ORÍGEN DE LA PSICOLOGíA EN LOS SERES PENSANTES; LA RAZÓN ES INVERSA AL DESARROLLO CIRCULAR DE LAS MOLÉCULAS DE LOS ELEMENTOS.-

Sí hijito; la razón es inversa al desarrollo de las moléculas de la materia; porque el espíritu humano pidió en el macrocosmo llamado Reino de los Cielos, una filosofía viviente, que contenía en sus invisibles ideas, la prueba psicológica de sus acciones; es por eso que fué escrito: todo espíritu es probado en la vida; la psicología que estudian actualmente los especialistas de la Tierra, son psicologías que ellos pidieron en el Reino de los Cielos; todo se pide en el Reino del Padre Jehova; hasta la vida misma; en el Reino de los Cielos, exsiste una psicología que marcha paralela con los elementos; es decir hay entendimiento mental con la materia; y de verdad te digo hijito, que el destino de la vida humana, es llegar a tal grado de perfección; la vida humana es una vida salida del coloquio amoroso de los colosales soles; mi Hijo Primogénito Solar Cristo lo dijo: Soy el Alfa y la Omega; el principio y el fín; Alfa y Omega son soles; están ubicados en la galaxia Trino; que significa espiritualidad en la Trinidad; Trino significa infinitas cosas y leyes; porque las creaciones del Padre, no tienen ni principio ni fín; Trino significa también, que con tres líneas magnéticas solares, nació la chispita de fuego, de la que es actualmente la Tierra; explicar el orígen del propio planeta en que se está, constituye la suprema de las psicologías; y de todo el conocimiento conocido; porque del mismo lugar en donde fué creada la Tierra, salió el conocimiento que estáis aprendiendo; de verdad os digo, que nuevo conocimiento viene al mundo; este conocimiento será conocido como el conocimiento Omega; el conocimiento vuestro es el conocimiento Alfa ó conocimiento del principio; la cualidad y la calidad de vuestro conocimiento, es la materialidad sin saber su propio orígen; es decir la filosofía y la jerarquía; la psicología también posee cualidad y calidad; pues exsisten variados grados de psicólogos; el pensar humano consta de 318 virtudes; con las cuales actuáis en todo instante en vuestra vida; este número se explica así: el 1 el Padre; al Padre retorna todo el conocimiento conocido; del 1 que es el Padre, salió todo número y todo cálculo; conocido y desconocido; el 3 es la Trinidad hecha carne; el magnetismo solar decide crear el mundo de la carne; porque exsiste el libre albedrío arriba como abajo; lo de arriba es igual a lo de abajo; el 3 significa tres en uno: el Padre, el hijo y el conocimiento; el 3 viene al mundo con un nuevo conocimiento y nuevo concepto en la Trinidad: Padre, hijo y Madre; tres personas distintas y un sólo Dios nomás; salidas de una misma ley; de un mismo orígen; todo conocimiento sucede a otro conocimiento; tal como se suceden las criaturas y los mundos; el nuevo conocimiento enuncia lo siguiente: materia y espíritu son una misma cosa; salidas de una misma ley y de un mismo lugar; salidas de un sólo Dios nomás; y manifestados en diferentes libres albedríos; nadie es menos ante Dios; ni la materia ni el espíritu; porque todos son iguales en su presencia; iguales en derechos; tiene leyes el espíritu, y leyes la materia; porque nadie es desheredado; la materia y el espíritu hacen alianzas vivientes en el Reino de los Cielos; porque ambas poseen libre albedrío; exsiste un sólo universo; y dentro de este universo, están todos los universos que a creado la mente; exsiste el universo expansivo pensante; un universo que en ningún instante tiene límites; el universo que contempláis salió de la primera idea divino-mental; cuando el Padre Jehova dijo: hágase la luz y la luz fué hecha, fué un divino mandato para los colosales soles; las lumbreras solares empezaron a crear microscópicas chispitas; de estas microscopicas chispitas, han salido los planetas que contempláis en el universo; la chispita de vuestro planeta, salió de la unión solar de los soles Alfa y Omega; estos soles como otros infinitos, siguen creando chispitas de futuros planetas tierras; porque en el macrocosmo exsiste el tiempo celestial; un segundo de tiempo celestial, equivale a un siglo terrenal; en el Reino de los Cielos, todo exsiste; el Reino de los Cielos, es la máxima expresión del macrocosmo; y cada mundo posee un tiempo planetario, que es subordinado al tiempo celestial; los tiempos, los espacios, la luz física, las materias de los mundos y las filosofías pensantes, salieron de un mismo lugar del macrocosmo; la expansión del universo, está en los elementos y en los espíritus; en vosotros mismos está la eternidad; cuando generáis ideas, estáis expandiendo el universo; las ideas que las sentís y nó las véis con los ojos de la carne, nó mueren ellas al igual que vuestros espíritus, viajan al cosmos; de vuestras microscópicas ideas, nacen los futuros planetas; es por eso que fué escrito: Cada uno se hace su propio cielo; y escrito fué igualmente: hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; la microscópica idea que sale de vuestro pensar, es expansiva como lo son los planetas y el universo mismo; ¿y quién más humilde y microscópico, que vuestras ideas? de verdad os digo, que lo más microscópico que tenéis, son vuestras ideas; las ideas son tan físicas, como lo sóis vosotros; si nó las véis, es porque ellas viven en otra dimensión; otro espacio, otro tiempo y tienen en sí mismas, vuestro pensar filosófico; he aquí una revelación que estremecerá a este mundo; todas las escrituras salidas del Padre, os han inducido a seguir el camino de lo bueno; porque de toda idea mala, vosotros mismos creáis vuestros futuros mundos-infiernos; y de toda idea buena, vuestros futuros mundos-paraísos; el destino de la eternidad, sale de cada uno de vosotros; es por eso que fué escrito: Por vuestras obras, seréis juzjados; y nó hay obra, que no este compuesta por ideas; la psicología divina es la psicología que crea a los mundos; dirige las leyes del universo; la vida humana posee psicología individual; todos los que piensan, son de por sí filósofos y psicólogos; aunque no sepan discernirlos; la sienten y la viven; de verdad os digo, que si el Padre que creó los universos, posee libre albedrío, tal como lo poseéis vosotros, él escoge la forma, las características, los detalles, la psicología, la filosofía, la época y el lugar, de su divina Revelación; así como vosotros hacéis proyectos en la vida, así también lo hace el Padre; lo de arriba es igual a lo de abajo; muchos negaron la Revelación del Cordero de Dios; sin tomarse el trabajo de averiguar, lo que negaban; de verdad os digo, que todo aquél que negó lo que pidió en el reino, así también será negado, cuando sea llamado a su lugar de orígen; todos los que negaron, lo que es del Padre, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al reino, uno que investigó los Rollos del Cordero, a uno que nó investigó; el Padre Jehova premia el más mínimo esfuerzo y castiga la más mínima violación; los que negaron la Revelación en sus comienzos, la negaron sin conocimiento de causa; nó cumplieron con la divina enseñanza: el que busca encuentra; vé hijito a la reunión prometida en la universidad de Chile; Hágase tu divina voluntad, divino Padre Jehova; ya ves hijito, los psicólogos de las universidades de Chile y del Norte, aún nó caen en la cuenta; porque nada saben de las escrituras del Padre; la primera de las psicologías; la que prometió estudiar todo el mundo, por sobre todas las cosas; y lo que nadie hizo; porque nó veo a nadie en este mundo, que se sepa la escritura del Padre, hasta la última letra; de verdad os digo psicólogos del mundo, que es más fácil que entre al reino, uno que se aprendió una letra de las escrituras del Padre, a uno que estudió psicología terrenal toda la vida; porque lo del Padre es eterno é infinito; lo de los hombres efímero y pasajero; lo que es de Dios, de Dios es; lo que es de los hombres, de los hombres es; la psicología naciendo junto con los espíritus, es proporcional a la antiguidad galáctica de cada uno; porque en cada exsistencia, el espíritu conoce una psicología; porque todo espíritu nace de nuevo; las psicologías individuales poseen cualidad y calidad; la psicología humana es de cualidad terrena carente del saber de su propio orígen; y su calidad es la de saberse salvo, según el estado de la conciencia; la psicología meramente materialista, fué pedida por sus creadores y seguidores en el Reino de los Cielos; la psicología se pide, como se piden todas las virtudes vivientes del espíritu; el espíritu humano consta de 318 virtudes; cada virtud posee su propia psicología; tal como la posee el espíritu; porque nadie es desheredado; de verdad os digo, que el bién y el mal, también poseen psicología; y son igualitarios en el rendimiento de cuentas, delante del Padre; cuando un espíritu crea el mal, las virtudes lo acusan en el reino del Padre, en igual proporción en que ocurrió el mal.-



Sí hijito; este dibujo celeste enseña que lo inverso es alejamiento de una razón; pasa de una dimensión a otra; la razón humana es un puntito que al venir otro razonamiento es desviado hacia sus costados; en el dibujo se ven los nervios mentales; el centro de todas las sensaciones de cada criatura; el centro mental de cada uno, está unido a infinitos soles de igual sensación; porque hasta las sensaciones son fuego; he aquí la escencia de las virtudes vivientes; el infinito está unido por invisibles cordones solares, a cada sensación mental; cada sensación mental, es parte viviente del Arca de las Alianzas; vuestras alianzas con los elementos se expanden hasta el infinito; llegan al punto de vuestra creación galáctica; llegan a los soles Alfa y Omega; mi Hijo Primogénito os lo dijo: soy el Alfa y la Omega; el principio y el fín; el principio de todas vuestras sensaciones mentales y físicas; el principio de toda cualidad y calidad, de todo pedido de vida; el fín es el pedido del Juicio Final; un juicio que nó sólo lo pidió el espíritu; sino que las 318 virtudes de vuestro pensar; el Juicio Final que se acerca, nó es sólo material; lo es por derecho, espíritual; lo que hace el espíritu, repercute en la materia; porque ambas son iguales en sus derechos ante Dios; toda psicología humana, está subordinada a la psicología divina; porque todas las sensaciones mentales de los creadores de psicologías, deben rendir cuenta viviente de los actos realizados en la vida; nó como una sola unidad; sino, partícula por partícula; átomo por átomo; poro por poro; célula por célula; cabello por cabello; de verdad os digo, que si la psicología humana, nunca consideró que la materia tenía vida, ahora debe considerarla; el concepto humano tuvo su tiempo; toda creencia la tuvo; ahora se impone el concepto divino; la caída de los conceptos humanos, es el fín; fín de costumbres del mundo Alfa; y principio de nuevas costumbres del mundo Omega; el Juicio Final, es el cambio de una psicología por otra; porque en todos los pedidos de vida, se pide cambios en el orden natural de los sucesos; todo suceso es psicología provocada por otra psicología; una determinación provoca otras determinaciones; una idea desedencadena otras ideas; de verdad os digo, que toda idea salida de toda mente humana, es juzjada desde su principio hasta su fín; desde cuando se expresó, hasta las últimas consecuencias que provocó; toda idea que se ajustó a la moral enseñada en las escrituras del Padre, nó es juzjada; porque conserva su inocencia original; ¡¡pobres de aquéllos sistemas de vida, que por ambiciones de sus creadores, nó tomaron en cuenta, las escrituras del Padre!! porque todos los que vivieron tal sistema de vida, contagiaron a sus ideas vivientes; provocaron en ellas, la tragedia de nó poder entrar al Reino de los Cielos; porque al reino se entra, con la misma inocencia conque se salió; la más microscópica influencia que sientan las ideas, basta para nó poder entrar al Reino de los Cielos; las ideas acusan a los causantes de sus tragedias; he aquí la causa del llorar y crujir de dientes de este mundo; porque al seguir a un sistema de vida que nó tomó en cuenta las escrituras del Padre, siguió al demonio; todo lo del Padre está dentro de las escrituras; lo del demonio, fuera de ellas; vuestro sistema de vida, enseñó a dos señores; al dios del oro, y al Dios viviente; y nó se puede servir a dos señores; porque la promesa hecha al Padre en el Reino de los Cielos, se divide; en el Reino de los Cielos, ningún espíritu prometió dejarse influenciar por el oro; porque el oro fué también creado por el Dios viviente; ó se sirve al Padre sin interés en sí mismo, ó nó se sirve; vuestro sistema de vida, es un sistema productor de ambiciosos é hipócritas; porque sirviendo a otro señor, se hizo llamar mundo cristiano; el llamado mundo cristiano, nó entrará al Reino de los Cielos; porque nó se puede entrar al reino, sirviendo a dos señores; ó se sirve a la psicología del Padre, representada en las escrituras, ó se sirve a la psicología del oro; quien sirve a quién, que todo lo espere de quien sirvió; los que sirvieron al Padre en las intenciones de la vida, entran al Reino de los Cielos; los que en sus intenciones que tuvieron en la vida, nó tomaron en cuenta al Padre, nó entran al Reino de los Cielos; porque cultivaron moral extraña; moral nó salida de sus escrituras; la moral del Padre, nó divide a nadie; al contrario; unifica; su psicología conduce al mismo punto de orígen de la criatura; la extraña moral aleja y provoca desunión de todas las virtudes que acompañaron al espíritu en la vida; todas vuestras ideas y por lo tanto vuestra psicología, tiene por cualidad y calidad, el interés y el egoísmo, de vuestro sistema de vida; tal sistema inmoral, es la causante de que ninguna criatura humana entre al Reino de los Cielos; la más mínima influencia en los pensamientos, es juzjada en el Reino de los Cielos; porque tal como se os enseñó, Dios está en todas partes y en todos; en lo visible y lo invisible; y lo visible y lo invisible, tienen el mismo derecho delante de Dios; los espíritus materialistas, jamás han imaginado que sus propias ideas tienen vida más allá de la Tierra; las propias ideas los acusarán de negarles la propia eternidad; el materialista se niega él mismo, la entrada al Reino de los Cielos; la psicología materialista es también un pedido de filosofía viviente; un pedido de algo que nó conocía el espíritu y pidió conocerlo y vivirlo; el materialismo representa lo más primitivo dentro de la vida perfeccionada; los grandes espíritualistas fueron en el pasado, materialistas; y los materialistas de ahora, serán en otras exsistencias, grandes espíritualistas; porque todo espíritu nace de nuevo; lo que en una exsistencia pensaba, no lo piensa en la otra; en cada exsistencia se aprende nueva psicología; porque hay que nacer en nuevos conocimientos, para conocer el Reino del Padre; de verdad os digo, que se pasa toda la eternidad, perfeccionándose; porque lo del Padre nó tiene ni principio ni fín; no lo tiene el universo ni en sus criaturas; el materialista le niega en un microscópico instante y le reconoce en otro; así es la imperfección; a ocurrido y ocurrirá por siempre jamás; de verdad os digo, que el espanto más grande se apoderará de todo materialista, cuando vean al Hijo Primogénito, obrando sobre la naturaleza; porque lo hará en forma mental; este espanto es propio de los espíritus limitados con respecto al infinito; con respecto a lo que exsiste fuera de la Tierra; la psicología de un materialista, es egoísta; limita los hechos, así mismos; aprueba leyes sin saber lo que puede haber lejos de la Tierra; sin saber su propio orígen ni su futuro; el orígen debe ser universal; y debe ser probado; aunque hay seres que sin pruebas materiales creen; todo el que creyó sin ver, entra al Reino de los Cielos; porque creyó venciendo dificultades; cumplió con lo prometido en el reino; hizo esfuerzo de imaginación y ganó en fé; de verdad os digo, que todos prometísteis al Padre, cultivar la fé en la prueba de la vida; porque era vuestra prueba suprema; era vuestra lucha; la fé es universal; si vuestro Creador os creó, es porque tenía fé en vosotros; aún sabiendo que ibáis a caer; la fé mueve montañas fué escrito; porque si el Hijo Primogénito no hubiese tenido fé, vosotros nó le habríais conocido; vuestro mundo sería un mundo de esclavos; la prepotencia romana habríase extendido por la Tierra, por infinitos siglos; esta parábola, significa que los que perfeccionaron las leyes del espíritu, como fué mandado, recibirán la resurrección de su carne; volverán a ser niños; porque se prepararon para recibir su premio; los que nó se prepararon nada recibirán; la preparación comienza con el entendimiento de las escrituras del Padre; como os fué mandado por sobre todas las cosas; basta nó saber una letra de mis escrituras, y nó se entra al Reino de los Cielos; los que nada saben de las cosas de Dios, infinitamente más alejados están del Reino de los Cielos; esta soberbia voluntaria los pone al margen de las leyes de la luz; se sitúan en las tinieblas; de verdad os digo, que tales seres maldecirán su propio sistema de vida; maldecirán al demonio que los ilusionó; los entretuvo mientras los segundos de vida se escabullían; instante por instante, más os alejáis del reino del Padre; para que este alejamiento cese, deberéis cambiar de sistema de vida; porque tal inmoralidad no se conoce en el Reino de los Cielos; ni figura en los Mandamientos del Padre; vuestro sistema de vida es una bestia de extraña moral; y ninguna forma de moral, que nó sea la de las escrituras, entrará al reino del Padre; de verdad os digo, que el llamado mundo cristiano, es la extraña moral; salida de una forma extraña en interpretar las escrituras del Padre; esta forma extraña es la adoración material; una adoración que viola el mandato del Padre; dice la ley del Padre: Nó adorarás imágenes ni templo ni semejanza alguna; más, las llamadas religiones hicieron lo opuesto; de verdad os digo, que tal práctica es desconocida en el Reino de los Cielos; es de orígen faraónico; es demoníaco; es más fácil que entre al reino, uno que cumplió la ley del Padre, a uno que practicó la extraña adoración material; esta adoración no hace avanzar a ninguno; al contrario; el espíritu cae en extrañas sensaciones; se vuelve hipócrita; retrocede en lo moral y en lo espíritual; la más elevada adoración hacia el Padre, es la práctica del trabajo en cualesquiera de sus formas; la criatura cumple la ley, y gana en mérito espíritual ante el Padre; por su propio esfuerzo; por su propio sudor de frente; la llamada adoración material, le priva de tal adelanto; al Padre no es necesario adorarle materialmente; ¿nó se os enseñó que vuestro Dios, está en todos y en todas partes? está también en vuestras ideas é intenciones; y estando dentro de vosotros, nó necesita ser expresado fuera; porque lo de afuera confunde y divide; el mundo está confundido con tantas creencias; habiendo un sólo Dios nomás; de verdad os digo, que todo demonio que dividió la fé del mundo, las pagarán; estos espíritus poco evolucionados, olvidaron la divina parábola: no hagas a otro, lo que a tí nó te gustaría que te hiciesen; porque a ellos nó les gustaría ser confundidos y divididos; y nó entrar al Reino de los Cielos; olvidaron estos espíritus mundanos, la divina advertencia: Sólo satanás se divide así mismo; la roca religiosa se dividió así misma, en muchas religiones y dividió a un mundo; este mundo que fué dividido en su concepto que tenía sobre el Padre, es el mundo que nó entrará al Reino de los Cielos; ningún mundo ó humanidad que fué dividida por enseñanza ajena a las escrituras del Padre, han entrado al Reino de los Cielos; las llamadas religiones son creencias ajenas a las escrituras; porque su fruto es dividir y nó dejar entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que nó se apartó ni en lo más mínimo de las escrituras del Padre, a uno que se apartó; de verdad os digo, que ninguna llamada religión quedará en este mundo; ni ninguna filosofía que haya dividido a sus semejantes; es más fácil que entre al reino un humilde obrero, a que entre un religioso; el obrero cumplió el mandato y a nadie dividió; el religioso nó cumplió el mandato y a muchos dividió; he aquí el llorar y crujir de dientes de la roca del egoísmo humano; de la que siempre predicó dividiendo al mundo; he aquí a los ciegos guías de ciegos; he aquí a los que nunca imaginaron, que por ellos mismos empezaría el Juicio Final; porque todos los espíritus del Padre, son probados en la vida; empezando por los que más influencia tuvieron en los destinos y acontecimientos del mundo; por los que lanzaron las primeras piedras de: filosofías, ciencias, opiniones, doctrinas, gobiernos, leyes, reglamentos y toda forma de organización planetaria; de verdad os digo, que los tales, más les valdría nó haber creado tales piedras; si en ellas no ensalzaron al Padre por sobre todas las rocas; todo espíritu humano lo prometió así en el Reino de los Cielos; cuando se promete y nó se cumple, el espíritu se divide; y esta ley también es valedera para los que prometieron en las leyes humanas; el que prometió a otros y nó cumplió, pudiendo haberlo hecho, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al reino, uno que cumplió sus promesas a uno que nó las cumplió; he aquí un llorar y crujir de dientes, para los llamados políticos del mundo; los que prometen a millones de mentes y nó cumplen; no se puede cumplir dividiendo; no se puede servir a dos señores; ó se sirve a todos ó nó se sirve a ninguno; porque todos sóis iguales en derechos delante de Dios; los llamados políticos, no son conocidos en el Reino de los Cielos; como igualmente, no son conocidas las filosofías que dividen a otros; ¡¡políticos del mundo!! si lo fuísteis y nó servísteis a los humildes por sobre todas las cosas, más os valdría, el nó haber pedido la experiencia de comprender a otros; ¡¡pobres de vosotros, si los que tratásteis de comprender, no se unieron jamás!! sobre vosotros caerá el juicio del Padre; por vosotros este mundo perpetuó su división en naciones; todo mundo dividido, no entra al Reino de los Cielos; sólo satanás divide y se divide así mismo; así como dividísteis a otros, así seréis vosotros divididos entre la luz y las tinieblas; extraña moral la vuestra; vuestra moral, no es moral de las escrituras del Padre; es moral salida de un falso concepto de la libertad; la libertad salida del Padre, a nadie divide; porque a nadie enseña a ser interesado; vuestra libertad, es libertinaje; porque os atrevísteis a contradecir a las escrituras; enseñásteis doctrinas, que nó están en las escrituras; vosotros prometísteis ante el Padre, nó dividir a nadie ni en lo más mínimo; ni dejaros dividir vosotros; de verdad os digo, que todo el que siguió extrañas doctrinas, que nó están en las escrituras, se dividió así mismo; y ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; y todos los creadores de tales doctrinas, deberán dar cuenta en el Juicio Final, de cuanto hijo dividieron; he aquí el fín de las creaciones humanas; porque todo lo que fué creado fuera de los mandatos del Padre, nada queda; sólo queda lo de dentro de las escrituras; lo que pensó cada uno en la vida; la intención de vuestras propias ideas; he aquí una revelación que os enseña que cada parábola de las escrituras, fué dicha por lo que cada uno guarda dentro; lo de fuera se vuelve polvo; lo interior es el libre albedrío; la generación de ideas; son ellas las que os indicarán vuestro destino fuera de la Tierra; el mundo materialista es un mundo que pidió ser probado en leyes materialistas; se les dijo a estos espíritus, que tal conocimiento los llevaría a renegar del Creador; más, ellos insistieron en conocer lo que nó conocían; toda insistencia se concede; porque todo lo puede el Padre; es el Creador de todo lo que será; de verdad os digo, que todo materialista fué materialista en otras exsistencias; conoció otros materialismos de otra cualidad y calidad; cada época vivida, representa para el espíritu, un tiempo que nó conocía; porque los acontecimientos de una vida, son diferentes de otra; la variedad de la experiencia es infinita; y en ninguna exsistencia, se tiene la sensación de haber llegado a la perfección; sólo el Padre es perfecto; toda perfección sale del Padre; de verdad os digo, que todos los espíritus piden y elijen sus destinos; al principio todos son libres; a medida que van conociendo vidas, van cambiando; nó exsiste la individualidad eterna de una sola cualidad y calidad; el espíritu al nacer de nuevo, vá desarrollando nuevas individualidades; y a la vez, vá conservando una sola; he aquí una revelación que es Trinidad; muchas individualidades, subordinadas a una sola; tal como la Trinidad en el Padre; tres personas y un sólo Dios nomás; la Trinidad del Padre la comparte con todos; porque en todos está; y está en toda justicia y mérito; es por eso que los más cercanos en la Trinidad del Padre, son los colosales soles del universo; los soles primogénitos; he aquí la luz sobre la Trinidad; el universo infinito con el Padre Jehova a la cabeza; habiéndolo creado todo, delega poderes en todos; porque todo lo puede el Padre; a todos dá oportunidades por igual; los soles primogénitos, son los hijos mayores del Padre; los más antiguos después del Padre; lo del Padre nó tiene ni principio ni fín; más, sus creaciones tuvieron un principio; aunque sean de antiguidades aterradoras; porque exsisten hijos solares, que ni ellos mismos saben cuando fueron creados; todo principio salió del Padre; y retorna al Padre; vive por unos instantes en lejanos planetas; conoce otros tiempos relativos; y retorna al tiempo celeste del Padre; mientras más vidas se conocen, mayor es la jerarquía del hijo en su Trinidad; más grande es su gloria en el Reino de los Cielos; sólo el conocimiento es poder en el reino; y todo conocimiento tuvo por guía las escrituras del Padre; porque toda morada planetaria posee sagradas escrituras; nadie es desheredado; todo conocimiento aprendido en los mundos, corresponde a la divina parábola: Te ganarás el pan, con el sudor de tu frente; con tu propio mérito; con tu propio esfuerzo; de verdad os digo, que la divina intención en tal mandato, nó incluía vuestro vergonzoso sistema de vida; que tiene por base el oro y su secuela de calamidades, sufrimientos é injusticias; tal mandato, el más antiguo del universo, sólo contenía un solo divino pensamiento: te ganarás la gloria, dentro de las leyes de las escrituras; todo lo que está fuera de ellas, nó es árbol filosófico salido del Padre; y de raíz es arrancado de la evolución humana.-

ALFA Y OMEGA