DIVINO ORÍGEN DEL PRIMER PASTO QUE CRECIÓ EN LA TIERRA; COMO EL FUEGO SOLAR EXPANDIÓ SUS ENCARNACIONES EN LA NATURALEZA DE LA TIERRA; EL NÚMERO 318 EN EL PASTO TERRESTRE.-

Sí hijito; te explicaré el orígen del primer pastito que creció en la Tierra; este primer pasto fué un pasto diferente a los actuales; porque las condiciones de los elementos era otra; el magnetismo de la Tierra era otro; la gravedad era casi nula; exsistían criaturas de fuego; que el mundo no conoció; el hombre no fué el primero; ni en su planeta, ni en el universo; ni es tampoco el último; la hierba ó pasto era negra; porque todo era gas; era un gas de color verde negruzco; un verde casi negro; la Tierra estuvo cubierta de infinitas clases de pasto; el pasto verde actual empezó, cuando empezó la rotación omega del planeta; porque has de saber hijito, que la chispita de fuego solar que fué la Tierra, tuvo en sus comienzos movimiento líneal alfa; era la infancia de la Tierra; una infancia planetaria, que se preparaba para paraíso; esta chispita salida de los soles Alfa y Omega, no tenía aún agua; poseía mares de leche; el futuro alimento de Adán y Eva; los elementos de las naturalezas de los planetas, van apareciendo a medida que el planeta crece; es así que la actual vegetación que tiene la Tierra, no la tuvo en el pasado; los elementos poseen libre albedrío; y el crecimiento igual; y todos piden alianzas en el Reino de los Cielos; exsiste espera en ellos; todos están subordinados, al todo sobre el todo; el todo no es nada sin el concurso de los demás; el libre albedrío determina el todo; cada cual siente su todo; el todo no lo abandona; exsiste todo en la materia y en el espíritu; ambas se aliaron para formar un todo humano; cada todo humano forma un eslabón que le une al universo; incluso al primer pastito que creció en la Tierra; el todo pasa por todo; y el todo pasa; es relativo y frecuente en grado infinito; he aquí la perpetuidad y la transformación en variedad eterna; el todo posee repetición eterna; el día y la noche se suceden igual; igual ocurre con el pastito; habiendo salido de un punto de fuego, se transforma en variedad y continuidad; el pastito siendo gas, emergió de lo invisible a lo visible; tal como sucede en el Reino de los Cielos; todo sale del divino fuego mental del Padre; que es fuego creador de vidas infinitas; el divino Padre estando en todas partes, está también en lo invisible; y su libre albedrío viviente, está por excelencia en lo invisible; tal como vosotros ocultáis vuestro libre albedrío al mundo; lo de arriba es igual a lo de abajo; el pastito de acuerdo a la divina parábola que dice: Hay que nacer de nuevo para ver el reino de Dios, os sigue vuestros pasos; sigue vuestra evolución; porque de acuerdo a la divina parábola que dice: Hay que ser chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; vosotros fuísteis microscópicos; fuísteis pastito; fuísteis microbios; para ser ahora, algo más grandecito; sóis ahora monitos humanos; con un poquito más de inteligencia; y no os detendréis allí; porque sóis espíritus eternos; lleváis la eternidad de vuestro Creador; y os expandís en vuestras filosofías vivientes; el pastito llegará a ser un ser humano; ¿no se os enseñó que hay que nacer de nuevo? la materia y el espíritu del universo viviente del Padre Jehova, son iguales en derechos ante él; nadie es menos en la justicia divina; el pastito es sólo un ejemplo; ley es para todos; hasta vuestras invisibles ideas, se transforman en colosales mundos; y lo invisible se vuelve visible; lo que llamáis la nada, se vuelve materia en las lejanas galaxias; lo que creéis una ley única, deja de serlo en otros mundos; sólo el Padre es único; todo el universo expansivo pensante, es infinitamente relativo; aunque los mundos duren trillones de veces, la edad que lleva la Tierra; todo se hace y se deshace; se dá y se quita; sólo perdura la experiencia de haber conocido tal ó cual materia en el universo infinito.-



Sí hijito; este dibujo celeste explica infinitas leyes en la creación de un microscópico pastito; el pasto terrestre es una encarnación como cualquiera otra; las plantas y las flores son carne; ellas sienten dolor; más no gritan; en sus leyes ellas deberían ser intocables; intocables en el sentido de la destrucción; esta divina Revelación hará contener a millones de destructores de plantas; muchos de estos demonios que cultivan el desmán destructor, pedirán clemencia en público; porque el divino mandamiento dice: No matarás; todas las plantas maltratadas injustamente, por puro capricho humano, esperan en el Reino de los Cielos, el retorno de sus verdugos; todo es viviente en la morada del Padre; toda planta lee la mente en el Reino de los Cielos; una cosa es cuidar una planta, ya sea limpiándola, sacándole sus hojas secas; y otra cosa es destruirla; toda intención es pesada y juzjada en el Reino de los Cielos; las plantas son espíritus que pidieron probar la filosofía de planta; tal como vosotros pedísteis probar la filosofía de monito humano; toda creación nace a imagen y semejanza del divino Padre; ¿no se enseñó que vuestro Creador, está en todos y en todas partes? la divina parábola a imagen y semejanza, no es exclusiva de nadie; eso es egoísmo; es limitar el amor del Padre, que alcanza a todos; las semejanzas son infinitas en el Padre; lo era antes que naciera el género humano; toda planta ó pastito es un futuro ser humano; vosotros fuísteis plantas; pues hay que ser chiquitito y humilde para ser más evolucionado en la eternidad del tiempo; para llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; las plantitas forman sus propios universos; sus galaxias, sus cosmos; los universos de las flores, son una de las infinitas glorias del reino; sublime filosofía de la belleza y la armonía; las flores en la evolución humana, representan el recuerdo amoroso; una filosofía que se practica poco en el mundo de los vivos; sólo se siente cuando alguno abandona su morada planetaria; todo sentimiento tiene su símbolo en las flores; porque los sentimientos fueron flores vivientes y plantas; antes de formar alianzas amorosas con el espíritu; la materia y el espíritu se alternan en sus avances hacia la perfección; explicar el orígen del pastito, es remontárse al pasado del mismo espíritu humano; pues materia y espíritu son una misma cosa; salidas de un mismo punto; y manifestados en diferentes libres albedríos; más, todos nacen iguales en sus derechos; si el espíritu humano es viviente, también lo es la naturaleza que le rodea; todos vuelven al punto de donde salieron; al lugar donde fueron creados; al nacer un pastito, ocurre lo siguiente: en el lejano sol Alfa se desprenden infinitas e invisibles líneas magnéticas solares; que dejan su influencia en los nervios de toda planta; todo pastito posee su cordón umbical que le une a su sol; igual ocurre con las criaturas humanas; y con toda la naturaleza; estad seguros que hasta vuestros invisibles microbios, están unidos por su cordón umbical; nadie nace desheredado; todos tienen los mismos derechos; la materia y el espíritu en sus infinitas variaciones; las características en la materia, y las individualidades en el espíritu; ambos son vivientes; cuando se está gestando una transformación en una semilla, ocurre lo siguiente: Toda semilla tiene escrita su destino en el Reino de los Cielos; cuando empieza a germinar, sufre en su propio gérmen una transformación magnética; que vá en aumento a medida que se cumplen sus tiempos de madurez; es un proceso parecido al de una madre que vá a dar a luz; en ambos casos la causa es la misma, con diferentes características; es decir que la semilla y el ser humano son de orígen solar; y en sus avances evolutivos, escogieron diferente camino; esta ley es para toda la variedad viviente de vuestra naturaleza; toda forma de que se disfruta, se pide en el Reino de los Cielos; en el macrocosmo; donde el magnetismo es más intenso; al grado tal, que crea y mantiene a los universos materiales; el universo es producto del magnetismo de la Trinidad solar; y todo sale del fuego mayor; sale del divino Padre; todo mundo, tarde ó temprano sabe su orígen cósmico; todo depende del cumplimiento de lo que se prometió en el Reino de los Cielos; todo planeta se inicia en los gigantescos soles; y hasta los mismos soles, salen de los soles; el principio de la Tierra, es el mismo principio del microscópico pastito; y es el mismo principio conque una madre humana dá a luz; la causa de todo está en el nacimiento y desprendimiento del magnetismo solar; mientras exsistan soles en el universo, exsistirá la vida universal; toda teoría, toda inventiva que no se pruebe en la Tierra, exsiste en lejanas galaxias; en grados infinitos; y en una cantidad tal, como la mente pueda imaginar; todo principio tiene a la vez, su principio; quiere decir que todo el infinito, no se puede explicar a ningún mundo; todo se explica según el entendimiento a que es capaz la evolución; y todo entendimiento está escrito en el Reino de los Cielos, antes que nazca la criatura; y es así que todo pastito, tiene escrito su historial, antes que sea pastito; los acontecimientos le salen al encuentro a la criatura; sublime revelación para las ciencias humanas; pues el acontecimiento y la criatura, hicieron alianzas en el Reino de los Cielos; se comprometieron mutuamente; y se prometieron materializarse; es por eso que toda escritura sagrada, enseña ser humilde en la prueba de la vida; pues quien viola la ley de amor, se encuentra conque traicionó, a otras criaturas que le acompañaron en la vida; esta realidad, es una de las causas del futuro llorar y crujir de dientes del rebaño; toda criatura no está sola; ni físicamente ni espiritualmente; la divina ley se reservó el orígen único del mundo, porque todos pidieron ser probados en la vida; la prueba de la vida humana, es una de las infinitas que han habido; hay y habrán; nada tiene de exclusivo; la exclusividad es egoísmo; sea en la forma que sea; la exclusividad es lo opuesto a la caridad; y la caridad, es producto de una filosofía que la hizo nacer; si exsistiera justicia en el mundo, no exsistiría la caridad; sería desconocida; y donde haya caridad, hay usureros; que crean la necesidad; le quitan a otros, lo que a ellos no les corresponde; la naturaleza viviente todo lo observa en silencio; el silencio es el ruído para ella; esta realidad la vé el espíritu en el Reino de los Cielos; la vida es un conjunto de inteligencias; nadie está solo; la indiferencia del espíritu con respecto a la materia, fué pedida por todo espíritu humano; y todo se le concedió; cada cual es un divino plan evolutivo; igualmente el microscópico pastito que crece humildemente en cualquier lugar; lo de arriba es igual a lo de abajo; el pastito sigue también una evolución; es por eso, que exsiste una variedad infinita de plantas; fuera de las que exsistieron en el pasado de la Tierra; que ninguna criatura conoció; y su volumen fué superior a la que exsiste en la Tierra; el pasto primero estaba cargado de elevadísima electricidad; debido a su cercanía de mayor grado de calor en la chispa solar; era una época de mares de fuego; una era fascinante y a la vez pavorosa; era un mundo en nacimiento; sólo había energía en estado libre; es decir destructor; tal como aún están ciertos planetas cerca de la Tierra; pues son más nuevos; el proceso es el mismo; más, las divinas alianzas de sus constituciones es otra; los planetas también poseen individualidad; es por eso que tienen diferentes nombres; y diferentes destinos en sus desarrollos; más, todos llegan a un mismo punto; que es el punto donde nacieron; desde el punto de donde se nació, hasta el total recorrido por el espacio, se transforma en una bola planetaria; a este recorrido y a este desarrollo, se le denomina, línea solar; la línea solar la poseen todos; desde el colosal planeta hasta el microscópico pastito; y es el mismo cordón umbical; incluso lo poseen los microbios invisibles; esto dá una idea, de que todo el universo está cruzado de líneas magnéticas; que poseen sus propias dimensiones, espacios y filosofías; ninguna línea magnética choca; todo destino sigue su curso lineal; esta creación lineal corresponde a los mundos de la carne; de la categoría evolutiva de la Tierra; exsisten infinitas clases de líneas; en su cualidad y en su calidad; la línea magnética ó cordón umbical, se asimila con los elementos del universo; mientras más sabe un espíritu, más grande es su asimilación; más poder creador posee; mayor es su magnetismo; más se acerca a los grandes soles; este poder todos lo tienen; sóis en otras palabras, una semilla magnética que vá brotando en muchos mundos; este brote da lugar a la vida; sumad los brotes y tendréis un fuego viviente; todo es relativo a vuestras intenciones; es así que algunos sacan provecho del brote llamado vida; otros lo desperdician; es decir, no cumplen con la ley del bién; pierden su tiempo; y para que nadie perdiera su tiempo, el divino Padre dijo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; quiso decir en otras palabras: todo cuesta en cualquier progreso; sólo con el mérito de tu propio trabajo, puedes llegar a ser grande en el Reino de los Cielos; no exsiste otro camino; y si el espíritu toma otro camino, se lamenta tarde ó temprano; un segundo de vida vivido en la Ley del Padre, es un cielo que se gana; y un segundo de vida vivido en la violación de la Ley del Padre, es un cielo menos para el espíritu; disminuyendo los cielos, el espíritu se acerca a las tinieblas; se acerca a mundos-infiernos; donde la explotación es la ley eterna; donde todos son esclavos de sus propias imperfecciones; el pastito también pasa por lo que otros pasan; sigue la línea evolutiva; sigue los pasos al espíritu humano; y el espíritu humano sigue también, los dictados de su conciencia; el pastito posee libre albedrío; y su filosofía de pasto es relativa; tiene un principio y tiene un fín; un fín como filosofía y un fin como jerarquía; dos en uno; igual ocurre con todas las criaturas vivientes; dos en uno significa que todos en su filosofía van al Padre; pues el divino Padre es el uno en el universo; el pastito posee todo el magnetismo de un sol; lo tiene en cualidad descendente; y a medida que evoluciona, vá escalando en forma geométrica, la línea ascendente; nace arrastrándose y termina levitando; nace del polvo y termina en los soles; y vice-versa; los soles también fueron pastito; fueron microbios; fueron chiquititos y humildes, para ser grandes en el Reino de los Cielos; fueron criaturas del microcosmo, tal como lo es el hombre; del microcosmo se pasa al macrocosmo; y siempre conservando la relatividad; una relatividad infinita; sólo el Padre sabe donde termina ésta; los mundos son solidarios por su causa de orígen; y las guerras de mundos ocurren, porque no faltan los espíritus ambiciosos; los espíritus atrasados; que destruyen lo que hacen los espíritus creadores; todo mundo los posee; porque probados son en sus propias leyes; de todo hay en el rebaño del Señor; no sólo en el rebaño terrestre; sino, que en todos los rebaños de todos los mundos; las guerras de los mundos exsisten; y exsisten en grado infinito; el hijo terrestre, nunca a presenciado una guerra de mundos; más, el Cordero de Dios, lo explicará; en los mundos colosales del macro, hay guerras colosales; si las vieran los seres humanos, se llenarían de pavor; son guerras que abarcan galaxias y universos; una destrucción como jamás han visto ojos humanos; allí las armas son mentales; todo es fuego destructor; exsisten guerras que empezaron de mucho antes que naciera la Tierra; se acabará la Tierra y aún seguirá la guerra de mundos; sus criaturas son gigantescas; viven en otro tiempo; su unidad de tiempo no es el siglo; su unidad de tiempo es mayor que todos los siglos terrestres juntos; incluyendo los siglos futuros de la Tierra; una de esas criaturas, pesa más que la Tierra misma; vive más que lo que viviría la Tierra; si una de ellas pisara vuestra Tierra, vuestra morada se saldría de órbita; oscurecería vuestro sol; y quemaría con su magnetismo; su sola presencia haría desaparecer la civilización terrestre; y creedme, esa criatura es un enano al lado de otras; y éstas de otras; la creación viviente del divino Padre Jehova, no tiene límíte en nada; ni en el crecimiento de sus criaturas; es por eso que sólo exsiste un sólo universo; el universo expansivo pensante; este universo contiene todos los demás; contiene todo lo que la mente imagina; pues todo lo que se piensa, se materializa; toda idea germina en colosal mundo; toda criatura se hace su propio cielo; jamás cesa este proceso universal; tenéis su gérmen por toda eternidad; os sigue de exsistencia en exsistencia; es la herencia de vuestro divino Padre; ante esta ley infinita, la llamada muerte no deja de ser una transformación; el cuerpo de carne se os dió para cumplir una misión planetaria; debéis considerarla como una herramienta de trabajo; que debéis perfeccionar; con el conocimiento y el esfuerzo; pues así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; y así se os concedió; todas las viscisitudes e incertidumbres que estáis pasando, todas las aceptásteis; porque son resultado de las consecuencias, de vuestras pasadas imperfecciones; porque todo espíritu nace de nuevo; y en cada exsistencia queda un algo bueno ó malo; la continuidad infinita de vuestras exsistencias, es consecuencia de esta ley; vosotros mismos moldeáis vuestra futura morada; según fué vuestra inclinación en la vida; si predominó la pasión, váis a mundos de pasión; si predominó la dulzura, váis a mundos de dulzura; si predomino la alegría, váis a mundos de alegría; si predominó la explotación, váis a mundos de explotación; si predominó la flojera, váis a mundos de perezosos; si predominó el orgullo, váis a mundos de orgullosos; si predominó el engaño, váis a mundos de engaños; si predominó el vicio, váis a mundos de viciosos; si predominó el trabajo, podéis elegir mundo; si predominó la humildad, podéis entrar al Reino de los Cielos; si predominó la política, váis a mundos de falsos profetas; allí seréis vosotros los engañados; si predomino la maleza llamada nobleza, váis a mundos de siervos; allí aprenderéis a sentir en carne propia, el dolor moral de sentiros inferior; si predominó lo religioso, váis a mundos de falsedades; a mundos en que vosotros seréis los divididos en vuestras creencias; si predominó el escándalo, váis a mundos de moral corrompida; donde no estaréis a tono; correréis el peligro de suicidaros; escrito fué: Por donde pecas, así pagas; el juicio se lo hace cada uno; nadie escapa a la ley; hasta el pastito la cumple; porque también pidió pruebas en su filosofía; también posee sus sagradas escrituras; porque nadie es desheredado; todo pastito; toda planta; toda flor, sabían a lo que estarían expuestos al venir a la Tierra; y pidieron pasar la experiencia; tal como vosotros pedísteis la experiencia humana; el pastito sabe lo que le espera; en la misma sensación como lo sabe la criatura humana; sin dejar de cumplir sus leyes en su filosofía de pastito; también posee olvido del pasado; este ejemplo aplicadlo a toda la naturaleza; sea cual sea la filosofía materializada; el pastito también posee su número de justicia; pues estáis en la vida, porque pedísteis justicia en el Reino de los Cielos; más, nadie viene a la vida obligado; ni nadie viene a pasarla de ocioso; la filosofía del ocioso, es uno de los mayores atrasos del espíritu; todo tiempo tiene su tiempo; quiere decir que todo tiempo es juzjado; todo tiempo tiene su límíte; un ocioso no puede estar toda la eternidad de ocioso; porque se apodera de él, el aburrimiento; el hastío por su propia filosofía; que es una pendiente peligrosa; pues le acerca a la idea del suicidio; algo parecido a los que pidieron la prueba de la riqueza; que después de probar todos los placeres pasajeros del mundo, llegan al hastío; y teniéndolo todo, se suicida; estos espíritus ricos son los más tiranos que exsisten; todo lo quieren para sí; se llenan de deudas espírituales, por causa de la ambición desmedida; se hacen infelices ellos, y hacen infeliz al mundo; mientras que a ellos nada les falta, el resto sufre; por causa de ellos está dividido mi rebaño entre ricos y pobres; estos tiranos de los mundos, temblarán cuando lean las leyes de la divina vara; porque así como calcularon y midieron, así serán juzjados; escrito fué: Con la vara que mides, así serás medido; la vara de medir son los divinos Mandamientos; es la divina moral de cada uno; los que tienen más, deben devolver; porque eso averguenza al divino mandato; la divina vara sólo quita lo que está demás; es el equilibrio entre lo que se debe tener, y lo que no se debe tener; es la causa que los mismos espíritus pidieron al término de sus pruebas; toda prueba humana termina, cuando llega una nueva doctrina de Dios; la palabra viviente del Creador, todo lo transforma; así ocurrió con las doctrinas del pasado; las leyes Mosáicas y Cristiana; le sucede ahora la Doctrina del Cordero de Dios; que es el gran Consolador prometido; el gran Consolador y la Doctrina del Cordero de Dios, son una misma cosa; que fueron expresadas en diferente forma; fueron expresadas, teniendo en cuenta que la filosofía de la Tierra, es una filosofía de prueba; lo mismo se aplica a toda la Sagrada escritura; la escritura es viviente; porque sale de la palabra viviente del Creador; y también pide pruebas; decir o negar lo contrario, es negar el libre albedrío a otros; nadie es menos ante el Padre; ni los microbios de vuestros excrementos; la divina justicia está en todas las formas de vida; es así que el pastito es creador de su propia justicia; su propia exsistencia encierra su causa; igual al espíritu humano; el número 318, le viene siguiendo desde cuando tuvo otras formas geométricas en otros mundos; es el mismo número en otra cualidad y calidad; de la cualidad sale la experiencia de tal clase de vida; y de la calidad, la sal de la vida; que es en definitiva, la filosofía expansiva del ser; la sal de la vida forma los futuros universos; es la escencia alcanzada en las ideas; es el resultado del brote de la semilla galáctica; escrito fué: Vosotros sóis la sal de la vida; cada vida en cada mundo, produce nueva sal; la vida es una temperatura solar; en esta temperatura está la sal de la vida en gérmen; al desarrollarse la criatura, pone en juego su sal; la sal y el espíritu se asimilan; durante la vida se sienten pero se desconocen; están en prueba; a la muerte se reconocen; pues poseen libre albedrío; recuerdan su alianza en el Reino de los Cielos; este recuerdo es como un nuevo presente para ambos; por lo general esta alianza entre la sal y el espíritu, es eterna; se siguen atrayendo de exsistencia en exsistencia; el pastito también posee su sal de vida; cada evolución la posee; tanto en la materia como en el espíritu; los lejanos soles igualmente; lo de arriba es igual a lo de abajo; la sal de vida es la individualidad hecha filosofía; y toda filosofía es individualidad; de lo aprendido sale el espíritu; la calidad de lo aprendido es su sal; todo conocimiento es producto del esfuerzo; en lo microscópico y macroscópico; en lo mínimo y en lo mayor; en lo fácil y en lo difícil; en lo invisible y lo visible; en la materia y en el espíritu; es por eso que se os mandó: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; porque el conocimiento debe salir de cada uno; todo conocimiento regalado, nada vale en el Reino de los Cielos; todo debe salir de vuestros espíritus; la filosofía del materialismo explotador, se anula así misma; produce progreso; gana puntaje en ello; pero explota; y tiene descuento de puntaje; acorta ó disminuye su añadidura; esto fué escrito hace muchos siglos atrás: el demonio se divide así mismo; el demonio viviente es la explotación; que cree que su filosofía nunca terminará; profundo error; profunda ilusión; la caída del materialismo explotador ó capitalismo, se deberá a que nunca quisieron profundizar las leyes del espíritu; ciegos fueron; y ciegos caerán; la más grande ignorancia espíritual, está con ellos; la divina vara los despertará; el enojo de la naturaleza los estremecerá; este enojo está en la materia y en el espíritu; ambas pidieron el Juicio Final en el Reino de los Cielos; todos los espíritus explotadores, ambiciosos y egoístas, prometieron antes de venir a la vida, no explotar a nadie; estos violadores de sus propias promesas, vieron en colosales pantallas de television solar, la esclavitud de otros mundos; vieron como los ambiciosos subyugaban a sus hermanos, en la prueba de tal ó cual vida; y vieron el principio del mundo; vieron la explotación y esclavitud faraónica; vieron la primera corrupción espíritual del hombre; vieron la adoración al oro; adoración que es codicia; una codicia que se extendió por todo el mundo; y que aún, esclaviza a la voluntad humana; todo lo vieron los ambiciosos; y todos prometieron no seguir sus propias inclinaciones; pues en otros mundos habían caído en la ambición; también dejaron un llorar y crujir de dientes en otros mundos; y todos los ambiciosos, visitaron muchos mundos de filosofía explotadora; hicieron alianzas con las virtudes honradas; cuyo número fué de 318; un número que no olvidarán jamás en sus exsistencias; cada virtud del espíritu, se une a un espíritu-sol, para avanzar; no para retroceder; pues si un espíritu es inmoral, sus virtudes se corrompen; se contagian; cada virtud posee libre albedrío; igual como lo posee el espíritu; y las virtudes vivientes, acusan al espíritu en el Reino de los Cielos; todo espíritu llega desnudo a la morada del Padre; nada puede ocultarle a su propio Creador; el magnetismo del divino Padre, todo lo atraviesa; está en el todo sobre el todo; y sucede que llegado el espíritu de su remoto planeta, se le hace ver el mundo que a dejado; y lo vé tan cerca, que el espíritu cree que está de nuevo en él; sólo la realidad física, le saca de este error; se toca y no se siente; pero siente que vive; piensa igual; tiene conciencia de sí mismo; cuando un espíritu a violado sus propias promesas, el divino Creador le quita el cuerpo físico; porque el Señor dá y quita; porque son indignos de conocer nueva vida; estos espíritus vagan en las tinieblas; porque en sus mundos, sembraron tinieblas; sembraron el dolor humano; sembraron hambre y miseria; sirvieron a las tinieblas; y las tinieblas los reclaman; porque toda filosofía se atrae; sea del bién, ó del mal; es la ley magnética y expansiva de la atracción; quien viola la ley de la luz, se gana a las tinieblas; y quien vence a las tinieblas, se gana la luz; el bién y el mal, esperan todos los retornos; esperan el regreso de cada uno; todos tienen intereses; todos tratan de dominar a todos; porque todos son vivientes en sus filosofías; esto se debe a que todo exsiste; y todo es magnetismo de atracción ó rechazo; el gran imán de cada uno, es la conciencia; es el mismo espíritu pensante; el cuerpo físico posee lo que el espíritu posee; posee brillo de sol; contiene una radiación que es electricidad solar; es la sal de la vida; una sal saturada de todos los hechos que llevo a cabo el espíritu; una parte del cuerpo físico es la carne; la parte que se pudre y se vuelve polvo; vuelve al todo sobre el todo; en su transformación penetra dimensiones microscópicas; y termina por desaparecer; los ojos humanos pueden ver su transformación; más, no pueden ver su destino; la vista humana no puede penetrar lo invisible; sólo le queda la imaginación; es por eso que se enseñó cultivar la fé; la fé es necesaria en todos los mundos de la carne; es propia del esfuerzo de las criaturas imperfectas; escrito fué: La fé mueve montañas; pues con la fé, avanzan todas las virtudes del espíritu; y al avanzar, el espíritu adquiere mayor poder mental, sobre la materia; mi divino Hijo Primogénito lo probó; si él no tuviera fé, el mundo nunca le habría conocido, porque sin la divina fé, nunca se habría ofrecido para salvar a una humanidad; más, dad las gracias al Creador; pues así lo permitió; el divino sacrificio de la cruz, fué hecho con olvido del mismo; mi divino hijo solar, lo supo en la Tierra; no en el cielo; se impuso una prueba, dentro de la misma divina prueba; él supo que moríría en la cruz, por divina telepatía; todo lo demás, como profetizar lo sabía desde su nacimiento; a pesar que las antiguas escrituras, anunciaban su sacrificio en la cruz.-

ALFA Y OMEGA