DIVINO COMUNISMO CELESTIAL; LA LUCHA FILOSÓFICA DE CADA CRIATURA PENSANTE; LA DOCTRINA DEL CORDERO DE DIOS, ES EL PUENTE ENTRE LAS ESCRITURAS Y EL COMUNISMO TERRENAL.-

Sí hijito; el comunismo es el fruto de la divina parábola que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque no hay filosofía humana, que no haya costado lucha; las filosofías tienen como las ideas, su cualidad y su calidad; filosofía y jerarquía; de verdad os digo, que la filosofía que más se acerque a la parábola del Padre, es la que queda reinando en el mundo; de todas las filosofías que se han dado los hombres, para gobernarse a través de los siglos, el Padre Jehova deja a la que más sufrió; a la más perseguida; la más despreciada; la que más lágrimas ha costado; la que ha sufrido mayores persecuciones; por la que se ha derramado más sangre; escoge el llamado comunismo terrenal; de verdad os digo, que no exsiste mayor filosofía, que contenga mayor fé, que la del comunismo; he aquí una réplica de la filosofía que reina en el Reino de los Cielos; en el macrocosmo llamado Reino de los Cielos, exsiste el comunismo celestial, con filosofía de niño; lo de arriba es igual a lo de abajo; cada criatura pide en el Reino de los Cielos, su propia filosofía viviente; las filosofías que pidieron las criaturas humanas, fueron filosofías de pruebas; porque todo espíritu es probado en la vida; la cualidad y la calidad de toda vida humana, es esperar una nueva luz; aspirar a un desconocido destino; la fé del mundo es probada, ignorando cada uno su propio destino; tal cualidad y tal calidad, la pidió el espíritu humano; en el Reino de los Cielos, se desconoce la propiedad; se desconoce lo privado; se desconoce la palabra: Esto es mío; porque es desconocido el egoísmo, hasta en su más mínima expresión; ninguna filosofía que divida a otros, se conoce; sólo satanás se divide así mismo; las filosofías que dividen a otros, pertenecen a un lejano planeta llamado Tierra; un planeta casi desconocido; porque la creación del Padre nó tiene ni principio ni fín; de verdad os digo, que todo planeta-polvo se desconoce en el macrocosmo; escrito fué: Del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir: De lo microscópico eres, y a lo microscópico vuelves; porque todo espíritu nace de nuevo; vuelve a tener infinitas exsistencias y vuelve a sus microscópicas dimensiones; en cada exsistencia, el espíritu aprende nueva filosofía; nuevo conocimiento; nueva sal de vida; en cada exsistencia el espíritu conoce Sagradas Escrituras; porque nadie es desheredado en ninguna exsistencia; el comunismo de los hombres, siendo imperfecto, representa la mayor filosofía de los humildes; todo el que vivió y conoció la injusticia en la Tierra, termina por unirse al comunismo; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que luchó contra el demonio del oro, a uno que nó luchó; todo mérito espiritual, es cosechado por los que enfrentan un problema; y nó por los que no lo enfrentan; estos últimos son cómodos; mi Hijo Primogénito, fué el primer revolucionario de este mundo; trajo al mundo la filosofía del amor; dió la vida por ella; muchos le han imitado en sus propias luchas filosóficas; de verdad os digo, que sólo queda la filosofía que defendió a mis humildes; ¿nó se enseñó a este mundo, que todo humilde es primero ante el Creador? también lo son los que los defendieron; el premio se hace expansivo a los que defendieron la causa del Padre; una divina causa, que viene sucediéndose de mundo en mundo; porque lo de Dios nó tiene ni principio ni fín; vuestro comunismo aunque no reconoce a un autor del universo, reconoce el derecho de todo oprimido, a unirse y enfrentar al demonio explotador; de verdad os digo, que la filosofía comunista reinará en este mundo; más, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque precisamente no queréis reconocer al Creador de vuestras vidas; quien niega al Padre, no vé al Padre; su justicia es perfecta; así como obras, recibes; de todas las filosofías que a conocido este mundo, la que defendió a mis humildes, está más cerca de los Reinos de los Cielos; porque su psicología está más cerca de los deseos del Padre; quien está más cerca por sus propias intenciones, el Padre también lo acerca del premio; de verdad os digo, que no exsiste premio mayor, que los que recibirán los que lucharon en la vida; ningún cómodo disfrutará tal premio; porque todo rico y todo poderoso de este mundo, ya disfrutaron su recompensa; así lo pidieron en el Reino de los Cielos; he aquí a los espíritus poco evolucionados; que no saben distinguir entre el premio eterno, y el premio pasajero; porque ningún rico ni ningún cómodo, será rejuvenecido a niño; no disfrutarán de la resurrección de la carne; porque prefirieron los placeres y comodidades del mundo; es por eso que serán llamados espíritus mundanos; la más alta expresión de lo mundano, la constituye la llamada alta sociedad; mundo de la hipocrecía y lo falso; uno de los árboles que nó plantó el divino Padre; y de raíz será arrancado de la evolución humana; esta inmoralidad viviente, nó es de las escrituras del Padre; es producto del demonio del oro; producto de un corrompido sistema de vida; que tampoco es de las escrituras del Padre; este sistema de vida salió de la ciencia del bién; del poder que dá el dinero; los más grandes mundanos son los reyes, los banqueros, los prestamistas, los financistas, los capitalistas; y todos aquéllos que de una u otra forma, tienen que ver con la explotación de las necesidades de los demás; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fué explotado, a uno que explotó; el comunismo terrenal cumple con lo que prometió en el Reino de los Cielos: luchar con todas sus fuerzas, contra el demonio del oro; representado en el sistema de vida capitalista; todo capitalista ó comerciante de las necesidades de otros, nó tienen Dios; la ambición y la explotación, nó son del Padre; son de los espíritus de satanás; son espíritus salidos de la legión del demonio; así como el maldito dividió a mis ángeles arriba, así sus seguidores dividieron a mis hijos abajo, en ricos y pobres; sólo satanás divide y se divide así mismo; para que ninguno entre al Reino; porque ningún espíritu dividido entrará al Reino de los Cielos; todos prometieron al Padre Jehova, volver al Reino, con la misma inocencia conque se salió; los espíritus de la ambición al crear el llamado capitalismo, frustraron a toda la humanidad; porque la dividieron generación por generación; he aquí el llorar y crujir de dientes de este mundo; más os valdría, no haber vivido el sistema de vida basado en el oro; porque si no lo hubiéseis conocido, entraríais al Reino del Padre; he aquí a vuestro demonio en la Tierra; he aquí a la bestia; os ilusionó con la comodidad y un falso concepto de la libertad; toda libertad que no toma en cuenta al Padre, deja de ser libertad; se convierte en violación; de verdad os digo, que todos los que hablaron de libertad en este mundo, ninguno a entrado al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que en sus conceptos de libertad, engrandeció al Padre; a uno que nó lo engrandeció; el comunismo engrandece el trabajo; y nó engrandece al Creador del mismo; quien niega al infinito un Creador, se niega así mismo; porque el infinito viviente también le negará; de verdad os digo, que podéis ser comunistas toda la eternidad; más, si negáis al Creador que os dió la vida, jamás le veréis; para ver al Padre, no hay que negarlo; es más fácil que vea al Padre, uno que creyó en Él; a uno que no creyó; porque hasta el más microscópico esfuerzo es premiado por el Padre; de verdad os digo, que el Padre Jehova nó ruega a nadie; más, a todos dá oportunidad; el que le niega, cumple su ley; los grandes creyentes del Padre, fueron en otras exsistencias, grandes negadores; porque todo espíritu nace de nuevo; lo que afirmaba en una exsistencia, lo niega en la otra; y lo que negaba en otra, lo afirma en la siguiente; porque todas las exsistencias de un espíritu, son eternamente relativas; y paralelas a su evolución; de verdad os digo, que los hijos del comunismo, terminarán por reconocer la exsistencia de un Creador; esto ocurrirá cuando vean al Hijo Solar Cristo, levitando y obrando sobre la naturaleza terrestre; pruebas necesita el incrédulo; el poco evolucionado; de ellos será el gemir y la verguenza; porque negaron sin saber lo que había más allá de la Tierra; más les valdría haber sido mudos; antes de negar lo que siempre a exsistido; siempre ocurre lo mismo en todos los mundos imperfectos; porque lo del Padre no se reduce a un sólo mundo; siendo infinito el universo, son también infinitos los sucesos; lo que ocurre en un mundo, ocurre en otros tantos; esos tantos jamás podrán ser contados; los sucesos no son únicos en el sentido de ser único; nadie es único; porque no exsiste solamente una vida; exsisten tantas vidas, como granos de arenas contiene un desierto; sólo el Padre es único; porque nadie se le compara; de verdad os digo, que quien alabó al Padre en la Tierra, puede visitar el Reino de los Cielos; porque si vosotros sóis agradecidos, el Padre no lo es menos; lo de arriba es igual a lo de abajo; todo agradecimiento salió del Padre; y retorna al Padre; todas las doctrinas que practicásteis en la Tierra, os esperan en el Reino de los Cielos; toda filosofía pensante, es tan viviente como el espíritu mismo; porque todos son iguales delante de Dios; materia y espíritu; cada cual en sus respectivas leyes; he aquí el concepto supremo de todas las filosofías; ninguna es menos delante del Padre; porque todo salió del Padre; el Padre escoge la que mayor mérito espiritual tiene; la que más se acerca a sus mandatos; porque no exsiste complacencia mayor, para el Creador, cuando sus creaciones tratan de complacerlo; de verdad os digo, que no se puede complacer al Padre, cuando el pensamiento se alejó de sus divinos mandatos; no se puede servir a dos señores, creyendo servir a uno sólo; este mundo al no considerar las escrituras del Padre, en su sistema de vida, sirvió a otro señor; porque todo es viviente; he aquí la caída de vosotros; prometísteis en el Reino de los Cielos, servir a un sólo señor; al Señor de Señores; al Dios viviente; al Padre Jehova; al Soy el que Soy; porque muchos me llaman de diferentes formas; de verdad os digo, que toda filosofía que no salió de las escrituras del Padre, acusa a sus creadores; hasta la última letra de ella; de verdad os digo, que crear filosofías fuera de las escrituras, es crear tragedias vivientes; de las que tenéis que rendir cuenta; ese es el fruto de la violación; fuera de las escrituras, sólo exsiste la tragedia de la división; fuera de las escrituras, sólo está el demonio; que en este mundo, se presentó en forma de sistema de vida; dividiéndoos en ricos y pobres; he aquí al demonio de este mundo; y nó exsiste otro; de verdad os digo, que sólo tragedia cosechásteis; porque ninguno escapó a su maldita influencia; ninguno de vosotros, entrará al Reino de los Cielos; el comunismo y sus seguidores están también tentándose; escrito fué: Que se cuide la izquierda, de lo que hace la derecha; quiere decir: Que se cuiden los humildes y sencillos de corazón, de las inmoralidades de los que defienden el oro; porque son de extraña moral; cuidáos hijos del trabajo; cuidado con hacer alianzas con los sostenedores del oro; porque ninguno de los que hicieron alianzas, entrará al Reino de los Cielos; ¡pobres de aquéllos que hicieron propaganda de los explotadores de mis humildes! ciegos por comodidad fueron; ningún cómodo entrará al Reino de los Cielos; porque todos sin excepción, prometieron luchar contra el demonio que divide al espíritu; ¡¡pobres de vosotros, políticos del mundo!! así como dividísteis al mundo, así se hará con vosotros; divididos seréis entre la luz y las tinieblas; vuestros llamados partidos políticos, nó son de las escrituras del Padre; ¿quién es entonces vuestro dios? el Padre nó divide a sus hijos; porque sólo satanás divide; los Mandamientos del Padre, a nadie dividen; ¿por qué entonces vosotros dividís?; hicísteis lo opuesto a lo prometido al Padre; nadie prometió dividir a nadie; porque todos sabíais que escrito estaba en el Reino de los Cielos: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; por culpa de vosotros políticos del mundo, millones y millones de mis hijos no han entrado ni entrarán al Reino de los Cielos; porque conocieron la división en todas sus ideas; ellos y su herencia nó entrarán al Reino de los Cielos; sólo la doctrina que defendió al oprimido y al pobre, es grande en el Reino de los Cielos; a ella sea el poder y la buenaventuranza; he aquí una profecía que estremecerá a las potencias de este mundo; todas las naciones que fueron explotadas, formarán una sóla potencia; la más grande que haya exsistido; y nó exsistirá otra igual; porque todo humilde es primero; todo el que fué llamado sub-desarrollado es primero en los acontecimientos de este mundo; he aquí el divino complemento a esta divina parábola; para ser primero, hubo que experimentar el sufrimiento; y haber sabido llevarlo; todo sufrido será consolado; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; y todo violador de la ley del Padre, será castigado; porque así también lo pidieron; de verdad os digo, que todo se pide en el lugar en donde se fué creado; todo pedido se vuelve vida y sensación; toda doctrina fué pedida por la criatura; a muchos se les hizo ver, las inconveniencias y las consecuencias, que acarrean doctrinas que olvidan los mandatos del Padre; más, los espíritus insisten en conocer y experimentar, lo que nunca han conocido ni experimentado; así es el libre albedrío en el Reino de los Cielos; nada se le niega; más, en todos recae responsabilidad; nadie se manda sólo; sólo satanás defiende el libertinaje; de verdad os digo, que todos los que enseñaron doctrinas ó partidos políticos, ninguno entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que nó dividió a uno que dividió; sólo los que defienden a los humildes, a nadie dividen; porque se mandó ser humilde; toda filosofía que nó defendió los derechos de los humildes, hizo la guerra al Padre; porque todo humilde salió del Padre; quien está contra el Padre, nó es del Padre; por vuestros hechos, os reconoceréis si sóis del Padre; las escrituras del Padre, os fueron dadas para que hiciérais de ellas, el Alfa y la Omega de la vida; para que hiciérais de ellas, vuestro propio sistema de vida; para que hiciérais de ellas, el por sobre todas las cosas; de verdad os digo, que satanás os dividió y os ilusionó; y os alejó de las escrituras; era vuestra lucha, el nó dejarse engañar por las ilusiones de la vida; estáis en un mundo de pruebas; era vuestro deber cuidar vuestros derechos para con lo del Padre; que son los derechos para entrar a su eternidad; ¿qué premio os pueden dar, las ilusiones de la vida? ¿si ellas nó contienen conocimiento? ¿qué virtud puede tener uno que está fascinado con lo efímero? de verdad os digo, que todos los que lucharon por cosas materiales de la vida, ninguno entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; la felicidad eterna se conquista, cumpliendo con los mandatos del Padre; no olvidando lo del Padre; todos los que han pasado por este mundo, ninguno a entrado al Reino de los Cielos; sólo han avanzado en lo mundano y nó en lo espiritual; cada criatura al violar la ley del Padre, se aleja del Reino de los Cielos; porque su inocencia deja de ser la que era en el Reino del Padre; de verdad os digo, que pedísteis en el Reino, algo difícil de cumplir en este mundo; pedísteis conservar la misma inocencia de niño, a través de la vida; nó dejar de ser ni un segundo, un niño; en vuestro carácter; porque vísteis en el Reino, que el Padre y las virtudes solares, son alegres como un niño; en el Reino de los Cielos, se desconoce todo grado de egoísmo; la alegría es la única filosofía; no se conoce otra; es por eso que os fué escrito para vosotros, los adultos: Dejad que los niños vengan a Mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos; porque es más fácil que entre al Reino, un niño a que entre un adulto; el niño está más cerca de la inocencia conque salió del Reino; el llamado adulto, mancilló su inocencia, viviendo un vergonzoso sistema de vida, basado en la ambición; basta conocer de nombre a satanás, y no se entra al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no escuchó jamás la palabra capitalismo, a uno que la escuchó y la vivió; porque hizo alianza mental, espiritual y material, con una violación a la ley del Padre; en cambio un niño vive la inocencia propia de su individualidad infantil; de verdad os digo, que con el sistema de vida que os dieron un grupo de demonios ambiciosos, os es imposible conservar la inocencia a lo largo de la vida; porque no se puede servir a dos señores; ó se sirve la moral de Dios, conservando la inocencia, ó se sirve a la moral del dinero; esta última crea en la criatura, extraña moral; porque los Mandamientos del Padre, nada dicen de dinero; a nadie enseñan ser ricos; porque la riqueza nó conduce al Reino de los Cielos; por lo tanto, todo rico es rico por soberbia espiritual; porque todo rico como el resto de las criaturas de este mundo, prometieron en el Reino, que lo del Padre estaba por sobre todas las cosas; por sobre toda filosofía de concepción humana; he aquí que todo rico es indigno de entrar al Reino de los Cielos; porque quebrantó su propia promesa; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fué pobre a uno que fué rico; la pobreza es producto de la injusticia humana; empobreciendo a muchos, nacieron pocos ricos; todo rico quedará en la más grande pobreza; porque pidieron ser medidos con la misma vara que midieron a otros; vivirán la pobreza, tal como la provocaron a otros; naciones é individuos; el Padre Jehova es Padre justo; dá y quita; según los pedidos de los hijos; los ricos pidieron que les fuera quitado, en caso de provocar daño a otros; es por esto que fué escrito: No hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; a los llamados ricos, nó les gustaría, que otros los empobreciesen; pero los ciegos nó ven que por causa de ellos, exsisten millones de pobres; de verdad os digo ricos ciegos, que seréis perseguidos, como se persigue a un criminal; y huirán de vosotros, como se huye de la peste; el más terrible aislamiento caerá sobre vosotros; porque escrito fué: Todo humilde será glorificado; y todo rico despreciado; ricos ciegos; que nó entráis al Reino del Padre, y nó dejáis entrar a otros; todos los que os imitaron, ninguno entrará al Reino de los Cielos; vuestra herencia, es herencia maldita; porque tal herencia nó entra al Reino; vuestra filosofía de ambición de poseer más que otros, es herencia faraónica; es salida de un pasado de la Tierra; y toda criatura de ese pasado, aún no entran al Reino del Padre; de verdad os digo, que de la maldita era faraónica, salió el dolor y la injusticia en este mundo; de esta era salieron los padres del materialismo explotador; de esta era nació el demonio; la serpiente faraónica; la misma serpiente que engañó a vuestros padres terrenales; la misma que se quedó en la Tierra, para dividir a los hijos del Padre, en ricos y pobres; porque sabía la serpiente, que ningún hijo dividido entra al Reino de los Cielos; ¡¡ricos del mundo!! vosotros sóis espíritus de la era faraónica; porque todo espíritu nace de nuevo; reencarna de nuevo; porque hay que nacer de nuevo infinitas veces, para ver los elevados reinos de Dios; sólo con el conocimiento se comprende al Padre; una sola exsistencia nó basta para comprender su grandeza; porque lo del Padre, nó tiene ni principio ni fín; aunque estéis por toda eternidad, naciendo a nuevas exsistencias, jamás llegaréis a límite alguno, en la gloria del Padre; de verdad os digo, que quien creyó en la eterna sucesión de las exsistencias, tendrá a su disposición infinitas exsistencias; quien las negó, nó tendrá ninguna; en el universo viviente del Padre, todo lo que se niega, se vuelve vida delante de Dios; sea materia ó espíritu; porque todos son iguales en derechos delante del Padre; tanto derecho tiene la materia en sus leyes, como lo tiene el espíritu en las suyas; nada es imposible para el que lo a creado todo; de verdad os digo, que toda violación sea cual fuere, es juzjada con la participación del todo; en el juicio participan materia y espíritu; porque sóis ambas cosas; y en ambos hay microcosmos; de la materia participan, poros, células, átomos, cabellos, excremento, sangre y todo lo que posee vuestro cuerpo físico; y del espíritu, participan las 318 virtudes de vuestro pensar; todas las ideas que generásteis en la vida; nada absolutamente nada de lo que tuvísteis en la vida, queda fuera del juicio; hasta la nada, tiene sus derechos delante del Padre; porque habiéndolo creado todo, también creó la nada; de verdad os digo, que un violador de sus propios mandatos que pidió para cumplirlos, tiene trillones de acusadores; que se unieron al espíritu, cuando éste pidió conocer y probar cierta clase de vida; a estas trillones de criaturas que se unen a un espíritu, se les denomina Arca de las Alianzas; el Arca de las Alianzas, es la reencarnación misma de un espíritu; es el mismo nacer de nuevo; he aquí la ley del principio; la forma, característica, y quienes participan en la creación de una vida; porque nadie se hace sólo; en todos exsiste un mandato viviente; porque todo salió de un Dios viviente; todo retorna al mismo lugar de donde salió; los lugares de donde se sale, son infinitos por su número; jamás podrán ser contados; porque en todas partes está el Padre; y en donde esté el Padre, es vida que crea otras vidas; las formas de crear del Padre, son infinitas; y jamás podrán ser contadas; de verdad os digo, que todos aquéllos que creyeron defender una causa justa en la Tierra, el Padre Jehova les pregunta; ¿lo que defendísteis, engrandecía al Padre por sobre todas las cosas? ¿lo que defendíais lo hicísteis por los humildes? ¿lo que defendíais engrandecía las escrituras del Padre? de verdad os digo, que si en lo que defendíais en la Tierra, nó considerábais nada de lo que era del Padre, más os valdría, no haber defendido; porque nadie os defenderá en el juicio; vosotros mismos espíritus humanos, prometísteis al Padre, defenderlo en la Tierra, por sobre todas las cosas; y así quedó escrito en el Reino de los Cielos; nadie prometió al Padre, defender riquezas ni cosas extrañas a sus Mandamientos; veo hijito que piensas en los problemas de tu rebaño Chile; así es divino Padre Jehova; pienso por tu gracia divina, en criaturas ignorantes; que siendo pobres y explotadas, ayudan a los que todo lo tienen; así es hijito; es una caridad para con el demonio; esta clase de caridad, nó se conoce en el Reino de los Cielos; porque al que se ayuda, posee una extraña moral; sé hijito que piensas en los ambiciosos; en los llamados dueños de camiones; así es divino Padre Jehova; ¡¡que verguenza divino Padre!! tienen de todo y se quejan, como si no tuvieran nada; así es hijito; es la ambición que hizo presa en estos demonios; de verdad te digo hijito, que ninguno de estos inmorales, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que nó tuvo vehículo, a uno que lo tuvo; porque todo lo que se tuvo en este inmoral sistema de vida, se tuvo violando la ley del Padre; el Padre nó enseñó que uno tuviera más que otro; porque todos son iguales en derechos ante Dios; de verdad os digo, a los que tuvieron más, de lo que fué mandado; todo os será quitado; así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y todo pedido se cumple; por vosotros ambiciosos del mundo, jamás este mundo encontró su justicia; y debéis pagar hasta la última molécula de carne, que sintió todo cuerpo físico; de verdad os digo, que pedísteis pagar vuestros yerros, ojo por ojo y diente por diente; y así se hará; de vosotros, nada quedará ambiciosos del mundo; porque todo árbol que nó plantó el divino Padre, de raíz será arrancado de la evolución humana; vuestro desaparecimiento ambiciosos del mundo, marcará para esta morada, la época más feliz que se haya conocido; vosotros érais y sóis, el demonio en forma humana; que por siglos azotó a este mundo; vosotros sóis el yugo del mundo; vuestra maldita filosofía de ambición, tiene por herencia la tragedia y el llorar y crujir de dientes; ninguno de vosotros entrará al Reino de los Cielos; ni vuestros imitadores; ni vuestros hijos; ninguna herencia hasta la cuarta generación; porque al Reino del Padre, sólo entran los limpios de corazón; los que vivieron según las escrituras; y nó según los hombres; de verdad os digo, que todos los que vivieron según los hombres, que vivieron por el qué dirán, ninguno entrará al Reino de los Cielos; porque todos los que pronunciaron el qué dirán, son espíritus atrasados; ignorantes; que sólo piensan según los intereses del presente; basta pensar en el qué dirán, y no se entra al Reino de los Cielos; el término: Qué dirán, nó se conoce en el Reino de los Cielos; porque todos los que lo han pronunciado en lejanos é infinitos mundos, ninguno a entrado ni entrarán jamás al Reino de los Cielos; y millones de vosotros, a caído en lo mismo en otras exsistencias; de verdad os digo, que el egoísmo dentro del egoísmo, os aleja más y más del Reino de los Cielos; instante por instante; segundo por segundo; porque en todo instante vivís un sistema de vida, que no salió de los mandatos del Padre; en todo instante propagáis para vosotros, futuras semillas de tinieblas; porque cada uno se hace sus futuros cielos; de verdad os digo, que cuando vuestro entendimiento comprenda la Doctrina del Cordero de Dios, espantados quedaréis; porque hasta el último segundo, estaréis violando la ley de Dios; esto se debe, a que lo que vosotros creíais que no tenía importancia, lo tiene para el Padre; vuestro error está en olvidar que todos son iguales en derechos, delante de Dios; nó comprendísteis nunca, que el término todo saliendo de Dios, no tiene ni principio ni fín; los instantes, los segundos, los microbios, todo lo que no véis, pero que exsiste, tiene los mismos derechos, a que tenéis vosotros; el término todo, fué empequeñecido por vosotros mismos; la ilusión de la vida, redujo en vosotros, el concepto infinito del Padre; en vuestras mentes, se anidó lo efímero; lo que nó sale de un presente; la misma herencia que caracteriza a los llamados capitalistas, influyó en vosotros; ellos los ciegos mayores; y vosotros los ciegos menores; porque fuísteis influenciados, por ciegos de mayor jerarquía; por los que crearon vuestra tragedia; la de nó entrar al Reino de los Cielos, por vivir en violación de sistema de vida; de verdad os digo, que satanás alternó con vosotros; porque vuestro propio modo de vivir, siendo una violación, es el mismo satanás; de verdad os digo, que vuestra propia indiferencia hacia las escrituras del Padre, hizo más doloroso vuestro llorar y crujir de dientes; he aquí la falsedad que caracterizó al llamado mundo cristiano; de todo hay en la viña del Señor; hay falsos y verdaderos; los cristianos falsos, son aquéllos que nunca estudiaron el contenido de las escrituras, como fué mandado; son los cristianos de boca; más, nó de ilustración; de verdad os digo, que ningún falso de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; el llamado mundo cristiano, será acusado en el Reino de los Cielos, por sus propias virtudes; por su propio pensar; por sus propias ideas; por jugar con ellas; por hacerlas falsas; he aquí la obra de la roca religiosa; la obra de los egoístas más grandes, que han pasado por este mundo; he aquí la obra de satanás; porque os dividió en muchas creencias, habiendo un sólo Dios nomás; confundieron al mundo de la fé; ¡¡religiosos del mundo!! aprontáos lo que se os avecina; todo daño por microscópico que sea, se paga; lo que hicísteis con este mundo, lo hicísteis en otros; lejanas humanidades conocieron vuestra maldita división; humanidades que por vuestra culpa nó entraron al Reino de los Cielos; en lejanos mundos dejásteis el desconcierto y el llorar y crujir de dientes; llenásteis de templos y monumentos a esos mundos; enseñásteis en ellos, la adoración material; la adoración que nunca agradó al Padre; porque los hijos no ganan nada en espiritualidad; todo lo contrario; se atrasan; caen en sentimientos opuestos; se vuelven hipócritas y falsos; tal como se volvió el llamado mundo cristiano; de verdad os digo, demonios de la hipocrecía y la falsedad, que vosotros sóis los falsos profetas de mis escrituras; así os llamará el mundo; porque pedísteis al Padre, que recayera en vosotros, todo error y falsedad que provocaríais en otros; esto es con la vara que medísteis, seréis medidos; he aquí el porqué el Padre os dijo, siglos atrás: Sobre esta roca construiré mi iglesia; quise deciros: Sobre esta roca de egoísmo humano; caísteis en el egoísmo intelectual; el más terrible de los egoísmos; os creísteis únicos en la verdad; ¿cómo explicaréis al mundo, el rechazo que le dísteis a mi humilde Enviado? ¿en dónde está la humildad de la que tanto hablásteis por siglos? ¡¡falsos de falsos!! vuestra humildad, nó es la verdadera humildad; la verdadera humildad nó necesita de templos ni de tronos; ni necesita ser confesada; porque pobres de aquéllos, que interrogan a las intimidades del libre albedrío; a los tales, más les valdría nó haber nacido en este mundo; ni el Creador hace lo que hacéis vosotros demonios hipócritas; de verdad os digo, que tendréis que gritar delante de todos, vuestros pecados; así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; pedísteis un juicio universal; un juicio en presencia de todos; tal como se hace en el Reino de los Cielos; donde nada es oculto; ¡pobres de aquéllos que crearon ocultismos en este mundo! así se les ocultará a ellos, el Reino de los Cielos; de verdad os digo, religiosos del mundo, que por vosotros comienza el juicio final; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; pedísteis ser los primeros en la palabra de Dios, y los primeros en ser juzjados; más, nó enseñásteis la palabra del Padre, según las escrituras del Padre; enseñásteis lo del Padre, según vuestras comodidades é intereses materiales; hicísteis alianza con inmoral sistema de vida; un sistema de vida corrompido; cuya característica eran los llamados ricos; sabiendo vosotros demonios religiosos, que ningún rico entra al Reino de los Cielos; correréis la misma suerte que la de ellos; seréis acusados en el Reino de los Cielos, de complicidad con los demonios del oro; de intrigar y corromper la inocencia de un mundo; más os valdría, nó haber sido religiosos en la vida; porque no os echaríais a un mundo encima; nadie os acusaría; de verdad os digo, hijos del mundo, que vuestros guías ciegos, os tienen en un atraso de veinte siglos; en el plano moral y espiritual; sóis dirigidos por lo más atrasado de la evolución humana; puesto que para el Padre, los humildes son los primeros; y entre los verdaderos humildes y los llamados religiosos, exsiste una diferencia infinita; los humildes entran al Reino de los Cielos; los religiosos nó entran; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció religión, a uno que la conoció; el que nó conoció religión, no fué dividido; el que la conoció sí que fué dividido; sólo satanás se divide así mismo, y divide a otros; porque ningún espíritu dividido, entrará al Reino de los Cielos; todo dividido es influenciado por una extraña moral; ajena a la moral de las escrituras del Padre; es así que todo el mundo cristiano, posee extraña moral; cuya causa está en la falsa interpretación de las escrituras; de verdad os digo, que ningún falso entrará al Reino de los Cielos; he aquí el más grande engaño de este mundo; es tan inmenso este engaño, que ninguna criatura de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; lo que vale en el Reino, es el cumplimiento minucioso de los divinos mandatos del Padre; lo demás es extraña moral; de las escrituras del Padre, debió haber salido toda la organización humana; el mismo sistema de vida; prometísteis al Padre, hacer de la vida, las mismas escrituras; por sobre todas las cosas; e hicísteis lo contrario; las escrituras del Padre, son las más olvidadas; así también se olvidarán de vosotros en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que en todos los mundos ocurre la misma tragedia, cuando sus criaturas se alejan de las escrituras del Padre; de verdad os digo, que la interpretación de las escrituras del Padre, nó está en lo material; está en la individualidad y sus inclinaciones; la interpretación de las escrituras del Padre, nunca debió ser material; porque las acciones espirituales, son las eternas; las que conducen al Reino de los Cielos; lo material es efímero y contemplativo; la inteligencia se detiene; nó tiene expansión creadora; de verdad os digo, que vuestra adoración material, a alejado del Reino de los Cielos, a todo hijo que a pasado por este mundo; porque fueron influenciados por un falso concepto, que debieron haber tenido; he aquí vuestra culpa falsos profetas de mis escrituras; este mundo por vuestra ignorancia, nó vivió agradando al Padre por sobre todas las cosas; vivió en mojigatería; por vosotros ignorantes de la roca, este mundo nó entra al Reino de los Cielos; ningún pensar que nó pensó según la psicología de las escrituras del Padre, a entrado al Reino de los Cielos; porque el término: Por sobre todas las cosas, incluye: por sobre todo pensar; por sobre toda psicología extraña; y de verdad os digo, que enseñar mis escrituras, según las comodidades y egoísmos humanos, crea una falsa moral y extraña moral; lo enseñado en falsedad, nó concuerda con lo prometido en el Reino de los Cielos; he aquí el drama que causásteis en cada espíritu que os siguió en la vida; cada creyente fué dividido entre lo que prometió y lo que vosotros le enseñásteis; lo que se prometió en el Reino de los Cielos, fué hecho en ley eterna; está ley eterna, está escrita en los libros solares; y en las escrituras terrenales; al falsear vosotros, la verdadera interpretación de las escrituras, falseásteis en millones de mentes, el verdadero concepto de la eternidad; es vuestra forma inmoral de interpretarla, lo que hizo que ninguno de este mundo, entrara al Reino de los Cielos; se entra al Reino, con el más elevado concepto de la moral, que la mente pueda imaginar; y vosotros demonios religiosos, no supísteis dar al mundo, la más elevada moral que pueda imaginarse; de verdad os digo, que nó quisísteis atacar al demonio, desde un principio; aceptásteis de principio, el sistema de vida basado en el oro; he aquí vuestra alianza con el demonio; nó se puede servir a dos señores; ó se sirve al Dios viviente según sus escrituras, ó se sirve al dios del oro, según sus tinieblas; y vosotros ciegos, servísteis a los dos; de verdad os digo, que tendréis que gritar en público ante el mundo, vuestro pecado; porque sólo satanás divide; de verdad os digo, que nunca el mundo, vió ni verá tal acontecimiento; ¡¡satanás, érais vosotros mismos!! he aquí, que hasta satanás es probado por el Padre; de verdad os digo, malditos comerciantes de la fé, que cuando desaparezcáis de este mundo, este mundo entrará a la era más feliz de su historia; porque ya no será dividido; habrá pasado el mundo que fué probado; el mundo materialista; mundo alfa ó principio; nunca caísteis en la cuenta religiosos del mundo; toda la vida, sólo vísteis la paja en el ojo ajeno; y nó vísteis la viga, en el vuestro; fuísteis egoístas y duros como una roca; hasta el último instante del tiempo de vuestra prueba; he aquí porqué el Creador inmortalizó el divino término: Sobre esta roca construiré mi iglesia; fué dicha antes que nacieran los actores del egoísmo humano; porque toda divina expresión salida del Padre es profética; porque habiéndolo creado todo, creó también el futuro; en las mismas escrituras, os puse vuestra caída; y muchos de vosotros falsos profetas, intuísteis esta verdad; más, callásteis; tanto peor para los pocos honrados; porque ayudásteis a hundir a otros; de verdad os digo, que más os valdría, nó haber pedido como prueba de vida, la de ser religioso; porque seréis los más odiados de este mundo; porque en todos provocásteis la peor tragedia del espíritu; la de saberse, que no se entrará al Reino de los Cielos; he aquí una ley de la vida; los que fueron grandes en poder, en esta vida, pasan a ser los despreciados; porque el juicio final, la palabra viviente del Padre, abre todos los entendimientos; porque estando en todas partes, está en toda mente; de verdad os digo grandes del mundo, que empieza para vosotros, el llorar y crujir de dientes; porque nunca debió haber exsistido poderoso alguno en este mundo; porque se enseñó que todos son iguales delante de Dios; toda grandeza de este mundo, nó entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que fué humilde a uno que se engrandeció; de verdad os digo, que según como se vivió en la vida, así será vuestra recompensa; porque todo tiene jerarquía en el universo; y todos son vivientes en sus leyes; todos sin excepción tienen mandatos que cumplir; el vuestro era y es el de haber sido humildes por sobre todas las cosas; ¿quién lo fué con vuestro escandaloso sistema de vida? ¿quién podía ser humilde, si os tentaron con el oro? ¿quién podía ser humilde, si vuestros propios padres os dieron el mal ejemplo? ¿quién podía conservar la inocencia, si vuestros propios padres, legalizaron el escándalo? ¡¡y se hicieron llamar cristianos!! de verdad os digo, que vuestros hijos os maldecirán y todo padre, maldecirá a sus padres; porque os fué dado un mandato salido del Creador, y no lo cumplísteis; cumplísteis mandato de hombres; mandato desconocido en el Reino del Padre; de verdad os digo, que de los tales, nó sale la eternidad; porque la humanidad terrestre, es una jerarquía microscópica; los que todo lo esperaron de los hombres, nada esperen del Padre; el Padre Jehova es Dios Celoso de sus leyes; de verdad os digo, que todos aquéllos que quebrantaron sus promesas hechas al Padre, de que sólo estaba el Padre por sobre todas las cosas, nó entrarán al Reino de los Cielos; porque no pueden mostrarse como modelos de obediencia, ante las virtudes del Reino; les llamarían demonios de la desobediencia; en el Reino, cualquiera violación a la ley del amor, es llamada ley demoníaca; aunque esa violación sea lo más microscópica, que vuestra mente pueda imaginar; el mal es desconocido en el Reino de los Cielos; y si vosotros entraríais al Reino del Padre, infinitas inocencias os leerían la mente; y verían en vosotros tinieblas de desobediencia; y vosotros seríais perturbadores de la paz y la tranquilidad mental en otros seres; he aquí la herencia que os dieron los que crearon vuestro sistema de vida interesado; por causa de ellos, tendréis que seguir fuera del Reino de los Cielos; deberéis seguir naciendo en planetas de la carne; he aquí la ley para los que nó cumplen; he aquí que sóis uno de los infinitos mundos, que vagan por los espacios pagando deudas de remotísimos pasados; de naceres que ya pasaron; porque otros demonios también os engañaron; en todas las generaciones han habido satanaces; no haya sido dividida y alejada de la verdad de las escrituras; y ninguno a logrado entrar al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que sólo los que pensaron en los demás, entran al Reino de los Cielos; ninguno que pensó para sí mismo, entra; los que dieron la vida, para que otros fueran más felices; de ellos es el Reino de los Cielos; los pobres, los perseguidos, los humildes, los explotados, son los premiados; porque el Padre premia al que a sabido llevar su cruz; y mayormente premiado es el que nunca tuvo nada; el que todo lo esperó del Padre; toda paciencia recibe su premio; de verdad os digo, que quien nada tuvo, lo tendrá todo; incluyendo la eternidad física; la de volver a ser niño ó niña; la resurrección de su carne; porque todo lo puede un primogénito solar; que es primero en todo lo que vuestra mente pueda imaginar; he aquí una Revelación que os fué anunciada, con muchos siglos de anticipación; más, pocos creyeron; porque pocos buscaron; pocos profundizaron las escrituras del Padre; quien nó creyó, nada recibirá; porque precisamente nó creyó; sólo el que creyó recibirá, en la medida que creyó; he aquí una justicia, en que vosotros mismos, hicísteis de reo y juez; porque según vuestras obras, recibiréis; os tendréis que armar con todo lo que hicísteis en la vida; he aquí el Armagedón; que significa gente que se arma; el Armagedón es el juicio intelectual de cada uno; segundo por segundo; instante por instante; molécula por molécula; virtud por virtud; idea por idea; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; todo lo que sóis en cuerpo y mente, lo pedísteis; nada exsiste en vosotros, que no haya sido pedido; el juicio del Cordero de Dios, comienza por los que más se engrandecieron en este mundo; por los que hicieron todo lo opuesto, según los Mandamientos del Padre; que a nadie mandó engrandecerse; a todos mandó ser humildes por sobre todas las cosas; he aquí un llorar y crujir de dientes; porque la verdad viene por sorpresa; de vosotros dependía no dejaros sorprender; porque ello es parte de la prueba de la vida; vosotros pedísteis la sorpresa en todas las cosas de la vida; incluyendo la venida de vuestro juicio final; porque todo se hace realidad en la vida; a vosotros os tocó abajo; a otros arriba.-



ALFA Y OMEGA