LOS PLATILLOS VOLADORES SON MÁQUINAS CONSTRUÍDAS POR LAS MATEMÁTICAS ESPÍRITUALES; EN EL REINO DE LOS CIELOS SE CREA EN FORMA INSTANTÁNEA; LA LENTITUD HUMANA FUÉ PEDIDA POR EL ESPÍRITU PENSANTE PORQUE NO LA CONOCÍA; TODO LO QUE VIVE Y EXPERIMENTA EL ESPÍRITU HUMANO, LO PIDIÓ PORQUE NO LO CONOCÍA.-

Sí hijito; los platillos voladores son creados en infinitos planetas; porque lo del Padre no tiene límites en nada imaginable; la construcción de estas naves representan infinitas ciencias; los platillos voladores forman infinitas jerarquías; es así que las que visitan la Tierra, proceden de infinitos puntos del cosmos; es por ello que se ven en variadas formas; el material de los platillos voladores es proporcional al dominio que las criaturas poseen sobre los elementos de la naturaleza; Padre Jehova, ¿cómo es el procedimiento para construír una nave? Te lo explicaré hijito: tomaré un ejemplo de los infinitos que exsisten; cuando los padres solares deciden crear una nave, llaman por todo el universo a infinitos soles; los hay de infinitas jerarquías; entre ellos los soles primogénitos; si hijo es así; tal como lo ves en colores; los padres solares forman un círculo Omega; y lanzan puntitos magnéticos sobre un mismo punto; esto es saturación magnética; que partiendo de elevadísimas temperaturas solares, empiezan a enfríarse; el tiempo de enfríamiento del material, es también proporcional al poder solar de los que participan en la creación de las naves plateadas; el magnetismo en estas naves no es igual al de la Tierra; en estas creaciones, lo instantáneo es cosa normal; las moléculas del material de las naves, quedan con una vibración pensante, que se reactiva al llamado mental del respectivo padre solar; tal como el Hijo Primogénito Solar Cristo, reactivó a las moléculas de los elementos de la naturaleza de la Tierra; cuando mandó calmar los vientos y las aguas; y cuando resucitó a muchos; lo de arriba es igual a lo de abajo; toda naturaleza planetaria, posee una vibración que corresponde al magnetismo de la fuente solar que le creó; y todo mundo es visitado con el correr del tiempo, por sus padres solares creadores; es por ello que fué escrito: y vendrá la verdad al mundo, brillante como un sol de sabiduría; es el retorno del padre solar; venido de los soles Alfa y Omega; los platillos voladores que este mundo a visto, pertenecen a las galaxias que están dentro de la misma galaxia Trino; del universo expansivo pensante; porque toda galaxia del universo, no sólo posee un solo presente; sino que infinitos presentes en un mismo plano; un presente está a la vez constituído por otros microscópicos presentes; y los platillos voladores pasan de un presente a otro presente; de una dimensión microscópica, a otra dimensión colosal; toda dimensión está formada por pequeñas y por grandes; son como la geometría de un árbol; los árboles galácticos; y todo árbol galáctico, principió como una microscópica idea solar; los platillos voladores visitan a las ideas ya transformadas en mundos; porque ellos mismos guiaron a la idea primitiva, cuando ésta se desprendió del sol original; vuestro sol es vuestra mente; que es un sol-polvo; de verdad os digo, que todo gigantesco sol, fué en tiempos inmemoriales, microscópico; todo lo gigantesco del cosmos, fué microbio; el universo viviente del Padre Jehova, crece y se desarrolla, tal como en vuestro mundo, crece y se desarrolla una planta; lo de arriba es igual a lo de abajo; el crecimiento de los mundos, es también el crecimiento de los platillos voladores; exsisten los platillos voladores del macrocosmo; porque lo del Padre nó tiene límites en nada imaginable; la Tierra jamás será visitada por las naves del macrocosmo; porque los tiempos vividos por ellos, son también gigantescos; vuestro planeta Tierra, no es más que un grano de arena, ante las criaturas del macrocosmo; y los granos de arenas planetarios, son infinitos; los platillos voladores poseen leyes que los hacen instantáneos; en ellos actúan en forma simultánea, materia y mente; en todo mando y órdenes, la materia está atenta; en vuestro mundo no ocurre tal cosa; la materia es indiferente al sentir mental; porque vuestros elementos también pidieron ser probados en la prueba de la vida; los divinos mandatos del Padre Jehova son para todos; para materia y espíritu; ambos la reciben en sus respectivas leyes; la indiferencia de la materia terrestre, dura hasta la aparición del Hijo Primogénito; porque las moléculas de los elementos, a él obedecerán; la prueba de la vida de este mundo, dura hasta el instante mismo, en que empieza la resurrección de la carne; la materia y su ley viviente, harán cambiar la psicología humana con respecto a la naturaleza; en todo acontecimiento de Revelación del Padre, participan materia y espíritu; los platillos voladores están también en todo juicio planetario; su aparición en este mundo, marcará el principio de una de las eras más fascinantes, de la historia de este planeta; la inolvidable era será llamada; La era Omega de los viajes interplanetarios; la era que dará principio a la criatura eterna en este mundo; porque esta era nace con la resurrección de toda carne; hecho que será observado en millones y millones, de aparatos de televisión solar, de los platillos voladores; porque así como vienen observando todos vuestros quehaceres, desde el principio del mundo, así también observarán al Hijo Solar Cristo, en su vida de Gloria y Majestad; porque a todo Hijo Primogénito, lo acompaña un infinito ejército de seres celestiales; un ejército que no tiene fín; un ejército cuyos poderes, dan y quitan toda forma de vida.-



Sí hijito; es así; tal como lo vienes viendo desde niño; en los platillos voladores se crea ciencia con número viviente; y toda creación es instantánea; la instantaneadad, posee grados infinitos; está infinitamente subordinada a la propia evolución de las criaturas del cosmos; lo instantáneo posee un tiempo que es infinitamente relativo; en los platillos voladores lo instantáneo se hace presente a la velocidad del rayo; la ciencia solar posee un poder, que los hace a ellos, ministros del Creador; todos sirven al eterno; toda ciencia solar sirve al dios viviente; el ejército infinito del Padre Jehova, es de todo tiempo imaginable; los platillos voladores, representan la gloria eterna del Padre; y su divina materialización, representa todo lo que fué y todo lo que exsistió; universos que tuvieron cual más ó cual menos, historias fascinantes; que jamás nunca cesarán de contarse; el todo sobre el todo, incluye todas las formas de vida; lo creíble y lo increíble; lo conocido y lo desconocido; lo que se vivió, se vuelve realidad en otros lugares del universo; porque la escencia invisible de toda vida, posee libre albedrío; y es tan expansiva, como lo es la materia que se vé en un determinado presente; he aquí la divina sorpresa que experimenta todo espíritu fuera de su planeta; se encuentra en lejanas galaxias, con espíritus que son sus gemelos; este hecho emociona al espíritu; y las más de las veces, pide al Padre, nacer como gemelo en un lejano planeta; el amor pide manifestarse en otras formas de vida; los espíritus gemelos, se acompañan por eternidades; son productos de lo igual en un libre albedrío, que se reconoció en un instante pasado; los gemelos se separan cuando uno de ellos, pide al Padre, conocer una exsistencia, nó siendo gemelo; el encuentro de nuevo, demora muchas veces, tiempos infinitos; porque en ambos gemelos, el libre albedrío a tenido caídas y triunfos; y las determinaciones del libre albedrío, hace que por un momento, excluya al otro espíritu gemelo; así como las criaturas encuentran su gemelo, en el infinito del cosmos, así también los platillos voladores, encuentran naves gemelas; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo gemelo en lo solar, nó tiene fín; las naves gemelas, forman conglomerados infinitos; los platillos voladores rodean los planetas, en una divina espera; porque en ellos está el tiempo celestial; en que el tiempo de la Tierra, no pasa de ser un instante; es así que para ver los acontecimientos de la Tierra, ellos reducen la vibración del tiempo; ellos se transforman a la lentitud humana; lentitud que ya han vivido, en remotísimos planetas tierras; planetas tan antiguos, que ya no están en el espacio; porque para tener potestad sobre un planeta, hay que pasar primero, por la vida de ese planeta; esto se llama: sobrepasar la escala planetaria, de un planeta hecho presente; quien no sobrepasó la escala de un mundo, y se aventuró por ese mundo, nó entra al Reino de los Cielos; es así que los llamados astronautas, salidos del extraño sistema de vida del oro, que pisaron la Luna, nó volverán a entrar al Reino de los Cielos; porque además de la ley galáctica, tenían que cumplir con el divino mandato del Padre; tal como lo cumplen todos los planetas del universo; en los divinos Mandamientos que el Padre dió a la Tierra, estaba la divina enseñanza de que todo humilde, es primero delante del Padre; los astronautas de este mundo, sabían que millones de mis humildes morían de hambre; y nó titubearon en ser cómplices en los viajes más costosos, en la historia de este planeta; es una inmoralidad delante del Padre, que mientras todo un mundo padece de hambre, unos demonios de la inmoralidad, se pasean fuera del planeta; sabiendo que con las fabulosas sumas de dinero, podría haberse matado al demonio del hambre; y aunque hubiera habido tan sólo un hambriento en el planeta, tampoco entrarían al Reino de los Cielos; todo llamado astronauta del extraño sistema de vida, salido del oro, tendrá que enfrentar el juicio universal, de todos los poros de carne, de todo humilde del planeta; los astronautas por su propia cultura, sabían que para el Creador, estaban primero los humildes; más, sabiéndolo, fueron indiferentes al dolor de ellos; muchas vidas humanas, pudieron haberse salvado, con las enormes sumas de dinero, que inmoralmente se gastaron en viajes, que representaban la violación a la ley del Padre Jehova; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que no hicieron viajes al espacio, en la prueba de la vida; a que puedan entrar los que los hicieron; el divino Padre es el primero que alaba el conocimiento, salido de sus hijos, que cumplen pedidos de pruebas, en lejanos mundos; más, la suprema prueba de entre todas las pruebas, era y es, la de cumplir los divinos deseos del Padre, por sobre todas las cosas; los hijos astronautas tendrán llorar y crujir de dientes; porque violaron su propia ley prometida al Padre; nó cumplieron con su propia palabra; dejaron a su suerte, a millones de hambrientos; hicieron en esta vida, lo mismo que hace la bestia; crea ciencia para luchar contra el Padre; porque la bestia perfecciona demoníacas armas, para que las creaciones del Padre se maten entre ellas; les enseña una extraña y demoníaca psicología que hace llamar patriotismo; una extraña forma de pensar, salida de la extraña psicología del oro; los llamados astronautas, tenían la extraña influencia de la bestia; y la bestia los hizo caer; les quitó la eternidad; porque ninguno de los que salió del planeta, ninguno será resucitado; he aquí el fruto de los que sirvieron a la bestia; he aquí la tragedia que sale del sello de la bestia; porque a millones y millones, quitó la bestia su eternidad; a la bestia la observan los platillos voladores; en enormes pantallas de televisión solares, los tripulantes de las naves plateadas, observan los ajetreos de la bestia; y al observar a la bestia de este mundo, los hijos celestiales de los platillos voladores, piensan en Sodoma y Gomorra; bestias del mundo antiguo; bestias de la inmoralidad, que fueron quemadas por el fuego solar, de esas mismas naves plateadas; el mismo fuego salido de estas colosales naves, saldrá de los ojos del Hijo Primogénito Solar Cristo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; porque el Hijo Solar ya está entre vosotros; siempre lo a estado; con muchos a conversado el Hijo del Padre; el mismo mundo con su extraña fé, salida de un sistema de vida interesado, a atrasado la Revelación del Padre; porque todos los espíritus pensantes de este mundo, pidieron al Padre, participar en los sucesos del juicio final; el divino Padre Jehova cumplió; esta extraña humanidad nó cumplió; el egoísmo humano tiene atrasada la Revelación en muchos años; este atraso recae en los mismos que lo provocaron; estos egoístas que cayeron en la prueba, que ellos mismos pidieron, deberán pagar sobre sí mismos, segundo por segundo, instante por instante, de todo el tiempo que dejaron pasar; cada segundo de extraño silencio, equivale a vivir una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; el mundo no los olvidará; porque estos egoístas, contribuyeron al alejamiento de este mundo, del Reino de los Cielos; porque donde debió haber un límite, hubo mayor número de errores y pecados.-

ALFA Y OMEGA