DIVINO ORÍGEN DE LOS DIVINOS QUERUBÍNES DEL UNIVERSO; LA MATERIA Y EL ESPÍRITU SON VIVIENTES Y GOBERNADOS POR LOS QUERUBÍNES.-

Sí hijito; te hablaré una vez más, de los invisibles querubínes; sin ellos nada exsistiría; son el alfa y la omega del magnetismo universal; toda la materia y todo espíritu están formados por ellos; estáis en el universo viviente del Padre Jehova; que a exsistido siempre; y no habrá otro; y todos cuantos podéis imaginar, están dentro del universo viviente; y todo cuanto podéis imaginar, exsiste en él; los querubínes son líneas magnéticas que siempre cohesionan las galaxias; dirigen a las moléculas de los elementos; ordenan lo que se desordena; la molécula tiene en los querubínes, al Creador mismo; ¿no se os enseñó que Dios está en todas partes? estoy de preferencia en lo más microscópico; en lo que es invisible para vosotros y os veo igual; el Padre está y a la vez no está; y todo no está tiene su está; quiere decir que una dimensión contiene otras infinitas; que van de mayor a menor; de puntito a una base; y esto en grado infinito; la base es vuestro presente; y hacia donde se diriga vuestra mente, encuentra puntitos; que es donde termina el infinito de vuestro presente; toda mente que está en filosofía de prueba, es limitada por la misma prueba; toda individualidad es un límite viviente; el Padre está donde nadie está; y estando en la nada, se materializa en la nada; y la nada deja de ser nada; porque contiene al Padre en forma de nada; y no exsiste nada sin nada; nada materializada; os falta un término que indique algo menos que la nada; y ese algo es el olvido; que incluye a la nada; olvido y nada son una misma cosa; están ambos compuestos de querubínes; hacia donde se diriga vuestra mente, están allí los querubínes; hasta en la composición física de vuestras ideas están; están arriba y abajo; he aquí la causa de las causas; porque fuera de los querubínes, nada exsiste; nada que pueda entender vuestro entendimiento; las tinieblas del no entendimiento, es una exsistencia pasando a la otra; estar fuera de un cuerpo de carne, después de la muerte, es estar en una tiniebla; que es proporcional al número de querubínes que se conquistó en la vida; vuestra lucha era y es, entre la luz y las tinieblas; entre el bién y el mal; el bién y el mal, también son querubínes; y son ellos los que se os disputan en vuestro magnetismo espíritual; he aquí, la causa de toda agonía en las puertas de la muerte.-



Sí hijito así es; este dibujo celeste tiene la forma de la television solar; desde el Reino de los Cielos gigantescas pantallas de television de fuego, observan las moléculas de los mundos; y sus criaturas; como lo ves a diario y a cada instante, son de colores vivientes; se asemejan a pantallas de cine; y tienen poder expansivo y eterno; en una de estas pantallas de television solar, fué observado el principio de la Tierra; uno de los infinitos principios de planetas; porque el universo es infinito y nadie es exclusivo; nadie es único; cuando observáis el universo, véis que hay otros; otros astros; y la grandeza de la creación os empequeñece más; es una prueba silenciosa de la exsistencia de otros mundos; vosotros la pedísteis y se os concedió; la pedísteis como alabanza a la fé de vuestro espíritu; por lo tanto todo aquél que habiendo visto la exsistencia de otros astros y no creyó que muchas moradas planetarias tiene el Padre, no entra al Reino de los Cielos; puesto que los negó; los cielos están en todas partes; en cualquier punto del universo; y vosotros mismos, sóis un pedazo de cielo; porque cada uno se hace su cielo; en el dibujo celeste se vé como obran los querubínes en la materia; ellos viajan en platillos voladores de microscópicas dimensiones; se introducen en criaturas y moléculas; y esto viene sucediendo desde el principio de vuestro mundo; ningún microscópico de vuestra ciencia, los podrá ver; porque están en otras dimensiones; el microscópio terrestre no sale de su dimension presente; aunque descubra moléculas trillones de veces pequeñas; todo presente tiene su mundo microscópico y sus límites; es la ciencia la que está limitada, y no el elemento; los mismos elementos que os rodean, darán trabajo a otras futuras ciencias; y la vuestra pasará a ser una ciencia primitiva; y volverá al polvo del olvido; con la llegada del Primogénito Solar Cristo al mundo, vuestra ciencia habrá llegado a su fín; porque escrito está que con su divina sabiduría, traerá una ciencia brillante como un sol; una sabiduría que asombrará al mundo; porque nunca jamás, se vió ni se verá cosa igual en la Tierra; de su sabiduría nacera la ciencia Omega; la ciencia que quedará en la Tierra; vuestra ciencia no queda porque es violación viviente; para nada vuestra ciencia materialista alfa, tomó en cuenta al Creador de la vida; vuestra ciencia es demoníaca; porque es ciencia de muerte y destrucción; ¿puede un terrenal decir lo contrario? ciertamente que ningún creador de ciencia de muerte, entrará al Reino de los Cielos; el Creador os dá vida e inteligencia, para perfeccionar lo que vosotros mismos prometísteis en el Reino de los Cielos; nó para destruír su propia obra; sólo satanás se destruye así mismo; la ciencia sin humildad, es ciencia muerta; porque no entra en la gloria del Padre; ningún sabio de vuestro mundo a entrado al Reino; ni ninguno entrará; y sólo ganarán en la medida que engrandecieron sus ciencias sirviendo al humilde; y nó a los demonios de la destrucción; quien mata a espada, muere a espada; quiere decir que quien se engrandece en filosofía de guerra y matanzas, sufre la misma ley en lejanos mundos; y debe pagar hasta el último poro de carne, que por su culpa, dejo de exsistir antes de tiempo; las ciencias son juzjadas como es juzjado vuestro espíritu; ciencia y espíritu poseen libre albedrío; y a ambas escucha el Padre; toda ciencia salida de toda inteligencia, es una alianza entre ella y vuestras virtudes; vuestro pensar es dividido según vuestro mal; y todo mal comienza cuando la criatura no cumple el mandato del Padre; no exsiste mal mayor; porque lo del Padre no tiene límite; se puede ser el sabio más sabio entre los sabios y si se a violado la ley del Padre por un tiempo de un segundo ó menos, no se entra al Reino de los Cielos; así es la perfección del Padre; que está en todo; una perfección que fué pedida por vosotros; pues prometísteis al Padre, cumplir en la vida con la más elevada moral, que vuestra mente pueda imaginar; esto es perfección en los mandamientos; pues no exsiste ni exsistirá mayor moral, que los mandamientos vivientes de Dios; todos los que están en la gloria de su Reino vivieron tal moral; no se conoce otra entre ellos; ninguna moral de vuestro materialismo se conoce en el Reino; porque se os dió la única; la del Padre; conocida arriba y abajo; todo el universo en sus mismas moléculas, sabe de la moral del Padre; el que vosotros no lo comprendáis, no les quita el derecho a poseer lo que vosotros poseéis; toda justicia mental parte reconociendo en otros, lo que se posee en sí mismo; esa es la psicología de los mandamientos; la materia nace con los mismos derecho conque nacéis vosotros; nadie es menos ante el Padre; ni la materia ni el espíritu; toda molécula es tan importante como cualquier espíritu; pues ambos partieron juntos a la vida; y retornan juntos al Padre; la perfección no tiene límites; porque no los acepta; no olvidéis que todo es viviente y todo opina en el Reino; esta Revelación es la Suprema para vosotros; porque en ella está el Juicio para todo ser pensante; para todo el que es de carne y es materia; porque todos os transformáis en espíritus en el Reino; conservando la forma que tuvísteis en un lejano planeta; la materia que os acompaña en la vida, no está con vosotros por estar; está porque así lo pidió en el Reino; y todos los que son, son porque lo pidieron; pedir es nacer a nueva exsistencia; tal como un pedir en la Tierra, marca un hecho en vuestro destino; se pide arriba y se pide abajo; la materia nace y se desarrolla por cualidades y calidades; los platillos voladores dan instrucciones a los querubínes; tal como mi hijo Primogénito, las dió a los vientos para que se calmaran; he aquí la causa de su poder espíritual sobre la materia; una Revelación que causará asombro y maravilla; porque será demostrado; nada es imposible para el que por una sencilla Doctrina, transformó a un mundo bárbaro; la ciencia terrestre ya cumplió su papel de prueba; todo tiene su tiempo; la mortalidad también; porque toda prueba tiene principio y tiene fín; las moléculas de vuestra materia, también reciben las nuevas del Padre; porque nadie es desheredado; la materia se transforma igual como os transformáis vosotros; envejece como vosotros; más, su causa es la causa del Padre; fuera de vuestro campo visual, exsiste en torno de la Tierra y dentro de ella, un ajetreo que empalidece el vuestro; los platillos voladores penetran en la Tierra, en una cantidad tal, como el número de arenas que contiene un desierto; y están infinitamente organizados; exsisten naves de tantos tipos y clases, como moléculas contiene el planeta; las que habéis visto, son naves que se introdujeron en vuestro presente; en vuestra dimensión; los que las han visto, es porque así lo pidieron en el Reino de los Cielos; pidieron pruebas materiales del cielo, para ser vistas en la Tierra; los que nada han visto, igual; no pidieron verlos; y se les concedió; porque exsiste libre albedrío arriba y libre albedrío abajo; lo de arriba es igual a lo de abajo; los platillos voladores que se dejan ver, lo hacen cumpliendo instrucciones de las escrituras; ellos llevan en sus naves, hermosos Pergaminos Sellados; que corresponden a los Siete Sellos de las escrituras; en verdad, ellos no necesitan este medio de instrucciones; porque son telepáticos y se comunican con cualquier punto del universo; lo hacen porque cumplen divinas pruebas; y es para ellos, un motivo de alegría y felicidad, desconocidos en vuestro mundo; he aquí la Revelación de los Sellos; y quiere decir que sólo un enviado del Padre, puede escribir los Rollos del Cordero de Dios; escribirlos tiene más mérito que abrirlos; es decir, que estudiarlos; porque se abre la mente al conocimiento; los sellos siendo de inspiración del Padre, tienen significados infinitos; porque nada en él tiene límite; todo conocimiento está sujeto a la Revelación; porque es mandato salido del divino libre albedrío del Padre; y en divina justicia, los Sellos representa la correspondencia del mundo; las cartas; que es la palabra figurada; toda carta es juzjada en el Reino de los Cielos; ¡y pobres de áquellos y aquéllas que violaron una correspondencia! más les valdría no haber nacido; porque violaron el libre albedrío del pensar de un hijo; ni el Creador de la vida, interrumpe las intimidades de sus hijos; ni los padres debieron haber violado tal ley; porque nadie pidió atropellar las intimidades a nadie; y de verdad os digo, que ningún padre ó madre, que violó correspondencia, entrará al Reino; la molécula y la virtud forman una unidad celestial; hay corte celestial en ambos; hay magnetismo que dirige; la corte celestial es la trinidad solar; compuesta de infinitos querubínes; que son los obreritos del universo; los primeros en el Reino de los Cielos; ¡alabados sean los que fueron y son obreros y obreras! porque de ellos es el Reino de los Cielos; todo despreciado lo es; todo sufrido lo es; y pobres de aquéllos, que despreciaron ser obreros; habiendo tenido la oportunidad de serlo; a la humildad despreciaron; y despreciaron su entrada al Reino de los Cielos; porque ningún engrandecido conocerá la gloria del Padre; sí hijito; sé que estás pensando en aquéllos que te despreciaron por ser un simple marinero; al enviado primero del Padre despreciaron; no sabían lo que por tu mente pasaba; porque el que desprecia el amor, así es despreciado en el Reino; sé que piensas en la piedra llamada sociedad; espíritus de la hipocrecía y la falsedad; más les valdría no haber nacido; porque ningún hipócrita ni ningún falso entrarán al Reino de los Cielos; toda sociedad que no ensalza al Padre, no es árbol del Padre; y de raíz será arrancado de la evolución humana; sí hijito; toda la llamada sociedad, es la misma falsedad viviente del pasado; espíritus que conservan sus tendencias e inclinaciones, al placer en reserva; son los mismos ricos de la antiguidad; los de las malditas cortes de reyes; los hambreadores de pueblos; espíritus derrochadores; cómodos; regalones consigo mismo; inmorales que se visten de señores respetables; verguenza de un mundo en prueba; la mayor lacra del materialismo corruptor; los corrompidos del oro; los servidores de la bestia; los inmorales vivientes de la inmoralidad del sistema de vida; ningún inmoral que vivió y practicó la llamada sociedad, entrará al Reino de los Cielos; hay principios que no son de la humildad; y el que no es de la humildad, no es de mi Reino; ciertamente que es harto difícil ser humilde en medio de demonios ambiciosos; que tienen al señor del oro, por norma de vida; porque la verdadera humildad no puede servir a dos señores; porque su todo sobre el todo se dividiría; ninguna virtud del pensar humano, aprueba dividirse; siendo vivientes como el espíritu, poseen libre albedrío; y el espíritu que sirvió a dos señores, se divide así mismo; incluso queda sólo; y no puede probar nuevas vidas, por eternidades; porque nadie desearía hacer alianzas con él; el principio de toda vida es por alianzas de virtudes con el espíritu; y las moléculas con la materia; he aquí el significado del arca de las alianzas; cuyo significado a sido un misterio para todo estudioso de mi palabra; porque toda criatura humana pidió en su prueba de vida, la dificultad intelectual de comprender la palabra del Padre; y se le concedió; quiso pasar la experiencia porque la desconocía; he aquí la única verdad por la que millones de criaturas, no entrarán al Reino; porque no tuvieron la paciencia necesaria para vencer la incomprensión espíritual; probados fueron; olvidaron la ley del Padre: Adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; por sobre toda incomprensión espíritual; por sobre sí mismo; he aquí una de las causas mayores, del llorar y crujir de dientes de la humanidad; porque basta leer unos segundos al Padre, y se tiene la oportunidad de entrar al Reino de los Cielos; no exsiste otro poder mayor, que el nombre del Padre; más, no exsiste premio sin mérito; sin esfuerzo; sin haber vencido una dificultad; sin haber tenido un sudor de frente; la ley que se os dá, también la cumple la materia; porque nadie es desheredado; la forma como la cumple se sabrá; más, sin fé no se puede comprender; porque la fé mueve montañas de moléculas; si mi hijo Primogénito Solar Cristo no hubiese tenido fé, no habría obrado en vuestra naturaleza; no habríais conocido sus prodigios; no habría podido mandar a los vientos ni a las aguas; compuestos por infinitas moléculas; he aquí la verdad de la parábola: La fé mueve montañas; las moléculas poseen sus leyes en otras dimensiones; los querubínes conversan con los tripulantes de los platillos voladores; y son juzjados y premiados según sus filosofías; en ellas se ven escenas como las que tenéis vosotros; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; lo que sentís vosotros, lo siente también la materia en sus leyes; igual como vosotros sentís lo vuestro en vuestras leyes; siempre a sido así; y he aquí la causa viviente de toda fábula ó fantasía; porque es realidad; probados fuísteis en lo que estaba fuera de vuestra comprensión; y de verdad os digo, que quien no creyó un cuento ó una fábula, es difícil que entre al Reino de los Cielos; porque allí se viven las fábulas; es el alfa y la omega de la filosofía alegre del Reino; toda historia conocida ó por conocerse, sale del Reino de los Cielos; porque lo de arriba enseña a lo de abajo; la vida misma cuando es modelo de vida, pasa a ser una fábula en mundos con menor jerarquía intelectual; los mundos poseen fábulas espírituales y materiales; y al entenderse la una con la otra, dan lugar a fábulas dentro de las fábulas; es decir que toda fábula es una revelación para los de conocimiento opuesto; así como vosotros os conmovís ante la Revelación, así también se conmueven las moléculas; he aquí una de las razones porque Adán y Eva, quedaron solos en el paraíso; su desobediencia fué expandida por los mismos elementos; una infinita variedad de telepatía, transmitió el error cometido por la jerarquía angelical humana; y todos los elementos conque conversaban por telepatía viviente, formaron acuerdo universal; porque libre albedrío tienen; un acuerdo que aún dura; el de ser indiferentes a los poderes mentales del género humano; y les fué concedida la gracia por el Padre Jehova; fué un momento de silencio para Adán y Eva, como no hubo otro; un silencio desconocido que encerraba, la mayor tragedia para un futuro mundo; la tragedia de las tragedias; porque era herencia planetaria; el desconcierto más grande reinó en el paraíso; porque el amor de los elementos, es desconocido para vosotros; ellos son angelicales; porque ayudan a otros a vivir, y no cobran nada; para ellos sólo cuenta el conocimiento y nada más; desconocen vuestras violaciones; aunque por fábulas y cuentos las saben; se horrorizan cuando oyen decir que os coméis unos a otros; porque ellos no tienen la diferencia de criaturas; todos son unos mismos; vosotros desprecíais a otras especies que también son de carne; salida del mismo Padre vuestro; las descuartizáis y las devoráis; sóis para los elementos vivientes, los demonios del planeta; porque no respetáis para otros, el mandamiento que dice: No matarás; y los elementos avisan a otros mundos y confínes del universo, que deben cuidarse de hacer alianzas futuras, con los demonios humanos; se cuidan no ser divididos por las violaciones del espíritu; es el instinto de conservación viviente del universo; porque nadie es desheredado; lo de arriba es igual a lo de abajo; toda molécula siente vuestro magnetismo; porque está unido a vuestra materia; y si no tiene ojos y sentidos como vosotros, es porque los tiene en otra forma; el Creador es infinito; no tiene un modelo de criatura; los tiene por infinitos; todo pedido hecho en el Reino de los Cielos, es desde ya, una geometría de vida; que sin expresar su forma, ésta está en el pedido; nada es imposible para el Creador de lo imposible; porque la posibilidad fué primero imposibilidad; fué imperfecta en su fé y se complementó; pidió de nuevo vida posible y fué más real.-

ALFA Y OMEGA