TODO LLAMADO VISTA DE ADUANA, SALIDO DEL EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA DEL ORO, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; PORQUE QUITÓ A OTROS, LO QUE NUNCA JAMÁS DEBIÓ HABER QUITADO; TODO EL QUE QUITÓ A OTRO, IMPONIÉNDOSELO COMO LEY, DEBERÁN PAGAR EN EXISTENCIAS FUERA DEL REINO DE LOS CIELOS, TANTAS VIDAS, COMO MOLÉCULAS CONTENÍAN LAS COSAS QUITADAS; ESTA LEY DURA HASTA QUE LAS COSAS QUITADAS, SE VUELVAN POLVO.-

Sí hijito; así es; tal como lo sabías desde niño; todo lo que se quita injustamente en la vida, se vuelve tragedia con el correr del tiempo, para el que lo hizo; ningún espíritu humano pidió al Padre, antes de venir a probar una vida, quitar nada a otro; es así que los llamados vistas de aduanas y todo el que desempeñó tal papel, en la prueba de la vida, son ladrones delante de Dios; esta forma de robar, se amparó en la extraña ley dictada por la bestia; muchas leyes del inmoral capitalismo, crearon el robo legalizado; todo impuesto que conoció este mundo, es un robo; porque nadie pidió el capitalismo en el Reino de los Cielos; en el lugar en donde se fué creado, no se conoce el interés en ninguna forma imaginable; por lo tanto los creadores y sostenedores del llamado capitalismo, poseen el grado mayor de la violación a la ley del Padre; tienen que hacerse cargo del sufrimiento de toda criatura humana; y mientras más elevado y grande fué el puesto ocupado, en este extraño sistema de vida, mayormente culpable es el espíritu; porque todos pidieron al Padre, no vivir en ningún sistema de vida, que violara sus divinos Mandamientos; y vosotros lo prometísteis por sobre todas las cosas; el término por sobre todas las cosas, incluye la lucha contra extraños sistemas de vida, que no tomaron en cuenta lo del Padre; quien lucha por lo del Padre, grande es en el Reino de los Cielos; toda forma de esfuerzo mental hecha en la prueba de la vida, es premiada por el Padre; y quien defendió lo del Padre, tiene el primer premio, en esfuerzo mental; porque el Padre es la primera causa de todas las causas; todo esfuerzo mental por microscópico que sea, salió del Padre; y todo esfuerzo mental, se vuelve viviente delante del Padre; y en su libre albedrío, pide premio al Padre, para quien hizo uso de su filosofía mental, ensalzándolo por sobre todas las cosas; es así que la mente viviente de todo el que quitó cosas a otro, se averguenza delante del Padre, en presencia del espíritu que hizo la mala acción; y esta verguenza, también debe pagarla el espíritu; porque fué el causante del escándalo; y no habrá vista de aduana, que no llore en este mundo; porque todos los que se valieron de la ley para robar, no serán resucitados a niños de doce años, el año 2001; porque pidieron ser juzjados por sobre todas las cosas imaginables; en el término: Por sobre todos las cosas, está la exclusión de todo premio; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un ladrón que nó hizo del robo, una ley; a que pueda entrar un llamado vista de aduana, que sí hizo del robo, una ley; más, ninguna clase de ladrones, vuelve a entrar al Reino de los Cielos; en todo hay categorías; un ladrón lo es porque antes que él, ya hubo ladrones; estos ladrones que fueron los que lanzaron la primera piedra de injusticia, el mundo los conoce por ricos; todo llamado rico, es otro de los desconocidos en el Reino de los Cielos; y son ellos los primeros ladrones del mundo; ¿no saben acaso, que el Padre habló de igualdad en sus divinas escrituras? y si lo saben, ¿por qué no lo imitaron en la prueba de la vida? en medio de lágrimas los llamados ricos, reconocerán el más grande error de sus vidas; porque nadie pidió al Padre ser rico, al grado de no entrar al Reino de los Cielos; ningún rico quedará en este mundo; porque ninguno será resucitado en carne eterna; los últimos ricos se irán acabando, a medida que vayan envejeciendo y cumpliendo con la ley mortal; mientras que todo sufrido, volverá a ser un niño de doce años; es más fácil que sea resucitado uno que vivió la necesidad, sin haberla pedido; a que sea resucitado uno que disfrutó de una abundancia ilegal, que ni el mismo pidió en el Reino; los ricos de este mundo, no están escritos en el Reino de los Cielos; porque en el Reino de los Cielos sólo se vive la igualdad en todas las formas imaginables; la misma bestia condenó a los llamados ricos; porque más los fascinó con el oro; más los alejó del Reino de los Cielos; cada segundo vivido por los ricos, tiene una multiplicación por mil; y es puntaje de tinieblas; cada punto de tinieblas, vivido en la prueba de la vida, se paga con una exsistencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; he aquí el fruto de la bestia; he aquí la caída de los que se dejaron influenciar, por tan extraña psicología; porque al juzjar el Padre Jehova todas las cosas, incluye también lo íntimo que se sintió y se vivió; incluye todas las sensaciones sentidas y vividas; incluso las que se sintieron y no se comprendieron; la sensación de haber sido rico, también es juzjada; la sensación de haber sido pobre, no es juzjada; porque la pobreza nó la pidió el espíritu pensante; la pobreza le fué implantada; la pobreza es extraño producto, salido del extraño sistema de vida del oro; la pobreza salió del capitalismo; que es la misma bestia de las escrituras del Padre; al pobre le será restituído; porque lo pidió en el Reino de los Cielos; todo espíritu pensante, pidió al Padre restituír y ser restituído; porque ambas experiencias no las conocía; por lo tanto, al restituir el Padre todas las cosas, según fué pedido, los llamados ricos pierden; porque sus sensaciones abarcaron demasiado; se influenciaron demasiado de la posesión material; libre albedrío tuvieron en la vida; nadie los obligó a ser desmedidos en sus apetitos; debieron haber previsto las consecuencias de sus propias avaricias; de verdad os digo ricos del mundo, que todo os será quitado; nación é individuo rico, quedarán en la más grande pobreza que la mente pueda imaginar; el Padre Jehova dá y quita; más, es infinitamente justo; al Padre no le agrada quitar; quita porque los hijos le pidieron justicia; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todos los que todo lo tuvieron; sólo que no tuvieron misericordia ni comprensión por los pobres; sólo migajas hubo para ellos; vuestro festín se acaba, demonios de la riqueza; porque vuestro complejo al oro, llega a su fin; representáis en la experiencia humana, lo más triste del género humano; porque nó volvéis a entrar de nuevo, al Reino de los Cielos; todo pobre sí que entra.-



Sí hijito; el dibujo celeste enseña el acorralamiento de la bestia; los demonios mayormente influenciados por la bestia, se guarecerán en Norteamérica; los que se creyeron líderes del mundo, terminarán hipócritamente; el dios de ellos se reducirá a un montón de oro; porque el mundo dejará abandonada a la bestia; porque la bestia verá con espanto, el cambio de costumbres en el mundo; verá con espanto, la verdadera moral del nuevo mundo; y la moral excluye a la bestia; porque la nueva moral nó necesita armarse; y esto empobrecerá a la bestia; la bestia no podrá ya hacerlos pelear; porque nadie tomará un fusil; nadie pisará un cuartel; nadie tripulará un buque ó avión de guerra; nadie más hará el llamado servicio militar; porque nadie querrá ser marcado con la ley de la maldición; nadie lo hará, por temor al fuego magnético-solar del Hijo Primogénito; la bestia agonizará en los que proclamaron una extraña y desconocida libertad; la libertad con matanzas; la extraña libertad con violación a la ley de Dios; la libertad extraña que conduce a la tragedia; porque quienes vivieron esta extraña libertad, no entrarán al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; la bestia saldrá de su largo letargo; un letargo que fué una forma extraña de vida; en que se permitió de todo; incluyendo el olvido al divino mandato del pueblo; porque el género humano pidió al Padre Jehova, ser gobernado por el evangelio del Padre; y nó por la extraña y desconocida ley del oro; porque el llamado capitalismo es desconocido en el Reino de los Cielos; la bestia se reducirá a unos pocos; esperanzados en que el Hijo de Dios, desaparezca de la Tierra; porque la bestia posee un microscópico conocimiento de la eternidad; esta ignorancia constituye la tragedia para la bestia; porque cree que con los poderes físicos, se puede vencer lo divino; ignora la bestia que en todas partes está Dios; y que es el mismo Dios el que hace obrar a todo ser pensante; la bestia morirá un día antes de iniciarse la resurrección de toda carne; porque le fué prometido a la bestia, que nó vería la gloria de Dios; porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; porque siendo lo de arriba igual a lo de abajo, los ricos nó ven la gloria ni arriba ni abajo; ni en el cielo ni en la Tierra; ni en ningún lugar del universo; porque en todas partes está Dios; la bestia que está constituída por los más grandes acomplejados al oro, tratará de negociar con el Hijo de Dios; condenándose aún más la bestia; el comercio no es de la Santísima Trinidad; el comercio no es del Reino de los Cielos; el comercio es de las tinieblas; es extraña herencia de los interesados; y proviene de remotísimos mundos de la imperfección; la bestia montó un imperio de interés viviente; un efímero reinado; porque el período de influencia de la bestia, es como una molécula; la bestia será olvidada; porque no es originaria de la luz; a la bestia se le permitió probar y ser probada; porque todo espíritu es probado en la vida; a la bestia se le dió un tiempo; tal como se le dió a cada espíritu; porque todo pedido hecho al Padre, pidió conocer el límite; porque todo espíritu desconocía lo que era el límite; la bestia se endeudó con el oro; porque el oro no le perdonará, el haber perdido en este mundo; el dios del oro es el maldito Osiris; que significa sólo el oro; todo lo imaginable exsiste en el universo; y la ambición que hizo presa de este mundo, salió de las dinastías faraónicas; extrañas dinastías, venidas de lejanas galáxias; que pidieron al Padre Jehova, conocer la vida de la Tierra; la bestia es heredera de la maldita herencia faraónica; una herencia que los hace padres del materialismo terrestre; este principio lo venían haciendo los faraones, desde eternidades atrás; más, el Padre Jehova, los sacó de este mundo; como sacará a la bestia; porque todo árbol que nó plantó el divino Padre, de raíz es arrancado; lo que quiere decir, que todo acuerdo del Reino, que es violado en los lejanos mundos, es sacado de tales mundos; la Tierra, cuya mayor parte no la conocísteis, tuvo muchos árboles extraños, que ya fueron arrancados; historias galácticas que ninguna criatura humana vió ni oyó de ellas; porque nadie es único en los planetas; Adán y Eva que fueron vuestros primeros padres, no fueron los primeros en este planeta; ellos fueron los primeros en vuestro género; hay infinitas clases de primeros, en la creación del Padre; se es primero en una familia; lo que no significa ser el primero en todas las familias; ni primero en toda la historia del planeta; la bestia estará espantada, porque el mundo empezará a practicar otras costumbres; costumbres salidas de la fé; costumbres más elevadas en lo moral; lo que nunca supo distinguir la bestia; porque no le dió la mayor importancia a la moral; porque hasta la moral, fué medido en el metro del oro; la bestia nunca concibió un mundo moralista; puesto que aprobó el libertinaje; al que llamó libertad; extraña libertad, que tuvo que apoyarse en la fuerza; la bestia al no poder volver a corromper al mundo, se suicidará; porque toda extraña moral viviente, acaba en tragedia; termina en llorar y crujir de dientes; la bestia se disfrazó de la extraña libertad; engañó a todas las naciones; pues las ilusionó en el dinero; y mientras hubo dinero en este mundo, a cada segundo instante por instante, la humanidad entera, se fué alejando más y más del Reino de los Cielos; y aún se aleja; esta ley cesa en el mismo instante en que muere la bestia; la extraña influencia de la bestia, nadie lo pidió en el Reino de los Cielos; y como nadie lo pidió, es que tres cuartas partes del total de la extraña influencia de la bestia, lo pagan los espíritus que crearon el capitalismo; porque tales demonios, se tomaron el libertinaje de gobernar, con el uso de la fuerza; si vosotros hijos del mundo, no hubiéseis sido obligados a vivir en el extraño capitalismo, tendríais que pagar todos vuestros pecados; más, no fué así; intervino el demonio; y el demonio perdió.-

ALFA Y OMEGA