DIVINO ORÍGEN DEL PENSAR HUMANO; CADA ACTO REALIZADO ESTÁ EN EL MISMO CUERPO; LA TELEVISION HECHA DESTINO; EN CADA UNO ESTÁ SU PROPIO CIELO; 318 LÍNEAS.-

Sí hijito; en el cuerpo humano están todos los acontecimientos que a ejecutado la criatura; porque cada uno se hace su propio cielo; cada acto instante por instante, quedan grabados alrededor del cuerpo; lo mismo que en los soles; en las lumbreras solares todo queda escrito en sus coronas solares; y exsisten en ellos, las casas de escritura; lo de arriba es igual a lo de abajo; las casas son de fuego viviente; y se materializan en presencia de todos los espíritus que parten del cielo; partir del Reino, es nacer en nuevas vidas en lejanos planetas; allí el ajetreo es colosal; es tan colosal, que vosotros sóis desconocidos; todo se confunde en un ir y venir; este ajetreo es algo parecido a lo que ocurre en una estación de ferrocarril; unos llegan y otros parten; y se ven infinitas geometrías vivientes; y entre la multitud, está vuestra microscópica espiral; porque cada criatura llega, tal como salió; nada se trae de los planetas; a donde fué a perfeccionarse en el destino que pidió; ninguna propiedad se conoce en el Reino; no exsiste propiedad privada; porque el universo es de todos; y todo aquél ó aquella que defendió lo privado, no entrarán al Reino de los Cielos; ciertamente que necesitáis defender lo que os a costado; siempre que sea con el trabajo y no explotando ni comerciando; porque ningún explotador ni ningún comerciante, entrarán al Reino; sólo tiene derecho a defender lo suyo, el honrado y el humilde; porque cumplieron la ley de Dios y no leyes de hombres; la propiedad privada no debió exsistir jamás en el mundo; porque mis mandamientos no mandan, hacerse ricos; nadie nace con propiedad privada; es la ley de los hombres, la que no le dá otra alternativa; y todo tentador de la ciencia del bién, no entra tampoco al Reino; el llamado capitalismo os ilusionó por un instante; y basta un instante de violación en vuestras exsistencias, y no se entra al Reino de los Cielos; porque en el Reino pedísteis, cumplir con la más elevada moral; una moral propia de ángeles; una moral que desconocía la explotación, la ambición, la ilusión, y toda forma de esclavitud para el espíritu; vuestro sistema de vida, es el causante de la mayor tragedia de un espíritu; pues el no poder entrar al Reino, es la tragedia de las tragedias; y vosotros que servísteis al señor del oro, no podréis entrar; porque no se puede servir a dos señores.-



Sí hijito; las ideas fluyen por la mente y se expanden por el cuerpo; es la misma electricidad de vuestro cuerpo el que hace que las ideas penetren por todos los poros de carne; y no sólo las ideas; sino que las escenas y todo espectáculo que vuestros ojos vieron; y todo en los mismos colores que se experimentaron; los colores en realidad no exsistirían, si no fuera por la electricidad de vuestro cuerpo; todo color es una vibración del espectro solar; y todo color en toda idea, es una reencarnación instantánea que parece ser permanente; y todos los cambios de colores hechos por los hombres, igual; al principio de vuestro planeta, todo era fuego; y los colores del fuego estaban expandiéndose en las mismas moléculas salidas del fuego mismo; el descenso de temperatura, provocó el nacimiento de otros elementos; que tenían ya color reencarnado; no olvidéis que todo es viviente; los colores tienen vida y vuestro espíritu también; el encuentro de vuestro espíritu con los colores que os a tocado ver, no es una coincidencia; este encuentro fué pedido por vosotros y se os concedió; y quedó escrito en los libros solares; los divinos libros que cuentan las historias ocurridas en la eternidad; de los libros solares se sacó la geometría del arca de las alianzas; que representa a la vez, los contornos de un libro; y esto significa que la Revelación del Cordero, se extenderá por el libro sobre toda la faz de la Tierra; y no sólo por este medio de ilustración, sino, que por todos los que exsisten; porque el Creador de toda revelación, está en todas partes; la ciencia celeste del Cordero de Dios, será traducida a todos los idiomas de la Tierra; porque la palabra del Padre es Universal; cada idea es un cuadrado con tendencia a geometrizarse; y su escencia es fluídica; expandible y con libre albedrío propio; vaga en torno de vosotros; y vá y viene al vaivén del magnetismo de vuestra atmósfera; si vosotros tenéis las ondas de radio, vuestras ideas también la tienen; lo de arriba es igual a lo de abajo; cada idea vuestra deja a su paso, un surco ó línea; y a medida que la idea más se aleja de la Tierra, su cuadrado se torna círculo; es como un caracol; los platillos voladores son las naves que recogen vuestras ideas; la cosecha se denomina en el Reino de los Cielos, como la semilla galáctica; y en muchos mundos, los conocen por el nombre de Jardineros del espacio; en los mundos más evolucionados que el vuestro, sus criaturas ven y hasta conversan con los tripulantes, de las naves plateadas; la misión de los platillos voladores, es misión de trabajo; ellos no van a los mundos, por exhibirse; y todos los que los habéis vistos, es porque así lo pedísteis en el Reino y se os concedió; los que no los han visto, es porque no lo pidieron; ellos recorren el espacio exterior de los planetas, recogiendo las ideas físicas de sus criaturas; y las seleccionan; porque de cada microscópica idea vuestra, nacerá en la eternidad un colosal mundo; porque cada uno se hace su propio cielo; todo mundo está rodeado de un cielo; y como exsisten ideas buenas y malas, de vosotros mismos nacen los futuros paraísos ó infiernos; porque la herencia de vuestro pensar, contenida en la idea, madura y materializa planetas; escrito fué que vosotros sóis la sal de la vida; y el que cree en su sal, tiene vida eterna; el que no creyó, se aisla; porque a negado su propia herencia; la sal de la vida es el conocimiento aprendido por vosotros en la vida; todo esfuerzo salido de vosotros, es la sal de la vida; es por eso que fué escrito: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque sin sacrificio espíritual, no hay mérito; no hay sal de vida; la sal de la vida es de los humildes; toda comodidad, no es sal de vida; porque no es mérito intelectual; toda comodidad queda en la Tierra y no entra en el cielo; la comodidad de vuestro mundo, es comodidad inmoral; porque unos no tienen que comer, y otros no saben lo que tienen; porque la abundancia a sobrepasado todo cálculo; ninguno de vosotros que vivió en abundancia, mientras otros carecían de lo elemental, entrará al Reino de los Cielos; porque la desigualdad como sistema de vida, se desconoce en el Reino; vuestras ideas poseen cualidad y calidad según vuestro pensar; la cualidad es vuestra filosofía; vuestro modo de pensar; la calidad es la jerarquía espíritual contenida en vuestras ideas al nacer a la vida de la Tierra, traíais ya una jerarquía anterior; porque sóis producto de un conocimiento anterior; porque todo espíritu nace de nuevo; y muchas exsistencias a tenido; de vuestra sal de vida sale el futuro cuerpo de carne; y también las cualidades y calidad de vuestro espíritu; a cada nacer de nuevo, cambíais vuestra individualidad; porque de todo hay en el rebaño del Padre; vuestra mente genera 318 líneas magnéticas-mentales; y dentro de ese número está toda la gama de vuestras ideas; esto no significa límite a la idea; significa que toda idea hereda su número de líneas; cada línea le une a cada virtud que posee el pensar; cuando se piensa, en vuestra mente ocurren hechos abismantes; las virtudes de vuestro espíritu, se aglomeran como lo haría una muchedumbre; no son 318 porque en sus cualidades y calidades son infinitas; el 318 las identifica; más, la mente es infinita; antes que expreséis una idea, hay un suspenso; un silencio; una pausa; ó si queréis un vacío; esta pausa es un silencio en los cielos; porque cada idea cumplida y materializada en la Tierra, se vá escribiendo en el mismo instante de generarla, en el Reino de los Cielos; en ningún instante de vuestras exsistencias, estáis solos; exsiste alrededor de vosotros, toda una red de comunicaciones que llega hasta los mismos soles alfa y omega; vosotros nada de esto véis; porque así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; en virtud de que quisísteis ser probados en la vida humana; y por lo mismo, pedísteis un olvido momentáneo de vuestro pasado; antes de venir a la Tierra, no la conocíais; igual causa exsiste para todo planeta del universo; en un instante dado no se conoce; y en otro instante se conoce; el instante es en el Reino, una vida humana; y los instantes, los siglos de vida que lleva vuestro mundo; y vuestro planeta tiene tantos siglos, como moléculas tiene; la Tierra vuestra está entrando a su vejez; y a recorrido tres cuartas partes, del total de su exsistencia; la cuarta restante es el mundo nuevo; es el principio del milenio de paz; que se inicia con la Revelación del Cordero de Dios; una vez más, la palabra viviente del Padre Jehova, se manifiesta en Doctrina Viviente; tal como ocurrió en el pasado; primero os envié la ley Mosáica y segundo la Doctrina Cristiana; y la tercera y última, la Doctrina del Cordero de Dios; han exsistido otras doctrinas, salidas de ciertos padres solares; de microscópica jerarquía; que en nada hacen variar la voluntad del Padre; su libre albedrío expresado en las escrituras; porque tiene libre albedrío el Padre y tienen los hijos; lo de arriba es igual a lo de abajo; debéis distinguir lo que es del Padre, y lo que es de los hijos; que por el fruto se conoce el árbol; quiere decir que por el contenido intelectual, se conoce una doctrina; cuando el libre albedrío del Padre se expresa, su divina palabra transforma los mundos; transforma sus propias costumbres; marca épocas que duran siglos; y muchas veces abarca la total exsistencia de un planeta; siempre triunfa el Padre en los destinos de los mundos; y dá oportunidad a sus hijos de probar filosofías; porque a todo le llega su tiempo; todo pensar cumple su anhelo que pidió en el Reino de los Cielos; cada pedido vuestro constituye una idea a probarse en el lugar pedido; en el mundo elegido; si a vosotros os tocó la Tierra, es porque así os convenía; todo destino que sale del Reino de los Cielos, es todo un plan divino; es como si vuestro espíritu fuera una perla; en que se busca hermosearla más; perfeccionarla más; y su perfección no tiene límite; vuestro espíritu es como un sol en miniatura; de muchos y variados colores; y cada color representa una virtud; a este brillo se le llama la sal de la vida; porque de su geometría libre se saca el futuro cuerpo de carne y el cuerpo espíritual; y todos estos colores fluídicos que tenéis alrededor del cuerpo, son los mismos en su orígen, que tienen los platillos voladores; lo de arriba es igual a lo de abajo; la diferencia está en que los fluídos de las naves plateadas, han variado y evolucionado más; su cualidad y calidad es otra; porque han nacido mayor número de veces; han tenido mayor número de reencarnaciones; mayores e infinitos son los colores de sus sales de vida; son más antiguos que vosotros; y tienen más poderes mentales; actúan en dimensiones que vosotros, aún no alcanzáis; estas criaturas nacieron en otros tiempos dentro de los tiempos de los soles; cuando el universo actual no estaba; y desde que nacieron, han pasado tantos universos, como granos de arena contiene un desierto; en sus infinitos viajes por el cosmos, han visto nacer, desarrollarse y la agonía de los mundos; planetas como el vuestro, se cuentan por infinitos; ellos, no vienen a vuestro mundo por novedad; porque saben infinitamente más que vosotros, lo que es el universo; muchos de vosotros, habéis caído en este error; la causa de ello, es que muchos se creen exclusivos; únicos; ignoran por propia voluntad, que muchas moradas tiene el Padre; y que es infinito; ningún exclusivo entrará al Reino de los Cielos; porque tal filosofía egoísta no se conoce en el Reino; y no entrará al Reino, ninguna criatura que haya reducido aunque sea en lo más microscópico de su pensar, el poder infinito del Padre; en toda reducción está el Padre; y en todo lo que piense la criatura está el Padre; por lo tanto el Padre reclama lo suyo; y lo del Padre es todo lo creado; es la imaginación misma; y toda imaginación que le niege no entra al Reino; todas las ideas que generásteis en la Tierra, os esperan en el cielo; porque han viajado primero; ellas siendo microscópicas, son primeras en el Reino; porque todo humilde lo es; este encuentro entre el espíritu y sus ideas, es un espectáculo único; a veces el encuentro es doloroso; las menos, de felicidad; en este encuentro se vé la realidad; una realidad viviente que no sale de la moral de los mandamientos; nada se le exige de más a la criatura; sólo los actos e intenciones que tuvo en la vida; con la vara que midió es medido; hay justicia para toda intención; sea del mundo que sea; en todos está una forma de justicia; porque los actos realizados en una criatura, no son los mismos en otra; la justicia divina jusja idea por idea; intención por intención; propósito por propósito; virtud por virtud; ojo por ojo; diente por diente; poro por poro; célula por célula; pelito por pelito; molécula por molécula, de todo el excremento que tuvísteis en la vida; porque en todo está Dios; toda actitud con respecto a lo que llamásteis despreciable, es pesado y juzjado; los excrementos os fueron dados para prolongar la vida; sin ellos, todo cuerpo de carne, estallaría en gases desagradables; os pudriríais en vida; la filosofía del excremento es ejemplacidora; sabiendo del desprecio a que se iba a exponer, ante la burla de millones y millones de mentes, decidió probar su filosofía en toda carne; no olvidéis que todo es viviente y pensante; y todo es alianza de filosofías; cada una de las 318 virtudes, es una de las filosofías; que pidieron nacer juntas en un todo sobre el todo; el todo sobre el todo es un pensar; el mismo que tenéis cada uno; exsisten por lo tanto, infinitos todo; porque lo que piensa uno, no lo piensa el otro; tenéis la cualidad y la calidad en grado infinito; y como cada uno se hace su propia justicia, cada uno tiene su propia vara; y su propia cualidad y calidad en la vara; la cualidad y la calidad, la tenéis en la materia y el espíritu; porque nadie es desheredado; nadie pidió ser menos en lo que a derechos se refiere; la materia y el espíritu, son una misma cosa; salidos de una misma causa; de una misma ley; de un mismo punto de orígen; de un mismo Creador; y manifestadas en infinitos libres albedríos; que incluyen la forma geométrica, el color, el peso y la filosofía; son los elementos de la naturaleza; y son características que vosotros mismos pedísteis en la alianza viviente; conocida en el Reino, como el Arca de las Alianzas; las materializaciones llevadas a cabo en los mundos del universo, son infinitas; el Arca de las Alianzas, es conocido en los mundos de la carne; y su interpretación, también es infinita; las cualidades y calidades en las interpretaciones, son como el número de los granos de arenas que contiene un desierto; vuestras ideas siendo la causa misma de la eternidad, viajan a velocidades inauditas; y se ven como microscópicos soles; de los más variados colores; este viaje está lleno de zozobras; es por eso que los platillos voladores, las protegen; las guían; las orientan; este divino trabajo será conocido por primera vez, en la historia de esta humanidad; escrito estaba que un Primogénito telepático tendría tal misión; las naves plateadas serán explicadas en 300 planos; más, eso no es el límite; es el principio; y la traducción de las sagradas escrituras, serán 6000 rollos de cartulina; cada Rollo representa una parábola de las escrituras; la escritura telepática no tiene fin; porque el universo no lo tiene; la palabra viviente de Dios tampoco; de su palabra viviente a salido cuanto exsiste y exsistirá; su palabra viviente puso en movimiento a colosales soles; fué una divina orden amorosa y telepática; el divino llamado a crear por toda eternidad; porque lo que es del Padre, no tiene ni tendrá límite; y dentro de esta divina ley nacen y mueren los mundos; en un proceso llamado universo expansivo pensante; el alfa y la omega hecha causa viviente; y todo cuanto vuestros ojos ven y verán, nació de un microscópico puntito; tan microscópico, como vuestra mente pueda imaginar; los mundos, los soles, las galaxias, los cosmos y los universos; todo cuanto vuestra mente pueda imaginar, salió de un puntito; que siendo chiquitito y humilde, fué grande en el Reino de los Cielos; quiere decir que todos los mundos del universo, fueron puntito-chispa; y todos los punitos principio de planetas, salió de otro; el uno multiplicado al ininfinito; el fuego del Padre, irradia puntitos llamados soles; lumbreras solares; que estando en un instante expansivo provocado por el Padre, crecen y se desarrollan por siempre jamás; el universo expansivo pensante es obra del Padre y de sus hijos; porque el Padre comparte su gloria con sus hijos; les dá oportunidad, a crear eternidades; es por eso que cada uno piensa; si no pensaran, no tendrían herencia; no tendrían su cielo; no crearían futuros mundos; porque no generarían ideas; en el universo expansivo pensante, todo piensa en sus leyes; materia y espíritu tienen los mismos derechos; decir lo contrario, es crearse en sí mismo, un falso concepto de la justicia del Padre; el espíritu poco evolucionado se contradice; habla de leyes de las que nunca se a preocupado; y no titubea en lanzar la primera piedra de crítica; todo crítico de esta humanidad, no entrará al Reino de los Cielos; porque antes de criticar, tuvo que aprenderse de memoria, las escrituras; como le fué mandado a toda criatura por sobre todas las cosas; las cosas del mundo son pasajeras; y las del Padre eternas; toda crítica humana pasa; porque su autor retorna al Padre; retorna a lo eterno; y su crítica es pesada y juzjada; todo crítico humano, siempre pierde delante del Padre; porque lleva la ingratitud hacia el Creador, dentro; ningún crítico entrará al Reino de los Cielos, si no estudió como se mandó, los mandatos del Padre; sólo la palabra del Padre hecha Revelación queda; las demás pasan; porque fueron probadas en un tiempo que llega a su término; todo el conocimiento del hombre llega a su fín; es el fín de los tiempos; porque hasta el más microscópico acto salido de vosotros, pidió su tiempo; y el fín de tiempo; y se os concedió; todo tiempo hecho acto, es reemplazado por otro; es la sucesión eterna de los instantes; en todo instante, sóis observados desde el Reino; tal como os observan, los tripulantes solares de los platillos voladores; lo de arriba es igual a lo de abajo; porque toda nave solar, salió del Reino de los Cielos; vuestras ideas atraviesan muchos soles; y sucede que muchas ideas vuestras, son retenidas por la trinidad solar; y las magnetizan; he aquí la causa de los seres misteriosos; de aquéllos que hacen historia; y los más misteriosos son aquéllos enviados, a revelar algo al mundo; la magnetización es una reencarnación de virtudes; que son desconocidas en el mundo en que se está; y de ahí el misterio que emana un espíritu de esta categoría; su cualidad y calidad, le hacen obrar en forma que no es de la psicología humana; muchos de vosotros os burláis de estos seres; y al mismo tiempo os hacéis llamar cristianos; ¡falsos de la moral! ninguno que se haya burlado de sus semejantes, entrará al Reino de los Cielos; la burla es desconocida en el Reino; sólo se conoce la alegría y la humildad; nadie pidió burlarse de nadie; porque sabían antes de salir del Reino, que ningún burlesco entraría; no hagas a otro, lo que a tí no te gustaría que te hiciesen; escucharon de la corte solar; a la salida de las casas del Reino; fué un último despido que recibieron los espíritus humanos, antes de entrar, a un cordón solar de una madre terrenal.-

ALFA Y OMEGA