ENTRE UNO QUE VIVIÓ CON ESCASEZ Y UNO QUE VIVIÓ CON OPULENCIA, EL PRIMERO ESTÁ INFINITAMENTE MÁS CERCA DEL REINO DE LOS CIELOS; EL POBRE MIENTRAS MÁS POBRE FUÉ, PIDIÓ UN PREMIO MAYOR EN EL REINO; UN RICO POR PROBAR UNA ABUNDANCIA ILEGAL, NADA RECIBE EN EL REINO; ES MÁS FÁCIL QUE PASE UN CAMELLO POR EL OJO DE UNA AGUJA, A QUE UN RICO ENTRE AL REINO DE LOS CIELOS.-

Sí hijito; todo se pide en el Reino de los Cielos; una ley puede ser y nó ser; todo lo puede el Padre; los que pidieron ser pobres, no tenían porqué serlo; porque para este mundo, fué escrita la divina igualdad del Padre Jehova; y este mundo nó le dió importancia; y este mundo cayó en juicio divino; de verdad os digo, que todo pedido hecho por los espíritus ante el Padre, es experiencia nó conocida; en el divino momento del pedido, sólo el Padre sabe el futuro del mismo; y al saber que en algún lejano planeta ciertos demonios que pidieron conocer una vida de la luz, crearían un sistema de vida inmoral, de la que saldría la pobreza, el Padre les cuenta a los espíritus, el futuro; y los espíritus piden é insisten en conocer lo que no conocen; aún tratándose de la pobreza; y también de la riqueza; el pedir ser pobre ó ser rico, nó es del Reino de los Cielos; porque en el Reino del Padre, nó se conoce el llamado capitalismo; ni la ley privada; ni ninguna forma de posesión; tales cosas, son de un lejano mundo llamado Tierra; del que muy pocos conocen en el Reino de los Cielos; porque pertenecéis a los mundos de categorías polvos; es por ello que fué escrito: Del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir que de un mundo microscópico, pasáis a otro mundo microscópico; porque todo espíritu nace de nuevo; en el Reino de los Cielos, nada injusto exsiste; toda injusticia nace en los lejanos planetas; planetas que nó cumplen con sus Sagradas Escrituras; como os sucedió a vosotros; y todo mundo que abandona las escrituras que pidió, nó entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, una humanidad que nó pidió escrituras al Padre; a que entre una que las pidió y las violó; porque todo es viviente en el Reino de los Cielos; porque hasta la última letra de toda escritura, tiene derechos iguales delante del Padre; materia y espíritu tienen los mismos derechos en sus respectivas leyes; nadie es menos delante del Padre; ni la materia ni el espíritu; porque todo se vuelve vida en su divina presencia; ¿No se os enseñó que vuestro Dios viviente es infinito? infinito significa que todo lo imaginable lo puede; de verdad os digo, que quien puso en duda el infinito poder del Padre, nó entra al Reino de los Cielos; nadie pidió rebajarle en poder, en las moradas planetarias; he aquí un llorar y crujir de dientes en millones de hijos; que modelaron su vida y sus costumbres, a un extraño sistema de vida basado en el oro; despreciaron un sistema de vida basado en las escrituras del Padre; porque nó le dieron importancia en la forma de vivir; nó idearon otro sistema de vida; engrandecieron al oro; y nó al Padre; de verdad os digo, que los tales, vivieron una ilusión; porque nó serán resucitados en carne; nó volverán a ser niños; nó tendrán la eternidad en esta exsistencia; para ganarse la eternidad, hay que engrandecer al Creador de ella; ninguno de los que alabaron al patrón oro, engrandeció al Padre; ninguno renunció a sus ambiciones, aún viendo la pobreza en el mundo; he aquí que cayeron en lo prometido al Padre; todo ambicioso pidió conocer la ambición, para vencerla; pidió tal prueba, para nó dejarse dominar por ella; porque la prueba de toda vida, consistía en oponer resistencia, a las inclinaciones al mal; en todas las manifestaciones de la individualidad; la prueba de la vida consistía, en que cada uno de vosotros, conservaría la inocencia intacta; la misma inocencia conque se salió del Reino de los Cielos; más, el sistema de vida salido del oro, os hizo caer; el sistema de vida capitalista, nó era el camino para conservar la inocencia; porque se olvidó al Padre; y todo ojo vió hechos y escenas, que jamás debió haber visto; porque basta ver un hecho ó una escena extraña, a la moral enseñada por el Padre, y la criatura nó entra al Reino de los Cielos; porque todos prometieron al Padre, por sobre todas las cosas; de verdad os digo, que el término: Por sobre todas las cosas, exije de vosotros, una moral tan elevadísima, que vuestro oro, es imposible que os lo pueda dar; he aquí que sóis gobernados por debilidad espíritual; los que os dieron el extraño sistema de vida, basado en el oro, son más atrasados que los que les siguieron y les imitaron; de verdad os digo, que todos los que siguieron a los ambiciosos de este mundo, tampoco verán el Reino del Padre; porque dentro del término: Por sobre todas las cosas, está también, la de nó dejarse influenciar por los demonios de la ambición y tentación; de verdad os digo, que por causa de todo tentador y ambicioso fué escrito: Que se cuide la izquierda, de lo que hace la derecha; la llamada derecha representa al patrón oro; la derecha lanzó la primera piedra; que quiere decir que lanzó sobre el mundo, el primer error; la primera injusticia; la primera desigualdad; y siendo la primera, es la más antigua como sistema de vida; es por lo tanto, la primera en ser juzjada; quien lanzó la primera piedra, en una determinación mental, es el primero en el divino juicio del Padre; la llamada izquierda imitó en mayor y menor grado, las inmoralidades de la derecha; la izquierda representa al pueblo; y en la misma proporción en que fué influenciada por la derecha, la izquierda se aleja ó se acerca al Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo un mundo que tuvo la tragedia de encontrarse, con un grupo de demonios, que con astucia le impuso un extraño sistema de vida; y como fué obligado el mundo, el sistema extraño de vida, fué heredándose de padre a hijo; de generación en generación; he aquí a satanás en forma de sistema de vida; y nó exsiste otro; de este demonio han salido todos los otros; porque del extraño sistema de vida, han salido todos los vicios y pecados que conoció este mundo.-



Sí hijito; así es; todos los que dividieron al mundo en naciones y lo gobernaron, responden de ello ante el Padre Jehova; este sistema y organización de vida, nunca agradó al Creador de la Tierra; nunca le a gustado la división entre sus hijos; es por ello que se expresó por la igualdad en sus escrituras; él dijo al mundo de la prueba: Todos son iguales ante Dios; todos son iguales en derechos ante el Padre; es lo que quise decirle al mundo; porque en el Reino de los Cielos, se vive en eterna igualdad; nada de lo que sóis vosotros, se conoce en ellos; sóis extraños; porque en el Reino del Padre, nada saben de gobernar divididos; ni nada saben de vivir por el oro; sólo saben que todos los mundos del universo, deben gobernarse por las escrituras del Padre; porque sólo exsiste un sólo mandato celestial en cada mundo; el Padre nó divide a sus hijos, ni en lo más microscópico; es lo contrario, a lo que hizo satanás en el Reino; dividió a los ángeles del Padre; y a todo ángel dividido, condujo a la tragedia; porque el infinito pertenece al Padre; tarde ó temprano, todas las criaturas del universo, llegan a la presencia del divino Padre; la ley del Padre está en todos los puntos del universo, que la mente pueda imaginar; los dirigentes de este mundo, han hecho de este planeta, lo que satanás hizo en el Reino; habiéndole prometido al Padre, nó imitar a satanás, ni en lo más mínimo; porque quien lo imite aún de pensamiento, nó entra al Reino de los Cielos; tal como ninguna de las criaturas que han pasado por este mundo de pruebas; porque conocieron muchas clases de división; y por el sólo hecho de conocerlas, nó han podido entrar al Reino de los Cielos; todas las generaciones que han pasado por este mundo, pululan en los infinitos espacios; y los culpables son los que les dieron el sistema de vida basado en el oro; muchos de los que han vivido en la Tierra, han pedido a la divina justicia, resucitar en la Tierra, en el instante ordenado por el Padre Jehova; para acusar a los seguidores del oro; he aquí el espanto de muerte, de los que han conducido a la tragedia a esta humanidad; porque nó exsiste peor tragedia para la criatura del universo, que la de saber que nó entrará al lugar en donde fué creado; he aquí el llorar y crujir de dientes de los que sostuvieron vuestro extraño sistema de vida; tan extraño es, que nadie lo conoce fuera de la Tierra; porque lo salido de vosotros, para crear tal sistema, constituye aún tiniebla; la luz y los mundos de la luz, tienen jerarquías infinitas; y siendo aún de la luz, nó se es la luz; y mucho menos, cuando se dejó de lado, los Mandamientos del Padre; la verdadera luz dentro de la respectiva evolución, es la que cumplió la ley de Dios; de verdad os digo, que los que os dieron vuestro extraño sistema de vida, pagarán vuestra tragedia, ojo por ojo, célula por célula, idea por idea, molécula por molécula; porque así lo pidieron todos los espíritus humanos; pidieron la más perfecta justicia; porque prometieron vivir en la prueba de la vida, con la más elevadísima moral, que mente alguna pueda imaginar; si nó vivísteis en la moral prometida al Padre, se debió al extraño sistema de vida basado en el oro; porque el fruto de este sistema de vida, son los vicios, el escándalo y el pecado; de verdad os digo, que todo llamado capitalista, maldecirá en medio del llorar y crujir de dientes, pertenecer a la bestia; el mayor yugo de este planeta; todo el que alabó al patrón oro, gritará en presencia de todos, sus remordimientos; porque así lo pidieron en su juicio final; he aquí que los días de este extraño mundo, están contados; este mundo físico nó cae; lo que cae es el sistema de vida; lo que llega a su fín, es lo que fué creado por hombres; el planeta sigue su curso normal; el Padre Jehova, nó destruye su obra; los hombres al nó cumplir con lo prometido, se destruyen; de verdad os digo, que vuestro extraño sistema de vida, es una forma de soberbia; porque habiendo en el mundo escrituras del Padre en todas partes, no os enmendásteis; la ilusión salida del oro, os envolvió; ningún ilusionado de sistema extraño de vida, verá la gloria del Padre; porque tal ilusión que nó supísteis vencer, está también en el término: Por sobre todas las cosas; las escrituras del Padre nó cambia un ápice, aunque transcurran eternidades; son los hijos del Padre, los que cambian; más, mal uso hacen de un libre albedrío que pidieron para ser probados; porque según la cualidad y calidad de la vida que pide la criatura, es el libre albedrío que se le dá; de verdad os digo, que al vivir vosotros en un extraño sistema de vida, guiásteis vuestro libre albedrío, por un extraño libertinaje; la libertad fué mancillada; pisoteada; desnaturalizada; más aún; vuestros conceptos de libertad, nó corresponden a la verdadera libertad; vuestra libertad nace de un extraño sistema de vida; nó nace de las escrituras del Padre; si saliese de las escrituras del Padre, nadie estaría luchando por la libertad; la lucha por la libertad, nace porque los hombres de este mundo, nó tomaron en cuenta la igualdad enseñada por el Padre; vuestro sistema de vida, se espanta ante la palabra igualdad; los poseedores del oro, no conciben en sus mentes primitivas, que el resto del mundo, disfrute lo que ellos disfrutan; nó conciben la justicia en el Padre; son efímeros en ver el más allá; con sus egoísmos han hecho que todo un mundo sufra por siglos; estos demonios de la usura, jamás cambiarán en este mundo; es por ello, que el Padre Jehova de raíz los arrancará; porque se les cumplió el tiempo pedido al Padre; toda prueba tiene su tiempo; nó hay prueba sin tiempo; nó hay desarrollo sin tiempo; los ricos de este mundo, pidieron al Padre, un tiempo para poner en desarrollo, una resistencia a las tendencias ambiciosas; porque todo lo que siente el espíritu, se pide en el Reino de los Cielos; toda sensación es tan viviente como vosotros mismos; y toda sensación tiene iguales derechos ante el Padre; esta igualdad está dentro de sus leyes; tal como está en las leyes de vuestro espíritu; de verdad os digo, que el mayor llorar y crujir de dientes, recae en los que fueron ricos; porque tres cuartas partes del total de tinieblas de este mundo, recae en ellos; el cuarto restante recae en quienes fueron obligados, a vivir en tan extraño sistema de vida; de verdad os digo, que si estos hijos, nó hubiesen vivido en este sistema de vida, obligados, la culpabilidad sería para todos igual; bién sabéis que este extraño sistema de vida, se protegía en la fuerza; fuerza legalizada ante el mundo; é ilegal ante el Padre Jehova; nadie de vosotros, pidió la fuerza para amenazar a otro; porque nadie conocía en el Reino de los Cielos, fuerza alguna; los que pertenecieron a las llamadas fuerzas armadas, nó entrarán al Reino de los Cielos; ni ninguno que a partido de este mundo, a vuelto a entrar al Reino; todo espíritu que se alió a arma alguna, es acusado ante la divina presencia del Padre, de complicidad con los demonios que dividieron al mundo en muchas naciones.-

ALFA Y OMEGA