DIVINA LEY DE PRUEBAS HUMANAS; LA SUPREMA PRUEBA ES AQUÉLLA CUANDO SE VÉ POR PRIMERA VEZ, LO QUE SE PIDIÓ EN EL REINO DE LOS CIELOS; TODO ESPÍRITU ES PROBADO EN LA VIDA.-

Sí hijito; sé que estás pensando en tu hermano terrenal José; ya ves hijito; con tanta preparación en mis escrituras, cayó ante lo que él mismo pidió en el Reino de los Cielos; este hijo tal como los demás que fueron probados, pidió en el Reino de los Cielos, ser el primero en dar a conocer al mundo, la Revelación de la doctrina del Cordero de dios; de verdad te digo hijito, que todos prometen al Padre en el Reino, ser los primeros; en todo lo que se refiere al Padre; es por este pedido universal de los espíritus, que fué escrito: Adorarás a tu dios y Creador, por sobre todas las cosas; el todas las cosas, lo incluye todo; porque el Padre está en todo y en todos; es el todo sobre el todo; hermanos del mundo: Cuando se cree tener una fé, esa fé debe ser por sobre todas las cosas del mundo; no se puede servir a dos señores; el que titubea en la fé, sirve al señor del titubeo; y la fé y el espíritu se dividen; es lo que le sucedió a tu hermano José de los llamados testigos de jehova; el Padre Jehova no juzja a sus hijos de los mundos, por lo que son en los mundos; los juzja por sus ideas que tuvieron en la vida; los juzja por sus obras; y no hay obra, que no contenga ideas; porque se os enseñó, que el Padre está en todas partes; está también en lo que vosotros no véis; está en las ideas que generáis a diario; vosotros sentís las ideas; nó las negáis; más, ninguno a visto con sus ojos, una idea; tu hermano José como todos los de este mundo, pidió el juicio público; a la vista de todos; porque nada es oculto en el Reino de los Cielos; ni nada debió ser oculto en este mundo; tu hermano José al igual de los que fueron llamados primero, serán acusados en el Reino de los Cielos, de ocultar la Revelación a los demás; por ellos esta Revelación está atrasada; por ellos, esta humanidad se aleja más y más del Reino del Padre; porque a cada instante, a cada segundo que transcurre, vá acumulándose en cada criatura, mayor violación; de verdad os digo, vosotros que desprecíasteis lo que es del Padre, no entraréis al Reino de los Cielos; así como despreciásteis al Padre por las cosas é influencias de este mundo, así también seréis despreciados arriba y abajo; todo ingrato que desprecia al Padre, porque a cultivado falsa humildad; olvidásteis la divina parábola: el que tenga boca que hable; el que tenga ojos que vea; el que tenga oídos que oiga; quiere decir en otras palabras, que todas las nuevas del Padre, hay que darlas a conocer a los demás; hay que anunciarlas al mundo; porque lo del Padre, es universal; en todos está; quien oculte en la vida, cualquier conocimiento a los demás, es acusado delante del Padre, de egoísmo intelectual; debe sumar todos los segundos del tiempo que duró el engaño; ocultar es engañar; las demás criaturas al ignorar una verdad, que ya está en la Tierra por la gracia del Padre, viven engañadas; porque toda luz de verdad, se pide en un tiempo dado; los incrédulos y los de fé materialista, alteran la historia de los tiempos y pedidos, hechos por la criatura; porque todo pedido de vida, tiene su tiempo; como cada suceso ocurrido en cada vida, también lo tiene; porque nadie es desheredado; todos son iguales en derechos, delante de dios; he aquí el llorar y crujir de dientes en cada uno; porque todo arrepentimiento, pidió también su tiempo; y en el tiempo en que estáis, pedísteis muchas clases de tiempo; de verdad os digo, que la verdad, la Revelación fué pedida por este rebaño, en forma de doctrina; tal como ocurrió en el pasado; esos espíritus que vivieron otro mundo por sus costumbres, pidieron la Ley Mosáica; le sucedió La doctrina Cristiana; y ahora, La doctrina del Cordero de dios; toda doctrina viviente es; porque sale de la palabra viviente del Padre; de verdad os digo, que esta humanidad no entrará al Reino de los Cielos; porque fué dividida en su inocencia; sólo satanás se divide así mismo; vuestro propio llorar principia por vuestras propias costumbres; porque los hombres os dieron un sistema de vida, que es inmoral ante el Padre; ellos os dividieron en ricos y pobres; y las llamadas religiones, os dividieron vuestro espíritu y vuestra fé, en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; y de verdad os digo, que ningún espíritu dividido en lo material y en lo espíritual, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que nó conoció religión, a uno que conoció; el primero fué influenciado en una filosofía que nó lo dividió; el último conoció la división; sus propias virtudes vivientes, sufrieron una experiencia, que nó la conducen al Reino; porque ellas se confiaron al espíritu; hicieron divinas alianzas vivientes; y espíritu y virtudes, prometieron al Padre, cumplir lo que es del Padre, por sobre todas las cosas; por sobre todo sistema de gobierno que no tomara en cuenta, las escrituras y mandatos del Padre; todo lo que pidió el espíritu, también lo pidieron las virtudes; porque todos son iguales delante de dios; aunque los pedidos entre espíritu y virtudes, no sean los mismos; la ley de la cual salísteis, os mira a todos iguales; aunque vosotros seáis desiguales en el pensar; no por eso dejáis de ser iguales ante dios; de verdad os digo, que todos los que pidieron ser los primeros en ver la Revelación, la pidieron verla en escritura; porque las formas de expresarse del Padre, no tienen límite; ¿no se os enseñó que lo del Padre es infinito? nada de la Revelación está fuera de las escrituras; porque el Padre Jehova, jamás se contradice; aún probando a sus criaturas; es el hombre el que se contradice; porque se apartó de lo que le fué mandado; nó cumplió sus propias promesas; y de verdad os digo, que basta conocer un segundo ó menos de un segundo en la violación de lo que es del Padre, y nó se entra al Reino de los Cielos; esto se debe entre infinitas leyes, que hasta el tiempo más microscópico que podáis concebir, tiene sus derechos ante dios; son tan vivientes, como lo sóis vosotros; nadie es menos ante el Padre; ni aún los conceptos de la nada, pensadas por ciertas mentes; de verdad os digo, que toda humanidad que sigue a todo violador de la ley, tal humanidad corre la misma ley en su futuro destino; porque las leyes del Padre fueron dadas a todos; de verdad os digo, que todos aquéllos que pidieron gobernar y dirigir a las naciones, son los primeros en ser juzjados; porque tienen la responsabilidad de millones de mentes; ¡¡más os valdría gobernantes del mundo, no haber venido a la vida humana, sí habéis dirigido a las naciones, sin tomar en cuenta, las escrituras del Padre!! ¿no se os enseñó, que lo de dios está por sobre todas las cosas? por sobre todo lo que a salido de la mente; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que nó fué gobernante, a uno que lo fué; el que no lo fué, no hizo alianzas con el demonio de la división; el que fué, sí que las hizo; mi divina palabra dice: sólo satanás se divide así mismo; advertidos fueron a través de los siglos; de verdad os digo, que ningún gobernante, rey, presidente y toda criatura que dirigió destino de nación, a entrado al Reino de los Cielos; así será también en los últimos tiempos; de verdad os digo, que de acuerdo a la divina parábola: sólo satanás se divide así mismo, este mundo debió tener sólo una cabeza; porque lo del Padre es la unión; y lo del demonio, la desunión; al olvidar mis escrituras, los espíritus que dirigieron y dirigen este mundo, perpetuaron la injusticia; gobiernan este planeta, con cálculo humano; con destino desconocido; el hombre juzja al hombre; y lo hace en el hombre; nó en el Padre; puesto que no toma en cuenta sus mandatos; es por esta causa, que este mundo jamás a conocido la verdadera paz y felicidad; porque es sistema de vida salida de hombres; salida de seres imperfectos; de verdad os digo, que por nó cumplir lo del Padre, este mundo está atrasado en veinte siglos; infinitos genios, se niegan a venir a hacer adelantar a este mundo; porque los que han venido, ninguno a vuelto a entrar al Reino de los Cielos; porque retornan divididos en su inocencia y espíritu; el sistema de vida interesado y egoísta de este planeta, los coge; de verdad os digo, que es un dicho en el Reino, que venir a ciertas moradas planetarias, es difícil volver a entrar al Reino de los Cielos; más, los espíritus prueban su poder; porque todos los espíritus de todos los mundos, piden probar vidas que no conocen; todo espíritu nace de nuevo, con ese objeto; y lo hace en virtud de su libre albedrío; nadie viene obligado a conocer vidas, porque todo se hace por acuerdo y alianzas, en el Reino de los Cielos; el mundo antiguo conoció el arca de las alianzas; nunca supieron su infinito significado; porque pidieron ser probados en ello; probados en fé; porque desconocían la causa verdadera del arca; a vosotros os pasó igual; fuísteis probados en la psicología divina; en la forma como fueron escritas, el libre albedrío del divino Padre Jehova; al tratar de interpretarlo, os dividísteis; pues creásteis las llamadas religiones; confundísteis al mundo de la fé; al mundo espíritual; la verdad es una sola; su interpretación debió ser también una sóla; el dios viviente es uno; de verdad os digo, que toda confusión que se crea en los mundos, es juzjada tanto arriba como abajo; nadie tiene derecho a confundir a otro; porque nadie pidió tal cosa, en el Reino de los Cielos; escrito fué: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; y de verdad os digo, que no exsiste desgracia mayor, que la causa que nó permite a la criatura, entrar al Reino de los Cielos; las llamadas religiones, provocaron esta causa; porque nunca debieron haber dividido a la humanidad, en muchas creencias; porque ningún espíritu dividido en su fé, entrará al Reino de los Cielos; la fraternidad celestial es complemento viviente; y cuando uno de los divinos, no está de acuerdo, pide alejarse del Reino de los Cielos; pide nacer en algún lejano planeta; esto significa para vosotros, que es más sabio renunciar a una religión ó filosofía que divide a los demás; y no ser causa de división; de verdad os digo, que todo aquél que dividió en la vida a otros, no entrará al Reino de los Cielos; así como dividió en este mundo, así será él dividido en otros; con la misma vara que midió en el mundo, así será dividido; de verdad os digo, que todas las mentes que dividieron a otras, ninguna quedará en este mundo; porque todo árbol filosófico que dividió en el conocimiento, no lo plantó el Padre Jehova; de raíz será arrancado; desaparecen de la evolución humana; porque satanás fué probado; y cayó ante el mundo; y con él, el mundo que le siguió y le imitó; de verdad os digo, que este mundo entrará a una época de llorar y crujir de dientes; a una época de dolor espíritual y arrepentimiento; una época como jamás se vió ni se verá; una época que presenciará la caída de un mundo soberbio; de un mundo que hizo las cosas por su cuenta; de un mundo que terminó escandalizando con sus propios cuerpos; de un mundo, que fué ilusionado por el dios oro; un mundo creado por un grupo de demonios ambiciosos; un mundo que despreció las leyes del Padre; de un mundo que corrompió sus costumbres; de un mundo que creó la inmoralidad; de un mundo que pidió ser probado, y cumplió su tiempo; un mundo que pidió el juicio final, en un planeta llamado Tierra; un mandato hecho en el Reino de los Cielos; para ser cumplido en un mundo-polvo; mundo de la carne; de verdad os digo, que los humildes de este mundo, tomarán su gobierno; tal como fué mandado, hace ya muchos siglos; y no se cumplió; porque los hombres hicieron lo opuesto, a lo que estaba escrito; los humildes son los primeros dice mi divina palabra; más, los hombres ambiciosos de poder y dominio, no hicieron caso a la palabra del Padre; ahora, recogen sus frutos; porque al que tuvo en abundancia, le será quitado; y al que nada tuvo, le será restituído; de verdad os digo, que los llamados ricos, son desconocidos en el Reino de los Cielos; porque allí nó exsiste la desigualdad; allí todos son iguales ante dios; porque el amor no se mide por lo que se tiene; se mide por lo que se es; por el conocimiento; por el poder creador; allí se desconoce la palabra: esto es mío; porque no exsiste la posesión; nadie es esclavo de nadie; no exsiste lo privado; este fenómeno es propio de criaturas que están empezando a vivir; es un apego a la materia, que están empezando a conocer; es una experiencia y un complejo; porque tarde ó temprano, el espíritu se desprenderá de el; porque la carne y sus pasiones, son débiles; el conocimiento las elimina, en la eterna sucesión de exsistencias, que tendrá el espíritu; porque todo espíritu nace de nuevo; y vá a las muchas moradas que tiene el Padre; de verdad os digo, que todo lo que pedísteis en el Reino, todo lo presenciaréis; y de verdad os digo, que en cada uno de vosotros, nacerá la ira contra vuestro propio sistema de vida; así es el fruto de satanás; termina derrumbándose él mismo; de verdad os digo, que habéis luchado en esta vida estérilmente; puesto que por culpa de religiosos y explotadores de criaturas, ninguno de vosotros entrará al Reino del Padre; ningún espíritu dividido a entrado jamás; de verdad os digo, que presenciaréis la más grande revolución que se conocerá en este mundo; será tan inmensa, que nó habrá otra; y no será revolución con fuerza; como las revoluciones de los hombres; será el conocimiento del Padre Jehova, contra el orgullo humano; de verdad os digo, que el mundo se dividirá entre oriente y occidente; entre la verdadera fé y la falsa fé; entre los que sirvieron a un señor, y los que sirvieron a dos; de verdad os digo, que ninguno que dividió a dos, quedará en esta revolución; he aquí el Armagedón; que significa, Gente que se arma, con las buenas Obras que hizo en la vida; porque todo cielo nace de obras; y cada uno se hace su propio cielo; y es vuestro pensar, el generador de obras; de vuestro pensar salen las ideas de futuros planetas de vuestros cielos; de verdad os digo, que esta divina revelación os estremecerá; porque si pensásteis ideas malas, os habréis creado, vuestros futuros mundos-infiernos; y si en la vida generásteis ideas buenas, habéis creado vuestros futuros mundos-paraísos; de verdad os digo, que en vuestras microscópicas ideas, que viajan al espacio, está todo lo que fuísteis en la vida; está vuestro pensar filosófico; toda vuestra herencia individual; todas vuestras inclinaciones; y de verdad os digo, que las criaturas de vuestros futuros mundos, tendrán vuestras características; porque toda herencia es expansiva; no cesa jamás de expandirse por el universo; he aquí la suprema Revelación; el porqué el universo expansivo pensante del Padre Jehova, no tiene límites; ni lo tendrá jamás; todas las criaturas de todos los mundos, al pensar, están creando futuros mundos; y lo vienen haciendo, desde eternidades que jamás calcularéis; y vuestra Tierra aún no nacía; escrito fué que nadie es desheredado; lo que tiene el Padre, lo heredan los hijos; sí salísteis de un Padre Eterno, tenéis eternidad; vuestro Padre Jehova, crea en forma colosal e infinita; y vosotros en forma microscópica; sóis tan microscópicos, que jamás habéis visto vuestras propias ideas; ni las veréis; hay que nacer de nuevo, para lograr tal poder; he aquí una divina Revelación, que se impondrá por sobre todo conocimiento humano; la ciencia vuestra, no pidió en el Reino, explicar el orígen de la eternidad; es por esta causa, que ningún sabio de la Tierra, a podido explicar el orígen de su propio mundo; además, todos vosotros pedísteis una vida de prueba; que incluía el olvido del pasado; el nó recuerdo de su lugar de orígen; de verdad os digo, que tuvísteis una luz entre vosotros, por muchos siglos; una luz que os explicaba el principio del mundo; en mis escrituras hay una parábola que dice: hay que ser humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; y la ciencia del Cordero de dios, complementa tal parábola; porque su doctrina es el complemento de las escrituras ya conocidas; dice el Cordero de dios: hay que ser humilde, chiquitito y microscópico, para ser grande en el Reino de los Cielos; es decir: hay que ser microbio saliendo de lo invisible hacia lo visible; quien no a sido chiquito, no puede ser grande; nadie nació gigantesco; ni arriba ni abajo; porque toda ley que sale del Padre, es para todo el universo; se cumple arriba y abajo; lo de arriba es igual a lo de abajo; tuvo un mismo principio; hay los cielos del macrocosmo, fueron chiquititos y humildes; nada de lo creado, fué gigantesco, en su creación-principio; de verdad os digo, que esta ley es tanto para la materia, como para el espíritu; porque todos tienen los mismos derechos ante el Creador; las leyes del Padre, no están limitadas a un sólo mundo; porque lo del Padre, no tiene ni principio ni fín; sus leyes son para todos los mundos; porque nadie es desheredado; en todos los mundos cuando llega la Revelación por ellos esperada ocurren sorpresas; la incrédulidad no puede faltar; tal como ocurrió en este mundo; los hijos de la roca fueron los primeros en rechazarla; cayeron en su prueba espíritual; porque todo espíritu es probado en la vida; y la suprema prueba de todo espíritu, llega cuando llega el instante, de reconocer la Revelación; la que él mismo pidió en el Reino de los Cielos; la Revelación fué pedida como un acontecimiento normal, dentro de los acontecimientos humanos; porque la divinidad es la primera, en cumplir con la humildad; muchos esperan la aparición con prodigios; ciertamente que así fué escrito; más, olvidan que lo de arriba es igual a lo de abajo; que el divino Padre Jehova tiene libre albedrío, como lo tienen los hijos; y todo libre albedrío de todo hijo, está subordinado al Padre, en otras palabras, las cosas del Padre, ocurrirán como lo quiera el Padre; a los hijos, sólo les fué anunciado; cada uno en su propia evolución, se forma su propia imagen de como podría ser la Revelación; y de verdad os digo, que ninguna mente humana, se a formado una imagen de la Revelación, que si quiera se le acerque; porque han olvidado la humildad; nó la han vivido; escrito fué que todo humilde es primero ante el Padre; y lo es en todo lo que podéis imaginar; y es así que hasta la Revelación, tiene el sello de la humildad; principia con ella; se confunde en su principio, con los mismos acontecimientos humanos; hasta el último instante, de antes de los instantes, en que la Revelación será dada a conocer al mundo, sóis probados; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y pedísteis en su comienzo, la nó presencia del Padre; porque pedísteis vida de pruebas; y se os concedió; de verdad os digo, que al nó ver al Padre, aumenta vuestro premio; en todos los actos de la vida que pedísteis; aumenta esta forma de vida, en su cualidad y calidad; en su filosofía y jerarquía; de verdad os digo que si me viérais, disminuye vuestro premio espíritual; porque veríais la luz antes de tiempo; antes del tiempo pedido; vuestra vida de pruebas, no se concluiría; vuestro Padre Jehova, respeta el tiempo pedido por sus hijos, antes de venir a cumplirlos, a los lejanos planetas; he aquí la ley del Padre, como jamás fué explicada; ni jamás lo será; porque la explicación salida del Padre, no tiene límites; nada de él lo tiene; por el fruto se conoce el árbol; lo de los hombres es efímero; lo del Padre es eterno é inmortal; ¿mis escrituras, no os lo demuestra? porque mis escrituras son como una moneda; que a través de los siglos, habéis visto sólo una cara de la moneda; muchas conjeturas y muchas interpretaciones, para con un lado de la moneda; llegó el instante de dar vuelta la moneda; otra cara y la misma moneda; la Revelación y la misma escritura; nuevas conjeturas é interpretaciones; si antes vuestro Creador se expresó en parábolas, ahora se expresa en doctrina; lo que instantes antes fué dicho en una forma, ahora es dicho en otra; y sin salirse de las escrituras; porque el Padre jamás se contradice a través de los siglos; el término instante es una comparación en los tiempos; porque de todo hay en el rebaño del Padre; un segundo celeste del Reino de los Cielos, equivale un siglo terrestre; de verdad os digo, que como lo del Padre no tiene límites, exsisten tiempos en un grado tal, hasta donde vuestra mente pueda imaginar; cada mundo al igual que el vuestro, tiene su propio tiempo; lo de arriba es igual a lo de abajo; todos tienen los mismos derechos; en la materia y el espíritu; de verdad os digo, que toda señal escrita, se cumplirá; porque todo en la creación viviente del Padre, tiene un orden divino; un orden que es eterno; y los que violan sus escrituras y mandatos, alteran este orden; todo lo puede el Padre; más, prueba a sus hijos, en sus mismas leyes; porque todos sóis criaturas del universo; y tenéis derechos en el; porque nadie es desheredado; porque estando el Padre en todas partes y en todos, está también su justicia; la forma de expresarse de su justicia, no tiene límites; el Padre se expresa, según las evoluciones de los mundos; porque de todo hay en la viña del Señor; de todo hay en el universo; habiendo de todo lo imaginado, es que se os enseñó, que vuestro Creador es infinito; y si no concebís el infinito en el Padre, es porque sóis poco evolucionados; vuestra intuición mental, está recién naciendo; está en la entrada que conduce al infinito; habéis nacido pocas veces; porque mientras más experiencias se tiene por exsistencias vividas, más elevado es el concepto que se tiene de lo infinito; de verdad os digo, que si no os preocupáis de lo vuestro, menos os preocuparíais del infinito que os rodea; esto se llama Retraso Mental frente al Todo sobre el todo; abandono mental, cuando se está en medio del conocimiento, y no se le hace caso; veo que millones de hijos cómodos, son ciegos por sus propias comodidades; malgastan el tiempo en cosas fatuas; son ignorantes rodeados de comodidad; de verdad os digo, que ninguno que tuvo abundancia y fué fatuo, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que con su abundancia buscó al Padre; a uno que derrochó la abundancia; más le valdría no haber pedido la abundancia; pues por ella, ningún rico entrará al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que mientras hubo un pobre siquiera, es inmoral disfrutar de abundancia; porque se os enseñó que todos son iguales delante de dios; debísteis imitarle; porque es más fácil que entre al Reino, uno que trató de imitar al Padre, a uno que nó lo imitó; toda semejanza que se acerque a los mandatos del Padre, esa es la primera en el Reino de los Cielos; la primera entre todas las semejanzas; de verdad os digo, que vuestro sistema de vida que os dieron, nada tiene de semejanza con lo del Padre; porque nó sembraron la igualdad; sembraron lo opuesto: la desigualdad; el abuso; la explotación; la inmoralidad; el engaño; el vicio; el escándalo; de verdad os digo, que todo el que vivió este sistema de vida, no entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que nó conoció la corrupción, a uno que la conoció; aunque no la haya practicado; más, sus ojos vieron; es más fácil que entre al Reino, uno que nó vió, a uno que vió; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, un ignorante en la corrupción; a uno que tuvo conocimiento aunque de palabra, de la corrupción; el primero es inocente por ignorancia; el segundo es inocente por conocimiento; para entrar al Reino de los Cielos, se necesita conocimiento logrado por las leyes del Padre; todo conocimiento tiene moral; y la más elevada moral, sale del Padre; vuestro mundo a creado extrañas morales; se llama extraño, lo que no está dentro de la moral del Padre; lo que no se os enseñó; todo lo que crean los hombres, no es eterno; lo del Padre lo es; es por eso que la moral del Padre, es la primera de todas; juzja a las extrañas morales; porque sus autores, salieron de la ley del Padre; tarde ó temprano, vuelven a él; no hay moral que se mande sola; tienen su tiempo y su libre albedrío; de verdad os digo, que ninguno que fué inmoral en la vida, entrará al Reino de los Cielos; ninguna extraña moral a entrado; es por eso que ningún rico entrará al Reino de los Cielos; porque tal moral, tiene al dios del oro; el más soberbio entre todos; porque sólo exsiste un sólo dios nomás; el término dioses, es una usurpación al Padre; porque todo lo a creado el Padre; de verdad os digo, que todos los que han adorado falsos dioses, ninguno a entrado al Reino de los Cielos; ni los adoradores ni el adorado; de verdad os digo, que los sistemas de vidas que violan la ley del Padre, son como los falsos dioses; ninguno de sus seguidores entra al Reino, del dios verdadero; del dios viviente; de verdad os digo, que todos aquéllos que se postraron delante de imágenes, cualquiera que haya sido su forma, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que nó conoció imágen, a uno que la conoció; vuestro Padre Jehova es dios celoso de sus leyes; se os enseñó que cada uno se hace su propio cielo; que el templo está dentro de vosotros; y nó fuera de vosotros; la conciencia que respeta las leyes del Padre, no necesita de templos materiales; porque ninguno de ellos quedará en este mundo; los templos materiales son una manifestación del mundo de la prueba; una manifestación salida de una forma de interpretación, de criaturas que prometieron respetar el libre albedrío de las criaturas; y nó fascinarlos ni dividirlos; de verdad os digo, que todo templo se vuelve viviente en el Reino de los Cielos; y cuando sus creadores han violado la ley, las moléculas de todo templo material, hablan en el Reino; porque todo chiquitito y humilde, sea del espíritu ó de la materia, es primero en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que toda la materia que os tocó perfeccionar con algún objeto, se queja delante del Padre; porque sus derechos son escuchados; tal como son escuchados los derechos del espíritu; nadie es menos delante del Padre; la justicia del Padre Jehova es tan perfecta, que ninguna molécula ni ninguna virtud, queda sin su justicia; nadie es desheredado; ni los elementos; ni los espíritus; de verdad os digo, que hasta las imágenes que adorásteis, hablan sus moléculas en el Reino del Padre; toda imágen nace de los elementos; y cuando sus creadores lo hacen violando la ley, son acusados por las moléculas de las imágenes; así es el universo viviente del Padre Jehova; de verdad os digo, que hasta vuestras moléculas de carne, os acusarán en el Reino; porque todos habéis escandalizado con el cuerpo físico; y todos prometísteis en el Reino, no escandalizar ni en lo más mínimo; porque sabíais que ningún escandaloso entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que basta que una molécula de carne, se queje de escándalo, y no se entra al Reino de los Cielos; porque todo chiquitito y humilde como lo es una molécula de carne, es grande en poder y sabiduría en el Reino de los Cielos; de verdad os digo a los que mostraron sus cuerpos ó partes de sus cuerpos a la contemplación de los demás, no entrarán al Reino de los Cielos; deberán pagar molécula por molécula; poro por poro; y de verdad os digo, que por cada poro o molécula, deberéis cumplir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; de verdad os digo, que hasta el tiempo que empleásteis en vuestros escándalos, se queja ante el Padre; porque todo segundo vivido, tiene tanta importancia, como el espíritu que disfrutó del tiempo; de verdad os digo, que toda el arca de las alianzas, pidió cumplir con la ley del Padre en sus respectivas leyes; en estas alianzas, el espíritu no es el primero; mucho menos cuando violó la ley; porque al espíritu humano se le mandó ser humilde; y todo humilde es siempre el último; de verdad os digo, que vuestro sistema de vida, no ensalzó a la humildad; hizo lo contrario; despreció a los primeros; ¿no se os enseñó que todo humilde es primero delante del Padre? ¿ por qué entonces, no los ensalzásteis? ¿por qué no los dejásteis gobernar el mundo? ¿si os fué enseñado que son los primeros? de verdad os digo, usurpadores del poder de otros, que el mundo os juzjará; porque con la vara que medísteis, seréis medidos; nunca os correspondió gobernar al mundo, ambiciosos del oro; desde el punto de vista de mis escrituras y mis mandamientos; torcísteis el curso de una historia; al nó considerar al Padre por sobre todas las cosas; por sobre el mismo sistema de vida, que dísteis a este mundo; que es una verguenza ante el Padre; vuestra moral espíritus explotadores, es moral extraña; no es árbol plantado por el Padre, y de raíz será arrancado; vuestra moral está acomplejada, por la ambición al oro; y habéis contagiado a todo un mundo; un mundo que por imitaros, no entrará al Reino de los Cielos; porque corrompísteis sus inocencias; están divididos en mente y espíritu, entre muchos señores; entre muchas influencias; y para entrar al Reino, es menester servir a un sólo señor; a un sólo dios nomás; al dios viviente; de verdad os digo, que ningún espíritu dividido, entrará a la gloria del Padre; y esta tragedia de un mundo, caerá sobre vosotros demonios de la explotación; más os valdría, no estar en este mundo; escrito fué que todo humilde será ensalzado y todo engrandecido despreciado; porque mis leyes, a nadie mandaron engrandecerse; todo lo contrario; mis leyes mandan ser humildes por sobre todas las cosas; de verdad os digo, que el mundo os pedirá cuentas; el llorar y crujir de dientes de vosotros salió; nó salió del Padre; vosotros fuísteis los violadores de la ley; el llorar y crujir de dientes es de orígen terrenal; el demonio del hombre, fué el mismo hombre; porque vosotros dividísteis a este mundo; y sólo satanás se divide y divide a otros; por vosotros demonios de la ambición, se escribió juicio final; y nó por causa de humilde alguno; de verdad os digo, que vuestro reinado de dividir al mundo, toca a su fín; vuestra caída demonios, será la caída del yugo de este mundo; sin vosotros, este mundo se convertirá en un paraíso; tal como lo era, eternidades atrás; cuando nadie conocía la ambición ni la codicia; con la llegada de vosotros, demonios de la ambición, empezó en este planeta, la injusticia y la inmoralidad; y todas las plagas que este mundo a conocido; de verdad os digo, que vuestra caída será regocijo para todo sufrido; para todo desplazado; para todo despreciado; para todo sufrido; para todo desposeído; regocijo en el mundo espíritual; el mundo de los que esperan; de ellos es el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todas las naciones ricas, quedarán en la más grande pobreza que podéis concebir; porque la riqueza es la gran desconocida, en el Reino de los Cielos; para ser juzjados, se parte por la igualdad; lo que nó sembró el Padre ni el Hijo, no queda; sólo queda la siembra interior; las ideas puestas en práctica durante la vida; el conocimiento y las obras; la riqueza nó es del Padre; y será aplastada por el conocimiento; de verdad os digo, que todo el que es rico, maldecirá serlo; porque ningún rico recibirá el premio de la carne eterna; el Padre Jehova no premia a los que por sus ambiciones desmedidas, crearon el sufrimiento en otros; premia al sufrido; porque se resignó; de verdad os digo, que envidiarán a todo humilde; porque de ellos es la gloria eterna; de ellos es la resurrección de la carne; de verdad os digo, que la resurrección de toda carne, será el año 2001 en la lejana India; porque todo humilde sea individuo ó nación, es primero delante del Padre; vuestro Padre no puede premiar a las naciones, que hicieron del oro, su meta suprema; no puede premiarlos, porque iría contra sus propias leyes; el Mandamiento dice: No robarás en ninguna forma concebible; ni aún en sistemas de vida injustos; porque donde hay injusticia, hay robo; a alguien le roban la justicia; de verdad os digo, que todo rico, es un ladrón; porque roba lo que pertenece a otro; es rico, porque a otro le falta; de verdad os digo, que para establecer la igualdad enseñada por el Padre, es necesario quitar al que tiene demás; esto no es robo, viniendo del Padre; es restitución; y vendrá a restituír todas las cosas, fué escrito; de verdad os digo, que el término todas las cosas, incluye todo; materia y espíritu; porque en todas partes está el Padre; y todos pidieron ser juzjados; la materia es tan importante para el Padre, como lo es el espíritu; ni uno ni lo otro son menos; son iguales delante del Padre; los que fueron ricos, deberán entregar la mitad de sus pertenencias y valores, a los que nada tienen; la otra mitad les pertenece, por el derecho al esfuerzo; y por el divino mandato que dice: te ganarás el pan, con el sudor de tu frente; estos hijos, confundieron la ley; para ellos fué como decir: explotarás a otros; vivirás a costillas de otro; empobrecerás a otro; hambrearás a otro; de verdad os digo, que ninguna ley os mandó ser rico; la ley terrenal no cuenta, cuando se está en juicio final Planetario; todo reo espera la sentencia del juez; de verdad os digo, que todo rico, desaparecerá de esta morada; porque toda prueba de vida, tiene su tiempo; así como todos los sistemas de vida del mundo antiguo, desaparecieron, así también desaparecerá éste; de verdad os digo, que los que violaron la ley en el pasado, también tuvieron llorar y crujir de dientes; y por la misma causa; por los ambiciosos de esas épocas; siempre los ambiciosos y usureros, dan que hacer al Padre; más, ninguno quedará en este mundo; asolaron al mundo, por muchos siglos; la bestia viviente; que hizo sufrir al mundo; una bestia que fué bestia, hasta el último instante de antes de la Revelación; una bestia que nó conoció la misericordia; una bestia que cuando hacía caridad, lo hacía porque le sobraba; y lo que le sobraba, no le pertenecía; porque de ellos salió la idea de ser rico; fué invención de ellos; tal filosofía, no vale ni arriba ni abajo; son los grandes desheredados de las recompensas; porque ya tuvieron sus recompensas, al disfrutar del oro; sin importarles el sufrimiento de los demás; así nadie en esta Tierra y fuera de ella, se preocuparán también de ellos; los que fueron ricos del pasado y del presente, no verán la gloria del Padre; porque su gloria no se gana haciendo sufrir a otros; se gana con elevada moral; con trabajo honrado; con sudor de frente; no se gana con explotación; de verdad os digo, que ni padres ni hijos de ricos, entrarán al Reino de los Cielos; toda herencia se transmite; hasta la cuarta generación; de verdad os digo, que toda herencia salida de violador de mi ley, no entrará a mi Reino; de verdad os digo, que padres y madres, maldecirán a sus hijos; y los hijos a sus padres; porque tan sólo un instante de haber vivido este sistema de vida, no se entra al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que la doctrina del Cordero de dios, provocará la más grande de las revoluciones en este mundo; porque todos tienen un alma y un espíritu; y nadie quiere perderlas; esta revolución no será de violencia; será de conocimiento; y todos los pueblos se armarán con sus propias obras; Armagedón, significa Gente Armada por dones; por virtudes; pues el juicio final de la doctrina del Cordero de dios, se medirá por lo que cada uno hizo en la vida; todo instante transcurrido en la vida, será pesado en número; el calculo; en puntaje celestial; porque toda buena obra es premiada; y toda mala obra, castigada; de verdad os digo, que el nuevo conocimiento, provocará la caída de todas las filosofías que dividieron a este mundo; satanás cae; porque sólo satanás se divide así mismo; váis a presenciar el juicio Intelectual de este mundo; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; pedísteis el juicio final, con conocimiento de causa; con causa de todas las cosas; como se hicieron las cosas; porque no hay juicio que no tenga su causa; de verdad os digo, que el juicio final, comenzará por los mayores violadores de la ley; por los que sustentan el sistema de vida; por los que lanzaron la primera piedra en su filosofía; todo el que quiso ser el primero en este mundo, primero es en la justicia del Padre; todo justo por sus obras mismas, no es el primero ante la justicia del Padre; los pecadores son los primeros en el llorar y crujir de dientes; porque la naturaleza se resiente en ellos; el estado espíritual de las criaturas, está en relación directa con los elementos de la naturaleza del mundo en que están; el todo sobre el todo, está en sus acciones aisladas y está a la vez en el infinito; he aquí la ley de los sucesos; cuando una doctrina está destinada a reinar por sobre las demás; lo de arriba es igual a lo de abajo; los elementos participan dentro de sus leyes, de lo mismo que participan los espíritus; porque ambos, materia y espíritu, tienen los mismos derechos; ninguna criatura humana a visto el interior de los elementos; la fuerza magnética que mueve a las moléculas; lo oculto que encierran; de verdad os digo, que hasta el más microscópico y tenue movimiento de la naturaleza, es dirigido y controlado; tal como vosotros tenéis un control; de verdad os digo, que todo control sea espíritual ó material, es controlado a la vez, desde el Reino de los Cielos; y los Cielos tienen control del uno sobre el otro; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; es toda una jerarquía que nó tiene fín; ni lo tendrá jamás; porque la creación del Padre, no tiene ni principio ni tiene fín; es expansiva dentro de lo expansivo; de verdad os digo, que los más adelantados seres, después del Padre, buscan y buscarán posibles límites de la creación; sólo el Padre lo sabe; como sabe el nombre de cada estrella y cada mundo; de los que hubieron, están y estarán; porque está en todos a la vez; de verdad os digo, que toda ciencia planetaria principia por lo más rudimentario; en algún mundo; y a medida que el conocimiento aumenta en cada criatura, van naciendo en otros mundos; porque todo espíritu nace de nuevo, por su conocimiento que le a costado; he aquí la Sal de la Vida; el futuro que dará lugar, a la forma que tendrá el futuro cuerpo; porque toda hechura es salida de conocimiento; ¿no se os enseñó que todo es viviente, en la creación del dios viviente? si todo es viviente, la Suprema justicia del Padre, hace que del conocimiento mismo, que también es viviente, nazca la herencia materializada; los universos materiales; una de las infinitas formas de creación del Padre; porque la materia tal como la conocéis, no es la única; nunca lo a sido; más aún; el universo que contempláis con los más poderosos instrumentos, es desconocido; y de verdad os digo, que es tan infinita la creación, que nadie conoce a nadie; y nó por eso exsiste el conocimiento de mundos; universos que tendrán su fín y desaparecerán del espacio, sin que vosotros lo hayáis conocido; así a ocurrido y ocurrirá; en una escala que jamás podrá ser calculada; sólo el Padre sabe de la exsistencia, de lo que él mismo a creado; de verdad os digo, que lo creado, es salido de lo que fué; los universos que estuvieron y ya nó están, dejaron herencias galácticas; porque todas sus criaturas generaron ideas; tal como las generáis vosotros; porque de las ideas que viajan al espacio, nacen los futuros colosales planetas; es por eso que fué escrito: cada uno se hace su propio cielo; sus propios mundos; salidos del conocimiento de la sal de la vida; lo que tiene el Padre en grado infinito y colosal, lo tienen los hijos en grado microscópico; lo de arriba es igual a lo de abajo; y entre el Creador y sus hijos, están los universos materiales; una escala infinita de creaciones; que no tiene ni principio ni tendrá fín; en que todo exsiste; de verdad os digo, que al generar ideas, lo que hacéis, es multiplicar el universo; multiplicar vuestros cielos; multiplicar vuestra herencia; multiplicar vuestros principios de mundos; he aquí el orígen de toda eternidad; toda eternidad tiene principio microscópico; tal como os fué anunciado en la parábola: hay que ser humilde, chiquitito y microscópico, para ser grande en el Reino de los Cielos; esta parábola está con complemento de revelación; todos fuísteis microbios; tanto arriba como abajo; porque la ley del Padre es para todo el universo; y quien no naciere chiquito y humilde, no vé el Reino del Padre; porque todo principio es justo en el Padre; de verdad os digo, que tratar de crear vida por vuestro conocimiento, es imposible; porque en vuestros pedidos, no está escrito en el Reino de los Cielos; más os valdría, no intentar tal cosa; es tiempo perdido; y lo único que conseguiréis, es multiplicar vuestros errores; muchos hacen cosas, que nó les gustaría que las hiciesen con ellos; escrito está: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; he aquí la última advertencia, para los audaces de la ciencia; de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que nó fué científico, a uno que lo fué; el primero nó lanzó la primera piedra en el conocimiento de la ciencia; el segundo la lanzó; y de verdad os digo, que la ciencia de este mundo, no hace las cosas, alabando al Padre; ni se acuerda de él; es más fácil que entre al Reino una ciencia que glorificó al Padre, a una que nó lo glorificó; porque nunca la ingratitud a sido premiada en el Reino; de verdad os digo, que la ciencia de este mundo, pasará al olvido; porque es una ciencia que pidió ser probada; porque todo espíritu es probado en la vida; y con él, todo el conocimiento; es por eso que fué escrito: la Tierra pasará; más mis palabras no pasarán; la Tierra que pasa es el mundo materialista; el mundo que sirvió a muchos señores; el mundo de la prueba; mis palabras nó pasarán, significa que nueva doctrina queda en el mundo; toda doctrina del Padre, es salida de su palabra viviente; la misma que creó el universo; porque de su palabra viviente, salieron mundos y criaturas; de verdad os digo, que este mundo verá, lo que ninguna generación vió; verá al Hijo Primogénito Solar Cristo, en gloria y majestad; porque su divina Sal de Vida, brilla como un Sol Primogénito; creando en este mundo, una leyenda inmortal; venciendo todas las leyes de la naturaleza; abismando a la ciencia; una ciencia que creyó saberlo todo; y que pasará delante del Primogénito; la más grande verguenza; el más grande complejo de inferioridad; porque sus espíritus, pidieron tal justicia; la verguenza y el complejo, son consecuencia de no haber cultivado la humildad en la vida; en el tiempo que pidieron para cumplir la vida de pruebas.-



ALFA Y OMEGA