TODOS AQUÉLLOS QUE INVENTARON RELIGIONES Y FILOSOFÍAS CONQUE DIVIDIERON LA FÉ DEL MUNDO, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; ASÍ COMO ELLOS DIVIDIERON, ASÍ SERÁN DIVIDIDOS TAMBIÉN EN OTRAS EXSISTENCIAS; EN OTROS MUNDOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO, UNO QUE A NADIE DIVIDIÓ; A UNO QUE DIVIDIÓ; SÓLO SATANÁS SE DIVIDE ASÍ MISMO.-

Sí hijito; nadie debió haber dividido a nadie; porque toda división es viviente delante del Padre; el mundo pidió la prueba de la vida, sin afectar en lo mínimo a los demás; ni en la forma más microscópica; la división mental tiene infinitas cualidades y calidades; la división de este mundo, tiene por cualidad, la de haber salido de un sistema de vida, que es injusto ante la igualdad del Padre; y su calidad es la ilusión basada en la ley del oro; todo lo que salió del pensar humano, idea por idea, fué desvirtuado por la ilusión y la división egoísta; el egoísmo lo creó el mismo sistema de vida; porque no hay criatura en este mundo, que no haya vivido en desconfianza; de verdad os digo, que los culpables del estado de cosas en este mundo, las pagarán; este mundo nó debió de haber conocido jamás la injusticia humana; por un grupo de egoístas y pocos evolucionados, sufrís; espíritus atrasados, que nó conciben otra forma de sistema de vida, que nó sea la del oro; he aquí las mentes más atrasadas de este mundo; la debilidad de estos seres, es el vicio de un bienestar con injusticia; en su debilidad, arrastraron a un mundo, que se vió obligado a seguirlos; porque momentáneamente nó le dieron otra alternativa; estos ilusionados se resguardan en la fuerza; de verdad os digo, que todo el que participó en la organización de este sistema de vida, será primero en el juicio del Padre; mientras más notorio se hizo un violador de la ley del Padre, primero es en su justicia; porque son los engrandecidos en un inmoral sistema de vida; todo filósofo que en su filosofía nó engrandeció al Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; ni quedará en este mundo; porque la propia enseñanza salida de su mente, al pedir justicia delante del Padre, divide al espíritu en su destino; al sentirse el espíritu culpable, toma decisiones que nó consideraba en la Tierra; he aquí que todo plan concebido en un sistema de vida inmoral, jamás se cumple; todos los propósitos del espíritu, se ven desbaratados; sólo el espíritu que cumplió su destino de pruebas, según las escrituras del Padre, tiene derecho a pedir según sus deseos; los que inventaron las religiones comerciales, tendrán que pagarlas; Juicio universal y público tendrán; porque la confusión de nombres conque trataron de explicar lo del Padre, es confusión mundial; he aquí las caídas de los que más se engrandecieron en la prueba de la vida; de verdad os digo, que ningún árbol filosófico que no sea las escrituras del Padre, quedará en este mundo.-



Sí Hijito; el dibujo celeste enseña que todos los mundos son observados por soles, mundos y naves; sóis objeto de estudios; tal como vosotros lo hacéis; de verdad os digo, que todos os observáis en el universo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que sucede en vuestro mundo, sucede en otros; he aquí el término bíblico: Lo de arriba es igual a lo de abajo; un término que quiso deciros que nadie es único en su propio mundo; que lo de arriba es igual a lo de abajo, se aplica a infinitos mundos; porque la creación del Padre, nó se reduce sólo a un mundo; lo del Padre nó tiene límite en nada imaginado; de verdad os digo, que quien imaginó límite alguno, nó entrará al Reino de los Cielos; porque todos prometieron alabar el poder infinito del Creador; nadie pidió limitar su divino poder; de verdad os digo, que exsisten muchas maneras de rebajar al Padre; una de ellas, es la de aventurarse a inventar lo que nó se debe inventar; el mundo está dividido en muchas creencias; está confundido; porque los que crearon las llamadas religiones, no tomaron por modelo único a las escrituras del Padre; se dejaron influenciar por la ilusión de la vida; amoldaron las grandes verdades, según el mundo que les rodeaba; mundo de moral cambiante; la Moral del Padre nó cambia jamás; la moral de los hombres varía en forma paralela a la ilusión de la vida; ilusión salida de la ley del oro; ilusión que nunca estuvo inspirada, en las escrituras del Padre; he aquí la diferencia entre lo que enseñó el Padre, y lo que enseñaron los hombres; toda enseñanza y todo conocimiento, posee jerarquía; la del Padre es la primera; es por ello que la Revelación juzja lo hecho por los hombres; y el Padre se vale de hombres para juzjar lo que hicieron los hombres; porque divino libre albedrío tiene; como lo tenéis vosotros; quien nó creyó, la creencia viviente le acusará en el reino del Padre; porque se mandó cultivar la fé; la fé también acusa; porque todo el pensar individual, tiene los mismos derechos a que tiene el espíritu; nadie es menos delante del Padre; nadie de lo que constituyó la imaginación; según la moral que cada uno imaginó y cultivó, es la justicia que recibe; porque toda moral es viviente y repercute en moléculas y virtudes; materia y espíritu acusan ó piden premios para tal ó cual espíritu; porque todo lo que fuísteis en la Tierra, vuelve a ser en el cielo; ¿nó se os enseñó que el Padre es infinito? ¿que nada es imposible para el que os dió la vida? de verdad os digo, que toda vida que pasó por este mundo, vuelve a serlo en donde el Padre quiere que sea; el Padre toma por base el mérito espíritual de la criatura; según el mérito que cultivó cada uno, es la cualidad y calidad del cielo ganado; el mérito cultivado debió ser una copia perfecta de las enseñanzas de las Escrituras y Mandamientos del Padre; ninguno que cultivó extraña moral a las escrituras del Padre, entrará al Reino de los Cielos; extraña moral son toda influencia inventada por los hombres: ciencias ocultas, sectas, religiones, y todo lo que está contra la Moral del Padre; porque todo lo que está contra la divina Moral del Padre, nó se conoce en el Reino de los Cielos; todo lo desconocido que surgió en los lejanos planetas, nó entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que entre lo desconocido, está el capitalismo y las religiones; y toda ciencia que nó consideró lo del Padre por sobre todas las cosas; todo lo que se hizo sin pensar en su nombre, nó entra al reino del Padre; de verdad os digo, que de vosotros mismos, salió el que seáis extraños fuera de la Tierra; toda criatura que en su paso por un planeta, fué indiferente para con las escrituras del Creador, igual indiferencia encontrarán fuera de sus planetas; todo el universo es consecuente en todos sus puntos; de verdad os digo, que así como vosotros sóis un todo, el universo también lo es; las malas acciones alejan al espíritu del reino del Padre; las buenas acciones lo acercan; maldad y bondad, son dos fuerzas magnéticas que luchan oponiéndose la una sobre la otra; esta lucha comenzó en el cosmos, desde tiempos que jamás comprenderéis; el bién y el mal constituyen eternidades paralelas; la divina grandeza del Padre, no se mide ni se calcula, como miden y calculan todas las criaturas del universo; porque lo del Padre, nadie lo conoce; se vá conociendo al Padre, a medida que se nace; más, el tratar de conocerlo es eterno; nó cesa jamás; nó tiene límite; de verdad os digo, que el nacer y volver a nacer, es el Alfa y la Omega de toda creación; todo pensar es eternamente relativo en cualquier punto del universo en que se encuentre; porque de una vida pasa a otra; de una cualidad y calidad viviente, pasa a otra cualidad y calidad viviente; se es viviente con conocimiento de causa relativo; y todas las causas relativas, salen de una misma ley eterna; en cada vida relativa, la individualidad se identifica con una eternidad que posee su propia cualidad y calidad; todos sienten una eternidad; más, quien la rechace por propia voluntad, se anula así mismo; la eternidad viviente le acusa delante del Padre; la eternidad posee tantas cualidades y calidades, como granos de arena, exsisten en un desierto; todo espíritu conversa en el reino, con su propia eternidad; porque la igualdad salida del Padre, se manifiesta en infinitos libres albedríos, dentro de uno sólo; la eternidad hace divina alianza con el espíritu; y la cualidad y calidad de la eternidad vá variando, a medida que el espíritu varía en su libre albedrío en sus sucesivas exsistencias; en cada exsistencia la criatura tiene distinta individualidad; por lo tanto, millones de vosotros, habéis estado en otras épocas en el mismo planeta en que estáis; todo espíritu nace de nuevo en criatura nueva.-

ALFA Y OMEGA