TODO ESCANDALOSO Ó ESCANDALOSA QUE NO RESPETÓ A LOS SERES CASADOS, NO ENTRARÁN AL REINO DE LOS CIELOS; NADIE PIDIÓ A DIOS, ATROPELLAR LOS DIVINOS SACRAMENTOS; ES MÁS FÁCIL QUE VUELVAN A TENER DIVINOS SACRAMENTOS EN SUS EXSISTENCIAS FUTURAS, LOS QUE EN LA PRUEBA DE LA VIDA, LOS RESPETARON; A QUE VUELVAN A TENERLOS, LOS QUE LOS DESVIRTUARON.-

Así es hijito; uno de los escándalos mayores y que dará lugar a uno de los mayores llorares y crujíres de dientes, saldrá de los libertinos e inmorales, que en la prueba de la vida, desearon la mujer ó el hombre de sus prójimos; el llamado mundo cristiano, mundo de la hipocrecía, se caracterizó por la extraña e inmoral práctica, de desear lo que no debió de desear; los divinos mandamientos de Dios, advirtieron por siglos sobre esta caída humana; los matrimonios del mundo, estaban ya escritos en el Reino de los Cielos; los espíritus pensantes formalizan sus uniones delante de Dios, y viéndose ellos en la televisión solar del futuro; porque nada es imposible para Dios; el divino Padre Jehova adelanta a sus hijos, sus propios pedidos, sus futuras escenas y sus futuras alianzas, a cumplirse en lejanos y desconocidos planetas de pruebas; esta divina ley de ver por adelantado lo que se pide a Dios, la verá de nuevo el mundo de la prueba, en la televisión solar del hijo de Dios; en ese instante el mundo comprenderá que lo de arriba es igual a lo de abajo; que todo lo que sucedió a cada uno en la Tierra, había ya sucedido en el cielo; y lo sucedido en el cielo, excluía toda forma de escándalo; porque el desear lo que es de otro ó de otra, pertenece a las tinieblas; toda criatura humana por el sólo hecho de exhibirse con persona casada en las calles del mundo, cayó en escándalo; y tendrán otro divino juicio dentro del juicio mismo; este escándalo no se perdona; se descuenta por segundos, moléculas, y por ideas; los que cayeron en desear lo que ya era de otros, seguirán viviendo en planetas imperfectos; en mundos en donde a ellos se les quitará lo que más quieren; porque ellos habían quitado a otros, en otras moradas planetarias; porque es más fácil que se le quite en ley de dolor en otros mundos, a uno que en la prueba de la vida, también quito; y que no se le quite, a uno que a nadie quitó; los seres que no respetaron a los que eran casados, tampoco a ellos se les respetará ni en el divino juicio de Dios, ni en sus futuras exsistencias; porque las que anduvieron con hombres casados en la prueba de la vida, se les llamará prostitutas ó aventureras del amor, en el llorar y crujír de dientes; porque no tienen el sello de Dios; lo inmoral nunca lo ha tenido; ni nunca lo tendrá; y los que siendo casados, se tomaron el extraño libertinaje de desear lo ajeno, serán llamados desnaturalizados; y el mundo los conocerá en la gigantesca television solar; en todos los confines de la Tierra, se conocerá sus tristes e inmorales historias; toda prostituta que deseó a hombre casado y todo desnaturalizado que deseó a mujer ajena a su matrimonio, redujeron poco menos que a la nada, sus propios puntajes de luz; porque mientras mayor fué el tiempo en que los inmorales se desearon, mayor fué también el número de segundos transcurridos, y mayor fué el número de exsistencias de luz que se perdieron; a este infinito número de segundos, vividos en inmoralidad, estos escandalosos de las leyes del amor, tienen que sumar los puntajes de tinieblas, por las otras violaciones cometidas durante la prueba de la vida; y si hubo niños que sabían lo que ellos hacían, ¡¡ más les valdría a estos escandalosos, no haber pedido al Padre, la prueba de la vida; porque la divina ira de Jehova Dios será inmensa; siempre ocurre así cuando a su inocencia que son los niños, se les corrompe con el mal ejemplo; por culpa de las que anduvieron con casados y viceversa, el mundo sufrirá pavorosos sismos por la divina ira de Jehova; porque los sismos que se sentirán en el llorar y crujír de dientes, lo provocan los inmorales y escandalosos de la vida; no lo provocan los inocentes, los que supieron respetar los divinos sacramentos de Dios; es así que el mundo los maldecirá; porque es más fácil que el mundo bendiga, a los que no provocan el divino enojo de Dios; porque los que hacen alegrar a Dios, provocan sublimes maravillas en su creación; a los que escandalizaron en las leyes del amor durante la prueba de la vida, no se les dará más amor, cuando vuelvan a pedir sensaciones desconocidas, para conocer nuevas formas de vida; porque no inspirarán confianza en los divinos querubínes del amor; podrán avanzar en muchas otras sensaciones ó virtudes, menos en las infinitas jerarquías del amor; porque para ganarse el futuro en lo que se desea llegar a ser, no había que escandalizar en el presente; de presente en presente el espíritu se hace su futuro; los divinos querubínes del todo sobre el todo, son infinitamente exigentes para con el cumplimiento, de las promesas hechas a Dios; el que viola la ley que prometió cumplir en el Reino de los Cielos, entró en un inmenso compromiso de responsabilidad para con todo cuanto exsiste; el todo sobre el todo marcha unificado en su eterna expansión y transformación; el que violó lo pedido a Dios, provoca una perturbación en todos los elementos que amorosamente se prestaron para cumplir una divina alianza con el espíritu; todo violador a la divina ley de Dios, tiene por opositores a todos los querubínes del universo; por ellos son solidarios y viven la ley común en lo viviente; son infinitos libres albedríos los que opinan en los divinos juicios de Dios; es por esto es que fué dicho y fué escrito: Todo pequeño y todo humilde, es grande en poder en el Reino de los Cielos; de ellos de los divinos querubínes de la materia, pende el destino de los violadores de la ley de Dios; lo microscópico eterniza a lo grande; sin el pequeño el grande nada es; los violadores de la ley de Dios, al despreciar a la psicología de la humildad, despreciaron a los divinos querubínes; y habiéndolos despreciado a través del escándalo, se quedaron sin la luz; al enseñar el eterno al mundo de la prueba, de que había que ser humilde por sobre todas las cosas, tal divina enseñanza encerraba la divina ciencia de los querubínes; la inmortal ciencia de lo más infinitamente pequeño de la materia y del espíritu; la prueba de la vida consistía en saber buscar y descubrir, que es lo que había detrás de la humildad; es por esto es que fué escrito: el que busca encuentra; el premio de la búsqueda era por segundos, por moléculas y por ideas; el divino querubín abre para el mundo, un nuevo mundo ó Nuevo Reino; las leyes de paraíso se demuestran a través de la ciencia de los querubínes; divino poder mental de los padres solares; esta ciencia era conocida en el principio del mundo; era conocida en la era de los Cielos Abiertos; porque antes de la caída de Adán y Eva, todo era viviente; la materia se expresaba a las criaturas; es por esto que se dijo que a Adán y a Eva, nada les faltaba; ni la comunicación con los animales ni la comunicación con la materia les faltaba; porque en un paraíso nada falta; y si algo se desea, ese algo se crea en forma instantánea a través de los querubínes; en el nacer de nuevo de los espíritus, cuando piden a Dios volver a conocer vida nueva, son los divinos querubínes los que participan en sus nuevas reencarnaciones; el principio de partida de toda vida, es lo humilde; es el amor hecho molécula, en que la molécula conocida por el hombre, es un gigantesco planeta; es el retorno de lo pequeño que vuelve triunfante en geometría de infinitas expansiones; lo exsistente al retroceder en su historia vivida, se vuelve querubín; y mientras vive es también querubín; porque el universo en que está, no tiene ni principio ni fín; el infinito anula a lo gigantesco sin que por ello lo gigantesco deje de existir; el divino querubín nace microbio y se vuelve gigante según su número de reencarnaciones; un primogénito solar recorre ó recorrió escalas infinitas de querubínes; el hijo de Dios ganó magnetismos en grado tal, en que otros magnetismos de posterior creación, le son amorosamente subordinados; los querubínes reconocen en forma instantánea y a la vez invisible, a su padre solar; este encuentro ocurre en infinitos planetas de infinitas categorías; entre los cuales se encuentra la Tierra, planeta de pruebas; el mundo de la prueba de la Tierra, caerá en una época de fascinación por la nueva ley del divino querubín; el hijo de Dios al demostrar que la materia posee vida, provocará la más grande de las revoluciones en el género humano; y todo ojo le verá mandando a través de su verbo solar, a los querubínes de los elementos y de todo cuanto exsiste; y cuando esto suceda, los que se habían proclamado materialistas en la prueba de la vida, se llenarán de pavor; y muchos en su infaltable orgullo, se suicidarán; por temor a ser ridiculizados; más les valdría a estos soberbios no suicidarse; porque volverían a ser resucitados por el hijo de Dios; y en este último intento de sucidio, se les descuenta un número tal de exsistencias, como es el número de moléculas de carne de sus cuerpos; la revolución del hijo de Dios, provocará la caída de todas las cosas extrañas y para él desconocidas; entre las cuales se encuentra el extraño sistema de vida llamado capitalismo; porque todo lo injusto y todo lo que violó la divina ley del Padre, será llamado extraño y desconocido por el hijo de Dios; y para con ellos tendrá mano de hierro; porque les pagará dureza por dureza; es el gobierno de hierro del hijo de Dios; este gobierno dura hasta que haya desaparecido hasta la última costumbre salida del extraño mundo del oro; porque de este mundo no quedará ni el polvo; la agonía de los orgullosos será horrible; porque para con ellos el que dá y quita la vida, no tendrá misericordia; porque los orgullosos tampoco la tuvieron; porque es más fácil que encuentre misericordia en el llorar y crujír de dientes, uno que no siendo del mundo del oro, no conoció el orgullo; a que lo encuentre, uno que tuvo la desdicha de pertenecer a este extraño mundo; al nacer el nuevo mundo, los que pertenecieron al llamado capitalismo, vagarán sin rumbo por el planeta; porque tal mundo no fué escrito en el Reino de los Cielos; los sistemas de vida que explotan a sus criaturas, no tienen el sello de Dios; y no teniéndolo, ninguna ley divina se hace cargo de ellos; lo que no se pide a Dios, es echado fuera en los divinos juicios del Padre Jehova; esto es lo que corresponde a la divina advertencia que dice: Todo árbol que no plantó mi divino Padre, de raíz es arrancado de la evolución humana; el llamado capitalismo es uno de tales árboles; ya en el pasado de la Tierra, muchos otros extraños árboles, fueron arrancados por la Santísima Trinidad; entre otros, el maldito árbol faraónico; la divina intervención de Dios, ha impedido que la Tierra fuera planeta de esclavos; aunque hay muchos que alimentan tal idea demoníaca; los que así pensaron durante la prueba de la vida, se saldrán con la suya; es decir que a ellos se les esclavizará en otras exsistencias, en otros mundos; los tales llorarán el haber descuidado la divina advertencia que por siglos decía: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; porque en la divina justicia de Dios, se recibe lo mismo; por donde se pecó se recibe; es más fácil que no reciba lo desagradable, el que a nadie provocó lo desagradable; los que atropellaron el amor de otros, deben pagarlo por segundos; en que cada segundo de atropello equivale a una exsistencia de engaño para el que hizo lo mismo en la prueba de la vida; a los que codiciaron a casados y casadas, ellos también sufrirán lo mismo en futuras exsistencias; y estarán expuestos a dramas de sangre como consecuencia de lo mismo; dramas pasionales cuya causa estuvo en un microscópico presente de engaño para otro; ciertamente que la que se enreda con hombres casados y los que se enredan con mujeres casadas, se fatalizan por exsistencias; los que vivieron en el llamado capitalismo, fueron los que más practicaron esta demoníaca costumbre; ciertamente que los que desearon a casados, desvirtuaron su propia jerarquía de criatura; es decir que las que se tentaron con los casados, tendrán que cumplir sus futuras exsistencias en planetas de pruebas, cuya moral será más baja aún, que la moral de la Tierra en donde violaron la ley de Dios; esto se llama retroceder en su propia escala espíritual; y es un retroceso por voluntad propia; y equivale a alejarse infinitamente más del Reino de los Cielos; por eternidades inauditas, las escandalosas que codiciaron el amor de otra, no vuelven a ver a sus seres queridos; porque es más fácil que vea a sus seres queridos ó familiares, una que no se tomó el extraño libertinaje de quitar lo que era de otra mujer; a que los vea, una mundana que sí lo hizo; las inmoralidades cometidas por el espíritu, en la prueba de la vida, hace que tal espíritu, sólo se encuentre con extraños en sus futuras exsistencias; sólo las limpias de mente y de corazon, tendrán la dicha de volverse a encontrar con sus madres, padres, hermanos, sobrinos, tíos y de todo miembro familiar; las mundanas que cayeron robando cariños ajenos, cumplen ellas mismas, la extraña división de satanás; ellas mismas se dispersan por el universo; porque lo que cada cual hizo en la vida, repercute en su futura estadía en algún lugar del cosmos; el divino cumplimiento de la ley de Dios, atrae a los seres y los reúne en algún planeta; el no cumplimiento los aleja; el drama de no volverse a ver, surgió durante los segundos mientras se vivía; son los segundos de vida mal empleados, haciendo daño a otros; las divinas advertencias del evangelio de Dios, contenía el sublime aviso de que un segundo de vida, correspondía a una futura exsistencia de cien años; el divino aviso proclamaba que de lo más microscópico, nacía lo más grande, lo más duradero, lo eterno; proclamaba que un humilde segundo de vida, era grande en la futura exsistencia del espíritu; es por eso es que se dijo: Todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; porque de lo humilde y de lo microscópico, nacen los futuros cielos para todo espíritu; la expansión del universo se lleva en sí mismo partiendo por las propias moléculas que se poseen en sí mismo; y es más fácil que tenga eternidad, uno que en su propia fé lo consideró así; porque los que no profundizaron lo humilde y lo microscópico que había en ellos, erraron en el verdadero concepto de la eternidad; los tales desvirtuaron la cualidad y la calidad de sus propias eternidades; la eternidad a tener en lo futuro, siempre está subordinada en el propio pensar que se tuvo de ella; porque cada uno se hace su propia eternidad; nada se regala en el Reino de los Cielos; ni tan sólo una molécula se regala; el divino mandato de: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, tiene una antiguidad cuyo principio se encuentra de antes que nacieran los universos materiales; todo lo que exsiste, exsistió y exsistira, nada fué regalado; todo costó a infinitas inteligencias; las escandalosas las que buscan las extrañas amistades de los hombres casados, sin importarles el que dirán, tendrán que enfrentar infinitas acusaciones, correspondientes a los seres que poseían una mayor moral que la que poseían ellas; estos seres fueron atropellados en lo más íntimo de su moral; el desprecio conque los miró la escandalosa ó prostituta que quitaba amores ajenos en presencia de todos, se paga en el divino juicio de Dios; este drama será uno de los más dolorosos en el llorar y crujir de dientes; porque todas las escenas se verán en la television solar; allí grandes y ocultos engaños los verá todo el planeta; y mientras más se exhibió la ladrona de esposos, más serán también sus acusadores que por ser atropellados en sus sentimientos, exigirán al hijo de Dios, un mayor descuento de puntaje de luz para la escandalosa; porque en los divinos juicios de Dios, los ofendidos durante la prueba de la vida, tienen el divino derecho de exigir; los escandalosos no tienen ningún derecho; porque el escándalo cualquiera que sea, no encontrará perdón en el hijo de Dios; es más fácil que lo encuentre, el que no escandalizó en su prueba de vida; todo familiar adulto y toda amistad conque las usurpadoras de amores ajenos, tuvieron relación, todos correrán el riesgo de ser acusados de cómplices del escándalo; es decir serán acusados por el hijo de Dios, de no defender la divina moral del Padre; y a ellos también se les descontará puntajes de luz; es el llorar y crujír de dientes de los que no verán a Dios, por no haber sabido defender sus divinos derechos en el planeta Tierra; quien no defiende lo del Padre, no ve al Padre; es más fácil que lo vea, uno que se tomó el trabajo de defenderlo ante los que violaban su divina ley; es el drama de maldecirse unos a otros, por el sólo hecho de haberse conocido; porque la inmoralidad y el escándalo fué compartido en convivencia; esto corresponde a la divina parábola que dice: el que esté limpio, que lance la primera piedra; significa que el que no conoció el escándalo en sí mismo y en otros, puede hacer acusaciones en el divino juicio de Dios; porque es más fácil que el Hijo Primogénito conceda la palabra primero, a uno que está limpio; a que pueda concedérsela a uno que está sucio de pensamiento; las escandalosas y escandalosos que no titubearon en quitar amores ajenos, están sucios de hechos y de pensamiento; el hijo de Dios los juntará a todos los que se tomaron el extraño libertinaje de robar amores de otros, y los separará de la humanidad; porque es más fácil que siga siendo de la humanidad, los que fueron limpios en su moral y los que a nadie hicieron daño; las que anduvieron con casados y los que anduvieron con casadas, mucho daño hicieron; a los tales sólo les espera futuras exsistencias en que a ellos se les dañará; en infinitas exsistencias que pedirán a Dios, les serán quitados sus esposos y sus esposas; tal como ellos quitaron en la prueba de la vida; porque es más fácil que reciba futuros ultrajes y atropellos, uno que hizo igual en una determinada exsistencia; a que los reciba, uno que nada hizo; las inmorales que se exhibieron con hombres casados y los inmorales que se exhibieron con mujeres casadas, harán más doloroso aún el llorar y crujír de dientes; porque por cada uno de ellos, habrá sismo; porque cada caso en particular, será un divino enojo en el Hijo Primogénito; porque es más fácil que el hijo de Dios no se enoje para con uno que no escandalizó; y que se llene de ira por uno que le violó la divina ley del Padre; es así que todas las que anduvieron con hombres casados, todas vivirán ocultas en el llorar y crujír de dientes; porque el mundo que soportará los sismos, sobre ellas descargará la rabia y su propia tragedia; es el llorar y crujír de dientes dentro del propio llorar y crujír de dientes del planeta de los que provocaron con sus actos inmorales, la divina ira de Dios a través de su Hijo Primogénito; muchas inmorales que robaron el amor de otras, eludieron la justicia de la Tierra; porque el quitar el hombre de otra, es penado por la ley humana; y si es penado por la ley humana, más infinitamente penado lo es por el divino juicio de Dios; porque en el juicio final, las que quitaron haciendo daño a otra, lo pagan por segundos, moléculas ideas; igualmente lo pagan los hombres que engañaron a sus esposas; todo engaño se verá en la television solar; millones de usurpadoras de esposos de otras, pedirán perdón a millones de esposas engañadas; como igualmente millones de esposas pedirán perdón a millones de esposos, a los cuales engañaban en la prueba de la vida; es la desesperación del último momento y el pavor de perder su alma; al pedir perdón, las culpables y los culpables, lo harán pensando en que un segundo de perdón, les representa una exsistencia de luz, que las aleja de las tinieblas; y no todas perdonarán; porque libre abedrío tienen los seres de perdonar ó no perdonar; aunque el cielo aconseja perdonar; el que se complació en engañar a otra, se durmió y se condenó a un tremendo descuento de exsistencias de luz; las que se llamaban cristianas y que se adornaban con artificios por fuera, tenían la extraña e inmoral costumbre de quitar la felicidad de otras; por dentro estaban podridas; eran los edificios de que hablaban los divinos evangelios de Dios: edificios blanqueados y hermoseados por fuera y corrompidos por dentro; las tales creyeron que jamás se sabría lo que ellas en forma oculta y hasta descarada hacían; ellas mismas se engañaron; porque ellas como toda la humanidad, pidieron la television solar a Dios; porque todo lo imaginable se pide a Dios; la misma humanidad pidió al Padre Jehova, que todas sus escenas, hechos e historias que cada uno viviría en la prueba de la vida, fuesen mostrados a todos; este pedido estaba basado en el principio por parte del espíritu, de que nunca jamás violaría la ley de Dios, en el lejano y desconocido planeta de pruebas; los espíritus humanos no concebían la caída; estaban seguros de triunfar sobre sus propias debilidades; nunca imaginaron que se encontrarían con un extraño y desconocido sistema de vida, que en sus extrañas leyes incluiría la propia caída; el drama estaba en la propia determinación; se iniciaba en las ideas y se desarrollaba a través de los segundos; fué pensar con instantánea alianza con el tiempo y con los elementos; la obra humana siempre se valió de sí misma; y en la prueba de la vida, había que cuidarse que lo que provenía de adentro, no fuese corrompido; que lo de adentro no hiciera daño a través de los ojos; porque las que se tomaron el extraño libertinaje de quitar esposo a otra, lo hicieron a través de sus ojos; ¡¡ y más les valdría a tales mundanas, no haber tenido ojos !! porque de no haberlos tenido, no habrían violado la ley de Dios; los ojos cuyo espíritu los desvirtuó, se quejarán en el divino juicio de Dios, en sus leyes de ojos; porque la escandalosa que robó amor ajeno, lo hizo a través de ellos; y es más fácil que vuelvan a tener ojos en sus futuras exsistencias, los que en la prueba de la vida, hicieron buen uso de ellos; a que vuelvan a tenerlos, los que se valieron de ellos, para violar la ley de amor que habían pedido a Dios; porque cada órgano del cuerpo de carne, participa también del divino juicio de Dios; porque nadie es menos delante de Dios; si Dios creó todo, a todo le dá igual derecho en sus respectivas leyes; este derecho no fué tomado en cuenta por los mundanos del mundo; ni mucho menos por las prostitutas y aventureras de los amores ajenos; todas ellas en su conjunto, contribuyeron a que la vida humana fuera aún más desvirtuada; este extraño desvirtuamiento ellas lo pagan; las que atropellaron el amor y la felicidad de otras, deberán calcular y sumar, el número de moléculas de carne, que poseía la engañada; y por cada molécula de carne, las engañadoras y ladronas de amores ajenos, tendrán que volver a vivir en mundos atrasados, mundos de escasa moral; que equivale a la misma escasa moral conque ellas se dejaron llevar en la prueba de la vida; tal como ellas fueron abajo en el planeta de pruebas, lo mismo encuentran arriba en otros mundos del espacio; y mientras estos espíritus atrasados insistan en robar cariños ajenos, jamás nunca serán admitidos en el Reino de los Cielos; para estar con los limpios del Reino, hay que preparar la limpieza cuando se está en los planetas de pruebas; es una eterna historia que se repetirá por siempre jamás; los que no hacen esfuerzos por vencer sus bajas pasiones, ellos mismos perpetúan su estadía en mundos de escasa moral; que son en cierta forma, grados de infiernos; la ley del segundo y de la molécula es consecuencia del propio infinito pedido por el espíritu; es como tener acceso a todo lo microscópico incluyendo lo invisible; porque se pidió; otra sería la ley si la criatura humana no hubiese pedido el infinito; tendría en este caso un divino juicio con límites; y el límite fué pedido en sus propias capacidades mentales y físicas; en su propio todo de sensaciones como criatura; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que se preocupó de no violar la ley de su propio límite pedido a Dios; a que pueda entrar, uno que no se preocupó; es así que las inmorales que robaron el cariño ajeno, no respetaron el límite de lo inmoral; no lo encerraron dentro de ellas mismas; lo dejaron escapar creándose sus propios dramas en el divino juicio de Dios; toda violación a la ley pedida a Dios, se vuelve inmensidad; se vuelve nuevos planetas é universos en donde se paga el mal que se hizo; el bién cumple la misma ley expansiva; sólo que el bién conduce a mejores estados de felicidad; el mal perpetúa el sufrimiento; todo espíritu mundano sostiene una infinita lucha en infinitos planetas de pruebas; el te ganarás el pan con el sudor de tu frente, que equivale a decir: Te ganarás la luz con tu propio mérito, se prolonga de planeta en planeta; son las caídas del espíritu, las que crean una eternidad de lucha entre el bién y el mal; es la poca importancia que los espíritus mundanos, dan a las divinas advertencias de Dios; caen en un extraño sueño en que casi nunca se preguntan, si lo que están haciendo está ó nó correcto; la poca importancia que los mundanos dan a sus propios actos, hace que la luz también les dé a ellos poca importancia; porque se pidió el interés a las cosas; y dentro de ese interés, se prometió no violar la ley de Dios; todas las escenas de la vida se lleva dentro de sí mismo; quedan todas grabadas en el áurea; y mientras exsista una escena escandalosa en el propio áurea, el espíritu no entra al Reino de los Cielos; las escenas malas del áurea van desapareciendo de la misma, molécula por molécula; a medida que el espíritu vá cumpliendo sus exsistencias de mejoramiento; el ritmo de desaparecimiento de las escenas malas del áurea, es que por cada molecula de la escena mala, se debe vivir una exsistencia; esta lentitud en pagar lo malo, se debe a que el espíritu humano pidió a Dios, participar de las leyes del infinito, con todas sus consecuencias; la divina advertencia estaba contenida en la divina enseñanza que decía: Lo de Dios no tiene ni principio ni fin; y dentro de lo que no tiene ni principio ni fín, estaba el microscópico pedido humano; la noción del infinito está subordinado a la propia evolución; y la evolución humana es un polvo dentro de lo pequeño; porque fué escrito que del polvo eres y al polvo volverás; y significaba que lo gigantesco exsiste como exsiste el polvo humano; porque todo lo imaginable existe en Dios; para todas las sensaciones que genera cada individualidad del universo, exsiste un mundo de universos; los que insisten en violar la ley de Dios, ellos mismos continúan encerrados en sus universos de tinieblas; así como la caída fué por molécula-exsistencia, así también la salvación pudo haber sido por molécula-exsistencia; la sublime oportunidad se tuvo en la prueba de la vida; se tuvo segundo por segundo; el desvirtuamiento ó la extraña indiferencia en las cosas y hechos que a diario al espíritu le ocurrían, fué desvirtuándolo poco a poco; el concepto de que vino de un mundo de vida eterna, se fué debilitando; y se descuidó la importancia del retorno; no se la mantuvo fija en lo más íntimo del ser; se confió más en la ilusión de una vida pasajera, que en la ley del futuro; este extraño descuido por parte del espíritu, no es del Reino de los Cielos; porque nadie lo pidió a Dios; ¿de dónde salió? salió de la extraña psicología del extraño sistema de vida, llamado capitalismo; este descuido no tiene herencia en las leyes de la luz; porque su causa tampoco la tiene; el llamado capitalismo nadie lo pidió a Dios; porque nada que contenga mezquindad, nada de ello se pide a Dios; de verdad os digo, que por escoger un extraño sistema de vida, que para nada tomó en cuenta al divino evangelio de Dios, la humanidad que le tocó vivir y pensar en tal sistema de vida, no entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre una humanidad, que tomó como primera base para crear su sistema de vida, al divino evangelio de Dios, por sobre todas las cosas; los imitadores a Dios, siempre tienen la preferencia en lo que respecta a la entrada al Reino de los Cielos; esta verdad estaba contenida en el divino y supremo mandato que decía: Adorarás a tu Dios y Señor, por sobre todas las cosas imaginables; había que adorarle también en la forma de como se creó un sistema de vida; porque de no ser así, no se cumpliría con el divino término de por sobre todas las cosas; el propio sistema de vida al no apoyarse en las divinas enseñanzas de Dios, contribuyó a que los escandalosos é inmorales del mundo, se hundieran más en sus propios yerros y errores; la caída fué más estrepitosa é inevitable; porque fué un extraño sistema de vida, sin destino y sin filosofía universal; fué un extraño sistema de vida que no tenía el sello de Dios; clamaban a un Dios sin renunciar al mal; sin sobreponerse a sus propias pasiones que los inducían a fabricar extrañas armas mortíferas; con las cuales y con las mismas, violaban los divinos mandatos de Dios; la violación a las leyes de Dios, el propio sistema de vida los legalizó; y hasta obligó a los ciudadanos a que violaran la ley del Padre; los que obligaron a que otros se condenaran, a ellos también se les obligará a ser consumidos por el fuego eterno; las escandalosas que no tuvieron lástima al quitar esposos de otras, para con ellas tampoco se tendrá lástima; es más fácil que encuentre lástima en el divino juicio de Dios, una que ningún daño hizo a otra; a que lo encuentre, una que sí lo hizo; este engaño de querer a alguien haciendo daño a otra persona, es uno de los más demoníacos escándalos; y no tendrá perdón en el divino juicio final; porque este inmenso pecado jugó y se mofó del amor de Dios; porque se había enseñado que Dios estaba en todas partes; estaba también en cada uno de los seres; y siendo así, las aventureras del amor igual miraron en menos, la divina presencia del Padre; por este atropello con conocimiento de causa, es que ninguna de tales prostitutas, ninguna volverá a tener más la vida humana, tal como la conocieron; porque serán las mismas alianzas las que se lo van a impedir; porque todo sale de sí mismo; las sensaciones y las virtudes de cada uno, poseen libre albedrío tal como lo posee el espíritu; y poseyendo libre albedrío, tienen el derecho a manifestarse y a opinar, tal como lo posee el espíritu humano; por lo tanto el llorar y crujír de dientes sale de lo más íntimo del ser; las acusaciones vienen de adentro y repercuten afuera; vienen de lo molecular de sí mismo; el todo sobre el todo de los cuerpos de las desvirtuadoras del amor de Dios, las acusarán al hijo de Dios; y ciertamente que el todo sobre el todo, no se prestará para ser cómplice de todo lo malo que el espíritu hizo en la prueba de la vida; ni una molécula de sí mismo, se prestará para ser cómplice, estando en la divina presencia de Dios; porque todos prefieren a Dios; las inmorales que se complacieron en andar con hombres casados, serán repudiadas por todos los seres de la Tierra; porque nadie querrá ser acusado de cómplice de la maldad, por el hijo de Dios; el Primogénito Solar leerá toda mente y lo leído lo mostrará en la television solar; es por esto que toda escandalosa y escandaloso del amor de Dios, vivirán en la más terrible soledad; ni los animalitos querrán estar con ellos; porque para entonces, ellos tendrán su entendimiento y también expresarán sus opiniones al mundo; las escandalosas del amor vivirán sus últimos instantes solas; es decir que nadie se preocupará de ellas; ni de sus agonías ni de sus cuerpos; ni nadie se preocupará de enterrarlas siquiera; porque todo el mundo estará pendiente de su propia salvación; porque apenas se salvarán unos pocos; sólo los niños estarán seguros; es la terrible agonía de un extraño mundo que no quiso comprender, que lo de Dios estaba por sobre todas las cosas; un mundo que sólo lo proclamaba de boca y no en los hechos; un falso mundo de la luz; que como tal no quedará ni el recuerdo de que exsistió; un extraño mundo que sólo hizo promesas a Dios, pero que no las cumplió; extraño planeta cuyas criaturas se contradecían en sus propias obras; perfeccionaban los nacimientos y los preparaban para que se mataran entre ellos; extraño y demoníaco mundo que pretendió servir al bién y al mal; y que irremediablemente se dividió y debilitó su mérito a los ojos de Dios; extraño mundo con ideas extrañas traídas desde lejanas galaxias; ideas que nadie había pedido a Dios; ideas en que no se tomaba en cuenta para nada, lo prometido a Dios; un mundo convertido en infierno de cierta jerarquía; un extraño mundo cuyo triste descenlace será el llorar y crujír de dientes; en que las escandalosas, aventureras y prostitutas de amores ajenos, hicieron su triste papel; ayudaron con sus inmoralidades, a hundir más al mundo; haciendo que otros tantos millones de seres las imitaran y se perdieran en futuras exsistencias de tinieblas; porque a través de la imitación, muchos se condenaron; es más fácil que entren al Reino al Reino de los Cielos, seres cuyos oídos jamás escucharon que exsistían las aventureras ó mundanas del amor; a que puedan entrar, los que lo oyeron; porque la inocencia del mundo fué desvirtuada por las que miraron el amor, a la ligera; porque las tales contagiaron al mundo; y el mundo legalizó lo inmoral en su propio dormir; la obra de las prostitutas y de las aventureras en los amores ajenos, fué ciertamente la obra de satanás; porque de ello salió división que se perpetúa a través de la eternidad; que se vá viviendo de mundo en mundo; la obra de satanás invadió todas las costumbres humanas; satanás no encontró resistencia porque ni el propio sistema de vida la tenía; y los humanos se dejaron sorprender segundo por segundo; la debilidad mental hizo descuidar la guardia en perjuicio de lo espíritual; sólo las disciplinas que contenían algo de moral, dieron a algunos, cierto puntaje de luz de cierta cualidad y calidad; bienaventurados los que no fueron mundanos; porque de ellos son los mejores mundos; felices los que no se permitieron el libertinaje de quitar, lo que era de otros; porque a ellos se les respetará en cualquier parte del universo; felices los que viendo la corrupción de sus semejantes, no se corrompieron; felices los que viviendo en medio de soberbios, supieron conservar su humildad; porque de ellos es la salvación; felices los que siendo pobres, no se quejaron; porque se ganaron la abundancia de Dios, en los aflijidos días del llorar y crujír de dientes; desdichados los que vivieron una extraña abundancia, mientras que otros se morían de hambre; porque a los tales les será quitado; porque es más fácil que tenga felicidad en el llorar y crujír de dientes, uno que supo lo que era sufrir; a que la tenga, uno que no conoció el sufrimiento como experiencia; porque los sufridos de la vida ganaron; y los poderosos perdieron; porque era más fácil que se equivocaran las criaturas, que se decían tener la razón; a que se equivocaran las divinas advertencias de Dios, a través de los siglos; el eterno jamás se equivoca; el hombre se equivoca a cada instante; y es más fácil que sea premiado en el divino juicio de Dios, el que segundo por segundo, opuso resistencia mental a sus equivocaciones; a lo sea uno que se dejó sorprender en tan sólo un segundo de equivocación; las prostitutas las que se tentaron con los amores de otras, se dejaron sorprender en más de un segundo; por lo tanto se alejaron más infinitamente del Reino de Dios; porque un segundo de escándalo equivale a un exsistencia de alejamiento del Reino; las escandalosas que dieron un mal ejemplo para el mundo, no tienen otro destino que ir a mundos de baja moral; en donde el daño oculto es la tiniebla diaria; son los mundos de los dramas pasionales; mundos en que el amar termina en muerte violenta; en estos mundos los soles son oscuros, tal como son las áureas, de las prostitutas y aventureras del amor; porque el áurea que cada uno se hizo según sus intenciones en la vida, está relacionada con los futuros elementos de la futura morada planetaria; el engaño amoroso representa lo opuesto del amor de la luz; representa el volver a vivir en los planetas-infiernos del reino de satanás; representa un nuevo retorno a tinieblas ya vividas por el mismo espíritu en sus pasadas exsistencias; la tentación de la ligeresa de ver lo de Dios, se paga volviendo a vivir antiguas tragedias.-



ALFA Y OMEGA