EL PREMIO Ó EL CASTIGO, QUE CADA CUAL SE GANÓ EN LA PRUEBA DE LA VIDA, TIENE INFINITAS CIRCUNSTANCIAS; MIENTRAS MÁS SUFRIDAS FUERON LAS CIRCUNSTANCIAS, MAYOR ES EL PREMIO; MIENTRAS MÁS CÓMODAS FUERON LAS CIRCUNSTANCIAS, MENOR ES EL PREMIO; LAS CIRCUNSTANCIAS TODAS, FUERON PEDIDAS POR TODOS LOS ESPÍRITUS; QUE DESCONOCÍAN LA SENSACIÓN DE LAS MISMAS; TODO LO QUE NO SE CONOCE, SE PIDE AL PADRE JEHOVA; EL LIBRE ALBEDRÍO ESPÍRITUAL, TIENE DERECHO A PEDIR LO QUE NO CONOCE.-

Sí hijito; cada uno se hizo su propio cielo, según como se comportó en la prueba de la vida; es tal como lo pensabas desde niño; todas las sensaciones é ideas generadas por la mente, participan en el propio juicio; todo espíritu pidió al divino Padre Jehova, conocer en el lejano planeta Tierra, lo que no conocía; y lo que no conocía y que iba a conocer, sería enjuiciado; ya sea en la Tierra, ya sea fuera de ella; tanto arriba como abajo, se cumple la misma ley que debe cumplirse; como los espíritus pensantes, pidieron una forma de vida, que incluía lo invisible y lo microscópico, es que todos los espíritus humanos, son juzjados partiendo por lo invisible y por lo microscópico; este mundo es juzjado en la forma como lo pidió; la forma del juicio, está encerrada en la parábola: Por sobre todas las cosas; los juicios salidos del Padre, son infinitos; porque nada en el Padre, tiene límites; las características de los juicios, son como las características de los planetas del universo; porque cada planeta posee su juicio final; porque nadie es desheredado; ni planetas ni criaturas; todo juicio fué pedido ante el divino Creador, partiendo de la base, de que todo lo imaginable es ley común; ley igualitaria en los propios derechos; porque en el Reino de los Cielos, de donde se salió, nadie es menos; la desigualdad no exsiste en el Reino; esta fué la ceguera de millones de seres, en la prueba de la vida; el llamado mundo cristiano, surgido de la extraña fé religiosa, cayó en su propia ley; porque jamás defendió la igualdad, en su modo de vivir; siempre sostuvo la exsistencia de un Dios, sin renunciar a la desigualdad; los llamados cristianos, no tuvieron la habilidad mental, de desprenderse de la extraña influencia, que el oro ejerció en sus propias mentes; si se hubiesen desprendido de tan extraña influencia, sus frutos no se habrían dividido; ni ellos como individuos, ni los que fueron guías de lo religioso, ninguno tuvo la inteligencia necesaria, para desprenderse de este extraño mal, surgido en la prueba de la vida; son los espíritus más atrasados en la evolución humana; por ellos fué escrito: Ciegos guías de ciegos; porque este error, fué heredándose de padre a hijo; de generación en generación; todo el que los imitó, dividió su fruto; y ninguno que se dividió así mismo, ninguno vuelve a entrar al Reino de los Cielos; porque toda división mental, que contenía egoísmo, es mirada en el Reino del Padre, como una extraña imitación a satanás; porque satanás se valió de la división, para separar a los ángeles del divino Padre Jehova; la más microscópica imitación a satanás, es suficiente para que los cielos se cierren; he aquí la sorpresa inmensa, para los que creyeron en un extraño dios, que incluía la desigualdad; he aquí la extraña obra, de una extraña forma de fé, desconocida en el Reino de los Cielos; porque lo desigual no se conoce en el Reino; es más fácil que puedan volver a entrar, al Reino de los Cielos, los que en los lejanos planetas de pruebas, no se dejaron influenciar, por creencias, que excluían de la misma, a la divina igualdad, del Reino de los Cielos; a que puedan entrar, los que la excluyeron; la divina igualdad del Reino de los Cielos, fué anunciada para el mundo, en el divino evangelio del Padre Jehova; escrito fué: Todos son iguales en derechos, delante de Dios; la más microscópica imitación a lo del Padre, es infinitamente premiada por el Padre; la imitación, habla delante del Padre, en sus leyes de imitación; este premio no tiene igual, en el puntaje celestial de cada uno; porque concierne al Eterno; concierne a su divino libre albedrío; hay que saber distinguir entre la imitación a los hombres, y la imitación a lo de Dios; el premio salido de hombres, es microscópico; lo de Dios es infinito y es eterno.-



El dibujo celeste enseña que todo cuanto exsiste, exsistió y exsistirá, de los mismos elementos sale; y todo elemento fué idea física; el universo expansivo pensante, ó universo viviente de Dios, fué de orígen microscópico; la eternidad de los universos materiales, tuvo por principio lo invisible; de lo invisible pasó a lo visible; la materia y las criaturas pensantes, vivieron en otras dimensiones; universos microbios, planetas microbios, galáxias microbios, cosmos microbios, con soles microbios; de verdad os digo, que cada molécula de vuestro cuerpo humano, costó sudor de frente; costó muchas exsistencias; costó a vuestro espíritu, volver a nacer, infinitas veces; quien no vuelve a nacer de nuevo, nada ó casi nada sabe del infinito; si el infinito no tiene fín, una exsistencia es como una gota de agua, frente a un océano; el detenerse en un instante, es una de las debilidades de todo espíritu imperfecto; negarse así mismo, su propio infinito; quien así obró en la prueba de la vida, cayó en apocamiento hacia su propio Creador; todo espíritu que en la prueba de la vida, no opuso resistencia mental, a su propio concepto de pequeñez, no volverá a entrar al Reino de los Cielos; porque nadie pidió al Padre, rebajarle en poder, en el lejano planeta Tierra; he aquí la caída de millones de hijos, negadores de su propia eternidad; todo lo que se habló ó se conversó en la prueba de la vida, absolutamente todo, se juzja en el juicio final; letra por letra, idea por idea, concepto por concepto, intención por intención; libre albedrío tiene la letra, libre albedrío la idea, libre albedrío el concepto, libre albedrío la intención; todo lo imaginable posee libre albedrío; y poseyendo el todo sobre el todo, libre albedrío, es que todo se expresa y habla delante del Padre; tal como el espíritu se expresa y habla delante de su divino Creador; si a todos fué enseñado que todos son iguales, en derechos delante de Dios, es que lo conocido y lo desconocido, tienen sus respectivos derechos, en sus respectivas leyes; he aquí otra caída de los que pertenecen a esta humanidad; la mayoría se atribuyó a sí mismos, que solamente ellos, como seres humanos, tenían solamente derecho al derecho; quienes así pensaron en la prueba de la vida, no volverán a entrar al Reino de los Cielos; la humanidad pidió abogar por el infinito en la prueba de la vida; porque todos los espíritus sabían, que lo de Dios no tenía fín; hablar de sí mismo, es poner límite a lo de Dios; es una forma de egoísmo; y ningún egoísta, vuelve a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que vuelvan a entrar al Reino, los que no pidieron abogar por el infinito, en los planetas de prueba; y por lo tanto no cayeron en negaciones; a que puedan entrar, los que habiendo pedido conocer tal sensación, negaron en el momento de la prueba; el que dudó del infinito, el infinito también dudará de él; porque todos recurren al infinito, cuando desean conocer futuras formas de vida; todos buscan hacer alianzas, para volver a nacer de nuevo; porque sin el concurso de los elementos del infinito, nadie logra conocer nuevas vidas; el arca de las alianzas, representaba para el mundo antiguo, esta misma ley; el arca de las alianzas, era el verbo en una de sus infinitas manifestaciones; el arca de las alianzas, a tenido diferentes interpretaciones, a través de todos los tiempos; la interpretación que excluyó el infinito de la misma, se anula; sus intérpretes no vuelven a entrar al Reino de los Cielos; el arca de las alianzas, fué dada al mundo, por el mismo Padre Jehova; los que dieron una interpretación microscópica a la misma, se debió a que profundizaban lo espíritual, también en forma microscópica; pidieron una prueba, que requería mayor profundidad espíritual; he aquí que tan sólo este ejemplo, equivale a millones de otros; porque los negadores de lo espíritual, en la prueba de la vida, son los más; ninguno que negó aunque haya sido una molécula, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; a no ser que la molécula negada, en su libre albedrío de molécula, perdone; si no perdona, se cumple la ley; negar una molécula de lo que sea, equivale a vivir una exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; las circunstancias también están compuestas por moléculas; y éstas a su vez, por los divinos querubínes de las circunstancias; el todo sobre el todo, está compuesto por querubínes; hasta la idea mental lo está; el querubín solar, constituirá la nueva ciencia en la Tierra; porque la ciencia del mundo de la prueba, ya se acerca a su fín; el actual sistema de vida, creado por el libre albedrío humano, será reemplazado por la ciencia del hijo de Dios; el Hijo Primogénito transformará de tal modo al mundo, que el extraño sistema de vida, llamado capitalismo, desaparecerá para siempre; el querubín solar es el mismo que intervino en la creación de la Tierra; y en otras infinitas tierras; la bestia creada por los hombres usureros, de la prueba de la vida, estará aterrada; porque su extraño poder, no será yá tomado en cuenta; el Hijo Primogénito creará en forma instantánea, cosas eternas; indestructibles; principiando por la resurrección de toda carne; carne eterna, no perecible; la bestia enloquecerá; porque la bestia no conoció la verdadera moral, conque podría vencer a su propia locura; la bestia se nutrió de una extraña moral, durante la prueba de la vida; una moral que era inmoralidad; una extraña moral, que se sostenía por la extraña ilusión, del poder del oro; esta extraña influencia salida del oro, excluyó lo que podría salir de la espíritualidad; esa es la causa del pavor en la bestia; la caída de la bestia será lo más espectacular, que haya visto el mundo; y en su caída, el mundo recordará a los millones y millones, que tuvieron la desdicha de conocer a la bestia, por su paso por este planeta; el mundo verá a todas las generaciones en la television solar; conocida también, como el Libro de la Vida, en el Reino de los Cielos; la bestia será ridiculizada por los mismos que asesinó, engañó, desvirtuó, robó, envició, degeneró y dividió; porque los primeros en ser resucitados, serán los más sufridos que exsistieron en el mundo; ¡¡que tremenda verguenza para los que defendían el llamado capitalismo, en la prueba de la vida!! muchos se suicidarán; las mismas tinieblas y la extraña moral de la bestia, los hundirán aún más; la tragedia de la bestia, será comentada y recordada, por muchos siglos; tal como actualmente se habla del juicio de Sodoma y Gomorra; porque muchos juicios a tenido este planeta; el mundo verá tales juicios, en la television solar; y muchos se avergonzarán; porque se reconocerán ellos mismos, en otras reencarnaciones, que les mostrará la misma television solar; la television solar es de la misma escencia, de la que salió cada vida, de un mismo punto del universo; cuando se nace en los lejanos soles, en un instante dado, el espíritu se encuentra con que ya hubo otros, antes de él; se encuentra con un infinito, que fué primero y antes que él mismo; los espíritus se fascinan por buscar la causa del principio, que empezó antes que él; y todos se dan cuenta, que llegar al principio, es imposible; para poder llegar en todo instante en donde se encuentre el espíritu, se tiene que nacer de nuevo; y el nacer de nuevo, dá principio a otra eternidad; diferente de la que representa cada uno; en otras palabras, el espíritu no puede estar a la vez en todas partes; pero tiene conciencia del infinito, y de que otros también lo sienten; volver a nacer, aleja al espíritu, de otras sensaciones que tuvo de la eternidad misma; en las lejanas galáxias, ocurren en todo instante, infinitos encuentros de criaturas que jamás nunca se habían visto; esto dá lugar a las divinas presentaciones galácticas; en que cada cual, dá a conocer al otro, el lugar del cosmos, de donde proviene; la presentación entre criaturas de diferentes mundos, incluye el poder creador que se posee; el que crea en la forma más instantánea, y en la más mínima unidad de tiempo, los más colosales mundos, ese es superior galáctico con respecto al otro.-

ALFA Y OMEGA