TODOS AQUÉLLOS QUE HICIERON UNA SOLA CARNE Ó MATRIMONIO, Y NÓ SABÍAN LAS SAGRADAS ESCRITURAS, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; DEBERÁN SEPARARSE MARIDO Y MUJER; LA NÓ ENTRADA AL REINO DE LOS CIELOS POR ESTA CAUSA, AFECTA A SUS HERENCIAS HASTA LA CUARTA GENERACIÓN; ES MÁS FÁCIL QUE ENTRE AL REINO, UN MATRIMONIO ILUSTRADO EN LAS LEYES DEL PADRE, A UN MATRIMONIO DE IGNORANTES É INGRATOS.-

Sí hijito; marido y mujer que fueron unidos en matrimonio, por la extraña moral llamada religión, deberán separarse; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; como lo es toda filosofía que divide a otros; sólo satanás divide, para luchar contra la igualdad enseñada por el Padre; los matrimonios de este mundo, nó cumplieron con lo prometido al Padre; nó cumplieron la ley que ellos mismos pidieron cumplir; porque todo se pide en el Reino de los Cielos; todos los de este mundo, pidieron al Padre, saberse de memoria toda la escritura por sobre todas las cosas; por sobre todo otro conocimiento; por sobre sí mismo; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, matrimonios ilustrados en lo del Padre, a que entren matrimonios ignorantes é ingratos; de verdad os digo, que ningún matrimonio del llamado mundo cristiano, entrará al Reino de los Cielos; porque ninguno se sabe de memoria las escrituras del Padre; tuvieron toda una vida para hacerlo; más, cayeron bajo la influencia de la ilusión materialista de la vida; ilusión que nó conduce al Reino del Padre; esta ilusión debió ser vencida por cada uno de vosotros; porque así lo prometísteis en el Reino de los Cielos; esta ilusión basada en el interés al oro, fué la suprema prueba para todo espíritu; en la prueba de la vida misma; todos los matrimonios de este mundo, se unieron con una ilusión que nó salió del Padre; salió de las leyes del oro; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo matrimonio que conoció el sistema de vida basado en el oro; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos los matrimonios del mundo; he aquí el llorar y crujir de dientes, de las que esperan hijos; porque por causa de la ignorancia de padre y madre, tal hijo nó entrará al Reino de los Cielos; esta ley es hasta la cuarta generación; así es el universo expansivo del Padre Jehova; la herencia es viviente y pide transmitirse; la herencia está en la carne y en el espíritu; está en las moléculas de carne y en las 318 virtudes del pensar humano; todo cuanto se hace en la vida, lleva la influencia de la herencia; la herencia es una magnetización que nadie a visto; sólo se sienten sus efectos; toda herencia posee cualidad y calidad en cada individuo; la herencia también es planetaria; exsisten términos infinitos, para explicar las herencias que han cultivado, las criaturas de todos los mundos del universo; la cualidad y la calidad de la herencia terrenal, es la desobediencia a la ley del Padre, por ilusión impuesta; porque habéis sido obligados a vivir en un sistema de vida, que se guarece en la fuerza; tal herencia vivida por los terrenales, nó entra al Reino de los Cielos.-



Sí hijito; es así; tal como lo venías viendo desde niño; las sensaciones humanas, viajan también al espacio; toda sensación es un magnetismo que esperó desde años, el instante para desarrollarse; toda sensación es un pedido hecho por el espíritu; toda sensación incluyendo la sexual, pidió la moral como la pidió el espíritu; porque todos tienen iguales derechos delante del Padre; materia y espíritu lo tienen; en el dibujo celeste, se vé como las sensaciones viajan al cosmos; son como los vapores de un líquido que tiene temperatura; las sensaciones poseen libre albedrío tal como lo tienen las ideas y el espíritu; las sensaciones son recogidas en el cosmos, por los tripulantes de los platillos voladores; ellos las clasifican, tal como un jardinero clasifica la semilla; porque de toda sensación nace magnetismo expansivo; nacen futuros planetas; tal como ocurre con las ideas, que generáis a diario; he aquí la causa de aquéllos mundos, que tienen filosofías vivientes misteriosas; son herencias salidas de criaturas que vivieron en mundos que ya nó están en el espacio; porque pasó una eternidad, desde que la criatura, emanó una sensación; esta ley fué escrita para vosotros, en otros términos; escrito fué: Todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; toda sensación lo es; son tan humildes y microscópicas, que nadie las vé; son como las ideas mismas; que se dejan sentir y nó se dejan ver; toda parábola salida del Padre, es para la materia y el espíritu porque ambas son vivientes en sus respectivas leyes; sensaciones é ideas, cumplen leyes físicas como las cumple el espíritu; he aquí la causa de lo misterioso en este mundo; el misterio es viviente; y todos vosotros lo pedísteis en vuestras sensaciones é ideas; de lo contrario el misterio se ignoraría en este mundo; todo lo que se sabe en una exsistencia, se pidió en el Reino de los Cielos; incluyendo lo que se intuye y que nunca se sabe su causa; de verdad os digo, que toda sensación, al ser juzjada ante el Padre, pide la presencia del espíritu que lo emanó; ¡pobres de aquéllos cuyas sensaciones los acusan de escandalosos é inmorales! más les valdría nó haber pedido alianza alguna, con sensación alguna; de verdad os digo, que toda sensación a nadie acusa, cuando el espíritu se guió en su vida íntima, por la moral de las escrituras del Padre; porque la sensación de nada tendría de que avergonzarse; este mundo de vida de prueba, nó entra al Reino de los Cielos, porque todas sus sensaciones, tienen la influencia de una extraña moral, salida de un extraño sistema de vida; de un sistema de vida, que se inspiró en las leyes del oro; y nó en las leyes del Padre; sólo entran al Reino de los Cielos, las criaturas que vivieron en un sistema de vida, que tuvieron por leyes, las escrituras del Padre; es por ello que se os enseñó: adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; este divino mandato significa, por sobre todos los sistemas de vida concebidos; está aquél sistema de vida, que más se asemejó a la divina psicología de las escrituras; de verdad os digo, que el término: Por sobre todas las cosas, fué pedido por vosotros mismos; porque todo se pide en el Reino; y significa que el Padre está primero, por sobre todo lo que pensó vuestra imaginación; he aquí que como hicísteis las cosas en el mundo, nó es del agrado del Padre Jehova; dividísteis el mundo en naciones; sabiendo que sólo satanás divide y termina dividiéndose él mismo; creásteis el capitalismo, que produce ricos; sabiendo que ningún rico entrará al Reino de los Cielos; creásteis el término ciudadano; sabiendo vosotros que en las escrituras del Padre, el trato es hermano; bendecísteis y legalizásteis las armas; sabiendo vosotros que el Mandamiento del Padre os mandó nó matar; hicísteis las leyes en este mundo, de manera que toda la carga de injusticia, se la lleve el pobre y el humilde; sabiendo vosotros, que todo pobre y humilde es primero ante el Padre; y sabiéndolo, nó lo complacísteis en sus deseos; haciendo que el pobre y el humilde, gobernara el mundo; dejásteis que el escándalo y la lujuria, invadieran vuestras costumbres; sabiendo vosotros que se os mandó nó escandalizar; en ninguna forma imaginada; dejásteis que unos comerciantes, inventaran las religiones y dividieran vuestra fé; sabiendo vosotros, que las llamadas religiones nó son ni del Reino de los Cielos, ni de las escrituras del Padre; el Padre os dejó un evangelio para vuestra individualidad; porque cada uno se hace su propio cielo; dejásteis que os gobernara la fuerza; sabiendo vosotros, que el que mata a espada muere a espada; todo lo sabíais; más, tomásteis el camino de la ilusión, y dejásteis que el olvido invadiera vuestro espíritu; este olvido por lo que es del Padre, os cuesta la entrada al Reino de los Cielos; todo lo hicísteis con conocimiento de causa; porque todos sabían que exsistían unas escrituras; que debieron haber sido estudiadas por sobre todas las cosas de este mundo; porque las escrituras del Padre, inician el último acontecimiento en vuestras vida; cierra el capítulo de la vida que pedísteis; cierra una época en este mundo, é inicia otra; juzja lo que hicísteis, y dá nuevas leyes de lo que ha de venir; porque la palabra salida del Padre, es profética; de verdad os digo, que estáis a las puertas del juicio final; un juicio que vosotros mismos pedísteis; todo se pide en el Reino de los Cielos; el juicio que pedísteis, comienza por doctrina; y termina con prodigios en la misma naturaleza; pedísteis el saber de como fueron hechas todas las cosas; pedísteis ser juzjados con conocimiento de causa; es por ello que los Rollos del Cordero, nó tienen fín; porque la obra del Padre nó lo tiene; explicar su creación, nó tiene fín; he aquí que por el fruto se conoce el árbol; quien nó distinguió el fruto de una doctrina salida del Padre, del fruto de las doctrinas salidas de hombres, nó entrará al Reino de los Cielos; porque se os mandó buscar la verdad por sobre todas las cosas; porque todo cuesta en la vida; todo, materia y espíritu, están subordinados al mandato Celestial: te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque el más mínimo esfuerzo tiene que tener por cualidad y calidad, el mérito y la humildad de sí mismo.-

ALFA Y OMEGA