SI UN RELIGIOSO NO ENTRA AL REINO DE LOS CIELOS, POR DIVIDIR AL MUNDO EN MUCHAS CREENCIAS, OTROS QUE POR SERVIR A LAS ESCRITURAS DEL PADRE, TAMBIÉN DIVIDIERON, ESTOS SÍ QUE ENTRAN AL REINO DEL PADRE; HAY INFINITAS CLASES DE DIVISIÓN; ENTRE CONCEPTOS RELIGIOSOS Y LAS DIVINAS ESCRITURAS DEL PADRE JEHOVA, ESTÁN PRIMERO LAS ESCRITURAS DEL PADRE; LOS CONCEPTOS RELIGIOSOS PIDIERON AL PADRE SER PROBADOS Y JUZJADOS, SEGÚN LA OBRA DEL ESPÍRITU.-

Sí hijito; el dibujo celeste enseña, lo que tú ya sabías desde niño; todas las ideas religiosas que generó el pensamiento, se dividen en el espacio; y al dividirse, se alejan del Reino del Padre Jehova; porque la divina verdad salida del Padre, jamás se a dividido; las ideas divididas en su magnetismo mental, no llegan a su fuente de orígen; porque exsiste siempre una atracción magnética entre la criatura y su lejano lugar de orígen; esta atracción jamás se contraría; si la criatura en todo instante genera ideas de la más elevadísima moral, que la mente pueda imaginar; los hombres de este mundo, al daros un sistema de vida inmoral, lo que hicieron fué que todo el número de ideas que generásteis en la vida, se desviara de la fuente de orígen; en cambio si os hubiesen dado un sistema de vida, en que todos vosotros hubiéseis conservado la inocencia, las ideas así generadas nó se dividen ni se perderían en el cosmos; la inocencia conque se sale del Reino de los Cielos, posee una vibración numérica; que de conservarse en los lejanos mundos,no tienen inconveniente en volver al mismo punto del universo, de donde salió; cuando la inocencia conoció, lo que nunca debió de conocer, su vibración numérica cambia; se produce en ella una desarmonía; porque lo que la inocencia nó debió haber conocido, no está escrito en los divinos libros de la vida universal; y lo que no se escribió en el Reino, no exsiste; y todo espíritu que perdió su inocencia, se pierde en el cosmos; vaga por eternidades; y las tinieblas tratan de atraparlo; he aquí las consecuencias, cuando los mundos habitados, no se rigen en sus sistemas de vida, por las escrituras del Padre; vuestro sistema de vida se guió por las leyes del oro; y no por las leyes del Padre; es por eso, que ningún espíritu humano, que pidió conocer la vida en este mundo, a logrado volver al Reino de los Cielos; si en este mundo hubiese otro sistema de vida, más moral y más justo, sí que volverían a su lugar de orígen; he aquí el alfa y la omega, de la divina causa de toda escritura; toda escritura salida del Padre, siempre enseña la más elevada moral; siempre ensalza a la inocencia por sobre todas las cosas; porque sin ella, nadie vuelve a entrar al Reino de los Cielos; y como si esto fuera poco, el divino Padre Jehova, os mandó profetas y hasta su divino Hijo Primogénito; de verdad os digo, que la tragedia de este mundo, salió de todo religioso y todo capitalista; salió de los seguidores de la roca, y de los seguidores del oro; roca por las imágenes; oro por la explotación; de verdad os digo, que si este mundo no hubiese conocido a estos seres de extraño pensar, todos vosotros entraríais al Reino de los Cielos; porque no habríais tenido necesidad de juicio final; nada tendría contra vosotros, el divino Padre; de verdad os digo, que este mundo a caído ante las leyes de su Creador, por vivir un extraño sistema de vida; por saturar sus ideas, con un extraño magnetismo llamado inmoralidad; he aquí la obra de satanás; he aquí el llorar y crujir de dientes de esta generación ilusionada en el oro; he aquí la caída de un mundo que pidió una forma de vida, que incluía el olvido de su pasado; he aquí la más grande de las Revelaciones para este mundo; que pidió al Padre, conocer todo su pasado, en el juicio final; pidió conocer del como se hicieron las cosas; porque todo juicio se hace con conocimiento de causa; nada exsiste al azar en el Padre; de verdad os digo religiosos y capitalistas de este planeta, que aquí en este presente, pagaréis una parte de vuestra deuda espíritual, para con el Padre Jehova; porque lo que debéis pagar, abarca infinitas futuras exsistencias; lo que vosotros hicísteis, en daño é injusticia, es como el número de granos de arenas que contiene un desierto; en que cada grano de arena, representa una futura exsistencia, en que algo de vuestra deuda pagaréis; tenéis cuentas pendientes, de otras exsistencias; de otros mundos; y debéis añadir la de este mundo; de verdad os digo, demonios del mundo, que hasta los pecados ocultos, se pagan; y mucho tenéis vosotros, de deudas ocultas; hasta lo invisible es juzjado por el Padre; he aquí demonios, que así como dividísteis al mundo con un extraño sistema de vida, así el mundo os dividirá a vosotros; con la misma vara conque medísteis al mundo, seréis medidos; he aquí hijos del sufrimiento; vuestro yugo cae como estaba escrito; y al caer este extraño yugo viviente, viene la verdadera felicidad a este mundo; viene el milenio de paz; viene el mundo Omega; mundo salido de las tinieblas del primero; un mundo que conservará la inocencia por sobre todas las cosas; un mundo que habrá vivido, la terrible experiencia del llorar y crujir de dientes; un mundo que sabrá conservar en la vida, la alegría de un niño; porque en el nuevo mundo Omega, el sistema de vida, habrá excluído todo sufrimiento; he aquí que fué escrito: Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos; porque de ellos es el nuevo mundo Omega; escrito fué también: El cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán; significa que este mundo y su sistema de vida pasará al polvo del olvido; más mis palabras no pasarán, significa que de ellas, que son la misma eternidad, nacerá nueva doctrina al mundo; he aquí un mundo que no fueron capaces de daros, los ambiciosos del oro; porque siempre quisieron lo mejor para sí; y lo peor para otros; he aquí un mundo que debió haber sido, desde muchos siglos atrás, modelo de amor; y nó modelo de tinieblas; he aquí el fín del mundo de la prueba; un mundo pedido por vosotros mismos; un mundo más, que pasa a la infinita historia de los mundos; de los mundos que hubo; porque cada partícula microscópica, cual fuere la que fuere, es un mundo que vivió su microscópico tiempo; este mundo llamado planeta polvo, no se conoce en el Reino de los Cielos; sólo el Padre Jehova, la Madre solar Omega, y ciertos padres solares que fueron profetas en esta Tierra, la conocen; he aquí que todo engrandecido en cualquier planeta polvo, no lo conoce nadie, fuera de su mundo polvo; he aquí el tremendo complejo de inferioridad que encuentra fuera de esta Tierra, todo orgulloso y todo presumido; he aquí el castigo que recibe todo engrandecido en todos los mundos que son probados; he aquí que sólo los humildes de corazón, son conocidos fuera de los mundos; porque todas las virtudes vivientes, lo reconocen y los invitan a visitar sus divinas moradas; que son las gigantescas lumbreras solares.-



ALFA Y OMEGA