SUCESOS QUE OCURRIRÁN EN LA INDIA...

Divino Padre Jehova, veo multitudes en las orillas del mar, en la India; son tantos ¡que obscurecen el sol! ¿qué hacen? son multitudes venidas desde todas partes del planeta; esperan al hijo de Dios, que vendrá a abrir las aguas del océano; esa multitud jamás vista por ninguna generación, lleva muchos días reuniéndose; el llamado occidente está casi vacío; sólo quedaron en casa y hospitales en occidente, los que están esperando la muerte; y están solos; porque nadie quiere perder su alma, estando el hijo de Dios en la Tierra; el terrible problema en la India, es la falta de alimento y el espacio; muchas flotas navieras, están con sus buques cargados de gente, en espera del más grande prodigio, en la historia de la humanidad; no hay sitio abordo en los miles de buques, que como multitudes de puntitos, se mecen sobre las olas del mar; así lo veo por tu divina gracia, divino Padre Jehova; y te diré hijo que jamás se habían visto reunidos tantos buques, en la historia humana; todo el planeta está revolucionado y la organización que había servido de base a los humanos, se está desmoronando; lo que ves hijo, es el caos del llorar y crujír de dientes, que por siglos y desde antes que naciera la humanidad, había sido anunciado al planeta Tierra; divino Padre Jehova, que sabes como van a ocurrir los hechos, antes que nazcan sus protagonistas, ¿cómo se explica eso? te diré hijo, que nadie es único; ¿no está escrito así en mi divino evangelio? por tu divina gracia, así es divino Padre; pues bién; si se anunció por mi divina palabra que nadie es único, tal afirmación significa, que antes que hubieran humanos en la Tierra, ya había otros; veo hijo que estás pensando algo; sí mi divino Padre Jehova; pienso en la divina parábola que nos enseñaste, en tu divino evangelio: De todo hay en la viña del Señor; y la estoy vinculando, con lo que en estos instantes, tu divina bondad me enseña; así es hijo; Adán y Eva fueron y por siempre lo serán los padres del género humano; más, no son los únicos; porque antes que ellos, existieron padres que correspondían a otros troncos de vida planetaria; tales troncos y tales vidas, que existieron antes que existieran los humanos, todo el mundo lo verá en la television solar; divino Padre Jehova, ¿qué es la television solar? te diré hijo que la television solar, había sido anunciada también, en mi divino evangelio; escrito fué: El libro de la vida; el Libro de la Vida y la Television Solar, son una misma cosa; porque te diré hijo, que en los divinos términos del divino evangelio de Dios, el Eterno no prefiere el absolutismo; es así que una cosa puede expresarse en muchas psicologías diferentes, y siempre es la misma cosa; la prueba de la vida consistía, en que las criaturas humanas, se pusieran de acuerdo en una sola psicología, para comprender en forma unitaria, lo de Dios; la cosecha llevada a cabo y que lleva muchos siglos, y que está a la vista, demuestra que la humanidad no lo logró; es por esto que el planeta no se unificó jamás en su totalidad; el desarrollo continuó por causas de división y con una extraña influencia de egoísmo; que como sensación ó experiencia desconocida, nadie había pedido a Dios; lo que la humanidad le había pedido al Eterno, fué el seguir conservando la unificación, conque estaba acostumbrada en el Reino de los Cielos; en su lugar de orígen, todos sabían que rebaño ó planeta disperso, no volvía a entrar al Reino de los Cielos; la desunión es incompatible con la felicidad eterna; ni desde dentro del Reino ni desde fuera, se acepta la división ó desunión, en la divina ley de Dios; tal fué el destino de satanás, que desde dentro del Reino de los Cielos, dividió a los ángeles de Dios; dando comienzo a una de las tantas eras del mal, en la eternidad del tiempo; porque como fué escrito, nadie es único en lo que hace; ni satanás fué único; divino Padre Jehova, desde niño veo por tu divina gracia, las escenas del futuro, de lo que ha de ocurrir; lo que más me fascina son las aberturas de aguas llevadas a cabo por el hijo de Dios; ¿podrías en tu divina bondad, explicarme cómo se manda a las moléculas de las aguas? sabía hijo que me harías tal pregunta; no has cambiado; eres el mismo de siempre, preocupado por las causas de las cosas; haces bién hijo en preocuparte, por lo que se te dió como alianza; y de paso cumples, con el divino mandato que dice: El que busca encuentra; te diré hijo que todo Primogénito Solar, posee cordones solares, llamados también Líneas Solares; como tú sabes desde niño, el hijo Primogénito era telepático con el divino Padre Jehova; así es divino Padre Jehova, por tu divina gracia; ¿qué recuerdas hijo de lo que te conté y te hice ver por escenas mentales, cuando eras un niño de siete años? recuerdo divino Padre Jehova, que cuando Cristo decía: Voy al Padre, pensaba en comunicación telepática; pensaba en psicología hacia arriba; y recuerdo que cuando expiraba en la Cruz, y dijo: Padre, Padre, ¿por qué me has abandonado? ví que en ese instante hubo corte telepático; ví que trillones y trillones de líneas solares, que salían de los poros de su cuerpo de carne; y cuyos extremos estaban unidos a las moléculas de la naturaleza, se rompían ó se desprendían con brusquedad inaudita de éstas; y ví que por esta causa invisible a los ojos humanos, la Tierra tembló y el sol se obscureció; y no sólo eso; ví que toda la galaxia temblaba; sí hijo, así es; veo que tu prodigiosa memoria, te hace recordar escenas de pasadas reencarnaciones; y te diré hijo que estos mismos cordones solares, son los que actúan en las moléculas de las aguas; veo hijo que algo te preocupa; así es divino Padre Jehova; pensaba divino Padre, en el otro cordón solar; en el cordón que todos poseemos en el cerebro, y cuyo extremo está conectado con el lugar de orígen cósmico; que para nosotros los humanos, ese lugar de orígen son los soles Alfa y Omega, del Macrocosmos llamado Reino de los Cielos; así es hijo; el mismo Hijo Primogénito lo dijo: Soy el Alfa y Omega; quiso decirle al mundo de la prueba, que él venía del lugar de orígen de la humanidad; a esto se le llama principio; y a la Omega se le llama fín; y como la Omega es un círculo cerrado, la Omega significa juicio total para el mundo; significa que nadie escapa al divino juicio; ni los muertos ni los microbios escapan; te diré hijo que Alfa significa ángulo; y representa la geometría inicial, conque nació la Tierra, en el divino vientre de la madre Solar Omega; Alfa fecundó a Omega; ahora comprendo divino Padre Jehova, del porqué se dijo que lo de arriba es igual a lo de abajo; comprendo que así como se fecunda en la Tierra, también se fecunda en lo solar; así es hijo; se fecunda en el macro y se fecunda en el micro; siguiendo con la explicación de las aberturas de los océanos, te diré hijo que es la misma línea solar la que actúa; porque todo sale de una misma ley, y se manifiesta de infinitas maneras diferentes; los hombres ignoran sus puntos de partida, y sus historias ocurren en sus desarrollos; y la prueba de la vida consistía, en lograr llegar a saber, su punto de orígen; porque es más fácil que el hijo de Dios, haga ver su lugar de orígen, a los que trataron de descifrar el enigma, que ellos mismos habían pedido en el Reino de los Cielos; a que les haga ver, a los que fueron indiferentes, para con su lugar de orígen; ¡que justo divino Padre Jehova! así es hijo; la divina justicia de Dios es molecular; y sus límites lo provoca la misma criatura, que realizó la obra; en las aberturas de las aguas, se establece un divino diálogo mental, entre la mente solar y las moléculas; este divino diálogo se llama verbo solar; y se puede hacer sonoro ó sea hablando, ó en silencio; acompañado con gestos ó sin gestos; y te diré hijo que esta nueva ley de poder sobre la materia, fascinará en tal grado al mundo, que el mundo paralizará sus labores; el status reinante se desmorona; y los privilegiados de la Tierra, principian a conocer la pobreza; por intermedio de la propia obra humana y a través de su propia transformación, debido a la divina presencia de un padre solar; los privilegiados principian a vivir en carne propia, lo que ellos en parte, contribuyeron a su desarrollo, durante la prueba de la vida; se cumple en ellos, el contenido de la divina parábola que decía: Con la vara con que mides, serás medido; y la producción mundial, será mandada por el hijo de Dios; porque a través de sus cordones solares, los elementos le obedecerán; jamás nadie entre los humanos, habían presenciado tan infinito poder; las aberturas de las aguas por una individualidad solar, le hará saber a la humanidad, que su tiempo como mortal, llegó a su fín; fín de la prueba; fín de una forma de vida desconocida, que se había pedido a Dios; fín de un extraño mundo que servía al bién y al mal; que producía y que a la vez se destruía; un mundo cuyas criaturas, intentaron abolir lo primitivo que había en ellos, pero que fueron muy lentos; pues en sus intentos, fueron sorprendidos por el divino juicio de Dios; y fué una obra malamente acabada; fué la más extraña de las obras; y sus criaturas, volverán a pensar, en un nuevo intento por sacarse lo primitivo y lo imperfecto, en algún otro planeta de pruebas; los intentos se venían sucediendo, desde cuando el humano era microbio; y es el microbio el que le juzja; porque lo más microscópico que la mente humana pudo imaginar, se le convierte en juez; lo más microscópico que se poseyó en sí mismo, hablará y se expresará en el divino juicio de Dios; porque se había enseñado, que nadie es único; es decir, que no sólo el ser humano hablará; todo cuanto le rodea, también lo hará; el Eterno demuestra su infinita justicia, haciendo hablar a toda su creación; haciendo hablar a la materia y al espíritu; cada uno en su ley; porque en su infinita bondad, nadie es menos; ni la materia ni el espíritu; el que no concibió así a Dios, el tal no supo comprender a su divina gloria; fué un mezquino mental, para el que lo había creado todo; el que así pensó, se equivocó en su prueba de vida; y no entrará al Reino de los Cielos; seguirá probando en otras formas de vida, hasta lograr no equivocarse; hasta desprenderse de la extraña manía, de empequeñecer a Dios; y mientras lo empequeñezca, no se le permitirá la entrada al Reino de Dios; es decir que mientras el espíritu insista en seguir teniendo mezquindad mental, para con su Creador, no entrará al Reino de Dios; es más fácil que entre, uno que no fué mezquino con él; continuando hijo con las aberturas de aguas, te diré hijo que este divino proceso solar, se hace hablándole amorosamente a los querubínes del agua; ¡ya los veo divino Padre Jehova! ¡son tantas multitudes de hermosos seres! así es hijo; su número es tal, que el número de seres humanos sencillamente desaparece; sé hijo que tienes un volcán de preguntas que hacerme, con respecto a las multitudes de divinos querubínes que estás viendo; así es divino Padre Jehova; te adelantaré que mis divinas respuestas no tienen límites; por lo tanto te hablaré lo que alcanza a comprender, la psicología humana; el resto del infinito que no comprende, lo comprenden otras psicologías de otros planetas; no olvides hijo que nadie es único; no lo olvido divino Padre Jehova; los querubínes de las aguas y todos los demás, de que está compuesta la materia, que pidió conocer el hombre, poseen libre albedrío de querubín; tal como la criatura posee libre albedrío de humano; las sensaciones de un querubín, las siente y las vive, dentro de dimensiones invisibles al ojo humano; ellos poseen sus propios presentes de desarrollo, tal como el hombre posee el suyo; entonces, rodean al hombre, infinitos presentes, en que viven otras criaturas; desde que existe el mundo, siempre ha sido así; y una de las más nombradas dimensiones, es la de los espíritus; esta dimensión invisible es más mencionada en la humanidad, porque está en relación directa con la misma criatura humana; divino Padre Jehova, ¿los espíritus ven a los querubínes y viceversa? sí y nó es la divina respuesta; te lo explicaré hijo: Todo depende de la expansión de la dimensión; porque lo microscópico también posee espacio; más aún; además de espacio, posee tiempo y filosofía; entonces los espíritus ven a los querubínes, según su frecuencia de sentir; con los divinos querubínes ocurre igual; te hablaré sobre esto hijo, con mayor profundidad, cuando te dicte el Orígen de la Materia; será un trabajo de 3,000 Rollos Telepáticos; obro con límites, porque la criatura humana en su evolución actual, posee límites; la novedad es que dentro de sus límites, conoce leyes y cosas nuevas; divino Padre Jehova, ¿el límite posee expansión? interesante pregunta hijo: El límite posee expansión de su mismo signo; quiero decirte que mientras un espíritu no desee avanzar en conocimiento, el límite se expande en ignorancia; y el desequilibrio entre el tiempo pedido como prueba de vida y el atraso, es mayor; la expansión del límite posee cualidad y calidad; la cualidad y la calidad correspondiente a la luz, la proporciona la ilustración en todas las cosas; la caída en la expansión del límite, la proporciona la tiniebla; en la television solar, el mundo verá el color de los magnetismos del bién y el mal; porque escrito fué de que todo ojo verá; verá la forma física que tenían sus sensaciones; verá lo íntimo hecho materia; verá la eternidad microscópica que había dentro de su cuerpo de carne; en la ley de las aberturas de los océanos, el magnetismo solar conversa con los querubínes de las aguas; esta conversación la verá también el mundo; y al ver la multitud de criaturas que contenían los océanos, el mundo comprenderá del porqué se había advertido de que nadie es único; y una verguenza jamás vista en la Tierra, se apoderará de toda criatura humana; esta verguenza hará crisis, en los que en nada creían; y el llamado materialismo, batirá todos los records de suicidios, en toda la historia de la Tierra; entonces recién el mundo se sacará el vendaje de una cegera, que había durado increíbles siglos; allí, en ese instante de Revelaciones divinas, comprenderá que los que mandaban en el mundo, tenían una débil moral; todos eran miedosos y acomplejados; todos eran nulidades vivientes; todos habían hecho daño, al no estudiarse así mismos; al no conocer sus propias individualidades; el daño de los acomplejados al oro, había sido advertido por Dios, en su divino evangelio; porque escrito fué: Conócete a tí mismo; lo que quería decir: sácate de tu interior, toda sensación, de la cual surja un daño, que a otros hará daño; es así hijo, que en la propia India, sus criaturas al no sacarse de sus individualidades, el extraño complejo de venerar imágenes, estatuas, templos, ellos mismos contribuyeron a que sus semejantes, no entren al Reino de Dios; porque si millones lo hicieron, millones también los imitaron; la criatura pensante, tiene siempre la tendencia a imitar lo de sus mayores; y si sus mayores no habían perfeccionado, las cualidades y las calidades de sus ilustraciones en sus búsquedas de Dios, ellos mismos transmitieron la tragedia a los demás; porque es más fácil que entren al Reino de Dios, los que a otros transmitieron herencias, que conducían al Reino de Dios; a que puedan entrar, los que a otros condenaron; la extraña moral humana, no se basó en la moral de Dios; al no hacerlo, las propias criaturas humanas, empequeñecieron su fruto; sólo lo de Dios es infinito; la extraña moral del mundo, que se incluía con el derecho de adorar imágenes, se adoraba así mismo; no quiso reconocer al Dios único; y al Dios único sólo se le comprende por la ilustración y el trabajo; y mientras las criaturas insistan en sus libres albedríos, en adorar ó venerar lo microscópico, tales criaturas no verán a Dios; la renuncia a adorar imágenes, debe salir de sí mismo; si no ocurre en determinada existencia, ocurre en otra; en el caso de la roca humana, el adorar imágenes, viene ocurriendo desde miles de existencias atrás; y en el presente, volvió a ocurrir; por lo tanto, no vuelven a entrar al Reino de los Cielos; los habitantes de la India seguirán con sus extrañas costumbres, en otras existencias, en otros mundos; divino Padre Jehova, que todo lo sabes, ¿qué efecto causará en ellos, la divina presencia del hijo de Dios? el efecto entre ellos, será el acontecimiento más grande de sus vidas; porque del hijo de Dios, dependerá la existencia misma de la India, y la del planeta mismo; la más grande revolución surgirá, cuando millones de seres vean por sus propios ojos, a un hombre, cuyo rostro brilla como un sol; en ese supremo instante, caerán todos los llamados gobiernos de la Tierra; nadie obedecerá a las leyes de hombres; todos querrán ser gobernados, por el que nunca muere; por el primero y el último; será el fín de la obra de los seres mortales; será la caída de la gran bestia; la caída de uno de los más extraños mundos; tan extraño era este mundo, que hasta había olvidado, la venida del divino Juez Solar, habiéndolo pedido el mundo mismo; divino Padre Jehova, ¿qué significa la bestia? la bestia, hijo, representa el egoísmo humano, que hizo sufrir por siglos, al mismo género humano; lo más representativo de la bestia, lo constituyeron los seres mayormente influenciados por el oro; la bestia era fría, astuta y calculadora; la bestia creía comprender a todos, y no comprendía a nadie; porque la bestia no tenía filosofía planetaria; el yugo de la bestia, era su propia ignorancia con respecto a la unificación del planeta; el sueño demoníaco de la bestia, fué la de considerar a la división del mundo, como la cosa más normal y natural; tal fué la tragedia de la bestia; y la bestia no despertó sino hasta el día del juicio mismo; la bestia encabezó la prueba de la vida, ilusionando a generaciones enteras, las que se quedaron sin entrada al Reino de los Cielos; la ilusión de la bestia, contenía una demoníaca psicología, para olvidarse de Dios; los ilusionados caían en olvido ó desvirtuamiento hacia Dios; la bestia los hizo olvidarse de la eternidad; y todos los segundos de la vida, fueron dedicados a lo efímero; y lo efímero no es del Reino de los Cielos; el pensar humano cayó en un extraño sueño, que le hizo olvidarse de sus propios derechos; el conformismo desvirtuado; fué la psicología normal del espíritu; se vivía más por las sensaciones cómodas que por las sensaciones, que podrían conducir al perfeccionamiento; nadie se puso de acuerdo, con respecto al Dios único; y si algo hubo, se hizo con un extraño libertinaje, en que lo hecho quedó en nada; el conocimiento humano no quiso reconocer al Dios único; en sus costumbres y en sus pensares, las criaturas humanas no lo incluyeron; así todos son sorprendidos en multitudes de creencias; la ansiada unificación planetaria; no se logró nunca; la demoníaca lentitud triunfó sobre lo que podría haber sido la felicidad; la bestia no logró entrar al Reino de Dios, ni dejó que otros entraran; el complejo de la bestia, se repetirá en otros incontables planetas; otros futuros dramas, creará la bestia; porque la bestia volverá a nacer de nuevo; la bestia volverá a pedir oportunidades a Dios; la bestia volverá a probar con otras formas de vida; tal como venía haciéndolo desde cuando era microbio; la bestia representó a satanás en la Tierra; porque satanás había tomado la forma, de un extraño sistema de vida, cuya base descansaba en lo desigual; satanás la bestia, se introdujo en las propias costumbres de los seres humanos; y los humanos se durmieron y se sirvieron de satanás; la bestia se guió por instintos en la prueba de la vida; porque la bestia nada sabía del contenido del divino evangelio de Dios; y los seguidores de la bestia, cayeron en su juego; ninguno de los que conoció a la bestia, ninguno se supo de memoria, el divino evangelio de Dios; el olvido se fué heredando de padre a hijo, y de generación en generación; el propio sistema de vida ideado por la bestia, arrebató la felicidad humana; la humanidad para poder haber vencido a la bestia, tenía que conocerse así misma; y no lo hizo; tenía que haber creado dentro de sí misma, una psicología superior a la psicología de la bestia; porque se había enseñado, que toda perfección se gana con el sudor de la frente; las sensaciones cómodas de la humanidad, perpetuó la cegera hasta conseguir la condena; el total número de segundos vividos por la humanidad, en la prueba de la vida, llega a su total consumo; su tiempo tiene las horas contadas; se acerca el fín de los mortales y se dá principio a los inmortales en la Tierra; la bestia hasta el final, nada sabrá; porque sólo los sismos provocados por el hijo de Dios, podrán sacar de su extraña frialdad a la bestia; y cuando la bestia despierte, será el fín de ella; la bestia tratará de demostrar, que lo era; porque en su soberbia final, la bestia en su desesperación, recurrirá a las armas atómicas, para enfrentar al hijo de Dios; esta inútil soberbia de la bestia, provoca un sismo tal en la Tierra, que una octava de los hombres, son tragados por el mismo; el hijo de Dios en su divino enojo, provoca pavorosos sismos que duran días enteros; y que jamás habían sido presenciados por humanos; la bestia vive sus últimos momentos de terror; el poder divino en el que nunca creyó, le provoca su caída; es el asombro inmortal de la bestia; porque ya en otros planetas, en otras pruebas de vida, la bestia había tenido otros asombros, otros pavores, otros miedos, a la divina justicia de Dios; porque la bestia es acomplejada por naturaleza; su salvación sentimental es el suicidio; recurso propio de los que no han comprendido a la eternidad; recurso de los seres, extraños al Reino de los Cielos; la bestia hasta el último instante de su demoníaco reinado, pensará en ganancias; hasta el último instante explotará a otros; y te diré hijo, que con el desaparecimiento de la bestia, en la prueba de la vida, nace en el planeta, una felicidad inaudita, jamás conocida en la Tierra; es la felicidad, de los mansos de corazón; es la felicidad de los que siempre rechazaron la posesión de las cosas pasajeras; es la felicidad de los que no se ilusionaron con lo efímero; es la felicidad de los que jamás ocultaron algo; ni sus imperfecciones las ocultaron; es la felicidad, de los que todo lo hablaban; es la felicidad, de los que habían cumplido con el divino mandato que decía: El que tenga boca que hable; es la felicidad, de los que supieron vivir con la psicología, conque vive un niño; es la felicidad de los que siempre la esperaron y que no desmayaron; porque ellos cumplieron con la divina parábola que decía: El que busca encuentra; ellos con paciencia de niños, buscaron, esperaron, y encontraron; esta felicidad será llamada la felicidad del nuevo reino; de ella, no participarán los llamados adultos, de la prueba de la vida; porque para poder participar de este nuevo Reino, hay que tener la inocencia de un niño; los llamados adultos, los mortales de la prueba de la vida, habían tenido una sublime oportunidad, de participar de este nuevo Reino; siempre que en sus pruebas de vida, hubiesen sabido conservar, durante todo su desarrollo como criatura, la inocencia de un niño; tal era la meta suprema de la vida; con la bestia, jamás se logró el conservar la inocencia de un niño; porque la bestia con su psicología propia de comerciantes, todo lo enlodó; la bestia erró el camino que conducía a la luz; porque a la bestia le faltó interés espíritual, por lo que acontecía en el cosmos; la propia bestia se cortó del infinito; la bestia se aisló de la eternidad por voluntad propia; nadie había obligado a la bestia, a ser bestia; fué el extraño complejo de la posesión, lo que hizo de la bestia, una bestia; la bestia se complació en dividir al planeta, en naciones; porque con tal forma de convivencia, la bestia explotaba; la unidad del planeta, no le convenía a la bestia; porque el planeta unido, representaba algo que intelectualmente, no comprendía la bestia; y su soberbia se intranquilizaba; ciertamente que la perfección perseguida por la bestia, era de lo más extraño; su poder de bestia descansaba en el carácter, y no en las leyes eternas del universo; la extraña bestia acomplejada al oro, planeaba sin el divino concurso de Dios; la bestia se creía omnipotente; ni remotamente pensaba que su extraño reinado, podría ser interrumpido; ni mucho menos que otro poder la anularía; la bestia en sus sueños de grandeza, ignoró de donde provenía; de su propia ignorancia de orígen, viene su caída; de lo que voluntariamente no quiso comprender, viene el que la hará desaparecer de la evolución humana; la bestia siempre permitió el libertinaje en la comprensión de Dios; porque tal libertinaje le producía fabulosas ganancias a la bestia; y como le producía ganancias, a este extraño libertinaje de entender al Eterno, la bestia le llamaba libertad; sino le hubiese producido ganancias, a este extraño fenómeno, no le llamaría libertad; porque a todo lo que le dejaba un saldo de ganancia, era bueno para la bestia; y a través de sus propias costumbres, las criaturas de la Tierra, sirvieron a la bestia; y la bestia se sirvió de ellos, hasta el final de los tiempos de pruebas; la bestia en estos instantes agoniza, dentro de las leyes humanas; porque la bestia se empobrece; más, la bestia en su orgullo y soberbia, que le son característicos, nada dice de su pobreza; para explicarla al mundo, la bestia disfraza la explicación con términos técnicos de su economía avara; llegando al extremo, de culpar a otros, de sus desgracias; la bestia producto de seres avaros, fríos y calculadores, siempre se creyó más de la cuenta; porque manipulaba con su oro, las costumbres de los demás; la bestia creyó que la cosa siempre sería igual; más, los sucesos que se ciernen sobre el mundo, harán palidecer a la bestia; porque ahora Jehova-Dios-único, hará triunfar a la espíritualidad sobre la materialidad; como nada es imposible para Dios, será el conocimiento del Cordero de Dios, quien venza a la bestia; será la divina palabra viviente de Dios, hecha Doctrina-Revelación; la bestia estará aterrada, al ver que ya nadie le hace caso; sus cuarteles militares, en que se concientizaba y se enseñaba a los hijos de Dios a matar, quedarán desiertos; no habrá en ellos, alma humana alguna; sólo habitará el polvo y el olvido; los siniestros buques de guerra de la bestia, estarán todos abandonados y llenos de moho; la bestia no encontrará clientela ni voluntarios, como era la antigua costumbre; entonces la bestia reconocerá que estaba acostumbrada a vivir, violando la ley; y justamente cuando la bestia se dá cuenta de su error de siglos, es cuando la bestia debe desaparecer de la historia del mundo; la bestia está viviendo la última etapa de su caída; esta etapa se caracteriza porque la bestia se volvió contra sus propias leyes; antes a la bestia le horrorizaba matar; ahora matar, para la bestia, es lo más natural; la inestabilidad emocional de la bestia, que le acompañó de principio a fín, hace que la bestia termine en caos; en la India ocurrirán tantos hechos, relacionados con el divino Juicio Final, que en el futuro lo escribiremos en innumerables rollos telepáticos; así sea divino Padre Jehova; hágase tu divina voluntad; te adelantaré hijo, que en la India y en China, se establecerá el primer Gobierno de Niños, de la Tierra; ellos lograrán la unificación del planeta; ellos lograrán, lo que en siglos no lograron los llamados adultos de la prueba de la vida; divino Padre Jehova, ¿por qué tenían que ser los niños? sublime pregunta hijo; serán los niños, porque ellos no tienen el complejo al oro; y porque los niños creen en todo; al creer en todo, ellos creen en el infinito de Dios; el niño con su inocencia, sólo sirve a un sólo Señor; el llamado adulto con sus complejos emocionales, sirvió a muchos señores, en la prueba de la vida; y a los que sirven a muchos señores, ellos no inspiran confianza a Dios; es más fácil que le inspiren confianza al Eterno, los que se supieron definir en un sólo señor; los primeros con su imperfección, perpetuaron la división entre las criaturas; los segundos contribuían a la unificación; en la India y en la China, se concentrarán todos los niños de la Tierra; y se multiplicarán en carne eterna, en un número tal, que ninguna mente humana podrá calcularlo; estos niños-genios, nacerán hablando con sus mayores; y traerán en sus conceptos infantiles, la ciencia del Reino de los Cielos; ellos no traerán las sensaciones que traían los mortales; ellos no morirán; ellos no conocerán la pudrición de sus cuerpos; la pudrición que conocieron los mortales de la prueba de la vida, ellos mismos la habían pedido a Dios, porque no la conocían; todas las sensaciones que cada cual siente y posee, las pidió a Dios, porque no las conocía; es por esto que se escribió: La prueba de la vida; todo espíritu es probado por Dios; todos sóis probados segundo por segundo; y nadie se dá cuenta; la infinita perfección del Eterno, hace que al probar a sus hijos, nadie sea afectado en sus libres albedríos; Dios muestra su divino poder, en ver a otros, sin dejarse ver; y el no ver a Dios en la vida presente, también se pidió a Dios; los espíritus humanos desconocían la experiencia de no ver a Dios, en el lejano planeta de pruebas Tierra; y el no ver a Dios, les fué concedido como una prueba; la vida de los siglos de la Tierra, no son más que un instante ó un suspiro para Dios; es que el Eterno elige su propio tiempo, entre los infinitos tiempos que él mismo ha creado; Dios vuelve a los tiempos, en micro y en macro; los contrae y los expande; en el caso de la Tierra, él escogió tiempo celeste; en que un segundo de tiempo celeste, tenía la equivalencia de un siglo terrestre; en el lugar en donde está Dios, es el macrocosmos llamado también, el Reino de los Cielos; un lugar en donde todo lo imaginable existe; un lugar en donde las cosas y los seres no tienen límites; un lugar en donde la materia habla en telepatía universal; un lugar de donde salió todo lo que existe; lo que hubo, lo que hay y lo que habrá; un lugar que se mostrará a todo ojo humano, porque todo humano pidió verlo, en los acontecimientos del divino juicio final; y el mundo de la prueba al ver a su lugar de orígen, estallará en llanto; y de millones de llantos, nacerá una nueva psicología que lo transformará todo; los millones de llantos acusarán a los que vanamente intentaron por siglos, transformarlos poco menos que en máquinas, frías y calculadoras; y de llevarlas por un extraño camino que no conducía al Reino de Dios; y los millones de llantos harán crisis, cuando el hijo de Dios, les diga que para poder volver a entrar, en lo que están viendo, tendrán que pasar un divino juicio, en que no escapa ni una molécula ni del espíritu, ni del cuerpo de carne que se poseyó en la prueba de la vida; para poder entrar de nuevo al Reino de Dios, no había que repetir la antiquísima imperfección de volver a adorar a Dios, en imágenes ó a través de criaturas que habían sido creadas por el Eterno mismo; los divinos juicios de Dios son moleculares y su divina ley penetra, en donde ninguna otra ciencia puede penetrar; lo de Dios abarca hasta las sensaciones que todos sentían en la vida, y que nadie pudo explicar; abarca lo invisible que se vivió, a través de las virtudes.-



ALFA Y OMEGA