TODOS AQUÉLLOS PADRES Ó MADRES QUE PERMITIERON QUE EL EXCESO DE CELO EN SUS HIJOS, PERMITIERA INJUSTICIAS EN OTROS SERES, NÓ ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; LA INJUSTICIA SEA CUAL FUERE SU GRADO, NÓ ES PERMITIDA EN EL CIELO DE LOS JUSTOS.-

Sí Hijito; las injusticias forman jerarquías infinitas de futuras tinieblas; porque tal como las ideas y las sensaciones, la injusticia es también expansiva y viviente; de una microscópica injusticia, nace un reino de tinieblas; nace una filosofía viviente, cuya cualidad y calidad, será la lucha por las injusticias; todo se perpetúa en el universo; lo salido de cada criatura, nó cesará jamás de expandirse; tal como el universo mismo; la eternidad sólo se detiene por un instante cuando el espíritu pide conocer una forma de vida; todo se repliega a la invisibilidad; es el olvido del propio pasado en la vida humana; todo espíritu al dejar un planeta, se encuentra en el espacio con todas las ideas, sensaciones é injusticias, que generó por su paso en el planeta; de verdad os digo, que todo espíritu malo, se llena de pavor al saber esta ley; allí en ese instante comprende, el porqué toda escritura salida del Padre, enseñaba ser bueno en la vida; lo que vé le espanta; porque se siente responsable de su propia herencia; y tiene que rescatarla de las tinieblas; he aquí otra tragedia y llorar de crujir de dientes, de los que fueron malos en la vida; la más microscópica maldad generada, se multiplica en el espacio; igual ley eterna cumple el bién generado; del más microscópico bién, nace un futuro paraíso; esta revelación llena de felicidad al espíritu que hizo el bién en la vida; mientras mayor cultivo del bién se hizo, mayor número de paraísos nacerán en el espacio; igual ocurre con el mal; mientras más malo se fué en la vida, mayor número de planetas-infierno nacen; la expansión del cielo creado por sí mismo, es proporcional al tiempo en que se hizo bién ó mal; y es paralelo a la cualidad y la calidad del ser pensante; he aquí que cada uno se hace su propio cielo; porque cada uno generó ideas en su respectivo libre albedrío; he aquí la eternidad salida de vosotros mismos; en todo instante estáis creando eternidad; porque en todo instante estáis pensando; cuando se deja de pensar, se cesa de crear eternidad; he aquí una Ley que estremecerá al mundo; porque este mundo está lleno de mal intencionados; las ideas que se piensan y nó se expresan por el habla, también se eternizan en el espacio; de ellas nacen mundos malignos y silenciosos; mundos que tendrán que ser rescatados de la ignorancia que recibieron por herencia; he aquí la Ley de los futuros redentores; una Ley universal; una Ley tanto de Arriba como de Abajo; una Ley que es el Alfa y la Omega del complemento de la perfección; no hay criatura alguna que no haya sido ó vaya a ser, redentor de un mundo; mundo salido de sus propias ideas ó sensaciones; he aquí se os levanta uno de los misterios de la Trinidad Solar; el Hijo Primogénito vino al mundo, a cumplir una divina misión; nó porque Él haya creado el mal en este mundo; este mundo Tierra nó estaba destinado al mal; vuestros primeros padres, violaron la ley de los paraísos; crearon en el mismo, la desobediencia; ellos cambiaron el destino de este planeta; lo marginaron de la familia de los paraísos; he aquí la causa por la cual, todo cuesta en este mundo; he aquí el porqué se cerraron los cielos a este planeta; la Tierra en que estáis, salió de los soles Alfa y Omega de la Galaxia Trino; el orígen de vuestro planeta es solar; porque hay infinitas clases de orígenes; la creación de los mundos, es como la creación de las individualidades; en que habiendo infinitas, ninguna es igual a la otra.-



Sí Hijito; este dibujo celeste enseña que todo mundo del espacio tiene dimensiones que nó tienen fín; las dimensiones son espacios que los ojos humanos nó ven; por las invisibles dimensiones viajan vuestras ideas; y todo lo que se volatiza; nada desaparece en el sentido de la nada; la nada también es dimensión; porque la nada es idea; y toda idea se materializa en su respectiva dimensión; las sensaciones también tienen sus dimensiones; nadie es desheredado en los derechos universales; materia y espíritu tienen su dimensión; en donde la herencia se expande; constituyendo cielos y planetas microscópicos; la sal de la vida sale de vosotros; está en la materia y el espíritu; la sal de la vida, es el punto de partida de la trinidad hijo y la continuación de la Trinidad Padre; el hijo participa de lo que hizo el Padre; la participación del hijo viene haciéndose desde muchas eternidades atrás; porque tal participación abarca exsistencias que nó tienen fín; porque todo espíritu nace de nuevo; los nacimientos nó tendrán jamás fín; porque lo del Padre nó tiene fín; y el perfeccionamiento que ofrece a sus hijos, nó tiene fín; los que dudaron de otras exsistencias, del Padre dudaron; porque se les enseñó que Dios era infinito; que nó tiene fín en nada imaginado; de verdad os digo, que quien nó hizo esfuerzos mentales por imaginar de como sería el infinito del Padre, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que mentalmente se esforzó, a uno que nó se esforzó; el más mínimo esfuerzo es premiado en el Reino de los Cielos; y entre el mínimo entre los mínimos, de los esfuerzos mentales, está el Padre; porque Él es la primera cualidad y calidad del universo; el universo está infinitamente lleno de dimensiones; unas dentro de otras; en lo profundo-interior y en los presentes-expansivos; de verdad os digo, que toda dimensión es una galaxia que jamás tendrá fín; cuando se nace en una vida, se crean a la vez, otras tantas dimensiones; su número a lo largo de una exsistencia, es como el número de granos de arena que contiene un desierto; y todas las dimensiones que creásteis en la vida, os esperan fuera de la Tierra; ellas desean conocer a su Creador; de verdad os digo, que sólo exsiste un sólo Creador; el Padre Jehova; más, los hijos crean imitando al Padre; la imitación fué pedida por vosotros; todo espíritu pidió imitar al Padre por sobre todas las cosas, en la prueba de la vida; cada individualidad es una imitación en el Padre; es por eso que fué escrito: Hechos a imagen y semejanza de Dios; de verdad os digo, que la divina imagen del Padre, es eternamente relativa; jamás alcanzaréis a igualar su divina imagen; conocer una vida, es para todo espíritu, conocer una imagen del Padre que nó conocía; en cada nacer de nuevo, ocurre lo mismo; el divino término que fué dicho: El que nó naciere de nuevo, nó puede ver el Reino de Dios; quiere decir que el Reino del Padre, es sucesión eterna viviente; conocer al Padre, es una de una de las infinitas formas, en que se le puede ver; las formas en que se le puede ver, nó tienen límites; ni jamás lo tendrá; todas las individualidades que encierran todas las criaturas de todos los mundos del universo, pidieron tal forma y semejanza para verlo; las formas y las semejanzas, nó tienen ni principio ni fín; aún suponiendo que el principio del principio de sus criaturas, tuvo un principio; nacer de nuevo, es el destino universal de todas las criaturas pensantes; la grandeza del Padre, nó se detiene en una exsistencia; porque nada en Él tiene límites; por lo tanto, las grandezas del Padre, nó terminan jamás; en sus divinas cualidades y calidades; de verdad os digo, que el Padre nó muestra jamás su divino rostro; de mostrarlo, quemaría todo el universo sin principio ni fín; más, como nada es imposible para el Padre Jehova, Él se muestra a sus criaturas, en una forma que le vé y le entiende, sin quemarlo; de verdad os digo, que la forma de dejarse ver, por determinado mundo, es únicamente exclusiva del libre albedrío del Padre; si el Padre desea dejarse ver en forma humana, ¿quién puede oponerse? muchos en este mundo, tratan de sujetar el Libre Albedrío del Padre, a su microscópico conocimiento; muchos han dicho, que de ningún ser humano, puede valerse el Padre; profundo error; el Libre Albedrío del Padre es impenetrable; de verdad os digo, que los tales que así pensaron, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque les faltó humildad; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que prefirieron callar, antes de dar una opinión en este punto; porque tal silencio es un acto de humildad ante lo que nó se conoce; es prudencia y sabiduría; he aquí la prueba universal pedida por vosotros mismos; porque todo se pide en el Reino; todos pidieron la dificultad espíritual de comprender al propio Creador; porque probados fuísteis en la vida; de verdad os digo, que la prueba de la vida son todas las sensaciones desconocidas de vuestra individualidad; lo desconocido pedido por vosotros, posee cualidad y calidad; cada individualidad pidió la dificultad para vencerla; buscar y encontrar el destino del propio entendimiento; y mientras más dificultad tuvo tal búsqueda, mayor es su mérito en el Reino de los Cielos; mayor es su puntaje celestial; el más sufrido entre los sufridos, es primero en entrar al Reino del Padre; muchos hablan de ser ellos los elegidos; de verdad os digo, que para ser un elegido delante del Padre, hubo que saberse de memoria, toda la Escritura del Padre, en la prueba de la vida; hubo que haberle dado preferencia por sobre toda búsqueda imaginable; por sobre todas las cosas, que os salieron al paso; lo que resulta poco menos que imposible, ante la ilusión y la fascinación del interés al poder del oro; de verdad os digo, que tal ilusión y tal fascinación, ningún premio reciben; porque el bienestar que os dió el oro, es vuestra recompensa; los que lucharon para nó dejarse dominar por la ilusión y fascinación del poder del oro, serán premiados; serán resucitados en carne en este mundo; volverán a ser niños en este planeta; he aquí el llorar y crujir de dientes del llamado mundo cristiano; mundo de la falsedad y la hipocrecía; un mundo que cultivó una extraña individualidad formada por una extraña espíritualidad con extraña moral; una moral que sirvió a dos señores; sirvió al oro y al Dios viviente; de verdad os digo, que nadie pidió al Padre, servir a otro señor; porque todos sabíais que sirviendo a dos señores, os dividiríais; y sabíais que ningún espíritu dividido, entraría al Reino de los Cielos; todos sabíais que satanás al dividir a los ángeles del Cielo, dividió un Reino; y todo dividido fué echado fuera; he aquí que jamás entrará al Reino, todo aquél que al acostumbrarse a una inmoralidad viviente, como lo es un sistema de vida basado en el oro; porque tal sistema de vida es un perpetuo dividir a la materia y el espíritu; a medida que pasan los segundos que se van viviendo, el espíritu más se aleja del Reino de los Cielos; he aquí la tragedia de todo un mundo; un mundo que al ser guíado por espíritus meramente materialistas, imitaron lo de satanás; todo el que conoció la influencia del oro, conoció la influencia de la división; nó conoció la igualdad enseñada por el Padre; y basta conocer aunque sea la palabra división en cualquier derecho del espíritu, y nó se entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que toda la ceguera de la historia humana se paga; desde el primer instante a través de los siglos, hasta el último instante; esta ceguera a costado a este mundo, un alejamiento del Reino de los Cielos, de tantos segundos, como segundos contuvieron todos los siglos pasados; de verdad os digo, que cada segundo transcurrido, es viviente delante del Padre; habla, se expresa y se manifiesta delante del Dios viviente; vuestro Juicio Final, abarca desde el primer instante en vuestras vidas, a partir de los doce años de edad, hasta el último instante de vuestra vida; incluyendo el último suspiro de vida; y para los que pidieron ser juzjados en la Tierra, hasta el último instante de la Revelación; de verdad os digo, que todos en este mundo, calcularán el número de segundos vividos; hora por hora; año por año; y las ideas que cultivaron en cada segundo pasado; todos se armarán de las mejores ideas; porque toda idea buena acerca al Reino de los Cielos; y toda idea mala aleja al espíritu, del Reino del Padre; esta época de la humanidad será llamada la batalla del Armagedón; porque toda la generación buscará en el archivo de su vida, las mejores ideas; la mejor arma para acercarse al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que jamás hubo ni habrá, mayor polémica intelectual en torno a la Doctrina del Cordero de Dios; porque la jerarquía de todo Primogénito, está por sobre toda jerarquía humana; Hijo Primogénito, significa primero en todo lo imaginable; primero en telepatía viviente; primero en doctrina viviente; hasta mandar las fuerzas de la naturaleza; lo último, marca el fín de toda prueba humana; hasta el último instante la fé de este mundo es probado; hasta el instante en que el Hijo Primogénito mueve montañas, con su poder mental; resucita a los que pidieron ser resucitados; abre las aguas de los océanos; todo prodigio le fué dado en este mundo; su reinado en el Mundo Omega, será un reinado de prodigios; nuevas leyes que dejarán en el olvido, a la ciencia materialista; he aquí, un llorar y crujir de dientes, para los orgullosos que se creyeron únicos en su conocimiento; he aquí el fín de una ciencia que exsistió para ser probada por el Padre Jehova; he aquí que de esta ciencia nó quedará nada porque nada quedará de su mundo; el mundo materialista pasará, como pasará esta Tierra; todo planeta tiene su edad y muerte, escrita en el Reino de los Cielos; como la tienen sus criaturas; de verdad os digo, que los prodigios de un Padre Solar, maravillan a los mundos; y provocan las más grandes revoluciones, en todas las mentes; el materialismo estará espantado ante la presencia de un Hijo Solar; por primera vez, será impotente ante la Ley venida del Reino de los Cielos; y caerá la bestia; la bestia que fué probada por unos siglos; que no son más, que un suspiro en el tiempo Divino del Padre; el término bestia representa todas las violaciones y las tinieblas, de los que se enseñorean de sus propias ideas; las ideas malas, que son producto de mentes que se alejaron de las Leyes y Escrituras del Padre, constituyen entes vivientes que asolan a las lejanas galaxias; de tales ideas malignas, nacen los futuros mundos-infiernos; la bestia pide de vez en cuando al Padre, volver a probar vida en algún mundo de la luz; he aquí lo que son los espíritus del materialismo; espíritus de gran sabiduría; más, su cualidad y calidad, es de las tinieblas; porque toda su ciencia, nó lleva el sello de la espíritualidad del Padre; materialismo significa en Ciencia Celeste, bestia que mata las ideas del espíritu; su misma palabra lo dice; de verdad os digo, que el materialismo nó es árbol plantado por el Padre; y de raíz será arrancado de la evolución humana; para el Padre, los humildes son los primeros y por los humildes, debió haber crecido el árbol humano; la soberbia humana lo hizo crecer en sentido opuesto; porque este mundo hizo lo opuesto, a las enseñanzas de las Escrituras del Padre; el que manda en el mundo, nó es el humilde; en este mundo manda el que más oro tiene; y enseña al mundo una extraña moral, que tiene en sí misma, la influencia de la codicia y la ambición que será maldecida por el mismo mundo; porque quien conoció codicia y ambición, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino, los que jamás oyeron hablar de codicia y ambición; porque hasta los oídos se quejan delante del Padre; y todo lo que escuchó salido de un extraño sistema de vida, todo se paga en puntito celestial; instante por instante.-

ALFA Y OMEGA