DIVINA BANDERA DEL MILENIO DE PAZ; UNA BANDERA PEDIDA POR TODA LA HUMANIDAD EN EL REINO DE LOS CIELOS; TODA BANDERA DE TODA NACIÓN, NO QUEDARÁ; PORQUE BANDERAS Y NACIONES, SALIERON DE UN EXTRAÑO SISTEMA DE VIDA BASADO EN EL ORO.-

Sí hijito; el sistema de vida llamado capitalismo, dividió al mundo en naciones y banderas; advertidos fueron desde muchos siglos atrás, por las escrituras del Padre, que sólo satanás se divide y divide a otros; por causa de este extraño sistema de vida, se escribió: una moral extraña; porque el sistema de vida basado en el oro, es desconocido en el Reino de los Cielos; de verdad os digo, que todo lo que salió de un extraño sistema de vida, que no está escrito en el Reino de los Cielos, nada queda de él; es lo que sucederá al llamado mundo materialista; un mundo y sus costumbres; un instante de ilusión para el tiempo celestial; y muchos siglos para vosotros; de verdad os digo, que ninguno de vosotros pidió al Padre, ser dividido en razas ó naciones; porque todos sóis hijos de un mismo Padre; de un Padre que os enseñó su divina complacencia por la igualdad; todos sin excepción alguna, prometieron al Padre y por sobre todas las cosas, complacerlo en sus divinos deseos; más, nadie cumplió; porque los que os dieron el sistema de vida, se olvidaron del Padre; y al olvidarse de que tenían que crear un sistema de vida, que nó violara la ley del Padre, a todos condenaron a nó entrar al Reino de los Cielos; porque todos vivieron una extraña moral; que en el reino del Padre, no es moral; sino, inmoralidad; de verdad os digo, que el término: Por sobre todas las cosas, incluye por sobre todo sistema de vida; he aquí la caída de este mundo; he aquí a los culpables del llorar y crujir de dientes; he aquí al demonio hecho hombre; he aquí a los más grandes engañadores del mundo; porque son los únicos culpables de vuestra tragedia; nó exsiste tragedia mayor en la criatura, que saber que nó verá a su Creador; de verdad os digo, que todo sostenedor de este inmoral sistema de vida, será maldecido por toda esta generación; he aquí el llorar y crujir de dientes, de quienes dividieron al mundo; es el fruto de satanás; ningún mundo dividido del universo, a entrado al Reino de los Cielos; ningún imitador del demonio, a vuelto a entrar al Reino; desde el mismo instante, en que el maldito trató de dividir a los ángeles del Padre Jehova; de verdad os digo, que todo capitalismo de todos los mundos del universo, fueron creados por espíritus, salidos de la legión de satanás; multitudes de ellos, piden al Padre, conocer formas de vida, en mundos de la luz; porque todo lo creó el Padre; a Él acude todo el universo; hasta el mismo satanás, vuelve arrepentido al Padre; porque sólo el Padre es eterno; de verdad os digo, que para que todos vosotros, hijos del mundo, entréis de nuevo al Reino de los Cielos, deberéis primero, pagar hasta la más microscópica deuda; el premio es igual; se premia lo mínimo y se castiga lo mínimo; cada deuda por microscópica que sea, se paga con exsistencias, que deben cumplirse fuera del Reino de los Cielos; cada segundo transcurrido en un extraño sistema de vida, se paga con una exsistencia; igualmente se pagan las ideas, los poros, las células, etc.; de verdad os digo, que esta divina ley salió de vosotros mismos; cuando le prometísteis al Padre, por sobre todas las cosas; lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar, está incluído en vuestra promesa; ciertamente que prometísteis al Padre, muchísimo más, de lo que vosotros podríais cumplir; más, la ley pedida, se cumple igual; vuestro Padre os toma en divina cuenta vuestro arrepentimiento; porque también lo pedísteis, junto con las otras virtudes del espíritu; cada segundo y cada instante de arrepentimiento, es un puntito de luz que se gana; porque si bién, vuestro Creador castiga el pecado en todos sus grados, también alienta a sus hijos; nó los desanima; porque sóis su creación; como vuestro Creador todo lo puede y nada le es imposible, vuestro Creador adelanta premios; dá antes de quitar; y quita antes de dar; porque es infinito consolador; de verdad os digo, que si vosotros tuvísteis fé en vuestros engañadores, y sóis castigados por el Padre por vuestros pecados, mil veces mil, son castigados los que jugaron con vuestra fé; porque si es castigado un pecador, más infinitamente es castigado aquél por el cual vino el pecado; porque si los demonios ambiciosos, que os dieron como único dios, al oro, se hubiesen contenido en su debilidad, vosotros no conoceríais el llorar y crujir de dientes; de verdad os digo, que todo sostenedor del sistema de vida basado en el interés al oro, será juzjado y acusado en el juicio del Cordero de Dios, de nó haber vencido la debilidad de poseer más de lo que fué mandado; porque se os enseñó que todos sóis iguales en derechos delante de Dios.-



Sí hijito; la bandera del futuro pidió que sus símbolos fueran de alabanza al Padre; porque en la divina presencia del Padre, todo se vuelve viviente; materia y espíritu se expresan en sus respectivas leyes; la bandera del milenio de paz, representa la primera filosofía del universo; representa el trabajo en todas sus infinitas manifestaciones; la bandera del futuro, ensalzará la divina parábola y mandato que fué dicho por el Padre, de antes que naciera vuestra Tierra: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quiso decirle en otras palabras: sólo con el mérito de tu propio esfuerzo, podrás entrar al Reino de los Cielos; he aquí que es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un trabajador, a que entre un religioso; el trabajador con su filosofía de trabajo a nadie dividió; un religioso dividió a muchos; y como fué escrito que sólo satanás se divide y divide a los demás, es que todo religioso imitó a satanás en forma inconsciente; más, de su libre albedrío salió; de verdad os digo, que ni en la más microscópica imitación a las tinieblas, entra al Reino de los Cielos; porque si así fuese, se violaría la propia promesa pedida y hecha por cada espíritu humano, a su Padre eterno; la de cumplir por sobre todas las cosas, actos de su luz; he aquí que toda esta humanidad, pidió cumplir en su prueba de vida, con la más elevadísima moral, que vuestra mente pueda imaginar; como bién vosotros lo sabéis, el sistema de vida que os dieron los hombres, hace imposible cumplir con tan sublime moral; porque vuestro sistema de vida, tomó por destino las leyes del oro; y nó las leyes del Padre; he aquí que por causa de los que os dieron tal sistema de vida, ninguna criatura humana a entrado al reino del Padre; porque todos habéis conocido una extraña moral, salido de un extraño sistema de vida, que dió más importancia al oro, que al Padre; siendo el Padre, el creador del mismo oro; puesto que Él creó todas las cosas; de verdad os digo, que ese oro que tanto ambicionó la criatura humana, en la prueba de la vida, se vuelve viviente al llamado infinito del Padre; he aquí que todo lo creado por el Padre, comparece ante el Padre; todo lo salido del Padre, retorna al Padre; porque hasta todo retorno imaginable, lo creó el Padre; la bandera del futuro, sólo durará mil años; porque banderas y símbolos, sólo son necesarios en los mundos que pidieron conocer la imperfección; he aquí que todo símbolo y toda bandera, también pidieron al Padre, ser probados en sus respectivas leyes; tal como es probado el espíritu en las suyas; porque nadie es menos ante el amor creador del Padre; materia y espíritu, son iguales en sus derechos ante el Padre; a todos los quiere igual; de verdad os digo, que toda creencia de esta generación pasará; porque vuestras creencias, también se vuelven vivientes ante el Padre; toda creencia pidió ser probada en su propia filosofía viviente; porque no siendo nadie menos ante el Padre, todos, materia y espíritu, poseen sus propias filosofías; la posee la molécula, la célula, el espíritu, las ideas, y todo cuanto sentís y todo cuanto os rodea; es por ello, que os fué dicho: El universo viviente del Padre Jehova; porque habiendo creado todas las cosas, a todo lo creado le dió vida; y una de sus infinitas manifestaciones de vida, es la nó-vida; lo que a vuestros ojos parece inanimado, ante el Padre revive todo su pasado; porque si nadie es menos ante el Padre, todos tienen una historia; porque nadie es desheredado en la igualdad de sus derechos; he aquí que todo concepto y toda creencia, pide cuentas al espíritu y en presencia del Padre, a qué moral las condujo en la prueba de la vida; porque siendo la vida una prueba viviente, tuvo un principio voluntario; este principio se inició en los soles Alfa y Omega; cuyo divino nombre os fué dado por el Arca de las Alianzas.-

ALFA Y OMEGA