CONSTRUCCIÓN DE LOS PLATILLOS VOLADORES... CONTINUACIÓN.- La geometría de un platillo volador, nace de la geometría mental-solar de los padres solares.-

La geometría en los platillos voladores, se transforma en la misma medida, como son los deseos mentales de sus tripulantes solares; cuando ellos desean dar a la nave tal ó cual rumbo, lo que hacen es variar molecularmente una zona inmensa del infinito; esto se llama en el Reino de los Cielos, influencia molecular de los padres solares; este poder es un cambio relámpago de geometrías y de moléculas; el instante vivido se transforma en el mismo instante, en una desconocida dimensión; si el tripulante solar desea viajar siempre en una misma galaxia, no tiene más que pensar en ella; el mandato de verbo solar, son simplemente deseos mentales; durante el viaje de un platillo volador, nadie habla nada; no porque no quieran hablar; porque las conversaciones son de preferencia, telepáticas; el silencio es una costumbre de evolución; el silencio es para ellos, amorosa causa de adoración al divino Creador; el silencio mental es para ellos, un infinito transporte mental por el universo; ellos ven lo que ocurre en remotísimos mundos; y hasta conversan telepáticamente con tales criaturas; la navegación en un platillo volador, proporciona a todos, nuevos y desconocidos conocimientos; se revelan nuevas leyes de creación; durante el viaje, los elementos les sonríen porque para ellos son vivientes; es un eterno alternar entre lo vivo de la molécula y lo vivo de la virtud; es un entendimiento entre materia y espíritu; en el platillo volador, las órdenes se reciben de infinitas maneras; y es frecuente de que los padres solares, den órdenes a su platillo volador, estando ellos en algún mundo; pues gobiernan a las moléculas, desde infinitas distancias; este poder es proporcional a sus propias jerarquías solares; ellos tienen poderosos auxiliares que no conocen el límite; y no conociendo límite, los tripulantes solares se ausentan por eternidades de sus naves; y ocurre que entran en ellas, tomando la forma del microbio; según sean sus deseos de retornar a la nave; porque habiendo vivido en mundos microbios, la geometría viviente de tales mundos, está eternamente en ellos; quedan grabados en ellos, todas las exsistencias que tuvieron; tal como le ocurrirá al hombre del futuro; cuando un tripulante solar decide achicarse, se reduce enviando órdenes telepáticas a sus propias moléculas; la transformación es instantánea; este poder fascinante tiene infinitas ventajas para sus poseedores; si ellos lo quisieran, se vuelven por ejemplo perros; y con tal reencarnación, se aparecen en otros planetas; observándolo todo sin ser molestados; las formas de transformación son infinitas; en este caso serían perros galácticos; perros común y corrientes, con mente evolucionada; divino Padre Jehova, ¿esto a ocurrido en la Tierra? no sólo a ocurrido hijo; sino, que ocurre; son leyes que en nada perjudican las acciones del libre albedrío humano; esta ley es pedida a Dios, por las jerarquías mayores; por los que teniendo grandes poderes, no perjudican a los que poseen menores poderes; los padres solares se transforman siempre con un fín útil; pensando siempre en engrandecer a lo de Dios; ellos no piensan con egoísmo; porque son hijos creadores de mundos de la luz; ellos pasaron lo imperfecto; en los platillos voladores, las órdenes de los tripulantes solares, están limitadas a las propias ciencias, alcanzadas por los padres solares; y cada ciencia conque se construyó un platillo volador, tiene sus propios controles; el instrumental lo hacen variar en grado infinito; mientras más antigua es la ciencia conque se construyó un platillo volador, mayor es su forma de control; los instrumentos de abordo, son más variados; en el poder solar, se tiene la gracia divina, de que una cosa determinada, sea a la vez, de varias maneras; los tripulantes solares no están sujetos a una sola ciencia, como ocurre con la jerarquía humana; ellos en sus verbos solares, se multiplican en lo que desean; y todas las ciencias que tuvieron en sus pasadas reencarnaciones, las hacen actuar; ya sea de una por una, ó haciendo de todas una sola; en esta ley, se expande el magnetismo de sus pasadas exsistencias; en que cada sabiduría lograda, se manifiesta en poder mental sobre la materia; la creación de un platillo volador, es una creación de alianzas, entre el magnetismo del universo y el magnetismo mental de los padres solares; es un choque molecular de atracciones; la geometría durante la creación de un platillo volador, forma un todo líneal en que cada molécula de la línea, se vá transformando según lo que siente su propio libre albedrío molecular; el llamado telepático-solar, es un divino mandato que irradia un magnetismo que produce en las moléculas, solidez en transformación geométrica; en que cada molécula se une a otra, impulsada por la variación magnética, de la individualidad solar; lo geométrico en la creación de un platillo volador, nace junto con el nacimiento de la molécula; es una alianza que se llama Geometría-Molécula; en esta alianza quedan para siempre, filosofías y conocimientos, que no cesarán jamás de expandirse; porque en todo instante, tales moléculas irradian microscópicas líneas de fuerza; divino Padre Jehova, ¿estas líneas de fuerza, salidas de las moléculas del platillo volador, tienen relación, con las líneas de fuerza, de los imanes de la Tierra? así es hijo, y su relación es muy profunda; porque de los mismos elementos, salió el magnetismo del platillo volador y el magnetismo de la Tierra; esto está expresado en la divina parábola que dice: Lo de arriba es igual a lo de abajo; lo magnético de todas las cosas, tuvo un mismo punto de partida; la ley es común para todos, tengan la forma que tengan; las leyes del universo material son producto igualitario de las leyes vivientes ó espírituales; y según sea el pedido de vida de las criaturas, así será la escencia y la geometría de tal vida; las vidas se piden a Dios; el que nada pide al Eterno, nada conoce; en los platillos voladores lo que no conocen sus tripulantes solares, lo conocerán en nuevas y futuras alianzas vivientes, con nuevos y desconocidos elementos del universo; así también sucede con todos los espíritus del universo; y así sucederá con todos los que están viviendo en infinitos planetas tierras; porque nadie se detiene eternamente en lo que es, en un instante dado; la geometría de un platillo volador no siempre será la misma; aunque sea preexsistente a todos los planetas materiales; un platillo volador se transforma en sí mismo, cuando la divina jerarquía solar más elevada del mismo, lo decide; y multitudes de sus componentes, aspiran a nuevos destinos; es la partida de infinitas moléculas y la llegada de otras; el platillo volador al igual que las vidas humanas, no tienen asegurado por siempre, lo que son; en los platillos voladores esta ley no significa prueba, como sucede en las criaturas humanas; salvo que sean platillos voladores, que pidieron ser probados en tal ó cual jerarquía de nave cósmica; la geometría de la construcción de un platillo volador, se transforma llegado el momento, en una sucesión instantánea de ondas ó círculos magnéticos; el verbo solar de cada uno de sus tripulantes, escoge infinitas geometrías de transformación; y sucede que una geometría de tal ó cual padre solar, hace divinas alianzas con la geometría molecular de otro padre solar; es la transformación instantánea de moléculas; que perteneciendo a tal ó cual dimensión, se siente transportado el espíritu-molécula a otra; sensación que por primera vez siente; este transporte molecular es la reencarnación; que en los espíritus humanos, fué hecha en forma de vibración magnética; esto ocurrió cuando el espíritu humano, se decidió a pedir una desconocida forma de vida; esto es geometrizarse en lo que se desea ser; divino Padre Jehova, ¿qué relación exsiste entre el pedido de reencarnación, salido del libre albedrío del espíritu, y el divino mandato que se le dá, en conocer tal ó cual vida? la relación que exsiste es que el espíritu pidió a Dios, algo que no conocía; y al no conocerlo, le prometió a Dios, no violar la ley en ese desconocido; el divino mandato salido de Dios, fué que todo espíritu, debería cumplir en la prueba de la vida, con la más grande y elevada moral, que su propia mente podría imaginar; el libre albedrío de los espíritus humanos, pidió los divinos Mandamientos, para poder cumplir con tal moral; y te diré hijo, que cuando los hijos piden a Dios algo, ese algo queda escrito en los libros de vidas, del Reino de los Cielos; llamados también, las televisiones solares del Reino de los Cielos; y todos los espíritus humanos que pidieron conocer la geometría de la divina moral, vieron en la television solar, cuando ellos mismos conversaban con la moral; y no sólo con la moral viviente; sino, con todas las sensaciones que ellos mismos pidieron conocer y perfeccionar, durante la prueba de la vida; y tal como lo vienes viendo desde niño, cada sensación posee también su propia geometría de sensación; porque ni una molécula es desheredada en lo que pide; divino Padre Jehova, veo en la television solar, que los que no cumplieron con lo que te prometieron, tienen una extraña y desconocida geometría; ¿qué es ello divino Padre? es la geometría de las tinieblas; ¡que feas divino Padre! ¡no se vé la luz de los soles! así es hijo; la geometría de las tinieblas, asusta y provoca espanto, a los que están acostumbrados en la luz; divino Padre Jehova, ¿y las tinieblas, qué sensación sienten cuando ven la luz? sienten también un terror; porque la presencia de la luz; les recuerda, que ellas también tuvieron una inocencia, que fueron también de la luz; este recuerdo resulta tremendamente doloroso para las tinieblas, porque en sus sabidurías de tinieblas, saben que para transformarse a la luz, tienen que hacerlo, molécula por molécula; la geometría cuando cae en tinieblas, se desgeometriza; es decir, que el libre albedrío de todo espíritu que desobedece a las leyes pedidas a Dios, se aleja de la geometría de su lugar de orígen; esto es aventurarse por el cosmos, sin tener la seguridad de ser salvado, en caso de peligro; lo íntimo geométrico siente que fuerzas malignas le arrebatan y no le sueltan; es la locura de los que violaron sus propias leyes, pedidas a Dios; en los platillos voladores, sus tripulantes ven en sus televisiones solares, como infinitos desdichados, son atormentados por los demonios; y muchos reconocen a seres que les fueron queridos, en otras exsistencias en otros mundos; y muchos de los tripulantes solares, piden a Dios, enfrentar a tales demonios; es la lucha eterna del rescate, de los hijos de la luz, que están en las garras de las tinieblas; lo geométrico de la luz, lucha contra lo geométrico de las tinieblas; algunos triunfan y otros sucumben; otros le suceden; son las guerras de los mundos, de los universos imperfectos; cuya tiniebla principió en sus propios mundos, cuando siendo criaturas, se dejaron influenciar, por las extrañas sensaciones de las guerras; malditas matanzas, salidas de sus propios libres albedríos; en el mismo instante en que los violadores de la ley de Dios, están combatiendo, segundo por segundo, se van acercando más y más, a las tinieblas; la prueba de la vida para todo el que participó en las llamadas guerras, consistía en vencer, a la extraña sensación que le impulsaba a matar a otro; porque segundo por segundo, ellos se mataban para su propio futuro; y te diré hijo, que para los que no supieron vencer, sus propias sensaciones demoníacas, en la prueba de la vida de la Tierra, ellos la pagan segundo por segundo; divino Padre Jehova, ¿qué significa ello? significa hijo, que todo el que se preparó para la guerra, ellos tendrán que enfrentarse con las tinieblas, cuando dejen la vida humana; y significa que por cada segundo del tiempo empleado en perfeccionarse en matar a otros, los tales tienen que vivir una exsistencia, en los mundos de las tinieblas; ¡que horror divino Padre Jehova! parece ser injusto divino Padre; no lo es hijo; cuando cada espíritu humano pidió a Dios, conocer la vida humana, lo hizo con conocimiento de causa; del libre albedrío de cada uno, salió la propia justicia de la prueba de la vida, en caso que se cayera en la prueba misma; en el caso que se violara la ley de Dios; a la criatura humana se le advirtió que lo de Dios era infinito en todo lo imaginable; se le advirtió que por una microscópica determinación mental, el divino Padre ofrecía vidas enteras; que por cada segundo de bondad, Él premiaba con una nueva vida de luz, y por cada segundo de maldad, igual; sólo que para lo último es una vida de tinieblas; y cada segundo empleado en prepararse para matar a otros, se llama ley maldita en el Reino de los Cielos; es más fácil que vuelvan a entrar al Reino de los Cielos, los que habiendo pedido una prueba de vida, supieron oponer resistencia mental, a la extraña y desconocida sensación, de prepararse para matar a otro; a que puedan entrar, los que fueron débiles mentales para sí mismos; ninguno que se dejó influenciar por la extraña sensación de matar a otro, ninguno volverá a ver la luz; la geometría de la violación a las leyes pedidas a Dios, es una geometría que magnéticamente empuja al espíritu hacia las tinieblas; todos los pensamientos y todos los gestos de maldad, el espíritu malo los vé en tamaños de macrocosmo; esta ley de justicia se debe a que la criatura ó microbio, pertenecen al todo sobre el todo del universo; molecularmente, cada uno es del universo; nadie escapa a la influencia, de que por derecho vive; la prueba de la vida, consistía en que todo espíritu humano, se expandiría tal como se expande el universo mismo; los pensamientos ó ideas, se expanden tal como se expande y se desarrolla un planeta; la eternidad estaba en cada uno, molécula por molécula; la prueba de la vida y la exsistencia misma de los platillos voladores, tienen por meta, perfeccionar sus respectivas leyes pedidas a Dios; la geometría que todos pidieron a Dios, no incluía a la geometría de las tinieblas; divino Padre Jehova, entonces ¿de dónde y por qué brota el mal en la criatura-hombre? el mal ó la maldad de cada uno, es una extraña sensación ó influencia, que cada cual trae consigo a la prueba de la vida; esto demuestra que las criaturas del género humano, vivieron en las tinieblas en pasadas experiencias planetarias; y las pruebas de vidas planetarias, consisten en vencer a tales extrañas sensaciones; por algo son pruebas; porque a algo hay que vencer; toda prueba pedida a Dios, tiene siempre una causa; porque todo lo que Dios concede, todo posee sabiduría; los que en la prueba de la vida, se prepararon para matar a otros, desvirtuaron sus propios pedidos hechos a Dios; y todos sus pedidos hechos al Eterno, eran pedidos amorosos; no fueron pedidos demoníacos, como aquéllos de prepararse para matar a otros; la geometría perfecta de sí mismos y que pidieron a Dios, la transformaron en geometría de tinieblas, una vez más; ¿por qué una vez más, divino Padre Jehova? se dice hijo: una vez más, porque tales espíritus en otras exsistencias hicieron lo mismo; en lejanos planetas tierras, también se prepararon para matar; habiendo pedido a Dios, leyes de amor; ¿no se enseñó que todo espíritu, vuelve a nacer de nuevo, para conocer vida nueva? así es divino Padre Jehova, por tu divina gracia; cada espíritu al tener infinitas formas de vida, durante su eternidad, viola la ley de Dios, también infinitas veces; esto se debe a los diferentes libres albedríos, que cada espíritu pide conocer en cada vida que pide a Dios; es difícil no caer, cuando se a pedido al Eterno, conocer el olvido del pasado; cuando se le a pedido, no recordar el pasado de sí mismo, durante la prueba de la vida; tal es el caso de la criatura humana; que pidió al divino Padre Jehova, no conocer su pasado, porque quería saber, en que consistía tal sensación; en la criatura humana como en todas las demás, exsisten muchas geometrías, propias de sus sensaciones; en los tripulantes de los platillos voladores, ocurre igual; la diferencia está en que ellos lograron una cantidad tal de magnetismo, que son verdaderos soles; la criatura humana es un sol-microbio; tan microscópico es, que ni la propia criatura alcanza a ver su propio brillo; sólo siente la electricidad de su propio cuerpo físico; sólo intuye el áurea; que es un microscópico sol que está naciendo y creciendo, desde lo invisible hacia lo visible; de micro a macro; y para que siga expandiéndose este microscópico sol, le es menester al espíritu pensante, volver a nacer de nuevo, para volver a conocer nueva vida; le es menester infinitas magnetizaciones ó reencarnaciones; no exsiste otro camino para llegar a ser, un brillante sol primogénito; los soles primogénitos del universo, tuvieron que recorrer este mismo camino, para poder llegar a ser lo que son; nada se regala en la creación de Dios; todo cuesta sudor y lágrimas que salen de sí mismo; el vivir y sentir sus propios errores, constituye para todo libre albedrío viviente, su más grande mérito delante de Dios; y siendo el más grande mérito, recibe de parte de Dios, el más grande premio también; lo salido de sí mismo, es lo más auténtico que exsiste; y es más fácil que sea premiado por Dios, uno que fué auténtico para con su propia obra en la prueba de la vida, a que sea premiado uno que no lo fué; el que no fué auténtico, no ganó puntaje de luz de autenticidad; en los platillos voladores ven y observan a los seres humanos; ellos saben más de los humanos, que los propios humanos podrían saber de sí mismos; en sus televisiones solares ven el diario quehacer de todos; y se entristecen cuando en sus televisiones solares, ven las inmoralidades del mundo de la prueba; ellos ven escenas tales como seres borrachos, botados en las calles del mundo; ven las playas del planeta, y observan como millones de seres, escandalizan con sus propios cuerpos de carne; y con tristeza los tripulantes de los platillos voladores ven como los segundos de escándalo viviente, se van sumando uno tras otro; y piensan en el llorar y crujir de dientes, que se acerca a la humanidad; en los platillos voladores saben el destino que tendrá cada uno, después del divino Juicio Final; saben que los niños son los únicos bienaventurados del planeta; y se entristecen por los llamados adultos, de la prueba de la vida; porque saben que ninguno de ellos, volverán a entrar al Reino de los Cielos; la geometría de ellos como criaturas solares, se apresta a hacer un todo con la geometría de los elementos del planeta; porque el poder de ellos, se basa en la misma causa, de donde salieron los elementos; la mente solar de ellos, reactiva en forma magnética, a las causas primeras de los elementos; por lo tanto el divino poder que anima a estas criaturas, no puede ser comparada con el microscópico poder de los humanos; los humanos no mandan a los elementos; ni los mandarán mientras sean humanos; porque el magnetismo que poseen las criaturas humanas, no alcanza ni para mover una molécula en forma mental; ¡que verguenza divino Padre Jehova, para los que se autoproclamaron, los reyes de la creación! así es hijo; ellos mismos pidieron ser avergonzados, si es que caían en el extraño orgullo; y cayeron; ellos mismos al generar ideas con magnetismo de orgullo, ellos mismos se crearon una extraña geometría de las tinieblas; ellos mismos se dieron el impulso magnético, que los aleja del Reino de los Cielos; toda obra mental es geométrica y es magnética; la geometría está también en el magnetismo; está en las ideas mentales, que cada uno generó durante la prueba de la vida; las ideas que en todo instante, fueron reencarnadas por los mismos espíritus, llevaban dentro de sí mismas, la fuerza directriz que las conduce al lugar que les corresponde en el universo; y el lugar que a cada uno le corresponde, lo indica la clase de moral, que escogió el espíritu, durante la prueba de la vida; porque el destino de cada uno, sale de sí mismo; la geometría que cada individualidad se creó en la vida, es estudiada y analizada en los platillos voladores; desde que el mundo es mundo, siempre han hecho lo mismo; y lo vienen haciendo, desde tiempos inmemoriales; con planetas que habiendo tenido criaturas, ya no están; ningún planeta es único, en la atención que les prestan los platillos voladores; la geometría de un platillo volador, se transforma creando nueva forma física para el platillo volador; no sólo de metal son estas naves; sino, que se transforman en otras escencias físicas, desconocidas para la ciencia humana; la geometría en su transformación, dá forma geométrica a las dimensiones, en que se desarrollarán las moléculas; estas dimensiones son presentes en tiempos; es decir que todo instante de desarrollo molecular, es influenciada por otra geometría más; es la geometría del tiempo, sin la cual ninguna otra geometría madura; esto es para las geometrías, que en sus desarrollos, pidieron el concurso del tiempo; y todos los que piden el tiempo, sienten sobre sí mismos, la influencia geométrica del tiempo; y siendo el tiempo que se pidió a Dios, viviente, es que exsiste divino Juicio entre criatura y tiempo; los que pidieron la prueba de la vida con inclusión de tiempo, debieron de haber hecho uso, de todo su tiempo; es decir, no debieron haber desperdiciado ni un segundo de tiempo; porque tal segundo posee libre albedrío de expresión, delante de Dios; y se queja a Dios, de que el espíritu al cual se unió, no le dió la importancia debida; la geometría del tiempo mucho esperaba del resto de las geometrías del espíritu; ninguna de las geometrías que pidió el espíritu humano, ninguna pidió el extraño libertinaje; es decir que ninguna pidió la división; y es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que unificó a sus propias geometrías mentales; a que pueda entrar, uno que las dividió con su extraño libertinaje; y todos los que cayeron en el extraño libertinaje, cayeron porque se les enseñó una extraña forma de fé, en que sus mentes quedaban en libre albedrío, para interpretar al infinito; no tuvieron base alguna, para llegar a una interpretación igualitaria del universo; el extraño desequilibrio de sí mismo, dispersa a las criaturas por el cosmos; porque cada uno tiene que ir en pos de sus propias ideas, que generó en la prueba de la vida; y como todas sus ideas conocieron el extraño magnetismo del libertinaje, es que todo espíritu se aleja del Reino de los Cielos; su propia obra al ser dividida, lo aleja por eternidades de su propio lugar de orígen; la geometría de su obra es extraña geometría; es un magnetismo desconocido en el Reino de los Cielos; nadie lo acepta en el reino de Dios; y el espíritu no puede entrar al reino, sino que tiene que esperar, a que sus propias ideas se desarrollen y lleguen a ser colosales planetas, tal como lo es la Tierra; esta espera es para atender a las criaturas que nacerán en los nuevos planetas; porque cada uno enmienda a su propia obra, cuando el espíritu se dejó influenciar por sensaciones extrañas a las leyes de la luz; en los platillos voladores, se efectúan los preparativos para iniciar en la Tierra, el divino Juicio Final; ellos saben el número de los muertos de todas las épocas, que serán resucitados al mundo de los vivos; y saben quienes serán resucitados a niños de doce años de edad; porque en cada glorioso acto en que participará el Hijo Primogénito, también participarán ellos; están acostumbrados a participar en divinos juicios de planetas; por eternidades acompañan al hijo de Dios, a juzjar planetas de todas las jerarquías; divino Padre Jehova, ¿la Tierra qué número posee como planeta? te diré hijo, que todo número está en relación directa con las evoluciones de las criaturas; a tu planeta Tierra le corresponde el número Trino; la Tierra es el trillonésimo, trillonésimo, trillonésimo planeta Tierra, nacido de la divina Madre Solar Omega; la Tierra en su desarrollo, tuvo muchas geometrías; siendo la actual una geometría cercana al círculo; esto se llama en el Reino de los Cielos, geometría planetaria; el mundo de la prueba presenciará en la television solar, todas las formas geométricas que tuvo la Tierra desde su principio; divino Padre Jehova, ¿cuál fué la forma de la primera geometría que tuvo la Tierra? la primera geometría que tuvo la Tierra, fué el puntito; porque todo lo colosal principia siendo humilde y microscópico, para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; la Tierra salió como un puntito del vientre de la Madre Solar Omega; tal como lo estás viendo en la telepatía viviente; el puntito planetario se inició en las entrañas de la divina Madre; principió a desarrollarse desde lo invisible hacia lo visible; y en su desarrollo expansivo, la Tierra atravesó muchas dimensiones; divino Padre Jehova, ¿qué son las dimensiones? las dimensiones hijo, tienen infinitas interpretaciones, según sea la evolución del que interpreta; para la evolución humana, dimensión significa morada de Dios; la dimensión la constituye el propio presente que se vive en un instante determinado; luego la Tierra vivió infinitos presentes en microscópicas dimensiones geométricas; cada presente equivale a un día ó una noche; el número de días y el número de las noches que han transcurrido en la Tierra, equivale al mismo número de moléculas que contiene la Tierra; porque en lo pequeño ocurre lo que ocurre en lo grande; es decir que lo de arriba es igual a lo de abajo; tal como fué enseñado en el divino evangelio de Dios; los platillos voladores como lo vienes viendo a diario, se achican para penetrar en las dimensiones microscópicas; es un derecho en la jerarquía solar, la de visitar a sus mundos microscópicos; mundos remotísimos en que vivieron los padres solares, cuando ellos principiaban a conocer la vida universal; tal como la está principiando a conocer el espíritu humano; lo humano aún vive en planetas moléculas; aún vive en el polvo planetario; los platillos voladores al empequeñecerse lo hacen retrocediendo en su propia escala evolutiva; la regresión se hace haciendo variar el magnetismo molecular de la nave; esta variación es hacer disminuír la potencia magnética del platillo volador; en esta ley de regresión es traspasar a la nave, por todo los presentes de todo un pasado vivido; es retornar a viejas ó antiguas glorias planetarias; que fueron vividas en otros cielos, otros espacios, y en otras maneras de pensar; cuando un platillo volador visita lo que ya había vivido, se encuentra muchas veces, en situaciones sorprendentes; según sean las Sagradas Escrituras de esos remotísimos lugares; muchas veces se les espera como una profecía; tal como el mundo de la prueba de la Tierra, espera un divino Juicio Final; en infinitos planetas se les llama: El retorno de los padres solares; ó los que habían de venir; todo es según la evolución de los seres en las formas de vida en que se desarrollan; la llegada de los platillos voladores a los mundos, dá lugar a recibimientos grandiosos é inmortales en las historias planetarias; tal como en la Tierra fué anunciada la llegada del Juez Solar Cristo, en gloria y majestad; los tripulantes solares están acostumbrados a tales recibimientos; si la Tierra los recibe con miedo, se debe al triste concepto del más allá, que les fueron inculcados a las criaturas humanas; los que les inculcaron y les enseñaron a dudar del infinito de Dios tienen divino Juicio; tan extraña manera de poner en duda lo de Dios, se paga segundo por segundo en el divino Juicio; la geometría de los platillos voladores es irradiante; es decir que sus moléculas se multiplican; esta multiplicación molecular se hace en armonía con los deseos mentales de los tripulantes solares; en esta ley de lograr un mayor tamaño de platillo volador, se hace de infinitas formas; todo es según el poder del verbo solar, que posean los tripulantes solares; porque todo se reduce a quien tiene mayor poder sobre los querubínes de la materia; lo que equivale a decir, que quien tenga mayor poder sobre los elementos del universo, tiene mayor verbo; el poder de transformación de los padres solares, es expansivo, tal como es el desarrollo del Universo Expansivo Pensante; esta expansión no tiene límites; y los poderes solares rivalizan amorosamente de quien puede más; los primogénitos solares abarcan a infinitas galaxias, a las que transforman a voluntad; los menos en jerarquía se limitan a un ó unos planetas; este poder es tan inmenso en el divino Padre Jehova, que sólo se vé al universo mismo y a sus transformaciones; mandar sobre el universo y hacerse invisible, es uno de los más grandiosos poderes del Reino de los Cielos; transformar y pasar a ser parte integrante de lo transformado, es otra inaudita gloria del Eterno; es por esto es que fué dicho, de que Dios está en todas partes; en los platillos voladores, sus transformaciones cumplen tal número de leyes que se puede decir que su número representa al mismo número de cuerpos celestes del universo; toda transformación de todo platillo volador, ya sea a dimensión de macrocosmo ya sea a dimensión de microcosmo, queda escrita en los libros de vidas del Reino de los Cielos; tal como quedó escrito, cada pedido humano, antes de venir a la prueba de la vida; porque acto por acto, sensación por sensación, hecho por hecho, causa por causa, idea por idea, circunstancia por circunstancia, todo quedó escrito; esto enseña que nadie se manda sólo en las vidas que pide conocer; los platillos voladores forman un todo familiar de platillos; tal como los mundos y soles, forman sus respectivas familias planetarias y solares; estas familias se constituyen en infinitas y eternas alianzas; cuya meta suprema es conocer lo que no conoce; se planea lo que se desea conocer; es así que cuando los platillos voladores desean tal ó cual transformación, recurren en forma instantánea, a inmensas familias de querubínes, cuyo magnetismo no conocen; ellos desean conocer nuevos frutos ó nuevos perfeccionamientos; en esta ley los verbos solares hacen divinas alianzas con inmensos ejércitos de todas las categorías imaginables; tal como el microscópico sol llamado espíritu, pidió en un instante dado, unirse a multitudes de moléculas de carne, para formar su propio cuerpo de carne; las geometrías también forman ejércitos; los ejércitos geométricos que en todo están; en los platillos voladores todos los tripulantes solares, muestran su propia jerarquía solar, en Trinidad geométrica; esto significa que el conocimiento universal está representando en ellos, en su más elevada jerarquía, después del divino Padre Jehova; y en cada uno de ellos, está una dimensión de reinos que corresponden a sus propias creaciones; con sus propias leyes en eterna expansión; los reinos geométricos forman energías sin fín; porque hasta el concepto de toda energía es geométrico; y cuando un cuerpo de carne a llegado a su fín, la geometría de tal cuerpo, se vuelve geometría invisible; este proceso ocurre cuando principia la descomposición de la carne; divino Padre Jehova ¿qué relación exsiste entre fantasma y la geometría que en forma invisible se desprende del cuerpo de carne? es la misma geometría hijo; sucede que toda sensación que vivió el espíritu, en unión con su cuerpo de carne, era geométrica; era un cúmulo de geometrías, que siendo una sola sensación, contenía a la vez, a varias; y todas ellas estaban subordinadas a una; el fantasma es una influencia del espíritu, por su propia geometría; su propio yo de la vida, se aferra a su propia forma; todo fantasma lo es, porque su propia evolución no le proporciona aún, el suficiente magnetismo como para abandonar el mundo de los vivos; las costumbres de la vida, ejercen en él, una atracción que lo coloca entre los seres vivos y los espíritus; en otras palabras, aún no se define; sólo la reencarnación le daría una definición; divino Padre Jehova, ¿es malo llegar a ser un fantasma? lo es hijo, porque se corre el riesgo de perturbar las pruebas pedidas por las criaturas humanas; y de verdad te digo hijo, que ninguna criatura humana, pidió experiencia con los fantasmas; no lo pidieron, para que sus propias pruebas fuesen más auténticas; porque mientras menos se tuvo contacto con lo de afuera de un planeta de prueba, más auténtico en vencer la dificultad fueron los que la pidieron; cuando una criatura enfrenta sola una dificultad, sin ayuda de nadie, mayor es su mérito delante de Dios; mayor es su puntaje de luz ganado; la geometría de un fantasma es geometría influenciada por dos clases de magnetismo; el magnetismo de sus propias costumbres, y el magnetismo de sí mismo; creándole al fantasma, una desconocida psicología que debe compartir entre los vivos y los espíritus; el fantasma no alcanza la cohesión molecular, que poseen los vivos; trata de aferrarse a ella; es por esta causa, que las apariciones de fantasmas, no son apariciones permanentes; pues aparecen y desaparecen; divino Padre Jehova, ¿los platillos voladores ven a los fantasmas? todo lo ven hijo; y ven más allá, de la propia dimensión, en que se desplazan los fantasmas; muchos de los fantasmas, se dedican a seguir a los platillos voladores; a los que ven, como inmensos soles en movimiento; muchos de los tripulantes solares de los platillos voladores, fueron fantasmas; y muchos fantasmas, fueron y son tripulantes de platillos voladores; así es hijo, la experiencia del universo; unos son primeros y otros después; y los que se conocen, se vuelven a encontrar, en un instante dado en la eternidad; después de estar separados por eternidades en el universo, las criaturas se reconocen por infinitos medios; entre ellos está la de reconocerse a través de la television solar; muchos fantasmas de los más variados mundos, viajan en los platillos voladores; y muchos de ellos, piden ser reencarnados en la misma nave; otros solicitan reencarnación para planetas; los fantasmas demasiados juguetones y que a veces se vuelven insolentes, son echados fuera del platillo volador, en pleno vuelo; estas escenas que mueven a risa, las verá el mundo de la prueba, en la television solar; la geometría de los platillos voladores al irradiar su propia expansión, lo hacen en medio de multitudes de escenas; los traspasos de dimensiones se ven en toda su colosal magnificencia; esta escena corresponde a las propias escenas vividas por los padres solares; los traspasos de dimensiones hacen alianzas entre sus infinitas jerarquías; dando lugar a nuevas reencarnaciones, nuevos cielos, nuevos planetas, nuevos espacios, nuevos tiempos, nuevos destinos mientras el platillo volador, viaja a velocidades superiores a la de la luz; la geometría en expansión creadora, irradia a la vez, nuevos planetas geométricos; que son nuevas creaciones, con influencia geométrica de una gloriosa herencia del pasado; las nuevas creaciones son atendidas por otras naves celestiales; porque en el universo las hay para todas las necesidades que cualquiera mente pueda imaginar; la geometría al expandirse, lo hace en alianza con otras multitudes de criaturas vivientes; son reencarnaciones que magnéticamente se unen formando un todo entre elementos y criaturas; el divino mandato incluye el todo sobre el todo; porque todo principió pidiendo ser lo que en un instante es; el principio de antes de la materialización, fué principio hablado; fué ruído, luz y alegría; fué y aún lo es, un inaudito carnaval cósmico; en que cada microscópica molécula viviente, se ausentó por un instante para conocer lo que no conocía; ese instante es el desarrollo de su propia vida humana; una ausencia que en el Reino de los Cielos, representa muchísimo menos que un segundo terrenal; un instante que es recordado por el propio espíritu, cuando abandona su cuerpo de carne; que lo pidió a Dios, para conocer una forma de vida que no conocía.-



ALFA Y OMEGA