JUICIO FINAL; LOS RICOS Y RELIGIOSOS AL DIVIDIR A LA HUMANIDAD, NO LA DEJARON ENTRAR AL REINO DE LOS CIELOS; LOS CREADORES DEL LLORAR Y CRUJIR DE DIENTES.-

Sí Hijito; los llamados ricos y los llamados religiosos, son los culpables de que ningún ser humano entre al reino de los cielos; porque no hicieron caso a mi divina palabra; que fué es una divina advertencia a través de los siglos; dice mi ley: sólo satanás divide y se divide a si mismo; y los ricos os dividieron en ricos y pobres; y los religiosos os dividieron en muchas creencias; olvidándose que sólo exsiste un sólo Dios nomás una sola verdad; esto sucedió, porque no se ajustaron rigurosamente al mandato del Padre; ricos y religiosos son desconocidos en el reino de los cielos; y toda filosofía que divida a los hijos del Creador, no se conoce; ricos y religiosos amoldaron la ley del Padre a sus antojos; a sus comodidades; a sus propios reinados; porque todo ser pensante, es en sí mismo un creador de sus propios reinos; porque de la microscópica idea que sale de vuestra mente, nacen futuros mundos; y cuando esos mundos empiezan a desarrollarse, se desarrolla también la filosofía que contenía la idea original; la idea primitiva; la idea que fué generada por una criatura, desde un lejano mundo; un mundo que ya habría desaparecido del espacio; porque toda la materia es relativa al destino del tiempo que pidió; la eternidad de los mundos exsiste; y también exsisten los que no son eternos; todo exsiste en la creación del Padre; y es tan variada é infinita la creación, que basta pensar en algo, y ese algo exsiste; y a exsistido siempre; porque exsiste la sucesión eterna de las ideas; que es decir, de los mundos; he aquí el significado de la humildad; porque os fué dicho; todo humilde y todo microscópico, es grande en el Reino de los Cielos; y vuestra idea que sale de vosotros mismos, es microscópica; no la véis; más la sentís; porque por las ideas cumplís vuestro destino; y todos sóis productores de ideas; he aquí la semilla del Padre; he aquí la eternidad de vuestras filosofías; he aquí la causa universal de la parábola todo pequeñito y humilde, es grande en el Reino; esta ley es para la materia y el espíritu; porque ambas son vivientes; ambas tienen los mismos derechos; todos son iguales ante el que los creó; los mundos de la eternidad conocen esta ley y la viven; porque conversan sus criaturas con los elementos; tal como conversaban Adán y Eva, con los elementos de la naturaleza; porque de todo hay en el rebaño del Padre; si vosotros no conversáis con los elementos, es porque así lo pedísteis en el Reino; toda vida, en su cualidad y calidad, se pide en el Reino; así a sido siempre; se pide vivir en un lejano mundo y se piden hasta lo más mínimo que contiene dicha vida; y se pide un nuevo concepto del Creador; porque se os enseñó que vuestro Dios está en todas partes; está también en todo concepto; y pedísteis los Mandamientos; y las escrituras; lo que no pedísteis, fué dividir y ser dividido; porque se os enseñó: No se puede servir a dos señores; las escrituras del Padre, son una sola; la ley para entrar de nuevo al Reino del Padre, también es una sola; se entra al Reino, tal como se salió; en inocencia mental; de verdad os digo, que un grupo de demonios llamados ricos os ilusionó con el sistema de vida; é hizo que vuestra inocencia se transformara en inmoralidad viviente; porque por causa de ellos, conocísteis el escándalo y el desnudo; y vuestra inocencia dejó de ser lo que era; el sistema de vida, llamado capitalismo, no se conoce en el Reino de los Cielos; por que allí no exsiste la ambición; allí todo es común; allí reina el Comunismo Celestial, con filosofía de niño; y todo Reino del Padre es un niño; la inocencia es la grande entre todas las filosofías; y vuestra prueba suprema, era la de conservar la inocencia en su cualidad y calidad tal como se salió del Reino; y debísteis llegar delante del Padre, llenos de la sabiduría, que aprendísteis en el lejano planeta llamado tierra; y no presentaros cargados de escándalos y filosofías que no son de la luz; cuando salísteis del Reino, ofrecísteis al Padre, lo uno y lo otro; prometísteis cumplir por sobre todas las cosas, lo del Padre; prometísteis no pisar templo material alguno; la escritura que pedísteis, lo decía: No adorarás imágenes, templos, ni semejanza alguna; y los demonios religiosos os hicieron caer; millones y millones de vosotros oráis en templo materiales; y lleváis a vuestros bebés a los templos; ellos son inocentes de vuestra violación; más, les transmitís el falso concepto; y cuando ellos son grandes, y forman una sóla carne, un sólo matrimonio, hacen igual; llevan también a sus bebés a los templos materiales; y de verdad os digo, que esta violación a mi ley se debe a vuestra ignorancia y poca o nada preocupación de mis escrituras; seguísteis a la roca religiosa, porque todos hacían lo mismo; no niego la fé; que sin ella jamás entraréis al Reino de los Cielos; lo que os reprendo es la poca importancia que dísteis en la vida a la ilustración a lo del Padre; más importancia le dísteis a las lecturas mundanas; las que no os conducen al Reino; al contrario; os dividen el espíritu; porque toda herencia que sale de vuestro sistema de vida, divide porque la filosofía de la ambición no es del Reino; lo que es del reino unifica; y no necesita de fuicio final; todo juicio es para los que violaron la ley; vuestros religiosos están entre los primeros junto con los creadores de vuestro sistema de vida; porque se atribuyeron el mando en la dirección del mundo; hicieron uso de un poder que nunca correspondió; ¿No dice mi palabra, que todo humilde es primero? de verdad os digo, que toda usurpación es castigada en el Reino cambiásteis el destino del mundo, violásteis el mandato; porque a todos dividísteis; a la materia y al espíritu; y de verdad os digo, que no quedará ninguno de vosotros, que no sea castigado; llevásteis al mundo, a la inmoralidad viviente; porque los pocos que no son inmorales, por los ojos la ven; y ya se es violador de la ley; llevásteis a este mundo, a su total ilusión; y los hijos se esfuerzan nó por el Padre, sino por lo mundano; por lo que jamás les conducirían al Reino; porque todo conocimiento, toda filosofía que no emane del Mandato del Padre, no entrará al Reino de los Cielos; y son desconocidos en el reino; lo conocido es el mandato que salió del Padre y sus cualidades y las calidades que son su herencia; las cualidades y calidades de vuestras ideas, no se conocen en el Reino; porque vuestras costumbres instante por instante, segundo por segundo que las vivísteis, no salieron del mandato del Padre; salieron del demonios cuya filosofía es tener y poseer más que los demás; poseer es compromiso ante el Padre; no os niego la posesión; porque libre albedrío tenéis; más, lo que importa es, como se logró la posesión; ¿fué con sudor de frente ? ¿fué con honradez? ¿no se violó la ley del Padre? ¿se explotó a otros? ciertamente que las riquezas condenan cuando se atropella el mandato del Padre; nunca debísteis haber creado un sistema de vida que estuviera en pugna con la ley del Padre; porque siempre los hijos pierden; pierden porque son imperfectos; no saben el futuro y las consecuencias de sus acciones; nunca debísteis haberos dejado seducir por el brillo del oro; porque con ello condenásteis a un mundo porque lo ilusionásteis; y lo entretuvísteis; y las generaciones perdieron progresivamente, su entrada al Reino de los cielos; los instantes segundos se escurrieron en su cualidad y calidad, desconocida en el Reino de los Cielos porque son de una moral, que no salió de los Mandamientos; lo que sale de los Mandamientos no divide; unifica a los mundos; por que un Padre no desea que sus hijos se peleen; vuestra moral es moral de muerte; porque los hombres se matan por tener un poco de oro; y se desconfían a perpetuidad; nada podéis ofrecer al mundo, que no sea injusticia; y de verdad os digo , que a los mismos que hambreásteis de generación en generación os juzgarán; y os maldecirán por generaciones; sóis los causantes de la peor tragedia que puede ocurrirle a un mundo; la de no poder entrar a su lugar de orígen; este retorno siempre cuesta; en todos los mundos de la carne, aparecen demonios como vosotros; ambiciosos e ignorantes porque de todo vá los mundos; de todo hay en el rebaño del Padre; ciertamente que muchos de vosotros, no merecéis ir a los mundos; porque os convertís en satanaces; tal como os ocurrió en este planeta; y de verdad os digo, que no es el primero; en otros mundos dejásteis la miseria, el hambre y dividísteis esos rebaños; y una vez más, pedísteis una oportunidad; un nuevo nacer; he aquí la causa del término que dice: más os valdría no haber nacido, porque sobre vosotros cae la infelicidad de millones y millones de sufridos; y debéis pagar hasta la última molécula de carne, que por culpa de vosotros tuvo indebido desarrollo; porque el hambre hace estragos en el espíritu y la carne; vosotros malditos del capitalismo, sóis los satanaces del mundo; y de verdad os digo, que no exsiste otro satanás; y de verdad os digo, que desapareciendo vuestra filosofía de usura de este mundo, no habrá más satanás en este planeta; y vuestro maldito recuerdo será sinónimo de división; y seréis estudiados por las generaciones del futuro, como quien estudia un bicho raro y dañino; que se enseñoreó en una microscópica época; que se llamó derecha; y corrompió a la izquierda; corrompió por ilusión; engañó con lo efímero; y logró que un mundo no entrará a su lugar de orígen; ¡¡Que poco os queda malditos!! ¡¡Que felicidad para el mundo, que os juzgará!! un yugo menos en su historia planetaria; un yugo que fué anunciado en las escrituras del padre, como la gran bestia apocalíptica; una bestia de conocimiento mundano; una legión de espíritus que salieron de las tinieblas, a pedir experiencias en un mundo de luz; espíritus de mucha inteligencia con cualidad y calidad acentuada en las tinieblas; esto es; liberalidad con desprecio a lo que es del padre; respeto egoísta; ignorancia total sobre filosofías; he aquí la causa del por qué calumnian al comunismo que surge en la tierra; esta actitud poco inteligente, más los pierde espíritualmente; se defienden por influencia demoníaca y nó por ilustración; estos demonios que llamáis ricos, jamás comprenderán lo que es el comunismo; y si hacen trato con él es sólo por conveniencia; porque no les gusta compartir la riqueza por igual; sus psicologías son la rivalidad y no la unidad; mantienen las llamadas fuerzas armadas porque temen; son desconfiados; y ven en el armamento, el más colosal negocio; de verdad os digo, que este satanás será medido por vosotros; por el mundo que hambreó; porque ellos serán ahora los hambreados; con la vara que midieron serán medidos; vuestro creador dá y quita; dá en el tiempo de dar; y quita en el tiempo de quitar; porque todo tiene su tiempo; y a vosotros demonios de la explotación, os llegó el tiempo; preparáos malditos para los acontecimientos que se aproximan; porque no os quedará lágrimas que derramar; y esto es sólo el principio; maldeciréis el haber nacido; porque nadie en el mundo, se atrevería a hablar a maldito alguno; porque se hace cómplice con la ley; sí demonios del mundo, llevaréis un calvario hasta el último de vosotros; así como mis humildes tuvieron que soportaros por siglos y siglos; y de verdad os digo, demonios del capitalismo, que ninguno de vosotros será resucitado en carne nueva, el año 2001; vuestro destino es la tumba; porque todo árbol que no plantó el padre, de raíz será arrancado; quiere decir que toda filosofía salida de vosotros, no queda en este mundo; ni vosotros que fuísteis sus creadores; ¡¡hijos de la verdadera espíritualidad; volveréis a gobernar el mundo!! tal como era al principio; cuando aún no aparecía esta humanidad; porque no sóis los únicos; nunca lo habéis sido; han habido en esta morada, infinitas humanidades por vosotros desconocidas; la historia de la Tierra comienza desde la primera molécula que se formó; y vosotros no estuvísteis en ella; y los que estuvieron, ya no están en este mundo; ya aprendieron lo que había que aprender; y han pedido nacer de nuevo, en otras moradas planetarias; porque quien no naciere de nuevo, no se acerca a la infinita grandeza del Padre; al Padre se le comprende mejor, cuando más ilustrada es la criatura; y mientras más cerca se está del Padre, más ilustración se necesita; es infinito el conocimiento que ofrece el Padre a sus hijos; porque nada en Él tiene límites; y su divina ley de juzgar a los mundos, no tiene fín; no sóis los primeros en ser juzgados; ni seréis los últimos; antes de vosotros hubo otros; y después de vosotros habrán otros; porque el lugar solar en que fuísteis creados, sigue creando espíritus y mundos; y antes que vosotros, ya estaba creando; y no es un sólo lugar; porque nada tiene límites en el Padre; los soles creadores son infinitos; y lo que se dá por un sólo orígen está en todas partes; más, exsiste orden; exsiste la organización de galaxias ó cielos; exsiste la jerarquía; la cualidad y calidad de las filosofías; y exsisten sus símbolos galácticos; más todo es relativo; sólo el poder creador del espíritu es eterno; esta eternidad le hace ser semejante al Padre; le hace ser fuego eterno; más, no le alcanza jamás; porque el Padre también progresa en sus leyes de Padre; si vosotros poseéis leyes, el Padre también las posee; puesto que lo a creado todo; deja que los hijos usen su libre albedrío y creen sus propios cielos; exsiste la rivalidad amorosa entre Padre é hijos; esta rivalidad amorosa es creadora y no tiene fín; nada en el Padre tiene fín; las filosofías de los hijos la tienen; el juicio final que enfrentaréis os demostrarán que todo en vosotros, tienen un fín; las vidas planetarias, son conocimientos para el espíritu; son cursos hechos vidas y cada curso de vidas tiene sus leyes; sus cualidades y calidades; sus jerarquías; vuestro planeta es un planeta-polvo del universo microscópico de la carne; sóis de la jerarquía Azul; con tres líneas magnéticas; de los soles Alfa y Omega de la galáxia Trino; sóis para el Reino de los Cielos, monitos de carne; comúnmente llamados hombres; y el término Hijo del Hombre, significa hijo del trabajo; monito hijo de monito, que pidió la filosofía del trabajo; y del trabajo con sus obligaciones, nació el hombre; un monito que no conoció la civilización, sigue siendo monito; y de verdad os digo que es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció vuestra civilización, a uno que la conoció; porque no violó la ley del Padre; el pedir una vida en el Reino de los Cielos, inculca responsabilidades; por que la ley del retorno nadie puede evitarla; como no podéis evitar la muerte; muchos de vosotros por no decir todos, caéis en una ceguera espíritual; y prometísteis en el Reino, no caer en ceguera alguna; porque ningún ciego en lo espíritual, ninguno entrará al Reino de los Cielos; el no estudiar al Padre como se le prometió y como fué mandado, es como despreciarlo; porque después de Él, está Él; no encontraréis a otro; de verdad os digo, que ninguno que no me buscó en sus horas libres, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que en esta ley, está el llamado mundo cristiano; y de verdad os digo, que jamás organización alguna, tuvo tantos ignorantes que son cristianos de boca; y no de ilustración; he aquí los falsos profetas de mi palabra; profetas sin instrucción; que desprestigian la doctrina de mi Hijo Primogénito; más les valdría no haberla conocido; porque ningún falso profeta entrará al Reino; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no perteneció a ningún conocimiento doctrinario pero que no fué falso; a uno que se hizo llamar cristiano y que nunca lo estudió; y de verdad os digo, que las llamadas religiones no son árboles plantados por vuestro Padre; y de raíz serán arrancados; las filosofías del Reino jamás dividen a sus hijos; toda filosofía que divide, es de satanás; que mucha veces se escuda en el nombre del Padre; se vale de Él, para perpetuar reinados egoístas; rocas vivientes en los mundos; los llamados religiosos olvidan que todo espíritu es probado en la vida; y que ellos son los primeros en ser juzjados; porque son los primeros ciegos; que han convertido a un mundo, a ser ciegos; sus propios errores los han transmitido de generación en generación; de padre a hijo; porque ninguno que pisó templo material, a entrado al Reino; he aquí otro llorar y crujir de dientes; por causas de los ciegos mayores; de los ciegos ilustrados en la violación a leyes del Padre; de verdad os digo, que la realidad que viene al mundo, les estremecerás, como jamás le fué estremecido; porque todos tenéis un espíritu; y todos queréis saber a donde váis; porque todos sóis destinos vivientes; he aquí las más grande revelación para este mundo; un mundo que vivió ilusionado; un mundo que se sacará sus cadenas; y la cadena que la ata, es su mismo sistema de vida; un mundo entre infinitos; un mundo que verá a la Trinidad Solar en todo su esplendor; brillante como un sol de infinita sabiduría; una sabiduría que confundirá a todo demonio; de todas las categorías intelectuales; que sabiendo un microscópico conocimiento, se creen mucho; y no saben nada; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que escogió intelectualidad como prueba de vida y se creyó más que otros, no entrarán al Reino de los Cielos; porque es más fácil que entre al Reino un ignorante que un intelectual creído; el conocimiento debe ser compartido sin egoísmo; nadie sabe más que el más humilde entre los humildes; porque todo humilde os sobrepasa en el Reino; ante un humilde que retornó al Reino después de probar el olvido de su pasado, en un lejano planeta, desaparecen vuestros sabios; porque ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; porque nuestros sabios no enzalzan al Padre en sus conocimientos; viven tan ilusionados como los demás; todo grado de mínimo interés hacia lo que es del Padre, es premiado el Reino; y todo grado de mínimo desinterés hacia lo que es del Padre, es descontado del puntaje celestial; he aquí el Alfa y la Omega del modo como sóis juzjados; como vuestra filosofía es escoger entre el bién y el mal; tenéis dos clases de puntaje; el puntaje de la luz y el puntaje de las tinieblas; el puntaje del bién y el puntaje del mal; la cualidad y calidad en el puntaje; y de verdad os digo, que todo puntaje sea cual fuere, no entra al Reino del Padre, si sus creadores no fueron humildes; porque es más fácil que entre al Reino, un humilde sin puntaje alguno; que uno que tuvo el mejor puntaje del mundo y no fué humilde; porque la humildad es la escencia misma del Creador del universo; y esta ley la conocen todos en el universo; todos saben que vuestro Padre Jehova, es alegre como un niño; porque estando en todos los carácteres, prefiere vivir alegre como vive un niño; y de verdad os digo, que quién no vivió en toda su exsistencia, no entrará al Reino de los Cielos; se que vuestro sistema de vida, aplasta toda alegría; y la hace falsa; porque su ponzoña es la injusticia; en todo el mundo cuando se divide al rebaño en ricos y pobres, se divide a la alegría y a toda virtud del pensar humano; la injusticia cambia la cualidad y calidad de las ideas; la primera cualidad y calidad de toda idea, debió ser la complacencia a la moral del Padre; y no haber variado jamás; porque lo del Padre es inmutable; la liberalidad de vuestro sistema de vida, os dividió la cualidad y calidad del mandato; adquirísteis un falso concepto de la libertad; y caísteis en el libertinaje; un libertinaje que os condujo a la inmoralidad; esta inmoralidad fué progresiva; a medida que se iban del mundo los moralistas de mayor cualidad y calidad en sus filosofías, más descendísteis vosotros; y lo que no hicieron en inmoralidad, las generaciones del pasado, la hicísteis vosotros; la inmoralidad corroe; empieza por la admiración, la ilusión, la imitación y la moda; y nada gana el espíritu; al contrario; porque el admirador ni el ilusionador, ni el imitador ni el que usó moda, ninguno entra al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que ninguna filosofía de ningún mundo que en sus leyes, violó el mandato del Padre, a entrado al Reino de los Cielos; el tiempo que pedísteis en vuestra vida, se cumplió; ahora viene el tiempo de la justicia; y la presencia de mi Hijo Primogénito en vuestro mundo, marca el principio del segundo tiempo; el tiempo del Cordero de Dios; tiempo que salió del primero; y el primero es el Padre; y de verdad os digo, que todo tiempo también es juzjado; porque tiene los mismos derechos que vosotros; la nueva doctrina que conoceréis, fué pedida por vosotros en el mismo punto de orígen; todo cuanto pedísteis, se cumple en el preciso instante, en que se desarrolla; es así que si os sorprende un temblor ó terremoto en un instante dado, es así porque así lo pedísteis; el susto y la sorpresa se deben al olvido de esta ley, y a la ignorancia que tenéis respecto de vuestro pasado; porque así lo pedísteis en vuestra prueba de vida; el olvido de vuestro pasado os engrandece ante el Padre; porque mayor mérito tiene vuestra cualidad y calidad en vuestro pensar; y donde mayor es la dificultad, mayor es el premio; todo escollo en la vida, es una oportunidad para ganar más puntaje; y toda facilidad ó comodidad, disminuye el puntaje; no niego la comodidad ó la facilidad; porque es parte del progreso; lo que os critico, es que unos lo tienen y otros no lo tienen; porque la causa de donde emana, es injusta; no imita las leyes del Padre; no son comunes; ¿no se os enseñó, que todos son iguales ante Dios? ¿por qué no creásteis un gobierno de igualdad? ¿por qué no imitásteis la del Padre? os lo diré: porque sóis demonio en medio de la luz; volvísteis a caer; os volvísteis a condenar; porque vuestra historia galáctica, demonios del capitalismo, proviene de las tinieblas; advertidos fuísteis cuando pedísteis probar una desconocida vida, en un lejano planeta; pedísteis oportunidad para comprender la luz; y la luz os fué dada y no la comprendísteis; volvéis a estar fuera del reino de los Cielos; y con ello, arrastrásteis a una humanidad que creyó en vosotros; porque toda inmoralidad, todo escándalo y toda violación, de vosotros salió; porque impusísteis la forma de vida; obligásteis al mundo por la fuerza; ¿no salió de vosotros malditos llamadas fuerzas armadas? de verdad os digo, que ningún miembro de las llamadas fuerzas armadas, ninguno entrará al Reino de los Cielos.-



Sí hijito; veo cuando ves a oficiales y generales en la calle, los miras con infinita lástima; y haces bién; porque necesitarán ser consolados; porque teniendo más ilustración que un soldado raso, son más responsables ante la justicia del Padre; es soberbia ilustrada; todo hijo de la tierra tiene una justicia, que es de acuerdo a su cualidad y calidad en sus ideas; y toda justicia toma en cuenta la actitud del hijo hacia el Padre; porque es el supremo mandato; y de verdad os digo, que todos habéis caído en ingratitud; y de verdad os digo, que ningún ingrato entrará al Reino de los Cielos; todos vosotros quedáis marginados por la ley del Padre; y vuestro destino es volver a los mundos de la carne; volver a los planetas tierras; vuestro sistema de vida, os cerró el paso al Reino de los Cielos; sí hubiéseis tenido otro sistema de vida, que si hubiéseis sido más respetuoso para con las leyes del Padre, otra sería la historia; el demonio estaba entre vosotros; y nunca caíste en la cuenta; ¿no os dísteis cuenta de cuanta hipocrecía os rodeaba? ¿y por qué no la meditásteis? porque de verdad os digo, que todos aquéllos que meditaron y cambiaron de forma de vida, entran al Reino de los Cielos; porque no fueron ciegos; comprendieron la divina parábola-advertencia que dice; Que se cuide la izquierda, de lo que hace la derecha; comprendieron de la corrupción moral; huyeron de la corrupción é ilusión; y de verdad os digo, que son espíritus extraordinarios dentro del mundo; comprendieron la raíz del mal; toda ilusión de la vida, sale de las leyes humanas; y vivir una vida en violación a ley del Padre, éste se convierte en ilusión; porque ninguno de sus protagonistas, entra al Reino de los cielos; vuestra historia es contada en el universo, como tragedia de un microscópico planeta; que fué ilusionado por las legiones de satanás; y en muchos puntos del universo; vuestra historia será historia de perdición; y de verdad os digo, que no es la primera vez; habéis caído en otros pedidos de vida; ¿no se os enseñó que todo espíritu nace de nuevo? nuevas vidas tuvísteis en el pasado; y muchos de vosotros estáis pagando en la Tierra, errores cometidos en esas exsistencias; fueron otras sales de vida; otros conocimientos; otros brillos logrados por vuestro espíritus; la ciencia del cordero de Dios, os revelará vuestras exsistencias pasadas; todos tenéis una historia que os fascinará; y esa historia está en los elementos mismos de la naturaleza; porque fuísteis de polvo; del barro; del agua; del fuego; fuísteis minerales; vegetales y carnales; y todos los elementos salieron de un mismo punto; del mismo lugar donde fuísteis creados espíritus; y de verdad os digo, que la escencia espíritual se alterna con lo material; ambas son saturaciones de magnetismo de los fuegos de los soles; un proceso que corresponde a una de las infinitas formas de crear; lejos de vosotros, a distancias siderales, y a lugares que jamás llegaréis, ocurren las creaciones del macrocosmos; cuyo producto es el microcosmos; el orígen de abajo viene de arriba; y lo de abajo se transforma en lo de arriba; lo microscópico se vuelve gigante; es la ley expansiva del universo; ley universal; pues hasta el microbio ó vuestras invisibles ideas, se vuelven planetas; los derechos del Padre, están en todos; en la materia y en el espíritu, y de verdad os digo, que lo que vosotros llamáis materia ó espíritu, no lo es otros mundos; porque nada tiene límites; ni la ciencia de los mundos, ni los conceptos de sus ciencias; y de verdad os digo, que todo el universo que conocéis por astronomía, es el desconocido del Macrocosmos; porque la eternidad crea y crea y no cesa ni un instante de crear; exsiste en psicología divina, la indiferencia amorosa de crear; sus sales de vida son fuegos que si lo viérais, os llenaría de pavor; no es un pavor por sus actitudes; es un pavor salidos de sus tamaños; un pavor que es al vez, un complejo de inferioridad; ante algo que aún viéndolo, os parecería increíble; las formas y tamaños, hijos de la Tierra, no tienen límites; ¿no se os enseñó que vuestro Dios es infinito? ahí tenéis una clara visión de ello; el macrocosmos exsiste como exsistís vosotros; y vosotros en la eternidad del tiempo, seréis macrocosmos; ¿no se os enseñó que nadie es desheredado? más, cada cual escoge su camino; que para todos exsiste el todo; el camino que elegís, se convierte en Reino; porque todo logra jerarquía viviente; nada tiene fín en la creación del Padre Jehova; todo tiene poder unificador en el Reino de los Cielos; allí la materia y el espíritu se perfeccionan mutuamente; hacen alianzas buscando perfección; las formas de materia no tiene límites; y las formas de espíritus tampoco; en el Macrocosmo ó Reino de los Cielos; todos son iguales; porque el derecho de sentir es proporcional a la jerarquía; allí nadie se sobrepasa; la filosofía se mantiene inalterable; y de verdad os digo, que sólo los niños entran al Reino; porque sus inocencias a nadie perturba; y todos tuvísteis inocencia; ¿no se os enseñó que nadie es desheredado? con la misma inocencia con que salísteis, deberéis retornar al Reino del Padre; nada de división en vuestros conceptos; nada de filosofías extrañas a la luz; nada de influencias demoníacas; nada de inmoralidad; nada de lo que no sea de la moral de los Mandamientos del Padre; ¿comprendéis ahora hijos de la Tierra, lo que es vuestro sistema de vida, basado en el oro? es un sistema de vida que cree que está en lo correcto; y nunca lo a estado; sé la prueba de vida que pedísteis, no es nada fácil; que es dura experiencia; más, vosotros la pedísteis; y se os concedió; más, de verdad os digo, que tal dureza sale de los mismos que os gobiernan; porque no ceden a sus ambiciones; pueden ver mil veces dividido al mundo y no se conmueven; siguen creyendo que están en lo correcto; ni pensar que van a renunciar, por pedido humano; porque más se conmueve una roca; tiene que ser la divinidad, en palabra viviente; tal como pasó en el pasado; con las Doctrinas Mosáica y Cristiana; que hicieron cambiar al mundo en sus costumbres; igual cosa ocurrirá con la Doctrina del Cordero de Dios; transformará las costumbres inmorales, por morales; la inmoralidad como la palabra lo dice, significa indiferencia y falta de amor para con la totalidad; y no exsiste peor inmoralidad que la indiferencia hacia el Creador de sí mismo; y de verdad os digo, que esta clase de indiferencia, es la que reina en el llamado mundo cristiano; una indiferencia propia de una filosofía errada; cuyo fruto es la división mental de sus seguidores, con respecto a un sólo Dios nomás; y cuyo premio será el llorar y crujir de dientes; y de verdad os digo, que no os quedará lágrimas que no derraméis; la roca religiosa fué indiferente a las consecuencias de sus propias acciones; fueron ciegos para sí mismos; ciegos en lo interior y ciegos en exterior; no se salvan ellos, ni salvan al mundo; hasta el último instante de antes de la revelación, fueron rocas espírituales; mi Hijo Primogénito anduvo de puerta en puerta, golpeando la atención de estos demonios de la dureza espíritual; año tras años; cumpliendo el mandato telepático del Padre Jehova; y hasta el último instante lo despreciaron; y todo se sabrá; porque los testigos sobran; y de verdad os digo, que estos despreciadores, serán también despreciados en lejanos mundos; y ninguno entrará al Reino de los Cielos; instituyeron un reinado sobre este mundo que no se conoce en el Reino de los Cielos; porque jamás nunca la violación ha entrado al Reino; y nó sólo es vuestro mundo; son infinitos los mundos que violan ó falsean las leyes del Padre; porque nada en su creación tiene límite; y de verdad os digo, que son infinitos los mundos que como vosotros están fuera del Reino de los Cielos; su número es como el número de los granos de arena de un desierto; vuestro destino volvió a violar la ley en sus creencias; porque toda creencia dividida, no engrandece al Padre; vá contra sus designios; las creencias que unifican a las criaturas, son del Padre; porque no crean la rivalidad; la rivalidad en cualquier orden de cosas, no se conoce en el Reino de los Cielos; vuestra misma idiosincrasia no es fruto del Padre; es fruto de vuestra sistema de vida; si vosotros hijos de la Tierra, hubiéseis estudiado y profundizado mis escrituras, de verdad os digo, que habréis derribado a vuestros yugos; porque nada podrían contra la fé de un mundo; ¿más, en qué consiste vuestra fé, si estáis ilusionados? vuestras costumbres, no saliendo de lo que es del Padre, no son admitidas en el Reino; porque la violación y sus consecuencias no lo son; en lo más mínimo que vuestra mente pueda imaginar; porque basta que penséis sólo un instante en maldad alguna, y no entraréis al Reino de los Cielos; porque así lo pedísteis en el Reino; y se os concedió; cuando se está en el Reino del Padre, el espíritu promete de todo; se siente arrebatado en una beatitud; y cae sin conocimiento; y de verdad os digo, que esto ocurre en todo instante en la eternidad; porque la creación en el Padre, no cesa jamás; y no tiene ni principio ni fín; ambas causas son buscadas por todos los mundos; y jamás lo lograrán; y jamás se detiene el perfeccionamiento en la búsqueda; vuestro destino al ser violado por quienes os ilusionaron y por quienes os dividieron, os causaron la peor tragedia que pueda haberos ocurrido; y de verdad os digo, que no sólo vosotros, sino de todas las generaciones que han pasado por el planeta; he aquí las consecuencias cuando se monopoliza la verdad, sin tener conocimiento suficiente; ¿sabía la roca religiosa el orígen de la vida? ciertamente que no lo sabía; ¿sabía el futuro? ciertamente que no lo sabía; ¿sabía el instante en que vendría la Revelación? ciertamente que no lo sabía; y si nada lo sabía, ¿por qué se atribuyó la palabra del Creador? los ignorantes dicen ser lo que no son, falsos son; ¿y sabía la roca religiosa que todo humilde es primero? ciertamente que lo sabía; y si lo sabía, ¿ por qué permitió que los humildes fueran explotados? ¿por qué no los defendió? y ¿sabía la roca religiosa, que es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos? ciertamente que lo sabía; y si lo sabía, ¿por qué hizo alianzas con ellos? ¿por qué no los excomulgó? aunque la llamada excomulgación no se conoce y nada vale en el Reino de los Cielos; ¿sabía la roca religiosa, que sólo exsiste un Rey de reyes? ciertamente que lo sabía; ¿y por qué coronó a reyes terrestres? ¿no sabía que los Mandamientos no mandan hacerse rey? ciertamente que lo sabía; y sabía que ellos enseñan a ser humildes, ¿por qué sabiéndolo, lo hizo? os diré hijos de la Tierra: porque estos ciegos de la verdadera espíritualidad, también se ilusionaron con el oro; y se amoldaron a esa inclinación; no supieron distinguir lo eterno de lo efímero; porque de verdad os digo, que sólo los humildes con su ignorancia y escasa ilustración, saben apreciar mejor la eternidad; y de verdad os digo, que no se puede servir a dos señores; a dos filosofías; porque una de ellas es falsa; la verdad es una; ¿no sabía la roca religiosa, que el Mandamiento del Padre dice: No matarás? ciertamente que lo sabía; y si lo sabía, ¿por qué bendice las armas? ¿no sabe que con ellas, se matan los hijos del Padre? ciertamente que lo saben; estos demonios con tal aberración, legalizan desde el punto de vista espíritual, el uso de las armas; si ellas matan, violan el Mandamiento; y si es así, ¿por qué la roca religiosa, no excomulgó a los fabricantes de armas? porque la propia ilusión en el materialismo, los puso ciegos; ¿por qué la roca inventó la llamada confesión? ¿no sabían estos demonios, atropelladores de la intimidad del libre albedrío, que Dios está en todas partes? ¿que estoy en la mente de todos? de verdad os digo, que todo profanador é instigador de todo libre albedrío, no entrará al Reino de los Cielos; y maldecidos son por el Padre Jehova; ciertamente que vuestro Creador no maldice por maldecir; los violadores a mi ley que son ilustrados, no merecen otra cosa; y bién sabéis hijos de la Tierra, que en vuestro mundo inmoral, exsiste demonios de forma humana, que no merecen otra cosa; estos demonios muchas veces los perdona la justicia terrenal, por un puñado de oro; y de verdad os digo, que se burlaron con su ley a mis humildes, no podrán burlarse de la justicia del Padre; y si dejaron sin castigo a los demonios del mundo, caiga sobre ellos la justicia que merecían los otros; y todo culpable que supo que era culpable, y rehuyó pagar la deuda, sea esta aumentada por tres veces; y todo asesino ó asesina y violador de toda mujer, maldecidos sean hasta la cuarta generación; así es y así será hasta la consumación de la ley; si hijito; veo que piensas en la justicia de tu rebaño Chile; y compadeces a los jueces; sí hijito; maldecidos serán; no todos; porque de todo hay en el rebaño del Padre; más, tal justicia que es una injusticia, tiene sus días contados; porque no quedará juez alguno en el mundo; porque todo árbol que no plantó el Padre, de raíz será arrancado; la llamada justicia del mundo, no es producto de las escrituras del Padre; ni lo mencionan; tal justicia es producto de la comodidad de los que tiene más; ellas la encuentran justa; porque no les afecta; es una justicia dentro de una injusticia; creada para un mundo dividido; si tal justicia fuera aplicada a un mundo unido, de verdad os digo, que ellos serían los bandidos; así es hijito; todo demonio religioso, capitalista y de justicia, que midieron al mundo según sus cálculos y sus filosofías, así serán medidos ellos; con la vara que mides serás medido; quiere decir que toda la humanidad juzjará a todo el que juzjó; la vara son los Mandamientos; y la justicia están en las mismas actitudes que fueron amoldándose por los falsos conceptos; por la forma abstracta de un destino; camino espíritual erróneo; el camino que debieron haber seguido en las exsistencias, la enseñará la Doctrina del Cordero de Dios; porque la ilusión que tenéis de la vida, os hizo ignorantes vivientes; en la espíritualidad; en lo que es del Padre; lo de vosotros es la filosofía humana; que también es juzjada; y de verdad os digo, que más os valdría, no haber creado filosofías, sí estas no tomaron en cuenta al Padre; porque hasta vuestro sistema de vida, cayó en esta inmoralidad; de vosotros hijos de la Tierra, no saldrá revelación alguna; porque no sóis de la jerarquía solar; sóis espíritus que cumplís un mandato de vida; de verdad os digo, que los que no son probados, no pueden ser jueces; porque tienen mandatos que cumplir; hay ser de la jerarquía de un sol, para ser Juez; ¿no se os enseñó que mi Hijo Primogénito vendría al mundo, brillante como un sol de infinita sabiduría? porque Él es de la jerarquía de los soles primogénitos; muchos de vosotros, pedís pruebas a todo enviado del Padre; y de verdad os digo, que ningún ignorante voluntario, que nuca buscó la verdad, tendrá pruebas; sóis ciegos los tales; si el que escribe un conocimiento que no es de este mundo, y que a la vez no tiene fín, ¿por qué no lo consideráis una prueba? ¿ó acaso el conocimiento nada vale para vosotros? de verdad os digo, ciegos del espíritu y del conocimiento, que todos aquellos que no dieron importancia a la luz del conocimiento, no entrarán al Reino de los Cielos; porque no les darán importancia; todo gesto, sentimiento, ó cálculo hecho abajo, tiene su respuesta arriba; los que mienten en la vida, nacerán en mundos de la mentira; que les provocará un retroceso en las leyes de la verdad; toda inclinación ó maña, repercute en vuestra futura justicia; vuestros actos son de un magnetismo que es del universo mismo; es un magnetismo que salió del mismo lugar de orígen; salió microscópico; ¿no fuísteis bebé? y se desarrolló en el crecimiento; este magnetismo está unido por el cordón solar a vuestro lugar de orígen y vuestro lugar de orígen es el sol Alfa; que con el sol Omega hacen un sólo sol; el lugar de orígen es un lugar de fuego colosal; y todos los mundos del universo, tienen su lugar de orígen; y no sólo exsisten los soles Alfa y Omega; exsisten infinitas parejas de soles; tal como en vosotros exsisten infinitas individualidades; lo de arriba es igual a lo de abajo; los soles son como vosotros; nacen y mueren; su cambio es un cambio instantáneo hecho por ellos mismos; viven una determinada filosofía que es toda una eternidad; y de colores cuando hacen traspaso de dimensión y de filosofía; el cambio no constituye muerte como vosotros lo miráis; vosotros no sabéis el instante que os llegará el muerte; porque tenéis olvido del futuro como del pasado; en los soles ocurren leyes desconocidas por vosotros; leyes que ahora se sabrán; y vosotros antes de imponeros el olvido de un pasado, vísteis lo que sucedía en las lumbreras solares; porque en ellas fuísteis creados; cuando se crea, se vé en donde se fué creado; y todo queda escrito en los libros solares; cuando se vuelve de lejanos mundos, las criaturas piden ver de nuevo su lugar de orígen; que las atrae como un imán; sólo los bienaventurados tienen tal derecho; porque se lo han ganado; los salvos no ven su lugar de orígen; hasta que no se pague hasta la última deuda que se cometió en un lejano mundo; el estar pagando deudas mantiene al espíritu, fuera del reino de los cielos; este alejamiento es proporcional a la falta cometida; y cuando el espíritu a pagado hasta la mas microscópica deuda puede entrar al Reino; y es para el Padre, como que jamás violo la ley; y le mira igual, como se mira a un justo; y no existe premio mayor, que sentir un olvido eterno, de la maldad, que se cometió en el pasado; eso es lo que siente el que violó la ley; es lo opuesto al remordimiento; que tortura la mente; que acusa de culpabilidad al espíritu; este sentimiento se adueñará del mundo; es la cualidad y calidad del llorar y crujir de dientes humano; todas las virtudes de vuestro pensar, estallarán en revolución; la desesperación se os apoderará de vosotros; la impotencia de no poder hacer nada ante el juicio final; una impotencia que os llevará a reclamar venganza contra los causantes de vuestra tragedia; más no olvidéis que todo se juzga; si el sistema de vida os pegó en una mejilla, ponedle la otra y no os condenaréis; la parábola de la mejilla, simboliza la conformidad; la paciencia; y se aplica a todas las injusticias que probásteis en el mundo; poner la otra mejilla, equivale a multiplicar un puntito celestial por tres; y todos aquéllos que soportaron injusticias, calumnias, falsedades, falsos testimonios, ridiculeces, apodos hirientes, engaños, verguenzas indebidas, deberán sumar todos los segundos transcurridos, desde que se cometió la injusticia, hasta el instante mismo en que leísteis ó escuchásteis la ley del Padre; y todo aquel ó aquella imposibilitado que pasó la misma experiencia de injusticia, pidieron comprender la justicia en el reino; y se les concedió; la justicia del padre está arriba y abajo; el que no la comprende abajo la comprende arriba; ó en cualquier punto del universo; ¿No se os enseñó que Dios está en todas partes? su justicia también lo está; sí hijito; así es; tal como lo vé tu divina mente; de la sencillez más inaudita, el padre saca lo grande; mis escrituras no contienen ecuaciones difíciles para la mente; como lo hacen los hombres; y muchas veces lo hacen intencional; una ley de conocimiento que es sencilla en su explicación, la adornan con terminologías que enreda el entendimiento de los demás; y de verdad te digo hijito, que ningún autor que enredó el entendimiento de los demás, ninguno entrará al Reino de los Cielos; así como ellos enredaron, así serán enredados en lo mental en otros mundos; la sencillez volverá al mundo cuando desaparezcan los vanidosos; los ilusionados del materialismo; los que sólo viven para las llamadas modas; que ningún mérito tienen para entrar al reino de los cielos; toda moda es lo opuesto al conocimiento; cultivar lo mental en los estudios; es lo supremo; porque de verdad os digo, que es más fácil que entre al reino, uno que se esforzó por aprender una letra y no la aprendió, a que entre uno que empleó su tiempo en modas vanidosas; las llamadas modas cuando son producto de un sistema de vida que violó la ley, no entran ni sus creadores ni sus seguidores al Reino de los Cielos; ni nada que haya salido de tal sistema de vida; y nada quedará del sistema que violó la ley del Padre; esto os fué dicho en la parábola que dice: árbol que no plantó el padre, de raíz será arrancado; todos los males de este mundo, han salido de un mismo árbol; creado por los hombres, este árbol que vosotros llamáis capitalismo, es el que será arrancado por vosotros mismos; porque todo el que midió a otros, es medido por los mismos que midió; la ley del Padre es justa y perfecta; si se hubiese cumplido sin explotar a nadie, nadie estaría en tela de juicio; porque no sería necesario; vuestras virtudes no estarían divididas; vuestro todo sobre el todo, sería el mismo; y todos entraríais al Reino; y si no es así, libre albedrío tuvísteis al seguir é imitar a los ciegos del mundo.-

ALFA Y OMEGA