JUICIO FINAL; A LAS NACIONES RICAS DEL MUNDO; DEBÉIS ENTREGAR LA MITAD DE VUESTRAS RIQUEZAS, A LOS MISMOS QUE EXPLOTÁSTEIS; CON LA VARA QUE MEDÍSTEIS SERÉIS MEDIDOS.-

Sí hijito; con la vara que se midió, se es medido; esto es para el espíritu y la materia; para la criatura y las naciones; para las ideas y los actos; y de verdad os digo explotadores del mundo: toda nación que llegó a ser potencia economica, deberá devolver a los que explotó la mitad de sus riquezas; porque de verdad os digo, que estáis en la ley de maldición; si no obedecéis al Padre Jehova, terminaréis viviendo aisladas del mundo; y de verdad os digo, que tendríais que enfrentar la furia de mi naturaleza viviente; de verdad os digo, que os pasaría, lo que le sucedió al antiguo Egipto; desapareceriáis como desapareció la maldita Era faraónica; y de verdad os digo, que vuestros ciudadanos os abandonarán; porque nadie quiere morir de hambre y aislado; y de verdad os digo, que los rebaños de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, son las tres bestias del yugo humano; por vosotros se está escribiendo juicio material; al rebaño mayor, al que colmé de abundancia, y no me comprendió, le será quitado todo; el Padre Jehova dá y quita; y de verdad os digo, que el rebaño del águila de rapiña, deberá sacar dos tercios de la mitad, y entregarlo al sufrido rebaño de Viet-nam; y un tercio a los explotados rebaños de Laos, Camboya y Tailandia; y de verdad os digo, que la otra mitad os corresponde por vuestro trabajo; vuestro sudor de frente; vosotros os anulásteis; porque nunca debísteis explotar a nadie; por haberlo hecho, vuestros pueblos no entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que por vosotros, ninguna criatura humana entrará; porque ilusionásteis a mis hijos y los dividísteis en ricos y pobres; ningún espíritu dividido entra al Reino; tal como se salió se entra; sólo satanás se divide así mismo; y de verdad os digo, que por vuestras culpas gobernantes del capitalismo, ninguno de vuestros ciudadanos que os legalizaron, serán resucitados en carne nueva; no volverán a ser niños de doce años en este mundo; porque de verdad os digo, que el año 2001, serán resucitados a niños, a todos los que sin misericordia, explotásteis y matásteis; porque la resurrección es para vivos y muertos; y de verdad os digo, que esta tragedia caerá en vosotros mismos; vosotros mismos creásteis vuestra caída como naciones; nadie os mandó violar mi divina ley; vosotros fuísteis vuestro propio demonio.-



Sí hijito; el dibujo celeste enseña que las ideas influyen en los mundos; las filosofías se componen de ideas; y cada idea es responsable ante el Padre Jehova; cada idea se vuelve gigantesca en el Reino de los Cielos; cada idea exige en el Reino, lo que exigió cada espíritu en la vida; lo que fué para sí lo es también para la eternidad; el materialismo es filosofía condenada; porque dividió a mis hijos en ricos y pobres; la justicia divina no puede ir en contra, de quienes teniendo todo el derecho, nada tuvieron; la felicidad de un mundo está en que cada uno sea justo con el otro; lo que no sucedió en este mundo; y todo lo que siendo del Padre, y no es respetado, no queda; tarde ó temprano cae; es lo que os sucederá, a vosotras naciones ricas del mundo; devolver lo que nunca le a pertenecido, es principio de arrepentimiento; poseer fué vuestra debilidad; y no faltaron los imitadores; que perpetúaron la violación creada por vosotros; vuestro Creador os dejó que se consumara todo; porque pedísteis ese tiempo de consumación de filosofías; tiempo de la prueba de la vida; el mundo clamaba en sus oraciones, la justicia del Padre; y la justicia os llegó; y la justicia comienza por los que tuvieron más, dominaron más, influyeron más, hicieron historia; las grandezas de la Tierra están primero en la divina justicia; porque de verdad os digo, que por estas grandezas, se escribió Juicio Final para este mundo; por vosotros debe intervenir el Padre; y nó por causa de los humildes; de verdad os digo, que siempre los ambiciosos y explotadores, han dado que hacer al Creador; y no hay mundo, que no los haya soportado; y en todos llegado el juicio, no queda ninguno; y es lo que ocurrirá en este mundo; de verdad os digo, que de vosotros no quedará nada; y de verdad os digo, que vuestra herencia es la última; porque el principio fué vuestro; el fín será de los que explotásteis; ellos no os explotarán; más, os despreciarán; y de verdad os digo, que esta generación será la primera; todas las naciones que estuvieron sometidas a vosotros, se unirán formando una sola; y ya no tendréis a quien explotar; y de verdad os digo, que vuestra filosofía pasará a llamarse filosofía de ramera; que se compra ó se vende al que dá más; he aquí en lo que terminaréis grandezas del mundo; vosotros os creísteis que vuestra ciencia era única; que la humanidad no tenía otro camino que seguiros; de verdad os digo, que ahora os toca a vosotros seguir a otros; ilusionásteis al mundo, por nada; puesto que por culpa de vosotros, nadie de este mundo entrará al Reino de los Cielos; lo que vuestros ojos presenciarán, os llenará de espanto; porque la fuerza eterna que mueve a la naturaleza, salió de una filosofía opuesta a la vuestra; de esa filosofía, salísteis vosotros; y de verdad os digo, que nada podréis contra ella; muchos de vosotros soñáis con dominar el mundo; pero resulta que el mundo os dominará a vosotros; y el mundo que os dominará, no será explotador como vosotros; y dad gracias al eterno, que no os exterminan; porque no serán de la fuerza; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros será importante, en los futuros acontecimientos del mundo; vosotros fuísteis importantes en el mundo del dinero; el mundo que se vá; el mundo de la ilusión; el mundo corrompido; el mundo que no dió importancia al Creador; el mundo de lo incierto; de verdad os digo que ninguno que se dió importancia ni ninguno que ilusionó a los demás, entrarán al Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que mi Hijo Primogénito, no pisará vuestras tierras; porque son cabezas de violación planetaria; vuestras naciones explotadores del mundo, os exigirán la entrega de lo que no os pertenece; porque nadie quiere ser maldito y vivir aislado por el resto de su vida; así ocurrió con los endurecidos del pasado; de verdad os digo, que por vosotros se estremecerá este mundo; la avaricia os perdió; una avaricia que no reconoció ni patria ni dios; vuestro dios es el oro; y de verdad os digo, que también será juzjado con vosotros en el Reino; vuestro reinado, reinado de dolor e injusticia es; y de verdad os digo, que hasta el microscópico dolor que causásteis a mis humildes, lo pagaréis; de verdad os digo, que vuestras familias que todo lo tuvieron, quedarán en la más completa pobreza; así como hicísteis a otros pobres, así seréis ahora vosotros; con la vara que medísteis, así seréis medidos; de verdad os digo, que el mundo seguirá sin vosotros; el mundo del futuro no será mundo de explotadores ni de explotados; el mundo del futuro será un mundo de inocencia; y de verdad os digo que vosotros siendo adultos, no tenéis filosofía que ofrecer a las futuras generaciones; porque vuestros conceptos permanecen en la materia; son de un sólo presente; sóis los más atrasados que salieron del Reino de los Cielos; no tenéis ni la menor idea, de lo que vendrá; los hijos espírituales lo saben en diferentes grados; ellos son más antiguos que vosotros; están menos apegados a las riquezas; y de verdad os digo demonios de la ignorancia, que tendréis que pagar hasta el último poro de carne, de todo humilde que fué corrompido por vosotros; nadie pidió corromper a nadie; y vosotros demonios del oro, corrompísteis a este mundo; de vuestro maldito oro salen las calamidades de este mundo; os habéis enseñoreado de algo que creó el Padre; le habéis dado importancia al extremo de aplastar vuestros sentimientos; miráis a mis hijos, como máquinas de producción y nó como criaturas de dios; de verdad os digo, que todo aquél que se dejó dominar por la tentación en el oro, no entrará al Reino de los Cielos; y todos vosotros seréis juzjados arriba y abajo; en esta tierra y en el cielo; en esta tierra la pagaréis viviendo la misma pobreza que causásteis a otros; ¿no se os enseñó: no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen? de verdad os digo, que todo el que hizo daño en cualquiera forma imaginada, no entrarán al Reino de los Cielos; y las causas de cada daño hecho en este mundo, recaerá sobre vosotros demonios del oro; porque no hay daño que no lleve la amargura, sembrada por vosotros; son siglos y siglos de abuso; de inmisiricordia; de verdad os digo, que ahora os toca a vosotros; lo que hicísteis sentir a otros, lo sentiréis vosotros; y no creáis demonios, que sólo aquí en la Tierra pagaréis vuestros pecados; sólo es el principio; el fín termina en otras exsistencias que cumpliréis fuera del Reino de los Cielos; y de verdad os digo, que en lejanos mundos, os moriréis de hambre; los mismos sufrimientos que causásteis en este mundo, los viviréis en otros; en cualquier punto del universo, os espera la justicia del Padre ¿no se os enseñó que el dios viviente está en todas partes? de verdad os digo, que todo arrepentimiento de la forma que sea, se toma en cuenta en el Reino; de los arrepentidos es la luz; y de los nó arrepentidos, las tinieblas; de verdad os digo, que el mundo que creásteis, se derrumbará; un mundo que jamás debísteis haber creado; un mundo-infierno; porque de verdad os digo, que todo mundo que se aleja de la luz del Padre, es mundo de las tinieblas; y todo el que participó en las creaciones de tales mundos, las pagarán; y de verdad os digo, que tenéis otras deudas pendientes con el Padre; deudas que no son de este mundo; deudas de otros mundos; de otras exsistencias; porque todo espíritu nace de nuevo; este nuevo error que cometísteis en este mundo, se añade a los del pasado; y de verdad os digo, que vosotros mismos perpetuáis vuestro alejamiento del Reino de los Cielos; cada segundo que transcurre en la violación, es una exsistencia que se vive fuera del Reino; el mundo os compadecerá y os despreciará; porque ellos fueron compadecidos y despreciados; muchos de vosotros os suicidaréis creyendo con esto escapar a la justicia del Padre; craso error peor aún; porque mi divino Mandamiento dice: no matarás ni matarse; y de verdad os digo, que seréis como muertos en vida; porque ya no reinaréis; ya no podréis disponer a vuestros antojos, de los derechos de los demás; ya no podréis cultivar vuestros caprichos; que son inmoralidades vivientes; ya no perseguiréis con vuestro maldito oro; ya no intrigaréis contra mis rebaños; ya no pagaréis asesinos a sueldo; ya no mandaréis matar; ahora a vosotros os tratarán de matar; quien mata a espada, muere a espada; quien empleó la fuerza y la violencia, cae por lo mismo; vosotros demonios, aprobásteis la intriga contra otros; ¿la aprobaréis para con vosotros? queráis ó nó queráis, el mundo querrá pagaros con la misma moneda; de verdad os digo, que el que la hace la paga; y con mayor razón, quienes ostentaron el poder; todo poder que no salió, de lo que era del Padre, terminan igual; tal como terminan los déspotas; este mundo es mundo de ciegos por vuestra culpa; vuestras malditas ansias de poder, perdieron al mundo; no os controlásteis; vuestra maldita manera de ver el mundo, contagió a las generaciones; frustrásteis al mundo; porque este mundo no entra a la eternidad del Padre; hubiera entrado al Reino de los Cielos, si no os hubiese conocido a vosotros; porque no habrían sido divididos ni en ricos ni en pobres; la desdicha mayor de este mundo, es el haberos conocido; y la felicidad mayor, el de no haberos conocido; el mundo os soportó porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; y todo tiempo que se pide se cumple; tal como se os cumplió, el tiempo de vuestro reinado material; de verdad os digo, que fuísteis los ciegos mayores; no exsiste mayor ciego, que el que no vislumbró su propia caída; todos los ciegos de los mundos, caen ciegos; caen con la misma ignorancia; ven la ley y no la comprenden; la influencia de un mundo que nace, los hace cambiar exteriormente; más, la ignorancia evolutiva permanece intacta; todos vosotros demonios, tenéis en grado sumo, la astucia y el engaño; no os digo, que no tuvísteis inteligencia; la tuvísteis y muy grande; más, de verdad os digo, que es más fácil que entre un tonto que no violó la ley del Padre al Reino, a uno que fué el más grande sabio y que violó la ley; vuestra sabiduría servidores del oro, es sabiduría interesada; es desconocida en el Reino de los Cielos; por vuestras obras, sóis desconocidos en mi Reino; vuestras obras que sirvieron a dos señores, se dividen y se pierden en las tinieblas; todo el que fué interesado en la vida, se divide entre el interés que le dominó y lo que creyó correcto; y lo que creyó correcto, era incorrecto desde el punto de vista de la ilustración; porque el sistema de vida, es la negación de los mandatos del Padre; es la violación legalizada por los intereses del mundo; y vivís en una ilusión que salió de vosotros mismos; después de una ilusión viene la realidad; no os prohibo la ilusión, siempre que no viole lo que es del Padre; lo que es del Padre, es eterno; lo que es de los hombres es efímero; y siendo vosotros efímeros y microscópicos, os dí una oportunidad; como se la doy a todo mundo; esa oportunidad estaba en que conocísteis mis escrituras; y no os obligué; os dí a elegir; libre albedrío tuvísteis en la vida; tiempo de sobra tuvísteis para reconocer los derechos del Creador; si caísteis fué por vosotros mismos; nadie os mandó ser usureros; nadie os mandó dividir a mis hijos en ricos y pobres; nadie os mandó explotarlos y engañarlos; nadie os obligó; fueron vuestras malditas inclinaciones al oro, lo que creó el yugo de este mundo; fueron vuestras imperfecciones; que siendo ignorantes y pocos inclinados al conocimiento de lo espíritual, os atrevísteis a regir los destinos de este mundo; ese fué vuestro craso error; y vuestro Creador os dijo: sólo los humildes son los primeros; quise deciros en otras palabras: sólo los sabios, los que han vivido más, los que no tienen la debilidad por el oro, los que no están encerrados sólo en un presente, son los primeros para gobernar este mundo; nunca lo entendísteis; ni nunca quisísteis entenderlo; el sólo hecho de que todo humilde sea primero en el Reino de los Cielos, lo dice todo; si se es primero arriba, también se es abajo; arriba jerarquía mayor y abajo jerarquía menor; de verdad os digo, que ningún engrandecido de ningún planeta, es primero en mi Reino; no entra a la gloria del Padre; y de verdad os digo, que ninguno de vosotros se juntará con sus seres queridos; porque ese premio no lo merecéis; es un premio para los que se lo merecen; y de verdad os digo, que ninguna herencia de vosotros quedará en este mundo; os pasará como les pasó a los reinos y dinastías del pasado de la Tierra; todos esos demonios gimen en las tinieblas; siempre se dejaron lo mejor para ellos; ¿y mis humildes? las migajas; tal como lo hicísteis vosotros; y de verdad os digo, que los demonios de la antiguidad y vosotros explotadores, sóis de una misma roca; sóis de las tinieblas; todo el que se dejó lo mejor para sí y lo peor para su semejante, es un demonio; porque tal actitud no se conoce en el Reino de los Cielos; y vosotros malditos que gobernásteis este mundo, sin que os correspondiera, hicísteis lo mismo; y de verdad os digo, que todo aquél o toda aquélla, que se dejaron lo mejor y lo peor para sus semejantes, no entrarán al Reino de los Cielos; sólo entran los que compartieron por igual, los bienes que el Creador les puso en el camino de la vida; ningún egoísta entrará; ni jamás han entrado; y de verdad os digo, que todos los que construyeron bancos para almacenar dinero y oro, ninguno entrará al Reino de los Cielos; ni los que trabajaron en ellos; ni los que depositaron en ellos; sólo los humildes que tuvieron el puesto de trabajo más despreciable según los hombres, están a salvo de esta ley; tales como los aseadores y porteros; ¿no se os enseñó que todo humilde es primero? imaginad todo lo despreciable que a salido de vuestra mente; eso que salió de vosotros, es lo primero ante el Padre; vosotros no os gustó ser actores de lo que el mundo despreció; y lo que este mundo despreció, es lo que ahora se ensalzará; envidiaréis a los que despreciásteis; porque lloraréis vosotros demonios, implorando un poco de aprecio; el mismo aprecio que negásteis a otros; y todo lo que negásteis a otro, os será negado a vosotros; ojo por ojo y diente por diente; ¿no os gustó explotar este mundo? os toca ahora a vosotros; soportad, lo que vuestros esclavos obligados soportaron por muchos siglos; y de verdad os digo, que vuestra cualidad y calidad es infinitamente inferior al de los humildes; de verdad os digo, que la comodidad y la vida de príncipe, no fortalecen el espíritu; lo hunden; porque ningún cómodo ni ningún príncipe, entrarán al Reino de los Cielos; sólo el Hijo del Hombre salva; el hijo del trabajo; el hijo del mandato en el Padre; y nó el hijo del mandato de su espíritu; porque es más fácil que se equivoque un hijo que un padre; aunque a veces ocurre lo contrario; de verdad os digo, que todo hijo del hombre, será premiado; y muchísimo más premiado el hijo en el Padre; porque muchos trabajan por trabajar; trabajan porque otros trabajan; otros trabajan porque mi mandato lo dice; los últimos son hijos en el Padre; más de verdad os digo, que es más fácil que entre al Reino, uno que trabajó por trabajar, a uno que nó trabajó; y mucho más fácil aún, uno que trabajó porque el mandato del Padre lo decía; he aquí una verdad que hara llorar a casi todo el mundo; vosotros demonios explotadores sóis los culpables; moldeásteis las mentes de mis hijos, según vuestros efímeros conceptos que tuvísteis del universo; los ilusionásteis; hicísteis de ellos a trabajadores que se crearon un camino que no conducía al Reino del Padre; sino que conducía fuera del Reino de los Cielos; son hijos arrebatados del Reino, por vuestras malditas influencias; porque basta vivir un segundo ó menos de tiempo en violación a los mandatos del Padre, y no se entra al Reino de los Cielos; cuando este mundo vea las glorias de mi Hijo Primogénito, querrán también ir al punto del universo, en donde se crean tales glorias; y por causa de vosotros malditos, no podrán entrar en aquél lugar; este hecho hará que mares humanos os persigan; como quien persigue a un demonio; y habrán otros que arrancarán de vosotros, como quien arranca de una peste; vuestro nombre de ricos, será sinónimo de maldición para las futuras generaciones; de verdad os digo, que envidiaréis a los muertos; este mundo al sacaros de encima, habrá logrado lo que millones y millones de seres del pasado no lograron; porque no estaban en el tiempo; todo debe madurar en el universo; los acontecimientos de los mundos, son como el desarrollo de una criatura; empiezan bebés y terminan dominando a otros; este proceso es la prueba de la vida; y de verdad os digo como os dije en mi Reino: no os conviene que nascáis en el mundo Tierra; porque váis a caer; muchos me hicieron caso; otros nó; éstos últimos sóis vosotros; insistísteis en nacer de nuevo en este mundo; y ya sabéis a donde os condujo vuestras obras; de vosotros mismos salió vuestro destino; porque cada uno se hace su propio cielo; y de verdad os digo, que vosotros traficantes y explotadores hicísteis vuestros propios infiernos; porque de todo hay en el rebaño del Padre; vuestras violaciones pasan a ser vuestros destinos hechos universos; porque según la cualidad y calidad de vuestras ideas, así serán vuestras futuras reencarnaciones ó naceres de nuevo; todo espíritu nace de nuevo.-

ALFA Y OMEGA