DIVINO ORIGEN DE LA DIVINA VARA; CAÍDA DEL MATERIALISMO; CAÍDA DE LA FALSA HISTORIA DE LA TIERRA; EL NÚMERO 318; NÚMERO DE TODA JUSTICIA EN EL GÉNERO HUMANO.-

Sí hijito; este dibujo celeste demuestra que la vara conque mides, es la misma conque serás medido; la Vara son los Diez Mandamientos; y no podía ser de otra manera; los divinos Mandamientos son salidos de la palabra viviente del divino Padre; de la misma divina fuente, de donde salieron y aún salen los universos; de donde salió la materia y el espíritu; y que aún siguen expandiéndose; todo planeta nace con su divina vara; nace con su futura Sagrada Escritura; nadie es desheredado; la vara del dibujo celeste está dividida en diez partes; cada parte corresponde a una parte del pensar humano; y se puede traducir así: Lo mío y lo que corresponde a los otros; lo mío debe ser igual, a lo de los otros; pues los divinos Mandamientos enseñan la igualdad; esta igualdad no se ha hecho en el mundo; pues todos los espíritus son probados en sus respectivas filosofías; toda prueba requiere de tiempo; y todo tiempo requiere otro tiempo; que es el tiempo en que son juzjados los que fueron probados; todo espíritu humano pidió lo que en la vida le tocó experimentar; todo es promesa; nada es juramento; el juramento es una filosofía demoníaca; se jura en los mundos donde hay desconfianza; donde exsiste la confianza, es desconocido el juramento; el juramento que se usa en la Tierra, es producto de una injusticia dentro de una justicia; la cual es también probada por la divina vara; la vara representa la medida justa que cada cual se ha hecho acreedor; según el uso que hizo de sus ideas; es espíritual; y repercute en lo material; la divina ecuación de la divina vara es la siguiente: divina vara, = a medida de los pensamientos humanos; = una proporción de cantidad, según conciencia; = una medida de diez números divididos por uno; = un divino libre albedrío ó centro medio; = cinco números en uno; = una justicia divina en el Padre; = mitad arriba y mitad abajo; = una nueva proporción de las cosas; quien traspase la mitad de la vara, traspasa al Padre; es decir viola la ley de la posesión, del centro medio que es el cinco hacia la izquierda, son los humildes del Señor; del centro medio que es cinco hacia la derecha, son los mundanos ambiciosos; son los que poseen más; sin haberles importado la moral viviente de mis divinos Mandamientos; escrito fué: Que se cuide la izquierda de lo que hace la derecha; quiere decir: Que se cuiden mis humildes, de la inmoralidad de los ricos; todo rico prefirió servir al señor del oro; y todo humilde al señor del trabajo; escrito fué: No se puede servir a dos señores; ó se sirve al césar que es el oro, ó se sirve a Dios que es el trabajo; hay muchas clases de riquezas; y muchas maneras de hacerse rico; más, la más despreciable para el divino Creador, es aquélla que en su ambición, explota a sus propios semejantes; y quien explota a uno de mis hijos, al divino Padre explota; pues estoy en la mente de todo explotado; han transcurrido muchos siglos desde el instante en que el Creador dió a conocer al mundo, sus divinos Mandamientos; todos los siglos transcurridos, son un divino instante para el Padre Eterno; un segundo celeste equivale a un siglo terrestre; todos los momentos históricos del planeta, acaban de ocurrir en el Reino de los Cielos; allí el instante abarca los siglos de la Tierra; es la prueba terrenal mirada desde lo alto; los tiempos de los planetas tienen su límite; fuera de sus propios límites; límites en su propia unidad de tiempo; el supremo límite de todo tiempo, es cuando se aproxima su justicia; el tiempo siente como sienten los espíritus; escrito fué que mi universo es viviente; en la materia y en el espíritu; el tiempo también es juzjado por la divina vara; toda acción humana lleva tiempo; hasta las ideas que no se materializan, hacen uso de tiempo; en la justicia divina, todo espíritu humano debe tomar en cuenta lo siguiente: los segundos; los gramos; las moléculas; la intención de sus ideas; todo lo que sea proporción y que el espíritu tuvo interés en ello; todo interés humano, no debe ni debió jamás, haber traspasado el cinco de la vara; no debió haber atropellado su centro medio; pues con ello atropella un libre albedrío; atropella el libre albedrío de los Mandamientos vivientes; según sea la interpretación que cada espíritu dió a mis divinos Mandamientos, así es la luz viviente que recibirá; cada uno es una microscópica parte de la divina vara; pues al prometer en el Reino de los Cielos, lo hicieron con conocimiento de causa; aceptaron ser juzjados; esta aceptación está en los sentimientos de cada uno; escrito fué: Y vendrá un llorar y crujir de dientes; pues la divina explicación de la vara, es universal; el juicio final está contenido en la vara; está en las mismas actitudes que la criatura tuvo en la vida; pues toda actitud es pesada y medida por la vara; todo absolutamente todo, es pesado por la divina vara; ella al igual que el divino Padre, está en el todo sobre el todo; pues escrito fué que Dios está en todas partes; la divina Revelación se extenderá por todo el mundo; tal como se extendieron las doctrinas Mosáica y Cristiana; igual sucederá con la doctrina del Cordero de Dios; de todo el conocimiento que esta doctrina iluminará al mundo, la de la divina vara, causará espanto entre los llamados ricos; el sólo hecho que se espanten por una posesión pasajera, los acusan ante el mundo; mis divinas leyes fueron hechas, para que ninguno se espante; sólo satanás se espanta ante mi divina luz; el llamado materialismo explotador cae; esta bestia que sometió a los demás por siglos y siglos, deberá entregar hasta el último gramo de oro que no le corresponde; jamás debió haber traspasado la divina vara; deberá entregar todo lo que se pasó del cinco; y bastó que se pasara una microscópica parte más allá del cinco, para que la injusticia reinara en el mundo; todo traspaso de la divina vara, trae desequilibrio al mundo; en la materia y en el espíritu; a medida que van naciendo los espíritus que son destinados a los planetas, éstos se encuentran con un mundo desequilibrado; por la acción momentánea de ciertos demonios de la ambición; todo demonio ambicioso deberá rendir cuenta de todo desconcierto; que por su causa sintió el mundo; el número aquí desaparece; pues el materialismo no sólo a hecho sufrir a las generaciones humanas; sino que también a los que son primeros en el Reino de los Cielos; a los indebidamente llamados animales; en la Creación del divino Padre, no exsisten animales; todos se denominan hijos; nadie es menos ante el Padre; los espíritus de los animales, son jerarquías solares; son padres solares que pidieron al Padre eterno, probar la filosofía de tal ó cual animal; los llamados animales por la soberbia humana, son primeros ante el divino Padre; pues son inocencias que tienen su conciencia más limpia que la humanidad misma; ellos no hacen bombas atómicas; ellos no crean guerras; al contrario; hacen más alegre el vivir de los humanos; y muchos no comprenden este mudo mensaje de amor; más, ¡pobres de aquéllos que por simple capricho han golpeado a mis humildes hijos! ¡más les valdría, no haber pedido el encuentro con una de mis primeras criaturas! quien haya golpeado ó matado injustamente a uno de mis humildes hijos, deberá pagar célula por célula; poro por poro; ojo por ojo; diente por diente; de todo el cuerpo carnal de mi inocente hijo; muchos seres humanos ya están pagando deudas del pasado; todo mutilado humano, es porque en lejanos mundos Tierras, golpeó ó mutiló a uno de estos hijos; y a muchos, aún les queda por pagar; es así que pasan siglos y siglos; nacen mundos y mueren mundos; y estos hijos no entran en el Reino de los Cielos; sólo lo hacen, cuando se ha pagado el último poro; la última célula; todos han pasado por experiencias en una cantidad tal, que escapa al propio interesado; esto significa que los seres humanos, han vivido en microscópicas dimensiones; esto fué anunciado al mundo hace ya muchos siglos; mi divina parábola lo dijo: Hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; y nadie jamás a dejado de ser microscópico; sólo el Padre es grande; los tamaños y dimensiones son relativos en grado infinito; exsisten tantos tamaños, como mundos y soles posee el universo expansivo Pensante; esta divina revelación maravillará al mundo; por su sencillez; y porque todos han contemplado el universo; y nadie lo dijo; la Ciencia Celeste, explicará al mundo lo que sucede en remotísimas regiones del universo; son lugares donde jamás llegará al criatura humana; pues la exsistencia de la Tierra, pasará inadvertida para el resto del universo; es por eso que fué dicho: Del polvo eres y al polvo volverás; quiere decir: De lo microscópico eres y a lo microscópico vuelves; la ciencia humana por mucho que avance nada es ante el infinito; ante los mundos solares; ante la eternidad; se acabará la Tierra, y será un planeta más, de los infinitos que fueron; todo mundo pasa al olvido; pues la materia sucede a la materia; si el espíritu avanza, la materia también avanza; todo avanza en el universo; y todo vuelve al Padre; vuelve al lugar de donde salió; si no vuelve al lugar de donde salió, el lugar vuelve hacia la criatura; el lugar son las Sagradas Escrituras que salieron del mismo punto, de donde salió el espíritu; tales son las doctrinas; de las cuales sale la justicia divina; la vara juzja a todos por igual; pues para todos es la ley; el comunismo celestial lucha contra los espíritus que de la libertad, crean el libertinaje; hay libertinaje arriba y libertinaje abajo; más, el supremo libertinaje, es pisotear mis divinos Mandamientos; pues con ello se pisotea a la propia eternidad espíritual; cualquiera puede crear filosofía; libre albedrío tiene; más, ninguno debe violar los divinos Mandamientos; así fué mandado, antes que nacieran los actuales espíritus; así les fué enseñado a vuestros padres; y a los padres de vuestros padres; por lo tanto, todos fueron avisados; que nadie se sorprenda; si exsiste sorpresa, es porque hay olvido; un olvido impuesto por las ilusiones de la vida; ilusiones que para nada toman en cuenta mi divina palabra; ¡cómo maldecirá el mundo las ilusiones y las cosas pasajeras! ¡cómo llorará los segundos perdidos en vanidades y modas! ¡cómo maldecirá a sus costumbres! ¡y a sus padres por los cuales vino la costumbre! sí hijito; y esto ocurrirá muy pronto; en la medida como se vaya extendiendo la Doctrina del Cordero de Dios; escrito fué que la verdad viviente llegaría al mundo, con sorpresa; una sorpresa como la que provoca un ladrón de noche; empieza el llorar y crujir de dientes; y empieza por la roca del egoísmo humano; le sigue la bestia; el materialismo que se alió con la roca; y ambos se han engrandecido; a costa del sufrimiento y la sangre de mis humildes; ninguno de los dos han permitido que mis humildes gobiernen el mundo; como fué mandado; escrito fué: Los humildes son los primeros; lo son en el cielo, y deben serlo en los planetas; los humildes son primeros en toda la Creación del Padre; tanto arriba como abajo; los que se abocaron en decirse representante de mi palabra en la Tierra, debieron haber dado más importancia a mis humildes, que a los que se autodenominan reyes; si reconoció a los soberbios reyes, es que despreció a mis humildes; pues no se puede servir a dos señores; no se puede servir a dos ideas; no se puede servir a dos causas; ó se sirve a los deseos del divino Creador, ó se sirve al demonio; los deseos del Padre fueron y aún son, de que los humildes gobiernen el mundo; los violadores de mis deseos, sirven a filosofías pasajeras; sirven a los creadores del dinero; sirven a los árboles filosóficos que no plantó el divino Padre; y que de raíz serán arrancados de la evolución humana; sirven a lo que pasará con la Tierra; escrito fué: La Tierra que pidió filosofías de pruebas, pasará; más mis palabras no pasarán; esta revelación lleva muchos siglos; más, los falsos profetas de mi palabra, la amoldaron según sus intereses, la hicieron suya según iban teniendo poder en las creencias de los demás; millones y millones de criaturas de todas las generaciones que han pasado por la Tierra, les maldicen desde lejanas galaxias; les maldicen por los errores y egoísmos que les transmitieron por su paso por la Tierra; nada aprendieron de la roca; sólo adquirieron la tendencia excesiva de la adoración material; una adoración encerrada en un microscópico y lejano planeta llamado Tierra; sólo el Padre que los creó, comprende el atraso que sufrieron estos espíritus; y pensando en la divina vara, les digo a los falsos profetas de mi palabra: pagaréis demonios egoístas hasta el último instante de atraso que sufrieron mis hijos; y no escaparéis ninguno; en lejanos mundos, hicísteis lo mismo; sembrásteis la división entre mis hijos; dejásteis por herencia, tantas sectas como religiones, tiene el planeta Tierra; fallásteis una vez más; ciegos guías de ciegos; por vosotros los hombres han creado, otras tantas rocas egoístas llamadas religiones; fallásteis y debéis reconocerlo; nadie está marginado de mi divina parábola que dice: Todo espíritu es probado en la vida; y el divino Padre agrega: es probado en la filosofía viviente que pidió en el Reino de los Cielos; vosotros falsos cristos, pedísteis la prueba religiosa; para enmendaros de los daños causados en lejanos mundos; bién sabéis demonios del egoísmo, que todo espíritu nace de nuevo, para ver el Reino de Dios; vosotros pedísteis exsistencia humana, para pagar deudas religiosas; sabíais demonios, a lo que os expondríais; fueron vistas por vosotros mismos, todas las escenas de vuestro futuro terrenal; las vísteis en las colosales pantallas de television solar; de ellas están llenas el Reino de los Cielos; escrito fué que Dios está en todas partes; por lo tanto por ilustración condenados estáis; maldeciréis demonios, el no haber enseñado la verdadera humildad; la verdadera sencillez; las verdaderas virtudes; pues todo lo que quitásteis a los espíritus ya idos, os será quitado; nadie tiene lo absoluto en mi divina palabra; la palabra iglesia no es de este mundo; los mundos cuya filosofía estudian mi divina palabra, son mundos de pureza; allí no se comercia mi divina ley; allí no se bendice las armas; conque se matan mis inocentes hijos; allí no se venden a la riqueza; como una vulgar ramera; allí mora la divina moral viviente; la que vosotros habéis enlodado siglos por siglos; yo os pregunto demonios ¿por qué bendecís las malditas armas? ¿no sabéis acaso que mis divinos Mandamientos mandan No matarás? ¿por qué comerciáis con mi divina palabra? ¿por qué practicáis lo que está condenado de antemano? ¿no sabéis acaso, que es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos? ¿por qué coronáis a falsos reyes? ¿no sabéis acaso que mis divinos Mandamientos, no mandan hacerse rey? ellos enseñan ser humildes por sobre todas las cosas; ¿por qué habéis llenado el planeta de lujosos templos? ¿no sabéis acaso que es adoración material? ¿no fué enseñado: No adorarás imágenes ni templo alguno? ¿creéis aún que estáis en la era faraónica? esta misma vara que os juzjará, es la misma que hace unos instantes juzjó al soberbio león faraónico; estos demonios creadores del actual materialismo, fueron juzjados por enseñar adoración material; y por hacerse pasar por dioses; sabían estos malditos igual que vosotros demonios, que estando Dios en todas partes, no necesita de templos; ni mucho menos imágenes; si el divino Padre está en todas partes, también está en las mentes; en las conciencias; estoy en el todo sobre el todo; ¿qué entendéis por todas partes? y os diré demonios, que el único templo y que es templo eterno, es el trabajo de toda una vida; es el único templo de la eternidad; con él cada uno se hace su propio cielo; es el único templo que no se reduce a polvo; todos los demás, vuelven al polvo y al olvido; sí demonios; así será hasta la consumación de los siglos; sé demonios que a través de los siglos, acostumbrásteis a esconder por vuestras conveniencias mezquinas, toda Revelación; hasta mandásteis a la muerte, a muchos de mis mensajeros; perseguísteis a grandes inteligencias; grandes escritores; que pidieron nacer de nuevo en la Tierra, para haceros ver el error; la lista es larga a través de los siglos; a muchos de ellos no los conoce el mundo; pero el divino Padre que todo lo puede, hará que todos sean conocidos; nada es imposible para el Creador del universo; y os aseguro demonios, que no escaparéis ninguno; escrito estaba y bién lo sabéis, que vosotros seríais los primeros en ser juzjados; el mundo del futuro; el mundo de los niños, os llamará roca del egoísmo humano; la última oportunidad, la perdísteis al tratar de loco a uno de mis enviados; sabiendo una vez más, que los humildes son los primeros, lo despreciásteis; y volvísteis una vez más, a ocultar una divina verdad al mundo; sobre vosotros caerá todo atraso de mis divinas revelaciones para el mundo.-



ALFA Y OMEGA