ORÍGEN DE LOS NÚMEROS... CONTINUACIÓN.-

Si todo el universo es numeral, la ecuación del orígen de los números, no tiene límite; porque el propio infinito es numeral; la geometría expansiva del universo expansivo pensante, es hereditaria en grado infinito; los planetas antes de ser planetas, son primero microscópicas ideas, que en su composición, tienen el gérmen de una futura naturaleza; los más microscópicos detalles, tienen la semilla de lo numeral en grado de microcosmo; el espacio que hace germinar a la idea, es otro magnetismo numeral; la idea mental que es onda magnética, logra su crecimiento ó expansión, por condensación ó apriete de gases; la molécula que en sí misma contiene lo numeral, nace de una caloría que se solidifica; el cálculo de esta caloría en su desarrollo, es presionado por el universo mismo; es la fuerza del brote que corresponde a la vibración misma del instante; lo que ocurre en una idea mental, llamada onda omega, viene ocurriendo desde eternidades sin límites; en el proceso del nacimiento de un planeta, no participa ninguna criatura humana; es por esto que ningún ser humano, tiene historia alguna que contar, con respecto al orígen de los planetas; pues ninguno de ellos presenció, el nacimiento de planeta alguno; y casi a nadie jamás se le ocurrió, que el planeta en que habita, fué un microbio en tiempos inmemoriales; si ningún hombre dió con la solución del orígen de su propio planeta, la teoría del microbio, triunfará en lo que resta de la historia humana; porque hasta las conjeturas tienen su tiempo calculado, en el equilibrio numeral del universo; lo que menos imaginó el hombre, es lo que triunfa sobre su ignorancia; porque para discernir sobre el orígen de planetas y de todo cuerpo de tamaño colosal, se requiere de una ciencia mayor a la ciencia humana; se requiere una explicación de inteligencias que vieron los hechos, ó que participaron en los acontecimientos del nacimiento de un planeta; el hecho que nunca hubo transmisión del como nació la Tierra, entre los seres humanos, indica que a los seres humanos los están probando, frente a enigmas que no se les encuentra facilmente sus causas; los elementos ya estaban hechos; ni los primeros seres de la primera generación, sabían de como fueron creados los elementos de la naturaleza; sólo la triceptación del ángulo recto de 90°, lo enseña y lo demuestra; porque al explicar el orígen de todas las cosas, la explicación de las mismas, incluye también la explicación del orígen de la Tierra; ¿quién fué primero? ¿el microbio ó el planeta colosal? ¿ó primero lo colosal, y después el microbio? primero fué microbio-planeta y cuando lo fué planeta en desarrollo, nacieron las infinitas clases de microbios; la escencia de la materia conocida en el planeta Tierra, no fué de una sola variedad; lo viviente de la materia dió lugar a infinitas transformaciones; que aún continúa y continuará hasta que se cumpla el tiempo de este proceso; la más grande de las revoluciones, nace de una ley que rompe el dormir de las masas, con respecto a la actitud que hasta entonces, ellas tenían en relación de la convivencia con la materia; las anteriores concepciones tuvieron su tiempo; la nueva que vendrá también tendrá su tiempo de desarrollo; el tiempo de desarrollo de todas las cosas, es cálculo numeral-geométrico en la expansión del tiempo; el tiempo es número de repetición con oscilaciones de tiempo; toda la naturaleza interviene en ley común, para que el tiempo las transforme y las evolucione con equilibrio numeral en sus características de brote; los elementos todos hacen posible la regularidad del tiempo material; ellos permiten que el tiempo se expanda y oscile, dentro de sus límites de desarrollo geométrico; la acción diaria y de la noche del tiempo, es como un enorme abanico que al contraerse, se contrae en una línea magnética; existe en la naturaleza el repliege del tiempo; existe el registro del tiempo, que es como un plano magnético, que en un instante dado, fué extendido y en otro instante recogido; el cálculo y las matemáticas que se emplearon para el desarrollo del tiempo, es el mismo que se empleó para el nacimiento, crecimiento y desarrollo de todas las cosas; el empleo del tiempo que toda criatura humana consume en sus proyectos, es el mismo tiempo ó patrón de tiempo, que emplea la naturaleza; el tiempo que se conoce en la Tierra, es como un foco magnético de geometría deslizante; y el tiempo pequeño de que hacen uso las criaturas pensantes, es una réplica de este; es el tiempo común con diversidad de usos; en el cálculo numeral de la creación del tiempo, participaron tres tiempos en un tiempo: el tiempo que había en el lugar, en donde se creaba el tiempo; el tiempo propiamente tal, que se desarrollaba, y el tiempo que emplearía el tiempo, para su desarrollo y perfeccionamiento, en alianza con elementos, en algún planeta del universo; estos tres tiempos dentro de un tiempo planetario, constituye la trinidad de los tiempos; es la triceptación del tiempo; todo posee triceptación; lo conocido y lo desconocido; hasta el microbio posee triceptación; y lo más pequeño que la criatura humana pueda poseer, que son sus propias ideas mentales, también posee triceptación de ideas; las ideas que genera a diario un ser humano, son tan microscópicas, que éstas sólo se dejan sentir; más, no se dejan ver; y el propio sentir y el no verlas, también poseen su triceptación; el comunismo molecular-numeral en toda la creación, a nadie deja sin herencia con respecto a sus derechos el número también posee triceptación de número; y su explicación conduce a los universos numerales; la triceptación de cada cosa, no tiene límites; lo que se traduce en que lo de arriba es igual a lo de abajo; la relatividad de los universos, hace que lo que rodea a un planeta, sea distinto en su composición a lo existente en el planeta; más, alejándose más en el infinito, se topa el viajero espacial, con otro planeta ó planetas, que tienen parecida ó igual características, que la que posee su propio planeta; ciertamente que la desigualdad encontrada en las características, de los planetas que rodean a la Tierra, por los hombres, es toda una prueba a la capacidad mental, con respecto a los conceptos, que las criaturas humanas tenían del infinito; más allá del límite calculado, esperan infinitas sorpresas; el hecho de que la Tierra se encuentre algo aislada, de los otros planetas habitados, denota la intervención de una psicología de prueba para la criatura humana; el aislamiento del planeta, es también cálculo numeral; el propósito es matematico; y mientras se llega a lo planeado desde cuando se era microbio, las criaturas y el planeta se desarrollan y evolucionan; antes de la llegada de la realidad cósmica, había una obra que ejecutar; la exigencia de la prueba numeral, era la madurez y cierto tipo de experiencia, en cierto tipo de vida; la realidad pensante, no pudo excluír lo cósmico; lo individual vivía con influencia molecular, de los elementos y éstos estaban unidos a la expansión de lo cósmico; la triceptación de los números, explica el futuro de los acontecimientos humanos; y la explicación es molecular; explica el todo sobre el todo de lo vivido; dentro del todo está el futuro, como también lo está el pasado y el presente; la triceptación del ángulo recto de 90°, enseña como nació la molécula y como ésta se geometrizó haciéndose expansiva; el pasado, presente y futuro, son también moléculas dispersas, de un díametro tan microscópico, que ningún ojo ni instrumento humano las pueden ver; sólo se capta su sensación en el espíritu; la vida humana en su todo de materia y espíritu, es triceptada y es localizada en el lugar que le corresponde, en las jerarquías de las vidas del universo expansivo pensante; la vida humana recibió un concepto magnético del cálculo, cuya cualidad y calidad numeral, le unía en ley común con los elementos, a través de las sensaciones del espíritu; el sentir numeral encarnado en su estado de ánimo, se desarrollaba en contacto de muchos magnetismos, hechos uno sólo; fué, es y será a través de los poros de la carne, por donde tales magnetismos hacían su entrada en el cuerpo de carne; el magnetismo de los elementos, era de psicología penetrativa; y dentro del cuerpo se hacía asimilable, a través de la sensación; en todas las sensaciones que experimentan los cuerpos de carne de la naturaleza, participan los magnetismos de los elementos; la sensación es producto de ley común; en cada poro de carne, la influencia magnética de los elementos, hace uso de un microscópico tiempo y de un espacio también microscópico; la velocidad conque irradia la influencia magnética de los elementos, sobre cada poro de carne, es de 300.000.000 de kilometros, en una trillonésima de segundo; en tal instante se produce algún tipo de sensación en el espíritu; esta velocidad y espacio, están sincronizados con el magnetismo de la mente a través de millones de venas del cerebro humano; el choque de esta velocidad y espacio con el magnetismo de la mente, produce la filosofía del pensar; estos tres conceptos: velocidad, espacio y filosofía ó pensar, se denomina Trino viviente; lo que sucede dentro de la molécula de carne, en sus fenómenos de velocidad, espacio y filosofía, es irradiado para afuera del cuerpo de carne; esta irradiación se traduce en los quehaceres que el espíritu ejecuta en el presente que vive; y una parte de tal irradiación, forma la idea mental, que las generaciones del futuro llamarán Onda Omega; la formación de la idea mental tiene principio geométrico; se inicia como una línea alfa, y termina como un círculo omega; el principio geométrico de la idea, es el mismo principio geométrico que tuvo la Tierra en su nacer microscópico; el principio de arriba que salió del macro, se repite abajo en el planeta en el micro; lo que significa que todo lo geométrico que posee el cuerpo humano, también lo poseen los colosales universos del macro; el concepto de que lo de arriba es igual a lo de abajo, es molecular con expansión infinita; y enseña que todo tuvo principio de microbio; tanto para la materia como para el espíritu; el punto de partida para ambos, fué la ley igualitaria; el comunismo es universal, desde el orígen de todas las cosas; el comunismo actual nace de un concepto microscópico; puesto que nace de las experiencias de la propia individualidad humana; y ésta es microscópica frente al universo sin fín; la etapa actual del concepto que se tiene del comunismo, salido de individualidades pensantes, quedará registrado en la historia humana, como un comunismo primitivo; es la ley de la evolución en que todo madura; la renovación de las cosas, es tan inevitable, como inevitable es la expansión instante por instante, del universo mismo; la evolución de los seres humanos, son como pequeñas galaxias, que en su principio están dispersas y luego se unifican; es el desarrollo de los libres albedríos de los seres pensantes, que prueban el camino de justicia a tomar; el principio que dá lugar a la sensación de la igualdad en el espíritu, es principio irradiante con ley transformable a planetas; todo lo que se pensó, se convierte en mundos; la eternidad es un traspaso geométrico de una vibración que piensa, a otra vibración que expande; nadie se detiene en lo que hace; la misma naturaleza se encarga de expandirlo; el que se cría controlarlo todo, se dá con la sorpresa, que a él lo venían controlando, desde cuando se inició como microbio; el control que hace la propia naturaleza, a nadie avisa; tal conocimiento llega por sorpresa en los planetas, cuyas criaturas están probando una forma de vida; los números que participan en toda creación, hacen causa común, con los que los interpretan, a través de los cálculos mentales; lo común está en el bienestar que se siente, cuando se piensa en cálculo; y cuando se está pensando con malestar, es que el espíritu pasa en ese instante, una prueba con desequilibrio en sensación numérico desequilibrado; todo malestar, es número pensante en desequilibrio, con respecto al bienestar; los números contribuyen a una de las infinitas geometrías existentes en el universo; porque existen universos, en que el número es representado por otros conceptos de cálculo; es la jerarquía de los números, que al elevarse el concepto numeral, se eleva también, la evolución numeral; el punto de partida de lo común, es partida ó principio natural; el desequilibrio que la criatura pensante acusará en su futuro, nace del mal uso que hace el espíritu, de su libre albedrío; el desequilibrio es emocional y se traduce en dar conceptos atrasados é imperfectos, a lo que con el correr del tiempo, se le dará concepto adelantado y más perfecto; en la evolución del espíritu humano, se relegó al olvido, el principio de la igualdad conque se había nacido por ley cósmica; la culpa de este olvido, fué un extraño complejo desequilibrante de poseer más de la cuenta; este extraño y desconocido complejo, trató de detener en forma vana, la igualdad que se traía al nacer, en el lugar cósmico; este complejo que es el más grande de los azotes de la humanidad, sólo hizo retardar momentáneamente, la fuerza inicial y expansiva de la igualdad cósmica; en la prueba de la vida, se encontraron infinitas y diversas individualidades, que habiendo nacido en un mismo lugar, provenían de diferentes partes del universo; y la prueba de la vida consistía, en crear entre todos, una psicología igualitaria, para evolucionar paralelo a las leyes igualitarias de la naturaleza; la experiencia humana demuestra que no se logró; y el pago es el sufrimiento con expansión hereditaria; en la madurez expansiva la criatura pensante, se aburre de lo artificial; se aburre de lo que le fué impuesto, contrariando a las leyes de la naturaleza; a la perfeccion espíritual, no se le puede engañar por mucho tiempo; la concientización artificial que vá en contra de la expansión igualitaria, del todo sobre el todo del universo, empieza a caducar ante los nuevos ideales que traen a la vida, las generaciones nuevas; si la experiencia humana estaba sujeta a cambios, cada criatura humana debió de ser un filósofo futurista; la proyección mental, tenía todo el apoyo del universo expansivo pensante; si no se detiene la naturaleza, tampoco debió detenerse, el pensar humano; más, el extraño complejo de posesión, hizo detener el avance mental de las grandes masas; el complejo de llegar a ser rico, las entretuvo y las mantuvo con una débil ilusión; porque esta ilusión no descansaba en las leyes comunes de la naturaleza; no tenía base cósmica; y al no tenerlo, no tenía destino; era sólo un fenómeno momentáneo; la caída de lo momentáneo, ya lo está presenciando el mundo; lo que se atrevió a no tomar en cuenta a las leyes de la naturaleza, en su sistema de vida, se está empobreciendo; lo común que siempre ha sido lo natural, se levanta triunfante sobre las cenizas de lo que queda de lo desigual; los que generaron ideas con influencia de lo desigual, tales ideas se impregnaron de una geometría desigual, que al brotar de idea a planeta, dará lugar al nacimiento de un mundo con leyes desiguales; es la repetición de un drama, que habiendo ocurrido en un punto microscopico llamado planeta, vuelve a ocurrir en otro; lo pensado en un instante dado, se vuelve una vez más, una realidad microscópica en el primer instante, y se transforma para después, en una colosal galaxia ó en un enjambre de planetas, con leyes desiguales, contrariando a la igualdad expansiva de las naturalezas de tales planetas; es así como se extiende el mal a otras regiones del universo; la criatura pensante es un foco radiante y numeral, que de sus geometrías mentales microscópicas, produce semillas de las que serán los planetas; estas semillas son las ideas, que al salir del pequeño sol llamado mente, salen con un impulso inicial; al agigantarse la idea en su crecimiento de lo invisible hacia lo visible, el impulso inicial también crece; y esto dá lugar a que el gigantesco planeta, posea rotación y traslación; y los demás movimientos secundarios que posee un planeta, los traía la idea oríginal; y ellos son salidos de las propias vibraciones, que en el instante de generar la idea, sufría el cuerpo de carne y la mente, del que generaba la idea; esto enseña que lo microscópico tiene destino colosal; la idea que a diario se genera, posee peso, ruído, gravedad, línea ecuatorial, eje polar etc. etc.; posee lo que poseía el grande; posee la herencia planetaria; el número que actuó en lo pequeño ó en lo microscópico, tiene igualmente destino en lo grande ó en lo colosal; la herencia de cada uno incluye lo material y lo espíritual; y la herencia se transmite de planeta en planeta; y en cada herencia que se recibe, se recibe dentro de la herencia, herencia numeral nueva; lo numeral se hereda por obra propia y por obra de influencia de los padres; la primera es herencia creada por sí mismo; la segunda es herencia transmitida; la alianza de las dos herencias, dá por resultado una tercera y única herencia; es la característica geométrica que acompaña a todo espíritu; la criatura pensante tiene la oportunidad de mejorar su herencia, a través de buenas obras; porque toda obra es también geométrica, en su composición de magnetismo; el número actúa en la mente, en cálculos que son conscientes é inconscientes; es decir con razón calculada, y con razón intuitiva; lo numeral acompañan toda la vida al pensar del espíritu; el libre albedrío calcula el ritmo de la velocidad de pensamiento; y las ideas son expresadas a ritmo numeral viviente; el bienestar que siente el espíritu sano, es la suma de 318 sensaciones llamadas virtudes; pero según la obra humana, que fué desvirtuada, desigual, desequilibrada, y con influencia de división, no todas las sensaciones ó virtudes se perfeccionaron; el mundo creado por los comerciantes de la Tierra, sólo perfeccionaron ciertas virtudes y a medias; y no podía esperarse de ellos gran cosa, porque no profundizaron en comprensión, la naturaleza que les tocó vivir; el mundo de los comerciantes creó un perfeccionamiento desequilibrado; ellos no supieron aprovechar las sabias lecciones de la madre naturaleza; el desequilibrio hasta les acortó la vida; nació en ellos un desequilibrio en virtudes, y en debilidad vitamínica; el aparato receptor expansivo que eran sus cuerpos, se convirtió en mal transmisor; en vez de transmitir ondas magneticas ó ideas perfectas, transmitieron lo malo y lo imperfecto; y con ello se acarrearon futuros cielos y futuros planetas, más atrasados aún, que la propia Tierra en que estaban; las imperfecciones no hacen más que empequeñecer, las futuras felicidades y perfeccionamientos, que el espíritu podría tener; la triceptación del ángulo recto de 90°, explica el valor de las caídas en las perfecciones planetarias; y toda caída es retroceso numeral en la evolución del espíritu; y mientras mayor es este retroceso, más se acerca el espíritu a su estado de microbio; más se aleja del macrocosmo; más remota hacen sus posibilidades, de volver a los mundos gigantes de la luz; a los mundos hermosos de la luz física ó solar; el desequilibrio logrado a través de sistemas de vida imperfectos, como son los sistemas de vida de los comerciantes, es desequilibrio en que el espíritu deshace lo andado; mientras que todo el universo avanza, el espíritu desequilibrado en su perfección, se detiene; porque el avance de toda vida, debe ser geométrico y en igualdad en conocimiento mutuo entre espíritu y materia; la verdadera perfección no hace excepciones; la naturaleza no se engaña porque afecta su destino evolutivo; en la triceptación del ángulo recto de 90°, se explica como avanza la naturaleza con respecto a la obra de las criaturas pensantes, que viven en alianza con ella; si la obra concluye mal, la naturaleza también se expresa mal; sus elementos se enojan y los climas empeoran; esta relación entre criatura pensante y naturaleza, la puede ya apreciar el mundo; los elementos y los climas, no se comportan como se comportaban en el pasado; el desvirtuamiento de la humanidad ha ido en aumento, y en paralelo a ello, lo hacen los climas malos; un ejemplo innegable de muda justicia; el fin de un planeta malo es catastrófico, cuando la moral de los seres que lo habitan, es también catastrófico; lo malo rompe la alianza de progreso entre materia y espíritu; porque existe una relación geométrica entre los acontecimientos que deben de ocurrir, y la obra del pasado; la justicia que debe reinar en un planeta, debe de encajar en la geometría de los futuros mundos; la renovación natural y expansiva de la creación, no es un caso aislado; en la expansión y la ubicación de futuros planetas, existe unión rigurosa basada en la justicia, que las criaturas del planeta ó los planetas practican; de ello depende la transformación en el propio planeta; los cambios psicológicos de una época a otra, no son casuales; desde dimensiones invisibles en que pululan los que fueron espíritus con cuerpo de carne en la Tierra, se dan órdenes a las leyes en que los hombres nada pueden hacer; la humanidad no controla a los elementos, ni a los seres que nacen a diario, desde el punto de vista de sus maneras de pensar; entonces, los seres humanos no pueden evitar, que otras inteligencias lo hagan a su modo; lo que los hombres no han podido controlar, en la experiencia humana que viven, otros sí que pueden hacerlo; y al hacerlo, pueden ó no dejarse ver; porque la humanidad sabe por experiencia, que las cosas no se hacen solas; las cosas hay que hacerlas; tal es la realidad; la triceptación del ángulo recto de 90°, enseña que lo infinito no hay que juzjarlo con la psicología humana; porque la psicología humana es limitada y está llena de errores; para juzjar lo que es infinito, se requiere igualmente, una ciencia infinita; como el hombre no la posee, es por ello que no posee la clave de lo infinito; y no teniendo razón valedera, es que tiene que atenerse, al conocimiento que posea una mayor lógica, sobre lo desconocido; y el conocimiento que demuestre que no tiene límites, tal conocimiento será de la preferencia de las masas; y surgirá nueva ciencia que lo abarcará todo; y no será ciencia de hombres; porque al explicar lo que los hombres por siglos no supieron explicar, esta ciencia demostrará que no pertenece al conocimiento de los hombres; la triceptación del ángulo recto de 90°, será una ciencia que no será reemplazada por ninguna otra; y se le llamará la ciencia Alfa y Omega; ó la ciencia del Principio y del Fín; la verdadera revolución es aquélla que dá cuenta del orígen de todas las cosas, de todos los misterios, y que nada deja al azar; no se puede negar que el que lo explica todo, posee todo el mérito que la mente humana pueda imaginar; la humanidad mucho ha escrito sobre sí misma; y poco ó nada se ha hecho por la unificación del planeta; los hombres de la prueba de la vida están dormidos; pretenden una felicidad muy lenta y dejan transcurrir el tiempo; generaciones enteras esperaron en vano; la muerte les sorprendió en la espera; la lentitud por reconocer sus derechos, hizo del planeta Tierra, un planeta atrasado con respecto al tiempo de vida que posee la Tierra; y entre los más atrasados de entre los atrasados, están los que viven acomplejados en la seguridad de las armas; la experiencia dolorosa de siglos de desconfianza, enseña que tal complejo es el más peligroso; los fabricantes de armas manipulean el primitivismo, que encierra este complejo; la educación mundial no le dá la importancia debida, y perpetúa el drama de la desconfianza; el sólo hecho de la presencia de la lentitud para defender la paz, encierra peligro; toda criatura lenta en defender la seguridad planetaria, es peligrosa; en su interior existe un extraño desequilibrio, que daría la impresión que no pertenece al planeta; los indiferentes por la felicidad colectiva, son la mayor plaga de la evolución humana; tales individuos sólo piensan en el lucro personal, y no en la felicidad colectiva; son destructores de felicidades, puesto que con sus indiferencias las atrasan; el más antiguo de los primitivismos, es la desconfianza en la convivencia humana; y los retrógrados fabricantes de armas, explotan tal primitivismo; y para hacer peor el drama, en miles de cuarteles diseminados en el planeta, el llamado militarismo, otra lacra enemiga de la felicidad, concientiza a las mentes de los seres, enseñándoles la existencia de un hipotético enemigo; que en la mayoría de los casos no existe; esta concientización que lleva siglos de práctica, es el gérmen de la desconfianza existente en el mundo; esta concientización es el alimento que tienen las guerras; ellos los extraños concientizadores, preparan el estado anímico de los seres, para que entre ellos se odien y se enfrenten; siempre ha sido así; el dormir de las masas aceptó esto; la historia a futuro cercano, acusará el enorme daño que causaron al planeta, el dormir de las masas; el enorme atraso provocado a la evolución del planeta; el dormir de las generaciones del pasado, provocó una carga que en todo instante, tiene que llevarla la generación de turno en el respectivo presente; la desconfianza del pasado, es la herencia-lacra que los actuales pueblos, llevan a cuestas; y los retrógrados que en todos los tiempos no se hacen esperar, legalizaron la desconfianza, diciendo que ella es parte de la vida; ninguna fórmula dan, para cortar de raíz el mal; la legalización de la desconfianza, lleva muchos siglos de existencia; y aún continúa y continuará, hasta que los millones de individualidades de dormidos, tengan la suficiente fuerza de voluntad, de desprenderse de la plaga de la desconfianza, que recibieron por herencia; más, la criatura humana se enredó en algo tan siniestro, que no será la criatura humana, que salve a la criatura humana; porque el poder de destrucción ha que ha llegado el hombre, aplastó toda esperanza de solución; el hombre provó un fruto, que al final lo indigesta; lo que por siglos se creyó que era lo correcto, termina en drama en la última generación de los mortales; los que no crearon el planeta, demostraron por su obra, que no merecían el tener poder para crear planetas; porque los habrían destruído; tal como intentan destruírse, en su microscópica obra humana; surgirá una Ciencia Celeste que revolucionará todo el edificio humano; por primera vez en la historia humana, se estará frente a un conocimiento que no conoce límite; y en sus enseñanzas participa materia y espíritu; en muchos conocimientos orientales, desde siglos atrás, se venía anunciando de una sabiduría sin límites, que provocaría en la Tierra, una revolución jamás vista; y será China el país en que se asentará el poder ilimitado, de un conocimiento, jamás soñado por criatura humana; siempre que China haya aprendido, que en lo evolutivo, primero está el Conocimiento que transforma las mentes; y no el uso de la fuerza que perpetúa la desconfianza y que eterniza poco menos, la división de un planeta; la dolorosa experiencia humana, de muchos siglos, ya lo demostró; el llamado militarismo y los que les perfeccionaban las armas, constituyeron un triste y fracasado experimento; porque los que participaron en su práctica, se olvidaron de tomar en cuenta, a lo cósmico que siempre les acompañaban durante la vida; de este olvido nace una ciencia, que será recuerdo eterno; la parte no explicada del fenómeno humano, dá principio a un nuevo mundo; lo que no se había tomado en cuenta, triunfa a las finales como la realidad, con un presente sin límites; pues los otros presentes habían pasado al olvido; la Tierra entra a un período cósmico, en que los seres ven realizados todos sus sueños y deseos; la psicología cósmica como no tiene límites, aplasta a lo que lo tiene; viene una época en que lo imposible se vuelve realidad; y no sale de ciencia humana alguna; sale de la ciencia que crea planetas, elementos, océanos lo que era imposible hacer en los hombres, de ese imposible nace nueva realidad; lo que equivale a decir que nace un nuevo mundo, en el antiguo mundo; nueva psicología pensante se extiende por la Tierra; los que pensaban a la antigua, van disminuyendo y acaban por desaparecer; así como pensarán los del nuevo presente, así debieron haber pensado los del pasado; la diferencia entre los dos mundos, radica en que los del pasado, pensaban incluyendo la destrucción de los seres, y aún del planeta mismo; y los del nuevo presente, no pensarán así; al contrario de los destructores del pasado, que habían legalizado la fuerza en sus costumbres, los del nuevo presente, ansiarán ser creadores de planetas y de elementos; sus pensares no sufrirán la bajeza que sufrían los del pasado; ni perderán el tiempo, pensando en cuidarse de los hombres; sus pensares estarán pendientes de lo que sucede en el cosmos; porque apenas nacen, y ya los estarán preparando para los viajes a lejanas galaxias; la triceptación del ángulo recto de 90° enseñará al mundo de la prueba, todos los porqué indescifrables que los seres humanos conocieron, a su paso por este planeta; los porqué que no se comprendieron, fueron pruebas moleculares, numerales, filosóficas que son la geometría de los futuros destinos; el que dió clave con su esfuerzo sobre tal ó cual causa, se ganó un futuro destino con ilustración; el que no se preocupó, nada ganó; porque todo destino es geométrico, filosófico y numeral; al generar ideas, estamos tejendo la futura geometría de nuestro propio destino; porque lo que se hace en un presente, será lo que se vive en los futuros presentes; la sensación ó virtud es expansiva en dimensiones invisibles; el espíritu sólo siente el cambio a través de su carácter; lo numeral actúa también en lo invisible, desde donde nacen las transformaciones, que se ven en lo visible; el número está en el todo sobre el todo; es tan penetrable en la escencia del espíritu y de la materia, como lo son la humedad, el agua y el aire; el número revolucionará al mundo, dándole nueva ciencia al mundo, y creando nuevo mundo; este nuevo mundo no usará al número desequilibrado, que usaron los que vivieron en el sistema de vida llamado capitalismo; este nuevo mundo se basará en el número equilibrado, cuyo futuro no termina en tragedia; pues no desequilibria la mente; es un número que que despierta lo bueno en el interior de la individualidad, y echa al olvido lo malo; porque todo cálculo mental es filosofía numeral, en que durante la prueba de la vida, se hizo sentir con un magnetismo de olvido, con respecto a la geometría microscópica del propio nacer; lo que viene es magnetismo de recuerdo de lo que se era antes.-



ALFA Y OMEGA