A LOS QUE TOMARON LA INICIATIVA EN LAS LLAMADAS REVOLUCIONES, DURANTE LA PRUEBA DE LA VIDA, SE LES EXIGIRÁ INFINITAMENTE MÁS, EL HABERSE SABIDO DE MEMORIA, EL DIVINO EVANGELIO DE DIOS; LA DIVINA LEY DE QUE DIOS ESTABA POR SOBRE TODAS LAS COSAS, ERA UN DIVINO MANDATO PARA TODOS; ES MÁS FÁCIL QUE ENTREN AL REINO DE LOS CIELOS, AQUÉLLOS CONDUCTORES DE REVOLUCIONES, QUE EN SUS IDEALES, EXIGIERON A LOS PUEBLOS, LO QUE ERA DE DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS; A QUE PUEDAN ENTRAR, LOS QUE SE TOMARON EL EXTRAÑO LIBERTINAJE DE OLVIDARLO; POR CAUSA DE TALES OLVIDADIZOS, ES QUE FUÉ ESCRITO: CIEGOS GUÍAS DE CIEGOS.-

Así es hijito; los que más poderosos e influyentes fueron en la prueba de la vida, a ellos se les exigirá infinitamente más en el divino juicio de dios; esto se debe a que los llamados ricos impusieron al mundo, un extraño sistema de vida, que en sus extrañas leyes, incluyeron a la desigualdad; los mismos ricos se provocaron así mismos, el llorar y crujír de dientes; todos los que fueron severos y estrictos según sus pensares, encontrarán también severidad y estrictez en el divino juicio final; el juicio de dios cada cual se lo hizo según su carácter; porque el divino mandato que dice: Por vuestras obras seréis juzjados, nace de sí mismo; es más fácil que reciba un puntaje de luz más completo, uno que al pensar en el divino juicio de dios, no olvidó a su propio carácter; porque era el carácter de un pecador; a que lo reciba, uno que lo olvidó; desde el instante que se pidió a dios, un divino juicio por sobre todas las cosas, la criatura humana no debió de olvidar a su imperfecto carácter; el mundo de la prueba se formó una idea muy microscópica de lo que sería su propio juicio; los que empequeñecieron lo que a dios pidieron, serán también empequeñecidos en premios de luz, en el divino juicio de dios; la prueba de la vida consistía en engrandecer lo que a dios se había pedido; si a todos se les exigirá, más infinitamente se les exigirá, a los que fueron conductores de gentes; a los tales se les exigirá la más alta moral, que la mente humana pueda imaginar; y si los que guiaron a los pueblos no tenían en sí mismos, la más alta moral que la mente humana pueda imaginar, sobre ellos recae tres cuartas partes de los errores cometidos por los gobernados; el otro cuarto es de la responsabilidad del libre albedrío de los individuos; ante esta ley es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que obedeció al que lo mandaba; a que pueda entrar, el que mandaba; la más alta moral necesaria para mandar, tenía que saberse de memoria y por sobre todas las cosas, el divino evangelio de dios; porque el divino Padre representa lo supremo; esto enseña que el extraño sistema de vida llamado capitalismo, no debió de haber exsistido jamás; quienes le sirvieron, conocieron una extraña moral; porque el llamado capitalismo incluyó en sus extrañas leyes, el libertinaje individual; ningún libertino de este extraño y desconocido sistema de vida, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; es más fácil que entre un disciplinado; los llamados gobernantes de naciones, jamás pudieron disciplinar a nadie, porque ni en ellos había disciplina; ellos como todos tenían el extraño libertinaje de la bestia; poseían la inseguridad frente al cosmos infinito; lo de dios les era secundario; lo importante para ellos, era hacer florecer sus imperfectas ideas, cargadas de una extraña ignorancia de lo que debió de ser la verdadera espíritualidad; no siendo ellos los más profundos en sabiduría puesto que estaban influenciados por el oro de la bestia, se tomaron el extraño libertinaje de imponer moral a otros; este extraño libertinaje producto de una manera mundana de pensar, les cuesta a los llamados guías de naciones, la más grande verguenza de sus vidas a nivel planetario; porque en presencia de todas las naciones reunidas, serán juzjados por el hijo de dios; y serán llamados los extraños presidentes; muchos intentarán suicidarse demostrando con ello, la débil moral que poseían; más, si mil veces se suicidan, mil veces vuelven a ser resucitados por el hijo de dios; tales suicidios se suman al numero de violaciones, hechas durante la prueba de la vida; se mandó por ley divina No matarás ni te matarás.-



Así es hijito; tal como tú lo piensas; el dibujo celeste enseña que los platillos voladores recogen las ideas físicas de las criaturas pensantes; ellos seleccionan las ideas entre las buenas y las malas; se considerará idea buena la de aquéllos, que no conocieron al llamado capitalismo durante la prueba de la vida; y se llamarán ideas malas, a las que fueron influenciadas por el oro; esto fué divinamente explicado en la parábola que dice: es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos; los que en su entender no comprendieron el significado de esta divina parábola, se les juzjará porque los tales prefirieron lo de los hombres, antes que a dios; la prueba de la vida consistía en aplicarse las divinas parábolas, en las propias sensaciones de sí mismo; la bestia que fueron los más influenciados por el oro, hicieron caer al mundo que les conoció, en un extraño dormir; la extraña psicología de la bestia dió al mundo, sensaciones desconocidas que nadie pidió a dios; es por esto es que fué escrito: Moral extraña; es así que el hijo de dios, a todos los que fueron influenciados por la bestia, los considerará como extraños; y los primeros en ser tratados como extraños, en el llorar y crujir de dientes, serán los llamados conductores de revoluciones, que como individuos no tuvieron la capacidad mental, de cortar los lazos con la bestia; a los tales se les llamará hipócritas en el divino juicio de dios; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que no fueron hipócritas en sus luchas, durante la prueba de la vida; a que puedan entrar, los que lo fueron; los que se proclamaron conductores de revoluciones y estaban ellos influenciados también por el oro, los tales sirvieron a dos señores; sirvieron al señor que decían defender y sirvieron al señor de la hipocrecía; en la caída de tales hipócritas, están también los que les sirvieron y les aplaudieron; porque ninguno de los que proclamaron a los hipócritas del mundo, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; porque la hipocrecía nadie la pidió a dios; los llamados gobernantes que tenían el extraño sello del capitalismo, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; porque los sistemas de vida interesados y los que practican la explotación, no son del Reino de los Cielos; he aquí la tremenda cegera de los que defendieron a la bestia; los tales no supieron distinguir lo que era del Reino de dios y lo que no era; este extraño y tremendo error de unos pocos, perpetuó el yugo de la injustia en el mundo; es por esto que tres cuartas partes del divino juicio de dios, lo pagan ellos; todo error ocurrido en la prueba de la vida, se paga en moléculas, segundos, ideas; y por cada una de estas microscópicas unidades, los que cayeron en error, pierden una futura exsistencia de luz; esto se debe a que lo de dios no tiene límites; los que se proclamaron ser los cerebros de una revolución, serán los primeros en ser llamados a divino juicio; ya sea para premiarlos ó para descontarles puntaje de luz; más, es imposible que sea premiado, uno que sirvió a dos ó más señores; es esta la tragedia de todo individuo que escogió la carrera de las armas; porque las llamadas armas, no son del Reino de los Cielos; el puro amor es del Reino; en la prueba de la vida había que saber escoger lo que engrandeciera a dios por sobre todas las cosas; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que se tomaron el trabajo de pensar y deducir, si el trabajo elegido sería ó nó agradable a dios; a que puedan entrar, los que lo olvidaron; ciertamente que había que luchar contra todo lo que era desigual y contra todo lo que dividía; porque se enseñó de que todos son iguales en derechos delante de dios; y se advirtió de que sólo satanás divide y se divide así mismo; los que encabezaron revoluciones influenciados por el llamado militarismo, fueron los que tuvieron una peor caída; porque al llamado militarismo surgido durante el reinado de la bestia, se le acusará en el divino juicio de dios, de coartar el libre albedrío de las criaturas humanas; este extraño libertinaje salido de los que fueron militares, provoca la divina ira del hijo de dios; por culpa de los llamados militares, el mundo será sacudido por terribles sismos, como jamás presenció la humanidad; los que más se engrandecieron en un extraño y desconocido sistema de vida, son los que provocan y desencadenan, el llorar y crujir de dientes en la Tierra; no exsisten otros culpables; siempre ocurre igual; en todos los planetas de pruebas, los que se dan una mayor importancia, más que la debida, son los que llevan y acarrean la tragedia a mundos enteros; los orgullosos siempre dan que hacer, a los hijos primogénitos del divino Padre Jehova; en este planeta de pruebas, fueron los individuos que escogieron las armas como carrera, los que vivieron en un extraño orgullo; tan extraño fué este orgullo, que ni ellos lo pidieron a dios; porque a dios se le piden cosas de amor; este extraño y desconocido orgullo que vivió cada individuo que perteneció a las llamadas fuerzas armadas, durante el reinado de la bestia, lo pagan ellos por segundos; por cada segundo vivido en extraño olvido, tales individuos tendrán que volver a vivir, en planetas de las tinieblas; porque el divino juicio de dios, juzja sensación por sensación; hay sensaciones de la luz y sensaciones de las tinieblas; todo el que le dá la contra a las divinas leyes de amor de dios, es segurísimo que lo destinan a las tinieblas, cuando pide futuras exsistencias a dios; la prueba de la vida era una divina oportunidad, para que el espíritu pensante se decidiera; había que cuidarse por lo tanto, de crear en sí mismo, sensaciones ó virtudes que fueran del divino evangelio de dios; el llamado militarismo no está escrito en el divino evangelio de dios; y lo que no está en lo de dios, no queda en la Tierra; es más fácil que quede algo que siempre a sido de dios; las sensaciones extrañas las que violan las divinas leyes de dios, tienen por causa pasadas influencias conque todo espíritu fué magnetizado, para que conociera otras formas de vida en otros tantos planetas; y la prueba de la vida humana consistía en que tales espíritus, opondrían una resistencia mental, a las extrañas sensaciones del pasado; todo primitivismo que cada cual siente en sí mismo, tiene por causa lo imperfecto de su pasado; porque nadie nace perfecto; la perfección hay que ganársela a través de infinitas exsistencias; es por esto es que fué escrito: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; los divinos mandatos de dios, no están limitados a una sola exsistencia; lo de dios no tiene ni principio ni tiene fín; la imperfección de todo espíritu humano, hace que éste necesite de futuras exsistencias, para poder conocer lo que no conoce; lo que no se conoce necesita de un auténtico mérito; y para lograr mérito en las futuras sensaciones que el espíritu no conoce, es que al espíritu se le hace necesario conocer formas de vida; es por esto es que se enseñó: quien no naciere de nuevo, no ve el Reino de dios; porque al Eterno se le ve no solo en una misma forma; al divino Padre Jehova se le ve en formas físicas que no tienen ni principio ni fín; y según sea la forma de perfección alcanzada por la criatura, así es la divina forma que ve en dios; y nadie llega al límite ni nadie llegará jamás; el término quien no naciere de nuevo, representa una desconocida oportunidad de conocer tal ó cual forma en dios; ver al Eterno es un divino premio que no tiene igual; a mayor mérito alcanzado por el espíritu en su evolución, más grande es el concepto que tiene de dios; a dios se le comprende a través de la ilustración; no hay otro camino; jamás se comprenderá a dios, a través de la extraña adoración de imágenes; en esta extraña costumbre cayó los que cayeron en las religiones; extraña y desconocida forma de fé, no escrita ni en el Reino de los Cielos, ni en el divino evangelio de dios; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que se preocuparon de que su propia forma de fé, pertenecía a lo de dios; a que puedan entrar, los que se descuidaron; la roca ó ramera religiosa a todos condenó; porque toda imitación es una herencia que en el divino juicio de dios, se juzja por moléculas; a la secta religiosa se la juzjará como un un ente desconocido; como una extraña moral que nadie había pedido a dios; todo lo que divide en la convivencia diaria, no es de dios; es por esto es que se escribió la divina parábola-advertencia: Sólo satanás divide y se divide así mismo; el llamado mundo cristiano cayó en un extraño sueño y no profundizó lo de dios, en la prueba de la vida; si este extraño mundo se hubiese tomado el trabajo de profundizar el contenido de las divinas parábolas de dios, este mundo se habría dado cuenta de que la extraña psicología religiosa había caído en división; el llamado mundo cristiano habría advertido el peligro a tiempo; y se habría librado del llorar y crujír de dientes; la búsqueda de lo de dios, no había que confiarla a cualquiera; porque todos estaban expuestos a caer; todos corrían el riesgo de convertirse en ciegos guías de ciegos; la búsqueda de dios en la prueba de la vida, debió de ser siempre algo íntimo dentro de la individualidad; es por esto es que fué escrito: el que busca encuentra; porque no exsiste autencidad mayor dentro del mérito mismo, que lo que salió de sí mismo; lo íntimo y su búsqueda es lo que cuenta en el divino juicio de dios; todo lo demás es imitación de seres imperfectos, la mayor de las veces, más pecadores que a los que trataron de enseñar; es el mundo de los ciegos guías de ciegos; es el mundo de los que se conformaron con imitar los que otros hacían; es el mundo de los extraños cómodos; ciertamente que este mundo de ciegos fué el llamado mundo cristiano; extraño y desconocido mundo para el Reino de los Cielos; porque nadie pidió a dios, vivir en tal mundo; nadie pidió a dios, sistemas de vida, que con el correr del tiempo, se constituyen en el instrumento de sus propias tragedias; la tragedia de no volver a entrar al Reino de los Cielos; porque sólo los sistemas de vidas, que conservan limpia a la inocencia de la criatura, son las únicas que entran al Reino de los Cielos; lo puro entra; lo impuro no entra; las leyes desiguales que salió de los hombres, creó la impureza en su fruto; el esfuerzo prometido a dios, antes de venir a la prueba de la vida, se dividió y su destino fué el libertinaje; ninguna forma de libertinaje conduce al Reino de los Cielos; el libertinaje es de satanás; la disciplina es del Reino de los Cielos; ciertamente que las extrañas leyes desiguales jamás logran disciplina alguna; es así que llegará el día del divino juicio y los libertinos del mundo del oro, serán sorprendidos; de tales demonios sale la causa de los sismos que provocará el hijo de dios, en el llorar y crujr de dientes; los libertinos de la bestia, provocan el llorar y crujír de dientes, de todo un planeta en prueba de vida; todo libertino que en su manera de ser se dejó influenciar por la extraña psicología del oro, será perseguido a muerte, en el llorar y crujír de dientes; y serán tratados como la peor plaga que conoció el mundo de la prueba; no habrá misericordia para ellos; porque ellos no la tuvieron para con los demás; es más fácil que encuentre misericordia en el divino juicio de dios, uno que no cayó en el extraño libertinaje, que la bestia ofreció al mundo; a que la encuentre, uno que siendo débil mental, cayó en el; la tragedia de los libertinos será la tragedia de las tragedias; porque ellos provocan la divina ira de Jehova; y toda ira de dios se inmortaliza en la eternidad; reduce a lo microscópico, la historia de los hombres; porque la extraña obra de los hombres pasa al olvido; se vuelve polvo en el no recuerdo; lo de dios se transmite de planeta en planeta; ya sea en forma de leyenda ó a través de sus divinos evangelios planetarios; los libertinos son espíritus que pertenecieron a las legiones de satanás; aún les queda una porción del magnetismo de libertinaje; y tendrán que volver a vivir infinitas futuras exsistencias de pruebas; y en ellas pagar molécula por molécula, segundo por segundo, idea por idea, el extraño escándalo llamado libertinaje; a todo libertino se le llamará corruptor de humanidades; y ellos mismos verán sus propias escenas, en la television solar; llamada en el divino evangelio de dios, como el Libro de la Vida y que ellos no dieron importancia durante la prueba de la vida.-

ALFA Y OMEGA