CONSTRUCCIÓN DE LOS PLATILLOS VOLADORES... CONTINUACIÓN.-

Te diré hijo que los platillos voladores, al ser creados en los lejanos soles y mundos, todos quedan escritos en el Reino de los Cielos; tal como quedan escritos las reencarnaciones de espíritus y moléculas; porque hasta la más microscópica escencia de la materia, es importante para el divino Creador de todas las cosas; escrito fué que todos son iguales en derechos delante de Dios; lo de Dios lo abarca todo; lo conocido y lo desconocido; lo creado y lo que está por crearse; hasta la más leve brisa es importante para su Creador; los platillos voladores al ser construídos, inician leyes de reencarnación en lo material y en lo espíritual; tal como lo hace el hombre a diario y en todo instante; ¿cómo es eso divino Padre Jehova? muy sencillo hijo; mientras se vive en determinado planeta, la criatura se vá renovando en sensaciones molecularmente; en todo instante la carne y la mente van pasando de una dimensión a otra, hasta llegar a la dimensión de la vejez; y aún en la vejez también ocurren microscópicas reencarnaciones inconscientes; el procrear hijos, se llama reencarnaciones conscientes; porque se hace con conocimiento de causa; como todo lo imaginable se pidió a Dios, la criatura humana pidió lo consciente y lo inconsciente; al respirar el ser humano, efectúa reencarnaciones inconscientes con los querubínes de la atmósfera; es por esta ley, que hasta lo que se respiró en la prueba de la vida, es juzjado en el Juicio Final; ahora comprendo divino Padre Jehova, el infinito significado del término bíblico que dice: Por sobre todas las cosas; el Juicio Final que juzja todas las cosas, incluye hasta lo que se respiró en la prueba de la vida; así es hijito; la respiración habla delante de Dios, en sus leyes de respiración; en los platillos voladores a las reencarnaciones las llaman divinas alianzas; tal como fué enseñado en el divino evangelio del Padre Jehova; las reencarnaciones están también en lo que mantiene y sustenta la vida en cada uno; y toda idea física constituye una invisible reencarnación; en la que el espíritu siente y no vé; el verbo humano es tan pequeño, que aún no vé sus propias é invisibles leyes; los tripulantes solares de los platillos voladores, ven en lo invisible; y ven en lo que ha de venir en el futuro de todo planeta; este poder solar es proporcional a la correspondiente jerarquía solar; y siendo las jerarquías infinitas en poder, se hacen consultas entre ellos; la última palabra en cualquier problema del universo, la tiene el divino Padre Jehova; tal como está ocurriendo con esta Revelación en este planeta Tierra; planeta de vida de prueba, entre otros infinitos; te diré hijo que la reencarnación está en el todo sobre todo; pues todo renace en forma instantánea y desde la más microscópica dimensión; la reencarnación ó nacer de nuevo, es inseparable del universo viviente del Padre Jehova; en los platillos voladores sus tripulantes poseen el poder de reencarnar espíritus; y lo hacen cuando exsiste mandato viviente; porque te diré hijo, que toda reencarnación que no tenga el divino sello de Dios, no es de Dios; es de las tinieblas; es la herencia que no entra al Reino de los Cielos; en la Tierra esta herencia la poseen, los que habiendo tenido relaciones sexuales, hicieron caso omiso del divino Sacramento del Matrimonio; negar ó no darle importancia a un sacramento que se pidió en el Reino de los Cielos, es negar el sello de Dios; todo sacramento es viviente delante de Dios; y todo sacramento se expresa, en sus leyes de sacramento; tal como se expresan los espíritus, en sus leyes de espíritus; y expresándose todo sacramento, es que todo sacramento acusa a todo espíritu que le despreció en la prueba de la vida; y veo hijo que millones de hombres y de mujeres, conviven sin cumplir con lo que ellos mismos, pidieron en el Reino de los Cielos; ninguno de los que se tomaron tan extraño libertinaje, ninguno de ellos, volverá a entrar al Reino de los Cielos; ni ninguno de los que se unieron en matrimonio, influenciados en lo religioso; lo religioso hijo, no es del divino evangelio del Padre Jehova; porque lo de Dios a nadie divide; las religiones son producto de una extraña forma de fé, salida del libre albedrío humano, y que dividió al mundo de la fé; sé hijo que desde niño sabías esto; ahora lo sabrá todo el planeta; la criatura humana pidió un libre albedrío para cumplir con lo de Dios, en la prueba de la vida; los hombres haciendo uso de este libre albedrío, escogieron su propia forma de fé, para interpretar lo de Dios; y al escoger los hombres su propia forma de fé, los hombres se dividieron... y esto fué la caída de los hombres ante Dios; si los hombres hubiesen creado una forma de fé, que en sus leyes no hubiese incluído la división, esta forma de fé, sería agradable a Dios; porque tal fé, no habría imitado a satanás; satanás fué el que en tiempos remotísimos, dividió a los ángeles del Padre Jehova; lo religioso salido de los hombres, imitó a satanás; es por esta imitación, que el llamado mundo cristiano, surgido en el desarrollo de la prueba de la vida, no entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que perteneció a este extraño mundo, ninguno a vuelto a entrar; al Reino de los Cielos se entra, con la misma inocencia conque se salió; los llamados religiosos del mundo, no supieron interpretar, la divina advertencia bíblica que por siglos a ellos venía advirtiéndoles: Sólo satanás divide y se divide así mismo; he aquí hijo la mayor causa del llorar y crujir de dientes, de las llamadas religiones y del llamado mundo cristiano; ambos cayeron en la prueba de la vida; porque es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en sus formas de fé, a nadie dividieron; a que puedan entrar, los que en sus creencias, incluyeron la división de otros; esto se debe a que toda división mental, habla y se expresa delante del Creador, en sus respectivas leyes de división; satanás se expresó en leyes de división, y fué echado fuera del Reino de los Cielos; la felicidad eterna, dejaría de serlo, si se incluye en tal eternidad, a la división; la división es una extraña forma de egoísmo; los platillos voladores saben de infinitas historias celestiales, que al incluir la división, se encuentran en todo instante, vagando por el infinito; son incontables mundos que en un instante dado, tuvieron la gloria de ser visitados por el divino Padre Eterno; la Tierra en que estás hijo, es uno de tales planetas; el divino Padre Jehova la visitaba en divina presencia física; cuando en la Tierra estaba naciendo el microscópico Paraíso de Adán y Eva; lo sucedido en el paraíso y después del paraíso, lo escribiremos hijo, en otros rollos; te adelanto hijo que en todo paraíso exsisten los cielos abiertos; es decir que estando una criatura en el paraíso, vé infinitas escenas del universo viviente de Dios; vé como pasan los planetas bebés, a ocupar sus lugares de rotación y de futuro desarrollo planetario; en el actual planeta Tierra, todo es mudo; es decir que los elementos del planeta, no conversan con las criaturas humanas, como ocurría en el Paraíso; esta maravilla de la evolución, propia del género humano, fué detenida momentáneamente por la caída en desobediencia de Adán y Eva; en la television solar, el mundo de la prueba verá el Paraíso; y de verdad te digo hijo, que no habrá quien no llore, ante lo que se perdió el mundo de la prueba; divino Padre Jehova ¿por qué por una simple desobediencia en un microscópico paraíso, es que tuvo que sufrir todo un mundo? ¡que pregunta me haces hijo! te diré hijo que toda idea que conoció la influencia de la desobediencia, ésta repercute en el infinito por toda eternidad; todo esfuerzo mental de magnetismo bueno ó malo, está compuesto por invisibles ondas expansivas; son las Ondas Omega; la onda Omega tuvo un principio líneal Alfa; y su lugar de nacimiento está en las fibras de todo cerebro humano ó animal; las ondas mentales constituyen un triple magnetismo; que se explica así: Magnetismo individual, magnetismo atmosférico y magnetismo expansivo; lo último hace que toda idea mental viaje sin cesar por el infinito; ¿significa esto divino Padre Jehova, que los platillos voladores, recogen nuestras propias ideas, a distancias inconmensurables? así es hijo; hasta en las invisibles ideas está el libre albedrío expansivo; que jamás nunca debió ser detenido en forma violenta; lo mental violento, dá lugar a futuros planetas violentos, en el libre albedrío expansivo, de sus respectivas criaturas; toda herencia nace de la misma idea; de lo microscópico se vuelve colosal; toda herencia es movimiento eterno; constituído por ondas eternamente expansivas; los platillos voladores también son ondas; ondas de jerarquía solar; lo solar es mayor y lo humano es menor; es por esta jerarquía de derechos, es que lo solar juzja a lo humano; y es por esta jerarquía solar es que ellos reciben y analizan todas las ideas, generadas por todas las mentes humanas; de las que hubieron, hay y habrán; toda idea que en todo instante y a diario generan las mentes, son ondas de tres trillonésimas de una frecuencia menor, de las que a creado la ciencia humana; divino Padre Jehova ¿que diferencia exsiste en lo físico, entre una onda mental y una onda electromagnética? la diferencia está hijo, en que la onda mental posee magnetización de mente y carne; y la onda electromagnética posee influencia de metal; más, ambas ondas salen de una misma ley de la creación; porque todos los elementos de la naturaleza, salieron de un mismo lugar del cosmos; he aquí hijo, el comunismo de los elementos de la naturaleza; la ley de la cual salieron es común a todos; esta ley ó lugar de creación, son los soles Alfa y Omega; la materia y el espíritu salieron de una misma ley; y al expandirse la materia y el espíritu, lo hacen adquiriendo sus propias características; en esta ley común hay que saber distinguir el orígen común y las individualidades diferentes; en los platillos voladores cuando sus tripulantes solares, analizan las ideas generadas por las mentes humanas, ven en ellas, el color y filosofía de la individualidad, a la que pertenece la idea que se analiza; este análisis se hace haciendo aumentar a la idea de tamaño; este poder de agrandar las ideas, es en los padres solares, proporcional al divino verbo solar en cada uno de ellos; a mayor poder de verbo, mayor es el tamaño de la idea aumentada; sólo el divino Padre Jehova es único; Él agranda a las ideas, en tamaños infinitamente mayores, a los universos conocidos; divino Padre Jehova, ¿por qué las ideas que generamos a diario no se ven? no se ven hijo, porque siendo todo lo creado viviente en su respectiva ley, las ideas pidieron en sus libres albedríos de ideas, no ser vistas por el espíritu que a ellas se unió en alianza de vida; no olvides hijo, que todo lo imaginable se pidió a Dios; y dentro de todo lo que se conoció en la prueba de la vida, se le prometió al divino Padre Jehova, cumplir lo del Él; lo del Padre está en los divinos Mandamientos; siempre a sido así en todos los siglos; como lo vienes viendo desde niño, las ideas al ser atraídas hacia los platillos voladores, lo hacen conversando con los tripulantes de las naves plateadas; las ideas ven en ellos, al mismo Dios; porque el reconocimiento de Dios, se hace en infinitas formas; nada tiene límite en lo del Padre; esto se llama en el Reino de los Cielos, reconocimiento subordinado al divino Padre Jehova; es una divina ley que es semejante a la imágen y semejanza de Dios; las ideas generadas por el género humano, cumplen con la misma ley que cumplió la criatura, mientras generaba a las mismas; es así que todas las ideas que cada cual generó durante la infancia, todas ellas entran al Reino de los Cielos; esta ley de bienaventuranza se cumple hasta los doce años de edad; porque la inocencia que cada cual tuvo en la vida, no tiene juicio de parte de Dios; el divino Juicio Final, es para los que saben discernir entre el bién y el mal; toda criatura cumplido los doce años de edad más un segundo, debe considerarse dentro del juicio de Dios; cuando las ideas se encuentran dentro de los platillos voladores, se sienten exclamaciones propias de bebés; ó si se quiere propia de una maternidad; lo de arriba es igual a lo de abajo; esto se debe a la añadidura de inocencia, que aún queda en la inocencia humana; el no saber lo que exsiste en el infinito, es una de las infinitas formas de la inocencia; lo que sucede es que la inocencia, conoce formas de tinieblas, cuando en los planetas de vida de prueba, sus criaturas se dan extraños sistemas de vida, que ni ellas mismas pidieron en el Reino de los Cielos; es lo que sucedió a este planeta Tierra; la inocencia de todo espíritu, satura magnéticamente a sus propias ideas; y cuando hay tiniebla en el espíritu, éstas también corrompen a las ideas; sea luz ó sea tiniebla, siempre ocurre una inevitable transformación en la inocencia de las ideas; las ideas están compuestas de infinitos modos de pensar; según era el modo de pensar de la criatura; según fué la forma de pensar que pidió al divino Padre Jehova; la forma de pensar de millones y millones de espíritus, de individualidades diferentes, debió haber sido una sola, en la prueba de la vida; he aquí hijo lo que debió haber hecho cada uno, en este planeta; sí así hubiese sido, este mundo sería ciertamente un paraíso; reinaría una sola psicología pensante; y este mundo no tendría que enfrentar un divino juicio de parte de Dios; muchos dirán que lograr tal cosa es imposible; más, ellos mismos pidieron y prometieron a Dios, hacer lo posible; las pruebas son las pruebas; los intentos de superación, son los intentos de superación; lo que se pide a Dios se cumple; aunque la criatura que pidió cumplir, no cumpla lo que a ella correspondía; esta ley es valedera porque toda criatura humana, pidió un libre albedrío, cuando pidió a Dios, conocer una determinada forma de vida; los libres albedríos también se piden al Creador; pues están dentro de todo lo imaginable que se pidió a Dios; al conocer este mundo el extraño y desconocido sistema de vida, basado en la posesión del oro, en todos se fué creando una tragedia; tragedia que fué escrita por adelantado, para el mundo de la prueba; escrito fué: Y habrá llorar y crujir de dientes; esta tragedia se fué haciendo inmensa, a medida que transcurrían los segundos y los siglos; a medida que los espíritus se dormían en sus propias sensaciones, que les dió el extraño sistema de vida, surgidas de las extrañas leyes del oro; en los platillos voladores, tienen que separar de la propia idea, toda sensación extraña, que no pidió conocer el espíritu, cuando pidió ser probado en una forma de vida; el separar extrañas sensaciones, es como separar lo podrido de lo sano; lo uno a la derecha y lo otro a la izquierda; ciertamente que ni las ideas, podían servir a dos señores; porque también se dividían ellas mismas; de esta extraña división, se juzja al que creó a la idea; sobre el espíritu pensante recae juicio; porque las ideas divididas lloran y se quejan al Padre Jehova; a nadie le agrada estar dividido por culpa de otro; a nadie le gusta tener incertidumbre en lo que fué; porque toda incertidumbre por microscópica que sea, afecta al propio destino, del que vive tal sensación; las ideas en sus inocencias, nada saben en el instante en que los padres solares, los están clasificando; el término clasificar, no agrada al divino Padre Jehova; porque tiene aunque remotamente, un parentesco con el término división; si se clasifica a las ideas, esto se debe exclusivamente a la obra humana, realizada en la prueba de la vida; su causa de clasificación sale y salió de una extraña psicología y de un extraño complejo al oro; si la humanidad hubiese creado un sistema de vida, en que hubiese tomado en cuenta al divino evangelio del Padre Jehova, no exsistiría clasificación alguna, en el juicio de sus ideas; porque habríase basado en la divina igualdad enseñada por el Padre; por siglos y siglos, la divina palabra del Padre Jehova, viene diciendo, al mundo de la prueba, de que todos son iguales en derechos; y el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, hizo lo opuesto; incluyó en sus extrañas leyes, a la desigualdad; el hacer lo opuesto, habiéndose pedido un divino mandato de vida, hace que los autores de lo opuesto, reciban como premio, también lo opuesto, por ellos esperado; el premio de lo opuesto a lo esperado, fué anunciado en la divina parábola que dice: Con la vara que medístes, serás medido; esto es que todo daño hecho a otro, en la prueba de la vida, se vuelve contra sí mismo; si esto no ocurre en la presente exsistencia, ocurre en otra; porque en virtud del libre albedrío de todo espíritu, muchos por no decir todos, piden al Padre, pagar el daño hecho a otros, en la misma forma conque ellos lo hicieron; hasta en sus más microscópicas características y detalles; en los platillos voladores se ven todas las intenciones magnetizadas en las ideas, que fueron generadas por tal ó cual espíritu; las sensaciones del contenido en la idea física, tiene forma lineal y es de los más variados colores; cuando con el correr de la eternidad, madura la idea; y llega a convertirse en gigantesco planeta, nace en forma paralela un espacio de color llamado cielo; los cielos son infinitos; por cada planeta exsiste un cielo; y todo cielo está subordinado a otro cielo; lo expansivo de la idea en su crecimiento, no cesará jamás; cuando de una idea surgen otras, esto dá a familias de planetas; que para la Tierra lo es el Sistema Solar; y lejos en el infinito, exsisten otros planetas, que también son familiares del Sistema Solar, que conocen los hombres; esto es realidad, cuando el espíritu que generó tal ó cual idea, pensó en la lejanía; pensó en distancias de fuera de la Tierra; porque basta pensar en algo, y lo pensado queda magnéticamente grabado en la idea; la idea es como una microscópica television de colores; que al ser aumentada en los platillos voladores, se transforma en una television gigante; todo lo que entró por los ojos, queda registrado en la idea física; cuando no se piensa, no se genera ideas; el magnetismo mental está en reposo; en los platillos voladores todos sus tripulantes solares, tienen obligaciones que cumplir; porque aún siendo infinitamente más perfectos que el género humano, ellos se imponen trabajos; saben que de todas las filosofías del universo, la del trabajo es única; porque es la única que conduce al Reino del Eterno; no exsiste otra mayor, para llegar a ser un hijo mayor de Dios; las ideas al ser analizadas en los mismos platillos voladores, sus tripulantes saben quienes creen ó no creen en ellos; cuando se cercioran que les niegan, se entristecen; y lo hacen con un conocimiento de ilustración, que maravillaría al más grande sabio del mundo; ellos se saben el divino evangelio que corresponde a este planeta, de una manera tal, que ningún ser humano lo podrá hacer; y por lo mismo que se entristecen; porque saben que ellos vienen siendo anunciados, desde hace yá muchos siglos en el planeta Tierra; en el divino evangelio del Padre Jehova se les anuncia; dice la parábola: Y habrá Señales en los Cielos; los platillos voladores son esas señales; los tripulantes de los platillos voladores, están acostumbrados a conocer a espíritus que les niegan, en sus pruebas de vida; porque ningún planeta del universo es único ni primero; nadie sabe que planeta fué primero; jamás se sabrá; sólo se sabe que el Padre Jehova es único; sólo el Padre lo sabe; esto significa que ninguna ciencia planetaria a podido descubrir, cual fué la primera creación planetaria salida de Dios; exsiste el misterio universal de saberlo; se pide nacer de nuevo en grado infinito, para lograr saberlo; y en el intervalo se perfecciona la criatura; en los platillos voladores al ser analizadas las ideas de cada uno, los tripulantes van conociendo a sus amistades que datan desde remotísimos tiempos y planetas; son amistades reconocidas; las amistades nacidas en el Reino de los Cielos, son inmortales; en tal ó cual exsistencia se vuelven a encontrar; en los platillos voladores se ven escenas que conmueven; tales escenas las verá el mundo de la prueba, en la television solar; la television que surgirá de la atmósfera misma; de verdad te digo hijo, que todas estas cosas sucederán en esta generación; porque así lo determina el Padre Jehova, en su divino libre albedrío; los platillos voladores se han dejado ver y hasta fotografiar, para que se cumpla lo que escrito estaba; ellos lo hacen con conocimiento de causa; están infinitamente acostumbrados a hacerlo; porque no teniendo límite lo del Padre, los juicios finales ocurren en todo instante, en infinitos planetas; han ocurrido y ocurrirán y están ocurriendo; y en todo instante son infinitos; ellos esperan que llegue el momento de intervenir en el divino Juicio que ya se está iniciando en este planeta de prueba; siendo ellos divinos poderes del Reino de los Cielos, pertenecen a la divina gloria y majestad, del Hijo Primogénito Solar Cristo; la Trinidad solar de los hijos primogénitos en el Padre Jehova, se asisten mutuamente; las jerarquías asisten a las jerarquías; tal como los hombres debieron de haberse ayudado mutuamente en la prueba de la vida; te diré hijo que de estas naves salen comunicaciones para todo el universo; lo que sucede en un mundo, tiene importancia infinita en otros; porque sucede hijo, que muchos planetas saben que en un punto determinado del cosmos, exsiste tal ó cual planeta, que es y pertenece a su familia planetaria; esto se llama en el Reino de los Cielos, planetas reconocidos en su identificación; los planetas Tierras, reconocen a los planetas Tierras; es así que el Universo Expansivo Pensante, está compuesto de infinitas familias planetarias; tal como las individualidades en la Tierra, constituyen familias; lo de arriba es igual a lo de abajo; el porqué los planetas de una misma familia, están alejados unos de otros, se debe al libre albedrío planetario; cuando nace un planeta en los lejanos soles del macrocosmos, nace con libre albedrío heredado de sus padres solares; la ubicación de un planeta en un determinado lugar del espacio, es atributo de su libre albedrío viviente planetario; cuando un planeta es planeta-bebé, los platillos voladores lo guían y lo observan a distancia; la ubicación en que debe quedar el planeta para su futuro desarrollo, sale de sí mismo; sus moléculas recién formadas, se van amoldando y adaptándose en su propia comodidad; esto es observar el comportamiento del libre albedrío de un planeta; el comportamiento de la Tierra, viene siendo observada desde el principio de su nacimiento; en todo instante de todo tiempo, se a sabido y se sabe, que es lo que hacen las criaturas de esta humanidad; los platillos voladores hacen uso de su invisibilidad, cuando se acercan a los planetas de vida de prueba, como lo es la Tierra; todo cuanto hizo cada criatura en su prueba de vida, absolutamente todo está registrado; y no solamente en una ley; sino que en infinitas leyes de registros de vidas; divino Padre Jehova, ¿y el Libro de la Vida que enseña tu divino evangelio? es lo mismo hijo; una ley salida del Padre, tiene infinitas formas de manifestarse; y no deja de ser la misma ley; detrás de cada ley está el libre albedrío del Creador y están los universos infinitos; esto significa que de cada divino pensamiento salido del Creador, se forman en tiempo instantáneo, colosales universos que instante por instante, superan los universos ya exsistentes; en ningún instante exsiste límite alguno en la creación de Dios; en los platillos voladores sus criaturas saben esto; y saben infinitas leyes, propias de los divinos atributos, del divino libre albedrío del Padre Jehova; en los platillos voladores sus tripulantes conocen el futuro de la Tierra; en todo instante lo han sabido; y según la jerarquía de ellos, los hay que saben el futuro de este mundo de antes que naciera la Tierra; la Tierra y todo planeta, estaba en otras mentes, antes que la Tierra y otros planetas nacieran; son los proféticos solares del macrocosmos; llamado también Reino de los Cielos; los atributos de saber tal ó cual cosa, antes que ocurra la cosa, es atributo supremo en el divino Padre Jehova; después de Él, viene una infinita jerarquía que jamás a tenido fín; ni jamás la tendrá; todo suceso ocurrido en el cosmos, absolutamente todos, quedan eternamente registrados; es así que esta misma descripción de los platillos voladores, está siendo registrada instante por instante; nada oculto exsiste en las leyes de la luz; todo ocultismo es pasajero; y todo ocultismo es egoísmo; y todo ocultismo se paga instante por instante, segundo por segundo; mientras se fué ocultista; en los platillos voladores la ciencia solar analiza todas las ciencias provenientes de los planetas del microcosmo; entre infinitos planetas, está la Tierra; cuando se presencia en los platillos voladores el desarrollo de analizar ó clasificar ideas, el espectador vé algo así como infinitas piedras preciosas; pues las ideas físicas brillan en todos sus colores, como diamantes ó sales expuestas al sol; exsiste el divino término entre los tripulantes de los platillos voladores, de llamar a esto, La Sal de la Vida; pues este brillo propio de las ideas, es magnetismo en estado naciente, que dará lugar con el correr del tiempo, a futuras naturalezas planetarias; incluyendo en tales creaciones, lo que los ojos del espíritu vieron, durante la prueba de la vida; es así que en el caso de la criatura humana, su futura herencia planetaria tendrá sol y luna; pues sus ojos vieron sol y luna; y viéndolos, éstos quedan magnéticamente grabados en sus ideas; basta mirar, y la criatura se está creando su futuro cielo; esto no significa que la criatura que pidió visión, esté sometida a lo que sus ojos ven; pues teniendo libre albedrío espíritual, puede aspirar y pedir, otras formas de vida; sólo que lo que vé y que queda grabado, es uno de sus atributos, que pidió a Dios, en su respectiva ley de vida; la herencia que posee cada uno, está compuesta de las más variadas formas galácticas; pues todos han nacido muchas veces; y en cada exsistencia, la visión vió otras escenas en otras cosas; en todos exsiste el historial galáctico; un historial que jamás tendrá fín; los platillos voladores estuvieron presentes en cada historial galáctico de cada uno; tal como lo están en este mismo instante en la Tierra; ciertamente que en ningún instante de su propio desarrollo, la Tierra a estado sola; un universo de invisibles criaturas, trabajan dentro de todos los elementos de la naturaleza; son los divinos querubínes de todas las especialidades; es un inaudito ejército de seres pensantes que viven en sus propias galaxias, llamadas elementos de la naturaleza; este ejército lo encabeza el divino Padre Jehova; y tal ley es universalmente conocida en cualquier punto del universo; Jehova de los ejércitos es gloria eterna; hasta en el divino evangelio que le fué dado a este planeta de prueba, está esta divina ley; los platillos voladores también son parte del ejército de Jehova; todo el universo lo es; porque todo cuanto exsiste fué creado por un mismo Dios; pertenecer a un mundo de la luz, es pertenecer al ejército de Jehova Dios; en los platillos voladores todos ven al Padre Jehova, en sus respectivas evoluciones solares; para unos tiene tal ó cual forma, que varía hasta el infinito; y siempre es el mismo Dios; esto se llama en el Reino de los Cielos, el Creador a imágen y semejanza de sí mismo; ¿es por eso divino Padre Jehova, que desde niño veo diferentes imágenes, en las pantallas de television, de los platillos voladores? así es hijo; según sea la jerarquía del platillo volador, que pide comunicarse con el Padre Jehova, así es la divina forma que toma el Eterno; para cada uno, poseo una forma; porque lo de Dios es infinito; y siendo infinito, sus divinas individualidades también lo son; los platillos voladores observan todo cuanto te he dictado en Escritura Telepática; llevan al pie de la letra, todos los Rollos Telepáticos que te he dictado; siempre he observado divino Padre Jehova, que ellos me observan silenciosamente; ¿y cómo brillan sus rostros? es algo semejante al sol; ese brillo que ves en ellos representa un número inaudito de exsistencias; son magnetizaciones tras magnetizaciones; saturación tras saturación; ese brillo solar representa un tremendo magnetismo de poder sobre los elementos del planeta; es el verbo solar de los hijos primogénitos de Dios; porque he de decirte hijo, que nadie es único en sí mismo; sólo el Padre es único; ni la Trinidad solar es única; en las leyes solares de la creación, los hijos primogénitos solares, poseen la comunidad expansiva; uno puede representar al otro; uno está dentro del otro; sin afectarle su libre albedrío solar; y todos los primogénitos solares, están subordinados al Padre Jehova; y a la vez, el Padre está también en ellos; tal como se enseñó que Dios está en todas partes; el brillo de sus rostros, es el mismo brillo que tendrá el Hijo Solar Cristo en este planeta, que ya se acerca a su Juicio Final; el Hijo Primogénito ya está en la Tierra; su rostro está empezando a brillar; porque toda madurez en la naturaleza, principia de menor a mayor; de lo invisible a lo visible; de sus poros Omega sale una luz Alfa; los platillos voladores actuarán en el divino Juicio Final; y estarán a las divinas órdenes del Hijo Primogénito; los creadores del extraño sistema de vida, surgido de las extrañas leyes del oro, estarán llenos de pavor; pues por primera vez, no podrán mandar a matar a su enemigo; tal como era su extraña costumbre de hacerlo; porque te diré hijo, que los creadores del extraño mundo salido de las extrañas leyes del oro, no se doblegarán así nomás; ellos representan a satanás mismo; y el mundo de la vida de prueba, asistirá asombrado al hecho inaudito de ver una vez más, al demonio del interés material, en guerra contra el hijo de Dios; la primera vez en que se enfrentaron fué en la era faraónica; la segunda vez fué en la era romana; y la tercera vez en esta era atómica; sólo que ahora desaparecerá todo lo que dividió a otro, en la prueba de la vida; ni un vestigio, ni una molécula quedará del más extraño desconcertante de los sistemas de vida, salido del libre albedrío humano; es el Juicio Final de los que vivieron muchas veces, en diferentes épocas de la Tierra.-



ALFA Y OMEGA