EL SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO, LLAMADO CAPITALISMO, JAMÁS PODRÁ DAR IGUALDAD AL MUNDO; LLEVA SIGLOS Y SIGLOS Y JAMÁS DARÁ FELICIDAD AL MUNDO; LOS CAPITALISTAS CON SU COMPLEJO A LA POSESIÓN DEL ORO, PERPETÚAN LA DESIGUALDAD.-

Sí hijito; así es; tú lo intuías de niño; el demonio de este mundo, es el capitalismo mismo; son los mismos avaros del mundo; y nó podía ser de otra manera; estos ciegos creen que la vida que pidieron al Padre, nó cambiará jamás; creen que sólo ellos pueden dar bienestar; creen que sólo el poder del oro, lo soluciona todo; son tan ciegos, que nunca han sacado la cuenta de los siglos que llevan experimentando con el mundo; y ninguna pizca de justicia é igualdad, se vislumbra; he aquí el llorar y crujir de dientes que se cierne sobre estos ciegos; los acontecimientos que se avecinan, les demostrarán que nó sólo de pan vive el hombre; que nó sólo de oro se vive; de verdad os digo, que los que se aferraron al oro, que al oro le pidan la resurrección de sus carnes; porque ninguno de éstos espíritus de las tinieblas, será premiado en esta vida; es más fácil que vuelva a ser un niño, un adulto que fué pobre, a que vuelva a ser un niño, un adulto que fué rico; cuando los espíritus de este mundo pidieron al Padre Jehova, probar las leyes de la vida humana, se les hizo saber, que las vidas más dolorosas y de mayores escollos, serían las más premiadas porque en el Reino de los Cielos, sólo es grande el que cultivó el mérito espíritual; mientras más cómoda fué una vida, menos vale en el Reino de los Cielos; teniendo vuestro espíritu un libre albedrío, para escojer, el Padre premia en grado sumo, a aquéllos que en su pedido de vida, más se acercaron a sus divinas intenciones; cuando el Creador dijo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, lo dijo por dos divinos motivos; uno, que se refería al mérito para entrar al Reino de los Cielos; el otro, se adelantaba a la explotación a que os someterían, los seguidores del oro; cuando el divino Padre expresa mandatos a los mundos, lo hace viendo el futuro de esos mundos; lo que vió en vuestro futuro mundo, es lo mismo que estáis viviendo ahora; por la Doctrina del Cordero de Dios, sabréis todo vuestro futuro; un futuro que será de llorar y crujir de dientes; un futuro que es fruto de vuestras propias ideas; vuestras ideas son producto de un extraño sistema de vida, basado en el oro; y la moral que contienen vuestras ideas, chocan con la divina moral del juicio final; de verdad os digo, que la moral del juicio, supone que todos sin excepción alguna, cultivaron la moral de las escrituras del Padre; si tenéis llorar y crujir de dientes, se debe a que cultivásteis extraña moral; moral desconocida en el Reino de los Cielos; toda Revelación salida del Padre, es divina moral salida del Reino; la misma moral de las escrituras y de los Mandamientos; y de verdad os digo, que esta moral, desconoce vuestra moral que salió de la posesión del oro; y es la causa única de vuestra caída; si no hubiéseis conocido el oro como sistema de vida, nó habríais conocido las tinieblas; tinieblas como la usura, el robo, la explotación, el engaño, la pillería, la astucia, el desprecio, el orgullo; todo el mal sale del llamado capitalismo que os dió el sistema de vida basado en el oro; he aquí al demonio que os hizo caer; porque ninguno que le conoció, entrará al Reino de los Cielos; he aquí a los causantes de vuestra tragedia; he aquí a los creadores del llorar y crujir de dientes de este mundo; de verdad os digo, que ésta es la bestia de las escrituras; bestia significa atraso mental en el Reino de los Cielos; porque los llamados capitalistas, son los espíritus más atrasados de la evolución humana; espíritus que llevan a la tragedia al mundo en que están; espíritus que sólo piensan en un sólo presente; más, la prueba de la vida, nó es sólo un sólo presente; la eternidad abarca infinitos presentes; porque lo del Padre nó tiene límites en nada imaginado; los capitalistas pidieron un tiempo para probar sus conceptos; este tiempo llega a su fín; porque toda prueba tiene un término; es la cualidad y la calidad en el tiempo, el espacio y la filosofía, pedida por los mismos espíritus; de verdad os digo, que la caída del sistema de vida, basado en el oro, llamado capitalismo, marcará la era de la caída de satanás en este mundo; y el principio de la verdadera espíritualidad en este planeta; la espíritualidad salida del oro, es la falsa espíritualidad; la verdadera espíritualidad nace de las escrituras del Padre; los demonios capitalistas os alejaron de las escrituras del Padre; os ilusionaron con el oro; una microscópica ilusión que afecta por toda una eternidad; porque por cada segundo de ilusión vivido tendréis que cumplir una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; siempre el engaño trae tragedia para los causantes y para los que se dejaron sorprender por el mismo.-



Sí hijito; lo de arriba es igual a lo de abajo; los mundos de arriba, están constituídos de moléculas como los de abajo; las moléculas también constituyen galaxias é universos; allí se ven escenas que jamás verá el ojo humano; moléculas é ideas, forman un microcosmo; de verdad os digo, que de ellas sale todo prodigio; por las ideas y las moléculas, obraba el Hijo Primogénito; como volverá a ocurrir; de esta microscópica ley, nace la gloria y la majestad de los padres solares; ¿nó se os enseñó que el Hijo Primogénito, llegaría al mundo brillante como un sol de sabiduría? padre solar y sol de sabiduría, son una misma cosa; este mundo verá lo que vió el mundo antiguo; verá actuar los poderes del Reino de los Cielos; veréis como el Hijo Primero, abre las aguas de los océanos; como convierte mares en sangre; como resucita a los muertos; los que pidieron ser resucitados en este mundo; porque los prodigios que contemplaréis en este mundo, se repiten en otros infinitos más; lo del Padre nó tiene ni principio ni fín; la Trinidad reencarnada nó tiene límites; vosotros creéis en vuestra propia capacidad mental, que sóis los únicos en el universo; vosotros pedísteis al Padre, sentir tal sensación; pedísteis ser probados en una sensación desconocida para vuestro espíritu; y prometísteis al Padre, nó caer en tal prueba; muchas sensaciones tiene vuestro espíritu; porque muchas pruebas pedísteis; pedísteis conocer lo desconocido; he aquí la prueba de la vida; como lo del Padre, nó tiene ni principio ni fín, la cualidad y calidad de las pruebas pedidas por el espíritu, tampoco tienen límites; es así que la variedad de pruebas en vosotros, es infinita; porque salió de una ley infinita; una ley solar que aún sigue creando criaturas humanas; se acabará vuestro planeta Tierra, más, no se acabará la creación de espíritus y planetas; de verdad os digo, que así como es eterna la creación de arriba, también lo es la de abajo; vosotros estando abajo, sóis también microscópicos creadores de criaturas y planetas; porque tenéis la herencia del Padre; nadie es desheredado; quien niege esta divina ley, niega que salió de un Padre eterno; la herencia es la sal de la vida; son los actos mismo hechos ideas físicas; ciertamente que sóis productores de ondas magnéticas; las ideas mismas lo son; ideas y ondas magnéticas nó perecen jamás; se transforman en futuras naturalezas; y éstas a la vez en otras; de verdad os digo, que todo planeta ó mundo es el desarrollo de una invisible idea; todo mundo nace de microcosmo a macrocosmo; todo mundo es primero chiquitito y humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; he aquí la única ley de vuestro mundo, que explica su orígen; ningún sabio ó investigador de este mundo, tuvo la gloria de explicar el verdadero orígen; porque ninguno pensó en lo humilde y microscópico; ninguno buscó en las escrituras del Padre; porque fueron influenciados por una extraña fé; salida de un extraño sistema de vida; los investigadores se perdieron en otros laberintos del conocimiento; de verdad os digo, que ningún investigador ó científico, entrará al Reino de los Cielos; porque primero y por sobre todas las cosas, se debió ser investigador infatigable de las escrituras del Padre; ¿no se os enseñó que adorarás a tu Dios y Señor, por sobre todas las cosas? esto último lo explica todo; todo el que buscó la verdad por otros caminos, tiene premio de búsqueda; más, nó entra al Reino de los Cielos; toda búsqueda según su intención, tiene cualidad y calidad; la que más se acerca al divino mandato, más cerca está del Reino de los Cielos; lo más íntimo que sale de vuestros pensamientos, siempre debió de estar en concordancia, con los mandatos del Padre; lo más íntimo debió de haber estado, en perpetua subordinación al por sobre todas las cosas; basta que un espíritu no haya cumplido tal ley por el lapso de un segundo ó menos, y ese espíritu nó entra al Reino de los Cielos; hasta pagar el segundo ó menos del segundo; porque prometísteis al Padre, hacer las cosas en la vida humana, por sobre las mismas; cumplir sus divinos Mandamientos por sobre sí mismo; ciertamente que en vuestros sublimes propósitos, nó teníais ni la menor idea, del sistema de vida basado en el oro; porque este sistema de vida que nadie pidió en el Reino, echó por tierra todo lo prometido al Padre; porque nó se puede servir a dos señores; nó se puede servir a dos morales; de verdad os digo, que la moral salida de la posesión del oro, es desconocida en el Reino de los Cielos; nó se puede servir a la injusticia, y decir que se está sirviendo a Dios; al Padre se le debe representar con la más elevadísima moral que la mente pueda imaginar; y el sistema de vida capitalista, jamás podrá proporcionar eso al mundo; porque los que tienen más, nó quieren tener menos; con su porfía de ambición, perpetúan la injusticia; siglos y siglos y los ciegos nó caen en la cuenta; es por causa de los ambiciosos, que fué escrito: Ciegos guías de ciegos porque el llamado capitalismo probó primero al mundo; se constituyó en el mundo de la prueba; y cayó en su propia ley; porque fué sorprendido por la Revelación apocalíptica; he aquí el derrumbe de un imperio; he aquí el llorar y crujir de dientes de sus protagonistas; he aquí el llorar de los que vivieron una extraña moral; he aquí la sorpresa más grande de sus exsistencias; una sorpresa comparable a la sorpresa que provoca un ladrón de noche; de verdad os digo, que ningún capitalista quedará en este mundo; porque todo árbol que nó plantó el divino Padre Jehova, de raíz será arrancado de la evolución humana; este árbol es el árbol de la perdición; porque ilusiona a las hijos del Padre, y los aleja del mérito espíritual.-

ALFA Y OMEGA