DIVINO NÚMERO CREADOR; SE INICIA LA MÁS GRANDE EXPLOSIÓN CREADORA EN LOS SOLES ALFA Y OMEGA; INFANCIA DE UN NÚMERO; LA DIVINA ALIANZA DE LOS DIVINOS QUERUBÍNES; NACE EL PRIMER ESPÍRITU HUMANO.-

Un divino Querubín es una línea magnética viviente; su exterior es la pasividad; conocida como materia inerte; cada querubín es magnético, en su propia filosofía pensante; el primer querubín, conque nació la Tierra, fué el primogénito solar; es por eso, que en el Reino de los Cielos, se le conoce como el primogénito; pues de él, salieron todos los demás querubínes magnéticos; y el divino primogénito, sembró una semilla; llamada cristianismo; para hacer avanzar, un mundo hecho por sus propios fluídos solares; pues la Santísima Trinidad en cada querubín, es infinita; lo que crea y expresa el Padre, lo crea y lo expresa también el hijo; lo que es del Padre, es también del hijo; cuando el divino Padre Jehova dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha, entraron en infinitas explosiones, infinitos soles; desde los más colosales, hasta los más microscópicos; siendo el más microscópico, el hombre; pues teniendo brillantes ideas, en la vida, no vé aún su propio brillo; pues toda idea emanada en su propia mente, brilla en torno de su cuerpo físico; de espíritual, se vuelve material; la divina creación del divino Padre, fué solar; fueron sus hijos mayores, los que expandieron sus brillantes ideas; entrando en divinos coloquios, amorosos solares; entre esos colosales soles, estaban los soles Alfa y Omega; con sus propias filosofías; teniendo cada lumbrera solar, su propia filosofía viviente; ellos, aún siguen creando; siguen produciendo chispitas solares; siguen agregando nuevos futuros planetas; siguen expandiendo el infinito universo expansivo pensante; que contiene todas las filosofías, que la mente pueda imaginar; el divino querubín magnético, es el primer autor de todos los demás; en su misma fuerza expansiva, lleva microscópicas líneas magnéticas; las que se van sucediendo, a medida que van madurando; esto significa, que desde el divino instante, en que el divino Padre Jehova dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha, el universo se viene expandiendo; siendo las mismas microscópicas ideas, que emana de toda mente, las que expanden el universo; es decir, que el mismo magnetismo de la chispita, crea la idea; además de crear los cuerpos físicos; y las naturalezas terrestres; la chispita solar, tuvo al principio, un movimiento oscilatorio y vibratorio; con impulso líneal; ese es el primer movimiento que tuvo la Tierra; siendo aún una chispita microscópica en el sol Alfa; de allí nació la rotación y la traslación del planeta; estos movimientos, no fueron en conjunto; sino que separadamente; principió por la primera molécula; expandiéndose a las demás; hubieron movimientos, que ya no posee la Tierra; movimientos propios de su infancia; al igual que un bebé humano; que tuvo que dar sus primeros é inciertos pasos; y que con el andar del tiempo, ha olvidado; la expansión ó crecimiento de la Tierra, fué geométrico líneal; Alfa y Omega; es decir que todas las líneas de magnetismo invisible, fueron uniéndose en sentido rotatorio y líneal, en su expansión; igual crecimiento tiene toda carne; las células de la carne, se unen en forma circular; y se expanden en forma líneal; pasan por omega y alfa; tienen forma angular y circular; el espíritu humano, es igual; cuando un espíritu se une al cuerpo de un bebé, lo hace en forma circular; y la unión se hace, por molécula tras molécula; terminando en angular; con impulso de crecimiento líneal; esto significa que materia y espíritu, son de una misma geometría; expresada en diferentes libres albedríos.-



Sí hijito; este dibujo enseña que en la creación primera, ya habían criaturas de abismante sabiduría; la razón de ello es que la divina luz de creación del divino Padre Jehova, venía cumpliéndose, desde eternidades atrás; la Tierra aún no nacía a la vida; habían habido y aún hay, infinitos planetas Tierras; infinitos mundos de la carne; cuyo número jamás podrá ser calculado por la mente humana; si el hijo terrestre fuera uno de los primeros, no sería de constitución débil; porque débil es la carne; sería un brillante sol; de elevadísima jerarquía espíritual; en vez de crear cosas microscópicas, crearía colosales mundos; sería como los soles Alfa y Omega; padres galácticos del planeta Tierra; toda criatura pensante, sale de los lejanos soles; nace ó reencarna, infinitas veces; a lo largo de su propia eternidad; hasta que sus propias ideas, van adquiriendo un brillo; que vá en infinito aumento; hasta convertirse en un brillante sol y seguir brillando en infinitas categorías; ó jerarquías espírituales solares; pasando por soles, de todos los colores imaginables; sobrepasando todo cálculo humano; pero eso no significa que la criatura haya llegado al máximo conocimiento; jamás llegará a ello; pues el universo expansivo pensante, no se detiene jamás en límite alguno; por lo tanto, nadie es más grande en el Reino de los Cielos, que el Padre; sin él, no exsistiría ningún espíritu; en el dibujo celeste se vé una nave plateada; una nave rodeada de gases; son los mismos gases que rodearon a la chispita primitiva; fueron divinas alianzas de divinos querubínes de los gases solares; sin ellos, la Tierra no tendría caloría; no tendría metales; ni tendría ninguna manifestación del fuego; sería un planeta frío; y sin embargo, eso no impediría la exsistencia de seres pensantes; es el caso de la Luna; la Luna tuvo gases de otra temperatura; tuvo en su principio, actividad calorífica; se fué enfriando, a medida que se expandía; y posee criaturas en otras dimensiones; el ojo humano no las puede ver; ellos ven al ser humano; pero no pueden comunicarse; pues tienen que cumplir también, con Sagradas Escrituras; ellos saben que poco queda; pues se harán visibles, el año 2001; en el día de la resurrección de toda carne; ese día bendito, será un día de verguenza para la Tierra; soberbia humanidad; que se cree única, en los infinitos universos; siendo que es desconocida, aún entre los mundos microscópicos; sin contar, los mundos colosales que no son de la carne; cuyo tamaño, llenaría de pavor, al género humano; por lo tanto hijos terrestres, sed humildes de espíritu; tan humildes, como lo es vuestro mundo físico; que llegado su fín material, nadie sabrá en el resto del universo, que exsistió un microscópico mundo de carne, llamado Tierra; sólo saben que son polvitos que se suceden en la eternidad; al igual que el hombre sabe que exsisten las hormigas, y vive al lado de ellas; en medio de la mayor indiferencia; el dibujo demuestra que es lo que ocurrió, en el momento de la creación; pues ningún ojo humano, ha visto lo que aquí se explica; sólo un Primogénito Solar puede describir, lo que de él ha salido; ocurrió que los soles Alfa y Omega, entraron en inauditas explosiones; fueron y son, puesto que aún crean, explosiones de purísimo fuego; tan puro, que se asemejan a explosiones de leche; de un brillante enceguecedor; estas explosiones, vienen de adentro hacia fuera; es decir que desde el mismo instante, en que producen, traen la influencia magnética del primer empuje; un empuje líneal y a la vez circular; este movimiento, repercute en la corona solar; produciendo microscópicas chispitas; producto de la elevadísima temperatura; estas chispitas tienen los gérmenes de todo un planeta en estado de inocencia; es una microscópica caloría; que ya empieza a envejecer en grado microscópico; empieza el descenso calorífico; que aún se efectúa en la Tierra; este descenso calorífico empieza por una unidad mínima; expandiéndose hacia todos lados; teniendo un vaivén en forma ondulada; un ejemplo de ello, es un trompo bailando; en que sus colores se combinan y se confunden; esto demuestra que la chispita, tenía su propia rotación en estado de inocencia; es decir, aún no probaba filosofía alguna; no maduraba aún, para la vida material; la chispita se desplazaba, bajo la influencia magnética, de la corona solar; daba saltitos, en forma angular; es decir avanzaba en forma líneal, y se elevaba a la vez; describiendo un ángulo recto de 90°; este movimiento, era en velocidad en estado de inocencia; y la rotación inicial, era su complemento, en madurez; es decir materialidad; una materialidad de filosofía angelical; pues tenía, la influencia del magnetismo de la leche solar; el mundo solar del divino Cordero de Dios; el divino alimento del divino Corderito, en el Reino de los Cielos, es la leche; la misma leche que bebe un bebé, cuando viene a la vida; cuando acude al llamado de una filosofía amorosa; toda leche de toda hembra, es la misma leche, del sol Omega; lugar divino; donde exsisten mares de leche; y viven las divinas madres solares; preparando los futuros nacimientos; de espíritus que se preparan para la prueba de la vida; escrito está en el Reino de los Cielos, que todo espíritu es probado; en el sol Omega, se preparan los futuros bebés de la galaxia Trino; los que se llamarán, hombres del mundo; sí hijito; veo que tu compañero está maravillado; escrito está que los niños son los primeros en saber la divina Revelación; el divino dibujo explica también los orígenes primeros que tuvo la chispita; la chispita en su propio avance por la corona solar, inició un movimiento contínuo; una espiral de tres vueltas; son tres tiempos que equivalen a tres segundos celestes; cuya equivalencia en tiempo terrestre son tres siglos; luego viene un movimiento semi-oblícuo; son medio segundo celeste; es decir medio tiempo; luego viene el movimiento ondulado; que fué de 33 segundos celestes; esto significa que la Tierra ha continuado moviéndose; jamás ha cesado de hacerlo; ni jamás cesará; todos los movimientos creados por la inteligencia humana, en sus propias creaciones, han salido de estos divinos movimientos solares; son sus propias expansiones; que se traducen en microscópicas alianzas, de divinos querubínes en cada acto del destino humano; toda alianza del destino humano, está en su propia electricidad física; pues todo acto emanado por todo espíritu, se vuelve electricidad viviente; todo está allí; como un futuro hecho presente; como una semilla que vá desarrollando, sus propias determinaciones; todo destino está escrito en la misma criatura; nada sobra ni nada falta; de acuerdo a la divina prueba espíritual; toda determinación en la vida, es una determinación que se prometió cumplir, en los lejanos soles; todo castigo físico, es una deuda del pasado espíritual; así como todo premio; ó toda gloria terrestre, es un premio pendiente, que correspondió a otra exsistencia; cada acto del espíritu, trae consigo una justicia divina; cada exsistencia, prepara la siguiente; no exsiste término alguno, en la perfección del espíritu; todo se inicia en la morada solar; escrito está, que el divino Padre Jehova, está en todas partes; está también en los lejanos soles; los soles, que para el espíritu humano, son colosales en su tamaño, resultan otras tantas chispitas microscópicas para el divino Padre Jehova; es así, que para ubicarlos, utiliza infinitos poderes de amplificación; que naciendo de lo invisible, se materializan hacia lo visible; pues la creación del divino Padre, no se reduce a la materialidad, a que los ojos humanos, están acostumbrados a percibir; todo se vuelve dimensión viviente; todo es penetrable en grado infinito; todo posee su propio universo; que saliendo de una misma causa, se ha expandido en sus propias dimensiones; conservando su propio libre albedrío; la misma inteligencia humana, cumple esta divina ley universal; ella se expande en otras microscópicas chispitas pensantes; llevando en ella misma, la influencia filosófica, de su criatura-padre; pues, todo espíritu pensante, posee en miniatura, todo lo que posee el Padre, en grado infinito; es así, que todo espíritu por eternidades, no vá al Padre; pues está ocupado en sus propias perfecciones; en sus propias promesas; que se van cumpliendo sucesivamente, en cada exsistencia; cuando se deja la envoltura pasajera de la carne, el espíritu es guiado por su divino ángel de la guarda; que es por lo general, un divino padre solar; que ha pedido al divino Padre, guiar al espíritu en la vida planetaria; el ángel de la guarda, rodea a todo espíritu, con sus propios fluídos; penetra por todas la moléculas, de la carne humana; entra y sale del cuerpo humano; como quien entra y sale de su propia casa; los fluídos solares tienen la propiedad de hacerse microscópicos; conservando en proporción geométrica, el espacio y tiempo, no se hacen visibles; salvo cuando el espíritu, tiene una misión que llevar a cabo; una misión espíritual; una doctrina que dar a conocer al mundo; un aporte más, al conocimiento humano; tal como tú hijo divino, ves a tu divino ángel de la guarda San Luis; él sabía desde eternidades atrás, de tu divina misión; y esperaba; esperaba que tu divino brote telepático, naciera y se expandiera por tu exsistencia actual; todo brote telepático, tiene su divina revelación; todo tiene una divina causa; todos mis hijos sin excepción alguna, poseen la semilla telepática; si no les brota en este planeta, les brota en otra morada; por lo tanto, quien se ría de un semejante, que escribe por telepatía viviente, se ríe de sí mismo; pues tarde ó temprano, a él también le brotará; pues todo se materializa en la eternidad expansiva.-

ALFA Y OMEGA