JUICIO FINAL; LOS MÁS SUFRIDOS QUEDAN; LOS EXPLOTADORES PASAN; NINGUNO QUE GOBERNÓ DIVIDIENDO, ENTRARÁ AL REINO DE LOS CIELOS; SÓLO SATANÁS SE DIVIDE ASÍ MISMO.-

Sí hijito; el juicio del Padre comienza por los demonios mayores; por los que más hicieron por el dolor y la injusticia humana; los mayores violadores son los mundanos y los religiosos; los que crearon el capitalismo; y los que os enseñaron la adoración material; el juicio del Padre Jehova, comienza por los que os dividieron en lo material y lo espíritual; sólo satanás divide a mis rebaños; vuestro sufrir en la vida, se debe a estas dos bestias; y de verdad os digo, que ninguna quedará; la Tierra que conocísteis, es la que pasará; la Tierra de la ilusión y de las costumbres inmorales; escrito fué: La Tierra pasará, más mis palabras no pasarán; porque de ellas, extenderé nueva doctrina viviente; este mundo Tierra no entrará a mi gloria; porque más importante fué para vosotros el oro, que los Mandamientos del Padre; se os enseñó que no se puede servir a dos señores; no podéis ser honrados para con dios, si servís al oro; porque esclavos del oro sóis; y de verdad os digo, que un espíritu dividido en dos intenciones, no entrará al Reino de los Cielos; vuestro sistema de vida os condena; creásteis el interés como norma de vida; y de verdad os digo, que ningún interesado entrará al Reino del Padre; los demonios que os explotan, también os ilusionaron; tal como la serpiente faraónica ilusionó y engañó a eva; se repite la historia; el engañador está entre vosotros; se os mandó luchar en la vida contra el demonio; y el demonio os venció a vosotros; porque ninguna criatura humana a entrado ni entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos los responsables de vuestra tragedia, recibirán su castigo; porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; todo se pide en el macrocosmo; y todo deseo se vuelve vida; vuestros demonios que os dividieron con sus filosofías, son éstas desconocidas en el Reino de los Cielos; allí no exsisten explotadores ni religiosos; las llamadas religiones son desconocidas en el Reino de los Cielos; como el llamado capitalismo; porque en mi Reino, nadie divide a nadie; en el Reino de los Cielos ó Macrocosmo, exsiste el comunismo celestial, con filosofía de niño; en el Reino de los Cielos, se desconoce lo privado y la propiedad; se desconoce la palabra: esto es mío; y de verdad os digo, que todos aquéllos que conocieron tales conceptos, no entrarán al Reino de los Cielos; tales conceptos los pronunciaba satanás en el Reino; y de verdad os digo, que los que os dieron vuestro sistema de vida, son los seguidores y admiradores de satanás; pertenecen a sus legiones; en lejanos mundos, estos demonios también dividieron otras humanidades; dejaron el dolor y la injusticia; tal es el fruto de satanás; vosotros pedísteis en el Reino, probar una vida; en que vuestro libre albedrío fuera probado entre la luz y la tiniebla; entre el bién y el mal; y de verdad os digo, que la cualidad y la calidad, de la moral de los que os dieron vuestro sistema de vida, es lo último en la escala de lo moral; estos espíritus se ilusionan dentro de un sólo presente; fuera del oro, para ellos nada exsiste; ¿por qué no tomaron en cuenta las escrituras de dios, antes de daros un sistema de vida basado en el oro y la ilusión? sabiendo que el mandato del Creador dice: adorarás a tu dios y Señor, por sobre todas las cosas; por sobre tí mismo; el término: por sobre todas las cosas, incluye a todo sistema de vida, salido de libre albedrío humano.-



Sí hijito; toda justicia está escrita en los cielos; tal como vosotros tenéis la escritura, en el macrocosmo también exsiste; lo de arriba es igual a lo de abajo; en colosales mundos exsisten escrituras que representan a los que fueron a lejanos planetas; y de verdad os digo, que a donde vayáis en el universo, exsisten poderes de la luz, que os conocen; la Trinidad Solar está expandida como lo está el universo mismo; y en todo instante y en cada mundo que nace, infinitos mundos escriben lo que sucede en remotísimos y desconocidos sistemas planetarios; nada queda al azar; ningún microbio es desheredado; la materia y el espíritu vivientes, están divinamente registrados; y lo que no está registrado en un mundo, lo está en el otro; y en el otro; y así sucesivamente en una escala que no tiene fín; he aquí una Revelación que estremecerá al mundo; porque el que no creyó que muchas moradas planetarias tiene el Padre, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que millones y millones de los llamados cristianos, no creyeron; diciéndolo mi escritura; de verdad os digo, que ningún falso cristiano entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno que perteneció a las llamadas religiones; y a filosofías que le dividieron el espíritu; y de verdad os digo, que si hubiéseis escudriñado las escrituras, como lo prometísteis en el Reino, ninguno de vosotros estaría dividido en espíritu; sólo satanás divide; y de verdad os digo, que todos aquéllos ciudadanos que dieron voto a demonios de la derecha, no entrarán al Reino de los Cielos; libre albedrío tenéis en darle el voto a quien queráis; más no entraréis a mi Gloria; porque quien favorece a uno que no glorificó al Padre por sobre todas las cosas, no es de mi Reino; los demonios de la derecha os explotan y no los véis; ciegos de espíritus sóis; y de verdad os digo, que todos aquéllos que dieron voto sin profundizar a quién se lo dieron, juzjados serán en el Reino; acusados serán de contribuir con sus ignorancias, al dolor y la desunión de mis humildes; más os valdría, no haber conocido jamás el derecho a voto; porque es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que no dió voto y no cayó en injusticia; a uno que dió voto y cometió injusticia; y de verdad os digo, que todos aquéllos que se compraron ó se vendieron y costilla del voto, no entrarán al Reino de los Cielos; y todo demonio del engaño colectivo, deberá sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante que le puso precio a su conciencia; cada segundo le representa una exsistencia que deberá cumplir, fuera del Reino de los Cielos; y si han transcurrido años desde que engañó a sus hermanos, deberá sumar todos los segundos que contienen tales años; y de verdad os digo, que si son castigados los que engañaron con su voto, mil veces más, serán castigados los que inventaron el voto; y de verdad os digo, que los que crearon este árbol que no es del Padre, fueron los demonios de la explotación; y de verdad os digo, que todo el que representó a la derecha, juzjado será en mi Reino; porque le quitaron el derecho a mis humildes; ellos debieron gobernar este mundo, desde el principio; ¿no se os enseñó demonios de la explotación, que todo humilde es primero en el Reino de los Cielos? y si mis humildes son los primeros en la eternidad, ¿por qué malditos, los relegásteis a lo último; ¿por qué los sumísteis en la servidumbre? el que fué rico, debió servir a mis humildes; porque la abundancia fué dada a todos; todos pidieron en el Reino, la igualdad en todo; y de verdad os digo, que todo rico será juzjado de ladrón y de usurpador de los derechos de mis humildes; y como fuísteis advertidos a través de los siglos y no hicísteis caso, vuestro castigo sea multiplicado por tres; por vosotros demonios y ladrones de lo ajeno, fué escrito: es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos; por vosotros se escribió esta divina advertencia; y no por explotado alguno; y de verdad os digo, que los explotados también fueron advertidos; que se cuidaran de toda corrupción provocada por los aficionados al oro; para los sufridos de vuestro sistema escandaloso de vida, fué escrito: que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; que todo necesitado no se venda al demonio del oro; que se cuide de sus inmoralidades; y de verdad os digo, que todos aquéllos, que siendo humildes y explotados se corrompieron por el oro de la derecha, no entrarán al Reino de los Cielos; y como fueron advertidos a través de los siglos, vuestro castigo sea multiplicado por dos; de verdad os digo, que todo el dolor de este mundo que entra a su llorar y crujir de dientes, es únicamente por haber conocido el oro; y de verdad os digo que todos aquéllos y aquéllas que ganando un sueldo superior al que ganaba un humilde, y pedían más, no entrarán al Reino de los Cielos; acusados serán en el Reino de ambiciosos y ciegos para con el dolor humano; de verdad os digo, que ningún desconsiderado y desconsiderada, entrarán al Reino de los justos; por vosotros espíritus atrasados, las patrias no pueden vencer al demonio explotador; porque más os importa vuestro bolsillo, que la felicidad del resto; egoístas y ciegos del verdadero amor; vuestro dios fué la usura y lo desmedido; y de verdad os digo que ninguno de vosotros será resucitado en carne el año 2001; porque indignos sóis de tal sublime premio; que el dios de vuestra ambición os salve; y de verdad os digo, que todo el que sólo vivió para el dinero y por el dinero, no entrarán al Reino de los Cielos; el llamado dinero no se conoce en el Reino; ni nada que divida a las criaturas; vuestro dinero os dividió en ricos y pobres; y todo espíritu dividido no es del Reino; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquélla que derrochó el dinero en cosas vanas, no entrarán al Reino de los Cielos; es inmoralidad viviente; y de verdad os digo, que todos aquéllos que trasnocharon en fiestas, no entrarán al Reino de los Cielos; acusados de inmoralidad en el vivir serán en el Reino; y todos estos inmorales del vivir, deberán sumar los segundos que duraron tales fiestas; y si vuestros hijos os vieron en tales fiestas, vuestros segundos de culpabilidad, sean multiplicados por tres; de verdad os digo, que a vuestro Creador le agradan las fiestas; porque es alegre como un niño; más, no puedo aprobar lo que es inmoral; porque ningún transnochado entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos que transnocharon por cumplir con el trabajo, premiados sean; todos sus segundos que transnochó, sean multiplicados por tres; y de verdad os digo, que quien posea mayor puntaje de la luz, más cerca se encuentra de las puertas del Reino; y de verdad os digo, que el mundo envidiará a todo humilde; porque ellos son los primeros en puntaje de la luz; y están más cerca que ninguno, de las puertas del Reino; ¿no se os enseñó durante siglos y siglos, que los humildes son los primeros? de verdad os digo, que todo humilde es intelectualmente mayor que el mayor de vuestros sabios; porque el humilde, el sufrido y el explotado, no pidieron brillar en la Tierra; pidieron probar una situación, que les era totalmente desconocida; y todo humilde pidió un olvido de su pasado, de tal cualidad y calidad, que todo su conocimiento quedó en el Reino; y vuestro Creador al darles el conocimiento momentáneamente retenido, estos hijos profetizarán, verán lo que los espíritus mundanos no verán; serán telepáticos, videntes y leerán la mente; y de verdad os digo, que los niños del futuro serán genios; todos serán guiados por mi Hijo Primogénito; porque de los niños, es el futuro mundo; ciencia y alegría; he aquí la cualidad del Milenio de Paz; y de verdad os digo, que el Creador se vé en la divina obligación, de sacar de este mundo, a todo rico, religioso y explotador; y a toda filosofía que pretenda dividir a la inocencia; parto ó principio de nuevo; tal como fué al principio de vuestro mundo; y de verdad os digo, que el mundo de la división ó mundo materialista, será recordado por las generaciones del futuro, como el paso de satanás en la respectiva época; y todas vuestras filosofías ó ciencias, no serán recordadas; porque no quedará herencia de ellas; os ocurrirá lo mismo que les ocurrió entre otros, a la era faraónica y la era romana; sóis un eslabón más, de la falsa historia de la Tierra; todo lo falso nunca se eterniza; vivísteis de la ilusión y nó de las leyes que os dió el Padre; de verdad os digo que todos aquéllos que practicaron deportes y no lo hicieron en el nombre del Padre, no entrarán al Reino de los Cielos; porque el divino término: por sobre todas las cosas, incluye a todas las entretenciones de la humanidad; y de verdad os digo, que todo aquél ó aquéllas que vieron foot-ball en este mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; porque es una inmoralidad ante el Creador de la vida, que millones y millones derrochen; mientras que millones y millones, no tienen que comer; más os valdría, no haber conocido comercio tan inmoral; todo deporte en donde esté el oro, se desnaturaliza; deja de ser deporte; es un comercio; ¡¡y pobres de aquéllos, que por ambición, desnaturalizaron un deporte!! más les valdría no haber nacido en este mundo; los deportes como toda mi creación, son vivientes; y se quejan en el Reino, contra los que los desnaturalizaron; y de verdad os digo, que el número del puntaje de tinieblas por esta violación, oscurecería a vuestro sol; porque los deportes son universales; cada porito de carne de los que asistieron a deportes desnaturalizados, se quejan delante del Padre; y no sólo de vuestra generación; sino, de todas las generaciones que vivieron vuestro sistema de vida; de las que conocieron el oro; como la única forma de gobierno; y de verdad os digo, que todo llamado ídolo de la Tierra, ninguno entrará al Reino de los Cielos; son engrandecidos en la Tierra, y empequeñecidos en el Cielo; y de verdad os digo, que todo deportista que se mostró en paños menores ante el mundo, malditos son; porque millones y millones de niños los vieron; ¡y pobres de aquéllos que dirigan la palabra, a estos malditos del escándalo público! y de verdad os digo, que todos los que asistieron a espectáculos a ver a estos demonios del escándalo, serán juzjados y acusados en el Reino, de espectadores inmorales; y todo espectador inmoral, deberá sumar del propio tiempo, todos los segundos transcurridos en inmoralidad; y de verdad os digo, que si son castigados los escándalosos, con mayor severidad serán castigados aquéllos, por el cual vino el escándalo; ¡pobres de los que organizaron tales entretenciones escandalosas! serán los primeros en el llorar y crujir de dientes; y de verdad os digo, que si no son maldecidos, es porque no se exhibieron; sus puntos de tinieblas sean multiplicados por mil; porque por causa de ellos, casi una humanidad entera, no entrará al Reino de los Cielos; ninguna criatura que corrompe y ninguna corrompida, entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todos aquéllos y aquéllas, que se exhibieron en las playas del mundo, no entrarán al Reino de los Cielos; porque se os mandó nó escandalizar; y todo escandaloso y escandalosa, deberán sumar de todo el tiempo que duró el escándalo, todos sus segundos; y por cada segundo, os corresponde vivir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; deberéis ir de nuevo a mundos de la carne, a aprender moral viviente; y de verdad os digo, que cada microscópico porito de vuestra carne, os acusará en el Reino de los Cielos; ¿no se os enseñó que todo microscópico y humilde, es grande en el Reino de los Cielos? esta ley es igual para la materia y el espíritu; porque nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; nadie es desheredado; todos tienen igual derecho; y es así, que vuestros propios poros de carne que escandalizásteis con ellos en un lejano planeta, adquieren colosales tamaños; que llenan de pavor al espíritu escandaloso; y de verdad os digo, que cada porito de vuestra carne, posee un libre albedrío independiente del otro y de vuestro espíritu; lo que posee el espíritu, lo posee el porito; y de verdad os digo,que vuestros poritos lloran cuando su propia moral a sido atropellada; y uno por uno acusan al espíritu que los expuso a las burlas y contemplación del mundo; y como son pequeños y humildes, a ellos escucha primero el divino Padre; de verdad os digo, que vuestros acusadores suman trillones y trillones; y por cada acusación, es una exsistencia que debe cumplirse fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que mientras mayor es el puntaje de las tinieblas, más os alejáis del Reino; y más os acercáis a los mundos-infiernos; porque cada uno se hace su propio cielo; los mundos-infiernos exsisten; porque todo exsiste; las tinieblas son una consecuencia del mismo infinito; porque no sóis los únicos; mi creación no se reduce a un sólo mundo; y los violadores de infinitos mundos, constituyen las tinieblas; y de verdad os digo, que no hay nadie que no haya pasado por las tinieblas; es el fruto de la imperfección; tal como el fruto vuestro; cuya cualidad y calidad es el llorar y crujir de dientes; vuestro mundo estallará en una revolución espíritual, como jamás se vió en la Tierra; y en esta revolución perderá el demonio; porque la presencia del Cordero de dios, viene a juzjarlo; la doctrina del Cordero de dios, se extenderá por toda la Tierra; y temblarán los que la dividieron; las bestias de vuestro yugo caerán; ya no seréis explotados ni engañados; porque se acerca el gobierno universal; el gobierno de los humildes; el gobierno que fué atrasado momentáneamente por los demonios de la ilusión; un instante en el Reino y muchos siglos en la Tierra; en que fueron probados, los que lo pidieron; muchos fueron los llamados y pocos los escogidos; pocos los que se acercaron de nuevo al Reino; un instante que representa la caída de un mundo; un mundo que se olvidó que primero estaba el Padre; y después lo humano; un mundo que hizo todo al revés; todo lo opuesto a las escrituras; un mundo que pidió conocer la luz en el Padre y no lo reconoció en la prueba de la vida que pidió; un mundo que se fué haciendo cada vez más inmoral; un mundo que se mofó en su sistema de vida, de la moral del Padre; un mundo en que la criatura fué su propio demonio; un mundo que está entre los mundos inmorales; un mundo que caerá hasta el fín, egoísta; sí hijito; veo que piensas en los que pidieron ser los primeros, en recibir mis escrituras; más, llegado el momento pedido, te despreciaron; empezando por los hijos de la roca; por los más grandes egoístas del intelecto; por los que creyeron, que ellos no estaban entre los que serían juzjados; de verdad te digo hijo, que no quedará ni la más microscópica piedrecilla de esta roca; la causante de la mayor tragedia humana; porque dividió a mis hijos en espíritu; les inculcó lo contrario al Mandamiento; la fé fué dividida en muchas creencias; habiendo un sólo dios nomás; por lo tanto la creencia debió ser sólo una; todo espíritu dividido no entra al Reino de los Cielos; y de verdad te digo hijito, que estas creencias salieron de un todo desconocido; salieron de las llamadas religiones; tal como en el pasado de la Tierra, el maldito osiris creó por su cuenta, la filosofía de adoración al oro; la roca al igual que estos demonios, comercia el oro; valiéndose de la fé y la credulidad de mis humildes; han hecho de mi palabra, todo un reinado de interés; poseen hasta banco; han hecho alianza con el mismo demonio; con los explotadores; la roca del egoísmo humano, la que te despreció en la ciudad de Arica, será la despreciada por el mundo; y despreciados también serán en lejanos mundos; quien desprecia al hijo, desprecia al Padre que le envió; y quien desprecia al Padre, desprecia su entrada al Reino; de verdad os digo, que la caída de los ciegos del espíritu, está sobre vosotros; y de verdad os digo, que el llamado mundo cristiano, era el mundo errado; un mundo de ciegos; que fué guiado por el demonio; por el que sirvió a dos señores; a dos intereses; a dos dioses; el oro y el Padre; un Padre rebajado a la adoración material; y nó elevado a lo espíritual; de verdad os digo, que todo espíritu religioso, maldecirá haber servido a dos señores; maldecirá haber sido ciego, para con la verdadera humildad; para ser humilde no se necesita de templos materiales; que nada enseñan; el gran templo es la vida misma; porque según como fué vuestra vida, así seréis recibidos arriba; y de verdad os digo, que en mi Reino no se conocen los templos materiales; ni las imágenes; sólo se conoce el Mandamiento del Padre; sólo se conoce el trabajo; sólo se conoce lo que os fué dado eternidades antes, que los demonios inventaran las religiones; sólo se conoce el te ganarás el pan con el sudor de tu frente; y de verdad os digo, que desde eternidades antes que nacieran los actuales universos, ya estaba este divino mandato; siempre lo a estado; es el primer mandato que no tiene ni principio ni fín; el trabajo es el único camino que conduce al Reino de los Cielos; sé hijito que estás pensando en el trabajo voluntario; el más sublime de los trabajos; el que dá al interesado, uno de los puntajes más elevados; pues viene después de la humildad; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que hizo trabajo voluntario, a uno que no lo hizo; el divino Padre no premia al flojo ni al cómodo; ¿divino Padre Jehova, que todo lo sabes, ¿por qué en mi patria Chile, no se enseñó antes tan sublime filosofía? te lo diré hijito: porque en tu rebaño en que pedístes reencarnar de nuevo, los que os han gobernado, son espíritus muy atrasados; sólo piensan en sus privilegios; viven más ilusionados que los demás; porque han experimentado en mayor grado la comodidad y en menor grado el esfuerzo; son espíritus decadentes; en cambio el pueblo más sufrido, es ascendente; porque el Padre está con los sufridos; y nó con los cómodos ni con los priviligiados; y de verdad te digo, que más vale en mi Reino, uno que fué explotado, despreciado, perseguido, abandonado, a uno que fué gobernante en la Tierra; y de verdad te digo, que la moral de un pobre entra en mi Reino; y la moral de un rico ó político no entra; y de verdad te digo, que quien admiró y amó a un obrerito en el mundo, ese entra en mi Reino; ¡¡grandes de la Tierra!! ni todos vosotros juntos, valís, lo que vale un humilde obrero; un despreciado ó un explotado entra en mi Reino; aunque sea para ver sus divinas maravillas; más, vosotros nada veréis; porque sóis de las tinieblas y volvéis a las tinieblas; a nadie le fué dado ser más que otro; ¿no se os enseñó demonios del poder, que todos son iguales ante dios? por vuestra maldita ambición el mundo sufrió y sufre por siglos y siglos; sóis los demonios de este mundo; más, nada esperéis de la Trinidad encarnada; que se viene al mundo a servir a los humildes; y nó que los humildes os sirvan; porque todo que fué servido, será despreciado; y todo servidor será ensalzado; porque de vosotros mismos, sale la jerarquía galáctica; un mundo que jamás lo imaginásteis; porque vuestro mundo es mundo de explotadores; y nó mundo de pureza; más vale la inocencia de un niño, que todo vuestro maldito oro; un niño entra y sale del Reino; porque le pertenece; vosotros espíritus mercantiles, no tenéis reino; tenéis vicios; vuestro reino termina en las tinieblas; y de verdad os digo, que este mundo no vertirá, ninguna lágrima por vosotros; porque así como vosotros no os compadecísteis de los explotados, así igual, nadie de arriba ni de abajo, se os compadecerá de vosotros; con la vara que medísteis seréis medido; porque de verdad os digo engendros del demonio, que cada segundo de indiferencia hacia los humildes y los sufridos, os costará una exsistencia dolorosa en mundos de tinieblas; y de verdad os digo ladrones del mundo, que toda orgía y todo banquete, os costará un mar de lágrimas; porque es más fácil que entre al Reino, uno que no conoció banquete, a uno que participó en uno; es más fácil que entre al Reino, un hambriento que uno que se hartó; y de verdad os digo usurpadores del derecho de mis humildes, que quedaréis en la más grande pobreza; una pobreza como la que provocásteis en el mundo; y a toda llamada autoridad, le será quitada tal autoridad; porque el Padre Jehova dá y quita; y de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que no fué autoridad, a uno que lo fué; porque escrita está que todo humilde será engrandecido y todo grande empequeñecido; y de verdad os digo, que vuestra herencia demoníaca, será arrancada de este mundo; todo árbol que no plantó el divino Padre, de raíz será arrancado; probados fuísteis demonios; ninguno de vosotros verá más la luz; porque fuísteis indigna de ella; por vuestra demoníaca influencia, se corrompió esta humanidad; vuestra mente es mente podrida; os dejé correr en el tiempo; porque pedísteis un tiempo de prueba; y se os cumplió el tiempo; y de verdad os digo, que todo aquél que amasó fortuna, no entrará al Reino de los Cielos; ningún inmoral de la avaricia y la ambición, verá la gloria del Padre; y debéis sumar todos los segundos transcurridos, desde el mismo instante en que amasásteis fortuna; y de verdad os digo, que todo aquél que no ganó un sueldo como lo ganó un humilde, no entrará al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que todo aquél que ganó sueldo mayor que lo que ganaban mis humildes, no entrarán al Reino de los Cielos; es inmoralidad y oportunismo; ¿no se os enseñó, que todo humilde es primero ante dios? ellos debieron haber ganado más; y nó los que no son humildes; y aún así, al libre albedrío del Padre, no le agrada que unos sean más y otros menos; ¿no se os enseñó que todos son iguales ante dios? mi divina ley derriba todo sistema de vida, que abusa de mis humildes; como el sistema de vida de este mundo; el error vuestro, fué el de no tomar en cuenta a mis escrituras, en la creación del sistema de vida; ¿no se os enseñó que vuestro dios está en todos y en todas partes? de verdad os digo, que no quedará nada de vuestro injusto sistema de vida; más os valdría, no haber pedido nacer de nuevo en esta Tierra; el Creador del infinito, el eterno Padre Jehova, está entre vosotros; ningún demonio de vuestro maldito sistema de vida, tocará ni un pelito a mi Hijo Primogénito; que como tal, es el Primer Hijo Telepático del mundo; y de verdad os digo, que temblarán las naciones ante su presencia; ya no podréis matar demonios de la violación; porque el matar era propio de vuestro sistema de explotación; y de verdad os digo, que todo crimen oculto se sabrá; el mundo conocerá al verdadero satanás; porque vosotros mismos lo creásteis, al crear vuestro sistema de vida; y de verdad os digo, que para las generaciones del futuro, el satanás será el que creó el capitalismo explotador; tal como fué para vosotros, el satanás que se rebeló en el Reino; preparaos malditos; creadores de injusticias y calvarios; conoceréis una justicia que vosotros mismos la pedísteis en el Reino de los Cielos; porque todo se pide en el Reino; lo imaginado y lo inimaginado; lo que comprendéis y lo que no comprendéis; lo visible y lo invisible; y de verdad os digo, que cada idea que sale de vuestra mente, segundo por segundo; instante por instante; fué pedida por vosotros y se os concedió; lo que no se os concedió, fué violar la ley del Padre; por lo tanto, toda violación ocurrida en este mundo, no es del Reino; y es por eso, que ninguno de vosotros, entrará al Reino de los Cielos; todo lo que se hace en conciencia y que está en contra del contenido de mis escrituras, es suficiente para no entrar al Reino; si la violación duró menos de un segundo ó toda una vida, la ley es la misma, ninguno entra al Reino; y de verdad os digo, que cuesta caro, pedir una vida, y burlarse de los Mandamientos de esa vida; todos vosotros sin excepción alguna, pedísteis conocer la vida humana y se os concedió; todo pedido hecho en el Reino de los Cielos, es una reencarnación instantánea; sólo los imperfectos como vosotros, son lentos; vuestra vibración es lenta; sóis de un magnetismo, que no pasa de ser una brisa; los magnetismos mayores, brillan como un sol; y dan luz y vida a infinitos mundos; vuestro brillo es aún una electricidad opaca; que ni vosotros la véis; aunque a veces la sentís; de verdad os digo, que la electricidad que contiene vuestro cuerpo físico, es vuestra trinidad; y de verdad os digo, que toda inmoralidad hecha con el cuerpo de carne, repercute en vuestra trinidad; y de verdad os digo, que quien violó la inocencia de su trinidad contenida en sí mismo, no verá más la luz del Padre.-

ALFA Y OMEGA