DIVINO ORÍGEN DE LAS GALAXIAS; EL UNIVERSO EXPANSIVO PENSANTE; EL NÚMERO DE MATERIAS JAMÁS PODRÁ SER CALCULADO; LA GALAXIA TRINO.-

Sí hijito; el orígen del universo fué uno sólo; y nó por eso, deja de ser infinito en variedad; este único principio, hace que su cualidad y calidad infinitamente expansiva, haya infinitos principios de universos; los principios suceden a los principios; porque nada tiene límites en la creación del padre; los principios de mundos, se cuentan por infinitos; hay tantos principios, como mundos contiene el universo expansivo pensante; todo orígen ó principio, se pide en el Reino de los Cielos; y todo orígen está escrito en los inmortales libros solares; allí está todo lo que hubo, hay y habrá; porque hay también libros del futuro; el número de libros solares, jamás a podido ser contado; sucede como sucede con el número de planetas del universo; los principios sean cuales sean, enseñan la divina exsistencia de un sólo dios nomás; el sólo dios está en todas las formas imaginadas; porque nada tiene límites en el Padre; por lo tanto, la concepción del padre, nó es única; aunque sea única en las enseñanzas de las escrituras; porque a medida que nacen los espíritus, van naciendo en ellos infinitos conceptos del creador; es por eso que fué escrito: para ver el Reino de Dios, es menester nacer de nuevo; el Reino de los Cielos, es infinito en cielos; aunque jamás se salga de uno de ellos; vosotros espíritus humanos, nó habéis salido de los cielos de la galaxia Trino; porque el nacer de nuevo nó tiene fín; y la perfección futura jamás tendrá límites; aunque se visiten mundos, nó se a salido del propio cielo; estáis en una dimensión, de la que poco sabéis; es tan infinito lo que os falta, que practicamente nó sabéis nada; el infinito mismo, hace que lo que se sabe, desaparezca; quedando sólo la experiencia; el conocimiento; la sal de la vida; de verdad os digo, que quien dejare de nacer, se estaciona en una sola forma de vida; hasta que el aburrimiento le vence; y pide nacer de nuevo; la suceción de las exsistencias en un espíritu, jamás tendrá fín; porque lo que crea el Padre, nó tiene fín; la eternidad la lleváis vosotros mismos; y está en vuestras ideas; en vuestro pensar; y como no exsiste idea igual a la otra, es que creáis futuras materias; las ideas son como la individualidad; jamás a exsistido ni exsistirá en este mundo, una individualidad que sea igual a la otra; esto se debe a que en el desarrollo del libre albedrío, en otras exsistencias, no se tuvo las mismas oportunidades; fué diferente el destino en cada uno; la sal de la vida, en su cualidad y calidad, no era la misma; he aquí la causa del porqué nó sóis iguales; ni en lo físico ni en lo espíritual; de vuestras obras, sale vuestro destino; porque cada uno se hace su propio destino; la materia en que estáis, salió de los soles Alfa y Omega; y pedísteis al padre, conocer la cualidad y calidad de esta materia; pedísteis una nueva forma de vida; una de las tantas que habéis tenido y tendréis; porque todo espíritu nace de nuevo.-



Sí hijito; las galaxias forman familias; divinos acuerdos que provienen del Reino de los Cielos; divinas alianzas planetarias; estos acuerdos se suceden por toda eternidad; porque siempre ha habido universo; los sabios de la Tierra buscan en vano un principio del universo; el principio es el infinito mismo; porque ningún principio tiene ni tendrá jamás límite alguno; y si se cree que lo tiene, éste es relativo; lo que nó le impide que sea infinito; el universo expansivo pensante es un enjambre de familias galácticas; así como vosotros formáis familias, así también las forman los mundos; lo de arriba es igual a lo de abajo; la igualdad salida del Padre, adquiere formas infinitas; porque lo del Padre, nó tiene límites en nada; de verdad os digo, que en el universo nó exsiste límite; ni exsistirá jamás; el límite que buscan los hombres, es producto de la propia limitación del mundo en que están; en cada mundo por los que se pasa, se conoce una determinada limitación; en su cualidad y calidad; porque nada tiene límite en el creador; los conceptos de lo limitado, son: infinitos; porque jamás se deja de aprender en la eternidad; nó tiene límites; he aquí una luz para todo conocimiento; si las criaturas del universo, pidieran conocer puros conceptos de límites, no tendrían límites jamás en ello; más, nó sólo de límites vive el hombre; la vida humana es eterna desde el punto de vista de los mundos; su forma de vida; y el espíritu lo es por derecho y nacimiento; al nacer cada uno en mundos que nó tienen límites, puede pedir al padre, ir a mundos de humanos de otras evoluciones; si vá a mundos de menor conocimiento, del que conoció, el espíritu será un genio en ese mundo; lo contrario, es ir a aprender a un mundo más avanzado; vuestra Tierra, es un mundo de prueba; he ahí la causa de vuestro aislamiento; el porqué no los visitan otras criaturas; el porqué nó se establecen comunicaciones planetarias con vosotros en forma permanente; los mundos saben que vuestro mundo y sus criaturas terrenales, tienen un divino mandato que cumplir; saben que os fueron dados mandamientos y escrituras; saben que tenéis una vida a prueba; y saben que después de una prueba, viene juicio sobre ella; de verdad os digo, que muchas criaturas os han visitado; violando sus propias leyes; y otras cumpliendo misiones; están dentro de la ley; así es el libre albedrío de los mundos; tal como se comporta el libre albedrío humano; lo de arriba es igual a lo de abajo; esas criaturas que os visitaron violando la ley que a ellos les fueron dadas, pagan su error; son llamados a juicio delante del padre; es lo que les ocurrió, a la dinastía faraónica en vuestro mundo; esas criaturas de orígen galáctico, violaron las leyes que les confió el Padre Jehova; fueron arrancados de la evolución humana; de lo contrario, todos vosotros naceríais esclavos; he aquí una prueba de vida, nó humana, que cayó ante el Padre; he aquí una historia que fascinará al mundo; he aquí las causas nó conocidas, de la venida de estos seres, a este planeta; he aquí un misterio que dejará de serlo; he aquí la verdadera historia del principio de este mundo; un principio que fué muchas veces falseado; es más fácil que entre al reino, uno que reconoció lo microscópico de su conocimiento, a uno que nó lo reconoció; a uno que nó dió a conocer lo que nó sabía; muchos investigadores e historiadores, han caído en falsedad; ninguno de ellos entrará al Reino de los Cielos; vuestro mundo pertenece a la galaxia Trino; que significa tres en uno; Padre, Hijo y Madre; y una sola creencia en Dios; porque la verdad es una sola; el significado de Trino es infinito; porque sus criaturas nó piensan iguales; más, todo pensar está subordinado eternamente a los mandatos del padre; a sus escrituras por sobre todas las cosas; ante dios, un concepto equivale a infinitas interpretaciones; y no se desvirtúa tal concepto; es la intención contenida en cada idea, lo que vale ante dios; he aquí una divina explicación que es toda sencillez; que repercute en todo destino viviente; el padre nó necesita de ecuaciones engorrosas para explicar la eternidad de sus leyes; le basta la palabra viviente; porque su misma divina perfección se lo permite; y de la más grande sencillez que podéis imaginar, el padre lo explica todo; más aún; no está sujeto como lo estáis vosotros, a lo inevitable; porque en un instante puede cambiar la historia de la tierra; y ese cambio tiene variedad infinita; en su cualidad y calidad; la galaxia Trino con ser infinita, es desconocida; porque el número de galaxias no tiene ni tendrá jamás fín; el universo es infinitamente expansivo; en ningún instante tiene límite; jamás lo a tenido; las galaxias se renuevan eternamente; nacen y mueren mundos; tal como nacen y mueren las criaturas; lo de arriba es igual a lo de abajo; la sucesión viviente lo es para la materia, como para el espíritu; ambas la pidieron; porque materia y espíritu, son iguales en derechos delante de Dios; todo planeta nace de nuevo; porque nada tiene límites en el padre; y nada le es imposible; y es creador de lo imposible; la galaxia Trino tuvo principio solar; posee esta galaxia, infinitos soles que jamás podrán ser contados; entre los infinitos soles, están los soles Alfa y Omega; lumbreras, creadoras de vuestro planeta Tierra; estos soles, como infinitos otros, siguen aún creando planetas; y lo harán por toda eternidad; de verdad os digo, que se acabará vuestro planeta tierra, y los soles Alfa y Omega, estarán todavía creando futuros planetas; así como vosotros creáis herencia, así también ocurre arriba; lo de arriba es igual a lo de abajo; la materia crea en el macrocosmo; tiene los mismos derechos a crear, como los tiene el espíritu vuestro; que nó está sólo; tiene carne-materia; los soles son criaturas tan vivientes, como lo sóis vosotros; mi Hijo primogénito Cristo, es un sol primogénito; Hijo Primero y mayor; es por esta ley solar, que fué escrito: y vendrá al mundo, brillante como un sol de sabiduría; una sabiduría que no está en ningún texto terrenal; una sabiduría que cambiará el conocimiento humano; materia y espíritu, tienen nuevos conceptos universales; vuestra ciencia logró lo que pidió en el Reino de los Cielos; y llegó a su límite; sin que por eso dejéis de tener libre albedrío en vuestras búsquedas científicas; la ciencia vuestra se vuelve viviente delante del padre; y todos los que tuvieron que ver con ella, son juzjados delante del Padre; de verdad os digo, que toda ciencia exige las leyes y la moral, de las escrituras del Padre; todo cuanto exsiste trata de complacer al Padre, dentro de sus leyes; materia y espíritu, rivalizan en ello en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que el más grande asombro experimentan los espíritus, cuando retornan de lejanos planetas; ¡¡que escenas se ven!! muchos se arrepienten de haber conocido la vida; se arrepienten de haberla pedido; esto ocurre en aquéllos que nunca en sus mundos, buscaron al Padre; la verguenza más grande se apodera de ellos; porque experimentan la ingratitud, como jamás la sintieron; las virtudes luchan contra las tinieblas, por la posesión de un espíritu; la ingratitud es el mismo demonio; y quien fué ingrato con su Creador, está expuesto a que la ingratitud se lo lleve; sólo el arrepentimiento puede luchar contra el mal hecho; el arrepentimiento tiene los mismos derechos, que tienen las demás virtudes; de verdad os digo, que es más fácil que se salve un arrepentido a uno que no se arrepintió; el que nó se arrepiente, nó se le toma en cuenta; porque el mismo espíritu cierra su puerta, a las leyes de la luz; las tinieblas se apoderan con facilidad, del que nó tiene fé; porque con fé y el arrepentimiento mismo, son una barrera para las tinieblas; se sienten cortadas; es por esto que se os enseñó cultivar la fé; porque la fé transporta montañas; he aquí una parábola que habla por todas las virtudes del espíritu; porque toda virtud necesita de la fé; y ellas sin fé, no habrían acompañado a vuestro espíritu, a conocer una vida; nó habrían hecho alianzas con las moléculas de vuestra carne; sin fé, vuestro creador nó habría creado el universo; porque la ausencia de la fé, nó conduce a nada; en vuestro mundo, no habrían inventores si ellos nó tuviesen fé en sus inventos; igual el padre; lo de arriba es igual a lo de abajo; los poderes del Reino, son grandes en la medida de la humildad y la fé; cuando la fé se materializa, tiende a desvirtuarse; esto es más notable en sistemas de vidas, que nó son del padre; como el vuestro; que es un sistema de vida salido de hombres, que nó tomaron en cuenta las Escrituras, para crearlo; esta clase de fé, es fé mundana; fé que nació por influencia del interés; un interés, nó interesado en las cosas del padre; hay infinitas clases de interés; el verdadero interés el eterno, es aquél que en su cualidad y calidad, se interesó por lo del Padre, por sobre todas las cosas; por sobre todos los demás intereses; por sobre todo sistema de vida; por sobre sí mismo; porque lo del padre es lo primero en el universo; después del padre, viene todo lo demás; viene todo un orden jerárquico que nó tiene fín; los destinos de cada uno, están enlazados a otros mundos; porque todo espíritu a nacido muchas veces; y es característico de que cada espíritu, tenga deudas y premios pendientes, provenientes de otras exsistencias que tuvo en otros planetas; intereses que creó en lejanas moradas; tal como los creó en la Tierra; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que todo espíritu maldice con todas sus fuerzas, cuando se le dá a vivir un sistema de vida ajeno a las escrituras del Padre; porque nó puede entrar al Reino de los Cielos; es acusado de complicidad en la violación; porque vivió tal sistema; lo compartió; y dividió su promesa hecha al Padre, antes de salir del Reino de los Cielos; prometió al Padre, nó dividirse ni en lo más mínimo; porque ningún espíritu dividido entra al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; y divide a otros, para que nadie retorne al padre; he aquí una revelación, que os enseña, que vuestro propio sistema de vida, es el demonio mismo; porque estáis divididos en ricos y pobres; ni ricos ni pobres se conocen en el Reino de los Cielos; en el Reino de los Cielos, exsiste la igualdad; el comunismo celestial, con filosofía de niño; allí se desconoce el egoísmo en todas sus formas; se desconoce lo que vosotros tanto defendís; se desconoce la propiedad privada; se desconoce la palabra: esto es mío; se desconoce el comercio y toda forma de explotación; de verdad os digo, que esta revelación espantará a los demonios de este mundo; espantará a lo más inmoral que posee este mundo; espantará a los banqueros, prestamistas, explotadores, usureros, oportunistas, avaros, comerciantes, religiosos, engañadores de todas las categorías; espantará a todo capitalista cuyo dios es el oro; de verdad os digo, que todos estos inmorales, nó entrarán al Reino de los Cielos; ninguno que contribuyó a darle vida, al vergonzoso sistema de vida en que estáis sumidos; porque todo árbol que nó plantó el divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; esto significa en otras palabras, toda filosofía, toda ciencia y toda creación mental, que nó tomó en cuenta las escrituras del padre; y como lo del Padre es universal, es todo el mundo materialista el que cae; un mundo corrompido; un mundo inmoral y escandaloso; un mundo que pidió ser probado, en su pedido de vida; un mundo que al pedir tal prueba, lo hizo pidiendo también, ignorar su pasado y su futuro; he aquí el llorar y crujir de dientes, de esta generación; cada uno de vosotros pidió el instante que os tocará vivir; como pedísteis los instantes que os tocó vivir; porque todo se pide en el Reino de los Cielos; hasta lo más microscópico y lo más mínimo; lo que habéis sentido en lo visible y lo invisible; de verdad os digo, que el instante del juicio que estáis pasando, ya lo pasásteis en otras exsistencias; porque nacísteis de nuevo muchas veces; y muchas veces naceréis; se nace buscando una verdad; porque cada exsistencia que tiene el espíritu, es la continuación de su perfección; una exsistencia dá lugar a la otra; el conjunto de todas, es la perfección de que se disfruta; es la perfección viviente; de lo aprendido en una exsistencia, sale el futuro cuerpo de carne; lo aprendido es el conocimiento; y se le llama la sal de la vida; escrito fué: vosotros sóis la sal de la vida; sóis la continuación de vuestra propia eternidad; según vuestras obras; según el camino que tomó vuestro libre albedrío; he aquí el principio de todas las desigualdades físicas y espírituales; sóis producto de lo que fuísteis en el pasado; de lo que hicísteis, salió vuestro cielo; porque en cada exsistencia, cada uno se hace su propio cielo; porque cada uno generó ideas; he aquí el orígen de vuestra eternidad; una ley abismante por su sencillez; no habrá nada en el conocimiento, que la supere en sencillez; de lo sencillo, el creador crea lo colosal; de lo microscópico saca la gigantesco; ¿y qué más microscópico que vuestras invisibles ideas? las ideas sólo se sienten; no se dejan ver; ni nadie niega sus ideas; he aquí una pregunta, que turbará a los materialistas de este mundo; las simples ideas, los pondrán en apuros; de verdad os digo, que toda negación en el pensar, es una realidad en las lejanas galaxias; porque otros hubieron antes que vosotros; y otros antes que los otros; y así, remontaos hasta donde vuestra mente pueda imaginar; de verdad os digo, que así como hay mundos de orígen solar, también los hay de orígen carnal; mundos que son producto de las invisibles ideas; porque toda idea madura en el espacio; tal como madura una semilla en vuestra tierra; lo de arriba es igual a lo de abajo; de verdad os digo, que todo madura en el universo; materia y espíritu maduran; es un proceso en que nadie se dá cuenta de ello; sólo las virtudes del reino, ven lo que el padre vé; porque toda jerarquía vé según el grado de conocimiento alcanzado; y mientras se es un primogénito solar, más cerca se está del padre; las jerarquías celestiales nó tienen número conocido; porque lo del padre nó tiene ni principio ni fín; el universo material y el espíritual, se transforman mutuamente; se es materia ó se es espíritu; y viceversa; se combinan en grado infinito; el arca de las alianzas, nó tiene límites; no sólo vosotros la poseéis; el Arca de la Alianzas es el universo mismo; porque nadie está obligado a materializarse; toda creación exsistente, salió de la propia voluntad; el poder del padre, nó necesita obligar; el obligar es sinónimo de imperfección; en lo que se refiere al poder infinito de vuestro Creador; el universo es tan infinito, que todo exsiste; y lo que exsiste, nó tiene límite conocido; basta generar ideas, y se está dando principio a una eternidad; a un universo que será eternamente expansivo; que nunca jamás conocerá límite alguno; así a sido y así será; de verdad os digo, que esta revelación abismará a los creadores de principios de universos; nunca imaginaron que de lo más microscópico que ellos mismos poseen, a salido el universo actual; los que han habido y los que habrán; porque nunca estudiaron mis Escrituras; como les fué mandado; si hubiesen profundizado las Escrituras del Padre, se habrían encontrado con una parábola que dice: hay que ser humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; en otras palabras, hay que ser microscópico para ser colosal; humilde para el espíritu, y microscópico para la materia; porque materia y espíritu son iguales en derechos delante de Dios; ningún sabio de este mundo buscó; es por eso que ninguno tuvo la gloria de dar con el orígen de este mundo; nó fueron humildes con el mandato del padre: el que busca encuentra.-

ALFA Y OMEGA