EL CEREBRO HUMANO POSEE 318 ZONAS DE SENSIBILIDADES, LLAMADAS VIRTUDES; LAS IDEAS GENERADAS, REPRESENTAN IMPULSOS ELÉCTRICOS DE UN VALOR DE TRES TRILLONÉSIMAS DE UNA LÍNEA SOLAR; LA LÍNEA SOLAR ES EL CONTENIDO ELÉCTRICO QUE POSEE UN CUERPO FÍSICO; LA IDEA NACE DEL CEREBRO, Y RECORRE EL CUERPO FÍSICO, EN LÍNEA ALFA; Y SE DESPRENDE DEL MISMO, EN FORMA DE ONDA Ó CÍRCULO OMEGA; LAS IDEAS CONTIENEN DOS FORMAS DE MAGNETISMO: LA FÍSICA Y LA ESPÍRITUAL; TODA IDEA LLEVA IMPREGNADA EN SÍ MISMA, TODAS LAS ESCENAS QUE LOS OJOS VIERON; EN EL INSTANTE DE NACER UNA IDEA, SE FORMA EN EL CEREBRO Y EN FORMA INSTANTÁNEA, UN IMPULSO MAGNÉTICO, EN QUE PARTICIPAN ATMÓSFERA, TORRENTE SANGUÍNEO Y CÉLULAS CEREBRALES; ESTA UNIÓN SE DENOMINA TRINO VIVIENTE; ENTRE EL INSTANTE DEL PUNTO DE PARTIDA DE UNA IDEA, Y EL INSTANTE DE SU MATERIALIZACIÓN, EXSISTE UN MICROSCÓPICO TIEMPO; EN ESTE MICROSCÓPICO LAPSO DE TIEMPO, LA ELECTRICIDAD DEL CUERPO, GENERA A TRAVÉS DE LAS LÍNEAS BRILLANTES DE LA SANGRE, LA FORMA DE LA VOLUNTAD; EXPRESADA EN GEOMETRÍA PENSANTE; LA GEOMETRÍA PENSANTE ESCOGE UNA DE LAS 318 ZONAS DEL CEREBRO; LA GEOMETRÍA PENSANTE IRRADIA HACIA EL TODO SOBRE EL TODO; EN SU IRRADIACIÓN, EL ESPÍRITU SIENTE UN PENSAR; TODO PENSAR POSEE ESPACIO, TIEMPO Y FILOSOFÍA; LO INSTANTÁNEO EN EL SER HUMANO, SE VUELVE EXPANSIVO Y NO CESA JAMÁS DE HACERLO; ESTE HECHO OCURRE ARRIBA Y ABAJO; LO COLOSAL NACIÓ DE LO MICROSCÓPICO; EL CEREBRO HUMANO, REPRESENTA UN PROCESO QUE A OCURRIDO DE ANTES QUE SURGIERA LA TIERRA, DESDE LO INVISIBLE A LO VISIBLE; EL CEREBRO HUMANO ES UN MICROSCÓPICO SOL; TAN PEQUEÑO ES, QUE NI SU DUEÑO VÉ SU PROPIO BRILLO; EL PRINCIPIO DE LA TIERRA, FUÉ EL MICROBIO; QUE NACIÓ DE LA FECUNDACIÓN DEL SOL OMEGA, POR EL SOL ALFA; ESTE MICROBIO SE INICIÓ EN EL MACROCOSMO, CON UNA GEOMETRÍA QUE TENÍA Y AÚN TIENE, DE UN ÁNGULO RECTO DE NOVENTA GRADOS; ESTE ÁNGULO ES EL RECORRIDO QUE HA HECHO LA TIERRA, DESDE QUE SE DESPRENDIÓ DE LA CORONA SOLAR, DEL SOL OMEGA, DE LA GALAXIA TRINO.-

El cerebro representa todos los instantes que se pidieron en el momento mismo de la reencarnación; el punto de partida de todo cerebro, lo constituyen los actos y sentimientos que van surgiendo en su desarrollo mismo; el destino se inicia primero en lo cerebral, continúa en lo mental y se manifiesta en lo físico; lo cerebral representa lo desconocido; lo mental lo que se siente; lo físico una forma material; el cerebro está unido al todo sobre el todo, por trillones de microscópicos cordones solares; el cerebro es un magnetismo sustentador de la electricidad física del cuerpo humano; el cerebro es una forma de luz, entre otras infinitas formas de luz; lo cerebral fué un pedido hecho por el propio espíritu, en el Reino de los Cielos; los cerebros no fueron iguales en sus características; porque los libres albedríos, no piensan iguales; la reencarnación que cada uno pidió, fué hecha de acuerdo a lo que se era en sí mismo; la vida humana salió del mérito anterior; salió de la última exsistencia, de antes de pedir el espíritu, conocer la desconocida vida humana; tal como pidió conocer las exsistencias del pasado; de verdad os digo, que para cada exsistencia, se necesitó de nuevo cerebro; es por ello que fué escrito: Todo espíritu nace de nuevo; se requiere nuevo cerebro, porque la saturación solar del anterior, fué hecho y calculado, para acciones distintas, a las que ocurrirían en la nueva exsistencia; si vosotros tuviérais el mismo cerebro, vosotros podríais recordar todas vuestras reencarnaciones; siempre que no pidiérais, conocer lo que es el olvido del pasado; tal como os ocurre en la actual vida; el cerebro se transmuta; es decir, que lo conocido del pasado, se vuelve nueva forma de vida; no exsiste la vida, que eternamente sea la misma; porque se salió de un Creador, que no tiene límite en nada imaginable; y es la herencia de todos; el cerebro representa la perfección de las perfecciones, que se lograron en otros cuerpos, en otras exsistencias; el cerebro empezando desde microbio, llega a constituírse en colosal sol de sabiduría; esto no indica límite alguno; porque siendo infinito el poder que le creó, lo solar representa una de las infinitas formas de creación, en el Creador universal; todo sol no cesa jamás de perfeccionarse; el cerebro humano está en los primeros peldaños, de su propia jerarquía viviente; el pedir una forma de vida, al Creador, se dá lugar al inicio de una jerarquía viviente, que no cesará jamás de multiplicarse; cada pedido hecho por cada cual, dá lugar a una eternidad; es decir que muchas eternidades tenéis, dentro de la propia espíritual y pensante; las eternidades expansivas, van teniendo un Creador; porque nadie es desheredado; y así como se perfeccionan lo salido de vosotros, también os perfeccionáis vosotros; y si vosotros os perfeccionáis, más infinitamente se perfecciona vuestro Creador; de verdad os digo, que muchos no creen en que ellos tuvieron un principio; los tales, renacerán en mundos en donde la desesperación es evolutiva; los que así pensaron, se crearon ellos mismos, una imperfección futura; porque toda idea generada en los planetas, se vuelve también planeta; y al volverse mundo, éste conserva todas las características de la idea pensada; lo de arriba es igual a lo de abajo; todos los planetas que están al alcance de vuestros instrumentos, pertenecen a criaturas solares, que actualmente están en otros mundos; el fruto vuestro, es tan microscópico, que ni vosotros lo podéis ver; la antiguidad en lo colosal, es paralelo en su principio de microbio; el cerebro irradia un magnetismo que tiene dos sentidos opuestos; una fuerza de las ideas, es para adentro; la otra es para afuera; lo de adentro constituye el yo nó influenciado por lo de afuera; lo de afuera constituye la prueba de vida; si lo de afuera no trató de comprender lo de adentro, el espíritu conoció la desigualdad; porque materia y espíritu, no se perfeccionaron en igualdad; no hubo paralelismo de evolución igualitaria; ó se atrasó en lo espíritual, ó se atrasó en lo material; este desequilibrio no está enseñado en el divino evangelio del Creador; este extraño desequilibrio en la evolución de cada cual, salió del extraño y desconocido sistema de vida, salido de las leyes del oro; de verdad os digo, que ningún espíritu humano, pidió el desequilibrio de sí mismo; nadie de este mundo, pidió vivir en un mundo desigual; ¿Quién creó entonces, este extraño mundo, salido del oro? este extraño mundo salido del cálculo y la astucia hacia la extraña posesión del oro, salió de un reducido grupo de espíritus, que se dejaron influenciar, por su propio complejo; el extraño complejo de poseer más de lo que otros poseen; ciertamente que el yugo de este mundo, salió de un grupo de acomplejados al oro; y toda criatura de este mundo, al conocer la extraña psicología de estos acomplejados al oro, dividió todo su pensar; el desequilibrio fué idea por idea; instante por instante; porque todo espíritu pidió vivir en una sola psicología común; la divina psicología de los divinos Mandamientos fué pedida como un todo común; el error de los que crearon el extraño sistema de vida, salido del oro, no tomaron en cuenta para nada, la psicología de los Mandamientos de la creación; el desequilibrio salió del libre albedrío humano; nó salió de las leyes de la naturaleza; este desequilibrio constituye una extraña y desconocida psicología en el pensar humano; lo microscópico del divino juicio final, parte juzjando esta extraña psicología, que influyó en toda idea mental; si los hombres no hubiesen creado el llamado capitalismo, ó sistema de vida desigual, esta humanidad habría conocido otra psicología; una psicología mucho más semejante, a la psicología del Reino de los Cielos; habría en ello un infinito puntaje, de imitación a lo del Reino; que si bién no sería igual a lo del Reino, lo acercaría al Reino; el extraño libertinaje salido de esta extraña psicología, dividió a todo pensamiento humano; y al dividirlo, confundió a todo espíritu, en su retorno al Padre; toda promesa hecha en el Reino de los Cielos, es a la vez, un camino de retorno, para volver a entrar al Reino de los Cielos; la promesa que es palabra viviente en el Reino del Padre, se vuelve luz de retorno al Padre; la extraña psicología salida del extraño capitalismo de la extraña posesión, creó extraña luz de retorno, para todo espíritu que conoció su extraña influencia; pues el espíritu se pierde en el cosmos, buscando su lugar de orígen; he aquí el llorar y crujír de dientes, de todo un mundo; porque ningún espíritu humano, a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; todos vagan lejos del Reino de los Cielos; porque nada dividido vuelve a entrar al Reino; cada idea generada por cada mente humana, en la prueba de la vida, quedó impregnada de un extraño magnetismo, que es la misma extraña influencia, salida de la posesión; la psicología humana tal como siente la posesión, es tiniebla; desear en los lejanos mundos, lo que no se pidió en su lugar de orígen, es tiniebla; no está escrito en el Reino de los Cielos; y lo que no está escrito, se le llama extraño a las leyes exsistentes en el Reino de los Cielos; la prueba de la vida, que cada cual pidió, consistía en no dejarse sorprender, por nada que no pidió el propio espíritu; de verdad os digo, que nadie pidió vivir una forma de vida, en que se incluía la extraña desigualdad; porque la desigualdad no se conoce en el Reino de los Cielos; nada injusto se conoce en el Reino; lo injusto es de los lejanos planetas, en donde crearon extraños sistemas de vida; imitando la divina psicología del Padre, expresada en sus escrituras, se logra un sistema de vida igualitario; en la Tierra se hizo lo opuesto; se imitó a la microscópica psicología humana; la que nada sabe de su propio orígen; ni sabe su propio destino; porque se pidió prueba de vida; toda prueba de vida, incluye el ignorar la forma en que se fué creado; y hacia donde se vá; la misma ley viviente que os dió una forma de vida, la misma os dará la luz de todas las cosas; ninguna criatura humana, podrá jamás explicar el orígen de todas las cosas; porque al hombre lo crearon; no se creó él mismo; y no habiéndose creado así mismo, no se tiene potestad en sí mismo, ni en lo que le rodea; he aquí que todo humano, presenciará el como se dá y quita la vida; sabrá lo que son las reencarnaciones en el poder de Dios; las reencarnaciones de espíritus, son una de las infinitas formas, de dar vida, salida del Creador; quien no creyó en su propia reencarnación, no tendrá un nacer de nuevo a nueva vida; para aspirar a nuevas formas de vida, se necesita tener fé en tales vidas; de verdad os digo, que todo lo que imaginásteis en la prueba de la vida, absolutamente todo, lo materializa el que os dió la vida; quien no imaginó nada, nada tendrá ni nada verá; la creencia que cada cual creyó en la prueba de la vida, es la eternidad que cada cual se ganó; bastaba pensar, para tener eternidad; unos ganaron, otros cayeron en la prueba de la vida; la mayor ganancia, la obtuvo el que menos ganancia material, logró en el extraño sistema de vida, salido de las leyes del oro; porque tal extraño sistema de vida fue impuesto al mundo, por la extraña fuerza; he aquí que todo pecador salido del extraño sistema de vida del oro, sólo paga una cuarta parte de sus pecados; las tres cuartas partes restantes, lo pagan los que crearon el extraño sistema de vida, salido de la posesión del oro; si este extraño mundo, no hubiese sido obligado a vivir tal sistema de vida, los pecadores tendrían que pagar, todos sus pecados; he aquí el ángulo de Cristo; un círculo Omega dividido por cuatro; un todo sobre el todo, dividido por cuatro; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los llamados poderosos del mundo; porque todos ellos, quedarán en la más grande miseria; toda nación rica, surgida del extraño sistema de vida del oro, quedarán en la más espantosa pobreza; el alimento tendrán que mendigar; tal como de ellas, surgieron mendigos y limosneros, en todas las épocas de todos los siglos; es la caída de la gran bestia; es la caída de la extraña psicología salida del extraño y desconocido sistema de vida, surgido de las leyes del oro; es la caída de la extraña dureza y la extraña inmoralidad, conque se gobernó en este extraño mundo; un mundo que nadie pidió en el Reino de los Cielos; porque nadie pidió su condena, pidiendo vivir en un inmoral sistema de vida; el llamado capitalismo ilusionó a generaciones enteras; creando en millones de mentes, el alejamiento mental, de la verdadera psicología del divino evangelio del Padre; la caída de este extraño mundo, la provocó la bestia; porque recurrió al uso de la fuerza, para poder sostenerse; no fué sincera la extraña bestia; porque no tuvo la suficiente habilidad mental, de sustraerse el extraño complejo del oro; poseer es un derecho, cuando se respetan las leyes y Mandamientos del Padre; y es un complejo, cuando se hacen las cosas, con un extraño libertinaje mental; porque la sensación del libertinaje, nadie lo pidió en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que el divino juicio final, juzja partiendo por la más microscópica sensación, que cada cual generó en la prueba de la vida; hay sensaciones legales y sensaciones ilegales; sensaciones que llevan el Sello de la moral del Creador; y extrañas sensaciones que no lo llevan; si todo lo que se pensó en la prueba de la vida, no tuvo la influencia de la psicología del divino evangelio del Padre, tal pensar es un extraño pensar; desconocido en el Reino de los Cielos; y nada desconocido al Reino, entra al Reino; la bestia que fué la psicología que os dió el llamado capitalismo, os condenó a no volver a entrar, al Reino de los Cielos; porque os dividió en el pensar mental; idea por idea, fuísteis ilusionados y divididos; es por culpa de la bestia, que fué escrito: Sólo satanás divide y se divide así mismo; la bestia logró su poder y reinado en la Tierra, dividiendo a otros; porque la unión vencía a la bestia; la extraña bestia, siempre enseñó una extraña unión, condicionada a su extraño complejo al oro; la bestia constituye lo más atrasado que a exsistido en la evolución humana; porque son los únicos culpables, de que este mundo, no vea su lugar de orígen; entrar al Reino de los Cielos, es volver al punto ó lugar, de donde se salió; he aquí a los causantes de vuestra tragedia; por culpa de ellos, tendréis llorar y crujir de dientes; por culpa de ellos, tenéis un divino juicio final; porque de verdad os digo, que si a vosotros os hubiesen dado un sistema de vida igualitario, de acuerdo a las divinas enseñanzas del divino evangelio del Padre Jehova, vosotros no tendríais juicio; porque nada contra vosotros, tendría el Padre; la inmoralidad y toda injusticia imaginable, salió de la extraña ilusión que os dieron, los acomplejados al oro; nada injusto ni nada inmoral, a salido de vuestro Creador; el tiempo ya se cumplió; porque todo lo imaginable tiene su tiempo; todo desarrollo sea material ó espíritual, tiene su tiempo; y todo lo imaginable pedido al Padre, tuvo un principio ó punto de partida y tiene un fín ó límite; es el pedido hecho por el espíritu, el que tiene principio y fín; el espíritu es eterno; hay que saber distinguir la eternidad del espíritu, y el tiempo de duración, de las determinaciones que pidió el espíritu; son vuestras determinaciones, las que son juzjadas; no es vuestra eternidad espíritual, la que está en tela de juicio; porque muchos juicios habéis tenido; porque muchas veces habéis nacido a la vida; muchas determinaciones habéis tenido en vuestra eternidad espíritual; y toda determinación salida del libre albedrío espíritual, se vuelve vida planetaria; la vida planetaria tal como la conocéis, es una de las infinitas formas de vida, que exsisten; porque lo de Dios, no está circunscrito a una sola forma de vida; ¿no se os enseñó que vuestro Dios es infinito? infinito significa que jamás nunca, debísteis haber puesto límite alguno, a la creación del Padre; la sensación de discutir el infinito, salió de vosotros; porque desconocíais la sensación de discutir el infinito del Padre, en el lejano y desconocido planeta Tierra; toda sensación que vivió y sintió vuestra individualidad, en la prueba de la vida, vosotros lo pedísteis; este mundo a olvidado que la vida humana es una prueba; una prueba que como tal, tiene un juicio final; este extraño olvido, cuesta llorar y crujir de dientes; porque en todo acontecimiento salido de Dios, interviene materia y espíritu; interviene virtud y molécula; interviene el todo sobre el todo; porque todo lo creó el Padre; y el todo sobre el todo, tiene derecho igualitario, en sus respectivas leyes; he aquí una divina revelación que causará otro llorar y crujir de dientes; porque el divino juicio final, salido del Padre Jehova, parte de la base, de que vuestra prueba de vida, se desarrollo en ley Igualitaria ó común; más, el extraño libertinaje que os dió el extraño sistema de vida, salido de las leyes del oro, desvirtuó toda imitación a todo lo que venía del Reino de los Cielos; esto constituye la infinita lejanía en que os puso el llamado capitalismo, del Reino de los Cielos; todo llorar y todo crujir de dientes, tiene por única causa, a la bestia; la bestia con su extraño complejo al oro, jamás pudo dar al mundo, la más elevada moral, que la mente pueda imaginar; porque el cálculo, la astucia y la ambición desmedida, se lo impidieron; la extraña herencia que transmitió al mundo, la extraña bestia, lo paga la bestia segundo por segundo; instante por instante; de todos los siglos, de su extraño reinado; la bestia está condenada; y junto con ella, a los que la imitaron; según el grado de imitación; según el ángulo de inclinación, en la extraña ilusión hacia la posesión del oro; la inclinación es el grado de caída de un pensar humano; la caída de cada uno en su prueba de vida, nace de los actos de la propia individualidad; acto por acto; pensar por pensar; idea por idea; desde lo recóndito que no se vé, hasta lo tangible que se vé y se toca; lo recóndito de todo pensar humano, se clasifica en 318 diferentes sensaciones; de las cuales todo espíritu conoce las virtudes; al conocer virtudes, todo espíritu conoció moral; porque toda moral está compuesta por 318 virtudes; el cerebro humano representa la medida de lo que se pidió; la forma es según el pedido; el sentir igual; el cerebro al generar ideas, lo que hace es generar magnetismo primitivo en forma de ondas omegas; los planetas que ven los ojos y los instrumentos humanos, salieron de este principio; la onda magnética llamada idea, llega a convertirse con el correr del tiempo, en colosal planeta; la obra mental de cada uno, no cesa jamás de expandirse; tal como se expande el universo; lo de arriba es igual a lo de abajo; la impregnización de la idea, madura en desarrollo; su expansividad constituye su eternidad; escrito fué: Cada uno se hace su propio cielo; la máxima sencillez del principio de toda exsistencia, está en sí mismo; que todos tienen un principio y a la vez, dentro de este principio, surgen infinitos otros; los principios no se repiten jamás, son tan variados, como lo son las ideas generadas; el principio del género humano, se encuentra en los soles Alfa y Omega; soles del Macrocosmo; los otros principios, los crea el libre albedrío humano al generar ideas; quien no genera ideas, nada crea; lo que es imposible en el libre albedrío humano; las criaturas de todos los planetas, cumplen la misma ley; porque los mundos de arriba, cumplen iguales leyes que los de abajo; el perfeccionar las ideas, es la causa suprema de toda vida; porque perfeccionando las ideas, se logran futuros mundos más perfeccionados; el que no quiso instruírse en la prueba de la vida, se encontrará fuera de la Tierra, con una herencia planetaria, cuyo símbolo ó sello, será la ignorancia; el cerebro humano y todos los cerebros de la creación, son un semillero de futuros mundos; así fué en el pasado, lo es en el presente y lo será en el futuro; el principio de los principios, explica él mismo los hechos y sucesos acaecidos, en su principio mismo; porque toda la creación imaginable es viviente; materia y espíritus conocidos y desconocidos, se expresan en sus libres albedríos; es lo que constituye la Revelación; la Revelación no es de concepción humana; porque el humano no creó el planeta Tierra; he aquí el llorar y crujir de dientes, de los que sabiendo que ellos no crearon el planeta, niegan que otro lo haya creado; así como ellos negaron sin conocimiento de causa, así también todos los futuros planetas, nacidos de sus propias ideas, los negarán también de que sean ellos, los padres creadores de tales planetas; los tales dividieron su fruto; porque el todo sobre el todo, posee un Creador; quien niega abajo, es también negado arriba; es negado en los mundos salidos de su propio poder mental; toda negación mental con respecto al más allá, dá lugar a futuros mundos de negación; sus criaturas vivientes, estarán también confundidos en polémicas sin causa; serán mundos de tinieblas; el cerebro es el receptáculo de las semillas de futuras galáxias; es un verbo de creación; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; si hay verbo arriba, también lo hay abajo; todo verbo es hereditario; materia y espíritu poseen verbo; porque siendo todos iguales en derechos, delante de Dios, todo lo imaginable tiene el mismo derecho a crear; la igualdad enseñada por el Padre, escapa a todo cálculo mental; porque lo del Padre, no tiene ni principio ni fín; lo que significa que el Padre, es de antes de todo principio viviente; el cerebro irradia las ideas, como un sol irradia la luz; y todos los soles de arriba, fueron en tiempos remotísimos, microscópicos soles; fueron cerebros humanos; porque para ser colosal en el espacio, hubo que haber sido primero microbio; esto corresponde a la divina parábola que dice: Hay que ser humilde, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; y la Revelación Telepática complementa: Hay que ser chiquitito, humilde y microscópico, para llegar a ser colosal en el espacio; ¿quién más humilde que una microscópica idea? la idea es tan microscópica, que sólo se siente y no se deja ver; y de verdad os digo, que hasta el microbio fué idea; he aquí el porqué sin el cultivo de la humildad, es imposible volver a entrar al Reino de los Cielos; porque hasta el Reino de los Cielos, fué microbio; he aquí que todas las clases de humildad, enseñada por los llamados religiosos, surgidos del extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, no entrarán al Reino de los Cielos; porque el concepto que tuvieron de la humildad, en sus pruebas de vida, es extraño concepto; la verdadera humildad, no necesita ser expresada con tronos de oro; con templos majestuosos; mientras que los humildes del Padre, no tienen donde cobijarse; tan extraño concepto de la humildad, deja de ser humildad; pasa a ser inmoralidad; la verdadera humildad no necesita de títulos extraños; porque los títulos surgidos de extraños y desconocidos sistemas de vida, no se conocen en el Reino de los Cielos; la verdadera humildad nace de las masas; nace del pueblo sufrido y explotado; no nace de las extrañas religiones; porque de verdad os digo, que tan extraña forma de fé, que tiene dividido al mundo, habiendo un solo Dios nomás, no es del Reino de los Cielos; nada que divida a las criaturas del Padre, en los lejanos mundos, nada de ello exsiste en el Reino de los Cielos; una cosa es la psicología del divino evangelio, y otra cosa es la psicología religiosa; el divino evangelio del Padre Jehova a nadie divide; las llamadas religiones salidas del libre albedrío humano, a muchos dividieron; las llamadas religiones surgidas en el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, fueron una extraña forma de interpretar lo de Dios; porque lo interpretaron dividiendo; sabiendo los llamados religiosos, que sólo satanás divide y termina dividiéndose así mismo; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un trabajador que con su filosofía de trabajo, a nadie dividió; a que pueda entrar un religioso, que a muchos dividió; todo espíritu que escogió el camino dividiendo a otro, también se divide así mismo; divide su propio premio; todo religioso tiene que dividir su propio puntaje de creencia, por el número de religiones que hubo en el mundo; la búsqueda individual está primero, en la divina justicia del Padre; porque el que busca la verdad por sí mismo, es más sincero; que aquéllos que la buscaron en agrupaciones, sectas, grupos, colectividades; porque se dejaron influenciar por las imitaciones; extrañas imitaciones salidas de ciegos guías de ciegos; los ciegos fueron los religiosos que propagaron por el mundo, una extraña fé, que incluía la división mental hacia un mismo Dios; todas las ideas que generó el mundo cristiano, en todas sus épocas en la prueba de la vida, todas están divididas; lo religioso jamás tuvo la razón; la búsqueda individual siempre la tuvo; porque estando Dios en todas partes, está también en toda individualidad; la individualidad se hace su propio cielo; he aquí el llorar y crujir de dientes, de todo el que fué religioso en la prueba de la vida; el divino juicio final, comenzará por la roca religiosa; comenzará por los que lanzaron la primera piedra, en interpretar lo del Padre; de verdad os digo, que el término bíblico de lanzar la primera piedra, significa en Revelación, tomar una iniciativa que lleva consigo el error; todas las ideas generadas por las criaturas de este mundo, cumplen la ley de la piedra; porque toda idea posee una intención; los llamados religiosos van a necesitar ellos, la extraña humildad que enseñaron al llamado mundo cristiano; porque con la misma vara que midieron a otros, serán ellos medidos; de las mismas escrituras que ellos falsearon, sale la Revelación; siendo la divina palabra del Padre eterna, Él puede sacar de su propio divino evangelio, cuantas doctrinas quiera; la extraña fé religiosa, tuvo una severidad ciega y egoísta; se constituyó en poder; se contagió con las extrañas leyes del oro; de verdad os digo, que toda iglesia que comercia con la fé, deja de llamarse iglesia; pasa a llamarse secta; es así como será llamada la roca religiosa, en el llorar y crujir de dientes; he aquí en lo que terminan los que se creen únicos; todos los crímenes de la llamada santa madre iglesia, los presenciará el mundo; todas las ciudades del mundo, verán en la atmósfera misma, la Television Solar; la divina television del juicio final; television divina, creada por los mismos elementos vivientes de la naturaleza terrestre; entonces el llamado mundo cristiano, sabrá quién era en realidad, el satanás de este mundo.-



ALFA Y OMEGA