DIVINO JUICIO A LOS CREADORES DE SISTEMAS DE VIDAS, QUE NO SE GUIARON POR LA LEY DEL PADRE; SÓLO SATANÁS DIVIDE A LAS HUMANIDADES; VUESTRO SATANÁS ESTÁ ENTRE VOSOTROS.-

Sí divino hijo; te digo divino porque todos mis hijos lo son; lo que tiene el Padre, lo tienen los hijos; y el que no reconozca la palabra divino, niega al Padre; niega su herencia; porque nadie es desheredado; el que diga lo contrario, nó entra al Reino de los Cielos; porque de allí salieron todos; y todos allí son divinos; porque vienen de Dios; los demonios de tu mundo; los que tienen dividida a la humanidad en ricos y pobres, son los herederos de satanás; porque sólo satanás divide y se divide así mismo; los dirigentes del mundo materialista-explotador, son los condenados del mundo; porque de verdad os digo, que estos demonios al dividiros con su filosofía explotadora, os dividieron en tres categorías con respecto a la espíritualidad: bienaventurados, salvos y condenados; y de verdad os digo que a vuestro Creador, no le agrada dividir en categorías a sus hijos; porque a todos los creó iguales; y si es necesario distinguiros por categorías, se debe a vuestros rectores del mundo; porque tres cuartas partes de vuestras culpabilidades, se debe a estos demonios; y sobre ellos recaerá el peso de la ley; acusados son por el Padre Jehova, ante el universo, de dividir a un mundo en ricos y pobres; y tratar de perpetuar tal división; porque cuando mis humildes y explotados, tratan de liberarse de sus demonios, éstos haciendo uso de poder y de fuerza, los anulan; olvidando estos falsos cristianos la divina parábola: No hagas a otro, lo que a tí no quisieras que te hiciesen; a ellos no les gustaría que los dividieran; y así les vá a ocurrir; porque con la vara que midieron, serán medidos; no tenían ningún derecho a hacerlo; y todos los que lo intentaron en el pasado de la Tierra, las están pagando en las tinieblas; me refiero a un pasado de vuestro mundo que no conocísteis; pues no estábais en esos presentes; fué un pasado de eternidades antes que naciera el paraíso de Adán y Eva; porque no sóis los únicos; nadie es único; sólo el Padre que no tiene ni principio ni fín, es único; hubo otros demonios que trataron de ser únicos y se valieron de la fuerza; entre los infinitos que hubieron, están los malditos faraones; que mucho tienen que ver con el principio de vuestro mundo; estos demonios de una sabiduría superior a la vuestra, se tentaron también con el poder; se creyeron más que el Creador mismo; y siguieron sus propios impulsos; olvidándose del mandato celestial; les ocurrió lo mismo que les ocurrió a los creadores de vuestro capitalismo explotador; y de verdad os digo, que los espíritus capitalistas son espíritus de la era faraónica; porque la filosofía se transforma a medida que los espíritus nacen de nuevo; la transformación de un espíritu es progresiva y relativa al propio interés del espíritu; las inclinaciones y las imperfecciones no desaparecen del todo; la cualidad y la calidad van desapareciendo de exsistencias en exsistencias; y lo que en el pasado se hacía de un modo, en otro presente se hace de otro modo; es la misma cosa modificada; el interior espíritual es influenciado por el exterior material; las circunstancias inesperadas que encuentra cada criatura en la vida, le hacen variar su libre albedrío; y es así que vuestros explotadores, se amoldan a vosotros; y vosotros a ellos; porque de verdad os digo, que si diera un poder de destruir vuestro mundo inmoral, a uno de sus explotados, estad seguros que éste os haría volar; y estad seguros que sería un condenado en el Reino de los Cielos; porque con ello atropelló la ley del Padre; que dice: No matarás; así también lo hicieron los que os alimentan con su sistema de vida explotador; vienen matando en forma pasiva a mi rebaño; les hacen sufrir en el planeta, y no los dejan entrar al Reino de los Cielos; ¿comprendéis ahora, por qué es tragedia? los demonios de vuestro sistema de vida, os hablan de legalidad, derechos, propiedad privada, exclusividad, prohibición, control, etc, ¿y qué poder moral humano, les asiste, si ellos han cometido la más grande inmoralidad? la de dividir un planeta; lo que jamás haría un humilde; siendo que todo humilde, debió ser el primero en este mundo; el que debió gobernar; y vosotros demonios del mundo, hicísteis lo contrario; ¿en dónde están mis humildes? ¿tienen lo mejor de este mundo? ¿tienen las mejores habitaciones? ¿tienen abundancia? ciertamente que nó; las tenéis vosotros malditos; y os valísteis del poder del oro; tal como lo hicísteis en el pasado; en el pasado fascinásteis al pueblo de Israel ilusionándolo con el oro; he aquí la herencia que dejásteis malditos al mundo; la ambición, la avaricia, la explotación, el engaño, la estafa, el escándalo y la inmoralidad viviente; lo que hicísteis en el pasado, lo perfeccionáis en este presente; lo revestís de una legalidad que nada vale en el Reino de los Cielos; sóis el satanás de las escrituras; y nó exsiste otro; vuestra herencia para el mundo, es herencia de tragedia; porque por vosotros demonios, esta humanidad sufrirá un llorar y crujir de dientes; porque la ilusionásteis con falsos derechos; salidos de la violación misma, de lo que es del Padre; vuestros derechos demonios, se desconocen en el Reino de los Cielos; y esta ley que no es ley del Padre, cae sobre todas las generaciones del mundo; y por vosotros, la filosofía que vivieron los terrestres, los hacen unos desconocidos en el Reino; porque antes de conocer la vida humana todo espíritu humano, prometió al Creador, nó dividir su espíritu en otras filosofías que no fuera la del Creador; que no divide a nadie; porque la verdad es una; y prometieron a la vez, no dividir a nadie; no hacer a otros, lo que a cada uno no le gustaría que les hiciesen; prometieron al Padre, volver con la misma inocencia conque salían del Reino de los Cielos; y le prometieron al Padre, no servir a dos señores; porque irremediablemente el espíritu se divide; y como la verdad es una, la otra es falsa; no pueden haber dos verdades; el Padre no se contradice; los demonios explotadores, también pidieron conocer un mundo Tierra; un mundo de la luz; porque el libre albedrío es eterno; el espíritu continúa cumpliendo destinos; la creación no se detiene; todo destino y sus consecuencias para la criatura, las conoce el Padre; y se las reserva; cuando los hijos se lo piden; cuando piden ser probados en una vida que desconocen; porque no sabiendo su propio futuro, mayor mérito tiene la prueba de la vida; gana en cualidad y calidad; más, todo se pierde cuando una exsistencia es dividida; nada dividido entra al Reino de los Cielos; todo el universo en su libre albedrío, tiende a la unificación; a un mayor entendimiento entre materia y espíritu; los ciegos del mundo, si se hubiesen preocupado del estudio profundo de mis escrituras, habrían evitado vuestra tragedia; y todo estaba en una simple parábola: Sólo satanás se divide así mismo; y como Dios, se os enseñó, está en todas partes, quiere decir que la materia y el espíritu se dividen porque ambas son probadas; lo que le sucede a la una, repercute en la otra; el espíritu y la materia son una misma cosa; salidos de un sólo Dios nomás; y en virtud de sus libres albedríos, se manifiestan en infinitas formas; que jamás tendrán fín; materia y espíritu hacen alianzas vivientes que se cumplen en infinitos y lejanos mundos; todo planeta nace microscópico; porque el mandato celestial es para la materia y el espíritu: Hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; lo que vosotros reclamáis como derechos en lo espíritual, lo posee también la materia; porque nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; la ley del juicio final, salió de los mismos elementos de la naturaleza; salió del mismo lugar en donde fuísteis creados; y de verdad os digo, que todos presenciásteis vuestro juicio antes que os envolviera el olvido de vuestro pasado; todo olvido respecto del orígen, lo pedísteis vosotros mismos; y se os concedió; nadie es forzado a probar sistemas de vida; todo se pide por libre albedrío; con conocimiento de causa y entendimiento; vuestra partida a los mundos, se hace en medio de una alegría inaudita; porque la filosofía permanente en el Reino de los Cielos, es la alegría; porque allí nó se conoce el mal en ninguna forma imaginada; ni nada que marchite esa alegría; la filosofía de los Reinos de los Cielos, es la misma por la que luchan los humildes y explotados del mundo; allí reina el comunismo celestial con filosofía de niño; vuestro comunismo tiene una cualidad y calidad, que es característica de las filosofías que principian; es una luz que emerge de las tinieblas; las tinieblas en vuestro mundo, son las inmoralidades salidas de vuestro sistema de vida; el comunismo también es probado por el Padre como son probados todos en sus pensares; las leyes espírituales no se transan; como vosotros transáis vuestras filosofías y con ello los derechos del pueblo; porque lo del Padre es inmutable y lo de vosotros relativo; el Creador de vuestros espíritus no se contradice jamás; no anula jamás lo creado; vosotros os anuláis porque no cumplísteis lo prometido al Padre; y no cumplísteis con las escrituras; y llevásteis una vez más, al mundo a su tragedia; en el pasado, todo rey, todo emperador hizo igual con esos rebaños; no a habido ninguno que haya salvado a una criatura siquiera; a todas las condenaron; porque no impusieron leyes de amor; sino, que de fuerza; y de verdad os digo, que esos demonios sedientos de poder, maldicen aún, el haber sido reyes ó emperadores; nadie los obligó; pidieron é insistieron en ser cabeza de rebaños; sin tener la evolución necesaria; se les hizo ver el error; más, insistieron; querían arriesgarse a vivir la experiencia; de verdad os digo, que en el Reino nada se niega; porque no exsisten los intereses; ni nada de lo que a vosotros os divide; vosotros conocéis vuestra falsa historia; y no es menos cierto, que todo rey se convertía en tirano; y conspiraba contra el mismo pueblo; aún quedan en este mundo, conspiradores; que se escudan tras las instituciones; son falsos por dentro y respetables por fuera; edificios blanqueados por fuera y corrompidos y sucios por dentro; esta es la realidad que exsiste en los llamados congresos ó parlamentos; reina la hipocrecía; una hipocrecía que no conocen mis humildes; más, corren el riesgo de contagiarse; advertidos fueron por el Padre, a través de los siglos: Que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; que se cuide de la moral corrompida por el oro; que no aprenda sus costumbres; que no los imite; porque basta una microscópica imitación, y tenéis puntaje de condenado; lo que os aleja aún más del Reino de los Cielos; estáis gobernados por espíritus egoístas; que nada saben de la humildad; ambiciosos que prefieren veros divididos, a renunciar a sus privilegios; de verdad os digo, que ningún privilegiado entrará al Reino de los Cielos; ¿por qué no renunciaron, cuando vieron las injusticias que ellos mismos crearon? una pregunta que tendrán que contestarla ante el mundo y ante el Padre; más os valdría no haber sido políticos; porque tal filosofía no es árbol plantado por el Padre; y de raíz seréis arrancados de la evolución humana; y de verdad os digo, que seréis despreciados por el Nuevo Mundo; vosotros mismos pedísteis tal justicia, en caso de ser causantes de injusticia; y lo sóis; y todos los que hicieron ó crearon filosofías que dividieron aún más, a mis hijos, malditos sean; porque a ellos no les gustó ser divididos; y a cada demonio que defendió falsa democracia ley de maldición caiga sobre ellos; es falsa democracia, todo sistema de vida, opuesto a los mandamientos del Padre; en vuestro sistema hubo robos, asesinatos, falsedades, engaños, explotación, falsa justicia; es por lo tanto opuesto a la moral del Padre; sóis malditos por Revelación; una maldición que durará hasta la cuarta generación; he aquí como pagaréis el haber dividido a mi rebaño; maldecidos seréis por vuestros propios hijos; y de verdad os digo, que no habrá matrimonio, que no se separe; porque la unión de dos ignorantes en la espíritualidad, sólo trae tragedia a los hijos; la herencia se transmite; he aquí vuestro fruto; he aquí a donde llevásteis esta humanidad; y de verdad os digo demonios, que a donde vayáis, dejáis la tragedia; dejáis mundos divididos; dejáis rebaños ilusionados; los dejáis fuera del Reino de los Cielos; tal como la serpiente ilusionó a Eva y la dejó fuera del paraíso; porque vuestro pensar es filosofía viviente de la misma serpiente; el pensar es el mismo; la forma cambia; aquélla fué serpiente; ahora monitos de carne; mañana ¿qué forma tendrá? satanás se disfraza y se confunde con la multitud; vuestro disfraz fué la respetabilidad y no la ilustración de las escrituras; la hipocrecía del mundo y nó la sencillez de los humildes; la ilusión fué vuestro bienestar; hay muchas clases de ilusión; y la vuestra está basada en la explotación; os disfrazásteis de benefactores; tratando de curar heridas provocadas por vosotros mismos; atentásteis contra el hombre; contra los hijos del trabajo; de vosotros no quedará ni el recuerdo en este mundo; al polvo del olvido pasan los demonios; sólo lo del Padre queda; y queda para transformarse en nueva luz; de vosotros salió división y hacia vosotros vá; cosecháis lo que sembrásteis; lo malo acarrea lo malo; y lo malo elimina a lo malo; es el fruto de satanás que sóis vosotros mismos; el tiempo de vuestro inmoral reinado se cumplió; y se inicia la limpieza moral del mundo; y las inmundicias sóis vosotros; lo que no es de la luz del Padre, es echado fuera; que probado fué dentro; ninguno de vosotros verá la alegría de la vida; porque la quitásteis al mundo; la alegría de este mundo, es falsa alegría; es superficial; interesada; es un disfraz del dolor; una alegría en que no participa el Padre; porque esa alegría es producto de desconocida filosofía; es salida de los demonios que gobiernan con el uso de la fuerza; porque desconfían de sus propias leyes; así es satanás; no confía en sí mismo, ni confía en los demás; no duerme pensando en su poder y sus riquezas; porque así sóis los llamados; vivís constantemente al acecho; y desconfiando de todos; y de verdad os digo, que todo aquél que vivió al acecho y desconfió de los otros, nó entrará al Reino de los Cielos; y tendréis que pagar estas inmoralidades, en otros mundos; en que vosotros seréis los acechados; y de vosotros se desconfiará; y vosotros seréis los explotados; de verdad os digo, que no hay deuda que no se pague; si no es en la Tierra, es en el cielo; la justicia del Padre es la misma tanto arriba como abajo; la ley la creásteis vosotros; porque todo pedido es ley viviente en el Reino de los Cielos; allí pedir es vivir y conocer nueva vida; la vida vuestra es un pedido celestial; igual cosa ocurre con las criaturas de otros mundos; los pedidos de vida no tienen límites; son tan infinitos como los mundos; porque nada tiene límites en el Padre; vosotros demonios de la explotación y de la miseria, tendréis que responder ante el Padre, hasta el más microscópico sufrimiento que provocásteis a otros; se os enjuiciará por llevar a un mundo, a su ruina moral; por dividirlo en ricos y pobres; vuestro juicio es semejante al de otros demonios; que dividieron al mundo en muchas creencias habiendo un sólo Dios nomás; estos demonios crearon las llamadas religiones; árboles que no son del Padre y de raíz serán arrancados en la evolución humana; tendrán que responder de todas las inmoralidades conque sumieron al mundo; empezando por la adoración material; dando al mundo, una falsa concepción del Padre; que nunca le agradó la excesiva adoración; porque su hijo lo demostró con su vida sencilla; lo que es del hijo es del Padre y lo que es del Padre es del hijo; y ambos a la vez conservan sus libres albedríos; he aquí la Trinidad Solar; lo que hace el hijo, lo aprueba ó rectifica el Padre; y los sucesos ocurren en Trinidad viviente; la Madre Omega está también en el hijo; y se dará a conocer al mundo; la Trinidad está en todos; porque es tan expansiva como el universo mismo; la aparición de la Trinidad en un mundo, provoca revolución en el conocimiento; y justicia cuando el mundo a violado la ley; la llegada de la Trinidad es una llegada pedida y hecha en el Reino de los Cielos; y vosotros pedísteis que la llegada fuera con sorpresa; una sorpresa como la que causa un ladrón de noche; y pedísteis que toda la Revelación se os diera en rollos ó planos; porque el conocimiento del Padre es infinito; toda Trinidad reencarna y nace de nuevo en los lejanos mundos; nace como todos nacen; y cumple lo que todos cumplen; porque la Trinidad Solar, es la primera en dar el ejemplo de humildad ante el Padre; el poder no le tienta; teniendo poder para mandar la naturaleza; porque es poder universal; toda Trinidad se comunica con el Padre que está en el hijo; y con la madre solar que está también en él; y tiene dentro de sí mismo, al Reino de los Cielos; todo lo vé; como quien vé una television en colores; que se agranda y se achica mentalmente; y todo cuanto escribe una Trinidad, lo hace viendo las escenas; y todo es telepático entre Padre é hijo; así ocurrió en el pasado; la ley del Padre no cambia; es inmutable; las criaturas cambian porque los que los guían, no están seguros ni ellos mismos; porque se salieron de la verdad; la disfrazaron; la amoldaron según sus comodidades; he aquí el orígen de la ciencia del bién; la ciencia del dinero que os ilusionó; y os dividió y os condenó; he aquí el resultado del peor de los caprichos humanos; he aquí a los ciegos del mundo; que os convirtieron en otros tantos ciegos; en otros tantos ilusionados; he aquí la verdad final; he aquí la caída del principio alfa de este mundo; he aquí el principio de vuestro llorar y crujir de dientes; he aquí el drama de un mundo; he aquí el fín de satanás en este mundo; he aquí el juicio final que muy pocos se prepararon para recibirlo; he aquí a las vírgenes que fueron engañadas por el mundo; he aquí la separación de millones y millones de matrimonios; que se unieron en carne, sin saber las escrituras; he aquí un mundo que maldecirá sus propias costumbres y a los creadores de su causa; he aquí el fruto de las leyes salida de los hombres; he aquí el resultado cuando se viola la ley del Padre; he aquí vuestro destino; he aquí la realidad viviente; he aquí la divina parábola: Soy el Alfa y la Omega; he aquí levantado un misterio; el supremo entre todos; porque todo lo exsistente está subordinado a la Trinidad Solar; he aquí la causa viviente de un Padre Solar, que vendría al mundo brillante como un sol de sabiduría; he aquí la causa de la más grande revolución intelectual de vuestro mundo; he aquí el triunfo de los humildes sobre la soberbia legalizada; he aquí el triunfo de la verdadera espíritualidad; la única que a exsistido; la espíritualidad que quisieron aplastar los demonios, con filosofías que no son de la luz; he aquí que ellos serán los aplastados; he aquí como cae vuestro yugo; he aquí el fín de dos bestias; he aquí el principio del reinado de paz; he aquí la llegada del Nuevo Mundo; he aquí la llegada de la guerra para los causantes de guerra; para los que crearon armas; para el demonio del armagedón; que dieron armas a las gentes; que armaron ejércitos; he aquí la revolución de las revoluciones; he aquí el reinado de los humildes sobre el mundo; que siempre les perteneció; y que fué momentáneamente detenido por las legiones de satanás; que fueron probados por el Padre; como prueba a todos los que piden filosofías en los infinitos mundos; los demonios del mundo, nunca creyeron que caerían; porque para ellos no exsiste el Dios del espíritu; sólo exsiste el dios oro; un oro que lo creó el mismo que os dió la vida; el mismo que dá y quita; y de verdad os digo demonios del mundo, que todo os será quitado; porque toda riqueza no os perteneció nunca; todos son iguales ante Dios; nadie es menos ni nadie es más; los mandamientos os enseñan que es así; y la divina parábola a la que no hicísteis caso: Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; he aquí el aviso celestial; con vuestra filosofía nadie entra al Reino de los Cielos; ni tampoco los que os imitan; sólo las filosofías igualitarias entran al Reino; las que dividen, fuera de él; vosotros demonios habláis de justicia; ¿de qué justicia podéis hablar, si no fuísteis justos para con el Creador? ¿qué moral podéis ofrecer al mundo? ¿si por vuestra inmoralidad nadie entrará al Reino? más os valdría no haber nacido; la justicia nace de los justos; y nó de los ladrones como vosotros; y sóis para el Padre, los satanaces de la legión; los que se extendieron por el universo; y de épocas en épocas, asolan a los mundos; de verdad os digo, que maldeciréis estar en la Tierra; porque seréis enjuiciados; el juicio final es por vuestra causa; y no por los humildes; ellos a nadie corrompen; vosotros demonios corrompís con vuestro maldito oro; caeréis como caen los demonios; hasta el último instante codiciando más de la cuenta; ninguno de vosotros verá la gloria del Padre en este mundo; porque para verlo, hay que ganárselo con moralidad; y nó con inmoralidad como vosotros lo hicísteis; el destino se vuelca contra vosotros; porque no fuísteis dignos de él; creásteis un falso destino; tan falso que una humanidad entera nó entrará al Reino de los Cielos; todo lo falso no conoce Reino; todo lo que no es del Padre, es de las tinieblas; porque no pueden haber dos verdades; el Padre no se divide; ni transa con las tinieblas; como lo habéis hecho vosotros; sí demonios; al dividir a mis hijos en ricos y pobres, os dividísteis vosotros; porque las tinieblas os reclaman; porque sóis violadores de la luz; os reclama por imitación de filosofía opuesta; he aquí una ley que la ignorábais; todo lo malo hecho en la luz del Padre, pasa a las tinieblas; y si no queréis que las tinieblas os lleven, tendréis que nacer de nuevo en una forma tal, como el número de granos de arena de un desierto; nacer y nacer en incontables mundos de la carne; y no entrar al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que nunca debísteis servir a dos señores; porque uno de ellos es falso; se sirve al Padre con honradez, ó no se sirve; vosotros demonios hipócritas, servís al interés del oro y habláis de Dios; os dividís en espíritu y sóis pasto de las tinieblas; de verdad os digo, que envidiaréis a los muertos; sí hijito; veo que cuando ves a los opulentos de tu mundo, te invade una lástima por ellos; porque sabiendo lo malo, se dejaron influenciar; así los mirará el mundo; con infinita compasión; porque escrito fué que todo humilde será ensalzado y todo grande despreciado; he aquí lo que sucederá; ya el mundo no os envidiará; porque es más poderosa infinitamente más, el deseo de entrar al Reino del Padre, que vuestras efímeras riquezas que a nada conducen; y de verdad os digo, que cuando vean volar a mi Hijo Primogénito, la humanidad comprenderá con lágrimas en los ojos, la verdadera gloria; cuando le vean mandar a la naturaleza; abrir los mares, transformar los ríos en sangre, salvar a los muertos en vida, curar a los defectuosos, conversar con los animales; ¿no se os dijo que vendría en gloria y majestad? ser Hijo Primogénito en el Padre, es eso; primero en todo lo que la mente humana pueda imaginar; he aquí a la maravilla viviente; la que confundirá y avergonzará a los orgullosos; a los creídos; a los que creen saberlo todo y no saben nada; a los inmorales; ¡¡que pequeñitos os veréis, ante el primer humilde del universo!! muchos tratarán de imitarlo; intención vana; porque se nace con el poder; encarnado está; y no se logra con ciencia terrenal; porque lo que es de Dios y su Trinidad, de ellos es; y lo que es de los hombres, de los hombres es; cada uno se hace su cielo con sus poderes; porque nadie es desheredado; el poder del Hijo Primogénito, confundió en el pasado a los tiranos; como os confundirá a vosotros demonios de la explotación; confundió a los malditos faraones cuando nació como Moisés; esos demonios de los cuales sóis sus herederos, temblaron ante su presencia; le vieron brillar como un sol; y sabían que era el dueño de la naturaleza; no tenía ejércitos; actuaba sólo; y le temieron como nadie a temido jamás; igual cosa os ocurrirá a vosotros demonios; que sólo habéis creído en vuestras ciencias efímeras; de las que no quedará ninguna; y toda ciencia es subordinada al Padre solar; es decir paraliza con su mente, la acción de tales ciencias; porque de los elementos salieron; así ocurrió en el pasado faraónico; los malditos trataron de enfrentar el poder de sus ciencias ocultas, contra Moisés; y nada pudieron; porque la misma naturaleza estaba en contra de ellos; y de verdad os digo demonios de la explotación, que a vosotros os ocurrirá igual; porque las leyes del Padre son las mismas; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros quedará sin su merecido; y congresos enteros que estuvieron a vuestro servicio, renegarán de vosotros; todo vuestro sistema de comprados y corrompidos, os dejarán; porque es más fuerte el destino espíritual, que un instante de placer violando la ley del Padre; de vosotros malditos no quedará nada; porque así lo pedísteis cuando pedísteis justicia, si violábais la ley; y la violásteis; se cumple por lo tanto, vuestro pedido; esto es así porque así es el libre albedrío de los espíritus; todo lo piden porque nada es imposible para el Padre; en el Reino nadie se averguenza de nada; porque tal complejo no se conoce; la verguenza viene de los que vienen de la Tierra; porque salísteis inocentes del Reino; con imperfecciones y nó violaciones; la ley que caerá sobre vosotros, viene sucediendo desde eternidades atrás; cuando vosotros no exsistíais; planetas tierras que ya no están en el espacio, conocieron muchas veces la justicia del Padre; porque él no tiene ni principio ni fín; nadie es primero en nada; sólo el Padre lo es; siempre a sido así y así será siempre; siendo el Padre primero, su divina jerarquía de Padre se expande en sus hijos mayores; en los soles primogénitos; en el pasado, mi Hijo Primogénito nada ó casi nada os dijo de su orígen; porque: Si no comprendéis las leyes terrenales, menos entenderéis las celestiales; él lo dijo; porque le hablaba a una generación mundana; que por mundana, no pidió saber en la Tierra las leyes de la eternidad; he aquí una causa desconocida de una parábola dicha en el pasado; el entendimiento humano empieza por lo elemental; si no entiende lo elemental, menos entiende lo superior; y todo superior fué elemental; y todo lo elemental vá para superior; la palabra superior no es del agrado del Padre; porque tienta al orgullo; lo empleo para vuestro entendimiento; las grandes verdades deben llegar a las criaturas, sin perjudicarles en sus pruebas vivientes; los más mínimos detalles de una exsistencia, se piden en el Reino; igual las grandes verdades; hasta la última letra de entendimiento que llega a los mundos, se pide en el Reino; tal como la doctrina que os juzja; porque estando Dios en todas partes, está en las letras; porque nadie es menos ante Él; cuando se dice que Dios está en todas partes, es porque está; aunque no lo veáis; el término todas partes, significa lo que se vé y lo que no se vé; lo visible y lo invisible; lo conocido y lo desconocido; la ley del Padre prueba a todo hijo; así fueron probados los hijos de la editorial Quimantú; por ellos la Revelación tiene un atraso; un atraso que les causará un llorar y crujir de dientes; porque hasta el último atraso del último segundo, deberán pagarlo; y junto con este atraso, estos ciegos de la ley del Padre, os provocaron un mayor alejamiento del Reino de los Cielos; porque se escurren los segundos de vida; y la Revelación no llega; ¿en dónde están los que prometieron en el Reino, cumplir lo del Padre por sobre todas las cosas? más les valdría, no haberse proclamado cristianos en el mundo; porque caen en falsedad; son cristianos de boca; falsos profetas de mi palabra; un verdadero cristiano, atiende por sobre todas las cosas, lo que es del Padre; porque así lo prometió arriba y así se le enseñó abajo; sé hijito que muchas veces, se los advertísteis; si no lo comprendieron, es por sus ignorancias; y la ceguera es la ilusión de la vida; la influencia de la filosofía capitalista; una influencia que alejó al espíritu humano de la verdad divina; de la verdadera espíritualidad; los convirtió en demonios de sus propios errores; víctimas de la filosofía del interés; sé hijito que no debería haber confiado en la ignorancia; más, ellos lo pidieron en el Reino; pidieron ser los primeros en recibir la Revelación y propagarla; é hicieron lo contrario; la miraron como una cosa más del mundo; sin la mayor importancia; ya todo está consumado; todo tiene su tiempo; ya los veo hijito, pidiendo de nuevo al Padre, hacerlos nacer de nuevo; para probar de nuevo; probar lo que en una exsistencia pasada, fracasaron; así ocurre con todos; ilusionados de infinitos mundos; que fueron guiados por ciegos en sus respectivas leyes; ciegos guías de ciegos; así ocurrió un principio que viene sucediéndose por eternidades; en todo instante ocurren revelaciones en infinitos mundos; infinitos llorares y crujires de dientes; porque la creación no tiene límites en nada; las doctrinas del Padre son tan infinitas como los mundos mismos; porque ningún mundo es desheredado; la herencia y los derechos del Padre, están en la materia y el espíritu; sí hijito veo que piensas en los demonios que dividieron al mundo; ves sus tragedias sentimentales; ves como maldicen el oro; sus costumbres; su llamada clase social; su nacimiento; a sus padres; y todo cuanto conocieron en la vida; así siempre termina el demonio; se divide así mismo; y divide a los demás; todo espíritu humano al seguir a estos ciegos de las leyes del espíritu, divide sus propias virtudes; y no es el mismo que salió del Reino de los Cielos; está magnetizado por sus propias acciones efímeras; por filosofías salidas de hombres; y nó por las leyes del Padre; el cielo que se hizo no tiene la cualidad ni la calidad del Reino del Padre; sus cualidades y calidades lo hacen eternizarse en lo que es de la carne; y nó lo que es del espíritu; y de verdad os digo, que el espíritu está primero y después está la carne; es cierto que sóis carne y espíritu; más, el espíritu moldea a la carne; la carne sin espíritu es débil; y los débiles quedan rezagados en la evolución; la carne no es menos ante el Padre; más, tiene su filosofía como tiene el espíritu; he aquí una sublime revelación; la lucha eterna por dominarse así mismo y mutuamente entre el espíritu y la carne; una lucha que vosotros la pedísteis; porque vosotros pedísteis la filosofía viviente; la psicología y las pruebas; la vida se compone de infinitas vidas; y el espíritu elige; y siendo vosotros parecidos, sóis a la vez distintos; y vuestras cualidades y calidades son infinitas en vuestras individualidades; y éstas a la vez en vuestras ideas; toda idea es un microscópico fuego salido de un fuego mayor, llamado espíritu; ó si queréis: Toda idea es una bujía que sale de un sol microscópico; un sol opaco aún para su dueño; vuestro espíritu brilla y está encerrado en un magnetismo materializado llamado carne; la carne de vosotros es carne que tiene su cualidad y su calidad dada por el espíritu; es un sometimiento gradual que vá de exsistencia en exsistencia; y de vosotros depende el cuerpo futuro de carne; toda idea mental repercute en la carne; le dá saturaciones eléctricas que van geometrizando la carne; es una influencia magnética; lo que hizo el espíritu, se moldea en la carne; toda vuestra forma de ser se traduce en una forma material; el cuerpo sale del espíritu; porque el espíritu lo hace por sucesivas ondas magnéticas; las ondas se suceden a la misma velocidad conque emanáis ideas; y poseen cualidad y calidad según vuestras ideas; la onda sale de la mente y levita en el interior del cuerpo; es el libre albedrío de la idea; cuando se piensa, el espíritu y la carne están creando las cualidades y calidades de un futuro libre albedrío, instante por instante; lo que se hizo en un instante, queda geometrizado; como queda la voz grabada en un disco; y de verdad os digo, que todo cuerpo físico llega al Reino de los Cielos; tal como llega el espíritu; dos libres albedríos vivientes; cuando vuestro cuerpo se pudre, emana fluídos; son gases cuya filosofía es la descomposición; lo opuesto a la perfección; y de estos gases sale un magnetismo que viaja al cosmos; y regresa a su punto de orígen; y llegado a su punto de orígen, se vuelve gigantesco; porque todo humilde y microscópico es grande en el Reino de los Cielos; este proceso de microbio a gigante, lo efectúa el desarrollo interno del gas magnético; en el macrocosmo todo lo que entra se transforma; es un tiempo y un espacio que todo lo hace madurar; y de verdad os digo, que nadie está obligado a ello; porque eso no se conoce; allí el libre albedrío piensa y lo pensado se materializa en él; lo más corriente es que se materialice la propia filosofía del propio pensar; y de verdad os digo, que allí se encuentran frente a frente, espíritu y materia; espíritu y carne; el influenciador y el influenciado; la causa y el efecto; y de verdad os digo, que este encuentro, es muy doloroso para un espíritu que violó la ley; porque lo que pidió el espíritu, también lo pidió la carne; es decir la más alta moral del Padre; el espíritu pidió vida, a prueba de cumplir el mandato del Padre; en este pedido no se incluía la influencia de filosofías humanas; porque el Padre es único; cuando se está delante del Padre, todos los seres pensantes se olvidan de todo lo demás; eso es ser único; el mandato de la vida es uno; uno nó dividido; porque el Padre es único en el uno; y todas las filosofías de todos los seres pensantes, tienen en sus cualidades y calidades, la cualidad y calidad del Padre; en un grado microscópico; en el Padre están representado, todas las cualidades y calidades de todo cuanto exsiste; y de lo que exsistió y exsistirá; vuestro cuerpo físico llegado a su punto de creación, recuerda su nacimiento; lo recuerda todo; se produce allí el recuerdo del todo sobre el todo; la espiral viviente recorre todo su pasado; igual cosa hace el espíritu; el cuerpo siente la ausencia de su influenciador ó de su espíritu; y el espíritu siente a su vez, la ausencia de su cuerpo físico; no tiene en quien influenciar; cuando se encuentran separados espíritu y carne, se reconocen mutuamente; y a veces vuelven a armonizar y otras veces se declaran enemigos; esto último sucede cuando el pensar de la criatura nó cumplió con la ley de Dios; la influencia dada por el espíritu al cuerpo, es baja en cualidad y calidad; no le hace entrar al Reino del Padre; y ambos se culpan mutuamente; he aquí una revelación que enseña el significado de la parábola que dice: Sólo satanás se divide así mismo; porque la lucha entre el espíritu y su carne, los conduce a dividirse; las 318 virtudes del pensar humano, también participan de la discusión; todos tienen libre albedrío, como lo tienen el espíritu y la carne; y sucede que el libre albedrío es universal y las virtudes buscan a otro espíritu-sol; si es que ellas no desean ser espíritus; y el espíritu violador queda sólo; he aquí las tinieblas cercan al espíritu; porque no ven en él, mandato alguno; sólo la Intervención divina del Padre Jehova le salva; vuestra filosofía ó sistema de vida, os conduce a eso; porque las filosofías humanas, no se conocen en el Reino; porque dividen al espíritu; y todo lo que divide es de las tinieblas; vuestras filosofías al no tomar en cuenta al Padre, se dividieron; porque todo sistema de vida que toma en cuenta al Padre, no se divide; ni abajo ni arriba; y no tendría juicio final; no sería necesario; vosotros hijos de la Tierra, os comprometísteis cuando prometísteis; al Padre: Adorar a Dios por sobre todas las cosas; por sobre toda filosofía humana; por sobre todo lo que enseñan los hombres; y vuestro sistema de vida, que es salido de hombres, ya os dividió en la Tierra; en ricos y pobres; es una división sobre otra división; sólo la igualdad os salva; porque nó dá lugar a polémicas; porque la igualdad es del Padre; en la igualdad viviente, no se queja ni el espíritu ni su cuerpo; ni las virtudes; sólo se quejan las tinieblas; porque han perdido un Reino; vosotros al emanar ideas, os hacéis vuestro Reino; porque cada uno se hace su cielo; y de verdad os digo, que todo creador por microscópico que sea, es y debe ser responsable de sus creaciones; todos al pensar, sóis creadores; y tarde ó temprano, vuestras herencias os reconocerán en la eternidad; así sucede siempre; así os sucederá; así marcha el universo expansivo pensante; las galáxias tienen a mis hijos mayores; como una familia tiene a sus padres; lo de arriba es igual a lo de abajo; la filosofía galáctica ya llegó a vuestro mundo; llegó en la Doctrina del Cordero de Dios; y no podía ser de otra manera; siempre las escrituras del Padre y de la Trinidad, abren los cielos a los mundos que pasan pruebas de vida; las galáxias y sus mundos que no pidieron ser probados en una vida, ven los Reinos de los Cielos; ven el Macrocosmo; tal como era en vuestro mundo; de eternidades antes que nacieran Adán y Eva; y antes de la llegada desde lejanas galáxias, de los malditos faraones; las galáxias son unitarias y comunistas por principio solar; sublime doctrina en que el todo sobre el todo, pertenece a todos; estado angelical de seres que unen filosofías iguales para causas iguales; vuestro mundo en su pedido de vida, no captó desde el principio, la grandeza de esta doctrina; la única que une a la inocencia y no la divide; porque es más fácil que entre al Reino, uno que compartió en común sus propios intereses; a que pueda entrar, uno que sólo lo hizo para él; los que os gobiernan, insisten en mantener un orden de división; van contra las leyes del todo sobre el todo; esta insistencia es la causa de la tragedia de esta humanidad; porque mientras estos demonios os gobiernen, transcurren los segundos vividos en la violación de división espíritual; y a cada instante os alejáis más y más, del Reino de los Cielos; porque perpetuáis vuestra división espíritual; he aquí a vuestro satanás que os divide en todos los instantes de la vida; y vosotros prometísteis al Padre, no dividiros en nada; prometísteis vivir como hermanos, sirviendo a una sola filosofía; a un sólo Señor; he aquí una Revelación que avergonzará al materialismo; que permitió toda clase de libertinajes; porque ningún libertino entrará al Reino de los Cielos; hay muchas clases de libertad; y sólo la libertad en las leyes del Padre queda; porque el libertinaje salido de filosofías de hombres, no quedan; porque lo de vosotros es probado; y lo del Padre eterno; la prueba de la vida y la eternidad, son dos cosas diferentes; la primera es un pedido de vosotros; lo segundo es la ley universal; vosotros en vuestra cualidad y calidad y la eternidad en la suya; el principio de vosotros no fué humano; fué solar; las vidas en los planetas son relativas al interés y adelanto intelectual de los seres; cuando se pide nacer de nuevo, se pide para adelantar; para aprender; y esto es cierto, sólo cuando se cumple la ley del Padre; la ley es luz de conocimiento; y su cualidad y calidad son universales; porque la cualidad y calidad del Padre está en todas las cosas; es por eso que es único; se enseñorea en sus creaciones; es lo que distingue al Padre de sus criaturas; y de verdad os digo, que vosotros impregnáis de magnetismo invisible, todo lo que creáis; este principio en vosotros es microscópico; y es herencia salida del Padre; una herencia que se vá expandiendo a medida que vosotros váis naciendo de nuevo; este magnetismo es el que se constituye en poder en el Reino de los Cielos; los poderes de los reinos son creadores; y nó destructores como los vuestros; porque no puede servir el conocimiento a dos señores; no se puede servir a dos causas; porque una divide a la otra; vosotros os dividís porque creáis y destruís; hacéis con otros, lo que a vosotros no os gustaría que os hiciesen; y de verdad os digo, que todo militar al tener en su mente una idea que se divide entre la paz y la guerra, se divide así mismo; y su poder creador en el Reino se anula; y de verdad os digo, que ninguno que se hizo llamar militar, entrará al Reino de los Cielos; porque su filosofía divisionista no se conoce en el Reino; la filosofía que reina en vuestro lugar de orígen, es el comunismo celestial que a nadie divide; allí es felicidad unitaria; la felicidad del todo sobre el todo; he aquí una revolución en vuestro conocimiento; porque pedísteis conocer la revolución; filosofía que entraña sacrificios; sólo los revolucionarios cómodos, indecisos é inmorales, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque se alejaron del esfuerzo espíritual; del sudor de frente en sus ideales; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que se preocupó y luchó por un ideal; a que entre uno que vivió indiferente; esto se debe a que vuestro Creador está en todo; y es el primer revolucionario que encabeza la lucha contra las tinieblas; en el cosmos se lucha por dominio de filosofías; porque así es la imperfección; para llegar a un punto, exsisten infinitos caminos; el libre albedrío escoge; y cada idea es una microscópica parte de su propio cielo; la ley del libre albedrío es una ley que está expuesta a escoger frecuencias mentales, de diferentes cualidades y calidades; en todos los instantes del pensar; y mientras se piensa se genera magnetismo que satura la geometría exterior del cuerpo; porque vuestro cuerpo queda impregnado de todos los hechos provocados por la idea; vuestro cuerpo transmite y recibe; alrededor del cuerpo humano exsisten 318 colores que armonizan con vuestro equilibrio mental; este equilibrio mental está a la vez supeditado por la rotación y traslación de vuestro planeta; cuando ocurren transformaciones en el planeta, como son los terremotos y maremotos, ¿no perdéis el control mental? así es porque el magnetismo de vuestro cuerpo, hace un todo con los elementos de la naturaleza; de vuestras células y poros, salen infinitos cordones que os unen a las moléculas de los elementos; he aquí una de las causas de la adoración hacia lo material; la fé materializada; la fé de los espíritus poco evolucionados; la fé intuitiva y nó ilustrada; una fé hermanada con la adoración material; la fé enseñada por la roca religiosa; la fé que divide a los hijos del Padre; la fé que divide al rebaño; la fé que causará un llorar y crujir de dientes; porque su cualidad y calidad, no concuerda con las leyes del Padre; lo del Padre no divide; lo de los hombres divide; la fé tiene infinitos grados; y la fé ilustrada es una de las primeras en el Reino de los Cielos; sé hijito que piensas en la tremenda ignorancia que caracteriza al llamado mundo cristiano; porque los demonios religiosos, les prohibieron en una época, leer las escrituras; de verdad os digo hijos de la roca y de la dureza espíritual, que toda ignorancia de este mundo, en lo que es del Padre, recae sobre vosotros; acusados seréis en el Reino, de complotar contra el entendimiento humano; son millones y millones los ignorantes por vuestro egoísmo; porque ninguno de esta humanidad, a logrado entrar al Reino de los Cielos; porque los dividísteis en sus creencias; vuestros errores conducen a la humanidad, a ubicarse fuera del Reino del Padre; es por eso que os llamé: Ciegos guías de ciegos; porque vuestros errores son practicados y enseñados de padre á hijos; y todos sus segundos de vida, ganan una cualidad y calidad, que es desconocida en el Reino de los Cielos; vuestra influencia provocó para este mundo, la peor tragedia para sus criaturas; la de no ver en este mundo, al Padre Eterno; y de verdad os digo, que castigados seréis por vuestra soberbia y ceguera; sóis el satanás del mundo; puesto que lo habéis dividido en muchas creencias; sabiendo vosotros demonios, que sólo exsiste un sólo Dios nomás.-



ALFA Y OMEGA