CONSTRUCCIÓN DE LOS PLATILLOS VOLADORES... CONTINUACIÓN.- Los padres solares impregnan sus individualidades solares, en el metal de la nave.-

En el proceso de impregnar las individualidades, los padres solares emplean infinitas sensaciones que transforman en magnetismo; en este magnetismo suceden energías y contra-energías; porque las influencias mentales, tienen luchas filosóficas de posesión; entre los infinitos colores de la luz Alfa que irradian los padres solares, a través de sus ojos, está también el color negro; este color representa lugares desconocidos del universo; es decir, que en todo pensar, siempre exsiste un algo desconocido; aún tratándose de las criaturas más perfectas del universo, después del divino Padre Jehova; el color negro es un color que en las leyes solares, indica que no pertenece a las leyes de la luz; y también significa en psicología divina, no escrito; el color negro representa dudas, tinieblas; el todo sobre el todo de lo negro, constituye un espacio en que aún no han nacido los soles; y en la herencia mental-solar, representa universos que se conocerán en cualquier futuro instante de la eternidad; lo negro siempre a estado vinculado con lo malo; es un color que experimenta silencio explicativo sin definición; el color negro también se vé en las zonas magnéticas de los platillos voladores y en las áureas de los seres pensantes; así como en los padres solares, el negro les representa, universos de luz que se conocerán, así también las áureas negras de las criaturas humanas, llegarán a ser, áureas de la luz; como consecuencia de sus futuros pedidos de vidas; el color negro se transforma en infinitos colores, tal como se transforma y evoluciona un mundo; es decir que los mundos de la luz, fueron en tiempos desconocidos, tinieblas; la transformación a lo perfecto, costó experimentar lo imperfecto; en la impregnación de individualidades solares; cuando la Tierra nació chispita solar, su principio molecular fué una cadena de moléculas de luz, que fueron solidificándose; siendo sus primeros colores verde, azul, rojo; los colores primeros del planeta, tenían y aún tienen, la inocencia hecha infinito; la multiplicación de colores, fué una consecuencia de su variación calorífica; la temperatura altera los colores; en su principio la Tierra fué calor en proceso de materialización; este proceso aún continúa; la Tierra se renueva siguiendo un divino plan de creación, escrito en el Reino de los Cielos; las características de todo plan de creación planetaria, lo escogen las individualidades solares; las cualidades y calidades del todo individual solar, se impregnan sobre sí mismo, guiados por la geometría de sus propias sensaciones; divino Padre Jehova, ¿entonces el principio de la Tierra es principio individual-solar? así es hijo; la herencia de la criatura humana que lleva dentro de sí mismo, es igual a la de los divinos autores de la vida; lo de arriba es igual a lo de abajo; la impregnación de los hombres en sus relaciones sexuales, se hizo y se hace también, en el macrocosmo; es por esto es que se escribió, que nadie es único; nadie es único en su pedido de vida y en lo que trata de demostrar; la herencia de lo que se es, no tiene ni principio ni fín; porque una característica solar, decide iniciar otra forma de herencia; y después de ésta, otra; y así sucesivamente hasta donde la mente pueda imaginar; la creación de la Tierra es geometría amorosa de los soles Alfa y Omega; tal como se le comunicó al mundo de la prueba, en el divino evangelio de Dios; divino Padre Jehova, ¿por qué los hombres sabiendo por tu divina gracia que lo de arriba es igual a lo de abajo, no se dieron cuenta, que lo que tenían de sí mismo, lo tenía también la causa original? no se dieron cuenta hijo, porque no se tomaron el tiempo debido, en buscar y profundizar sus propias causas originales; no le dieron la importancia debida en la prueba de la vida; los hombres recibieron de parte de los hombres, un extraño conocimiento, que incluía una extraña duda sobre sí mismo; es por este extraño conocimiento, es que los hombres no vuelven a su lugar de orígen, una vez más; ¿por qué una vez más, divino Padre Jehova? te digo una vez más hijo, porque en otras exsistencias en otros mundos, los mismos espíritus de esta humanidad, habían desvirtuado también, su lugar de orígen; las negaciones de los espíritus, se repiten muchas veces en sus pruebas de vidas planetarias, que piden a Dios; en los platillos voladores sus tripulantes saben del propio desvirtuamiento que vive la humanidad de la Tierra; porque ellos también lo vivieron en sus primeras reencarnaciones, de un pasado remotísimo; a ellos también les costó, el ganarse el pan con el sudor de sus frentes; porque también ellos pidieron a Dios, conocer lo imperfecto; y todas sus imperfecciones que vivieron en otras exsistencias, ellos las proyectan en las colosales televisiones solares, de sus naves celestiales; ellos analizan sus propios pasados en una ciencia tal, que instante por instante, ellos comprenden aún más, la extraña psicología de las tinieblas; son divinos exámenes mentales-solares, de lo que se fué; ellos perfeccionan sus herencias, para elevarse en Reinos de los Cielos; porque quien no nace en nueva perfección, no vé el reino de Dios; es más fácil que vea a Dios, uno que tiene novedades de sí mismo, para Dios; el divino Padre Jehova, se conmueve ante los que se perfeccionan; porque son imitadores de lo de Él; los platillos voladores representan creaciones perfectas, de jerarquías solares, que aspiran aún a mayores perfecciones cósmicas; ellos no se detienen en lo que son; porque saben que toda eternidad es relativa a los propios deseos de sí mismo; en los platillos voladores ellos ven infinitos procesos de principios planetarios; ven infinitas causas para ellos desconocidas; porque sólo Dios lo sabe todo; las causas originales son tan infinitas, que el desarrollo y la expansión entre una y las otras, ocurre sin que ellas se conozcan; es el eterno misterio de los que fueron antes de los que se creían primeros; es la eterna sorpresa de descubrirse en lo exsistente; es la eterna fascinación de saber y conocer historias planetarias remotísimas; cuyos dramas y glorias, nadie conocía; y sucede que todos sin excepción, se constituyen en misterio para el universo mismo; porque nadie es único en la antiguedad creadora; sólo Dios es único; en los platillos voladores rivalizan amorosamente sus jerarquías, de quienes conocen más; lo que ellos llaman los puntos originales de las creaciones; ni los soles primogénitos saben quien fué primero después de Dios; ni saben tampoco quien será el último; sólo Dios lo sabe; todo drama, gloria y desarrollo de todo planeta del universo, ocurre sin que sus criaturas sepan quienes fueron los primeros y quienes serán los últimos; sólo saben sus puntos de partidas originales; saben del lugar en donde les fué dada la luz; saben de su punto de partida, en medio de un universo que ya estaba; esto se llama en el Reino de los Cielos, el despertar en medio de la creación; nadie se proclama, ser el segundo de Dios; porque es una forma de límite, que no corresponde a la eternidad de Dios; en los platillos voladores sus tripulantes disponen de una ciencia solar, que siendo inaudita, no lo abarca todo; y cuando ellos se encuentran con algo que es superior a sus propios conocimientos solares, ellos lo comunican a la jerarquía solar-superior; y si éstos sienten que también su ciencia solar no es suficiente para explicar ó resolver un algo desconocido, también lo comunica a la jerarquía que le antecede; es una infinita consulta de poderes, en que nadie jamás a conocido su límite; en el Universo Expansivo Pensante, hay que considerar a los que nacieron, a los que están naciendo y a los que nacerán; los que nacieron, no han cesado jamás de multiplicarse y expandirse; los que están naciendo piensan igual; y los que nacerán, pedirán también a Dios, conocer la herencia expansiva; cada individualidad pensante, contribuye a que la eternidad se eternice; esto es que cada uno se hace su propio cielo; y son las invisibles ideas físicas, las que expanden la herencia; basta generar ideas, y se está creando una pluralidad de mundos, según sea el modo de pensar de la criatura; el todo sobre el todo de sí mismo, vuelve a nacer en el cosmos; la semilla es la misma idea; la herencia expansiva pedida a Dios, estaba dentro de sí mismo; para que un ser humano no tenga herencia que salga de sí mismo, tal criatura debe dejar de pensar; debe cesar de generar ideas; nadie lo logra en sus pruebas de vidas; en los platillos voladores sus tripulantes, poseen poderes en que ellos agigantan las ideas de otros; estudian sus composiciones; analizan su magnetismo y lo relacionan con el magnetismo de los elementos, que respiró la criatura pensante; ellos ven a los querubínes y moléculas de la idea; este divino proceso de analizar a la invisible idea, lo verá el mundo de la prueba, en la television solar; y cuando el mundo vea su propia obra, el mundo llorará; la presencia de los divinos querubínes, es un espectáculo que nadie puede resistir; las emociones reconocen a su propia causa; y las emociones estallan sin que la criatura pronuncie palabra alguna; ¿a qué se debe esto divino Padre Jehova? esto se debe hijo, a que el espíritu hizo alianzas de sensaciones con los sentimientos mudos; sentir y no hablar fué el divino pedido en las emociones silenciosas; en los platillos voladores al estudiar a la onda magnética llamada idea, ellos deducen el nivel moral de las criaturas; porque por el fruto se conoce el árbol; y en las ideas que ellos analizan, ellos conocen a quienes creen en ellos, quienes los niegan y a quienes los ridiculizan; y te diré hijo que esto dará lugar a un divino juicio, dentro del mismo juicio que pidió la criatura humana; porque nadie pidió a Dios, ridiculizar lo que en la infinita creación de Dios, exsistía; nadie le pidió ridiculizar lo desconocido; porque nadie hace pedidos a Dios, en que éstos carezcan de amor; los que cayeron en el extraño libertinaje de burlarse de lo desconocido, no volverán a entrar al Reino de los Cielos; porque es más fácil que entre, uno que respetó lo que no conocía; en los platillos voladores a medida que se reciben magnéticamente a las ideas humanas, ellos visualizan a las personas en forma instantánea y con la mente, las proyectan en la television solar; en otras palabras, ellos a todos los conocen; este conocimiento de como es cada uno, no sólo se refiere al actual presente; sino, que ellos saben todas las reencarnaciones que cada uno a tenido, desde que nació a la vida universal; y saben las futuras reencarnaciones que cada cual pedirá a Dios, en el futuro; en los platillos voladores sus tripulantes gozan viendo lo que sucede en tal ó cual mundo ó sol; todo el universo desfila por la pantalla de la television solar; en esta television celestial el mundo de los humanos, presenciará su propia historia galáctica; todos verán sus pasadas exsistencias y mundos en que nacieron muchas veces; en los platillos voladores según sea la jerarquía a que pertenezcan, ellos participan en los destinos de las criaturas; en el caso de la Tierra, la intervención de ellos, no perturba los sucesos y acontecimientos del libre albedrío humano; y si lo perturbaran, ellos también serían llamados a un divino juicio por parte de Dios; el libre albedrío jamás deber ser coartado; porque es lo mismo que atentar contra el universo; los que en la prueba de la vida, se tomaron el extraño libertinaje de sobrepasarse con otro, los que se sobrepasaron, tienen un divino juicio, que vá más allá de la Tierra; en los platillos voladores conocen a los que atropellaron a otros; y ellos saben que el trágico destino que tienen los que se tentaron, con el uso de la fuerza, es el fuego solar; es la culminación del llorar y crujir de dientes; en los platillos voladores, todos saben de cada causa vivida en la Tierra; ellos clasifican las causas vivientes; porque ellos les dan destino a las causas, principiando por las ideas; ellos ubican a las causas en tal ó cual cielo; según la obra de cada humano; ellos al clasificar a las ideas, las ubican en las posiciones galácticas para que principien a madurar; tal como principia a madurar una pequeña semilla en la Tierra; si una semilla en la Tierra dá lugar a multitudes de plantas, las ideas físicas generadas por las mentes humanas, darán lugar a planetas; la cualidad y calidad de tales planetas, depende de las características que posean las ideas generadas; así como los tripulantes solares impregnan sus individualidades en el metal de sus naves, así también la humanidad que genera ideas a diario y a cada instante, sus individualidades impregnan sus magnetismos individuales, en las ideas; lo que fué cada uno en su propia manera de ser, lo será también la futura naturaleza del futuro planeta, que principia como una invisible idea; es así que los que generaron ideas alegres, darán lugar a los planetas de alegría; los que fueron apáticos, darán lugar a los planetas de la apatía; los que generaron ideas tristes, dieron lugar a planetas, cuya filosofía será la tristeza; los que generaron ideas de impaciencia, dieron lugar a planetas, cuya filosofía en sus criaturas, será la impaciencia; según haya sido la virtud predominante en el instante de generar una idea, así será el futuro planeta; es por esto es que se escribió: Cada uno se hace su propio cielo; es la propia individualidad a través de sus ideas, la que crea para el espíritu, su futura herencia; el que generó lo malo, perpetuó a través de sus ideas, lo malo; el que generó lo bueno, perpetuó a través de sus ideas, lo bueno; esto es así, porque la herencia de Dios en sus hijos, es eterna; al libre albedrío que cada cual pidió a Dios, le correspondía elegir su destino; las circunstancias las pidió el espíritu con conocimiento de causa; porque así convenía a su propio historial de reencarnaciones; en el Reino de los Cielos, cada cual escoge su destino y el Eterno aprueba; Dios nada impone; porque Él no tiene el complejo de poder, de imponer; Dios no está obligado a nada, porque es infinito; los que en sus formas de fé, que tuvieron en la prueba de la vida, creyeron que el Eterno estaba obligado ó limitado a tal ó cual cosa, se hicieron acreedores a un divino juicio dentro del Juicio, de parte de Dios; las ideas generadas que incluían cualquiera forma de límite a Dios, hace que sus futuros planetas, sus criaturas tengan un dios limitado; el que empequeñece a Dios, siempre pierde; porque sobre su fruto recae; el que engrandece a lo de Dios, se engrandece también, su propio fruto; el infinito de Dios, dá para todos; todo dependía, de cada uno; en los platillos voladores al analizar y clasificar a las ideas, las agrupan en jerarquías; por derecho propio, todo el universo está constituído en jerarquías; porque nadie es desheredado; la clasificación jerárquica es divino trabajo colosal; en todos los lugares del universo se hace; y en todo están los platillos voladores; ellos están en lo que no tiene ni principio ni fín; si exsiste un universo que jamás tendrá fín, también y paralelo al mismo universo que no tiene ni tendrá fín, está el universo de los platillos voladores; cuyos modelos y formas, jamás tendrán límites; y sus formas y modelos, son a imágen y semejanza de todo lo geométrico exsistente en el universo; esto es lo de arriba es igual a lo de abajo; en los platillos voladores, se tiene un grandioso concepto de la idea; como que ellos saben que de la invisible idea, nace un colosal planeta; en ellos lo más microscópico constituye universo; ellos saben lo que es el infinito; porque viven y disfrutan las leyes vivientes de Dios; participan en sus creaciones; esta ley de que de lo microscópico nace lo colosal, muchas civilizaciones del pasado de la Tierra, lo sabían; y muchos lo expresaban en sus artes y en sus vestimentas; el principio del universo está en lo más microscópico, que la mente pueda imaginar; está en lo que no se vé y en lo que se vé; la humildad enseñada por el divino evangelio de Dios, está basada en esta ley universal de lo microscópico; es por esto es que se dijo: Todo humilde es grande en el Reino de los Cielos; es decir que toda humilde idea, llega a constituírse en colosal planeta en el cosmos; y nadie de los que piden conocer tal ó cual forma de vida, nadie escapa a la ley de su propia herencia; lo geométrico de los planetas, de que está compuesto el propio cielo de cada uno, sale de sí mismo; en los platillos voladores el principio universal no está limitado a un sólo concepto; porque lo de Dios, no tiene ni principio ni fín; el concepto de que de lo microscópico nace lo colosal, es uno de sus infinitos conceptos de creación; hasta los principios de universos, son relativos en la creación de Dios; entre el infinito de Dios y la relatividad, exsiste eternidad relativa dentro del infinito de Dios; en los platillos voladores cada principio universal, está clasificado en jerarquías de principios; y los tripulantes de estas naves, jamás han logrado clasificar a todos los principios exsistentes; ni jamás lo lograrán; porque en todos los instantes, en la más microscópica unidad de tiempo, que las mentes puedan imaginar, están naciendo nuevos y desconocidos principios de universos; porque en todos los instantes, infinitas mentes están generando ideas; es la herencia expansiva universal; es lo que jamás a cesado ni jamás cesará; es así que la eternidad está en todos, en principio de gérmen; este principio es la onda magnética llamada idea; a cada uno correspondía darse la cualidad y la calidad en su propia onda; en ello estaba el destino de cada uno; en los platillos voladores sus tripulantes ven los destinos de las criaturas de los mundos, con sólo observar sus ideas; según los colores magnéticos de la idea, ellos ven el futuro del que generó la idea; en esta ley los tripulantes de los platillos, conocen magnetismos mentales, que muchas veces, por primera vez observan; en todo instante, se aprende en el universo; porque no exsiste límite en lo creado; en los platillos voladores y según sea su jerarquía, ellos agigantan en el espacio mismo, todas las escenas que contiene una idea; lo invisible lo transforman a macrocosmo; este poder de transformación no tiene límites; el hijo de Dios durante el divino Juicio, hará lo mismo; los que más violaron la ley de Dios, mayor será el aumento de sus actos; mareas humanas los observarán idea por idea; el pavor se apoderará de los que no tienen su conciencia muy limpia; porque el hijo de Dios, a todos leerá la mente; los malos del mundo se esconderán; creándose ellos mismos una tragedia; porque mientras en el mundo, se está resucitando a niño, ellos envejecen escondidos; y el espanto de ver que la muerte se les acerca, muchos enloquecerán; son los dramas del llorar y crujir de dientes; mientras más malo se fué en la prueba de la vida, mayor es el pavor, en el divino juicio de Dios; el hijo Solar Cristo al mandar a los elementos, paralizará al mundo de la prueba; todos temerán espantosos terremotos; y todo fenómeno sísmico se producirá paralelo a la divina ira del hijo de Dios; y sucederá que ante todo templo material, cuartel, estatuas, el hijo de Dios se llenará de ira, y se producirán terremotos; para evitarlo, todo el mundo de la prueba, formarán millones de grupos, que se abocarán en destruír los cuarteles del llamado militarismo, extraños templos con imágenes y toda forma de adoración en estatuas; las extrañas costumbres, son arrancadas hasta su total desaparecimiento, por los mismos que las alimentaron; nadie querrá que por culpa de los terremotos, sean destruídos sus hogares; la bestia estará aterrada; porque verá que su extraño poder basado en que otros peleen, se desploma; porque ya no se obedecerá a la bestia; y el mundo de la prueba que sostenía y alimentaba a la bestia, con las extrañas costumbres, que la bestia imponía, por convenirle, hará caer a la bestia, cambiando sus costumbres; en los platillos voladores, observan a la bestia, tal como se observa a un extraño demonio, de las lejanas galaxias; en las maravillosas televisiones solares, los tripulantes ven todos los extraños preparativos bélicos de la extraña bestia; ven sus reuniones secretas y escuchan todas sus intrigas; todo lo cual también lo verá el mundo de la prueba; en los platillos voladores y en infinitos planetas y soles, mucho se habla de la extraña bestia de la Tierra; y muchos analizan de como surgió la bestia, en un mundo con extrañas leyes desiguales, que la propia bestia, obligó a vivir, a muchas generaciones durante la prueba de la vida; los infinitos filósofos del universo, elevan infinitos reclamos, en contra de la bestia; que en vez de luchar limpio en la filosofía de la vida, la extraña bestia se toma el extraño libertinaje de matar, a los idealistas; porque hasta la propia bestia, pidió la divina filosofía para enfrentar la prueba de la vida; la bestia será acusada por el hijo de Dios, de haber traicionado su propio pedido de vida hecho a Dios; la extraña bestia al traicionar lo del Reino de los Cielos, se convirtió para el mundo de la prueba, en el peligro número uno; a la bestia le queda un futuro-tragedia; porque la bestia será empobrecida, con dolor moral inmenso, para los que se habían acostumbrado a ella; para los ciegos que disfrutaron de una extraña abundancia, a costillas de la explotación de casi todo un planeta; el drama de los seguidores de la bestia, está en que después de haber acostumbrado a sus cuerpos y espíritus, a disfrutar de las sensaciones de la abundancia, tienen ahora que disfrutar de sensaciones de la miseria y el hambre; la misma miseria y el mismo hambre, que la bestia dió a los que obligó a vivir, un extraño sistema de vida; toda la miseria y todo el hambre que la bestia dió a todas las generaciones del pasado é incluyendo a la del presente, toda la plaga, recae en los actuales seguidores de la bestia; porque los ciegos que se dejaron deslumbrar por la extraña bestia, pidieron a Dios, un divino Juicio, por sobre todas las cosas imaginables; lo que quiere decir, por sobre todo el daño, miseria y hambre, que se causó a toda las generaciones del mundo; a la bestia le será todo quitado; porque la bestia no se supo desprender de su extraño egoísmo y extraña avaricia; la ruina de la bestia será recordada por muchas generaciones del nuevo mundo; y a la bestia se le descontará molécula por molécula, lo que quitó ilegalmente al mundo; y se le descontará segundo por segundo, el atraso que provocó al mundo de la prueba; porque nadie pidió ser atrasado en lo que pidió a Dios; la caída de la bestia, provoca una inmensa oleada de suicidios, entre sus miembros; porque el extraño mundo conque los influenció la bestia, les dió por extraña herencia, una extraña moral; una moral tan débil, que los influenciados por la bestia, sólo atinan a pensar en el suicidio; esta extraña y desconocida moral, se quitó así misma, el destino del más allá; en su propia extraña debilidad, está la fatalidad del suicidio; suicidio y fatalidad voluntarios; el drama de la bestia está en que se extralimitó en lo que no le pertenecía; y al hacerlo, gustó de una extraña abundancia, que en sus extrañas leyes, incluía el quitarles a otros; la bestia montó todo un aparato bélico para amedrentar a los que menos tenían; la razón de la exsistencia de tantos extraños ingenios militares, no era otra; la bestia vivía en extraña y perpetua desconfianza; y nunca la bestia se estudió así misma; porque la bestia fué la primera en ser atrapada, por la extraña ilusión del materialismo; la bestia se desvirtuó así misma; cerró el paso a una posible humildad; la extraña ilusión de la posesión de las cosas, inmoralizó a la bestia; y todas las individualidades que fueron atrapadas por la bestia, no conocieron las sensaciones, con las cuales podrían haber entrado al Reino de los Cielos; los seguidores de la bestia, se dejaron influenciar por sensaciones efímeras que sólo pertenecían a un efímero presente; la propia ilusión al extraño poder del oro, los dejó sin la entrada al Reino de los Cielos; las sensaciones que ellos sintieron ante la posesión del oro, no se conocen en el Reino de los Cielos; y todos los que en los lejanos planetas de pruebas, conocieron extrañas sensaciones, que no eran del reino, los tales no vuelven a entrar al reino del cual salieron; es más fácil que vuelvan a entrar al Reino de los Cielos, los que en los lejanos planetas de prueba, vivieron sensaciones, que pidieron en el reino; ó sensaciones que son del reino; si nada extraño exsiste en el reino, nada extraño entra al reino; y las sensaciones que la bestia dió al mundo, no pertenecen al Reino de los Cielos; porque ni la bestia las pidió a Dios; porque nada extraño a lo del reino, nada se pide a Dios; el extraño libertinaje de la bestia, le creó las más extrañas y desconocidas sensaciones, que fué la única causa, para que el mundo de la prueba, no se unificara jamás; la perpetuidad de lo desigual, crea las sensaciones opuestas; la contrariedad se constituye en psicología normal; del egoísmo de la bestia nació la mezquindad, que fué una de las extrañas características del extraño mundo de la bestia; el mundo de la prueba, no pidió conocer bestia alguna; porque todos pidieron a Dios, sensaciones igualitarias para la convivencia planetaria; el extraño mundo surgido de las extrañas leyes del oro, nadie lo pidió a Dios; porque nadie pide a Dios, su propia futura ruina; si la bestia hubiese tomado en cuenta a Dios en su sistema de vida, el destino de la humanidad sería otro; porque las sensaciones reconocerían al infinito de Dios; romperían los límites del presente efímero, en el cual se encerró la bestia por su propia voluntad; la prueba de la vida consistía, en no dejarse sorprender por débiles mentales, que como la bestia, impusieron al mundo, un extraño sistema de vida, que con el correr del tiempo, terminaría en tragedia; tragedia que le fué anunciado al mismo mundo de la prueba; la divina advertencia estaba contenida en la divina parábola que decía: Y habrá llorar y crujir de dientes; y si el juicio que se pidió a Dios, incluía a todas las cosas, entre todas las cosas, estaba también el sistema de vida, que el propio libre albedrío humano, eligió en la prueba de la vida; en el propio sistema de vida, ocurrieron todas las cosas de la obra humana; el que lo olvidó durante su prueba de vida, no vuelve a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre, uno que no lo olvidó; la bestia intuye un poder que la observa; más, la bestia es acomplejada tratándose de complejos de inferioridad; la presencia de los platillos voladores, impulsaron a la bestia, a mentir al mundo una vez más; porque la extraña bestia tenía la extraña é inmoral costumbre, de apoderarse de todas las pruebas, de la exsistencia de los platillos voladores; y le decía al mundo, que los platillos voladores eran meras ilusiones, fantasías, cuentos; la bestia de dureza y roca extraña, se convencerá de que los platillos voladores, son una realidad, cuando reciba de los mismos, fuego; entonces creerá; porque la bestia es de dura cerviz; es dura para entender; las principales ciudades de la bestia, serán arrasadas por el fuego magnético de los platillos voladores; la bestia siempre temió a lo que nunca comprendió; no fué un temor por prudencia ó sabiduría; fué temor por complejo; temor basado en la propia influencia del propio desvirtuamiento de sí mismo; en medio de un llorar y crujir de dientes, desaparecerá uno de los más extraños yugos, que se hayan conocido en toda la historia de la Tierra; y lo extraño era que el propio mundo de la prueba, transformaba y hacía más poderosa a la bestia; porque este mundo enriqueció de una manera poco conocida a la bestia; las propias armas conque el propio mundo se mataba, se lo compraban a la bestia; la bestia estaba feliz; y en sus reuniones secretas, la cabeza de la bestia se burlaba del mundo ingenuo; tales inmorales reuniones secretas, las verá el mundo de la prueba, en la television solar; toda reunión oculta ocurrida en todos los tiempos en la vida del planeta, todas se verán en la television solar; y todos los que en ellas participaron, todos estarán en carne y hueso; porque a los muertos se les resucitará, para dar cumplimiento a lo que ellos mismos pidieron a Dios; en los platillos voladores sus tripulantes muestran a multitudes de criaturas, las intrigas y maquinaciones, de los acomplejados al oro; en las televisiones solares, los divinos querubínes de la justicia se imponen de todo; y a la bestia la tienen señalada como uno de los mayores demonios en jerarquía demoníaca; y tienen identificado a cada miembro de la bestia; y ninguno escapará de lo que ellos mismos, pidieron en el Reino de los Cielos; el terror de la bestia cuando vea a los platillos voladores, será el mayor de los presenciados en el mundo; y tal como la bestia que tenía la extraña costumbre de aislar a los que no le convenía, a ella también se le aislará, por divino mandato del hijo de Dios; este aislamiento incluye a los elementos que dan el alimento para la supervivencia; la agonía de la bestia será terrible; porque la bestia durante su extraño reinado, de nadie se compadeció; sin misericordia la bestia a todos dividió; la extraña bestia no podrá contra un Padre Solar Primogénito, venido del macrocosmo; el divino poder del hijo de Dios, lo abarca todo; incluyendo a los elementos del planeta; la bestia jamás pudo mandar a los elementos, porque la bestia no creó a los elementos; en los platillos voladores, tienen clasificada a la bestia para su justicia; ya saben en los platillos voladores, quienes se suicidarán y quienes implorarán a la misericordia divina, en el llorar y crujir de dientes; en las televisiones del futuro, los ven; en los platillos voladores entre sus criaturas, hay muchos que conocieron a la extraña bestia, en otros planetas de pruebas; y muchos desean participar en su enjuiciamiento para ajustarles cuentas a los libertinos de la bestia; lo de arriba es igual a lo de abajo; así como en la Tierra hay ajustes de cuentas, también las hay en el cosmos; la presencia de los platillos voladores, paralizará al planeta; y las más misteriosas transformaciones magnéticas, se dejarán ver en la naturaleza; la bestia estará llena de pavor; porque nadie la tomará en cuenta; ni en el recuerdo ni en las extrañas costumbres, que trató de imponer a un mundo en prueba de vida; la realidad enloquecerá a la bestia; así terminará un ente que trató de reinar sobre un mundo, empleando una extraña moral y un extraño libertinaje; así terminará quien trató de enloquecer a muchos, porque no les convenían; locos acabarán los servidores y cómplices de la bestia; cada individualidad que sirvió a la bestia, la conocerá el mundo, en la television solar; y el mundo pedirá para ellos, la condena del fuego solar; el hijo de Dios es la última palabra en toda justicia; en los platillos voladores se registran los sucesos de la Tierra, desde cuando ésta era del porte de una cabeza de alfiler; el divino mandato de la exsistencia de los platillos voladores, no tiene ni principio ni fín; quien les puso límites en cuanto a sus orígenes, durante la prueba de la vida, es quien tiene divino juicio; nadie pensó en ponerle límites a la creación de Dios, cuando se recibía la vida humana; porque todos sabían y lo estaban viendo, que lo de Dios no tenía límite conocido; además se les advirtió a través del divino evangelio de Dios, que Dios es infinito; por lo tanto los que le pusieron límite, en la prueba de la vida, se lo pusieron ó por soberbia ó por ignorancia; ignorancia voluntaria; en uno ú otro caso, los tales tienen descuentos de puntaje celestial; más vale no ponerle límite al Creador del universo; porque siempre los que empequeñecen a Dios, siempre pierden; la extraña bestia con su extraña ilusión en lo posesivo, llevó a la tragedia a millones de seres; porque los empujó a renegar de Dios; la extraña ilusión salida de la bestia, contenía extraña soberbia; con el divino Juicio Final, esta extraña soberbia se transforma en llorar y crujir de dientes; las extrañas soberbias surgidas en las pruebas de vida, siempre terminan en tragedia; es más fácil que termine en alegría en los divinos juicios de Dios, uno que en su prueba, fué alegre y no soberbio; en los platillos voladores se registra a cada espíritu que pidió reencarnaciones para conocer la vida humana; allí está todo el historial de cada uno, como también lo está en el Reino de los Cielos; estos registros están a disposición de muchas criaturas del universo; porque en el universo todo es común y nada se oculta; el todo pertenece a todos; y siendo el todo de todos, nadie es egoísta; en la Tierra no sucedió así; porque la bestia no se dió cuenta que para poder unificar a un mundo, había que desprenderse de todos los extraños complejos de la individualidad en prueba de vida; porque en el divino Juicio Final se considerará a todas las sensaciones que siendo imperfectas en el espíritu, no fueron perfeccionadas por éste; como se tomará en cuenta a las sensaciones ó virtudes que fueron perfeccionadas; y en ambos casos, la ley es por molécula, segundo, idea, y en todo lo más microscópico que la mente humana pueda imaginar; porque así lo pidieron a Dios, las mismas criaturas humanas; porque todo lo imaginable se pidió a Dios; en los platillos voladores sus criaturas saben de esta ley del divino juicio; porque ellas mismas les darán divino cumplimiento, con el hijo de Dios a la cabeza; los platillos voladores están amorosamente subordinados al hijo de Dios; ellas representan las infinitas jerarquías de poder, de la gloria y majestad del hijo de Dios; jamás criatura alguna de la Tierra, tuvo tanto poder en sus manos; ni jamás nadie lo tendrá; es el poder de un Padre Solar Primogénito; que no se puede comparar con lo humano; porque lo humano no creó los elementos ni creó la vida; el Hijo Primogénito las creó haciendo con su divino Padre, una sola persona; lo que es del Padre es del hijo; y lo que es del hijo es del Padre; la individualidad solar unifica en ley común, lo que los demonios dividen; el todo sobre el todo de la naturaleza, queda amorosamente subordinado, al divino sentir del hijo de Dios; su carácter pone en movimiento fabulosas fuerzas magnéticas, salidas de los mismos elementos que Él mismo creó en tiempos remotísimos.-



ALFA Y OMEGA