega; el principio y el fín de un mundo; Alfa se vá y Omega queda; Alfa ya fué probado por el Padre; Omega es la sucesión en el pedido de vida; es la iniciación de otra época en este planeta; la época que se inicia con la presencia del primogénito en la Tierra; se cumple lo que él os dijo hace siglos: Soy el Alfa y la Omega; soy el principio de la vida y el fín de ella; el fín de la cualidad y la calidad en Alfa; y la continuación de nueva cualidad y calidad en Omega; Omega es el nuevo mundo; el mundo donde manará leche y miel; el mundo de los niños; con nueva alimentación semejante a la vegetariana; porque el nuevo mundo omega, nó comerá la carne, por respeto al Mandamiento que dice: No matarás; porque todo animal es primero asesinado antes de ser comido; el espíritu de todo animal, se queja al Padre por el asesinato; porque todos tienen igual derecho ante el Padre; de verdad os digo, que todo el que comió carne, sabiendo los Mandamientos, nó entrará al Reino de los Cielos; deberán sumar todas las moléculas de carne que se comieron en la vida; por cada molécula de carne comida, es una exsistencia que deberá cumplirse fuera del Reino de los Cielos; y enfrentar las acusaciones de todas las moléculas de carne; una por una; porque el libre albedrío de una, es diferente de la otra; he aquí el llorar y crujir de dientes de todo un mundo que se guió por extrañas costumbres; costumbres salidas de un extraño sistema de vida; ambas ajenas a las escrituras del Padre; de verdad os digo, que toda costumbre que se cultivó en la vida, es juzjada segundo por segundo; instante por instante; idea por idea; toda mala costumbre es puntaje de tinieblas; y toda sana costumbre puntaje de luz; basta tener tan sólo un segundo ó menos de tinieblas, y no se entra al Reino de los Cielos; basta haber leído una letra de las escrituras del Padre, y se es salvo; porque esa letra es viviente delante del Padre; y defiende al espíritu que la pronunció; y por una letra salida de la voluntad del Padre, el espíritu visita el Reino de los Cielos; porque es llamado a la divina presencia del Creador; he aquí la sublime verdad; el mundo aumentará su puntaje celestial, leyendo al Padre, como jamás se leyó en este mundo; por cada letra leída, es un puntito de luz ganado; y más se acerca la criatura al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que de todo el conocimiento conocido en este mundo, las escrituras del Padre representan el mayor premio conocido; porque lo del Padre nó tiene fin; sus divinos premios igual; esto no significa que el mérito de las demás virtudes no valgan; valen según su jerarquía; porque las creó el Padre; la humildad es la primera seguida de la alegría y la paciencia; he aquí las virtudes del Reino de los Cielos; he aquí a los padres solares que en trinidad expansiva, se unieron en vida, a las inteligencias llamadas espíritus; he aquí una divina Revelación que corresponde al arca de las alianzas; la unión hecha vida entre la carne y el espíritu; el pensar humano consta de 318 virtudes salidas de lejanas lumbreras solares.-

ALFA Y OMEGA