EL HOMBRE JAMÁS PUDO CREAR VIDA, COMO LA QUE FUÉ CREADA EN EL MISMO; LA VIDA HUMANA, FUÉ CALCULADA EN LOS SOLES ALFA Y OMEGA DE LA GALAXIA TRINO; EN SU CREACIÓN, HUBO Y HAY NÚMEROS VIVIENTES; LAS MATEMÁTICAS ESPÍRITUALES QUE CONVERSAN CON LA MATERIA MISMA; LA RESURRECCIÓN DE TODA CARNE, TAMBIÉN ES MATEMÁTICA ESPÍRITUAL; LAS MATEMÁTICAS DEL HOMBRE SON MATEMÁTICAS MATERIALES; CUYOS NÚMEROS, NO PIDIERON EN SU LIBRE ALBEDRÍO, CONVERSAR CON LA MATERIA; ELLOS LOS NÚMEROS TAMBIÉN PIDIERON EL OLVIDO DEL PASADO, EN SUS FILOSOFÍAS NUMERALES; TAL COMO LO PIDIÓ EL ESPÍRITU HUMANO; EN LA RESURRECCIÓN DE TODA CARNE, QUE ACAECERÁ EL AÑO 2001, EL MUNDO DEL CONOCIMIENTO, SABRÁ LO QUE SON LAS MATEMÁTICAS ESPÍRITUALES; PORQUE TODO PREMIO SALIDO DEL PADRE, SE DA CON CONOCIMIENTO DE CAUSA; ES MÁS FÁCIL QUE SEA RESUCITADO, UNO QUE CREYÓ EN SU PROPIA ETERNIDAD, A QUE SEA RESUCITADO UNO QUE NO CREYÓ EN TAL DIVINA LEY.-

Sí hijito; así es; los que vieron los Rollos del Cordero de Dios, son espíritus de reducido conocimiento en la leyes de lo espíritual; la ignorancia en ellos, fué aumentada por una extraña psicología, salida de un extraño sistema de vida; ninguno de ellos, sabía las escrituras del Padre; habiéndoselo prometido en el Reino de los Cielos; ni porque la Revelación no tiene fín, cayeron en la cuenta; esto enseña que delante del Padre, hasta el más ignorante puede pedir, ser el primero en ver las Revelaciones, enviadas por el Padre, a los lejanos mundos; muchos de estos espíritus atrasados, son advertidos en el Reino de los Cielos; la advertencia consiste en profetizarles, de que fallarán en el momento de la prueba; más, los espíritus en virtud de sus libres albedríos, insisten ante el Padre; insisten en pedir, lo que no conocen; y el Padre que todo lo puede, se los concede; de verdad os digo, que cuando se habla con el Padre Jehova, están naciendo en ese instante, los números vivientes de lo hablado; la más mínima expresión es número viviente; hasta la visión es número eterno; materia y espíritu son número; lo invisible y lo visible; lo que no se vé y lo que se vé; lo que fué, es y será; todo lo imaginable es número; todo cálculo mental, sea humano ó divino, es número viviente; porque nadie es desheredado en ninguna forma imaginable; he aquí que nace en este mundo, nueva matemática; porque todas las cosas imaginadas, son restauradas; de verdad os digo, que las nuevas matemáticas, serán demostradas, en las maravillas salidas del Hijo Primogénito; serán demostradas en las leyes físicas de la naturaleza; serán demostradas en la ley magnética de la resurrección de toda carne; he aquí el llorar y crujír de dientes, de todos aquéllos que sólo creyeron en lo que ellos sabían; de todos los que dudaron, de la ley que les daría sus propias eternidades en la Tierra; porque ninguno de estos orgullosos, volverá a ser un niño; estos incrédulos cumplirán con la ley mortal; para ganarse la inmortalidad, hay que creer en ella; este es el primer requisito de la fé; porque la inmortalidad siendo viviente delante del Padre, se opone a seguir en alianza, para con quien la negó; porque libre albedrío tiene la inmortalidad; tal como la tiene el espíritu; he aquí la luz sobre uno de los más grandes misterios, que pidió el género humano; porque siendo la ley de la resurrección de la carne, una ley divina y natural en el Reino de los Cielos, vosotros la pedísteis en misterio; pedísteis conocer el misterio en vuestras propias escrituras; hay infinitas clases de misterio; en la materia y en el espíritu; el misterio también es número viviente; los hombres en su intención de perfección, en todos los tiempos, han intentado crear vida; crearla por otros principios; de verdad os digo, que el espíritu humano, pidió conocer la aspiración a ser perfecto; porque tal sensación no la conocía; lo que no se conoce, se pide al Padre; y todo pedido hecho al Padre, se vuelve vida; este mundo nunca podrá crear la vida humana en sus laboratorios; porque el conocimiento humano, nó cuenta con el divino concurso, de los números vivientes; los números vivientes, ordenan amorosamente a los elementos del universo; ciertamente que es infinitamente otro el conocimiento, que necesitáis para crear vida; la vida como la que poséis, tiene su causa en el conocimiento solar; y su lugar de orígen, son los soles Alfa y Omega, de la galaxia Trino; lo que allí sucedió y aún sucede, se explicará en otros Rollos del Cordero de Dios; la vida como la de vosotros, es una vida desconocida en el universo; porque al no tener límites imaginables el universo, nadie es conocido; ciertamente que por unos instantes lo sóis; esos instantes, representan la total vida que tuvo determinado planeta; nó olvidéis que vuestro Creador estando en todas partes, abraza lo colosal; lo que para vosotros es macro, para el Padre es micro; los mundos y sus criaturas, son como moléculas en la eterna creación del Padre Jehova; y de verdad os digo, que por muy colosal que seáis, no dejáis de ser una molécula; he aquí una ley por la que todos pasan; la vida es eterna; el espíritu nace de nuevo a nuevas formas de vida; lo salido del Padre, no se reduce a una sola vida; ¿no se os enseñó, que vuestro Dios es viviente é infinito? esto significa que el número de vidas, que el Padre puede ofrecer a su hijos, son infinitas formas de vida; lo del Padre, no se detiene en una vida; eso sería limitar el poder creador del Padre; de verdad os digo, que nadie pidió limitar a su propio Creador; en ninguna forma imaginable; del lugar de donde salísteis, no exsiste la duda en nada imaginable; la duda la pedísteis vosotros, como prueba; y prometísteis al Padre, vencer la duda en la prueba de la vida; y nó que la duda os venciera a vosotros; en toda prueba hay perdedores y ganadores; he aquí una luz jamás explicada al mundo; del lugar de donde salísteis, es un mundo de alegría; en medio de una alegría inaudita, partísteis a conocer la vida humana; pensando vosotros, que en el lejano y desconocido planeta, había la misma alegría del Reino de los Cielos; más, la alegría de este mundo Tierra, es falsa alegría; nó puede exsistir verdadera alegría, cuando nó exsiste igualdad en los hechos; porque toda desigualdad provocada, atrae la amargura, la desilusión; la criatura humana en toda época por su paso por este mundo, se encontró con una extraña psicología en el vivir mismo; una extraña psicología dejada por otros; porque toda influencia heredada, tiene un autor; tiene una causa viviente; tiene un punto de partida; en este mundo han habido infinitos puntos de partida; porque son millones las mentes que piensan; basta pensar, y se está generando psicología; aunque el autor de la misma, nó tenga ni la menor idea, de lo que es la psicología misma; toda idea generada en la vida, es psicológica; hasta en los seres más primitivos lo es; las matemáticas espírituales también son psicológicas; en el macrocosmo llamado Reino de los Cielos, todo es viviente; reina allí la psicología celestial; allí nadie tiene el olvido del pasado; porque allí se vive la realidad universal; allí todos ven el lugar de su propio orígen; allí, lo que vosotros llamáis increíble ó imposible, exsiste; todo lo imaginable, vive en el Reino de los Cielos; allí todo es colosal y sin límites; he aquí que toda mente, que en lejanos mundos, negó el divino poder de los Cielos, nó entra al Reino de los Cielos; porque sin fé, no se alcanza la gloria; la fé es el alfa y la omega de toda causa viviente; la fé es viviente en presencia del Padre; escrito fué: La fé mueve montañas; quiere decir: La fé abre el camino que conduce al Reino de los Cielos; porque el significado psicológico de esta divina parábola, habla de un imposible, según la psicología humana; de lo imposible, el Padre saca lo posible; porque hasta de la nada, saca la vida; la fé es también viviente, numeral y psicológica; hay infinitas clases de fé; porque todo pedido de vida, no es igual en cada libre albedrío viviente; y no obstante, todos los espíritus pensantes, pidieron y prometieron al Padre, vivir en igualdad, en la prueba de la vida; siempre se pide al Padre, lo que se vé y se vive en el Reino de los Cielos; todos tratan de imitar en los lejanos mundos, lo que vieron en su lugar de orígen; he aquí una verdad innata que en todos está; y lo está en infinitos grados; todos reclaman una forma de igualdad, en la prueba de la vida; porque todos fuísteis producto de una divina igualdad salida del Padre; ser iguales en la posesión, es lo supremo en el Padre; en vuestros libres albedríos, hay infinitas maneras de pensar; sóis un semillero de filosofías vivientes; y todas a su vez, también poseen libre albedrío filosófico; la prueba suprema vuestra, consistía en imitar lo del Padre, en la mejor forma posible; porque la más microscópica imitación al Padre, es infinitamente premiada por el Padre; si en vuestro pensar, nó tomásteis en cuenta las enseñanzas del Padre, nó entraréis al Reino de los Cielos; porque violásteis vuestra propia promesa hecha al Padre; de todos vosotros salió la promesa viviente: Hacer las cosas de Dios, por sobre todas las cosas imaginables; esto equivale al divino mandato: Adorarás a tu Dios y Señor, por sobre todas las cosas; esta promesa incluye todo lo que de vuestra mente a generado en ideas; instante por instante; incluye lo más intimo de vosotros; incluye el pensar ó nó pensar en el Padre; si vuestro pensar en la prueba de la vida, tuvo una psicología cercana ó igual a la del Padre, premiados seréis por el Padre; y si fué lo contrario, nada esperéis del Padre; el Padre premia lo más mínimo y castiga también lo mínimo; sea esto en el bién ó en el mal; todo lo pedísteis, porque nada conocíais; cuando se deja una vida, todo espíritu pensante, ya está pensando en conocer otra vida; porque libre albedrío tiene el espíritu; porque el Padre lo posee; todo lo que posee el Padre, lo poseen los hijos en grado microscópico; lo que se posee es ley viviente; lo viviente posee relatividad viviente; lo viviente es viviente por toda eternidad; la vida que vosotros pedísteis conocer, se vuelve a expresar en el Reino de los Cielos; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; nada es imposible para el que todo lo creó; la vida humana posee libre albedrío de vida; tal como vuestro espíritu posee libre albedrío de espíritu; nadie es menos delante del Padre; ni la vida ni el espíritu; de verdad os digo, que hasta el microbio y la molécula poseen libre albedrío viviente; he aquí que toda vida acusa a todo espíritu, que no le dió importancia en la prueba de la vida; y todo espíritu que violó en sí mismo su ley de espíritu, se castiga así mismo; un espíritu sin vida, nada es en el cosmos; porque la ignorancia aleja del Padre; hay infinitas clases de ignorancia; la ignorancia voluntaria es la más dolorosa; vuestra vida al poseer libre albedrío, puede escoger y unirse a otro espíritu; porque libre albedrío posee el arca de las alianzas; ninguna vida es obligada a serlo; porque el infinito poder del Padre, excluye tal cosa; vuestra vida que os fué dada, escoge su destino, llegado al Reino de los Cielos; y como posee el libre albedrío de escoger, puede también si lo desea, seguir unido al mismo espíritu; he aquí una ley que hará llorar a millones de seres; porque de verdad os digo, que toda vida exige a todo espíritu, haber cumplido lo del Padre, en la prueba de la vida, por sobre todas las cosas; toda vida es exigente para con quien se unió; es exigente para con el espíritu que se unió; cuando el espíritu violó la ley del Padre, en el lejano mundo, tal espíritu nó tiene la moral necesaria para acusar a otro; para acusar a otro, es necesario estar limpio en el todo sobre el todo; es así que todo gobernante, que no se sabía de memoria las escrituras del Padre, jamás debió haber sido gobernante; porque el nó saberse el divino mandato, constituye la más grande de las inmoralidades; he aquí un llorar y crujír de dientes, de todo gobernante ciego; ciegos porque ni él ni sus seguidores, volverán a entrar al Reino de los Cielos; porque fueron ciegos guías de ciegos; el error de todo gobernante, fué trasmitido é imitado por toda una generación; y hasta por muchas generaciones; he aquí el llorar y crujír de dientes, del extraño mundo del oro; un mundo que fué influenciado por una extraña y desconocida psicología, salida de las leyes del oro; un mundo que no fué pedido por nadie en el Reino de los Cielos; porque nadie pidió ser explotado ni engañado, en ninguna forma imaginable; he aquí que todo lo imaginable, salido de este extraño sistema de vida, es juzjado; lo invisible y lo visible; lo que se sintió y nó se vió; lo que se vió y nó se comprendió; lo microscópico y lo grande; lo que se vé y lo que no se vé; porque escrito fué: el Dios-Padre juzjaría todas las cosas; todas las cosas conocidas y desconocidas; y entre lo desconocido, por vosotros sentido, están las invisibles ideas; las ideas que en su libre albedrío de idea, sólo se dejaron sentir, y no se dejaron ver; vuestras ideas serán juzjadas, idea por idea; tal como vuestro tiempo empleado en la prueba de la vida, será juzjado instante por instante; he aquí que el juicio del Padre está en todo y en todos; he aquí que sólo lo del Padre queda en este mundo; porque siempre lo del Padre triunfa en todos los mundos; si los hombres provocan en la búsqueda de todo progreso, la más grandes revoluciones, más infinitamente la provoca el Padre; porque lo del Padre, no tiene límites en nada conocido; será tan inmensa la revolución provocada por el Padre, que ni el polvo quedará, del extraño sistema de vida, salido del oro; una revolución que os fué anunciada, como el juicio final; una revolución que será recordada, hasta que se extinga la última molécula de este planeta; he aquí que todo lo hecho y creado, por extraños sistemas de vida, nada queda de ellos; tal como nada va quedando, de lo que fueron las malditas dinastías faraónicas; la vida humana es vida momentánea; porque al pedir todo espíritu, conocer nuevas vidas, lo hace pidiendo nuevas cualidades y calidades; nuevas formas y características; porque el espíritu no repite en conocer lo que ya conoció; en virtud de su libre albedrío espíritual, todo espíritu escoge lo que mejor le conviene a su propia perfección; todo espíritu se amolda a lo que puede en sí mismo; tal como ocurre en la Tierra; lo de arriba es igual a lo de abajo; todo espíritu desea siempre agradar al Padre que le creó, por sobre todas las cosas; todo salen del Reino, adorando al Padre; la adoración al Padre, se expresa en infinitas formas; y de todas las formas, la más sublime es la del trabajo; seguida por la del conocimiento; la llamada adoración material, nunca agradó al Padre, en su divino libre albedrío; y si hubo y hay adoración material conocida, se debió a que el espíritu la pidió; la pidió porque no la conocía; que se entienda bien; pidió conocer la adoración material, y nó dejarse influenciar por ella; prometió al Padre, oponer resistencia mental a toda adoración material; porque precisamente todos los espíritus pensantes, sabían en el Reino, de lo que era agradable y de lo que nó era agradable al Padre; en este mundo, la extraña forma de fé llamada religión, enseñó y propagó como ninguna otra fé lo hizo, la extraña adoración material; adoración desconocida en el Reino de los Cielos; la llamada iglesia católica, a provocado en el mundo de la fé, un atraso de veinte siglos; en el plano moral y espíritual; las criaturas cuando son influenciadas por extrañas psicologías de adoración, se llenan la mente de extrañas y desconocidas sensaciones; y la consecuencia de esto, es la superstición; he aquí que la roca religiosa, deberá pagar todos los segundos transcurridos, de extraña adoración en millones de seres, de muchas generaciones; los llamados religiosos deberán calcular los segundos que contienen los veinte siglos; y deberán calcular en particular, los segundos que contuvieron todo el tiempo en que fueron religiosos; de todo el tiempo, en que enseñaron lo de Dios, dividiendo a otros; la roca religiosa encabeza la división y la confusión reinante en el mundo de la fé; por culpa de los religiosos es que fué escrito: Sólo satanás divide; y se divide a sí mismo; de verdad os digo, que nadie pidió al Padre, dividir a otro en ninguna forma imaginable; nadie quiso en el Reino de los Cielos, imitar a satanás; que le había dividido los ángeles al Padre; toda forma de división, nó se conoce en el Reino de los Cielos; las llamadas religiones, son acusadas en la Revelación del Padre Jehova, de haber dividido y confundido al mundo, en muchas creencias, habiendo un sólo Dios nomás; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; como igualmente son desconocidos toda forma de filosofía, que divide a los hijos del Padre en los lejanos mundos; he aquí el llorar y crujír de dientes de todo religioso; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un trabajador; que con su filosofía de trabajo, a nadie dividió; a que pueda entrar un religioso que dividió a muchos; la división es viviente delante del Padre; como lo es toda la creación; y la división se expresa ante el Padre, en su leyes vivientes de división; toda división acusa a todo el que la utilizó, contrariando la ley del Padre; la división viviente, nó quiere ser cómplice en la división mental de las criaturas del Padre; he aquí a lo que conduce el ser roca, en determinada creencia; roca simboliza el egoísmo mental de las criaturas en la prueba de la vida; hay muchas clases de roca; porque hay muchas clases de egoísmos; el mayor de los egoísmos de este mundo, salió de la roca religiosa; y como esta roca se constituyó en la primera, es que también es la primera en ser juzjada; los llamados religiosos nunca debieron haber olvidado, que ellos también serían juzjados; porque todo juicio planetario salido del Padre, principia por los mayores violadores a su divina ley; de verdad os digo religiosos del mundo, que ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; ninguno de vosotros a entrado; nadie que en este mundo sirvió a dos señores, a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; esto significa que más os valdría nó haber sido religioso, si al mismo tiempo reconocísteis al extraño sistema de vida, salido de las leyes del oro; de verdad os digo, que un revolucionario de este mundo vale más que vosotros en el Reino de los Cielos; un revolucionario es un profeta delante del Padre; y vosotros religiosos, nó lo sóis; porque vuestra extraña psicología de interpretar el divino evangelio del Padre, nó se conoce en el Reino de los Cielos; de verdad os digo religiosos del mundo, que vuestra roca egoísta, esta por caer; probados fuísteis por el divino Padre; una vez más, caísteis en la prueba pedida; en otras exsistencias y en otros mundos, hicísteis lo mismo; dejásteis la confusión en otras humanidades; lo hicísteis, porque todo espíritu nace de nuevo para conocer nuevas vidas; ya os veo violadores de mi divina igualdad, en mi divina presencia; ya estaréis pidiendo una vez más nueva oportunidad; la oportunidad la tendréis, cuando hayáis pagado hasta la última molécula de ignorancia, que dejásteis en cada criatura de cada generación; por vuestra culpa roca religiosa, ninguna criatura humana, a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; ni ninguna entrará; todo el llamado mundo cristiano, nó volverá a entrar al Reino de los Cielos; porque con vuestra extraña psicología, a todos dividísteis; ninguna inocencia dividida vuelve a entrar al Reino de los Cielos; he aquí egoístas religiosos, que con la misma vara con que medísteis, con la misma se os medirá; así como confundísteis y dividísteis a un mundo, así seréis también vosotros, confundidos y divididos; con la mismas escrituras con que falseásteis el divino evangelio del Padre, seréis juzjados; he aquí vuestra extraña obra; os produce extraño fruto; he aquí vuestro llorar y crujír de dientes; he aquí la sorpresa más grande para este mundo; los que se decían los salvadores del alma, son los condenados; he aquí el destino de la ramera; de la que comerció con la fé al mejor postor; he aquí que vosotros érais el yugo del mundo; os toca ahora a vosotros, demonios religiosos, llevar el mismo yugo; sí hijito; sé que ves el llorar y crujír de dientes, de los que se atrevieron a bendecir a las malditas armas; conque millones de mis hijos, encontraron la muerte; una muerte que ellos no pidieron; toda muerte que se cumplió y que no estaba escrita en el Reino de los Cielos, se paga con la muerte; ya sea en esta vida, ó en otras exsistencias y en otros mundos; de verdad te digo hijito, que nadie en este mundo, debió haber sido exclusivo en enseñar la verdad; porque libre albedrío tiene la verdad; libre albedrío tiene el conocimiento; libre albedrío tiene la fé; libre albedrío tiene la creencia; tal como lo tiene el espíritu; en el futuro que se acerca, el nuevo mundo nó tendrá templos materiales; porque ellos ya tuvieron su tiempo; en el futuro, los seres llevarán a efecto los divinos sacramentos, en sus propios hogares; porque será el mundo, que nó será indiferente a la ley del Reino, desde el punto de vista individual; una psicología que jamás la logró la extraña fé religiosa; los divinos sacramentos siempre debieron haberse sellado en los hogares; ¿no se os enseñó que el Dios viviente está en todas partes? he aquí una divina ley universal, que nunca la quiso reconocer la roca religiosa; si la hubiese reconocido, no obligaría a nadie a ir a los templos materiales; he aquí que la ley de todos los lugares, los acusarán a ellos, de renegar de la ley universal; la filosofía viviente de esta ley, pedirá al Padre, rechazarlos en todas partes; y en todas partes en este mundo, serán rechazados; porque el mundo verá en ellos su propia tragedia; su propio llorar y crujír de dientes; el mundo verá en ellos, la nó entrada al Reino de los Cielos; el mundo verá en ellos, el propio fracaso de la prueba de la vida; he aquí que una parte de las tinieblas del mal se paga en esta vida; y el resto en otras vidas; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; como todo lo imaginable posee libre albedrío, el pagar deudas también lo posee; el juicio final pedido por esta humanidad, tuvo por cualidad y calidad, instruirse al ser juzjados; lo que equivale a saber de como fueron hechas todas las cosas; y esperar nuevo destino; el nuevo destino incluye la divina resurrección de la carne; esta carne nó es perecible; porque no es carne que pidió ser probada en su filosofía y leyes de carne; la cualidad y calidad de esta carne es la inmortalidad en constante transformación; y su eternidad está subordinada a los actos del propio libre albedrío; porque el espíritu puede pedir al Padre, volver a conocer un mundo de carne mortal; los pedidos de perfección, no cesan jamás; he aquí que todo espíritu pensante, parte al cosmos infinito, desde infinitos lugares; y todos esos lugares, se asimilan en uno; he aquí la trinidad de los lugares; trinidad expansiva y contractiva; en lo microscópico y lo macroscópico; en lo invisible y lo visible; los lugares del Reino de los Cielos, son vivientes; y sus transformaciones asimilables, se ejecutan a la velocidad del pensamiento; he aquí que muchos son transformados, y no se dan cuenta de ello; este divino poder es proporcional al poder de cada trinidad de lugar; esta divina ley es eternamente expansiva; porque todo lugar contiene espacio; la trinidad Padre se multiplica tal como se multiplica el universo; las infinitas trinidades marchan paralelas a las creaciones mismas; la divina trinidad del verbo, se hace expansiva y doctrinaria en transformación de verdad; todo lo profético se vuelve verdad, en el instante en que se pidió tal verdad; la Trinidad de lo profético es trinidad que espera en tiempo, espacio y filosofía; la Revelación como todo lo creado, también posee su trinidad; la cualidad y la calidad de esta trinidad, es recibir por divina telepatía del Padre Jehova, sus divinos mandatos; la jerarquía en la trinidad de la Revelación, corresponde a la jerarquía misma del planeta; en este planeta Tierra, su jerarquía es de los mundos polvos; dimensión microscópica; la Tierra ocupa un lugar en el cosmos, que se expresa así: Planeta Tierra; = un trillonésima de trillonésima de trillonésima de línea creadora solar; = una chispita de fuego dimensional salido de los soles Alfa y Omega; = una divina creación solar en desarrollo en la galaxia Trino; = geometría primera ó primitiva, el ángulo recto de 90°; = un planeta salido de la fecundación divina solar del sol madre Omega por el sol padre Alfa; = planeta de la carne con 318 vibraciones magnéticas; = planeta-polvo perecible en el tiempo planetario pedido; = planeta que pidió la compañía galáctica de un sol enano de color amarillo pálido; = planeta que ya a vivido tres cuartas partes de un todo; = planeta con brote de Revelación con trinidad del sol Primogénito; = inicio de un nuevo mundo, escrito en los libros solares del Reino de los Cielos; la posición de un planeta en el universo es infinita; porque cada molécula tiene su posición en su microscópica dimensión; porque todos son iguales en derechos delante de Dios; la posición de los planetas y soles es ley viviente; las criaturas de lejanas galaxias y sistemas de vidas desconocidas en otras galaxias y sistemas, se identifican cuando se encuentran en determinado punto del cosmos; tal como vosotros os identificáis en vuestro vivir; lo de arriba es igual a lo de abajo; los poderes solares que son las virtudes vivientes, poseen su ceremonial celestial; tal como lo poseéis vosotros; y en estos saludos planetarios, cada cuál dá a conocer su propio poder creador; tal como vosotros dáis a conocer vuestra capacidad con el trabajo; lo de arriba es igual a lo de abajo; las criaturas del cosmos al presentar sus saludos celestiales, lo hacen demostrando su máximo poder creador; en la más microscópica unidad de tiempo; he aquí la cualidad y calidad universal de los saludos celestiales; es una divina psicología desprendida del mismo Padre Jehova; porque si el Padre lo hace en forma infinita, cada criatura del mundo que sea, imita al Creador y en su respectiva jerarquía viviente; lo hace en todo grado de imitación; la más antigua divina parábola; es el más antiguo divino mandato dado a este mundo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; la psicología de este divino mandato, es infinitamente expresado por infinitos mundos; porque lo del Padre nó tiene ni principio ni fín; cada divino mandato salido del Padre, crea infinitos universos; los actuales mundos del actual universo son salidos de la divina idea generada por el Padre: Hágase la luz y la luz fué hecha; de la colosal idea salida del Padre, salió el actual universo; y las cualidades y calidades de cada psicología pensante y de cada mundo, sólo representan un microscópico instante en la creación celestial; este instante es infinitamente expansivo; lo que equivale a decir que el universo es expansivo; y todo suceso imaginable, ocurrió, ocurre y ocurrirá por siempre jamás; he aquí que todos los que exsistieron, exsisten y exsistirán, no habrán salido de los límites de una divina idea generada por el Padre; de verdad os digo, que infinitas ideas a generado el Padre; porque lo del Padre nó tiene límites en nada imaginable; esto significa que hubo, hay universo que jamás conoceréis; he aquí que lo que exsistió y no se conoció, se hace realidad en el Reino de los Cielos; allí exsiste la colosal television solar; la divina television que enseña las civilizaciones de mundos que ya no están en el espacio; como todo lo imaginable exsiste en el Reino, es que exsiste también la television planetaria del futuro; una television solar que enseña las futuras creaciones del Padre Jehova; en el macrocosmo llamado Reino de los Cielos, exsisten todas las formas imaginables de television; y ello constituye una de las maravillas de la creación del Padre Jehova; así como vosotros tenéis television terrestre; lo de arriba es igual a lo de abajo; más; la television solar es eterna; la vuestra nó es eterna; la television de la Tierra se acabará cuando se acabe la Tierra; y vuestro mundo-polvo pase a la categoría de mundo que exsistió y que ya no se encuentra en el espacio; he aquí que todo lo que exsistió, es mostrado a todo bienaventurado; más, en este mundo Tierra, no ha nacido aún, ningún bienaventurado; porque la bestia lo impidió; la bestia es el poder que salió del mismo libre albedrío humano; y la bestia tomó la forma de un extraño y desconocido sistema de vida, salido de las leyes del oro; la bestia ilusionó a los hijos del Padre, en la prueba de la vida; la bestia influenció a todo espíritu pensante que conoció a la bestia; una extraña psicología que incluye el interés, la avaricia, la inmoralidad, la desconfianza, el escándalo, la fuerza, hizo y hace que ninguno de vosotros, haya podido entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que ninguno de vosotros, pidió al Padre un sistema de vida injusto; porque todos tratásteis de imitar al Padre por sobre todas las cosas, en vuestros pedidos de vida; al pedir vosotros vida al Padre, lo hicísteis pensando en vivir la igualdad que vísteis en el Reino de los Cielos; la bestia nó reconoció esta igualdad en la prueba de la vida; la bestia luchó y hasta calumnió para combatir la igualdad enseñada por el Padre; en todo juicio cae todo el que dió la contra al Padre; porque luz y tinieblas pidieron un tiempo de reinado; a la bestia le queda muy poco; este inmoral é injusto sistema de vida nó alcanza a llegar al año 2000; he aquí que todo tiene su fín; la bestia jamás entendió a los humildes; porque si hubiese entendido a mis humildes, la bestia se salva; se habría salvado de la ira del Padre Jehova; bastante tiempo tuvo la bestia para reconocer su error en la prueba de la vida; se dejó sorprender la bestia; el olvido del juicio, hizo presa en la bestia; de la misma bestia sale su propio llorar y crujír de dientes; tragedia es el fruto de la bestia; porque la bestia no dá vida como la dará el Hijo Primogénito; la bestia quedará sola; y el mundo se ensañará con la bestia; la bestia quedará reducida a 666 hombres; tres cuartas partes de ellos, conocerá el fuego solar; por fuego perecerá la bestia; y su triste historia quedará escrita una vez más, como los espíritus de las tinieblas, que pidieron al Padre Jehova, conocer un mundo de la luz; pidieron ser probados en una forma de vida de la luz; y le prometieron al Padre, no dejarse influenciar por el oro; porque complejo tenía la bestia; y el Padre Jehova, concedió oportunidad a la bestia; y la bestia volvió a caer en su complejo al oro; y en su caída hizo caer también, al mundo que le rodeaba; porque a generaciones enteras, contagió la bestia; he aquí la única historia que quedará, del pedido de vida; porque toda prueba de vida, se vuelve historia y leyenda en el Reino de los Cielos; la bestia caerá luchando por su reinado de intereses y privilegios; los yugos que hicieron sufrir de privaciones, a generaciones enteras; la bestia será condenada de nuevo a las tinieblas; porque la bestia prometió al Padre, cumplir con la severidad del juicio; severidad expresada en el divino mandato: Por sobre todas las cosas imaginables; la bestia fué severa para sí misma; la bestia deberá pagar todo dolor humano causado en todos los millones de seres de todas las generaciones; deberá pagar hasta la última molécula de carne adolorida en lo físico y en lo mental.-



ALFA Y OMEGA