EL MUNDO SERÁ REGIDO POR LOS MISMOS QUE FUERON EXPLOTADOS; EL SISTEMA DE VIDA BASADO EN LAS LEYES DEL ORO, DESAPARECERÁ DE ESTE PLANETA; PORQUE FUÉ UN SISTEMA SALIDO DE HOMBRES Y NÓ DE DIOS; TODO LO SALIDO DE HOMBRES SE VUELVE POLVO; LO DE DIOS ES ETERNO; FLORECE DE MUNDO EN MUNDO.-

Sí hijito; el mundo que se acerca será un mundo dirigido por los mismos que fueron explotados; porque de ellos es la Tierra; siempre lo a sido; desde el mismo instante en que el divino Padre dijo: los humildes son los primeros en el Reino de los Cielos; primero, significa primero arriba y primero abajo; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; los mandatos del Padre son los mismos en cualquier punto del universo; siempre el humilde está por sobre todos los demás; en este mundo, los hombres que han dirigido los destinos del mismo, hicieron lo opuesto; nunca se dejó al humilde, dirigir al mundo; los hombres le usurparon el divino mandato; de verdad os digo, que todos los que participaron en este atropello, todo lo pagarán; ningún capitalista quedará; de raíz serán arrancados de este mundo; porque la filosofía capitalista, nó es del Reino de los Cielos; nadie los conoce; ni nadie los defenderá; he aquí que más les valdría, nó haber pedido venir a este mundo; porque nó estarían en tela de juicio; he aquí el llorar y crujír de dientes, de un árbol que nó plantó el Padre Jehova; he aquí el destino que les espera, a los que se atrevieron gobernar a un mundo, dejando de lado al Padre; así la pagarán; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; todo se pide en el Reino; se pide en ese todo, hasta la forma de ser castigado, si se llegase a violar la ley del Padre; todos los que participaron en el capitalismo, violaron la ley; sobre ellos recae toda sangre que clamó justicia a través de los siglos; sobre ellos recae todo dolor moral causado por necesidad, hambre, inseguridad; de verdad os digo, que la naturaleza del Padre, dá para todos; nadie debió pasar hambre en este mundo; nadie debió haber sido ni rico ni pobre; porque todos pedísteis la igualdad ante el Padre; ¡pobres de vosotros, ricos hipócritas! ¡pobres de vuestros espíritus! porque envidiaréis a los muertos; he aquí que todo os será quitado; individuo y naciones ricas, empobrecidos; porque el disfrute de tal abundancia, jamás nunca os perteneció; si el Padre os dejó, fué por respeto al tiempo de vida de prueba, que pedísteis; y que tenía que cumplirse; ese tiempo se cumplió; lo demuestra la llegada de la Revelación misma; he aquí que empieza para vosotros, seguidores del oro, vuestro juicio público; porque pedísteis juicio, tal como se ventilan en el Reino de los Cielos; allí nada es oculto; el ocultismo en cualesquiera de sus formas, no se conoce en el Reino; nadie oculta a nadie; he aquí que todo el que pronunció tan sólo, la palabra ocultismo, nó entrará al Reino de los Cielos; porque es una palabra, que jamás nunca debió haberse conocido; como jamás debió este mundo, el haber conocido la palabra capitalismo; de verdad os digo, que toda costumbre ó tradición, salidos de un extraño sistema de vida, como el vuestro, impide a sus protagonistas, entrar al Reino de los Cielos; siendo ilegal el mandato, salido de hombres, lo es también lo más microscópico que de él salió; todo pensamiento quedó influenciado; por algo que nunca debió de ser; ese algo, nó tiene herencia en el Reino; porque nó salió del Reino; y todo lo que nó salió del Reino, nadie lo conoce en el Reino; he aquí que vosotros que vivísteis extraño sistema de vida, donde más importante era el oro, y nó el Padre, sóis también desconocidos en el Reino; de verdad os digo, que en el Reino de los Cielos, sólo se conoce y se respeta, lo del Padre; las criaturas que habiendo pedido conocer vidas en lejanos planetas, y nó cumplieron con la respectiva ley del Padre, nó vuelven a entrar al Reino del Padre; hasta pagar la última deuda; sea ésta molécula, idea, gesto, intención, instante; todo lo que se imaginó, se paga; porque todo lo imaginado, se vuelve vida en presencia del Padre; y piden justicia en sus respectivas leyes; porque nadie es desheredado en la creación del Padre; así es como todo lo que fuísteis en la vida terrestre, vuelve a nacer en presencia del Padre; moléculas, células, cabellos, cejas, virtudes, ideas; nada por microscópico que sea, queda sin su justicia; he aquí la suprema explicación que corresponde a la igualdad enseñada por el Padre; siendo todo viviente en el universo, materia y espíritu tienen los mismos derechos; he aquí que toda importancia espíritual, se siente estremecida; porque deja de serlo; nadie es más importante que otro delante del Padre; todos son iguales en derechos; y si el Padre tiene predilección por alguno, estad seguros que ese es el más humilde entre los humildes; he aquí que en este mundo, se hace lo imposible, para que nó haya humildes; con el sistema de vida egoísta e interesado que os dieron, nadie cultiva la humildad; es por ello que nadie de este mundo, entrará al Reino del Padre; sin humildad, es imposible entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que basta que por vuestra mente haya pasado un relámpago de ambición, y nó entráes al Reino del Padre; he aquí que vuestro sistema de vida basado en el oro, hace variar a vuestra inocencia; y basta la más microscópica variación en la inocencia, y el espíritu nó entra al Reino de los Cielos; he aquí la obra del oro sobre toda inocencia; he aquí al engañador del mundo; he aquí al demonio de este mundo; he aquí a satanás que divide a la inocencia, entre el bién y el mal; he aquí a vuestro yugo en todas las épocas de la Tierra; en todo instante os robó un divino derecho; y todo instante robado a otro, se devuelve; he aquí que por el mismo tiempo que les fué usurpado el derecho de los humildes a gobernar el mundo, ellos lo gobernarán; he aquí el nacimiento de un nuevo mundo; un mundo que debió haber exsistido siempre; porque el divino mandato fué dado antes de todas las generaciones; he aquí que los mismos engañados, aplastarán a sus engañadores; he aquí la caída de la bestia; he aquí los adoradores del maldito osiris; he aquí a los seguidores del oro; he aquí a los que dividen a los hijos del Padre; he aquí a los corrompidos del universo; he aquí a los que sirven a muchos señores; he aquí a los que sirvieron al oro y sus vicios; de ellos es el llorar crujír de dientes.-



Sí hijito; el dibujo celeste enseña que toda la naturaleza será juzjada por la Trinidad solar; el dibujo representa el Arca de las Alianzas; el Arca representa las reencarnaciones de cada criatura; la unión entre elementos y espíritus; materia y espíritu se unen en lejanos mundos; porque siendo vivientes, planifican sus propios destinos; la Trinidad solar representa el divino poder del Padre, en todos los mundos del universo; cuando la Trinidad solar visita los mundos, se manifiesta por conocimiento viviente; por doctrina; tal como fué en el pasado de este mundo; la Era Mosáica y la Era Cristiana; ahora se inicia la Era del Cordero de Dios; la última visita de la Trinidad a este mundo; todo mandato celestial, está eternamente subordinado al Padre Jehova; de Él depende hacer cumplir ó anular las leyes que Él crea que deben ser anuladas; toda Trinidad de los planetas tierras, tiene la telepatía viviente con el hijo del Padre; así fué en el pasado; todo fué por telepatía viviente; las divinas órdenes fueron dadas directamente a las individualidades que sirvieron al Padre; nada se hace al azar, en la creación del Padre; porque se os enseñó que Dios está en todas partes y en todas las cosas; los divinos medios que posee el Padre para comunicarse con sus mundos, es infinito; porque nada en éL, tiene límites; el Padre escoge en su divino libre albedrío, el medio de comunicación que él desea; tal como lo hacéis vosotros en la Tierra; libre albedrío tiene el Padre, y libre albedrío tienen los hijos; lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que poseen los hijos, lo posee el Padre en grado infinito; y lo que vosotros váis a poseer en El futuro, el Padre ya lo posee; porque el Padre es Primero en todo lo imaginado; la Revelación se extenderá por este mundo, porque así está escrito en las escrituras del Padre; la doctrina del Cordero de Dios, es la materialización del Apocalipsis; y con ello se inicia un nuevo estado de cosas en este mundo; cae todo lo que no se guió por las escrituras del Padre; cae el mismo sistema de vida, basado en el oro; cae todo árbol que nó plantó el divino Padre; cae todo lo que es extraño a sus divinos mandatos; lo que nó es del Padre, es de satanás; porque nó se puede servir a dos señores; nó se puede servir a dos verdades; porque una de ellas es falsa; sólo exsiste un sólo Dios nomás; un Padre infinito y perfecto, nó confunde ni divide a sus hijos; vuestras determinaciones en las leyes humanas, os han dividido; porque no guiásteis vuestro libre albedrío, por el camino de las escrituras del Padre; cada acto vuestro, está impregnado de una extraña moral; moral que nó se conoce en el Reino de los Cielos; en el Reino del Padre, se conocen leyes salidas del Padre; no se conocen leyes de hijos, que tenían que cumplir en un lejano planeta, leyes del Padre; esto es hacer las cosas opuestas a la voluntad del Padre; todo lo opuesto a la voluntad del Padre, nó entra al Reino de los Cielos; y se le llama soberbia; de verdad os digo, que toda la historia de este mundo, constituye una soberbia hecha historia; y ningún protagonista de esta historia, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino del Padre, uno que nó conoció extraña historia, a uno que la conoció y la vivió; de verdad os digo, que cuando resuciten millones y millones de muertos, de vuestros sepulcros, comprenderéis lo falso de vuestra historia; porque ninguno de ellos, logró entrar al Reino de los Cielos; porque todos conocieron y vivieron el extraño sistema de vida basado en el oro y el interés; he aquí el significado de toda escritura salida del Padre; todo tenía por objeto, haceros ver de que estábais viviendo un sistema de vida, contrario a la misma moral, de las mismas escrituras; porque estando Dios en todas partes y en todas las cosas, está también en toda costumbre; vuestro Padre contempla vuestras costumbres en todo su desarrollo; sean éstas buenas ó malas; de verdad os digo, que toda falsa historia, lo es, cuando nó entra al Reino de los Cielos; porque nó se eterniza; lo salido del reino, debe entrar intacto en lo que a inocencia se refiere; porque nada dividido entra de nuevo al reino; sólo satanás divide y se divide así mismo; fué el único que trató de dividir a los ángeles del Padre; muchos de los cuales, pidieron conocer vidas en muchos mundos de la luz; he aquí una divina Revelación, que hará estremecer a millones en este mundo; porque millones de este mundo, pertenecieron a las legiones de satanás; millones traen al mundo, filosofías y pensamientos, que dividen al mundo por generaciones; entre ellas está el sistema de vida capitalista; estos espíritus traen en sus individualidades, el gérmen de la división; ellos dividen y nó toman en cuenta, la igualdad enseñada por el Padre; he aquí a los ciegos guías de ciegos; que transmiten a sus hijos, el egoísmo; nó exsiste egoísmo mayor, que el ignorar por libre albedrío propio, las escrituras y mandatos del Padre; los capitalistas al constituír un sistema de vida, y nó considerar a las enseñanzas del Padre, se constituyeron en los más grandes egoístas del universo; ellos sólo consideraron las leyes del oro; un oro que fué creado por el mismo Dios que los creó a ellos; un oro que en la divina presencia del Padre, se vuelve viviente; y rinde cuentas al Padre, como la rinde todo espíritu; he aquí que espíritu y codicia, se ven las caras delante del Padre; porque todo lo imaginado salió del Padre; he aquí la verguenza que os espera, espíritus salidos de la legión de satanás; una verguenza que ninguna psicología humana podría explicar; porque toda psicología de este mundo, es también probada por la divina psicología del Padre; materia y espíritu, son probados por el Creador de todas las cosas; de verdad os digo, que ningún psicólogo de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; porque nó fueron psicólogos de las escrituras del Padre, por sobre todas las cosas de este mundo; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que nó supo ni leer ni escribir, a que entre el más ilustrado de este mundo; porque teniendo mayor saber, nó buscó al Padre; escrito fué: el que busca encuentra; los que tuvieron mayor ilustración, debieron de buscar al Padre, con mayor razón; porque se pide conocimiento y sabiduría en el Reino de los Cielos, para ser el primero en alabar el conocimiento salido del Padre; quien nó lo hizo, nó cumplió la ley.-

ALFA Y OMEGA