COMO SE EFECTÚA UNA REENCARNACIÓN EN EL REINO DE LOS CIELOS; EL MACROCOSMO ES EL LUGAR DE DONDE SALIÓ LA CRIATURA HUMANA; LAS 318 SATURACIONES MAGNÉTICAS.-

Sí hijito; el reino de los cielos es el mismo macrocosmos; la gloria del Padre no tiene límites; y todo ocurre en lo colosal; la gloria del Padre, eclipsa a toda otra gloria; conocida ó por conocerse; porque del Padre sale toda gloria; el lugar en donde fueron creados los monitos humanos, es el Macrocosmo-Trino; hay galaxias trino, microscópicas y macroscópicas; lo de arriba es igual a lo de abajo; la creación de vosotros se llama en el reino, nacer de nuevo; ó reencarnación; es lo mismo; una ley se puede decir de muchas maneras, y siempre es la misma ley; todo ocurrió y aún ocurre en los soles Alfa y Omega de la galaxia Trino; todo nace del fuego solar; son los hijos mayores del Padre Jehova; los primogénitos solares; cuando nace un espíritu, se debe a coloquio amoroso solar; lo de arriba tiene relaciones sexuales como lo de abajo; cuando vosotros tenéis relaciones sexuales, arriba se prepara una reencarnación; un espíritu se apresta a entrar en una carne; de verdad os digo, que en vosotros está una cuarta parte de un todo de una reencarnación; y tres cuartas partes, nacen de los padres solares; vosotros transmitís una herencia; y la divinidad le dá una individualidad; participáis en la creación de una eternidad; porque cada espíritu es un microscópico fuego solar; tiene la ley expansiva del universo; en una reencarnación participan infinitos seres pensantes; son las virtudes; en vosotros exsisten 318 virtudes vivientes; si se os sacara una virtud del total de ellas, cambiaría vuestra individualidad; nunca a ocurrido ello en vuestro mundo; el lugar de las reencarnaciones, es el centro de las lumbreras solares; allí ocurren hechos que os abismarían; no estáis acostumbrados a ver lo colosal; lo que no tiene límites; el centro de los soles es una eternidad de universos; y no tiene fín; os hablo de los soles del macrocosmo; nó de vuestro sol que es un sol enano; en el macrocosmo todo es gigantesco; y de verdad os digo, que a vosotros no os conocen; sólo el Padre, la Madre solar Omega, y ciertos padres solares, que fueron profetas en la tierra, os conocen; y los desconocidos, son como el número de las arenas que contiene un desierto; porque nada de lo del Padre tiene límites; aquél lugar uno de los infinitos que exsiste, os fué anunciado por mi hijo primogénito; él os dijo: de donde yo soy, ustedes no pueden ir; se refería al macrocosmo; el lugar en donde fuísteis creados; y no sólo vosotros como espíritus; sino que también el planeta que pisáis; porque materia y espíritu son una misma cosa; y ambos salieron de un mismo punto; de un sólo Dios nomás; la materia posee libre albedrío dentro de sus leyes; tal como lo posee el espíritu; porque todos tienen el mismo derecho ante el Creador; es por eso que se dice en infinitos mundos del universo, el universo viviente del Padre Jehova; porque materia y espíritu poseen vida; nadie es desheredado; ni la materia ni el espíritu; en el lugar de donde salísteis, todo tiene vida; lo inerte tal como lo conocéis en vuestro mundo, no exsiste; allí la materia conversa con el espíritu; allí no se conoce la muerte; porque todo es eterno; allí el tiempo no envejece a nadie; ni se conoce el dolor; el fuego solar se dá eternidad así mismo; es la constancia eterna de volver a ser lo que se fué.-



sí hijito; es así tal como lo ves; en el dibujo celeste se vé a los soles Alfa y Omega; el círculo omega de la derecha representa la célula espíritual; las fibras de la carne; la carne humana es escencia cósmica identificada; todas sus moléculas son salidas de lo elementos de la naturaleza; que también son cósmicos; la carne es producto de saturaciones solares; el magnetismo es el productor de toda carne; en cualquier parte ó punto de la Tierra se nace igual; el magnetismo está en todo el planeta; una reencarnación es un mandato viviente escrito en el reino de los cielos; todo lo que piensa y lo que no piensa, están escritos en los libros solares; llamados también, libros-arca; ó libros de las materializaciones; en el dibujo se vé un ángulo de color celeste; representa un extremo de un libro solar; los libros solares son vivientes; allí el que los lee, conversa con las figuras; y vé la verdadera historia de las historias; las historias de infinitos universos que exsistieron y que ya no están en el espacio; y de los que están; y al leer tantas e infinitas historias, se aprende y se vé, que la propia exsistencia, pierde importancia; el vivir una vida con olvido de su orígen, como lo es la vuestra, es caer en una excesiva importancia; creyéndose que se es único; craso error; porque ninguno que se creyó único, entrará al reino de los cielos; sólo el Padre es único; y de verdad os digo que los que se creyeron únicos de pensamiento y no lo expresaron, no entrarán al reino de los cielos; para el divino Padre, es como si lo hubiesen expresado; la reencarnación de un espíritu ocurre en el mismo instante en que una pareja humana tiene relaciones sexuales; lo de arriba es igual a lo de abajo; las reencarnaciones siguen un orden según fué escrito en el reino de los cielos; es por eso que al género humano, le fué dicho: y harán una solar carne; es decir un sólo matrimonio; ¡¡y de verdad os digo, que todos aquéllos que por capricho e inmoralidad, tuvieron más de un matrimonio, maldecirán toda su vida el no haber sido fiel al divino mandato!! porque ninguno de ellos, entrará al reino de los cielos; ¡¡y pobres de aquéllos y aquéllas, que habiéndose unido en matrimonio, mataron el fruto de una sola carne; porque mi divino mandamiento dice: no matarás; ¡¡pobres de aquéllos, que se unieron en matrimonio por interés!! porque enlodaron la virtud del amor; ninguno de ellos entrará al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos Padres, que impusieron el amor de matrimonio a sus hijos!! porque ninguno de ellos entra al reino del Padre; ¡¡pobres de aquéllos que tuvieron bodas suntuosas, mientras que en el mundo habían seres que se morían de hambre!! porque ninguno de boda suntuosa, entrará al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos, que efectuaron sus matrimonios, en templos propios de rameras; en donde se comerciaba mi divina Ley!! ¡¡pobres de aquéllos, que antes de unirse en matrimonio, escandalizaron con el amor!! el enamoramiento jamás debió haberse hecho en sitios públicos; ¡¡pobres de aquéllos que se acariciaron en presencia de la inocencia; en presencia de los niños!! porque ninguno de estos inmorales, entrarán al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos que faltaron a sus deberes de padres!! ¡¡pobres de aquéllos que abusaron con sus hijos!! ¡¡pobres de aquéllas que por egoísmo se provocaron abortos!! porque acusadas de asesinato serán en el reino de los cielos; olvidaron el divino mandato que dice: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; ¡¡pobres de aquéllas parteras y de aquéllos médicos, que practicaron el aborto!! acusados serán de complicidad en asesinatos contra las creaciones del Padre; ninguno entrará al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos y aquéllas, que se unieron en matrimonio, ignorando las Escrituras!! porque todas sus herencias no entrarán al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos, que sacaron provecho material de sus matrimonios!! porque ninguno entrará al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos que hicieron del matrimonio, una unión puramente mundana; porque ningún matrimonio que hizo la llamada vida social ignorando las Escrituras, entrará al reino de lo cielos; ¡¡pobres de aquéllos padres, que siendo ellos ciegos en la espiritualidad, hicieron de sus hijos, otros tantos ciegos!! porque maldecidos serán por sus propios hijos; ¡¡pobres de aquéllos y aquéllas, que despreciaron por orgullo, el amor de un humilde!! porque al Padre despreciaron; ¿no se os enseñó, que todo humilde es primero ante el Padre? porque todo despreciador, será despreciado en otras exsistencias; ¡¡pobres de aquéllos, que se unieron en matrimonio, siendo violadores de la ley del Padre!! porque todos sus hijos hasta la cuarta generación, por sus culpas, no entrarán al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos y aquéllas, que donaron sus hijos!! porque igual suerte correrán ellos en otras exsistencias; ¡¡pobre mundo occidental!! mundo del oro y de la ilusión; por tí habrá en este mundo, un Juicio y un llorar y crujir de dientes; toda las violaciones a mi Ley, salió de tí; satanás hecho ciencia; ¡¡pobres de vosotros, creadores de ilusión!! así seréis también vosotros, ilusionados en otros mundos; ¡¡hay, pobres de vosotros, que habéis condenado a un mundo, a no entrar al reino de los cielos!! ¡¡más os habría valido, no haber pedido conocer la vida del planeta Tierra!! !!cómo maldeciréis vuestro falso concepto de justicia!! ¡¡pobres de vosotros, capitalistas del mundo!! ¡¡falsos hijos de la luz!! ¡¡pobre de vosotros demonios, que más importante fué para vosotros el oro, que las leyes espírituales del Creador!! ¡¡ciegos, guías de ciegos!! por vosotros este mundo no verá su lugar de orígen; porque los desviásteis del camino que conduce al reino del Padre; ¿por qué ilusionásteis, malditos una vez más, a mis criaturas? en lejanos mundos, hicísteis igual; humanidades enteras, quedaron marginados del reino; de verdad os digo, engendros del demonio, que el mundo os perseguirá, como se arranca de una peste; y de verdad os digo, que jamás el mundo presenciará escarmiento mayor; ¡¡alabados seáis, los que fuísteis humildes de corazón!!; contra vosotros nada tiene el Padre; el castigo caerá, contra el demonio del capitalismo explotador; que os dividió en ricos y pobres; sabiendo estos demonios, que sólo satanás divide a los hijos del Padre; porque ningún espíritu dividido entra al reino de los cielos; tal como los demonios de la roca, que os dividieron en muchas creencias; olvidándose por egoísmo, que sólo exsiste un sólo Dios nomás; basta que una división mental con respecto al Padre, dure menos de un segundo, y no se entra al reino de los cielos; esto se debe a que prometísteis al Padre ensalzarlo, por sobre todas las cosas; por sobre todo mínimo de tiempo; y de verdad os digo, que prometísteis algo que fué superior a vuestras facultades espírituales; bastó que un grupo de demonios, os ilusionasen, y vuestro Creador quedó rezagado al olvido; de verdad os digo, que vuestro despertar de la ilusión a que estáis acostumbrados, será doloroso; la caída de esta humanidad, es la caída de su propio sistema de vida; caen dos rocas de egoísmo; los ilusionadores y los ilusionados; los engañadores y los engañados; los explotadores y los explotados; los guías de ciegos y los ciegos; de verdad os digo que ninguno de vosotros, verá mi gloria; la reencarnación ó el nacer de nuevo, os fué dado; y no comprendísteis jamás su significado; porque os materializásteis en los conceptos espírituales; muchos demonios del escándalo y el comercio, han ridiculizado y desnaturalizado tan divina Ley; y de verdad os digo, que ninguno que se prestó para pornografía, entrará al reino de los cielos; ¡¡pobres de vosotros demonios de la degeneración!! malditos sóis hasta la cuarta generación; por vosotros malditos, millones y millones de mis hijos, no entrarán al reino de los cielos; ¡¡pobres de aquéllos, que se entretuvieron por un instante, mirando desnudos y pornografía!! porque ningún inmoral entrará al reino de los cielos; y todo matrimonio que se unió ignorando la ley del Padre, deberán separarse; porque a todos su hijos, transmitieron y transmiten la ignorancia viviente; la ignorancia es herencia que se transmite por la sangre; ¿comprendéis ahora, ignorantes que hicísteis una sola carne? ¿comprendéis ahora, el porqué vuestros hijos de hasta la cuarta generación, os maldecirán? de verdad os digo, que ningún matrimonio que vivió guiándose por el oro, entrará al reino de los cielos; más os valdría, no haberos casado; porque tendríais la oportunidad de entrar al reino de los cielos; de verdad os digo, que toda esta generación conocerá el llorar y crujir de dientes; ¿por qué fuísteis ciegos? ¿no se os enseñó que lo material es pasajero? ¿por qué os dejásteis ilusionar por una comodidad pasajera? Jehova vuestro Creador es celoso de sus leyes; estando en todas partes, todo lo veo; y veo vuestras futuras actuaciones; no sólo en la exsistencia en que estáis; sino que en todas las que tendréis; es por eso que el Padre dá y quita; y de verdad os digo, que nadie de esta humanidad, a entrado al reino del Padre; por causa de la ilusión que conocieron en la vida; los hombres nunca se organizaron según las Escrituras; todo lo hicieron ignorándolas a ellas; y ya sabéis el resultado; y de verdad os digo, que sólo los niños, la inocencia a entrado y entrará al reino; porque de ellos siempre a sido el reino; ningún llamado adulto entrará al reino; porque todo adulto fué probado entre el bién y el mal; porque cada cual así lo pidió; y todo pedido en el reino, se convierte en vida en los lejanos planetas; la humanidad terrestre, tendrá que ilustrarse para saber que destino le espera; porque cada cual tiene una posición definida, fuera del reino de los cielos; y unos están más cerca que otros del reino; otros están a las puertas; todo depende de vuestro puntaje celestial; el puntaje celestial es la suma de todos los segundos vividos en la exsistencia; a partir de los doce años de edad; la infancia no necesita puntaje; porque de ellos es el reino; el puntaje celestial es la añadidura que vosotros mismos os ganásteis; y es a la vez la sal de la vida; cada segundo de vuestra exsistencia, equivale a una exsistencia que se cumple en la Tierra, ó en otras tierras; en lejanos mundos; según como fué vuestra vida, así será vuestra futura exsistencia; el que fué malo, no puede esperar que irá a un paraíso; porque los premios de felicidad espíritual, hay que ganárselos; cumpliendo con los Mandamientos del Padre, por sobre todas las cosas; en el término: por sobre todas las cosas, está el orígen y el verdadero carácter, de lo que debió ser la filosofía humana; debísteis haberos dado un gobierno común; tal como es en el reino de los cielos; ¿no se os enseñó un dios común a todos? de verdad os digo, que todo gobierno que no me tomó en cuenta por sobre todas las cosas, no prevalecerá en la Tierra; tal como han ocurrido con gobiernos y reinos del pasado; todo mundo que no toma en cuenta al Padre en sus decisiones, no entran sus criaturas al reino de los cielos; porque en el universo viviente del Padre Jehova, materia y espíritu son una misma cosa; un error mental, repercute en otras mentes; toda intención que imite a otros, se hace acreedor a sus consecuencias; porque la ley es común en medio de una variedad y aparente desigualdad; en el reino de los cielos, todos los desiguales de las lejanas moradas, son iguales en lo que les corresponde; el hijo de la luz y el hijo de las tinieblas, encuentran su justa ley; de acuerdo a sus obras; a las ideas generadas; a su sal de vida; a su propia añadidura; a su conocimiento ganado; a su sudor de frente; a su propio trabajo; físico ó intelectual; y de verdad os digo, que es más fácil que entre a mi reino, uno que trabajó un segundo ó menos en su vida, que el más grande millonario del mundo; éste último aunque hubiese trabajado, se anula así mismo; porque a nadie se le mandó ser rico; es inmoralidad viviente, el que uno lo tenga todo y los otros nada; el divino Mandamiento dice: no robarás; lo que posees compártelo con tu hermano; y así se te abrirán las puertas del cielo; si fuísteis caritativo abajo, encuentras caridad arriba; donde la posesión y la riqueza no se conocen; de verdad os digo, que todo rico que se desprenda de lo que posee demás, verá el reino de los cielos; y el que no se desprenda, nada verá; es vergonzoso para la Trinidad, el estar discutiendo sobre violaciones a la ley del Padre; violaciones como las de las riquezas; violaciones egoístas, que hacen de sus autores, a seres indignos de la vida; porque son los demonios de sus mundos; a donde van estos seres egoístas, siembran la injusticia y el dolor moral; los espíritus de los ricos son la de seres, que saliendo de las tinieblas, pidieron prueba de vida en un mundo de la luz; y llevan en sí mismos la debilidad de las tinieblas; el ser usurero y ambicioso, es propio de los que nunca conocieron la abundancia; las primeras etapas de un espíritu; los ricos de hoy serán los espíritualistas del mañana; y los espíritualistas de hoy, fueron los materialistas del pasado; todo es relativo a la experiencia del espíritu; que no está sujeto a una sola exsistencia; porque todo espíritu nace de nuevo; ó reencarna de nuevo; y pasa por muchas moradas planetarias; la reencarnación vuestra, es una saturación de fuego solar; está compuesta de 318 saturaciones; la saturación es una impregnación que tiene lugar en el mismo instante, en que efectuáis una relación sexual; lo que ocurre abajo repercute arriba; sóis la continuación de la obra del Padre; y no sóis los únicos; ni los primeros; ni los últimos; antes de vosotros exsistían los universos; la expansión es hereditaria en cualesquiera de sus formas; y de verdad os digo, que es vuestro propio conocimiento, el que os dá la forma del futuro; vuestra sal de vida se complementa con el infinito; que para todos hay una vida; el punto de reunión es el reino de los cielos; y desde allí, se parte a lejanos e infinitos planetas; de verdad os digo, que nada tiene reposo absoluto; ni la materia ni el espíritu; se mueven los astros y se mueven los espíritus; y se desplazan los colosales reinos y galaxias; y de verdad os digo, que todo este movimiento que no tiene fín, busca la eterna perfección para conocer el reino del Padre; ¿no se os enseñó que hay que nacer de nuevo, para ver el reino de Dios? todo nacimiento es un ajetreo; y el movimiento es una de sus características; aún después de la muerte de vuestro cuerpo físico, todo espíritu emprende el retorno; el universo le atrae porque en un lugar del mismo, fué creado; y de verdad os digo, que las distancias y las experiencias que todo espíritu recoge en su viaje de retorno, son infinitamente mayores, que las que conoció en la Tierra; y el recuerdo de la Tierra, se le vá empequeñeciendo a medida que más penetra el universo; es entonces que el espíritu que se ilustró en la Tierra, comprende el significado de la parábola: del polvo eres y al polvo volverás; y asocia el concepto de lo microscópico, hasta donde su mente pueda imaginar; porque la Tierra en que habitó, se le vá reduciendo a un microscópico puntito perdido en el espacio; y lo que es más, desconocido en el resto del universo; a medida que el espíritu profundiza el universo, un sueño viviente se apodera de él; y en las profundidades del sueño, está el límite hasta donde puede llegar; su magnetismo espíritual, empieza a ser atraído hacia el lugar en donde fué creado; en vosotros, ese lugar son lo soles Alfa y Omega; y de verdad os digo, que todos los que fueron violadores de la Ley del Padre, se llenan de pavor cuando ven la realidad viviente; este pavor se debe a que no fueron honrados consigo mismos; la duda y el no cultivo de la fé, hacen de este pavor, un dolor moral indescriptible; en cambio el que estudió en la Tierra y buscó a su manera la verdad, siente una sensación de felicidad; y le domina la maravilla ante lo que vé; y de verdad os digo, que es la cualidad y la calidad del sentimiento, lo que causa ambas sensaciones; y entre las dos, exsiste una variedad infinita de sensaciones y de grados de las mismas; vuestro espíritu es como un microscópico sol que es atraído por otro mayor; la omega es atraído por la omega; es decir el fín es atraído por la causa del fín; una saturación magnética de fuego solar llamada vida humana, llega a su fín; la espiral humana llega al punto en donde comienza la Omega; llega al principio del círculo; al principio de la vida; su viaje al lejano Planeta Tierra, fué líneal; igual su retorno; y de verdad os digo, que el viaje de ida es igual al de vuelta; se vá y se viene por el mismo cordón solar; el viaje de ida que es un futuro nacimiento, es un viaje de bebé; el viaje de retorno es un viaje de adulto; salvo los espíritus que pidieron retornar, siendo infantes; el viaje tanto de ida como de vuelta de un espíritu, es paralelo a la ruta dejada por el planeta hacia el cual se vá; he aquí los destinos vivientes de los que viajan por el cosmos; infinitas criaturas se encuentran en este colosal ir y venir; el gentío espíritual oscurece a los colosales soles del macrocosmo; espíritus y soles conversan y discuten; lo que se vé en vuestro mundo, se vé en el cosmos; lo de arriba es igual a lo de abajo; más, arriba está el comunismo viviente; y abajo el egoísmo de lo privado; lo primero es del reino de los cielos; lo último se desconoce; porque la tiniebla no pertenece a la luz; he aquí la cualidad y la calidad que no pertenece al reino de los cielos; he aquí la oportunidad que pidieron los demonios de lo privado; pidieron probar sus egoísmos en un mundo que los combatía; porque el mandato del Padre lo enseñaba, más el mundo los imitó; y siendo de la luz, se pasaron a las tinieblas; y sólo bastó un instante de libre albedrío; porque un siglo terrestre, corresponde a un segundo celeste; el espíritu a medida que se aleja de la Tierra, vá perdiendo las proporciones que conoció en la Tierra; y el concepto tiempo ya no es el mismo; desaparece ante el, todo límite humano; empiezan a nacer en él, proyectos que le relacionan con el infinito; los conceptos humanos quedan perdiéndose en el infinito; sólo la sal de la vida ó la moral que vivió, no se aparta de su espíritu; y a medida que se vá acercando al punto solar donde fué creado, empieza a reconocer el divino lugar; un sentimiento superior a su control, hace que estalle en lágrimas; y vé a sus padres solares que le sonríen; cuando se llega al lugar de orígen, la mayor parte de los espíritus pierde el conocimiento; tan grande es la emoción; y son ayudados por infinitas criaturas solares; que amorosamente les dan aliento; y de verdad os digo, que en ese supremo instante, el ángel de la guarda del espíritu, se aparece; y también lo consuela; más, ¡vergüenza de vergüenza! millones y millones de espíritus negaron la exsistencia de su protector invisible; muchos espíritus quisieran morir ó desaparecer de allí mismo; porque la ingratitud sentida en la Tierra, lo rodea de un áurea negra; y vé que muchos ángeles se alejan de él; ¡¡y allí todos son telepáticos!! le leen la mente; y lo hacen con maravillosa naturalidad; allí el espíritu ingrato se lamenta el haber estado en la Tierra; porque la gloria del Padre le rehuye; no hay pureza en él; ¡¡por seguir los conceptos de un falso sistema de vida, basado en el oro y la ilusión!! un sistema de vida que se alejó de las leyes del Padre, y lo alejó a él también; ¡¡y como maldice a los rectores del lejano mundo llamado Tierra!!; y muchos espíritus piden nacer de nuevo; para vengarse; he aquí una de las causas, de los que se hacen justicia por su cuenta; nacen odiando al mundo; y se convierten en verdaderos demonios y pesadilla; uno de ellos fué el demonio Adolfo Hitler; este demonio no tomó en cuenta las Escrituras del Padre; atropelló el divino Mandamiento que dice: no matarás; de verdad os digo, que este demonio gime en las tinieblas; deberá pagar hasta el último poro de carne de sus víctimas; ojo por ojo, diente por diente, célula por célula, sangre por sangre, molécula por molécula; y cada porito de carne que por su culpa no cumplió el mandato de vida, equivale a una exsistencia de expiación; los poros de toda carne tiene los mismos derechos a que tiene el espíritu; poseen también un libre albedrío y se quejan en el reino de los cielos, y como todo humilde y microscópico es grande en el reino, el Creador los escucha primero; son grandes en tamaño y filosofía; porque lo gigantesco se vuelve microscópico; y lo microscópico gigantesco; son atributos que no posee el espíritu humano; los poros de la carne, son jerarquías solares; que hicieron alianzas vivientes con el espíritu; es el Arca de las Alianzas; en lo material y lo espíritual; y todo el cuerpo humano pertenece a los mismos elementos de la naturaleza; el todo pertenece al todo; nadie es excepción en la creación; el orígen y sus consecuencias son una misma escencia; que se manifiestan en un instante, en que se desarrolla una filosofía en un lejano planeta; el orígen de una reencarnación es un deseo solar; es producto del amor entre los soles; el divino mandato que dice: hágase la luz; se remonta a eternidades atrás de antes de los actuales soles; y de verdad os digo, que los actuales soles y los que han habido fueron también como vosotros; fueron criaturas de carne; fueron monitos humanos en mundos que ya no están; los mandatos del Padre no tienen ni principio ni fín; ¿no se os enseñó que vuestro Dios no tiene ni principio ni fín? de verdad os digo, que todos aquéllos que no lo averiguaron, no entrarán al reino de los cielos; así lo pidieron ellos mismos.-

ALFA Y OMEGA