TODO REVOLUCIONARIO ES UN PROFETA EN LA JERARQUÍA CORRESPONDIENTE; LOS REVOLUCIONARIOS PIDIERON AL PADRE JEHOVA, LUCHAR CONTRA LA INJUSTICIA DEL MUNDO; TODA INJUSTICIA DE ESTE MUNDO, NACE DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO; Y TODOS LOS QUE LUCHAN CONTRA ALGO QUE NO SALIÓ DEL PADRE, GRANDES SON EN EL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; la lucha contra el demonio fué pedida por toda la humanidad; el demonio toma muchas formas en los mundos; en esta Tierra tomó la forma de un extraño é inmoral sistema de vida; cuyo señor fué el oro; de verdad os digo, que todo aquél que protestó contra un sistema de vida, que no salió del Padre Jehova, es premiado en el Reino de los Cielos; la pasividad que es pariente de la paciencia, es menos premiada; porque esta más lejos del divino mandato que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; este divino mandato significa que toda forma de lucha y esfuerzo imaginable, es grande ante el Padre; hay muchas clases de luchas en la vida humana; en su cualidad y calidad; en su intención; la más sublime de las luchas, es aquélla que defiende lo que al Padre agrada; es aquélla que pensó en sus Mandamientos; en sus escrituras por sobre todas las cosas del mundo; he aquí el por qué de la grandeza de todo revolucionario; he aquí el principio hecho lucha; porque el Hijo Primogénito, se constituyó en el primer revolucionario del mundo; porque su divina jerarquía solar, está por sobre toda la humanidad; el revolucionario que luchó contra el llamado capitalismo, luchó porque nada de justo tenía; ¿no hay unos que tienen más que otros? ¿en dónde dejó el capitalismo la igualdad enseñada por el Padre? de verdad os digo, que todos aquéllos que no defendieron la igualdad enseñada por el Padre, ninguno entrará al Reino de los Cielos; ¡y muchos de estos ciegos, se autodenominan cristianos! falsos cristianos son; porque son cristianos de boca; y no cristianos por espíritualidad; he aquí al mundo llamado la derecha; he aquí a los perdedores de la prueba de la vida humana; he aquí a los seguidores y sustentadores, de un sistema de vida basado en el oro; he aquí a los ilusionadores del mundo; he aquí a los creadores de la falsa felicidad; porque ninguno de ellos verá la gloria del Padre; porque más les valdría, no haber creado un sistema de vida, que lleva en sí mismo, el gérmen de la ambición; porque todos los que conocieron el capitalismo, todos quedaron fuera del Reino de los Cielos; he aquí que el propio llorar y crujir de dientes de este mundo, salió de los mismos hombres; de los mismos que se atrevieron a regir los destinos de este planeta, sin tomar en cuenta las escrituras del Padre; he aquí la cosecha de la prueba de la vida, que ellos mismos pidieron; he aquí en lo que terminó, los que prefirieron al oro que al Dios viviente; he aquí los que se dejaron influenciar, por un sistema de vida, salido de debilidad espíritual; salido del complejo de la ambición; complejo que prometieron al Padre, vencer en la prueba de la vida; más, el complejo los venció a ellos; porque débil fué la resistencia moral que opusieron a la tentación; tan débil fué, que todo un mundo que pidió ser probado, no entrará una vez más, al Reino de los Cielos.-



Sí hijito; los círculos de colores del dibujo celeste, representan las ideas de la humanidad; todo ser pensante genera ideas; de cuya forma sólo conoce la acción mental; no conoce la forma física de la idea; ni la vé cuando ésta se eleva al infinito; toda idea se desprende de la mente en forma lineal y termina en forma circular; tiene principio Alfa y fin Omega; cada acto mental hecho en la vida, se vuelve realidad fuera de la Tierra; esta ley se cumple en infinitos planetas del universo; y se viene cumpliendo desde tiempos que jamás serán calculados; de verdad os digo, que tal como vosotros véis la Tierra de tamaño colosal, así vuestras ideas se materializan en el universo; de cada idea vuestra, nace un futuro planeta; he aquí que sin saberlo vosotros, creáis mundos como los crea el Padre; lo de arriba es igual a lo de abajo; vosotros creáis en forma microscópica y el Padre en forma infinita; he aquí la herencia común entre Padre é hijos; he aquí el comunismo espíritual; el mismo comunismo que todo espíritu humano, prometió hacer cumplir en la Tierra; porque todo hijo que vá a lejanos planetas a conocer alguna forma de vida, promete al Padre sembrar la semilla del Reino de los Cielos; y la semilla del Reino de los Cielos, es el comunismo celestial con filosofía de niño; la semilla del Reino a nadie divide; ni en lo más microscópico; la semilla del Reino desconoce la propiedad privada; y desconoce toda forma de egoísmo; de verdad os digo, que todo aquél que defendió la posesión material, no entrará al Reino de los Cielos; nadie de este mundo, pidió al Padre defender lo efímero; lo que se reduce a polvo con el tiempo; porque todos sabían, que sólo el tiempo del Reino de los Cielos, es el único Eterno que exsiste; los tiempos vividos en los planetas, son tiempos relativos; y lo son hasta que el mismo planeta se vuelva polvo; tiempo y planeta, son poco menos que un suspiro frente al tiempo eterno; es por ello que fué escrito: Del polvo eres y al polvo volverás; porque el espíritu vá naciendo de mundo en mundo; cuyas exsistencias van desapareciendo del espacio; de verdad os digo, que todos aquéllos que haciendo uso de sus libres albedríos, fueron individualistas en la prueba de la vida, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque al escoger tal camino, no cumplieron con lo prometido al Padre; todos sin excepción alguna, prometieron al Padre Jehova, defender los derechos en igualdad; prometieron luchar contra sus propias tendencias individualistas, si fuese necesario; porque una multitud de individualistas, perpetúa la división; tal como viene sucediendo de siglo en siglo; he aquí un falso concepto de la verdadera justicia; el error parte de sí mismo; parte de la misma individualidad; este error se viene transmitiendo de padre a hijo; es por ello que fué escrito: Ciegos guías de ciegos; con tal individualismo, se alejaron todos del Reino de los Cielos; todos se alejaron de la igualdad enseñada por el Padre; he aquí que al dividirse el mundo, fué aprovechado por satanás; que tomó la forma de sistema de vida; cuyo símbolo es el oro; de verdad os digo, que toda la humanidad es acusada en el Reino del Padre, de ser cómplice con este sistema inmoral de vida; porque este sistema de vida basado en el oro, no se conoce en el Reino de los Cielos; el dinero no se conoce; el dinero es inmoral; porque hace a unos ricos y a otros pobres; ni ricos ni pobres se conocen en el Reino de los Cielos; porque de la igualdad, no sale tal inmoralidad; de verdad os digo, que sólo los revolucionarios nó son acusados de complicidad delante del Padre; porque con sudor, sangre y lágrimas, intentaron darle una más justa igualdad a todos los demás; de verdad os digo, que todo Revolucionario entra al Reino de los Cielos; porque el puntaje celestial que les corresponde, equivale a toda la humanidad; porque por ella lucharon; por ella fueron perseguidos; por ella fueron calumniados; por ella fueron torturados y asesinados; ¿y los cómodos del mundo, por quienes lucharon? ¿qué mérito podrá presentar un cómodo, que prometió en el Reino, luchar contra la injusticia? de verdad os digo, que ningún cómodo entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; acusados serán ante el Padre, de haber sido indiferentes ante la lucha de los otros; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los cómodos y ciegos del mundo; cómodos y ciegos, salidos de un extraño sistema de vida, desconocido en el Reino de los Cielos; he aquí que todo cómodo maldecirá su herencia; maldecirá a padre y madre; porque por sus culpas, no entrarán al Reino de los Cielos; y los padres, maldecirán a sus padres; de verdad os digo, que no exsiste tragedia mayor, que la de saber, que no se entrará a la morada del Padre; el espíritu sigue por eternidades buscando al Padre sin hallarlo; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos aquéllos que se declararon imparciales frente a las luchas de la vida; luchas que ellos mismos pidieron; nadie pidió al Padre, ser un mero espectador, frente a la acción del demonio; porque ningún imparcial entrará al Reino del Padre; ni ninguno a entrado; he aquí un mundo dividido en dos; más, sólo uno de ellos, tenía la razón; ese es el mundo comunista; el mundo que perdió ante el Padre Jehova, es el mundo que se fascinó con el oro; es el mundo capitalista; porque tal mundo luchó contra la igualdad enseñada por el Padre Jehova; ¿no se os enseñó, que todos son iguales en derechos ante Dios? si todos son iguales delante del Padre, ¿por qué no imitásteis al Padre, por sobre todas las cosas? he aquí la primera caída de este extraño sistema de vida; porque el Padre es la causa primera en toda exsistencia; de verdad os digo, que al pedir vosotros libre albedrío terrenal, pedísteis a la vez imitar el comunismo celestial en la Tierra; porque lo que vísteis en el Reino del Padre, era lo más perfecto del universo; he aquí una pregunta universal que os hará el Hijo Primogénito: ¿de dónde sacásteis este extraño sistema de vida? en las escrituras de mi Padre, no está; en el Reino de los Cielos, tampoco se conoce; ¿de dónde lo sacásteis? he aquí un árbol que no plantó el Padre Jehova; y que de raíz será arrancado de la evolución humana; la cualidad y calidad de este extraño sistema de vida, es el cálculo y el engaño; la misma maldita psicología de la serpiente que engañó a Adán y Eva; he aquí a satanás disfrazado de sistema de vida; he aquí que la ilusión de la vida, es demoníaca ilusión; porque no se inspira en el Padre; se inspira en el oro; he aquí que todo capitalista, llorará lágrimas de sangre; porque la mayoría están en la ley de la maldición; estar en la ley de la maldición, es estar condenado a vivir sólo el resto de su vida; los malditos son apartados del mundo de los vivos; porque de verdad os digo, que todo maldecido envidiará a los muertos; he aquí el llorar y crujir de dientes de todo ambicioso; de todo ávaro; de todo ilusionador; de todo ciego de la espíritualidad; de todo poco evolucionado; de todo mundano; porque el oro al cual se sirve, es esclavo en los mundos; fuera de los mundos, el oro nada vale; como nada vale, el espíritu que sirvió al oro; porque no se ganó la gloria, de volver a entrar al Reino de los Cielos; he aquí a los desheredados; a los que deben seguir naciendo de nuevo, para enmendar lo que no cumplieron; de verdad os digo, que la cantidad de futuros nacimientos que deben cumplir los violadores de la ley del Padre, fuera del Reino de los Cielos, es infinita; son tantas exsistencias, como el número total de poros que tuvo y tienen toda criatura humana que pisó este planeta; de verdad os digo, que los mayores culpables de las injusticias de este mundo, son los llamados capitalistas; por lo tanto ellos cumplirán con el mayor castigo conocido; pagarán todo dolor humano que ocurrió en toda generación que pasó por su reinado; hasta el más microscópico dolor moral se paga; así lo pidieron al Padre Jehova, los espíritus capitalistas; y así será; he aquí que todo dolor causado a otro, se paga en la eternidad; lo que se paga en la vida, representa una microscópica parte de las deudas del espíritu.-

ALFA Y OMEGA