DIVINO ORÍGEN DEL ÁNGULO RECTO DE 90°; PRIMERA GEOMETRÍA DEL ESPÍRITU HUMANO; ALFA Y OMEGA SOLES DE LA CREACIÓN HUMANA; LA GALAXIA TRINO.-

Si hijito; el ángulo recto de 90º es el primer ángulo del conocimiento; cuando la chispita de fuego de la que es la Tierra, salió del sol Alfa, lo hizo después de recorrer un camino que tenía la forma de este ángulo; en el interior de los soles, tal como tú lo ves, las chispitas de los que serán futuros planetas, hacen recorridos geométricos en virtud de sus libres albedríos; y estos recorridos geométricos, son infinitos; su número es como los granos de arenas que contiene un desierto; y como lo ves, aún los soles Alfa y Omega, siguen creando; siguen lanzando chispitas solares; siguen poblando el universo de futuros planetas de la carne; y lo harán por toda eternidad; en el Reino de los Cielos, está el tiempo celeste; en que un segundo de tiempo celeste, corresponde a un siglo terrestre; por lo tanto vuestra Tierra, representa un instante en el macrocosmo; el ángulo recto de 90º, nació a la vez de un puntito; el lugar microscópico donde surgió la chispita; un lugar de parto celestial, en la madre solar; en todo sol ocurren hechos, como los que ocurren en la Tierra; porque lo de arriba es igual a lo de abajo; y es así, que muchedumbres de criaturas solares, celebran como en un inmenso carnaval, el nacimiento de cada mundo; estas criaturas son los divinos querubínes; padres y madres solares; que entrando en microscópicas dimensiones, penetran en lo colosal; así es la trinidad en la trinidad; así es el todo sobre el todo; el comunismo viviente está en vuestro punto de orígen; y está en espíritus y moléculas; y lo estará por siempre jamás; esta revelación significa que el egoísmo humano es pasajero; es una filosofía probada en un instante en la eternidad humana; es por eso que fué escrito: la Tierra pasará; más, mis palabras no pasarán; quiere decir la Tierra y su materialismo explotador; no corresponde a la destrucción del planeta; porque el Padre no destruye su obra; el ángulo recto de 90º es una trinidad geométrica; porque nadie es desheredado; la trinidad solar del Padre Jehova, está en todas partes; está en la materia y el espíritu; todos los espíritus del materialismo explotador, son trinidades de las tinieblas; porque de todo hay en el rebaño del Señor; los pedidos de vida que se hacen en el Reino de los Cielos, son infinitos; hasta los venidos de mundos de tinieblas, son favorecidos; porque nada es imposible para el Creador de la luz y las tinieblas; lo último, porque el Padre lo permite; las tinieblas corresponden a experiencias que experimentaron los espíritus en sus pedidos de pruebas; toda prueba es todo un infinito universal; porque el universo viviente del Padre, no tiene límite; exsiste el universo de los errores; y eso es tiniebla; hay infinitas clases de tinieblas; como infinitas clases de luz ó infinitas clases de virtudes; basta pensarlo y exsiste; el ángulo recto de 90º, es una ley de toda creación; vosotros y vuestros microbios, poseen su herencia; y todos los elementos de la naturaleza; nada exsiste sin que no haya sido punto, ángulo y círculo; he aquí la divina Trinidad en triceptación infinita; trinidad significa trabajo en la espíritualidad; y triceptar un ángulo recto de 90º en la trinidad, no tiene fín; he aquí la suprema revelación que estremecerá al mundo; toda la Ciencia del Cordero de Dios, nace de la eterna triceptación de este ángulo; que aún sigue creando nuevos mundos y nuevas ciencias; variando la cualidad y la calidad, de infinitos ángulos; lo que dá por resultado infinitas ciencias en infinitos y diferentes pensares; al nacer de nuevo, cada espíritu varía su ángulo recto de 90º; porque su sal de vida ó conocimiento adquirido, a variado; la sucesión eterna de exsistencias, trae consigo sucesión eterna de ángulos; y cada espíritu vá ganándose su propia jerarquía espíritual; la jerarquía espíritual representa el poder creador de cada uno en el universo, todo poder es herencia del Padre; y todo hijo aspira a una clase de poder; y exsiste una variedad infinita de poderes; cualidad y calidad; hubo un poder en la Tierra, que fué arrancado por el Padre Jehova; un poder de una cualidad y calidad, que correspondía a otra galaxia; este poder fué conocido por el mundo, como la era faraónica; que fué y es aún, el mismo satanás de la Tierra; porque estos demonios, crearon la adoración a la materia; empezando por el oro; de esta estirpe de las tinieblas, nació el capitalismo; cuyos espíritus datan de esta época; porque todo espíritu nace de nuevo; pide nueva exsistencia; y muchas veces lleva su inclinación espíritual, a otras épocas de la Tierra; la herencia se transmite.-



sí hijito; este dibujo celeste enseña infinitas leyes de como nació la Tierra en los lejanos soles Alfa y Omega; estos soles pertenecen a la galaxia Trino; una galaxia casi desconocida entre las infinitas que exsisten en el infinito; cuyo número es como el número de granos de arena que contiene un desierto; la galaxia trino exsiste de infinitas eternidades de antes que la Tierra; el número de planetas de esta galaxia microscópica, es igualmente como el número de granos de arenas que contiene un desierto; y aún las galaxias sigen expandiéndose; es la herencia que todos poseen; cada criatura al generar ideas en cada instante de su exsistencia, lo que hace es perpetuar su propia galaxia; su propia naturaleza; porque cada uno se hace su propio cielo; las galaxias tienen por lo tanto su principio en sus propias criaturas; es por eso que os fué enseñado: vosotros sóis la sal de la vida; porque de vuestro conocimiento, sale la expansión de la misma galaxia; la expansión sale de sí mismo; en vosotros mismos, está la eternidad; vuestra galaxia Trino, fue creada de tres líneas magnéticas solares; y de esta verdad nace la palabra Trinidad; que significa el magnetismo de trino en la espíritualidad; Trino representa la causa de una causa solar; fué un hecho ocurrido en el macrocosmo, lo que dió orígen a la galaxia Trino; a la cual pertenece vuestro mundo; Trino es una galaxia de la carne; una de las infinitas vidas, que exsisten en el universo; la carne es una filosofía viviente con una variedad infinita; es toda una sensación, con infinitas sensaciones menores; la sensación mayor está en los soles Alfa y Omega; y las menores en infinitos planetas tierras; lo de arriba es igual a lo de abajo; porque lo de arriba fué como fué lo de abajo; todo grande fué chico; los soles Alfa y Omega, siguen aún creando mundos; todo vuestro sistema solar salió de Alfa y Omega; y todo cuanto vuestros instrumentos telescópicos pueden ver; y no ven nada; jamás llegaréis a ver, el límite de vuestra galaxia; porque en un lapso corto, tenéis que nacer de nuevo; volver a otra exsistencia; y vuestro libre albedrío lleva a vuestro destino espíritual, a otros mundos; a otras moradas; porque muchas moradas planetarias tiene el Padre; y aunque nazcáis en la Tierra infinitas veces, no lograréis jamás ver el límite de vuestra galaxia; porque el universo expansivo del Padre Jehova, avanza en todos los instantes; en todos los tiempos de los mundos; tanto arriba como abajo; toda la galaxia Trino tiene la herencia del ángulo recto de 90º; y así será por toda la eternidad; y dentro del ángulo mismo, posee herencia galáctica; porque la cualidad y la calidad del pensar, es infinita; igual como es de infinita vuestra individualidad; y cada individuo por separado, crea universos que saliendo de su propia idea, poseen sus criaturas, las características del mismo individuo; y esta ley se cumple en toda la naturaleza; todo cuanto produce la naturaleza, salió del pensar de los soles Alfa y Omega; las características que poseéis en vuestros espíritus y físicos, son un principio microscópico geométrico-solar; estáis recién en las tres primeras líneas de las infinitas que posee la trinidad solar; os estáis recién reconociendo; sóis una herencia venida de arriba; y vuestro fruto estando abajo, es microscópico; sóis aún de los planetas-polvos; y váis creciendo en conocimiento; para llegar a ser un grande sol en el reino, deberéis volver a nacer de nuevo; tal como lo venís haciendo desde vuestra creación; y muchos de vosotros negáis esta ley; la misma que os dió la oportunidad para llegar a ser criaturas humanas; nada debe negarse en el Padre; porque es infinito; quien niegue lo que es del Padre, aunque sea una negación microscópica, no entra al Reino de los Cielos; los renegados en sus propias leyes, son desconocidos en el reino; la galaxia Trino es una galaxia, en que infinitos de sus mundos, han entrado en contacto; y son mundos más antiguos que la Tierra; porque de todo hay en el rebaño galáctico del Padre; y la cualidad y calidad de la filosofía de esos mundos, es también infinita; y los hay, que en tiempos remotos, fueron violadores a la ley del Padre; y fueron enjuiciados; otros, no violaron la ley; son los mundos-paraísos; vuestra Tierra está en la categoría de mundo en expiación y espera de un Juicio Final; la espera llega a su término; y esta doctrina es vuestro Juicio Final porque pedísteis en el Reino de los Cielos, Juicio Intelectual y juicio físico; el juicio físico incluye la resurrección de toda carne; y se os concedió; tal como a los espíritus del mundo antiguo, que pidieron juicio físico de aguas; y se les concedió el diluvio; otros pidieron juicio de fuego; como Sodoma y Gomorra; han habido en la Tierra, infinitos juicios; pedidos por los mismos espíritus; pedidos individuales y pedidos colectivos; y a todos se les concede; he aquí una ley que a sido un misterio para el entendimiento humano; una ley que fué pedida como suprema justicia y suprema prueba; las muertes por accidentes y las muertes por catástrofes naturales; todo juicio sea de la clase que sea, se hace en acuerdo; en alianza, con los elementos de la naturaleza; un acuerdo entre materia y espíritu; porque nadie es menos en el progreso; materia y espíritu, tienen los mismos derechos; cuando vuestros espíritus, que han estado encerrados momentáneamente en una galaxia de carne, inician el retorno, junto con ellos lo hacen infinitos querubínes de la matería; el concepto viviente que se tenía de la materia, vá en ellos; porque todo concepto que vivió el espíritu, es juzjado en el reino; y los conceptos materiales, se vuelven elementos; se vuelven materia; porque el Padre renueva todas las cosas; y muchas veces, anunciando primero con un Juicio, la futura violación; tal como ocurrió con esta humanidad; el Juicio que representa esta doctrina, os fué anunciado desde el principio del mundo; muchos siglos tienen las escrituras; y muchos años también; porque un juicio antiguo es un mismo juicio moderno; la palabra eterna del Padre no cambia; las criaturas cambian; porque sus libres albedríos son cambiantes; sólo hace unos instantes celestiales, que fué creada la Tierra; un segundo de tiempo celestial, corresponde a un siglo terrenal; la galaxia Trino es la misma que estáis acostumbrados a ver, en las noches estrelladas; de infinitos mundos, os observan; tal como observáis vosotros; lo de arriba es igual a lo de abajo; y lo mismo se dice en esos mundos; vuestra ciencia trata de llegar a otros mundos; de verdad os digo, que ninguno de vosotros llegará a planeta alguno; hasta que no se haya cumplido, la última letra de mis escrituras; nadie se manda solo en el universo; y si llegásteis a vuestro satélite luna, fué porque así lo pedísteis; y se os concedió; fué un pedido de la inteligencia viviente; para demostrar que con la inteligencia se llega lejos; más aún: de verdad os digo, que más os valdría, no haber viajado nunca a vuestro satélite; si en los instantes que lo hicísteis, había violación a mi ley; ¿no había hambre en vuestro mundo, cuando lo dejásteis? ciertamente que habían y aún hay, grandes calamidades; y de verdad os digo, que ninguno de los que llegaron a la luna, entrarán al Reino de los Cielos; ni ningún científico de la ciencia terrestre; así es y así será hasta la consumación de este mundo; la galaxia Trino, es una galaxia que salió de una chispita, de una antiguidad de tiempo, sencillamente aterrador; los actuales universos no estaban; y los que estuvieron tampoco; y los universos que no estuvieron, son en número, como el número de arenas que contiene un desierto; ninguna ciencia terrenal podrá contar a los demás, su propio pasado; porque ninguno de vosotros, pedísteis el recuerdo del pasado; como tampoco pedísteis el recuerdo de vuestras exsistencias; ni el recuerdo de como se hizo vuestro mundo; porque vuestra filosofía es una filosofía de prueba; que incluye olvido de vosotros mismos; y tampoco pedísteis saber el futuro; salvo microscópicos pedidos; que no influyen en los mandatos del Padre; y pobre de aquél, que teniendo poderes de clarividentes, o cualquier otro poder espíritual, lo haya comerciado; se haya ganado la vida con ello; porque ningún comerciante de lo espíritual, entrará en el Reino de los Cielos; todo se sabrá; porque junto con el Juicio Final, pedísteis el saber de como fueron hechas las cosas; y se os concedió, la Ciencia del Cordero; la misma que está en las escrituras; el Rollo y el Cordero; el Rollo se refiere a los planos celestes; y el Cordero, una filosofía solar salida del Padre; nadie más manso y humilde en la creación, que el Cordero de Dios, y nadie más justo y alegre, que la filosofía del Cordero; divino dicho en el macrocosmo llamado también Reino de los Cielos; este reino gobierna todos los reinos del universo; estos reinos son en número, como el número de arenas que contiene un desierto; cada idea vuestra, constituye un reino; que se expande en el espacio, por toda la eternidad; los reinos son los cielos; porque cada mundo está rodeado de un espacio llamado cielo; y los cielos no tienen límite; sólo el Padre conoce el límite; y conoce los nombres de todos los mundos; de los que estuvieron, están y estarán; la galaxia Trino tiene un magnetismo compuesto de tres líneas magnéticas por querubín; nuevo y desconocido concepto de la materia; no os extrañéis por esto; ¿no se os anunció la venida de un nuevo mundo? Nuevo Mundo significa nuevas leyes en lo material y lo espíritual; lo que se traduce en nueva moral; nuevos conceptos; lo que se creía que era así, cae; porque el límite de vuestras pruebas, es el mismo principio de la doctrina del Cordero de Dios; y es a la vez el principio de los principios; porque principian nuevos principios; la doctrina del Cordero de Dios, no tiene fín; porque el que la escribe es de una eternidad, de antes que vosotros; de todo hay en el rebaño del Señor; y por el fruto se conoce el árbol; por el contenido de una doctrina se sabe si procede ó nó de Dios; la Ciencia del Cordero unificará al mundo; porque escrito está, que este mundo jamás se unificará por las armas; porque el que mata a espada, muere a espada; porque al matar, se perpetúa el odio y se preparan nuevas matanzas; ¡pobre de aquéllos que se prepararon para matar a sus semejantes! ¡pobres de los que se unieron al metal y la metralla! ¡pobres de los que pertenecieron a las siniestras fuerzas armadas! porque son fuerzas de las tinieblas; ningún demonio uniformado de esta filosofía, entra al Reino de los Cielos; y ninguno de los que han partido, a entrado; de verdad os digo, que ya comienza en este mundo, el llorar y crujir de dientes; y ninguna criatura que tuvo malicia en la vida, entra en el reino del Padre; la maldad hasta en el más microscópico grado, es desconocida en el Reino de los Cielos; y porque vosotros espíritus humanos, pedísteis cumplir con la más elevada moral; una moral idéntica a la moral de los Mandamientos del Padre; y esta moral, debió ser cumplida en todos los instantes de vuestra vida; segundo por segundo; y ni un segundo ó menos, debió ser abandonada; el que cumplió con lo indicado, entra al Reino de los Cielos; y si no entráis, es que fué violado el mandato; violado en un segundo ó menos de tiempo; ésta rigurosidad, la pedísteis; y se os concedió; lo microscópico de la materia y el espíritu, también participan de la justicia del Padre; tienen los mismos derechos, que tiene lo colosal; lo de arriba es igual a lo de abajo; y en los pedidos celestiales participan todos; chicos y grandes tengan la forma que tengan; todos son iguales ante el Padre; por lo tanto, no os quejéis de lo que vendrá; se os dió un libre albedrío; y un control y responsabilidad sobre él; de vosotros mismos salió la intención del bién y la intención del mal; nadie os obligó; y si fuísteis inducidos, os corresponde una tercera parte de un todo; y las tres terceras partes, al demonio que os condujo al mal; esta ley se aplica por igual a toda violación en sí mismo; es decir que si se abusó del cuerpo por abusar, las moléculas vivientes de vuestro cuerpo, reclamarán tres tercios de un todo; y esto es molécula por molécula; porque una molécula posee un libre albedrío, diferente de la otra; y son trillones de ellos; las moléculas de vuestra carne también poseen sexo; y es por eso que todos tenéis cruzamientos en vuestro sentir sexual; más, os fué dado un sólo sexo; un sexo viviente; que también posee libre albedrío, tal como lo posee vuestro espíritu; ¡pobres de aquéllos, que exhibieron escandalosamente su sexo! más os valdría no haber pedido conocer la vida humana; porque estaríais en el Reino de los Cielos; ¡y pobres de aquéllos y aquéllas, que exhibieron sus cuerpos o partes de él, en fotografías, cine, revistas o television! porque maldecidos seréis por la generación; ¡ayy de vosotros demonios del escándalo si la inocencia de niño alguno, vió lo que se le prohibió, antes de salir del reino! cortados seréis de toda futura vida; engendros de la inmoralidad; última maldita legión de satanás; sí hijito; sé que piensas en estos demonios; sé que ves el espanto de estos malditos; en lejanos mundos hicieron igual; dejaron la inmoralidad en otras criaturas; porque todo imitador, no entra al reino; y veo que los imitadores, van en aumento; de verdad os digo, que toda humanidad escandalosa, no entra al Reino de los Cielos; porque el desnudo y la exhibisión no se conocen; de verdad os digo, que maldeciréis vuestras costumbres; y maldeciréis a vuestros padres; y los padres a sus padres; en medio de un llorar y crujir de dientes; porque toda costumbre, de alguien proviene; y si tuvísteis padre y madre, sobre ellos recae culpabilidad; ¡y pobres de los padres, que no enseñaron la primera de las lecturas a sus hijos! porque de ellos no es el reino; la primera de las lecturas, es la Sagrada Escritura; ¿no se os enseñó padres materialistas e ilusionados en lo efímero, que primero se complace al Padre por sobre todas las cosas? ¿por qué no enseñásteis a vuestra herencia, mi divina palabra? por vuestro egoísmo, vuestros hijos no entrarán al Reino de los Cielos; porque no se cumplió lo que ellos prometieron al Padre; los convertísteis en violadores de sus propias promesas; de verdad os digo, que toda costumbre que no enseñó el Padre, no entra al reino; porque es desconocida en los pedidos espírituales; todo pedido de vida está escrito en los Libros Solares; y vuestra vida es una escritura viviente; lo más mínimos detalles, están escritos; hasta el número de vuestras respiraciones; y el número de vuestros poros, células, cabellos etc.; nada queda al azar en la escritura viviente; porque todo se crea de la palabra viviente del Padre; desde el mismo instante en que el Padre dijo: hágase la luz y la luz fué hecha, los colosales soles del Universo Expansivo Pensante, empezaron a generar magnetismo; salido de sus fuegos solares; y en medio de multitudes vivientes de todas las formas geométricas que podéis imaginar, salió la chispita de la que es hoy la Tierra; la que aún conserva el fuego hereditario de la chispita; un microscópico fuego que fué madurando, como maduran vuestros frutos; en la madurez del fuego primitivo, surgió el agua y la Tierra; todos los elementos poseen jerarquía; y del mayor salen los menores; vuestro fuego, fué primero; segundo el agua y tercero la Tierra; para que comprendáis imaginad una soldadura en estado de ebullición; durante el estado líquido, ocurren muchas leyes; se mueven muchos gases; transportaos con la mente, a lo colosal; y de una microscópica soldadura en ebullición tenéis una lava ardiendo; un proceso es cortísimo; el otro inmenso; porque emplea todo en grado mayor; más, el mayor nació del menor; la chispita era del porte de la cabeza de un alfiler; más aún; venía de lo invisible hacia lo visible; más, no venía de la nada; porque vosotros nada seríais; el principio de la Tierra, fué fuego en transformación; y aún prosigue esa transformación; vosotros no os dáis cuenta de la actual transformación; pero os diré que un día transcurrido, no es igual al otro; aunque lo parezca; porque a cada instante varía en grado microscópico, la temperatura del fuego central de vuestro planeta; esta variación viene sucediéndose desde el principio del mundo; y es el principio en el principio de la lentísima vejez de la Tierra; una vejez de la que no os dáis cuenta; y desde el mismo instante en que empezó este lentísimo proceso, empezó la desviación del eje polar de la Tierra; una desviación que marcha paralela a la desviación espíritual de las criaturas; porque lo que sucede en el espíritu, repercute en la materia; cuando fué creado el mundo en el Reino de los Cielos, fué creado de materia y de espíritu; hubo entre ambos divinas alianzas; conocidas en el reino, como el Arca de las Alianzas; un arca que parte de una microscópica chispita; de un mundo-polvo; de un puntito perdido en las inmensidades del espacio; y conocido por criaturas colosales; que no tienen límites en sus formas; ni en sus cuerpos, filosofías y destinos; el Reino de los Cielos, vé a los mundos como el vuestro, como unos puntitos suspendidos en el infinito; porque nadie es más grande, sino el Padre; lo que se hace necesario amplificarlos; agrandarlos; tal como vosotros lo hacéis con los microbios; lo de arriba es igual a lo de abajo; y este divino proceso se efectúa en colosales televisiones solares; que no tienen límites; porque hay que atender a mundos y criaturas, que no tienen un límite fijo; y se encuentran a distancias siderales; con todo el universo, se tiene un colosal trabajo; tal como en vuestro mundo, hay que atender y cuidar, un hermoso valle; poniendo esto y quitando esto otro; mejorando la Tierra; perfeccionando sus plantas; igual ocurre con respecto a otros mundos; lo de arriba es igual a lo de abajo; cada escena que ocurre en vuestro mundo, ocurre en otros; porque vuestras ideas son herencias hechas planetas; es por eso que fué escrito: vosotros sóis la sal de la vida; y lo que vosotros tenéis, ya lo han tenido otros; porque la Tierra no es la primera ni será la última; porque de todo hay en el rebaño del Señor; y siendo el creador infinito, ese todo se traduce en infinitos mundos; la semilla de las ideas, es la herencia galáctica que perdura a todo; porque se acabará vuestro planeta Tierra, y vuestra semilla estará germinando en el espacio; dando lugar a microscópicos planetas; y junto a esta ley, están vuestras filosofías materialistas; conocimientos efímeros; porque ninguna ciencia materialista entrará al Reino de los Cielos; porque nacieron de un principio, que no tomó en cuenta al eterno; el materialismo es una filosofía que fué probada por vuestro Creador; y es por eso, que la doctrina del Cordero de Dios, la juzja; es un Juicio que los mismos espíritus materialistas pidieron en el reino; porque lo que sucedió arriba, fué un reto al Padre; un reto que no es de vuestra psicología; sino, una verdad viviente nacida en lo viviente y probada en una materia que teniendo movimiento en su todo, era inerte en su interior; los espíritus materialistas, se ilusionaron con lo pequeño que abarcaban sus ojos; ese fué el error de estos espíritus; creyeron saberlo todo y no saben nada.-

ALFA Y OMEGA