DIVINA BANDERA DEL MILENIO DE PAZ; LA CAÍDA DEL MATERIALISMO; LA CAÍDA DE TODAS LAS FILOSOFÍAS QUE DIVIDIERON AL MUNDO; SÓLO SATANÁS DIVIDE Y SE DIVIDE ASÍ MISMO.-

Sí Hijito; el llamado Milenio de Paz, se inicia con la Doctrina del Cordero de Dios; una Divina Doctrina pedida en el Reino de los Cielos; porque todo se pide en el Reino; así como pedísteis conocer nación y bandera, así también pedísteis la Bandera del Milenio de Paz; lo de Arriba es igual a lo de Abajo; de Verdad os digo, que este mundo siempre debió haber vivido en paz; porque la guerra no es obra del Padre; es obra de hombres; hombres que supieron que el Mandamiento del Padre dice: No matarás; de Verdad os digo, que ninguno que se perfeccionó para la guerra, entrará al Reino de los Cielos; todos los que vistieron uniforme de guerra de las generaciones del pasado de este mundo, ninguno a entrado al Reino de los Cielos; ni ninguno entrará; porque el que mata a espada, muere a espada; en las futuras exsistencias; en lejanos mundos; porque todo espíritu nace de nuevo; nacer de nuevo es reencarnar de nuevo; es conocer nuevas vidas; nuevos planetas; nuevas filosofías; nuevas escrituras; nuevas formas de vivir; nuevos conceptos del universo; porque lo del Padre, no tiene límites; ni principio ni fín; y los hijos disfrutan de lo que no tiene fín; porque tenéis la herencia del Padre; así como lo del Padre, crea lo gigantesco, así vosotros creáis lo microscópico; salido del Padre; lo de Arriba es igual a lo de Abajo; de Verdad os digo, que el saber vuestra eternidad, os costará el llorar y crujir de dientes; porque la eternidad sale de los más microscópicos actos que tuvísteis en la vida; en su cualidad y calidad; en su filosofía y jerarquía; de las invisibles ideas que generáis a diario, sale vuestro propio cielo; porque cada uno se hace su propio cielo; de Verdad os digo, que vuestras ideas son recogidas en el espacio; tal como el planeta os acogió a vosotros; lo de Arriba es igual a lo de Abajo; nadie es desheredado; ni vuestras ideas; materia y espíritu tienen los mismos derechos delante del Padre; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; todos son iguales en derechos ante el Creador; de Verdad os digo, que todo aquél que creó ciencia, filosofía ó partido en que no estuvieron presente ni el amor ni la igualdad, no entrarán al Reino de los Cielos; sólo satanás se divide así mismo; y ningún espíritu dividido entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que prometió y cumplió; a uno que no cumplió; toda la humanidad terrestre prometió al Padre, no dividirse ni dividir; con la misma inocencia conque se salió del Reino, se debe regresar; de Verdad os digo, que por causa de vuestro sistema de vida y por las llamadas religiones, ninguna criatura humana entrará al Reino de los Cielos; vuestro sistema de vida basado en la ambición al oro, os dividió en lo material en ricos y pobres; y las llamadas religiones os dividieron en espíritu; en muchas creencias; habiéndo un sólo Dios nomás; he aquí a los satanaces de vuestro mundo; no exsiste otro; sí Hijito; así es; tal como lo piensas; los símbolos de la Divinidad no tienen ni principio ni fín; porque sus Mandatos son para infinitos mundos; el Padre no tiene ni principio ni fín; todo mundo posee sus Escrituras; porque nadie es desheredado; ni la materia ni el espíritu; vuestras escrituras no son sólo para vosotros; porque exsisten infinitos planetas tierras; escrito fué que muchas moradas planetarias tiene el Padre; su número es como el número de arenas que contiene un desierto.-



La Bandera del Milenio de Paz, ya la poseen infinitos otros mundos; porque vuestra Tierra no es la primera ni la última en la Creación; vuestro planeta nació de los soles Alfa y Omega de la Galaxia Trino; Alfa y Omega son uno de los infinitos Soles que están creando moradas planetarias; jamás han cesado de hacerlo; las Lumbreras Solares son las creadoras de los mundos de la materia; ó mundos de la carne; y de Verdad os digo, que tales mundos no son los únicos; la cantidad y las clases de mundos en su cualidad y calidad son tales, que jamás los conoceréis todos; aunque nazcáis de nuevo infinitas veces por toda la eternidad; la eternidad de la exsistencia representada en la infinita variedad de universos y mundos, son generados por las mismas criaturas; nadie cesa de crear sus propios Cielos; nacer a una vida, es multiplicar la filosofía que se vive; la filosofía viviente de un ser, es su propio pensar; y la filosofía se expande por sus propias ideas; las ideas que generáis a diario, son los principios de futuros planetas, de vuestros cielos; porque todo mundo está rodeado de cielo; nadie es desheredado; el principio de vuestro planeta es Principio Solar; este Principio lo encabeza el Primogénito Solar Cristo; ¿no os fué anunciado, que el Primogénito Solar Cristo, volvería al mundo Brillante como un Sol en Sabiduría? de Verdad os digo, que este anuncio que lleva siglos y siglos en las Escrituras, os venía diciendo en forma indirecta, el orígen Solar de la Tierra; vuestro Primogénito es y viene del mismo lugar del universo, en donde fué creada la Tierra; un lugar del Macrocosmo; un lugar donde todo es fuego; tal como vuestro Padre Jehova, es Fuego Viviente; un lugar en que sólo se llega conservando la inocencia; la misma inocencia conque se salió del Reino de los Cielos; porque ningún espíritu dividido vuelve a su lugar de orígen; toda división sale de satanás; escrito fué: Sólo satanás se divide así mismo; y dividiéndose en perpetuidad, jamás entra al Reino de los Cielos; tal como el sistema de vida humano; desde el principio dividió al mundo en ricos y pobres; ambos son desconocidos en el Reino; porque esto no es obra del Padre; es obra de hombres; lo del Padre no divide a sus hijos; porque sus Leyes y Mandatos son para todos iguales; nadie es menos ante el Padre; y de Verdad os digo, que todos aquéllos que crearon sistemas de vida, cuya filosofía fué la desigualdad, no entrarán al Reino de los Cielos; así como dividieron a otros, así serán también ellos divididos; con la vara que midieron serán medidos; así como provocaron el dolor, la injusticia y la miseria en otros, así también la sentirán ellos; de Verdad os digo, que todo rico de este mundo, quedará en la más espantosa miseria; porque el ser ricos, no es de la Moral del Padre; y de raíz serán arrancados; los llamados ricos, son llamados ladrones en la Justicia del Padre; ¿quién los autorizó para poseer más que mis humildes? ¿está en mis Escrituras? ciertamente que nó; porque el Padre no tiene privilegiados; muy al contrario; mis Escrituras enseñan que todo humilde es primero delante del Padre; y ser primero ante Dios, significa que todo humilde es primero en todas las cosas; tanto Arriba como Abajo; en el Cielo y en la Tierra; porque se os enseñó que lo de Arriba es igual a lo de Abajo; que tanto vale la Justicia del Padre, tanto en el Cielo como en la Tierra; porque su Justicia es una sola; a nadie divide; y si se os enseñó que los humildes son los primeros, vuestro Creador pregunta a la humanidad: ¿porqué los humildes no gobiernan el mundo? una pregunta que hará estremecer a los usurpadores de los derechos de los demás; una pregunta que iniciará el llorar y crujir de dientes; porque de Verdad os digo, que el Juicio Final comenzará por todas las clases de usurpadores que este mundo conoce; y los que están a la cabeza, son los creadores de vuestro vergonzoso sistema de vida; un sistema de vida basado en la fuerza, el poder y la corrupción; un árbol que no plantó el Padre Jehova; y de raíz será arrancado; por vosotros demonios del capitalismo, esta humanidad no entrará al Reino de los Cielos; porque la habéis dividido en su pensar; unos son ricos y otros son pobres; y en ninguno de éstos estados, se puede entrar al Reino de los Cielos; sólo se entra, si en el lejano planeta se vivió la igualdad enseñada por el Padre; mi Naturaleza a nadie divide; los días, las noches, los vientos, las aguas, son por todos disfrutados por igual; ¿porqué no imitásteis al Padre? Si lo hubiérais hecho, os aseguro que este rebaño planetario, entraría al Reino de los Cielos; ni por imitación a mis Elementos, caísteis en la cuenta; menos caeríais en la cuenta, por ilustración de mis Escrituras; es por esto, que fué escrito: Ciegos guías de ciegos; la ilusión y el orgullo de vuestras propias ciencias, os perdió; os encerrásteis en lo efímero; porque de lo microscópico sóis, y a lo microscópico volvéis; porque todo espíritu nace de nuevo; pasa infinitas exsistencias, por infinitas y microscópicas moradas planetarias; de Verdad os digo, que este mundo con sus filosofías egoístas pasará; más, mi Divina Palabra expresada en la Doctrina del Cordero, no pasará; vuestro mundo materialista, es el mundo de la prueba; un mundo que pidió ser probado en todas sus filosofías; un mundo que prometió al Padre, no dejarse ilusionar; un mundo que prometió cumplir y emular al Padre, por sobre todas las cosas; por sobre todo sistema de vida; por sobre toda filosofía; por sobre sí mismo; más, este mundo no cumplió; se dejó llevar por la ilusión; por el bienestar que dá el dinero; de Verdad os digo, que la ciencia del Bién, es el lujo y la comodidad que dá el dinero; de Verdad os digo, que el llamado dinero, no se conoce en el Reino de los Cielos; ninguno que disfrutó dinero, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció dinero, a uno que lo conoció; de Verdad os digo, que el divino Mandato dado a Adán y Eva, sigue pendiente; porque hay infinitas clases de desobediencia; el dinero no está en los Mandamientos; al contrario; ellos enseñan no codiciar, no ambicionar, no robar; se os avisó que ningún rico entra al Reino de los Cielos; Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico al Reino de los Cielos; está divina Parábola os enseña, cuan rigurosa es la Justicia del Padre; ningún rico hizo caso de esta divina advertencia; si hubiesen hecho caso, nada se les quitaría; porque habrían dejado paso a la Igualdad; la propia ambición de estos demonios, provocó la desigualdad en este mundo; he aquí la única causa de toda injusticia; todo hijo de rico nace para perpetuar esta desigualdad; ningún Padre que fué rico en este mundo, a entrado al Reino de los Cielos; ni ninguno entrará; ni ningún hijo de padre rico; de Verdad os digo, que basta ser un microscópico segundo rico, y no se entra al Reino de los Cielos; porque pedísteis cumplir por sobre todas las cosas; por sobre todo tiempo microscópico; por sobre todo segundo ó menos del segundo; el término: Por sobre todas las cosas, os enseña que todo acontecimiento que os ocurrió en la vida, debió de cumplirse en la más elevada moral, que vuestra mente humana, pueda imaginar; y tal moral la representan mis Mandamientos; no hay otro conocimiento en este mundo, que los supere; la moral que aprendísteis y vivísteis, no es moral del Padre; es extraña moral salida de un extraño sistema de vida; producto de la debilidad de unos pocos espíritus; esta debilidad se llama ambición; codicia; usura; robo; engaño y astucia; y de Verdad os digo, que todos tenéis tal herencia; vuestros propios cielos, están saturados de magnetismo del interés; vuestras ideas que generáis a diario, están influenciadas por la filosofía de los ambiciosos; y vuestros futuros mundos nacidos de vuestras ideas, serán mundos del egoísmo, la usura, la avaricia y la ambición; vuestros mundos que componen vuestro propio cielo, no ocuparán el mismo espacio que ocupa la Tierra; porque libre albedrío tienen los planetas; estarán inmensamente lejos de vuestro actual mundo; más, se desarrollará en ellos, vuestra filosofía; lo de Arriba es igual a lo de Abajo; aunque el planeta original de la idea, ya no esté en el espacio; de Verdad os digo, que todos los que emanaron ideas de tinieblas en la vida, tendrán llorar y crujir de dientes; porque no fueron humildes; el saber la ley que rige sus propias eternidades, traerá llorar a este mundo; la causa del propio orígen está en lo más microscópico que vuestra mente pueda imaginar; lo que creísteis sin importancia, era lo opuesto; nunca pensásteis que en vuestras invisibles ideas, estaba el Alfa y la Omega de vuestra eternidad; el principio y el fín; de vuestro propio cielo; porque cada uno se hace su propio cielo; basta que penséis y que generéis ideas; construís con ello al nacimiento de futuros mundos; todo mundo es microscópico y humilde en su principio; porque la ley de la Parábola es Universal; dice la Parábola: Hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; hay que ser idea para llegar a ser un planeta; la divina alianza entre espíritu y materia; se lleva a efecto por intermedio de vosotros mismos; siempre se ha dicho que en vosotros mismos, está el principio; vuestro cuerpo físico ó carnal es el generador de ideas; semillero de planetas; de Verdad os digo, que todos sóis responsables de vuestras futuras creaciones; y en la eternidad de los tiempos, las visitaréis; tal como mi Hijo Primogénito os visitó; la Trinidad Solar visita los mundos llevando luz de sabiduría; para vuestro mundo, esa luz fué en forma de Doctrina; la ley Mosáica, la Doctrina Cristiana, y ahora la Doctrina del Cordero de Dios; tres Doctrinas Vivientes salidas de un mismo Dios; se dice Doctrinas Vivientes porque es para vivos; este término se aplica para los que están cumpliendo filosofías vivientes, en los lejanos planetas; a los que pidieron nacer de nuevo, para aprender nuevos conocimientos; nuevas ciencias; nuevas sales de vidas; nuevos destinos; porque una sóla exsistencia no basta para saberlo todo; nunca se sabe todo; sólo el Padre lo sabe todo; ¿no se os enseñó, que lo del Padre no tiene ni principio ni fín? esto incluye también al conocimiento; a la materia y al espíritu; a la molécula y la virtud; de Verdad os digo, que desde que exsisten universos de mundos, sus criaturas buscan y se perfeccionan; y lo harán por siempre jamás; todos desde la eternidad galáctica, tratan de alcanzar al Padre Jehova por sabiduría y conocimiento; no lo alcanzan; porque lo del Padre no tiene principio ni fín; jamás lo tendrá; el avance del Padre es como la misma expansión del Universo; inalcanzable por nadie; de Verdad os digo, que vuestro Creador se siente infinitamente felíz, cuando sus hijos tratan de emularlo ó imitarlo; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que trató de emular al Padre, a uno que no lo intentó; el más microscópico esfuerzo es premiado en el Reino de los Cielos; la más microscópica imitación que aluda al Padre; de Verdad os digo, que hasta el más mínimo gesto de desprecio, se vuelve viviente en el Reino de los Cielos; he aquí la ley a que se hicieron acreedores los que viendo despreciaron; he aquí el llorar y crujir de dientes de los primeros que vieron los Rollos del Cordero; y no se conmovieron en lo más mínimo; he aquí la sorpresa que ellos mismos pidieron en el Reino de los Cielos; hay muchas clases de sorpresa en su cualidad y calidad; en la filosofía pensante de cada uno; los primeros fueron sorprendidos en espíritu, por sus propios egoísmos; la ilusión de la vida los perdió; la influencia de un sistema de vida y sus costumbres, hicieron que miraran a la Revelación, como un escrito más; no captaron su grandiosidad; he aquí una categoría de ciegos; de ellos está lleno el mundo; es la obra de satanás, representado en el sistema de vida vergonzoso e inmoral de este mundo; de Verdad os digo, que por una microscópica costumbre que surgió de un sistema de vida violador de la Ley del Padre, no se entra al Reino de los Cielos; porque pedísteis la más elevada Moral, que vuestra mente pueda imaginar; la más elevada Moral que pedísteis, está contenida en mis Mandamientos; lo de Arriba es igual a lo de Abajo; la sorpresa la hizo el sistema de vida; porque el espíritu fué sorprendido; lo principal en la vida en este mundo, no era lo del Padre; era la ilusión salida de extraña moral viviente; filosofías efímeras que no consideraron lo del Padre lo principal; sólo veo respeto hacia el Padre, y nó conocimiento; de Verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino , uno que respetó y se instruyó; que buscó; que se tomó el trabajo; a uno que sólo respetó; el último es el más ignorante de la evolución humana; porque cae en la hipocrecía; y en extraña fé; porque tal fé no contiene lo del Padre; escrito fué: El que busca encuentra; encuentra lo que prometió encontrar en el Reino de los Cielos; todos prometieron buscar la perfección que les brindaba este mundo; y pidieron hacerlo con mérito, con trabajo, con esfuerzo, con moral, con sudor de frente; todo lo que ocurría en vuestras vidas en el lejano planeta, los pedísteis hacerlo por medio del trabajo y el estudio; nadie pidió dividir a nadie; porque nadie quiere ser dividido; sólo satanás se divide así mismo; porque no le gusta la unificación de los mundos; los perpetúa en división eterna; porque sabe que ningún espíritu dividido, entra al Reino de los Cielos; sabe lo que los hombres no saben; porque son probados; todo espíritu es probado en todo instante en la vida; la prueba de vuestras vidas, poseen cualidad y calidad dentro de cada individualidad; porque sóis lo que pedísteis ser; sóis lo que fuísteis en otras exsistencias; el conocimiento aprendido en tales exsistencias, es la sal de todas las vidas que vuestro espíritu a conocido; del conocimiento aprendido por cada uno, surge el futuro cuerpo de carne; porque todo espíritu nace de nuevo; y todo nacer trae consigo un nuevo cuerpo; porque así es el sistema de vida que pedísteis conocer; la vida humana no es la única; como muchos espíritus ignorantes creen; sabiendo que lo del Padre no tiene ni principio ni fín; quien niega el Poder del Padre, así es negado también, en cualquier punto del universo; los que le niegan, viven en medio de los elementos vivientes, con los cuales hizo alianzas; estos espíritus atrasados se dividen así mismos, porque tales elementos también los negarán; no querrán en el futuro, unirse a un espíritu que negó a su Creador; estos espíritus se dividen entre la luz y las tinieblas; con la vara que midieron a sus opiniones con respecto al Padre, así serán ellos medidos; porque hasta sus opiniones vivientes, los acusarán en el Reino de los Cielos; todo cuanto fuísteis y sentísteis, se vuelve viviente en el Reino de los Cielos y acusa; materia y espíritu poseen los mismos derechos que todos siempre reclaman; nadie es menos delante del Padre; ni la materia ni el espíritu; todos son iguales en derechos delante del Padre; en el Reino de los Cielos, no se conocen los privilegiados; porque todo es común a todos, vuestro sistema de vida, si que crea privilegiados; de Verdad os digo, que ningún privilegiado de este mundo, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino, uno que fué honrado consigo mismo, a uno que fué privilegiado; toda costumbre en el vivir, que contenga extraña moral, ajena a la del Padre, no quedará en este mundo; porque todo árbol que no plantó el Padre Jehova, de raíz será arrancado; lo más microscópico que tenéis vosotros, es un árbol filosófico-galáctico; hasta vuestras invisibles ideas lo son; porque de ellas nacen los futuros mundos que formarán familias infinitas de galaxias; tal como vosotros formáis familias humanas; lo de Arriba es igual a lo de Abajo; porque todo el universo salió de una misma ley; de un sólo Dios nomás; de Verdad os digo, que ninguno que fué divisionista en sus pensamientos, entrará al Reino de los Cielos; es más fácil que entre uno que no fué divisionista, a uno que lo fué; sólo satanás se divide así mismo; de Verdad os digo, que de todas las filosofías que os dísteis en la vida, quedará en este mundo, la más luchadora; la más perseguida; la más calumniada; la que más persecuciones a tenido; la que más lágrimas y sangre a costado; esa filosofía la llamáis Comunismo; porque de mis humildes y explotados salió; ¿no os fué anunciado en mis Escrituras, que todo humilde es primero delante del Padre? lo es en todo lo que podéis imaginar; lo es en lo material y lo espíritual; es por eso que ésta filosofía que tanto persiguen los cómodos y egoístas, es la única que quedará en la Tierra; porque ellos con sus egoísmos y escándalos, la crearon; nunca comprendieron que el que busca justicia, le dá forma a una filosofía de justicia; la maldad no es premiada entre los hombres; ni ante Dios; sólo los demonios proceden así; el error de los que crearon el vergonzoso sistema de vida llamado capitalismo, es el de emplear el cálculo y la astucia y medirlo todo en oro; cayeron en la explotación; trataron de crear un mundo, nó por el amor sino por el interés; de Verdad os digo, que ningún sistema de vida, basado en el interés, quedará; y ninguno de aquéllos que ganaron interés en la vida, entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entren al Reino, uno que fué desinteresado a uno que fué interesado; el llamado interés no se conoce en el Reino de los Cielos; ni los sistemas de vida que explotan; en el Macrocosmo ó Reino de los Cielos, exsiste el Comunismo Celestial con filosofía de niño; allí el amor es común a todos; no exsisten filosofías que dividan; y es dicho eterno, que sólo satanás divide y se divide así mismo; y de verdad os digo, que vuestro error egoístas del mundo, fué el de nó guiaros en vuestro sistema de vida, por las Escrituras del Padre; porque ellas os dicen, que los humildes debieron haber gobernado desde un principio este mundo; ¿no os dice mi Escritura, que todo humilde es primero delante del Padre? si son primeros en el Libre Albedrío del Creador, ¿por qué no los dejásteis que ellos gobernaran el mundo? demonios ambiciosos; hicísteis todo lo contrario; todo lo opuesto; de Verdad os digo, que si los humildes y sencillos de este mundo, hubiesen gobernado este planeta como fué escrito, este mundo no necesitaría de Juicio Final; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que vivió la moral de pobre, a uno que vivió la moral de rico; el Padre Jehova premia a los que más se acercaron por su modo de vivir, a la moral de sus Mandamientos; mis Mandamientos a nadie mandaron enriquecerse; al contrario; ellos dicen al mundo: No Robarás.-

ALFA Y OMEGA